Inicio > Actualidad, Escepticismo > Busque las incongruencias científicas (2): La Homeopatía

Busque las incongruencias científicas (2): La Homeopatía

28 julio, 2009

homeopathy

Esta serie de post interactivos persiguen la participación de todos los lectores del blog. En ellos se presenta un evento, mito, técnica alternativa de curación, una solución “novedosa” a ciertos problemas, etc, para ser analizados desde un punto de vista científico, basándonos únicamente en evidencias.

Cada lector debe escribir un máximo de tres razones científicas por las que el tema propuesto no puede funcionar o no ser posible desde el punto de vista de la razón.

En el plazo de una semana se recogerán, resumirán y se incluirán en el artículo las 10 razones científicas por las que debe de ser apoyada o rechazada la propuesta presentada. En el segundo caso, pasará a formar parte de la serie “10 razones para no creer en…

Esta semana proponemos como tema “La Homeopatía“, entendiendo ésta en su formulación oficial: el empleo de principios activos semejantes a los que producen la enfermedad a tratar, ultradiluidos y dinamizados.

Todo vuestro 😉

.


  1. 28 julio, 2009 de 22:50

    A ver, a ver:

    1- Las diluciones empleadas son cercanas a una dilución al infito. Eso implica que en la disolución no queda ni siquiera traza del compuesto empleado. ¿Cómo se puede producir curación si no hay medicina?. Las explicaciones dadas, memoria del agua, o propiedades energético-cuánticas no dejan de ser esotéricas.

    2- No hay ningún estudio estadístico publicado que muestre el efecto de un medicamento homeopático comparado con uno de la llamada medicina tradicional.

    3- Hay personas que mejoran, pero no hay estudios que muestren estadísticas acerca de qué mejorías se deben a remisiones espontáneas (ocurren con frecuencia) o a efecto placebo.

    Ahí dejo tres de mis críticas a esta medicina alternativa.

  2. 28 julio, 2009 de 23:53

    Bravo, JM!
    Este me parece más interesante que el del diluvio, más que nada por la proximidad. Me explico. Aquí en España, en mi entorno de conocidos no hay nadie que crea literalmente en el diluvio, pero sí que conozco mucha gente que toma remedios homeopáticos. Es un tema que nos afecta más de cerca.

    Manuel ya ha puesto los puntos clave más importantes. Yo añadiría que una técnica que sólo cura enfermedades leves pero se muestra incapaz ante las enfermedades importantes ya de por sí es altamente sospechosa.

    ¿os imagináis combatiendo una epidemia como la gripe A a base de compuestos homeopáticos que nadie sabe a ciencia cierta cómo funcionan? 😀

  3. 29 julio, 2009 de 0:00

    Por esto la medicina tradicional occidental (nótese la diferenciación de la oriental) no debe estar reñida con la alternativa si de lo que se trata es de aliviar los sintomas e, incluso, sanar.
    ¿Qué más dá quitar un dolor cabeza con una aspirina que con una pastilla de menta si, al final consigues que el paciente salga feliz y contento?
    Lo que no es tolerable es el engaño, el timo o el fraude.

  4. 29 julio, 2009 de 0:05

    ¿Cuál es el fundamento científico de “lo parecido quita lo parecido”?

    Que alguien me lo explique, oiga 😀

  5. Uranus
    29 julio, 2009 de 1:38

    Escuché mucha gente que dice curarse con el agua diamantina.

  6. 29 julio, 2009 de 1:41

    Buenas,

    Cnidus:

    ¿Cuál es el fundamento científico de “lo parecido quita lo parecido”?

    Que alguien me lo explique, oiga 😀

    El típico argumento que utilizan los defensores de la homeopatía en este caso es que actuaría como lo hacen las vacunas. Es decir, al igual que cuando sufres una infección con, por ejemplo, tuberculosis te inyectan una vacuna que incluye “trozos” de bacterias (por tanto la tuberculosis cura la tuberculosis), los productos homeopáticos actuarían de un modo semejante.
    Ni que decir tiene que con semejante (y absurdo) argumento se están pasando por el forro todo el complejo sistema inmune que poseemos, concretamente, el sistema de respuesta específica.
    En fin, que cuando les interesa tiran de la ciencia y cuando no, pues la ciencia es malísima.

    Y con esto podría resumir una crítica: no hay ningún estudio que avale este principio de la homeopatía, es decir, que haya demostrado que “lo parecido cura lo parecido”.

    Saludos,
    Gonn

  7. fff
    29 julio, 2009 de 8:28

    Bueno, creo que lo más relevante se ha dicho. Yo añadiría que no
    es BUEN CAMINO una medicina que no puede EXPLICAR A LA CIENCIA el porqué de sus supuestos beneficios para la salud sin entrar en teorías extrañas o de ciencia infusa. Ninguna revista de divulgación científica trata la homeopatía de manera seria.

    saludos

  8. 29 julio, 2009 de 12:03

    Aquí van las mías:

    1.- La homeopatía afirma que es imposible conocer los procesos internos de una enfermedad, por tanto, rechaza conocer el origen de las enfermedades, ergo rechaza la existencia de patógenos (virus y bacterias). Sin embargo, los homeópatas no dudan en vacunas a sus hijos cuando nacen con la triple vírica y demás… Extraño, ¿no creéis?

    2.- Una de las tinturas que usan para sus pseudoterapias es la de cucaracha, en especial para el asma. ¿A algún asmático le apetece un traguito de cucaracha molida? Por cierto, el “oscilococo” que venden como cura, no existe.

    3.- La homeopatía es una suerte de “teoría de los humores”, como lo era la de Hipócrates y Galeno. Por fortuna vino Pasteur a enseñarnos la existencia de patógenos (virus y bacterias) causantes de enfermedades, rechazando la teoría de los humores (la cual ya había sufrido un varapalo importante cuando William Harvey demostró con sus experimentos que por el corazón, las venas y las arterias sólo circulaba sangre, y no otros humores como sostenían Galeno y cía.).

    4.- Si la homeopatía afirma que lo similar cura lo similar, ¿cura la diabetes con azúcar? ¿Algún diabético ha hecho la prueba y ha tomado azúcar con la esperanza de que le bajen los niveles de azúcar?

    Y seguro que con el tiempo me acuerdo de más, pero ahora mismo mi mente anda un poco espesa…

  9. 29 julio, 2009 de 12:09

    #fff: ninguna revista médica seria toma en serio a la homeopatía, y sin embargo, lo más triste, es que aquí en España (y en otros países) es legal sin haber demostrado científicamente su eficacia. Tanto es así que mira lo que aparece en la página del buscador del colegio de médicos de Madrid, debajo de “Habilidades Clínicas”:

    http://www.icomem.es/apps/regs/registro.php

  10. fff
    29 julio, 2009 de 15:06

    Sí, Svyadov quizá haya personas que trabajan en la ciencia que sean escépticos con éste asunto. Esto no es malo, si hay alguna posibilidad que fuera real yo quisiera Saberlo. Yo creo que el mantener la mente abierta no es sinónimo de irracionalidad, sin embargo, hoy en día todo apunta a que una disolución común de 30C tiene menos de mil millones de posibilidades de que una molécula del principio activo interactúe con el cuerpo porque sencillamente esa molécula no está.

    Quizás haya persona que todavía crean al Dr. Benveniste y otros que defienden la memoria del agua o aquellos que han experimentado con animales afirmando que estos no pueden ser susceptibles al Efecto placebo. La reducción del estrés por las causas que sean (Consulta Homeopática, efecto placebo, procesos psicológicos inconscientes…) pueden arrojar diferencias en los resultados.

    En experimentos se han contado con un citómetro de fluidos cada célula de manera individual midiendo la luz que refleja para ver si se producían cambios significativos comparándolo con agua normal y el resultado fue negativo.

  11. 29 julio, 2009 de 20:05

    En cuanto a la memoria del agua …

    Hace un tiempecillo un profe que tuve cuando era joven nos hizo reflexionar a la clase que un átomo de C-12 ubicado en la punta de nuestra nariz, hace unos millones de años podía haber pertenecido perfectamente a la cola de un dinosaurio o a la camiseta interior de napoleón.

    Así que, si los efectos curativos del agua se potencian cuanto más diluido esté el ppio activo … ¿por qué podemos elegir el ppio activo que nosotros queremos que recuerde? Las misma moléculas de agua durante unos millones de años atras han estado en contacto con cientos de sustancias, y si tenemos en cuenta las que sólo han entrado en contacto como trazas … pueden ser cientos de millones.

    Ahora llega un homeópata y por agitar fuertemente resulta que recuerda lo que yo quiera? Y que pasa con el resto de sustancias ? el agua tiene memoria y botón de reset ? XDDDDD

    Ala pues

  12. 30 julio, 2009 de 0:08

    Yo aún diría más: ¿Qué pasa cuando uno tira de la cadena del váter?

  13. 30 julio, 2009 de 12:25

    No, no, lo de la cadena no, que luego me llamáis vulgar… 🙂

    Saludos.

  14. 30 julio, 2009 de 13:07

    Yo con la homeopatía ya he manifestado otras veces mis reservas. Hay homeopatías y homeopatías, me parece que es un saco muy grande que mezcla unos timadores con herbolarios serios (que utilizan conocimientos empíricos bien establecidos, aunque no científicos), con otros timadores, con acupunturistas serios (que curan algunas cosas, evidentemente no todas, y en algunos países desde hace más de 5.000 años, lo que les da una cierta credibilidad desde mi punto de vista), con otros timadores, con “arreglahuesos” de pueblo (que algunos son realmente unos manitas de la leche, aunque nunca hayan estudiado en una universidad), con otros timadores…

    El problema es que hay muchos que se aprovechan de la credulidad de la gente, hay muchos timadores, hay algunas “homeopatías” que no hay por donde pillarlas y muchos “homeópatas” que tampoco. Y el saco de la homeopatía es demasiado amplio. Quizás valiera la pena discutir algunas de ellas por separado, se clarificarian las cosas.

    O sea, si debo opinar sobre “homeopatia” en genérico, también diría “vaya timo” 🙂 pero con excepciones que deberia puntualizar mejor.

    Como siempre, no es oro (ni lo contrario) todo lo que reluce, y las generalizaciones no son ni buenas ni científicas.

    Saludos.

  15. 30 julio, 2009 de 14:32

    Aureos, es que por propia definición y en este caso en concreto… La homeopatía NO tiene nada que ver con la herboristería 🙂

    Una cosa es buscar plantas medicinales con el fin de, valga la redundancia, buscarle la manera de sacarle los principios activos que tienen. Con sus pros y sus contras, claro.

    Y la homeopatía, por su parte, es una manera de conseguir una infusión de “lo que sea” y después encargarte de “eliminar todo principio activo” 🙂 Un homeópata que preparase una infusión con principios activos… sería un chapucero como homeópata :mrgreen:

    Lo demás que dices, lo pongo en cuarentena 😉

  16. jose
    30 julio, 2009 de 18:29

    lo similar cura lo similar.

    por tanto, a un deportista que se haga un esguince hay que molerle la pierna a martillazos.

  17. jose
    30 julio, 2009 de 19:45

    a los escaladores que bajan con hipotermia hay que ponerles hielo, al que pille el sida hay que pincharlo 5 veces al día, con agujas de otros pacientes con sida, y al que apeste porque no se lava hay que tirarlo de cabeza a un contenedor de basura.

  18. Silvia
    30 julio, 2009 de 20:09

    Yo más bien creo que la homeopatía es un “remedio mental”. Se compran el frasquito de a saber que y ya se van tan contentos para casa. No me quiero meter con la gente, pero creo que la gran mayoría utiliza la homeopatía en casos de ansiedad y nerviosismo. El simple hecho de comprar el frasquito que crees que te va a remediar la ansiedad ya te lo quita.

    Pienso que el poder mental es muy grande, sobretodo en personas así.

    Alguien me recomienda algún remedio homeópata para los ovarios???

  19. 30 julio, 2009 de 20:40

    Yo más bien creo que la homeopatía es un “remedio mental”.

    El nombre técnico de eso es placebo 🙂
    Y de momento hay muy pocos estudios que distingan la homeopatía del placebo, y los pocos que lo hacen están muy, muy cuestionados. Lo que sí que hay es un IgNobel que dice que el placebo cuanto más caro, más efectivo…

    Tal vez por eso la homeopatía es buen placebo 🙄

    Alguien me recomienda algún remedio homeópata para los ovarios???

    ¿Oler huevos de gallina situados al otro lado de una mampara de plomo? 😀

  20. Silvia
    30 julio, 2009 de 20:57

    “¿Oler huevos de gallina situados al otro lado de una mampara de plomo? :D”

    A lo mejor lo pruebo, fijaté. Lo mismo los huevos desprenden unas sustancias hasta ahora desconocidas que llegan a los receptores del dolor y me dejan de doler…quien sabe.

    Como me venga ahora un creacionista a decirme que el dolor me lo ha mandado Dios (porque soy muy malvada al creer en la evolución), le corto sus huevos.

    Siento la grosería 😀

  21. 30 julio, 2009 de 21:12

    @Aureus:

    Me parece que hay un error en la definición de homeopatía que estás usando. Supongo que al estar definida tan vagamente hay algunos problemas de terminología. Homeopatía para mí es “curar” usando la Ley de Infinitesimales, y que lo similar cura lo similar. Parece que hay algunos preparados en el mercado que se etiquetan como “homeopáticos” cuando realmente no lo son. Esta pasando algo como el caso sucedido con los alimentos “bio” o los productos “light”, sólo que en este caso esto está aun sin regular.

    Lo primero habría que distinguir claramente entre homeopatía (tal y como lo puse arriba) y medicina tradicional -yo la llamaría así- que usa desde siempre
    preparados a base de hierbas y plantas. Recordemos que muchos ppio activos de la medicina oficial (si es que se la puede llamar así … xD) usan ppios activos que o provienen directamente de plantas o se han modificado quimicamente para reducir algun aspecto no deseable. Por eso, aunque un herbolario no tenga el rigor científico de un laboratorio, en las plantas SI hay ppios activos y NO se usan diluciones infinitesimales.

    Luego también están los preparados homeopáticos que combinan varios “”ppios activos”” de la homeopatía, cosa que va en contra de la idea original de Hannemann, o peor aun, que combinan “”ppios activos homeopaticos”” con ppios activos de verdad, así que luego tenemos un “pues a mi me funciona”.

    No hay que confundir un herbolario con homeopatía; aunque la ola new age parece clasificiar a ambos como “medicina alternativa”. Un día de estos, convendría aclarar a fondo qué se entiende por medicina tradicional, alternativa, natural … porque veo que hay gente que a lo que hace el médico de cabecera le llama medicina tradicional, oficial, alopática …. es muy ambigua esta terminología.

    @Silvia: [sarcasmo=on] igual si que desprenden una sustancia o energía todavía no detectada por la ciencia oficial, o en el peor de los casos, oculta por una conspiración de los illuminati. Si quieres probar un remedio homeopático pide a alguien que te dé una patadilla en la barriga … eso sí, bien dinamizada! XDDD [sarcasmo=off]

    Saludos.

  22. jose
    30 julio, 2009 de 21:39

    “A las dos de la tarde, el señor Gaho hizo colocar un tonel que haría las veces de puesto ambulante. Encima colocó los veinte frasquitos de agua que había llenado en el desierto. Con el más puro estilo de los charlatanes de feria, mi compañero gritó:

    – Acérquense, señoras y señores, aquí sólo se paga al salir (…) Tengo aquí una medicina que ha sido elaborada en el mejor laboratorio de Filadelfia. Amigos míos, esta poción cura la gripe, la tortícolis, el dolor de muelas, las erupciones, las malas digestiones y el insomnio. Aplicada localmente, hace desaparecer los callos de los pies, previene el acné y suprime las manchas rojizas. Buenas gentes, este medicamento está aquí, a su disposición, al precio módico y excepcional de dólar y medio el frasquito.

    (…)

    – Diga lo que diga, lo que ha vendido a esa gente es agua. Llenó los frascos delante de mí.

    – ¿Pero no sabes, ignorante, que ciertas aguas extraídas del suelo tienen propiedades fantásticos, y que mejoran al envejecer?

    – Dudo que la misma agua pueda, a la vez, curar el insomnio y despertar al Tio Cricket.

    – Un día te dije que podía curar a la gente de enfermedades que no tiene. Las tres cuartas partes de la humanidad sufre males imaginarios: la avaricia, por ejemplo, es causa de sueño agitado. Si tú curas la avaricia, el enfermo recobrará su paz. Tomemos otro ejemplo: imagínate un borracho que decidiera no beber más que nuestra agua; dejaría entonces de ser un alcohólico y podríamos afirmar que nuestra agua es milagrosa.

    – Pero, por lo que se refiere a esta buena gente, ¿está usted seguro de que se curarán con el contenido de sus frasquitos?

    – ¡No, pardiez! Antes de afirmarlo necesito comprobar los resultados.

    – ¿No habría sido más honrado, en ese caso, cobrar a sus clientes después de su curación?

    – ¡Diablos! ¿Estás loco, chico? Después de la desaparición de sus males la gente se olvida rápidamente de que estuvo enferma y más rápidamente aún de quién la curó. Tu manera de obrar es la más adecuada para hacerse uno pobre…”

    (William Camus. El fabricante de lluvia. Este librito para niños del barco de vapor vale más que los diez últimos tochacos best-sellers juntos)

    No sé si se ven los paralelismos.

  23. KC
    30 julio, 2009 de 22:13

    Acérquense, señoras y señores, aquí sólo se paga al salir (…) Tengo aquí un programa político que ha sido elaborado en el mejor partido de España. Amigos míos, nuestro programa curará el desempleo, los contratos basura, la sanidad insuficiente, mejorará los sueldos, el sistema judicial se hará más rápido. Aplicado localmente, hace desaparecer los problemas de pensiones, previene la desestabilidad y suprime la corrupción. Buenas gentes, este programa político está aquí, a su disposición, al precio módico y excepcional de su voto.

    Se ven perfectamente, Jose 😉

  24. KC
    30 julio, 2009 de 22:17

    Y tienes toda la razón, ese librito tiene pinta de ser mucho mejor que 10 best-sellers juntos. Será que el que lo escribió tenía apellido literario. Me alegra saber que alguien tiene buen gusto para la literatura.

    Saludos.

  25. 30 julio, 2009 de 23:14

    Estupendo fragmento Jose, estupendísimo. Resume muy bien la política de los vendedores de humo 😀 No, si habrá que tomar libros del Barco de Vapor como referencia.

    ¿Qué le pasa a la gente después de la infancia? Ni que la madurez fuera una curva de Gauss 😐

  26. jose
    31 julio, 2009 de 2:30

    Lo de la campana me ha recordado otra cosa

    “Éxito es…

    A los 3 años, ……. no mearse
    A los 6 años, ……. recordar lo que hiciste en el día
    A los 12 años, …… tener muchos amigos.
    A los 18 años, …… tener carné de conducir.
    A los 20 años, ….. tener relaciones sexuales.
    A los 35 años, …… tener mucho dinero
    A los 50 años, …… tener muchísimo dinero.
    A los 65 años, …… tener relaciones sexuales.
    A los 70 años, …… tener carné de conducir.
    A los 75 años, …… tener muchos amigos.
    A los 80 años, …… recordar lo que hiciste en el día.
    A los 85 años, …… no mearse.”

  27. 31 julio, 2009 de 2:52

    Hahahaha, joder que bueno jose XD

  28. 31 julio, 2009 de 11:15

    Cnidus, Alex Pérez, entonces de acuerdo. Si la definición no es la “genérica” o “amplia”, sino la de infinitesimales y “parecido contra parecido”, por supuesto de acuerdo, totalmente: Son unos timadores que no es que se debiesen desenmascarar, sino que debían ir presos, eso es robar, engañar y timar a la gente de buena fé. Y cuando uno está sufriendo por algo es siempre más fácil que crea en “cualquier cosa” que le pueda solucionar sus problemas, luego no sólo se aprovechan de la gente, sino encima de la gente que se encuentra más débil, más desvalida y más necesitada.

    Mis reservas, por supuesto, sólo entran en relación a otras partes de la “medicina natural”, no en absoluto en relación a disoluciones infinitesimales (que es evidentemente nada) ni en “un clavo saca a otro clavo”, refrán en el que se deben basar algunos de estos timadores.

    Un saludo.

  29. 31 julio, 2009 de 11:23

    yo añadiría como razones el hecho de que cualquier persona sin ningún tipo de conocimento médico puede ser homeópata ya que el diagnóstico se basa simplemente en una serie de preguntas y en utilizar una lista de posibles tratamientos que llaman “repertorio”.¿que lo que tienes es rojo y duele? pues te toca belladona, da igual que sea una faringitis aguda o un bebe que le estan saliendo los dientes. De hecho hay montones de ofertas en internet de cursos que te convierten en el perfecto homeopata y que van desde los dos años !hasta los seis meses y con garantia de trabajo!
    tambien es para reflexionar el hecho de que mientras su teoria se basa en los tratamientos individualizados ya que la “energia vital” es distinta en cada persona segun se ha ido popularizando las farmacias se han llenado de compuestos genericos. y es que claro, hay que aprovechar las modas para sacar aún mas dinero.
    Y en cuanto a la “energia vital”,nadie creería en una teoría que le dijera
    “cuando tienes salud estás sano y cuando no tienes salud estas enfermo” , pues cambiese salud por “energia vital” y eso es la homeopatía.
    y por ultimo, pienso que la principal razón es que ni ellos mismos se lo creen y por eso limitan las enfermedades que pueden curar a unos cuantos síntomas leves. !como pueden decir que no pueden curar el cancer porque “la energia vital” de la persona está muy dañada”. Una persona capaz de superar anímica y fisicamente un cancer yo no diría precisamente que está falta de energía. ya estoy harta de oir que la enfermedad la provoca el estres y los desequilibrios !parece que en vez de darnos tratamiento van a tener que ingresarnos en un psiquiatrico!

    pD: no soy el rano, soy su contraria

  30. 31 julio, 2009 de 16:52

    Como me venga ahora un creacionista a decirme que el dolor me lo ha mandado Dios (porque soy muy malvada al creer en la evolución), le corto sus huevos.

    Pues no te extrañe, no te extrañe…

    Saludos.

  31. 31 julio, 2009 de 17:41

    Que yo sepa ya se ha dado el caso…

    ¿No le dijo Jolimu algo así a Manuel? 🙄

  32. 31 julio, 2009 de 18:24

    No Resker, fue a J.M que tuvo un accidente, y dijo que había sido como castigo divino por escribir lo que escribía. Tanto él como Logos nos amenazaron con la cólera divina por estudiar la evolución. Y en el colmo de la ingratitud llegó a afirmar que el fiscal del caso del mono, William Jennings Bryan, había muerto poco días después como castigo, por no haber sido capaz de defender las tesis de Dios desde el estrado. Pon el calificativo que quieras, a mí se me han gastado 😉

  33. 31 julio, 2009 de 19:42

    Y acojonado estoy, que me dijo que dios me volvería a visitar si persistía en mi empeño…

    Estamos rodeados de enfermos.

    Saludos.

  34. 1 agosto, 2009 de 11:13

    …La realidad mismita. JJJJJJ

  35. 2 agosto, 2009 de 11:42

    Para rebatir la supuesta eficacia de la homeopatía,no hay más que remitirse a la página web del “instituto” Beiron(líderes en el tema),donde ellos mismos dejan muy claro lo que se sabe respecto a élla:

    “La experiencia prueba que, a pesar de la altísima dilución de la sustancia activa, el efecto terapéutico persiste. A pesar de que se avanza día a día, el estado de la ciencia no permite aún explicar cómo actúan las diluciones infinitesimales.”

    El estado de la ciencia,tampoco permite aún explicar cómo Cristo multiplicó los panes y los peces,por ejemplo.Ni cómo desapareció una civilización tan avanzada como la de las piedras de Ica.
    Mi experiencia,por otro lado,a mi me indica que la tierra es plana.Eso si no escucho nada de lo que la ciencia dice,y me fio de lo que mis ojos ven.
    “La homeopatía confirma que sustancias diluidas por encima de los límites conocidos de la materia tienen una actividad biológica o física observable, mensurable, reproductible y específica de la sustancia diluida, aunque no quede ningún rastro de ella.

    Se han formulado numerosas hipótesis para comprobar este postulado, pero el infinitesimal continúa siendo un reto científico.”

    O sea,la confirmación de que algo funciona,nos la da el mismo que la afirma.A creer en ello pues.
    El reto confirmar el postulado,no lo tiene la ciencia,sino quien lo emite;como se ha repetido ad nauseam,la carga de la prueba la tiene quien afirma.
    Por otro lado,los “límites conocidos de la materia”,por propia definición,ya indican que más allá,todo lo que se diga,se dice sobre una base de desconocimiento.¡MENUDA BASE PARA AFIRMAR ALGO!.

    Un saludo.

  36. 2 agosto, 2009 de 12:16

    ¿Estás siendo irónico? 😀

    “La experiencia prueba que, a pesar de la altísima dilución de la sustancia activa, el efecto terapéutico persiste. A pesar de que se avanza día a día, el estado de la ciencia no permite aún explicar cómo actúan las diluciones infinitesimales.”

    El estado de la ciencia,tampoco permite aún explicar cómo Cristo multiplicó los panes y los peces,por ejemplo.Ni cómo desapareció una civilización tan avanzada como la de las piedras de Ica.

    Es decir, acabas de poner la homeopatía al mismo nivel que el milagro de los panes peces y que las piedras de Ica… ¡Muy bueno! :mrgreen:

  37. 2 agosto, 2009 de 13:12

    Hola Riviere,

    Acertado análisis, está claro que para decir mucho no es necesario escribir demasiadas palabras 😉

    Un saludo y bienvenido.

  38. 2 agosto, 2009 de 14:25

    Cnidus

    Hasta sin ironías se podrían decir más cosas de tan excelsa presentación,he hablado a bote pronto;queda claro a tenor de lo dicho,que no es que no pueda demostrarse su supuesta efectividad,es que la ciencia “no alcanza”,con lo que al acto entraríamos en una cuestión de fe…mal vamos por ahí…Y lo mejor es que no hace falta inventarse nada,sólo copiar y pegar de la web que cito.
    Lo más lamentable,es que hay otras webs,donde se afirma poder paliar enfermedades tan terribles como el sida y el cancer con ciertos “preparados”.Y esto no es ninguna broma,como tampoco lo son sus precios,ni las falsas esperanzas que promueven.
    Si el tiempo me lo permite,en breve subiré un comentario con un par de “perlas”,que atestiguan la durísima cara de los que tales tratamientos promueven y comercializan.

    J.M.Hernadez:No me había dado cuenta de la mudanza del blog,ya visitaba el antiguo.

    Un cordial saludo.

  39. 2 agosto, 2009 de 22:37

    Como muestra,un botón:

    El preparado homeopáico “Natrum Muriáticum”,una de las sales de Schüssler,se describe aquí:”http://www.comienzossaludables.com/es/productos/natrum-muriaticum” como sigue:

    “Esta sal se halla en lodos los líquidos y sólidos del organismo. El organismo está compuesto apróximadamente de un 70% de agua y esta sal regula el grado de humedad dentro de las células.

    Su deficiencia puede ocasionar que el líquido intercelular retenga agua, creando una apariencia de hinchazón con exudación de agua, salivación, etc. El paciente se siente lánguido, mareado, propenso a las lágrimas, con escalofríos y siente ansias de comer sal. Este estado no mejora aún si se ingiere sal común ya que las células no pueden absorber esta sal a menos que se la suministre en dosis diminutas.

    Controla los fluidos corporales.

    Principales indicaciones para el uso de la sal número 11
    Dispepsia ácida.
    Eczema.
    Herpes circinado.
    Hipocondría.
    Melancolía.
    Reumatismo.
    Rinitis crónica.
    Tendencia a las torceduras con facilidad (fluóricos).consumimos, pero se le suele añadir en grandes cantidades a través de sal común o de mesa (cloruro de sodio), como saborizante o conservador (glutamato monosódico) e incluso para facilitar la digestión (bicarbonato de sodio), lo que puede traer efectos nocivos para la salud.”

    La composición del preparado,no es otra que Cloruro de Sodio,es decir,sal marina o común.A pesar de querer asustarnos con lo nociva que es la carencia de dicho mineral para el organismo,lo cierto es que la carencia es rara,y el exceso bastante habitual:
    “A pesar de que no hay criterio unificado respecto a la cantidad de este nutriente que se debe consumir a diario, la mayoría de los organismos de salud en el mundo mencionan que ésta debe oscilar entre 1,200 y 1,500 miligramos para adultos, y que no es prudente superar los 2,500 miligramos.

    Para contar con referencias más claras, basta mencionar que una cucharada cafetera de sal de mesa contiene aproximadamente 2,300 miligramos de sodio y que la dieta en promedio del ciudadano occidental, según la Organización Mundial de la Salud, es de 3,000 a 5,000 miligramos de sodio (8 a 11 gramos de sal). Yendo más a fondo, del 70 al 75% del mineral proviene de alimentos procesados, 10 al 15% lo añadimos como sazonador en la cocina o en la mesa, y otro tanto igual se encuentra en forma natural en los alimentos”.

    Como dicho preparado se vende aquí:”http://www.hipermercadonatural.com/index.php?main_page=index&cPath=466_148″ a 9.28 euros los 20 gramos,el kilo de sal nos sale por 464 euros,nada menos.

    Se me puede decir que eso no es argumento para sostener que la homeopatía no funcione;economicamente,funciona,no me cabe duda.
    Mis argumentos,los voy a buscar aquí:”http://www.med-alternativa.com/flrehoaltelo.html” al final de la página,tras la presentación de sus estupendos productos,se nos hace la siguiente advertencia:
    “Las declaraciones con respecto a estos productos no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Drogas de los E.U. (FDA). Estos productos no son para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. La información en este sitio del Web o por correo electronico es para propósitos educativos solamente. No es un substituto para el consejo o el cuidado médico. Usted no debe utilizar esta información para diagnosticar o para tratar ningun problema o enfermedad de la salud sin consultar a su médico o pediatra de cabecera. Consulte por favor a su doctor con cualesquiera preguntas o preocupación que usted puede tener con respecto a la condición suya o de su niño.”

    ¿Entonces?,¿que coj…. me están vendiendo?(y discúlpeseme la expresión).

    Saludos.

  40. 2 agosto, 2009 de 22:49

    Eso se llama negocio redondo :mrgreen:

    Hay que reconocerlo, esta gente es un hacha con los negocios. Han conseguido del sueño de los alquimistas y lo han superado 🙂 Convierten el agua en oro!

    ¿Te has dado cuenta? La información disponible para enviar el producto y cobrar el consiguiente dinero está explicada a la perfección. Casi le destinan más espacio que a los milagros de sus productos 😐

  41. 2 agosto, 2009 de 23:48

    Alto y claro, Riviere.
    Ahí, ahí, dando caña. 😀

    Y estupendo también tu blog “Habitantes de la nada”. Una flipada de fotos. 😉

  42. KC
    3 agosto, 2009 de 0:10

    ¿Te has dado cuenta? La información disponible para enviar el producto y cobrar el consiguiente dinero está explicada a la perfección. Casi le destinan más espacio que a los milagros de sus productos

    Cnidus, te copio un texto que me ha recordado tu comentario:

    Ya que la espera comenzaba a a evolucionar a dilación, decidió aprovechar para echar un vistazo al libro que acababa de comprar. Lo abrió y paso cuidadosamente algunas de sus páginas. En ellas se especificaban los nombres de los modelos de cada violín, sus fechas de fabricación y los materiales utilizados. Algunas fotografías auxiliaban a las palabras en la descripción. Al final de cada artículo había una crítica de un especialista además del precio, el cual se adjetivaba como “inigualable” en el caso de los violines clásicos. Incluso había un número de teléfono para quien quisiera adquirir uno y, como no, los diferentes modos de hacer efectivo el pago. Curiosamente, nada se decía de ningún tipo de garantía… Los vendedores parecían personas gentiles, ponían “todo” a la absoluta disposición del comprador…

    Menos mal que se inventó la OCU 😉

    Saludos.

  43. 3 agosto, 2009 de 0:55

    ¿La melodía del violinista?

  44. 3 agosto, 2009 de 9:02

    El rano verde.

    Gracias por sus elogios a mi humildísimo blog.

    En cuanto a lo de dar caña,déjeme decirle que desde que descubrí éste blog y los que enlazan con él,mi pasmo ha ido en creciente aumento;tanto es así,que voy a enlazarlos en el mio,a ver si de una vez se empieza a enterar la gente de la enorme cantidad de ecomilongas y biocamelos que se promueven. Además,en base a afirmaciones absurdas,cuando no a mentiras mayúsculas.

  45. KC
    3 agosto, 2009 de 9:38

    Había unas cuantas pistas en el texto, JM 😉

    Por cierto, sobre cosas que no funcionan para la curación:

    http://www.20minutos.es/noticia/491717/0/padre/muerte/hija/

    Es leer esto y pensar… ¿cómo es posible?

    Saludos.

  46. 3 agosto, 2009 de 11:41

    Impresionante la noticia KC, dice el tío encima que “si la hubiera llevado al hospital hubiera situado al médico por encima de dios”

    La peña está para que la encierren, pero en un psiquiátrico…

    Saludos.

  47. 3 agosto, 2009 de 12:15

    Aquí os dejo un enlace a misma noticia: http://oldearth.wordpress.com/2008/07/16/integrismo-en-la-america-del-siglo-xxi/

    No hubo comentarios a favor, pero luego en en otros blogs (de los de siempre) medio justificaron su actitud. Es caso es querer llevar siempre la razón.

  48. Anónimo
    18 agosto, 2009 de 22:08

    ALELUYA!!!! GLORIA A DIOS!!!!

    Ajjaja!!! Se asustaron???? No chicos! no es la Loca77, ni ninguno de los evangélicos psicópatas que -entiendo- los persiguen…

    Pues nada, que quise revisar las páginas que publicitan en el blog (http://evolucionarios.blogalia.com/historias/32516#561038) que visito con frecuencia, para ver con quién he dialogado… y me entretuvo el post “interactivo” del diluvio… el de la homeopatía no tanto, porque no tengo ni idea de sus supuestas bases…

    Es que uds. son un grupete de biólogos, físicos y matemáticos!! Divíertanse!!

    Un saludo de una Ing. Mecánico de las tierras sudacas… aunque con sangre catalana.

  49. 18 agosto, 2009 de 23:55

    Hola “Anónimo”, bienvenido por aquí. Saludos a los habituales de la bitácora del Tío Maxi 🙂

  50. Ada
    2 octubre, 2009 de 23:08

    Hay mucho prejuicio de parte de ustedes sobre la medicina alternativa, la medicina convencional occidental es incapaz de curar muchas enfermedades y hasta de explicarlas, nada está dicho ni terminado en la ciencia médica. Por ejemplo, no explica el porque se producen los cálculos en la vesícula.
    La homeopatía se desprestigia porque hay personas inescrupulosas que fungen de homeópatas y sólo son charlatanes que no solucionan ningún problema de salud. El prinicipio de la homeopatía también ha sido mal entendido al parecer, de lo que se trata es de usar sustancias de la naturaleza (minerales o vegetales) que produjeron la enfermedad en dosis específicas, no se trata de ingerir “lo parecido” a raatabla.
    Ahora, lo importante es atenderse con un homeópata que haya obtenido el título de médico, personlamente creo que así como existe la medicina china y otras formas de curar, como por ejemplo, la medicina ancestral andina peruana, sobre ésta hay muchos testimonios de curación, por ejemplo, a una tía la hicieron expulsar unos miomas del útero, sin necesidad de ninguna cirugía; en mi caso, un médico homeópata de mi país me curó de una gastritis crónica.
    Creo que hay que tener la mente más abierta, no sean dogmáticos ni ortodoxos, en el universo actúan permanentemente muchas fuerzas y todo está interrelacionado, hay que partir de ese principio, así que tenemos en nuestro organismo elementos de la naturaleza que entran en desbalance.
    Y Claro que el stress ´produce enfermedades (entre ellas el cáncer), porque te debilita el sistema inmunológico, por favor informense antes de dar una opinión a la ligera.

  51. Manuel Abeledo
    2 octubre, 2009 de 23:21

    El estrés provoca cáncer.

    Con afirmaciones como ésta no vale la pena tomárselo en serio.

  52. 3 octubre, 2009 de 3:05

    Ada

    Hay mucho prejuicio de parte de ustedes sobre la medicina alternativa, la medicina convencional occidental es incapaz de curar muchas enfermedades y hasta de explicarlas, nada está dicho ni terminado en la ciencia médica.

    Ajá, claro, ¿y?. Si pudiéramos curar toda enfermedad y explicar toda enfermedad seríamos inmortales.
    Por otro lado y a modo de comparación, las “medicinas alternativas”, por su parte, son incapaces de curar cualquier enfermedad de verdad y no solo son incapaces de explicarlas, sino incluso más grave, son incapaces de explicarse a sí mismas.

    Si me equivoco, referencias científicas por favor.

    Por ejemplo, no explica el porque se producen los cálculos en la vesícula.

    Por ejemplo, mire usted aquí. Un poco más de esfuerzo a la hora de informarse no le vendría mal.

    La homeopatía se desprestigia porque hay personas inescrupulosas que fungen de homeópatas y sólo son charlatanes que no solucionan ningún problema de salud. El prinicipio de la homeopatía también ha sido mal entendido al parecer, de lo que se trata es de usar sustancias de la naturaleza (minerales o vegetales) que produjeron la enfermedad en dosis específicas, no se trata de ingerir “lo parecido” a raatabla.

    ¿Y puede explicar cómo ese método funciona? ¿Tiene referencias científicas que lo apoyen? Y por otro lado, ¿sabes que en la naturaleza hay más cosas, aparte de “sustancias minerales o vegetales” que causan enfermedad? ¿Y qué hacemos con una infección bacteriana?

    Y sí, tienes razón, cualquiera puede hacerse pasar por homeópata y cuela, ¿por qué será? 😀

    Ahora, lo importante es atenderse con un homeópata que haya obtenido el título de médico, personlamente creo que así como existe la medicina china y otras formas de curar, como por ejemplo, la medicina ancestral andina peruana, sobre ésta hay muchos testimonios de curación, por ejemplo, a una tía la hicieron expulsar unos miomas del útero, sin necesidad de ninguna cirugía; en mi caso, un médico homeópata de mi país me curó de una gastritis crónica.

    Supongo que sabrá que la ciencia funciona con estudios de doble ciego, ¿no?. Es que los testimonios de una voz anónima de internet pues… como que mucho valor no tienen…

    Creo que hay que tener la mente más abierta, no sean dogmáticos ni ortodoxos,

    Ni somos dogmáticos ni la ortodoxia es mala. Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias y si el mago-brujo del Kilimanjaro dice que puede levitar que lo demuestre… Es sencillo, lo que pasa es aquellos con mente abierta son los más reacios a presentar pruebas contundentes y son los que más piden fe.

    en el universo actúan permanentemente muchas fuerzas y todo está interrelacionado, hay que partir de ese principio, así que tenemos en nuestro organismo elementos de la naturaleza que entran en desbalance.

    Sí, los elementos de nuestro organismo y nuestro entorno cercano. En base a eso funciona la medicina convencional, ¿y?
    El catarro de un pollo de Pingüino Emperador de la Antártida poco le va a afectar a la curación de la pata escayolada de un señor de Lepe.

    Y Claro que el stress ´produce enfermedades (entre ellas el cáncer), porque te debilita el sistema inmunológico, por favor informense antes de dar una opinión a la ligera.

    Las bases del cáncer son “algo más” que un debilitamiento del sistema inmune por estrés. Por favor, ilústrese un poco antes de dar una opinión a la ligera.

    Saludos!
    pD. Jo, esta gente parece sacada de una fábrica de montaje.

  53. SALVADOR GARCIA
    4 marzo, 2010 de 4:03

    Apreciables escèpticos: Soy un profesionista de 62 años de edad. Como Ustedes, a los 33 años sentìa con toda la fuerza de mi ser y mis conocimientos tècnicos, que la homeopatìa era un placebo que obligaba a la mente a trabajar en favor de… Nada màs lejos de la realidad. Hace 27 años que no tomo otra sustancia distinta a los productos homeopàticos. Mi esposa curò de Lupus Eritematoso, estaba desahauciada (ah, se me olvidaba comentar que era incrèdula). Personalmente he visto a personas que se curan de Diabetes y… para que continuar. Me parece bueno su escepticismo. Pero de que cura, mis apreciables foristas, cura !!!!
    Un abrazo y a documentarse màs, sin caer en escepticismos ni crìticas estèriles sin fundamentos (en la mayor parte de las veces)

  54. Dario.vu
    4 marzo, 2010 de 4:32

    si Salvador, por supuesto…

  55. Manuel Abeledo
    4 marzo, 2010 de 7:33

    Un abrazo y a documentarse màs, sin caer en escepticismos ni crìticas estèriles sin fundamentos (en la mayor parte de las veces)

    ¿Están todos los estudios publicados en revistas médicas con revisión por pares “mal documentados”? ¿Lo está el parlamento británico al decidir que la homeopatía “no tiene base científica”?

    Lo de la diabetes, además de mentira es una crueldad. Aquí mismo se comentó el caso de una niña cuyos padres quisieron “curar” su diabetes con homeopatía, y hoy está criando malvas porque el supuesto tratamiento no funciona.

  56. 4 marzo, 2010 de 8:38

    SALVADOR GARCIA :

    Apreciables escèpticos:

    Personalmente he visto a personas que se curan de Diabetes

    Apreciado crédulo, personalmente le puedo asegurar que eso es MENTIRA. Que o usted engaña o le han engañado, y que es falso que alguien se haya curado una diabetes con homeopatía. Es una mentira, y una mentira peligrosa, muy peligrosa. Así de clarito.

    Lleve mucho cuidado con sus fantasías, porque puede perjudicar la salud a muchos diabéticos.

    Mienten como bellacos en los resultados, en el método homeopático que ni siquiera siguen, en todo el procedimiento. Ya se lo pregunté a otro homeópta que salió por pies, pero, si lo similar cura lo similar, ¿que medicamento homeopático se suministra a un diabético? ¿Cómo se las apañan para suministrarle lo mismo que causó su diabetes?. Juegan ustedes con la salud de las personas, y eso es algo que roza lo criminal.

  57. 4 marzo, 2010 de 8:57

    Salvador dice Un abrazo y a documentarse màs Aquí le dejo documentación: https://cnho.wordpress.com/2010/03/02/un-paseo-por-la-literatura-homeopatica/ Si tiene alguna publicación científica en sentido contrario muéstrela.

    Sobre la diabetes (siempre y cuando no sea insulinodependiente) le diré que la homeopatía la cura. Le contaré mi caso personal. Hace unos 10 años tenía un principio de diabetes e hipertensión. El médico me recomendó perder peso, hacer mucho ejercicio y dieta. Con esas prácticas los valores de azúcar y la tensión se mantienen en la normalidad. Sólo tomé agua del grifo, que en mi ciudad es muy rica, y ya está. Pero tiendo en cuenta que muchos preparados homeopáticos no son más que agua le concedo las misma propiedades que las que me curaron a mí. Eso sí, el agua del grifo es mucho más barata y no hay que ir a buscarla fuera de casa, Ah, imprescindible no olvidar el ejercicio y la dieta y la supervisión médica del proceso, porque mi confianza en el agua del grifo también es limitada.

    ¿Y yo recomiendo hacer esto a todo el mundo? Ni se me ocurre. Cuando a una persona se le estropea el coche le digo que vaya a un mecánico, un profesional. Cuando se le estropea el cuerpo le aconsejo que busque un médico, que es otro profesional.

    Saludos

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: