Inicio > Actualidad, Ciencia > Las hachas de piedra más antiguas de Europa… ¡¡Son españolas!!

Las hachas de piedra más antiguas de Europa… ¡¡Son españolas!!

2 septiembre, 2009

Hacha de Mano Achelense

Las hachas de mano del Valle del Quipar (Murcia) son las más antiguas de Europa

O al menos eso reporta la noticia publicada este 2 de Septiembre de 2009 en la prestigiosa revista Nature. En este blog nos gusta la calidad.

El Achelense fue una época de ciertas revoluciones tecnológicas. Datado en el Paleolítico inferior <<al menos 1,5 millones de años>>, se caracteriza por una cierta mejora y diversificación en la elaboración y fabricación de instrumentos de piedra. Se encuentra un incremento en la diversidad de los tipos de bifaces fabricados, con un aumento del nivel de rectitud en los bordes y una regularización de las formas de los instrumentos; de igual modo, también se incrementa la variedad de materias primas usadas respecto a la época anterior así como la calidad de los “útiles” empleados hasta entonces para la fabricación de estas herramientas.

En definitiva, que se mejora un rato la técnica. Y ahora vamos a la noticia.

Paleolitico

Representación de un poblado Paleolítico

Hasta ahora las especies asociadas a esta tecnología han sido Homo erectus, Homo heidelbergensis y Homo neanderthalensis; encontrándose en África las más antiguas hachas achelienses conocidas, datadas en 1,5 millones de años. Herramientas similares habían sido encontradas en Israel y China, con 700.000 años de antigüedad. Y con 300.000 años de antigüedad, en Europa; habiéndose estimado, como muy temprano, en 500.000 años la entrada de esta tecnología en nuestro viejo continente.

Sin embargo, tuvo que venir Michael J. Walker, antropólogo de la Universidad de Murcia, a cambiar estas ideas. “Hasta ahora, nadie se imaginaba que este nivel de fabricación de herramientas hubiera llegado a Europa hace un millón de años”. Dijo hace dos días como aquel que dice.

Y no es para menos. Si bien este hombre ha trabajado arduamente en la zona donde se han localizado las hachas, el mérito también se lo debemos al equipo formado por por Gary Scott y Luis Gibert, del Berkeley Geochronology Center de California. Mediante el análisis paleomagnético de la zona han conseguido datar tales instrumentos, indicando que poseen nada más y nada menos que entre 760.000 y 900.000 años de antigüedad.

Cronología de los lugares del Paleolítico Temprano hallados en el sur de la Península Ibérica. Referenciadas con el uso combinado de magnetocronología y biocronología de las secuencias litoestratigráficas.  Crédito: Nature

Secuencia evolutiva de las hachas de piedra y su cronología de los lugares del Paleolítico Temprano hallados en el sur de la Península Ibérica. Referenciadas con el uso combinado de la magnetocronología y la biocronología de las secuencias litoestratigráficas (pulsar para ampliar). Crédito: Nature

.

Según Nature, Thomas Wynn, un biólogo evolutivo estudioso de la cognición humana de la University of Colorado, declaró:

Estos [objetos] nos indican algunas cosas sobre el desarrollo temprano del cerebro humano, como el desarrollo de la concepción espacial. Pero no mucho, como las habilidades cognitivas, que cambian muy, muy lentamente”.

Estos instrumentos de piedra fueron hallados en la zona del Valle del Quípar, del municipio de Caravaca de la Cruz (Murcia). La zona del Valle del Quípar, con su máximo exponente “La Cueva Negra”, es una zona muy rica para la búsqueda de fósiles del Paleolítico y es una de las localidades donde se han encontrado tales instrumentos. Durante campañas anteriores se han llegado a encontrar fósiles que podrían pertenecer a Homo heidelbergensis; además de “restos de elefántidos, rinocerontes, ciervos gigantes, bisontes, macacos, hienas, osos y más de sesenta especies de aves”.

Excavación de la Cueva Negra (Valle del Quípar)

Afanosos curritos en la excavación de "La Cueva Negra" (Estrecho del Quipar, Murcia). Crédito: Murcia.com

.

Para el coautor del hallazgo, Luis Gibert, esto representa la culminación de años de estudio en el Valle del Quípar, donde su padre, Josep Gibert Clols, fue pionero en el estudio de la zona. “Este es un sitio sorprendente”, afirmó Gibert.

La otra localidad en la cual se han encontrado tales herramientas es “La Solana del Zamborino“, localizada en la depresión del Guadix, a 7 Km. del municipio de Fonelas (Granada). Un lugar donde se han hallado “restos óseos de animales, entre los que predominaban especímenes jóvenes de équidos y bóvidos, y de instrumentos líticos utilizados por los grupos cazadores- recolectores” datados en el Achelense, según el Museo Arqueológico de Granada.

Estos descubrimientos revitalizarán de nuevo el interés por los artefactos Achelenses descubiertos hasta ahora en Europa, sin embargo, según el propio Walker, la principal dificultad de estos estudios radicará en la situación geológica de los artefactos.

Esto se debe a que en ausencia de sedimentos adecuados, es muy complicado realizar los estudios paleomagnéticos pertinentes. Los cuales han sido fundamentales para la correcta datación de los instrumentos en este último estudio.

Michael J. Walker

Izquierda: Domingo Aranda, alcalde del municipio de Caravaca de la Cruz. Derecha: Michael J. Walker, antropólogo de la Universidad de Murcia.

.

En cualquier caso, enhorabuena al equipo formado por Gary Scott y Luis Gibert, así como al profesor Michael Walker; sin los años de trabajo de todos ellos hubiera sido imposible llegar a este punto y… de todas maneras son necesarios más estudios.

.

Entradas relacionadas:

.

Referencias, para ampliar y tal…

  • El artículo de Nature: Scott, G. R. y Gibert, L. (2009) The oldest hand-axes in Europe. Nature 461, 82-85 (3 September 2009) | doi:10.1038/nature08214
  • Más documentos sobre Memorias de Arqueología, pulsar aquí ;)
  1. 3 septiembre, 2009 en 18:16

    Más o menos coincidentes en el tiempo con Homo antecessor, habrá que ver que son finalmente los fósiles homínidos hallados en el yacimiento, pero está claro que la Península Ibérica tuvo un poblamiento bastante más complejo e interesante de lo que se creía. Cuando quiso llegar H.sapiens esto se conocía más que Benidorm en el IMSERSO…

    Interesante.

  2. year957now
    3 septiembre, 2009 en 18:24

    ¡Buen, artículo! Y, encima, ¡con REFERENCIAS! T.T (plas,plas,plas) Por cierto, cuando trato de ampliar la imagén que pone a pie de foto “Cronología de los lugares del Paleolítico Temprano hallados en el sur de la Península Ibérica. ” me tira error 404 -NOT FOUND.

  3. year957now
    3 septiembre, 2009 en 18:25

    Perdón, fe de etarras: donde dice “imagén” quise decir “imágen”.

  4. 3 septiembre, 2009 en 18:35

    Perdón, fe de etarras: donde dice “imagén” quise decir “imágen”.

    Pero debías decir “imagen”, :twisted:

  5. year957now
    3 septiembre, 2009 en 18:56

    ¡Gazapazo por mi parte! Es que el asunto de las palabras llanas con o sin tilde cuando acaban en n o s…¡buf!
    Y vuelvo a rectificar. No es fe de etarras, es fe de “erratas”. Hoy tengo el día tonto…

  6. 3 septiembre, 2009 en 21:29

    Gracias year957, enlace arreglado :D

    De paso he ampliado con un par de referencias más, una de ellas sobre la campaña de Cueva Negra de 1999 (la más moderna que he encontrado) y donde hace referencia los restos de H. heidelbergensis encontrados, de paso me he enterado de que también encontrar restos de H. neanderthalensis es lo habitual.

    La última referencia es un enlace a toda la colección disponible de Memorias de Arqueología, jeje. Hay una campaña de Cueva Negra desde la revista 6 hasta la 14 :roll:

    Saludos!

  7. 5 septiembre, 2009 en 11:28

    Uhm… Sería interesante poner sobre la mesa la posibilidad de replantear de un segundo camino de la expansión del homo en Europa desde Africa a través de la península ibérica. Siempre se ha considerado la península como el último reducto de la Neardentalis bajo la presión del Sapiens y nunca como orígen. Bien es cierto que esta suposición pudiera suponerse quee está basada en la excelencia de los yacimientos españoles y lusos, pero también es cierto que la variedad de “eslabones” y la perfecta secuencia de industrias en los diferentes estratos excavados, son suficiente bagaje para retomar esta suposición.

    Saludos,

  8. 5 septiembre, 2009 en 11:34

    ..Siempre desde la supuesta suposición.., jeje, (Disculpen la aliteración.., que es debida al “efecto legaña”.

  9. 5 septiembre, 2009 en 18:11

    Este post me lo quería leer muy en detalle, porque la noticia es una bomba.

    Habrá que esperar a la constatación de los hallazgos mediante la revisión por pares, claro. Pero si finalmente se confirmaran, el paisaje que nos pintaría sería bastante complejo, y algo difícil de explicar.

    El problema no es que sean los bifaces más antiguos de Europa. El problema es que en Atapuerca, en un contexto geográfico cercano y con la misma cronología nos encontramos con una industria Olduvayense, mucho más primitiva, asociada a los Antecessor.

    No se trata sólo de modas líticas, sino de distintas tecnologías o grados de conocimiento. El Olduvayense o “modo 1″ tiene tales diferencias cualitativas con el Achelense (o “modo 2″) que instintivamente tendemos a pensar que han sido producidos por especies distintas (o como mínimo por poblaciones distintas) si los encontramos cerca en la misma época.

    Repasemos un poco el contexto general previo al hallazgo:

    – El Olduvayense es la primera industria lítica africana en aparecer y la más primitiva, asociada a las primeras especies de homínidos.

    – Hace 1,8 millones de años nos encontramos con el Homo georgicus en el Caúcaso. El Homo georgicus con toda probabilidad acababa de salir de Africa portando esa misma industria Olduvayense, y estaba relacionado con los primeros Homo ergaster (o dicho de otro modo, con las primeras poblaciones de erectus africanas) que también empleaban esa industria.

    – En una fecha aún por determinar, entre 1,8 y 1,3 millones de años las primeras poblaciones de erectus se extienden por Europa y forman la variedad europea de Homo antecessor. Hasta hoy, todos los restos líticos encontrados asociados a poblaciones de Antecessor o erectus europeos son olduvayenses. Y es explicable por su temprana salida del continente africano.

    – Hace 1,6 millones de años aparece el Achelense en Africa como una revolución tecnológica que permite tallar útiles más complejos (como los bifaces o hachas de mano) y se extiende rápidamente, pero sin llegar a salir del continente. En Africa el Achelense está asociado al Homo ergaster (o dicho de otro modo a poblaciones de erectus africanas).

    – Hace 800.000 nos encontramos al Homo antecessor en Atapuerca utilizando la primitiva industria Olduvayense (al igual que en el resto de Europa). El Achelense aún no ha salido de Africa, ni lo hará por lo que sabemos hasta hace 500.000 años, cuando empieza a difundirse por Asia (asociado a poblaciones de erectus asiáticos o Homo erectus propiamente dicho) y por Europa (asociado al Homo heidelbergensis en Atapuerca y el resto de yacimientos donde aparece la nueva industria).

    Y… en ese contexto general, una repentina aparición del Achelense en la Península Ibérica 400.000 años antes de su época (!) sólo podría explicarse bien por un error de datación o bien porque (como indica Lampuzo) se trataran de nuevas poblaciones africanas recién llegadas a través del estrecho de Gibraltar, y por tanto distintas al Homo antecessor que habitaba en la meseta.

    De momento, más preguntas que respuestas… aunque el tema es apasionante. Veremos qué es lo que nos siguen contando sobre este hallazgo en los próximos meses. ;)

  10. 5 septiembre, 2009 en 20:51

    Rano.., el error de datación a mi se me antoja complicado en profesionales. Me explico:
    El Pleistoceno comienza hace aproximadamente 1,7 millones de años y de divide en tres partes: Pleistoceno Inferior, Medio y Superior. La “marca” consensuada que estipula el término de P. Inferior y el P. Medio es el cambio del cron “Matuyama” al cron “Brunhes”. (Un “cron” es el cambio de polaridad del campo magnético terrestre) y que se produjo hace 780.000 años.
    Haciendo una aproximación previa sobre la antiguedad de un sustrato…, no nos deja la menor duda …,ó tiene mas de 780.000 años ó no los tiene.

    Saludos,

  11. 5 septiembre, 2009 en 20:54

    Joer, entre Rano y Lampuzo, me gustan más los comentarios que la entrada :D ¿Pero de dónde sacais tiempo para estar tan al tanto de estos cotilleos?.

    Muy interesante el panorama. Ahora queda confirmarlo, que de darse el caso, se pintaría un mapa muy bueno. Es que no se, pero… ¿no parecería más realista un mapa en el que se dieran varios eventos de migración, pero de distinta magnitud; que unas pocas y enormes corrientes migratorias? :)

  12. 5 septiembre, 2009 en 21:21

    Con vuestro permiso, le he enviado este correo al profesor Walker:

    Saludos profesor Walker!

    En primer lugar, gracias de antemano por tomarse su tiempo en leer estas líneas.

    Hace unos días, en una noticia publicada en Nature, leí sobre la datación de hachas de piedra halladas en los yacimientos del Río Quípar, afirmándose según la noticia que están datadas entre 760.000 y 900.000 años; superando de esta manera y por mucho, a cualquier artefacto achelense descubierto hasta ahora en Europa.

    Partiendo de ahí, nos preguntábamos en este blog ( http://cnho.wordpress.com) y concreamente en esta noticia: (http://cnho.wordpress.com/2009/09/02/las-hachas-de-piedra-mas-antiguas-de-europa%E2%80%A6-%C2%A1%C2%A1son-espanolas/ ) si a raíz de tales resultados pudiera aventurarse como acertada (o no) la hipótesis de una o varias posibles migraciones tempranas desde el Estrecho de Gibraltar.

    Me gustaría conocer y publicar su respuesta, aunque desde luego, esta invitado (faltaría menos) a comentar en el propio blog.

    En cualquier caso, muchas gracias por su tiempo y atención.
    Un cordial saludo!

    He pensado que sería realmente interesante conocer directamente su opinión sobre este tema :) Cruzo los dedos para que se den todas las variables a favor.
    — — — — — —

    También he completado un poco la entrada, al añadir un poco de información sobre La Solana del Zamborino (que la dejé un poco de lado) y un enlace al Museo Arqueológico de Granada ;)

    Saludos!

  13. 5 septiembre, 2009 en 21:51

    Pues hombre, sería un lujazo que el profesor Walker se pasara a comentar por aquí. A ver si hay suerte. :)

    En todo caso, Lampuzo tiene razón en una cosa. Las dataciones por paleomagnetismo e inversión de polaridad en los estratos suelen ser muy fiables, y dan poco margen para el error.

    Igual hay otras alternativas sobre la interpretación del hallazgo. Ya nos contarán. ;)

  14. 5 septiembre, 2009 en 21:53

    Oye rano, ¿hay algo de lo que no sepas? ¬¬

  15. 5 septiembre, 2009 en 22:10

    Yo creo que sí.., en definitiva se denominan “corrientes migratorias” y según Cavalli-Sforza, este tipo de migraciones en “oleadas” son una de las característica del ser humano y tienen unas pautas preestablecidas que pasan de generación en generación. Si nos referimos a los caminos de penetración desde Africa.., Arsuaga.. “doctores tiene la iglesia”., niega la posibilidad de estas migraciones trans-gibraltareñas (por ahora…jeje), y sólo ve posible la trans-midioriental.

  16. 5 septiembre, 2009 en 22:14

    Lujo. lujazo., si el Sr. Walker comenta. Cnidus. Gracias.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.361 seguidores

%d personas les gusta esto: