Archivo

Archive for the ‘Arqueología’ Category

¿Vale la pena rescatar al CSIC? (Incluye encuesta)

18 julio, 2013 54 comentarios

csic
El CSIC está metido en un problema económico grave en el que no voy a incidir por haber sido suficientemente publicitado. Como resumen baste decir que la entidad requiere 75 millones de euros para que los proyectos científicos puedan desarrollarse con normalidad de aquí a final de año, y el ministerio sólo ha prometido 50. Según el Presidente de la entidad, Emilio Lora-Tamayo, si no se consigue esa diferencia, se podría llegar al cierre de la institución.

Los recortes sufridos en el CSIC, de más de 500 millones de euros en apenas 4 años, con una pérdida de más de 1.200 empleos, se engloban dentro de la dinámica general de recortes que han sufrido otros temas de gran calado social, bienestar y desarrollo, tales la sanidad o la educación. La ciencia ha sufrido ese impacto de tal forma que en estos momentos todo el sistema científico nacional está seriamente comprometido. De eso venimos hablando desde hace mucho en este medio. Está claro que entre las prioridades de este gobierno no se encuentra la ciencia, los políticos que dirigen la nación no entienden que la I+D sea un motor de desarrollo. Me gustó mucho como expresa Jorge Wasenberg esa cortedad de miras en una cita incluida en el estupendo artículo de César Molinas para El País:

los países ricos hacen ciencia para ser ricos, mientras que los países pobres creen que los países ricos hacen ciencia porque son ricos

Añade Molinas: “En otras palabras, los políticos de la segunda categoría no tendrían la misma concepción cateta de la ciencia que los de la primera y sabrían que los recortes en ciencia de hoy impedirán pagar las prestaciones sociales de mañana y, por tanto, que el gasto en ciencia debería ser prioritario.” En eso coincidimos todos aquellos que tenemos alguna relación con la ciencia, porque vemos día a día la cantidad de invenciones, descubrimientos y puertas de futuro que se abren con esta actividad. Puedo entender que alguien que es completamente ajeno a la ciencia se pregunte, ¿pero por qué tenemos que gastar impuestos en el CSIC?, si caen empresas, ¿por qué no dejar caer también al CSIC? Para contestar esa pregunta deberíamos tomar una balanza y poner en un platillo los beneficios y en la otra los costes, para después mirar la balanza y comprobar hacia donde se inclina. Me limitaré a llenar los platillos de la balanza y dejaré que sean los lectores quienes saquen sus propias conclusiones:
Leer más…

Segunda edición: Las murallas de Jericó y el fundamentalismo.

27 enero, 2013 25 comentarios

.

Y, sí, desde aquel entonces la cantidad de ruido que se puede encontrar sobre el tema de Jericó, especialmente en la red, es inmenso. Pero a nosotros lo que realmente nos interesan son los datos. Lo que realmente dice el registro arqueológico. Y ese es el tema de este post. (publicado originalmente el 12/12/20110)

Leer más…

Nuestros primos los neandertales

3 octubre, 2012 20 comentarios

¿Realmente somos tan diferentes?

Se está montando mucho revuelo en los blogs de ciencia estos días con un tema recurrente. ¿Somos o no somos familiares de los neandertales? Nosotros no vamos a ser menos, así que toca explicar un poco el tema y el revuelo.

Empecemos por el principio de la historia para ponernos en situación. Hace unos cuantos años ya, la moda era separar a los Homo sapiens en dos subespecies: Homo sapiens sapiens y Homo sapiens neanderthalensis. Eso fue lo que muchos de nosotros estudiamos en la escuela. Y nos lo creímos.

Unos años más tarde, cuando se descubrió la PCR, cuando se empezaron a secuenciar genomas, se dijo que no, que todo había sido un error, que los cálculos estaban mal hechos, y claramente eran especies diferentes. Recordemos que si fuesen la misma especie, tendrían descendencia fértil, y si son especies diferentes no, por lo que este cambio era muy importante.

Y durante un tiempo, la cosa quedó así. Era la época de los descubrimientos de Atapuerca. Y cada vez nos situaban más lejos. La moda de ser una especie diferente, única. Muchos dudaban de estas nuevas teorías, argumentando lo evidente: si sapiens y neandertales vivían en el mismo sitio… ¿no iban a relacionarse? Vamos, que somos humanos… Pero parecía que no, que se debían ignorar mutuamente.

La ciencia siguió avanzando, y la teoría se volvió a un “bueno vale, puede que se relacionasen… pero la descendencia no era fértil”. Erre que erre con que somos bien diferentes.
Leer más…

A que nos fastidian el fin del mundo…

16 mayo, 2012 41 comentarios

Agoreros de todas clases llevan unos años anunciando el fin del mundo (otro) para el 20 de diciembre de 2012. Esta fecha fue popularizada por el pseudo-investigador Fernando Malkum a mediados de los 90, en un documental titulado “Las 7 profecías mayas”, y tomaba el final de uno de los calendarios mesoamericanos denominado “Calendario de cuenta larga”, un calendario que comenzó a contar los días a partir del 11 de agosto de 3114 a.c. y que finalizaría el 20 de diciembre de 2012, según la correspondencia con el calendario gregoriano que utilizamos actualmente.

Sin duda alguna, de no tener todo el adorno mitológico y visionario que acompaña al mundo maya, nadie en su sano juicio pensaría que el último día de un calendario corresponde al fin del mundo. Sería como si el próximo 31 de diciembre fuéramos destruidos porque no quedan más hojas en nuestro calendario de pared.

Pero hay que explicar un poco a que se debe todo este jaleo y confusión con respecto a los calendarios y profecías mayas. Este pueblo mesoamericano, como cualquier otro, precisó de una manera de contar el tiempo para poder organizar las labores más elementales en cualquier civilización. Los mayas manejaban varios calendarios, obteniendo un sistema realmente complejo. El primero de ellos, o Tzolkin tenía una duración de 260 días,  producto de la superposición de dos ciclos: uno de 13 días y otro de 20 unidades o “meses” con nombre propio. Posiblemente relacionado con algún evento cíclico como la gestación humana o la órbita de Venus, servía tanto para ceremonias religiosas como para asuntos más prácticos tales como las tareas agrícolas.

Leer más…

Córdoba un reflejo (poco atildado) de Roma

5 febrero, 2012 14 comentarios

El herrerillo chivato
Este fin de semana he tenido la suerte de asistir a una interesante exposición titulada Córdoba reflejo de Roma que como podéis adivinar por el título se celebra en Córdoba mostrando el pasado romano de la ciudad. Lo que me ha dejado atónito de una exposición tan cuidada y bien presentada en otros aspectos, es que los textos que acompañan a las piezas expuestas estén cargados de un número faltas de ortografía, en concreto con una ausencia de tildes, muy elevada. ¿Empezamos a recoger los frutos del nivel educativo con el que convivimos?

La Tierra plana: un ejemplo de pensamiento dogmático

25 junio, 2011 26 comentarios

Esta es la imagen de una Tierra plana realizada por Orlando Ferguson en 1893 y que está depositada en la biblioteca del Congreso de los EEUU. Es un mapa que sirve de inspiración a la Sociedad de la Tierra Plana, la cual sigue existiendo. Quiero pensar que esas personas que aún creen que la Tierra es plana o que está hueca, lo hacen con el único propósito de mantener un debate cómico, aunque después de leer a según que comentarista que conozco uno ya no sabe qué pensar. De hecho, en muchos foros escépticos y estudios psicológicos toman el modelo de la Tierra plana como ejemplo de pensamiento dogmático, el cual unido a las ideas mitológicas podría acabar con cualquier vestigio de civilización en poco tiempo.

Mapa de la Tierra plana de la biblioteca del Congreso de los EEUU


Leer más…

El cromañón que descubrió el efecto Venturi.


Mano paleolítica. Cueva de Pech Merle, Francia.

Según nos informó el guía de la cueva de arte rupestre de Ardales (Málaga), en realidad es muy poco probable que el anónimo sapiens paleolítico que descubrió el efecto se llamara Venturi. Al fin y al cabo nuestro desconocido inventor vivió varias decenas de miles de años antes de que naciera el insigne físico italiano que hoy día le da su nombre al efecto.

Por el mismo motivo,  es muy poco probable que nuestro anónimo descubridor (o descubridora) supiera conceptualizar su invento en términos de presión y velocidad de fluidos. Teniendo en cuenta el contexto mágico-animista que solían usar como marco explicativo para intentar comprender el mundo que les rodeaba, quizás para ellos el curioso efecto fuera solo un fenómeno mágico más,  una magia que, eso sí,  funcionaba sorprendentemente bien desde un punto de vista técnico.

 
La cueva de Ardales no fue la primera donde se descubrió el uso de esta técnica, pero sí que es una donde la reconstrucción de los hechos resulta más que evidente para el observador moderno.
 
Vamos a seguir paso a paso esa reconstrucción. Al poco de haber entrado a la cueva nos encontramos con uno de sus símbolos más visibles, una mano prehistórica pìntada de color negro en negativo.
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.453 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: