Inicio > Ciencias Sociales, Escepticismo > Ateísmo: causas y consecuencias (versión 1940)

Ateísmo: causas y consecuencias (versión 1940)

5 mayo, 2011


Los años 40 del régimen franquista fueron los más duros en cuanto a represión e imposición de su ideología, fueron los “años del miedo” tal y como los definió Juan Eslava Galán en su estupenda obra. La década empezó con un apoyo manifiesto a la Alemania nazi, para darle más tarde la espalda a ésta cuando quedó claro que los aliados iban a ganar la guerra. Lo que no cambió fue el estado nacionalcatólico definido por una imposición del fascismo y del catolicismo como banderas del estado.

Criticar tanto al sistema político español como al catolicismo implicaba, como mínimo, acabar en la cárcel. Cárceles donde se imponía un sistema de “reeducación” en valores amparado por la iglesia. De igual forma la única enseñanza posible era la educación católica donde se dejaba bien claro lo que se pensaba de aquellos que no comulgaban con su credo. Los libros de religión de la época no dan lugar a engaños. Así en la obra “Apologética elemental” (1947) de la editorial Edelvives, que se empleaba como libro de educación religiosa, se daban las siguiente causas para que una persona “cayera” en el ateísmo:

La ignorancia religiosa: falta de estudios en materia religiosa.

En general, en la España de esa época se podía hablar de ignorancia a secas, ya que hasta la llegada de la II República no se hizo un serio esfuerzo por alfabetizar el país. Pero hasta pocos años antes, las únicas instituciones autorizadas para educar eran las religiosas, de ahí el altísimo número de seminarios y seminaristas existentes, por lo que esa afirmación echa piedras sobre su propio tejado.
Posteriormente hacen suyas unas palabras de Voltaire para indicar el camino que le espera a un ateo:

El ateísmo es el vicio de los tontos; es una doctrina que ha sido inventada en las últimas sucursales del infierno. El ateísmo especulativo es la necia de las locuras; y el práctico, el mayor de los crímenes

Obvian decir, como no, que Voltaire no opinaba esto, sino que, según Voltaire, eso sería lo que opinaría todo aquel que viese al ateo como una amenaza, en concreto pone este comentario en boca de un príncipe. Voltaire se caracterizó el respeto hacia las ideas de aquellos que piensan diferente de uno mismo, algo poco extendido, desgraciadamente.

La entrega a pasiones como el sensualismo, el orgullo. Curiosamente esta razón es la misma que la que manejan los fundamentalistas evangélicos sois ateos para poder pecar. Aquí hacen suyas las palabras de La Bruyeres para demostrar la depravación del ateísmo:

Quisiera ver a un hombre sobrio, moderado, casto, justo, negando la existencia de Dios: es tal, por lo menos, hablaría sin interés; pero un individuo así no se encuentra

.

Una vez “analizadas” las causas del ateísmo, se sumerge en sus consecuencias, advirtiendo lo que les puede pasar si a pesar de todo persisten en la no enmienda:

Destruye la moral. Esta idea sigue vigente, la idea de que la moral sólo puede emanar de una creencia religiosa, que sin ella no se puede construir un sistema de valores, como si los sistemas de valores de las religiones no hubiesen sido creadas por seres humanos… Pero la clave la tenemos en la explicación de este punto:

la ley, la autoridad humana y aún la misma ciencia no son suficientes, por sí solas, para decidir al hombre a que practique la moral; se precisa de una sanción, y no una cualquiera, sino eterna.

Ah, es eso, sin la amenaza de la llama eterna el humano no es moral. Sólo mediante la educación basada en un castigo eterno se llega a ser un individuo moral…. ¡qué poca imaginación a la hora de inculcar valores!

Imposibilita la existencia de la sociedad: Si Dios no existe, ¿para qué obedecer a las leyes, respetar a los demás, practicar la justicia, la caridad y las virtudes sociales?.

Esto viene de toda una declaración de principios: “Si no hubiese una sanción eterna, ¿para qué practicar el bien?”. Aquí se nos muestra el pánico que sienten a alguien que afirme que el castigo eterno no es más que un mito, un mecanismo de control. Dado que ellos sólo pueden concebir la moralidad en base a su creencia, si ésta flojea se les cae todo su castillo de naipes. De ahí que para salvaguardar el castigo eterno primero lo aseguren mediante castigos terrenales a los disidentes.

Quita todo consuelo en las penalidades de esta vida. Según este punto una persona que no cree no puede obtener jamás consuelo. De hecho:

ante los mayores sufrimientos no bastan las amorosas palabras de los amigos o las vanas promesas de los filósofos; se precisa el consuelo de un Dios que preocupa por los que sufren, trabajan y esperan a Él

Si sólo el dios católico da consuelo, 3/4 partes de la humanidad son incapaces de obtenerlo, a menos claro que hayan encontrado otro mecanismo de obtenerlo, pero ¡un momento! que esto no trascienda.


Tras este divertido análisis sobre las causas y las consecuencias del ateísmo añade: “parece que el número de ateos debería ser muy crecido y, sin embargo, fuera de alguno que otro oscuro autor de la antigüedad, su historia es muy breve”. Cachondo decir esto en un estado de sitio religioso-militar continuo (basta ver la historia de Occidente), ¡lo admirable es que haya llegado la obra de alguno de ellos hasta nosotros!

El capítulo dedicado al ateísmo se cierra con una clasificación de sus tipos. No quiero cansar con tanta demencia, pero sí presentaros uno que me ha llamado la atención: el transformismo. No tiene nada que ver con los transexuales, sino que lo definen como

es el error de los que pretender explicar con exclusión de Dios, el origen y variedades actuales de los seres vivos por medio de mutaciones de unas especies a otras.

Ramalazo creacionista en toda regla, ramalazo que a veces se escapa también a los jerarcas del catolicismo en cuanto hay un micrófono encendido de incógnito cerca de ellos.

Esta fue la enseñanza religiosa del momento, intolerancia desde el poder, sometimiento o castigo. Y esta forma de pensar era toda una ideología donde la españolidad y el catolicismo debían de conquistar el mundo. Baste leer cómo se presentaba esa idea en los libros de Formación del Espíritu Nacional:

- A España le ha cabido el honor y la enorme responsabilidad de haber sido designada por Dios para cumplir uno de los destinos en la Historia de la Humanidad

- Por su sentido de Catolicidad, de Universalidad, ganó España al mar y a la barbarie continentes desconocidos. Los ganó para incorporar a quienes los habitan a una empresa universal de salvación (José Antonio Primo de Rivera: Puntos iniciales de la Falange).

- Nuestro destino misionero y nuestra vocación son ecuménicos, universales y lo mismo se cumplieron en la Roma de Teodosio que en los Concilios Toledanos, en Granada como en Mülhberg o en las ignotas regiones del continente americano, en donde los misioneros y conquistadores españoles ganaron para Dios y para la Iglesia Católica más almas que nación alguna pueda ganar jamás en el mundo. Nuestro destino no estará totalmente cumplido mientras exista un pueblo, una nación o un hombre que necesite de nuestra influencia para conseguir el fin eterno que Dios le ha señalado.

- En el orden sobrenatural, el destino español se caracteriza por la defensa y propagación de los valores espirituales de la religión católica.

- En la psicología del pueblo español, la fe religiosa, cristiana, católica, está tan indisolublemente unida y fundida con el sentimiento nacional, que no le es nada fácil al español ser español y no ser cristiano (Garcia Morente en “Idea de Hispanidad”).

- La religiosidad es un sentimiento innato en los españoles que se manifiesta desde los primeros tiempos de nuestra Historia con la adoración que prestaban los antiguos iberos a las fuerzas naturales: el Sol, la Luna, etc. Este sentimiento constituye la esencia de los españoles, que siempre intuyó un poder superior, hasta el punto de que Séneca, el más fiel intérprete del sentir español anterior al Cristianismo, podría tomarse como un apóstol más si tuviera el misticismo de nuestra religión.

- Nuestro catolicismo es algo más que una visión ecuménica, universalista, humana. Es la proclamación de una jerarquía de valores que antepone el orden espiritual a cualquier otra instancia y que da a la vida humana un sentido trascendente, inspirado en las más puras normas evangélicas de respeto a la dignidad el hombre.

Algunas de las personas responsables de estado policial-católico siguen entre nosotros, y otros más jóvenes se han apuntado a él. Ante las críticas hacia esta mentalidad se pide respeto, y no hacerlo les parece un acto de intolerancia. Un poquito de memoria por favor.

Referencia: Aurelio Rodrigo Sospedra. Formación del Espíritu Nacional (1956) Delegación Nacional del Frente de Juventudes. Con aprobación de Ramiro López Gallego (censor) y José María –no da apellido- (Obispo Auxiliar, Vicario General). Ed. Gior.


  1. Farth
    5 mayo, 2011 en 5:59

    Magnífico análisis. La verdad es que a uno se le ponen los pelos de punta cuando lee fragmentos de apuntes de Formación del Espíritu Nacional. Yo en concreto tengo el cuaderno de rotación de mi padre, del curso 1959-60, y no tiene desperdicio. Al margen de toda la propaganda fascista del momento, y de la comedura de cocos pro franquista, es espeluznante leer consignas escritas por los niños tales como: “Nuestra fidelidad al caudillo será inquebrantable”, “Nunca consentiré un insulto a Dios ni a la Patria”, “La vida es un constante servicio a Dios y a la Patria”, “Cuanto mejor sirvamos a España mejor serviremos a Dios”…. y tantas otras cosas que se pueden leer por ahí.
    Y todavía nos quieren hacer creer que nos traen la libertad. ¬¬”

  2. Farth
    5 mayo, 2011 en 6:04

    … Y se me olvidaba. Lo peor de todo es que aún siguen ahí. ¿Hubo alguna vez una renovación, después de la transición, de los poderes judiciales? ¿Y de los altos cargos de las fuerzas de seguridad del estado? ¿Y de los profesores que adoctrinaron a tantas generaciones de niños durante esos 40 años? La respuesta sólo puede ser negativa. Carajo, ¡si incluso siguen en la élite política! o a caso Fraga ha sido, como tantos “demócrata, ¡de toda la vida!”

  3. 5 mayo, 2011 en 8:00

    Y esta mañana en la sección de Nieves Conconstrina de RNE, nos habla del estado moral-policial de 1921 (reinado de Alfonso XIII, dos años antes de la dictadura de Primo de Rivera), donde el director de Orden Público Millán de Priego lanza un edicto para que en los cines las mujeres se sentaran en una sección separada de los hombres. Mientras en otra parte del mundo Bertrand Russell escribe su “Análisis del pensamiento”. El retraso se multiplica.

  4. persona
    5 mayo, 2011 en 9:38

    Por si acaso no conociais este chiste, os lo copio-pego.

    Un día cualquiera, va Franco y resucita, y se encuentra a 1 vigilante del Valle de los Caídos:

    “Pero, ¿Cómo es posible?, pregunta estupefacto el vigilante.”

    “Deje de extrañarse y dígame, ¿quién manda en España?”

    “Mandan los suyos. Mire, de presidente Aznar…”

    “¡Buen periodista Manuel Aznar Zubigaray! Escribió Historia Militar de la Guerra en España.”

    “¡No!, el nieto del periodista.”

    “¿Quién es el portavoz del Gobierno?”

    “Pío Cabanillas.”
    “¡Muy inteligente! ¡Si señor! ¡Cabanillas Gallas! Mi ministro de Información.”

    “No, el hijo.”

    “¿Quién está de embajador en Marruecos?”

    “Arias Salgado.”

    “¡Bien! Mi otro ministro de Información y Turismo, Gabriel Arias Salgado.”

    “¡No! El hijo.”

    “¿Cómo van las relaciones con los marroquíes?”

    “Hay algunos problemas con la inmigración y el Perejil, pero el gobierno ha encargado a Fernández Miranda esos asuntos.”

    “¡Hombre! ¡Torcuato! ¡Muy acertado para el cargo!”

    “¡No, no, no!. El hijo, Enrique.”

    “¿Y en Vascongadas y Cataluña? ¿Cómo van las cosas?”

    “Ahora las regiones se llaman Autonomías, y el ministro que las coordina es Jesús Posada.”

    “¡Posada Cacho!, mi fiel Gobernador Civil en Soria.”

    “¡No!, el hijo. Y Oreja es el representante del partido del gobierno en Vascongadas.”

    “¡Hombre mi fiel Marcelino!”

    “No, el sobrino.”

    “¿Y en justicia, quién está?”

    “Hay uno nuevo, no me acuerdo como se llama, pero antes estaba Mariscal de Gante.”

    “¡Bien! Mi director general de Régimen Jurídico de la Prensa, Jaime Mariscal de Gante.”

    “¡No, tampoco!. Su hija Margarita.”

    “¿Y en la Puerta del Sol, en la sede de Gobernación, quién esta?”

    “Un buen amigo de los socialistas, Ruíz.”

    “¿Pero como mi portavoz, Víctor Ruíz Albéniz, va a ser amigo de los socialistas?”

    “¡No!, el nieto, Alberto Ruíz Gallardón.”

    “Y en Galicia, dime ¿Quién está en mi Galicia natal?”

    “Fraga.”

    “¿El nieto supongo?”

    “No… ¡el de siempre!”

    Y por supuesto, una que nunca puede faltar siempre que se hable de franquismo y catolicos.

    Y hablando un poco mas en serio, seguimos en la etapa del postfranquismo, y seguiremos en tanto en cuanto esto sea una monarquia parlamentaria.

    Sun saludo.

  5. Jose Manuel
    5 mayo, 2011 en 11:53

    Un escalofrío de terror, seguido de una profunda tristeza me han traído tan “gratos” recuerdos, Manuel.

    Magnífico post, una vez más. Lo malo es que no sea nada fácil transmitir la permanente sensación de entonces de miedo a “fallar” a tan altas expectativas que Dios, la Patria y El Movimiento Nacional depositaban en nosotros y nosotras, los “verdaderos españoles y personas decentes”. Era paralizante, atenazador, y te llenaba de constantes remordimientos, propósitos de enmienda, renovación de juramentos y demás parafernalia destructora de toda personalidad propia y de toda libertad individual y social. La vigilancia y censura mutuas eran constantes, como en una cárcel o un cuartel; como en todo totalitarismo, en definitiva.

    Y, PERSONA, ¡Cuánta razón tienes! Jamás ha habido ruptura democrática con el franquismo, por lo que en España se vive aún en su herencia política, social, filosófica y económica directa. Todo sigue “atado y bien atado”, como lo dejó el Führer (que en España se llamó “Caudillo” y “Generalísimo”); y en medio de tanto nudo atador, está cada español y española, atrapado (muchos sin saberlo o percibirlo, además, debido al aislamiento que aún se fomenta respecto a otras realidades sociales; el famoso y falso “Como en España, no se vive en ningún sítio”, coreado y creído por tantas y tantos a pies juntillas y que no es más que slogan franquista).

  6. Sergio VB
    5 mayo, 2011 en 13:02

    Bueno, pues un poco más de los mismo. La asignatura “formación del espíritu nacional” hoy se conoce como Educación para la Ciudadanía. Antes era la Biblia lo que no se discutía, hoy es el democratismo pánfilo (pan- filo, “que todo lo quiere …”), el pacifismo, los DDHH y la Constitución española. Por eso en el fondo, en forma, es lo mismo, aunque la materia cambie. La labor de la filosofía es destruir mitos. Y los mitos de la Alianza de las Civilizaciones, o del pacifismo son peores, me parece, que el Adán y Eva. O el de la “voluntad general” del que bebe el fundamentalismo democrático. Pero el pacifismo sigue movilizando la acción de millones de personas; ahora bien, resulta curioso observar cómo en España ni Peter se ha movilizado contra lo de Libia, que es una guerra, un conflicto interno, ilegal, en el que nos hemos metido y por cierto lanzado bombas. Y sin embargo en la “misión humanitaria” de Irak ya lo vimos: es el Silencio de los corderos.

    Pero meterse cada tanto con la Iglesia no viene mal. Vamos, que está bien conocer nuestra Historia, y la política, con sus relaciones religiosas, y tal, pero ya cansa pelín.

    Me desconcierta la conclusión. ¿Intolerancia entonces con estos carcas, franquistas, taurinos, inquisitoriales, derechones, trasnochados, chillones, autoritarios, católicos, propiciodores de la crisis, represores et ceteeeeeeera? Bueno, bien pensado, no me desconcierta tanto. Ateísmo ejercido, pero ateísmo católico. Echo de menos un tratamiento del ateísmo en el Islam. En Irán podía ser buen tema. Saludos.

  7. 5 mayo, 2011 en 13:43

    Sergio gracias por empezar tu comentario comparando la enseñanza de los valores democráticos y constitucionales con la FEN, da idea de tu forma y de pensar. No voy a perder el tiempo en añadir nada que no esté en el post, aunque has abierto el melón y seguro que algunos sí les va a apetecer.

    Echo de menos un tratamiento del ateísmo en el Islam

    Bueno, aquí el mayor ateísmo al Islam se ejerce dede el cristianismo (¿crees en Alá, por qué el Vaticano no apoya la entrada de Turquía en la UE?) y en países musulmanes como Irán los ateos toman las mismas precauciones que los ateos en la época de la Inquisición o durante el franquismo en España (¿cuántas mezquitas había funcionando en España en 1950?). Van así de atrasados, tal y como les gusta a todos los fundamentalistas, sean de la religión que sea.

  8. Jose Manuel
    5 mayo, 2011 en 13:48

    Menudo peazo de troll el tipo este.

    Para mí que se ha creído que estaba en un blog del PP, la Flanage o la Conferencia Epicospal.

    No tiene además ni pajolera idea de lo que fue el franquismo, ni el nacionalcatolicismo, ni las enormes diferencias entre la FEN y las materias que estudian ahora, por mucho que la Educación para la Ciudadanía tenga evidentes matices y tendencias de educación política, jamás legitimadora de genocidios, santas cruzadas, fanatismo religioso, odio a los diferentes y razas y otras lindezas que los que conocimos el franquismo sabemos cómo fueron y las padecimos.

    Del resto de mentiras descaradas que vierte, no voy ni a comentar, pero no dejaré sin contestar que ha habido más de un centenar de manifestaciones en contra de la guerra en Libia en España, y en países de todo el mundo se cuentan por miles.

    Pero, bueno, los trolls ya se sabe que saben mentir y provocar y lo hacen cuando y donde pueden. Y este es especialmente repugnante y mentiroso, además de filofascista.

  9. Jose Manuel
    5 mayo, 2011 en 13:49

    Quise decir “la Falange”, pero las arcadas de asco me impidieron escribir correctamente. Lo corrijo tras aguantar las ganas de vomitar ante semejante energúmeno reaccionario, retrógrado y mentiroso.

  10. 5 mayo, 2011 en 14:04

    De nuevo un fundamentalista catolico envidioso de las “libertades” que tienen los fundamentalistas de otros credos. Hay que ver las ansias que tienen de que en Europa se instaure un estado teocratico como en Arabia Saudi o Iran (pero catolico, eso si).

    Lo de comparar la asignatura de FEN con la enseñanza de los Derechos Humanos no tiene precio. Eso lo dice todo.

  11. lucien
    5 mayo, 2011 en 14:20

    ¿Por qué me tendria que meter con el Islam? Cada cuál que rece al dios que mejor le caiga, el problema no son los cristianos, sino tener a personajes como Rouco Varela metiendo sus cristianas narices en los asuntos que no le conciernen a la iglesia. Cuando el islam tenga el poder y la influencia que tiene el catolicismo en España también se le dará para el pelo.

  12. Gregorovius
    5 mayo, 2011 en 14:44

    El último recuadro de citas de los libros de FEN.
    ¡Eso si que es nacionalismo! ¡Eso si que es independentismo!
    Y con afán imperialista ecuménico.

  13. Aoi Neko
    5 mayo, 2011 en 14:45

    Me ha dado bastante que pensar. Yo nací el mismo año que la “democracia”, y durante mi infancia juventud (los 80/90) veía la dictadura como agua pasada. Sin embargo, siempre me chocó que en mi educación primaria y secundaria nunca se tratara histora moderna, en especial la Española. Sabía que había habido una guerra civil y el posterior franquismo por las historias de mis padres y abuelos sobre las postguerra y por algún libro, periódico o revista antiguo que había por casa de mis padres o mis abuelos. De echo, por mi educación nunca supe sobre la historia de principios del siglo XX (en concreto hasta 1936), y por tanto no tenía gran idea de las repúblicas, Primo de Rivera, etc… Y ahora tampoco es que tenga demasiado conocimiento.

    Ahora me doy cuenta la herencia que ha dejado el franquismo en españa, y de cómo ha afectado y moldeado a mis padres, mi familia, etc…

    Mi familia nunca me han aclarado de qué bando estuvieron, aunque he acabado atando cabos, y lo he deducido (aunque al parecer mi abuela era una oveja negra “roja” ocultada).

    Es una lástima que no pudiera hablar más con mis abuelos sobre sus vivencias de esos años. Lo que me aburrian en mi infancia estas historias, y lo que las valoro ahora.

    Por lo que tengo entendido, mi abuela era un personaje bastante singular. Todo el pueblo sabía que era “roja”, pero al parecer durante la guerra ayudó a sobrevivir a mucha gente que luego la protegió. Aprendió a vivir en un ambiente hostil en cuanto a sus ideas políticas y al parecer su manera de pensar. Se declaraba como creyente (y que aceptaba la religión Católica)… aunque a posteriori (y es probable que se trate de un sesgo mío), sobre esto tengo mis dudas, dado que aunque tenía un discurso bastante religioso con las palabras dios y Jesús siempre listas, en raras ocasiones la vi pisar una iglesia y mucho menos comulgar, y diría que a veces había racionalidad escondida en sus charlas religiosas. Por supuesto, mi familia siempre negaría que mi abuela no fuera una buena Cristiana. Me resulta cuanto menos curios, que de toda la familia, ella me fue la única que me regaló una biblia cuando yo tenía algunas dudas de fe (en su día lo entendí como un mensaje para reforzar la fe, pero ahora dudo si su mensaje era “léela, y luego saca conclusiones”). En el seno de mi familia se me incentivaba a leer el Nuevo Testamento, pero no el Antiguo Testamento a pesar de mi curiosidad (tampoco me fue mal, me dediqué a leer Isaac Asimov). Lo de mi abuela, nunca lo sabré, aunque pasando el filtro racional, añado: supongo que es fácil idealizar a una persona desaparecida, conforme a tu manera de pensar y lo que te gustaría que fuera, y con la que te gustaría tener la ocasión de charlar de nuevo.

    Jose Manuel, de tus comentarios deduzco que eres una persona con cierta edad y que ha tenido una gran evolución en tus ideas, hacia lo racional (con lo cual me siento identificada). Me encantaría oir contar la historia de personas como tú o otras personas de este ámbito escéptico, para aprender más, desde un punto que no sea el católico de mi familia (y nacional-católico en algunos casos), ni extremista por el otro lado. Espero que no te importe que te tutee (y a mi me cuesta hacerlo, se me inculcó que a las personas mayores les tengo que tratar de usted, algo que actualmente intento guardar para situaciones que lo requieren, formales, con desconocidos o gente muy mayor. Ni tanto ni tan corto). En cualquier caso te deseo que te vaya bien con tu problema de salud.

  14. Jose Manuel
    5 mayo, 2011 en 16:16

    Aoi, por supuesto que puedes tutearme :)

    En cuanto a mi edad, ando por la cincuentena ya, y viví el franquismo de una manera más dura que los madrileños u otras gentes de grandes ciudades, con mentalidades algo más “avanzadas”, porque me crié en una ciudad muy pequeña y cerrada de la entonces “Castilla La Vieja” y por padecer Síndrome de Asperger (entonces ni se conocía eso -yo mismo lo sé desde hace poco tiempo-; simplemente se me definía con lindezas como “raro”, “tonto”, “torpe”, “amariconao”, “díscolo”, “pusilánime” y “retrasado”. El maltrato físico y psicológico era constante en mi caso, pues era fácil abusar de mí, extremadamente delgado, tímido, vulnerable e impedido para las relaciones sociales normales. En España nunca se ha aceptado bien al “diferente”, pero en aquella época era un infierno auténtico, y más para una persona tranquila, pacífica, solitaria, torpe físicamente para los deportes y poco amiga de la “realidad” como era yo).

    Lo que pides contar es muy extenso. Leer a autores como el que menciona Manuel en este post te ayudarán a entender algo aquella época oscura de España, en que la convirtieron en una enorme cárcel en que los presos estábamos obligados a ser soldados y monjes, y las mujeres, esposas y madres sumisas y abnegadas y monjas.

    Los carceleros a su vez eran los militares, los guardias civiles y demás cuerpos policiales y los curas, principalmente, así como los militantes de los diversos grupos y “familias” que constituían el “Movimiento Nacional” (mi padre mismo era un “camisa vieja” de la Falange -entró a militar en ella en Febrero de 1936- y trató en persona a José Antonio Primo de Rivera en alguna que otra ocasión).

    Todos, en mayor o menor grado, soportábamos una dura disciplina cuartelaria, espartana en muchos casos, mezclada con disciplina monástica, así como una constante “educación” en los valores del nacional-catolicismo. Pero son muchas cosas, muchos detalles los requeridos para que quien no lo vivió pueda hacerse una idea más o menos acertada.

    Te aconsejo leer a escritores e historiadores tanto “objetivos” como partidarios de “ambos bandos”, y estar atenta a gente como yo, pues a veces se nos escapan comentarios que dan idea de cómo fue todo en aquella época oscura y violenta, llena de odio y rabia mal contenidos, de silencio, de miedo y de culpa, que lo único bueno que dejó fue que terminó (aunque no del todo, desgraciadamente).

    En mi caso personal, fui terriblemente infeliz. No guardo un solo recuerdo agradable asociado al franquismo, y eso que era de familia “afecta al Movimiento”. Ni imaginar puedo cómo debió ser de horrible para los “disidentes” que sobrevivieron a las matanzas diarias que se extendieron hasta entrados los años sesenta.

  15. m.
    5 mayo, 2011 en 18:57

    Me parece un tema excelente y que apenas nadie se atreve nunca a debatir.

    Normalmente se nos trata a los ateos como amorales, que viven de forma egoista y sin normal.
    ¿Realmente es mejor una moral impuesta mediante promesas de torturas eternas?

    La moral es biológica, y nada tiene que ver con la religión. Son una serie de conductas que nos favorecen la convivencia. Yo, si no mato no es porque me un dios me amenace con el sufrimiento eterno si lo hago, si no porque es una de las cosas que conllevan vivir en sociedad.

    Uno de los presentadores del programa The Atheist Experience me dio una visión que hasta el momento no había visto:
    Los religiosos generalmente hablan de respeto (no dejando hablar ni debatir nada sobre la religión, cosa que no tiene nada que ver con el respeto), y, por lo general, entre los ateos hay pocos antiteístas. Medio en broma, sin ofenderse realmente, decía que cómo podía él respetar a alguien que ha elegido (porque si sigue siendo cristiano es que él ha elegido este camino) pertenecer a un grupo de gente que desprecia tanto a los que no pertenecen a él, que les desea el sufrimiento eterno.
    Esto ya no es un insulto, o desearte todo mal: ¡La condenación eterna!

    ¿Por qué debo respetarte yo a ti, cristiano, si tú crees que yo merezco arder en el infierno durante toda la eternidad? ¿Cómo puede alguien en su sano juicio pertenecer a un grupo así, y encima tachar a los otros de inmorales?

  16. Sergio VB
    5 mayo, 2011 en 23:18

    Nada, oye, gracias por el tratamiento. Me explico:

    Claro que son comparables EpC y la Biblia, cumplen la misma función. En la asignatura de Filosofía debería entrar la crítica filosófica (por ejemplo la revisión de los fundamentos) de la Constitución Española, o de los DDHH. Digo que en forma, funcionalmente, son lo mismo, pero no en el contenido, la materia, obviamente. Y sus mitos, muchos más oscurantitas (esto por supuesto es discutible), son los que movilizan la acción de tantos y tantos ciudadanos de las democracias homologadas de mercado pletórico (vamos, las occidentales, que no suene pedante). Antes era la promesa de una salvación eterna, y hoy son los DDHH y Género Humano; la posibilidad de una Paz definitiva entre los hombres; la Democracia como fuente de los valores Supremos (“fundamentalismo democrático”) o las ciencias aplicadas a las tecnologías como culminación de la sociedad de mercado pletórico. La función es análoga. Otra cuestión es si una sociedad civilizada del orden de los millones o miles de millones puede sostenerse sin mitos. Pero la labor de la filosofía es destruir mitos. Destruir, destruir y destruir, y quedarnos con lo que quede. Es el método dialéctico de MF, por ejemplo.

    Pero tal vez sea la fundamentación filosófica de los derechos humanos lo que más falta haría, porque puede señalarse que es la clave de bóveda de las ideologías del fundamentalismo democrático (este es un concepto muy técnico, tallado por el maestro, Gustavo Bueno). Actúa como un mito, en el sentido de que nadie se la plantea y todos la aceptan como evidente; no es discutida, pero es que tampoco parece discutible, y haríamos bien en pensar por qué.

    Los derechos, en general, en lo que tienen que ver con su conexión con normas éticas, se podrían fundamentar (dependiendo de las posiciones filosóficas desde las que siempre se filosofa), en el iusnaturalismo (habría unas leyes eternas (unos derechos) que Dios o la naturaleza da al hombre, y en virtud de los cuales el hombre es precisamente hombre, cayendo así en una petición de principio), en el positivismo jurídico (los derechos son los que son en tal momento, y están justificados por esa razón), en factores biológicos (en la estructura genética, biológica, pero no sabríamos si cortar en el Australopiteco o en los simios, o incluso otorgarlos a todos los animales).

    Pero los derechos humanos, que como decía J. Maritain, todos estamos de acuerdo hasta que se nos pregunte por los fundamentos, se basan en un Género Humano que no existe. Existe el hombre como especie linneana, pero en el mundo, no hay más que grupos enfrentados unos con otros. En general, y sobre todo, unas naciones políticas enfrentadas con otras, en constante tensión polémica.

    Además, resulta que es falso que todos los hombres nazcan libres (artículo primero de DDHH), porque muchos nacen esclavos; no todos nacen iguales, muchos nacen oprimidos, con enfermedades; el lenguaje nos hace humanos, pero a la vez nos divide en clases disjuntas según la lengua que hablemos; los hombres se distinguen por las religiones a las que pertenecen: no nacemos todos iguales; en fin, hay grupos humanos, pero en tensión siempre polémica unos contra otros, salvo tránsitos de diversa duración: es lo que llamamos paz (otra cosa es el mito de la Paz Perpetua de Kant, que se difumina en diversas mitologías pacifistas). La Historia no es la que nos gustaría que fuese, es la que es, y es lo que hay que aceptar.

    Primero Roma habría tenido un proyecto universal, luego el cristianismo, políticamente representado por el Imperio generador de España (distinto del Imperio típicamente depredador, el inglés), también el Islam, la URSS, China, o EEUU. Igual que Roma quería hacer ciudadanos a todos los miembros (dentro de lo posible, porque seguiría habiendo esclavos) de sus territorios, de la misma manera la Iglesia ha querido hacer a todos los hombres hijos de Dios por el bautismo y así salvar el mayor número de almas posible; también el Islam busca que todo el mundo rece en dirección a la Meca cinco veces al día; la URSS por su parte quería llevar el comunismo al Globo; de la misma manera, EEUU y su Imperio quiere llevar la Democracia, el fin de la Historia (es decir, el fundamentalismo democrático, que se torna especialemente ingenuo en la socialdemocracia), a todos los pueblos de la Tierra. Por lo menos en teoría, ya que a eso fueron a Irak, a implantar la Democracia, aunque luego fueran de hecho a por el petróleo, que ya es razón suficiente. La “excusa” de la Democracia universal, basada en unos derechos humanos que están fundamentados en un Género Humano que no existe, tendría una función hoy ideológica, política. Prueba de ello es que no los firmaron ni China, ni la URSS, ni el Islam (que por cierto cuenta con sus propios derechos humanos, en los que todo está subordinado, como no podía ser de otra manera, a Alá).

  17. 6 mayo, 2011 en 1:54

    ¿Fundamentalismo democrático? Manda cojones que quieras comparar una religión con la democracia.

  18. persona
    6 mayo, 2011 en 2:03

    Empezando por el post mas reciente, Sergio, no creo que tengas muy claro lo que es el materialismo filosofico o bien lo usas para justificar la religion como otra cosa diferente a las ideas politicas. Ademas de ser un texto extremadamente pedante revela lo obtuso que eres y tu nula capacidad de pensar en otro punto de vista que no sea el tuyo.

    ¿Que el imperio britanico fue depredador y el español generador? Por favor, me imagino que seguiras llamando a Inglaterra la perfida Albion ¿no? Lo gracioso es que si en vez de español fueras ingles pensarias lo contrario, que los españoles eramos los depredadores y los ingleses los unificadores, porque simplemente estas lleno de prejuicios.

    Lo que me imagino que querias comunicar con ese pedazo de bodrio que has escrito se resume en “Una sociedad libre de crimenes es una sociedad libre del concepto de criminal”. Por si no lo entiendes te lo explico (si, esto es condescencia). Una sociedad libre de crimenes, entre ellos la guerra es utopica, lo unico que podria abolir el crimen es la abolicion del termino en si pero no del hecho, que es lo que pedantemente vienes a decir con la difusion de los DDHH y las democracias. Y con esto creo que ya estas mas que contestado.

    A Jose Manuel, muchas gracias por hablarnos de tu experiencia personal y me encantaria saber mas. La verdad es que en España hablar de la etapa franquista parece tema tabu y contestando a Aoi Neko, es bastante comprensible por dos razones. El primero es que como bien has apuntado, muchas familias vieron como se tomaron partido por ambas facciones, con lo cual hablar del franquismo conlleva hablar de rupturas de familias, incluyendo traciones, denuncias, intereses economicos, etc… normal que se evite hablar de temas tan escabrosos.

    Otro motivo es simplemente el condicionamiento. Despues de 40 años de represion es normal que la gente se haya acostumbrado a no hablar de lo que estaba prohibido mencionar entonces, es basicamente un principio de inercia. Ten en cuenta que dependiendo del entorno, no fue lo mismo en los pueblos que en las ciudades, el control sobre el pueblo era mucho mas ferreo. La represion en el medio rural fue de escandalo, en ese entorno todo el mundo era policia secreta, cualquier detalle o chismorreo podria acarrear durisimas consecuencias. Sin comentarios sobre el tener que justificar la ausencia a misa al parroco que religiosamente (nunca mejor dicho) daba parte a la guardia civil.

    Ojala hubiera mas foros contando los pormenores, porque Jose Manuel indica bien que conviene leer lo publicado, pero entender los porques y los comos del dia a dia, como se forjaron patrimonios a costa del regimen, o mas bien, a costa de los disidentes al mismo, como pueblos enteros desaparecian y eran sustituidos por intereses puramente especulativos. Hablando de especulacion inmobiliaria, como la ICAR es propietaria de tanto solar y tan bien posicionado hoy en dia…

    El tema de la transicion tiene debate para largo. Desde pequeño me ha dado la impresion de que se nos ha intentado vender la idea que le colaron un gol a Franco haciendole creer que Juan Carlos de Borbon iba a continuar su legado para luego establecer una democracia monarquica. Lo cierto es que 35 años depues, de mas la impresion de que negocio una buena posicion para su familia y sus homologos, que al fin y al cabo siguen teniendo practicamente los mismos derechos que durante la dictadura, solo que ademas han sabido sacar provecho del capitalismo neoliberal.

    Asi que en resumen, si le das libertad al pueblo pero sigues manteniendo el control economico, la libertad se convierte en conceptual y no practica y el hecho de que los de siempre sigan ahi fomentando la discriminacion racial, sexual y politica deja bastante patente hasta que punto la victoria de la transicion fue bastante pirrica.

    En fin, yo ahora vivo en Australia y sinceramente, vivo mejor que en España. Lo de que España es diferente es cierto pero desgracidamente no es una cualidad positiva.

    Sun saludo.

  19. Darío
    6 mayo, 2011 en 3:54

    Además, resulta que es falso que todos los hombres nazcan libres (artículo primero de DDHH), porque muchos nacen esclavos; no todos nacen iguales, muchos nacen oprimidos, con enfermedades; el lenguaje nos hace humanos, pero a la vez nos divide en clases disjuntas según la lengua que hablemos; …

    Anda, Sergio VB, ya vas: te apuntas a la división de clases popr medio del lenguaje, y a esto le llamas materialismo :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

    ¿Y a dónde quieres parar?

  20. 6 mayo, 2011 en 8:20

    Sergio

    Digo que en forma, funcionalmente, son lo mismo, pero no en el contenido, la materia, obviamente.

    ¿El Dios de la Biblia ha sido aprobado por sufragio universal?. Curioso

    hoy son los DDHH y Género Humano; la posibilidad de una Paz definitiva entre los hombres; la Democracia como fuente de los valores Supremos

    Quizás veas mejor enseñar los valores de FEN: racismo, homofobia, supremacía religiosa, xenofobia e imperialismo. Es otra forma más práctica del ver el mundo, ¿no?

    las ideologías del fundamentalismo democrático (este es un concepto muy técnico, tallado por el maestro, Gustavo Bueno).

    Es que lo que olvidan esos autores es que para que una democracia funcione realmente hace falta la participación ciudadana activa (que no es el mero trámite de ir a votar), y para eso hace falta que la gente esté bien informada y preocupada por el día a día y no anestesiada por los medios y el “panem et circenses”. Y eso se consigue con educación e implicación de toda la “tribu” en conseguir educación de calidad. Si eso no ocurre estaremos perdidos

    La “excusa” de la Democracia universal, basada en unos derechos humanos que están fundamentados en un Género Humano que no existe, tendría una función hoy ideológica, política.

    OK, y tu granito de arena (en forma de idea) para que la situación mundial cambie ¿es?

  21. Sergio VB
    6 mayo, 2011 en 11:29

    Yo estoy comparando la Biblia y el catecismo en FEN con el humanismo pacifista de los DDHH en EpC, en un sentido más abstracto, en la labor que tienen de ideologizar (en el sentido de falsa conciencia marxista). La función ideológica de del humanismo pacifista, la tolerancia o DDHH en EpC, la cumplían antes la Biblia y el catecismo en la “Formación del espíritu nacional”. Sólo estoy diceindo eso. Claro que la Constitución española es variable y modificable, pero el caso es que no se discute de facto, de hecho.

    Sobre la labor ideológica de los DDHH se ha escrito bastante, por lo menos desde MF por varios filósofos, entre ellos, cómo no, Gustavo Bueno. Yo comparto en este tema la perspectiva que Marx adoptó ante la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano de la revolución francesa. Es decir, una crítica que estaba orientada a destapar los intereses de la clase burguesa (hoy diríamos el liberalismo, así muy en general) en esos Derechos, ¿Libertad? sí, decía Marx, para morirse de hambre ¿Igualdad? todos somos igualmente explotables, ¿fraternidad? de los explotadores contra la de los explotados. Ante eso, Marx y Engels proclaman El Manifiesto Comunista, que eran principios de acción menos abstractos, y por eso más directos: no encubrían ningún tipo de ideologización comparable a la liberal: allí se iba directamente al grano.

    El caso es que hoy los DDHH tienen la misma orientación ideológica que la que tuvieron en su día La Declaración de los franceses que Marx criticó con todas sus fuerzas. Como muy bien has dicho son deberes que pasan, al ideologizarse, a derechos. Y que por cierto recogen la tradición del naturalismo de la Iglesia. En una palabra, los DDHH son un mito, y como tal, sirven para invadir Libia o Irak. Y además, sirve de fundamento a todos los partidos políticos liberales, más ingenuo si cabe en la socialdemocracia (en España PSOE), y todavía peor es en IU, que una vez que ha dejado, oficialmente, de ser, primero leninista y luego marxista, no tiene otra ideología que la que puedan tener las ONG, basadas todas ellas en versiones del idealismo kantiano: armonía de las civilizaciones, el “hacia la Paz Perpetua”, Derechos de los animales y otros que ya te puedes imaginar. Es decir, estaría muy bien que los Reyes Magos fueran efectivamente unos Magos muy majos venidos de Oriente. Pero es que los Reyes son los padres. Esta función ideológica, adormecedora, es la labor que hacen los DDHH en las sociedades domocráticas, que engañan a occidentales con un suave filantropismo y permite que las mismas sociedades se sostengan. Permiten hablar, por ejemplo del terrorismo del Islam como “terrorismo internacional”, y permiten el avance lento pero constante, en las instituciones occidentales del Islam, cegados por el armonismo pacifista (todo mito ciega, de ahí su fuerza).

    Una cuestión muy interesante aquí sería ver si una sociedad política se puede sostener sin mitos.

  22. 6 mayo, 2011 en 13:40

    En una palabra, los DDHH son un mito, y como tal, sirven para invadir Libia o Irak.

    Sergio, en serio, vete a ver a un psiquiatra. Te lo voy a explicar de forma sencilla para que hasta tu lo entiendas.

    Un mito es un relato protagonizado por personajes divinos para explicar ciertos aspectos de la naturaleza o la historia.

    La Declaracion Universal de los Derechos Humanos es la promulgacion de una serie de derechos que todos los paises acordaron que debia tener cada persona.

    Deja de escuchar a Jimenez Losantos, anda.

  23. Darío
    6 mayo, 2011 en 14:10

    Sergio BV:

    de tu vacio discurso, prefiero mejor lo siguiente:

    “Yo también creo, (…) que hay que recuperar a toda costa el concepto de República (…), el concepto de República, el concepto de Democracia, el concepto de Estado de Derecho y el concepto de Ciudadanía. Son esos conceptos praxeológicos (…) los que hay que recuperar a cualquier precio. Porque, en un determinado momento, la tradición marxista se los dejó arrebatar, y además lo hizo feliz y contenta, regalando al enemigo el mejor trozo de la tarta del pensamiento de la Ilustración. Fue una decisión fatal, porque, de este modo, la tradición marxista y la tradición comunista (y los propios gobiernos de los países comunistas) se vieron en la tesitura de pensar y de poner en práctica algo mejor que eso que le habían regalado al enemigo, es decir, algo mejor que el concepto de Ciudadanía, algo mejor que el concepto de Estado de Derecho y algo mejor que la Democracia. Y claro, cuando intentas inventar la pólvora -y la pólvora ya hace mucho tiempo que está inventada- resulta que haces el ridículo y cuando haces el ridículo en política y en aventuras políticas con un gran trasfondo histórico detrás, haces
    el ridículo de una manera muy sangrienta y políticamente muy desdichada, es decir,
    haces el ridículo con matanzas y eso no tiene ninguna gracia. Se intentó inventar algo mejor que el concepto de Ciudadanía, se intentó inventar algo mejor que el concepto de Estado de derecho y se intentó inventar algo mejor que la Democracia.

    (…)

    … se regalaban, así, al enemigo los mejores conceptos de la mejor Ilustración, de la mejor tradición republicana. Y, a cambio, en la tradición marxista se veían en la patética tesitura de tener que ser más listos que Kant, más listos que Robespierre, más listos que toda la historia de la filosofía en su conjunto. Y por supuesto lo único que se logró fue hacer inmensamente el ridículo y, no sólo el
    ridículo, pues por ese camino se tomaron decisiones muy sangrientas …”

    Carlos Fernández Liria: Capitalismo e ilustración. La macha pútrida y la astucia de la razón

    Tu versión particular de marxismo (que no es nueva) es la que ha llevado a muchas de las atrocidades que en nombre de aquel se han cometido.

  24. Jose Manuel
    6 mayo, 2011 en 14:40

    Sergio:

    La empanada mental que tienes es de tal tamańo que no creo que ya haya manera de aclararte nada, ni siquiera de poder argumentar sin tener que ocupar el equivalente a varias decenas de folios escritos.

    Aparte de una ignorancia supina en Historia y en Filosofia (aunque lo disimulas con una enorme palabreria vacia de todo menos del mas deleznable nazismo), sumas unos falseamientos descomunales del Materialismo Histórico y de las conclusiones de Marx y Engels; olvidas algo tan basico como que la Carta Universal de Derechos Humanos es fruto simplemente de un acuerdo entre estados que tardó mucho en elaborarse, no un fundamento ontológico, un concepto filosófico ni nada parecido. Respecto a lo demas, no hay ni por dónde empezar a deshacer la marańa de mierda, mentiras y confusiones que viertes en un texto relativamente tan corto.

    En mi caso, prefiero pasar de ti como de comer mierda, porque de antemano se con seguridad que sera una supina perdida de tiempo y argumentos. Me pareces un tipo peligroso potencialmente con fuertes tendencias nacionalsocialistas que asoman en cada palabra que escribes.

    Afortunadamente, el tiempo de gente como tu ya ha pasado y no hace falta ni rebatirte, pues ya lo ha hecho la Historia con contundencia, aunque ahora esteis logrando un leve respiro que pronto pasara. Creo que a la gente como tu no se la convence, sino que se la vence combatiendo llegado el momento de acabar con la reacción al progreso.

  25. Sergio VB
    6 mayo, 2011 en 15:16

    No sé quien será el ignorante aquí, pero les recuerdo caballeros progresistas y tolerantes, que los DDHH no los firmaron la URSS, China ni el Islam. A ver si esto no responde a una cuestión política. Esto para el amigo tan amable que dice que lo han firmado “todos los países”, y para otros comentarios que hay en la misma línea. Vamos llamarme nazi cuando estoy defendiendo a Marx tiene pelotas.

    En fin, lo he intentado, pero está visto que según con quién el diálogo es imposible. Sólo conozco personalmente a Gonzalo Durante, que es el único que parece dispuesto a hablar sin tantos prejuicios como algunos.

    Y al que habla de Carlos Fdez. Liria, bueno, pues qué decirle, yo esto de estos temas he discutido con el propio Liria en clase, porque ha sido profesor mío; pero vamos que no me apetece hablar más con vosotros.

    No me extraña que en España andemos tan bien.

  26. Chanri666
    6 mayo, 2011 en 15:38

    … y haciendo el troll ya desvio la atencion del tema principal.

  27. Darío
    6 mayo, 2011 en 15:40

    Y al que habla de Carlos Fdez. Liria, bueno, pues qué decirle, yo esto de estos temas he discutido con el propio Liria en clase, porque ha sido profesor mío …

    8-) ¿Acreditaste la materia? 8-)

  28. 6 mayo, 2011 en 15:48

    Sergio si es que nos lo pones a huevo. Dices que los DDHH no los firmaron la URSS, China ni el Islam

    ¿Qué eso de Islam?, ¿qué país es ese? Parece una definición de una línea de pensamiento, ¿no crees?

  29. 6 mayo, 2011 en 16:18

    @Sergio, la Union Sovietica y China no solo firmaron la Declaracion Universal de los Derechos Humanos sino que la Comision de la ONU que los redacto incluia entre sus ocho miembros a un representante sovietico (Alexandre Bogomolov, despues sustituido por Alexei Pavlov) y a un representante chino (Peng Chun Chang). Fijate que cosas.

  30. daniel
    7 septiembre, 2011 en 0:07

    bueno saludos a todos …. mi comentario a este tema tan polemico no se sintetiza en tema tratado sino en la fe que uno posee asia algo .. yo se que cada uno de los que muestran su comentarios aqui tiene diferentes puntos de vista tanto ateos como cristianos ..cada uno se basa en una hipotesis .. pero la finalidad es la misma,no se aexactmante en que se basa cada ateo en si , pero segun de todos los testimonios escuchados es que no creen en nada no juzgan ni adoran a ningun dios sino que defienden su propia fe , porque al final duela a quien duela cada persona en el mundo posee una fe hacia algo sea una estatua,la nada, o dios. mi objetivo no es enojar a nadie pero TODO ESTA DISCUSION SE CONCENTRA EN DOS COSAS : una es que la mayoria de ateos que escriben es hacerca de la inexistencia de dios.. no se pero muchos an tenido una mala experienca con dios que iso q su fe se desguarde de y como consecuencia cambie o talvez que hayan pasado toda su vida en una en problemas y conflictos que lo unico que queda fue unirse a este grupo de ideologia .No quiero ser mas especifico solo quiero que todas las personas de esta web u otros lugares se den cuenta de que en verdad existe un dios . abran los ojos solo piensen un poco creen que todo esto que nos rodea fue creado de la nada . creen que aquella distancia de la tierra al sol y de la tierra a la luna fue concidencia . Ya lo dijo albert einstein todo el universo es maravilloso y esto fue creado por alguien.
    Todo esto es tan confuso para muchos como sencillo para algunos y es que si quieres saber a que esta dirigida tu fe ,date un tiempo a solas a ti mismo(a) piensa como existe todo esto , quien creo todo esto , etc, formulate preguntas y alfinal llega a una conclusion en quien crees *****

  31. 14 febrero, 2013 en 23:53

    q cool lo q ponen

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.526 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: