Inicio > Ciencia > Dios, el Universo y Todo lo Demás – Coloquio entre Stephen Hawking, Carl Sagan y Arthur C. Clarke

Dios, el Universo y Todo lo Demás – Coloquio entre Stephen Hawking, Carl Sagan y Arthur C. Clarke

19 agosto, 2009

.

Seguramente muchos ya lo habréis disfrutado… pero yo me dije, ¿”La Ciencia y sus Demonios“, un blog de ciencia, ¡sin esto!? ¡Pero qué demonios!

Pues eso, una charla-coloquio entre tres grandes: el excelente divulgador y astrofísico Carl Sagan, el honorable genio de la física Stephen Hawking y uno de los mejores autores de Ciencia Ficción de nuestro tiempo, Arthur C. Clarke (con look doctor Maligno… ).

Una charla sobre los orígenes y el futuro del Universo, los agujeros negros, la posibilidad de la vida alienígena, un poco de filosofía sobre nosotros ¿y por qué no? Sobre la “divinidad”. Todo aderezado con divulgación científica, pensamiento crítico y sentido del humor.

Son 5 partes, irán apareciendo como ventanitas en la parte inferior o, si lo prefieren, doble click y directos a Youtube.

.

Entradas relacionadas:


  1. 19 agosto, 2009 en 16:35

    Hahahahahahaha si que es Dr. Maligno si 😄

  2. Uranus
    19 agosto, 2009 en 17:06

    No hay que dejar de mencionar como el gran astrónomo del siglo xx a Edwin Hubble, gracias a él se nos abrió el Universo y nos dimos cuenta que el sistema solar es apenas un grano de arena en la inmensidad de la playa en continua expansión.

  3. Rawandi
    19 agosto, 2009 en 17:16

    Genial el argumento de Carl Sagan sobre la cadena infinita de dioses creadores. Los creyentes no se dan cuenta de que recurrir a una deidad para explicar la existencia de la naturaleza resulta absurdo porque nos obligaría a postular la existencia de otra deidad que diera existencia a aquella deidad que creó la naturaleza. Cada divinidad que introduzcamos deberá atribuir su existencia a otra divinidad anterior. Y así ad nauseam.

    Esta cadena infinita de dioses repelerá a la mayoría de los creyentes, aunque a los mormones sin duda les gustará, pues se ajusta a su doctrina de la “pluralidad de dioses”.

    Lo lógico es cortar la cadena infinita de dioses mediante la navaja de Occam: La naturaleza es autoexistente.

    Un saludo.

  4. 19 agosto, 2009 en 17:43

    Buah… me ha encantado, sobretodo Sagan. La cadena de dioses es el primer problema que pasa por la cabeza de cualquier niño supongo, y el último que pasa por la mente de cualquier escéptico. Comparto el modelo de Dios de Hawking, que a su vez se identifica con Spinoza y Einstein.

    De lo que ha explicado Clarke con el computador no he entendido ni jota, pero luego Sagan me ha consolado un poco 😄

    Saludos.

  5. Darío
    19 agosto, 2009 en 17:45

    In the Beginning… Introducing the Origins Issue
    A powerful urge to understand the emergence of the cosmos or even life itself fuels the scientific enterprise

    http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=in-the-beginning&sc=WR_20090818

    Ojalá lo puedan ver.

  6. Rawandi
    19 agosto, 2009 en 18:25

    “Comparto el modelo de Dios de Hawking, que a su vez se identifica con Spinoza y Einstein.”

    El filósofo del siglo XVII Spinoza llamaba “Dios” a la naturaleza. Por tanto, cuando afirmaba que Dios era autoexistente en realidad estaba diciendo que la naturaleza es autoexistente. Recurría a este y a otros trucos lingüísticos con el fin de que sus escritos ilustrados no escandalizaran demasiado a los creyentes fanáticos que le rodeaban. Spinoza era ateo y en su caso está justificado el enmascaramiento porque en su época no había otro modo de conservar la vida.

    Einstein y Hawking son también ateos, aunque a ellos no les guste la palabra y prefieran el eufemístico vocablo ‘agnóstico’.

    Desde hace un siglo para acá, el recurso a los trucos enmascaradores en cuestiones religiosas ya no está justificado, al menos no lo está cuando se vive en países democráticos. En consecuencia, hablar a estas alturas del “Dios” de incrédulos como Spinoza, Einstein o Hawking sólo sirve para confundir al personal.

  7. 19 agosto, 2009 en 18:55

    “En consecuencia, hablar a estas alturas del “Dios” de incrédulos como Spinoza, Einstein o Hawking sólo sirve para confundir al personal.”

    No estoy de acuerdo con eso. Es posible que dentro de x tiempo no sea necesario incluir el término “Dios” cuando nos explicamos el universo, pero creo que de momento nos sirve de apoyo para entender lo que queremos expresar, sobretodo cuando queremos hablar de ello con algún teísta. Tal vez hablando entre nosotros esas “metáforas” sobran, en eso tienes claramente la razón.

    Yo personalmente no tengo ningún problema en reconocer mi ateísmo. Pero empatizo bastante con la gente y entiendo muchos puntos de vista. Además de eso, no le tengo una manía especial a la palabra “Dios”, aunque sí se la pueda tener a las religiones. Para mí són dos cosas que no siempre tienen porqué ir de la mano.

  8. 19 agosto, 2009 en 23:30

    No hay que dejar de mencionar como el gran astrónomo del siglo xx a Edwin Hubble, gracias a él se nos abrió el Universo y nos dimos cuenta que el sistema solar es apenas un grano de arena en la inmensidad de la playa en continua expansión.

    :mrgreen:

    Nuestro planeta es un solitaria mota de polvo en la gran envoltura de la oscuridad cósmica” Carl Sagan.

    Yo al problema del término “Dios” le encuentro el embrollo de que no está muy definido… o en el mejor de los casos, no sabemos qué carajo podría ser o representar una entidad tipo “Dios”, en la mitología griega son algo así como Supermán, en el caso lovercraftiano incluso intentar imaginarlo podría ser malo para la salud (mental). Para otros es “energía” (¿trozo de carbón, jugar al billar?) y para otros recuerda mucho a Santa Claus. 🙄

  9. 20 agosto, 2009 en 0:13

    Sí claro, si tienes razón en eso. Lo que pasa es que para mucha gente tiene que haber algo (lo que sea) a lo que llamar Dios. Por lo menos a mí eso me parece obvio teniendo en cuenta que en la historia del ser humano eso se repite una y otra vez, en infinidad de civilizaciones, infinidad de Dioses distintos y repetidos.

    Yo no tengo la necesidad de que exista ningún tipo de Dios. Ni creador ni pasota, a mi me da igual. Pero en cuanto a las leyes físicas o mejor dicho, “el porqué” de que existan tales leyes físicas en el universo, a eso creo que lo puedo llamar Dios. Claro que ese “el porqué” no pretendo entendero como algo sobrenatural, místico o esotérico, simplemente como algo que tal vez algún día lleguemos a descubrir y entender. No se si me he explicado bien.

    🙂

  10. Uranus
    20 agosto, 2009 en 1:02

    Hay algo que no entiendo. ¿El Universo tiene borde? Si no tiene borde entonces el Universo ¿adopta una forma esférica? ¿qué hay más allá del horizonte visible?

  11. 20 agosto, 2009 en 1:10

    Donde digo “entendero” quise decir “entenderlo”, y ya de paso pido disculpas por otras erratas. (en lugar de “de paso” había escrito “de pado”…) Mejor que no escriba más 😄

  12. Rawandi
    20 agosto, 2009 en 11:36

    en cuanto al “porqué” de que existan tales leyes físicas en el universo, a eso creo que lo puedo llamar Dios. Claro que ese “porqué” no pretendo entendero como algo sobrenatural

    Hexo, casi todo el mundo (creyentes y no creyentes por igual) entiende que el vocablo “Dios” designa a una “persona sobrenatural”. Por tanto, si te empeñas en usar la palabra “Dios” para referirte a “algo no sobrenatural” ten por seguro que no vas a lograr que se te entienda mejor. Al contrario, con esa arbitraria redefinición del término vas a generar mucha confusión en quienes te oigan.

    El descreído Stephen Hawking confesó hace años en un artículo publicado por el diario ‘El País’ que el único motivo por el que incluyó en su ‘Breve historia del tiempo’ la mención a “conocer la mente de Dios” fue incrementar las ventas, pues en aquella época andaba falto de dinero.

  13. 20 agosto, 2009 en 12:27

    Hay algo que no entiendo. ¿El Universo tiene borde? Si no tiene borde entonces el Universo ¿adopta una forma esférica? ¿qué hay más allá del horizonte visible?

    Uranus, es un concepto complejo. El universo no tiene borde, porque no hay ni espacio ni tiempo más allá de los límites del universo. Es decir, todo lo que existe, existe dentro del universo, y al no haber nada fuera, no se puede alcanzar ningún borde.

    Un ejemplo que se utiliza mucho es tratar de imaginar el universo bidimensional, como la membrana de un globo que está hinchándose. No hay límites, por mucho que se viaje por la superficie del globo no se llega a ningún final (como mucho al punto de comienzo si consiguieras recorrer todo el universo). Además, este puede hacerse cada vez más grande, pero el único efecto es que los cuerpos (las galaxias) se separan, no hay “aumento de los límites”. Sería algo así, pero con más dimensiones.

    Ya digo que es bastande difícil de imaginar, no se si te habré aclarado algo.

    Un saludo.

  14. KC
    20 agosto, 2009 en 15:08

    El descreído Stephen Hawking confesó hace años en un artículo publicado por el diario ‘El País’ que el único motivo por el que incluyó en su ‘Breve historia del tiempo’ la mención a “conocer la mente de Dios” fue incrementar las ventas, pues en aquella época andaba falto de dinero.

    Rawandi, hubiera sido mejor que trajeras ese artículo (entrevista diría yo) a colación, ya que la frase queda bastante sacada de contexto. Por otro lado, “Breve Historia del Tiempo” fue un ejemplo de técnica de márketing que muchas editoriales utilizaron posteriormente para con otros autores. Evidentemente, sin esa ayuda de la editorial, por mucho que Hawking hablara de Dios no hubiera vendido más libros. De hecho, no creo que fueran los religiosos, justamente, quienes convirtieran el libro en un best-seller.

    En cuanto al vídeo, a destacar:

    -La comparación, por parte de Hawking del Big Bang y metáforas similares con cierto modelo económico.

    -El sutil sentido del humor de Hawking.

    -La cara de acojonamiento del presentador cuando los contertulios comienzan a hablar de Dios.

    -El aumento de la tasa de carraspeo por parte de los susodichos cuando comienzan a hablar de Dios.

    ¿Casualidad? Tal vez la segunda, todas las demás no tienen nada de casuales.

    Saludos.

  15. Phosphoros
    20 agosto, 2009 en 15:22

    Aunque parezca increíble no todos creyentes son fundamentalistas…
    http://www.butler.edu/clergyproject/pdf/Escuela.pdf
    Saludos.

  16. Darío
    20 agosto, 2009 en 15:46

    Buen enlace, phos, y desconocía la página sobre Darwin, que ya está de libre acceso.

    Saludos.

  17. Phosphoros
    20 agosto, 2009 en 15:52

    De nada…

  18. Uranus
    20 agosto, 2009 en 20:40

    Gracias, sí creo que la analogía del globo que se estira es buena para tener una idea acabada de como imaginar el Universo en expansión.
    Ahora… y las galaxias ¿estarán en reposo en un espacio en expansión?.

  19. Darío
    20 agosto, 2009 en 22:51

    No, Uranus, no lo están. Las galaxias se están alejando y este hecho fue el que nos indicó que el Universo se está expandiendo.

    Creo que si te interesan estos temas de manera clara y fuerte, los siguientes enlaces pueden ayudarte:

    http://labellateoria.blogspot.com/

    http://www.physorg.com/

    En estis blogs, puesdes buscar los temas específicos. También toma en cuenta el blog de Ciencia Kanija, en donde hay muchas entradas sobre el universo y su origen, así como su expansión.

    si te interesa hacerte de los elementos matemáticos y físicos indispensables para meterte en estos temas:

    http://www.fisica.uh.cu/bibvirtual/index.htm

    Se puede uno descargar los textos y todo lo demás, y la verdad vale la pena estudiarlos.

    Saludos.

  20. 20 agosto, 2009 en 23:30

    Es que JC, ejem, sacamos a los científicos de la Ciencia y, ejem, que no hay mucha costumbre en meterse en grandes, ejem, berenjenales 😀

  21. KC
    20 agosto, 2009 en 23:35

    Las galaxias se están alejando y este hecho fue el que nos indicó que el Universo se está expandiendo.

    Por cierto, de esto nos enteramos, entre otros, gracias a un mulero al que le gustaba la astronomía.

    Saludos.

  22. mic
    21 agosto, 2009 en 2:11

    🙂 wow solamente wow.

  23. Uranus
    21 agosto, 2009 en 15:03

    Mirando varios videos y leyendo algunos artículos en blogs sobre el Universo hay cosas que no me quedan demasiado claras.
    A saber:
    ¿Cuál fue la causa de que el Universo estallara e iniciara una fase de rápida expansión, con una densidad enorme, en un momento dado?
    ¿Qué significa que el desplazamiento hacia el rojo de las estrellas observables sea un efecto de escala?
    ¿Cuáles eran las leyes que regían la materia durante el Universo primitivo?
    ¿¡¿Toman real dimensión de que el Universo no existía hace una cantidad finita de tiempo?!?

  24. Darío
    21 agosto, 2009 en 15:50

    Uranus:

    Este no es el lugar para discutir esto, aunque tus preguntas son interesantes y muy pertinentes.

    Los enlaces que te envié dan entrada a estas discusiones.

    Saludos.

  25. 21 agosto, 2009 en 15:55

    Uranus, como bien dice Darío, esas preguntas son demasiado serias para alguien que no sea astrofísico, y lamentablemente no contamos con ninguno entre los autores de este blog (a ver si reclutamos a alguien, jeje). Son interesantísimas, pero no tenemos la formación necesaria para poder responderlas con exactitud.

    En los enlaces que te dejó Darío o también en el del amigo Wis Physics, pueden responderte en base a los conocimientos actuales.

    Saludos.

  26. KC
    21 agosto, 2009 en 16:45

    Uranus, te recomiendo el capítulo X: “El filo de la eternidad”, de Cosmos, la gran obra documental de Sagan. Ahí se responden a varias de tus preguntas, dentro de lo que pueda ser “responder” sobre cuestiones como las que planteas.

    Saludos.

  27. Rawandi
    21 agosto, 2009 en 17:16

    Supongo que el artículo que yo leí en ‘El País’ era una traducción de un artículo que Hawking publicó en ‘The Independent’, en
    diciembre de 1988, titulado “Historia de una Historia”, donde dice lo siguiente:

    Todavía me asombra la acogida dispensada a mi libro Historia del tiempo. […] Me proponía en parte ganar dinero suficiente con que pagar la escuela de mi hija (de hecho, el volumen apareció cuando estudiaba el último curso) […] En la etapa de pruebas estuve a punto
    de eliminar esta última frase del libro en lo que se refería a conocer la mente de Dios. De haberlo hecho, puede que las ventas se hubieran reducido a la mitad.

  28. KC
    21 agosto, 2009 en 17:45

    Eso es lo que tú lees, Rawandi.

    Lo que yo leo es: “sí, sé por qué mi obra tuvo éxito, pero no me gusta parecer poco humilde”.

    Por otro lado:”en la etapa de pruebas, esa que se hace junto al editor y unas 15 personas más, algunas personas me aconsejaron que no quitara la referencia a Dios porque quizás así se vendieran más copias -fin en que consiste el trabajo de una editorial-, y finalmente les hice caso.”

    A lo que tú estás haciendo referencia, Rawandi, es a un recurso editorial de puro márketing cosa que, por mucho que de a parecer el escrito, no corresponde a la persona que escribe, sino a las directrices de una editorial.

    Te aseguro que si eso salió de una mente, no fue de la de Hawking. Aunque según el contexto del texto pueda parecer que sí. Hay tantas cosas que no se omiten en lo que uno cuenta…

    Saludos.

  29. KC
    21 agosto, 2009 en 17:47

    Quería decir “que se omiten” o “que no se dicen”.

  30. 21 agosto, 2009 en 22:00

    Pues nada, aquí estamos para serviros: “El filo de la Eternidad” (la leche, estoy escribiendo estas líneas y ya me estoy erizando) 😀

    Eso sí, si puedes verlo con mejor calidad… no esperes más!!!

  31. 22 agosto, 2009 en 18:24

    infinita e inacabada

  32. 22 agosto, 2009 en 21:53

    Deberían buscar verdaderos científicos para que hablen de Dios, como Erwin Schrödinger, por ejemplo. Claro que cualquier puede hablar de Dios. Todos tenemos el derecho a imaginarlo o concebirlo o whatever. Pero mostrar una idea de Dios desde la visión científica requiere científicos de verdad.

  33. Darío
    22 agosto, 2009 en 22:00

    Pero mostrar una idea de Dios desde la visión científica requiere científicos de verdad.

    Uta: Logos con pantalones, vamos bien.

  34. 22 agosto, 2009 en 22:51

    Creía que lo había oído ya todo en este mundo. Pero no. Me faltaba por oir que Stephen Hawking y Carl Sagan “no son científicos de verdad”.

    Siga, siga así, que va bien… 😀

  35. Manuel Abeledo
    22 agosto, 2009 en 23:15

    Hawking no es un científico. Sagan no es un científico.

    Claro, ¿y por qué debería alguien hacerte caso a ti, dado que ni eres científico ni le llegas a la altura de los talones a los dos antes mencionados?

  36. KC
    22 agosto, 2009 en 23:28

    Rawandi, he estado buscando el texto al que hacías referencia, más que nada por la instigadora curiosidad que siempre me acompaña. Efectivamente, es muy curioso que Hawking explique en el mismo artículo sus experiencias editoriales… al parecer, SÍ QUE LO CUENTA (lo digo por mi comentario anterior sobre la omisión, generalmente, en lo que las personas relatamos).

    Sigo pensando que deberías haber incluido esta parte en lo que te limitaste a transcribir, para darle una mejor interpretación a la lectura (al menos más realista). Según lo que cuentas tú, parece como si quisieras dar a entender que Hawking escribió su obra desde una perspectiva meramente económica. Y Hawking podrá ser un ególatra, pero no es alguien que pueda considerarse avaro, por muchos motivos. Ese “título”, repito e insisto, deberías dejárselo a los editores, productores y demás, de donde personalmente creo -por mi experiencia- que salió la idea de lo que contabas acerca de Dios y las ventas. Me apuesto lo que quieras a que Hawking le insinuaron esa posibilidad, ya que no le veo escribiendo según un márketing posibilista.

    Texto completo:

    Todavía me asombra la acogida dispensada a mi libro Historia del tiempo. Ha estado treinta y siete semanas en la lista de obras más vendidas del New York Times y veintiocho en la de The Sunday Times de Londres. (Su publicación en Estados Unidos precedió a la de Gran Bretaña). Y ha sido traducido a veinte
    idiomas (veintiuno si se cuenta el norteamericano como diferente del inglés). Es mucho más de lo que esperaba cuando en 1982 se me ocurrió la idea de escribir un libro de divulgación acerca del universo. Me proponía en parte ganar dinero suficiente con que pagar la escuela de mi hija (de hecho, el volumen apareció
    cuando estudiaba el último curso), pero la razón principal era mi deseo de explicar hasta que punto habíamos llegado en nuestra comprensión del universo: a que distancia podíamos estar de descubrir una teoría completa que describiera el universo y todo cuanto contiene.

    Si iba a dedicar tiempo y esfuerzo a escribir un libro, pretendía que llegase al mayor número posible de personas (no por aspiraciones económicas, quizás sí del ego. Este comentario es mío). Mis anteriores obras técnicas fueron publicadas por Cambridge University Press, editorial que había realizado un buen trabajo, pero consideré que no se hallaba realmente orientada al tipo de mercado de masas al que yo aspiraba llegar. Por ese motivo recurrí a un agente literario, Al Zuckerman, cuñado de un compañero mío, le entregue un borrador del primer capítulo y le expliqué que deseaba que fuese el tipo de libro que se vendiera en los quioscos de los aeropuertos. Me dijo que no tenía probabilidad alguna al respecto; puede que se vendiese bien entre investigadores y estudiantes, pero jamás irrumpiría en el territorio de Jeffrey Archer.

    En 1984 confié a Zuckerman el primer borrador de toda la obra. Lo envió a varios editores y me recomendó que aceptase una oferta de Norton, editorial norteamericana bastante acreditada en el mercado. Pero opté por la oferta de Bantam, empresa mas orientada hacia el mercado popular. Aunque Bantam no se
    especializaba en libros científicos, los suyos estaban a la venta en los quioscos de aeropuertos. Si admitieron mi original fue probablemente gracias al interés manifestado por uno de sus editores, Peter Guzzardi, quien tomó muy en serio su tarea y me obligó a redactar de nuevo la obra para que fuese comprensible a lectores no científicos, como el mismo. Cada vez que le enviaba un capítulo redactado de nuevo, me remitía una larga lista de objeciones y cuestiones que quería que aclarase. Llegué a pensar que jamás acabaría ese proceso, pero el estaba en lo cierto: el resultado fue un libro mucho mejor.

    Contraje una neumonía poco después de aceptar la oferta de Bantam. Me practicaron una traqueotomía que me privo de la voz y por algún tiempo solo pude comunicarme con movimientos de cejas cuando alguien me señalaba las letras de
    un abecedario. Hubiera sido completamente imposible acabar el libro de no ser por el programa informático que me enviaron. Era un poco lento, pero yo también pienso lentamente, así que resultó muy bien. Con ese programa y en respuesta a
    los apremios de Guzzardi rehice casi por complete mi primer borrador
    . Brian Whitt, uno de mis estudiantes, me ayudó a efectuar la revisión.

    Cuando estaba próxima la publicación del libro, un científico al que la editorial envió un ejemplar para que lo reseñase en la revista Nature, se horrorizó al hallarlo rebosante de errores y los pies de fotos y dibujos trastocados. Llamó inmediatamente a Bantam; los editores, igualmente horrorizados, decidieron aquel
    mismo día prescindir del texto fallido. Comenzó al instante el laborioso proceso de corregir la obra a tiempo de que estuviese en las librerías en la fecha fijada. Para entonces, el semanario Time había publicado mi perfil biográfico. Incluso así, los editores se mostraron sorprendidos por la demanda.

    Hasta aquí, todavía es perfectamente legítimo pensar que fue Hawking el autor intelectual de introducir a Dios o no debido a intereses mercantiles. Que se esté en lo cierto es otra cosa. Supongo que si uno lee porciones de un texto puede llegar a determinadas conclusiones. Pero es que, como en todo, las partes que faltan, o no se cuentan, o no nos llega al cerebro, también cuentan.

    Por otro lado, al parecer, parece que Hawking SÍ SABE POR QUÉ, Y TAMBIÉN POR QUÉ NO, pudo deberse el éxito de su obra, aunque según tu transcripción del texto pueda parecer que no tenga la más remota idea:

    Es indudable que ayudó el interés humano en como habría conseguido ser un físico teórico a pesar de mi invalidez. Pero quienes adquirieron el libro atraídos por ese interés humano, quizá se sintieron un tanto decepcionados, porque la obra
    solo contiene un par de referencias a mi condición: el libro pretendía ser una historia del universo, no de mí. Eso no impidió que acusasen a Bantam de explotar vergonzosamente mi enfermedad y a mí de permitirlo, autorizándoles a que
    apareciese mi fotografía en la portada. Conforme al contrato, yo carecía de control alguno sobre la portada. Sin embargo, convencí a Bantam para que empleara en la edición británica una fotografía mejor que la horrible y anticuada que empleo en
    la edición norteamericana. Bantam no cambió la portada norteamericana porque dijeron que el publico de Estados Unidos la identifica ahora con el libro.

    También se ha afirmado que la gente lo compra porque han leído sus criticas o porque figura en la lista de libros mas vendidos, pero que no lo leen; simplemente lo tienen en una estantería o sobre la mesita del café, beneficiándose del crédito de lectores sin haber tenido que esforzarse en comprenderlo. Estoy seguro de que es así, pero no creo que rebase lo que sucede con otras obras mas serias, incluyendo la Biblia y Shakespeare. No hace falta que te vayas tan lejos, Stephen…

    […]Me preguntan que qué escribiré ahora. Considero que difícilmente podría escribir una secuela de Historia del tiempo. ¿Cómo la titularía? ¿Más allá del final del tiempo?, ¿Hijo del tiempo? Mi agente me ha sugerido (para eso están los agentes. Este paréntesis es mío) que autorice el rodaje de una película sobre mi vida; pero poco nos respetaríamos mi familia y yo si permitiéramos ser encarnados por unos actores.

    En fin, Rawandi, cuando quieras dar a entender algún tipo de interpretación, intenta añadir toda la información relacionada con el tema. Yo te lo agradeceré.

    Y sobre editoriales, productoras y demás, creo que deberías informarte. Seguro que los de la SGAE estarán dispuesto a explicarte según qué cosas (siempre bajo un tipo de cánon, claro).

    Saludos.

  37. KC
    22 agosto, 2009 en 23:31

    Maistro, por favor, no hagas el ridículo que me da vergüenza ajena…

  38. KC
    22 agosto, 2009 en 23:37

    Me gustaría saber qué significa “científicos de verdad”. Te agradecería mucho que tuvieras la amabilidad de explicármelo, Maistro.

    Saludos.

  39. Darío
    22 agosto, 2009 en 23:38

    En un viejo país ineficiente,
    algo así como España entre dos guerras
    civiles, en un pueblo junto al mar,
    poseer una casa y poca hacienda
    y memoria ninguna. No leer,
    no sufrir, no escribir, no pagar deudas
    y vivir como un noble arruinado
    entre las ruinas de mi inteligencia

    Jaime Gil de Biedma

    Visto en: http://yovivoenella.blogspot.com/

    Y aunque el asunto está tomado para criticar la ausencia de una verdadera lectura y su disfrute, puedo pensar que cuando leo a este señor y a Logos77, estás palabras les quedan que ni pintadas. Y no importa en donde se viva, que esto es de nuestra época y lo peor es que encima lo presumen.

    Vamos bien.

  40. 23 agosto, 2009 en 0:29

    en efecto

  41. 23 agosto, 2009 en 0:38

    De la pena ajena ya deberíamos estar vacunados, KC. Que cada una de nuestras opiniones genera ese sentimiento en otros.

    Y se me ocurre que lo más próximo a un “científico de verdad” sería Erwin Shrödinger. Pero parafraseando a Manuel Abeledo: ¿y por qué debería alguien hacerme caso a mí, dado que ni soy científico ni le llego a la altura de los talones a los dos antes mencionados? (sic sic sic)

    Existen muchos otros “científicos” con opiniones al respecto de este tema.

  42. 23 agosto, 2009 en 0:57

    Definición de “científico de verdad“, por favor.

    ¿Alguna razón aparente por las cuales los tertulianos del mencionado vídeo no son “dignos” de dar su impresión personal respecto a las deidades?

    Y lo mejor, ¿propones algún modo de dar una “visión científica de Dios”?.

    Cierto “científico no de verdad”, el señor Hawking, comparte su visión de Dios con la de Albert Einstein. ¿Este último hemos de considerarlo “científico de verdad” o no?.

    Lo digo para tener un cierto criterio de evaluación. Tampoco andaría mal saber qué tenía Erwin Schrödinger, a diferencia de los mencionados, para SÍ ser considerado un “científico de verdad”.

    Para mí, desde luego que todos los mencionados lo son.

  43. 24 agosto, 2009 en 6:38

    ¿Cadena de Dioses?

    Aquí todavía desconocen el concepto de “causa sui”. Cero en cultura. Dios es eteno, increado y causa de sí mismo.

    Además, Dios no explica el Universo, eso que lo haga la ciencia. Dios explica LA EXISTENCIA que es un concepto más amplio que el de universo, y no necesariamente tan físico, jeje. Cero en cultura, de nuevo.

    No siempre los científicos tienen puñetera idea de filosofía, teología, etc… Cero en cultura!!!

  44. 24 agosto, 2009 en 6:55

    Los creacionistas son unos inútiles, pero los científicos “sobraos” no les van a la zaga.

    Los creacionistas creen ser cristianos, cuando en realidad el creacionismo es musulmán por excelencia (todos los musulmanes son creacionistas, mientras que entre los cristianos los creacionistas son minoría). Por eso son unos inútiles que no se enteran de nada, creen ser cristianos y en realidad son profundamente musulmanes. Fijaos que los pocos creacionistas cristianos son protestantes, de esos que comparten con el islam su iconoclasmo, el odio a cuadros religiosos, iconos, imágenes diversas, etc. Insisto, son musulmanes que se creen cristianos.

    Pero los científicos “sobraos” (no todos), además de metepatas sin mínima idea de filosofía o teología, son simples como infantes. En su chiquitita, estrecha, y FÍSICA cosmovisión de la existencia, demuestran no llegarle a la suela de los talones ni siquiera a un musulman o a un creacionista (pseudocristiano protomusulmán). Me refiero, claro está, no a los científicos sensatos, sino a todos los necios que confunden ciencia y materia con Realidad. Cero en cultura!!!!

  45. 24 agosto, 2009 en 9:33

    Aquí todavía desconocen el concepto de “causa sui”. Cero en cultura. Dios es eteno, increado y causa de sí mismo.

    ¿Ahora se llama cultura a los votos de fe y las patadas a la lógica?

    Además, Dios no explica el Universo, eso que lo haga la ciencia. Dios explica LA EXISTENCIA que es un concepto más amplio que el de universo, y no necesariamente tan físico, jeje. Cero en cultura, de nuevo.

    ¿Ahora se llama cultura a las afirmaciones gratuitas?

    Pero los científicos “sobraos” (no todos), además de metepatas sin mínima idea de filosofía o teología, son simples como infantes. En su chiquitita, estrecha, y FÍSICA cosmovisión de la existencia, demuestran no llegarle a la suela de los talones ni siquiera a un musulman o a un creacionista (pseudocristiano protomusulmán). Me refiero, claro está, no a los científicos sensatos, sino a todos los necios que confunden ciencia y materia con Realidad. Cero en cultura!!!!

    Pues usted no debe ir muy bien en cultura si para sustentarse ha de apoyarse en una falacia ad hominem como la copa de un pino…

  46. 24 agosto, 2009 en 9:43

    La correpondencia entre la representación del objeto y su verdadero ser también es un acto de Fe que los materialistas ignoran. Lea a Nietzsche y a Schopenhauer o váyase al cine a ver matrix si no le gusta leer.

    No constituye falacia ad hominem alguna criticar la confusión de materia y ciencia con Realidad.

    Otra cosa es que usted se de por aludido, estimado Cnidus.

  47. 24 agosto, 2009 en 9:53

    váyase al cine a ver matrix si no le gusta leer

    Así nos va…

  48. Manuel Abeledo
    24 agosto, 2009 en 10:17

    El que faltaba para el duro, y al más puro estilo de los teístas más acérrimos, intentando convencerse de que todos tienen los mismos defectos que él.

    Dan ganas de cambiarse de especie…

  49. 24 agosto, 2009 en 11:05

    La cosa está clara. Yo no avalo mi Dios desde la razón. Eso es imposible. Pero también digo que desde la razón no se puede negar que tal vez existan vías de conocimiento desconocidas para muchos) que quizá aprehendan el ser real del objeto. Pero estas quedan más allá del proceder científico, claro está. Misterio.

    Yo sé que existen, pero para ustedes… misterio.

    No puedo probarles nada, pero ustedes no pueden excluir la posibilidad de que lo que diga, sea cierto.

    Lo que no es ningún misterio es que los infelices que creen firmemente en la correspondencia entre la representación del objeto y su verdadero ser, (su verdadera realidad), o son tiernos infantes, o como decimos en filosofía son simplemente eternos cándidos.

  50. KC
    24 agosto, 2009 en 11:11

    Lo que no es ningún misterio es que los infelices que creen firmemente en la correspondencia entre la representación del objeto y su verdadero ser, (su verdadera realidad), o son tiernos infantes, o como decimos en filosofía son simplemente eternos cándidos.

    Cándido, o infante, es quien cree en los Reyes Magos. Cosa que debería ser totalmente respetable, si no fuera porque a algun@s les interesa ser amigos de los Reyes Magos para poder establecer unos dogmas políticos, cosa totalmente distinta.

    Saludos.

  51. 24 agosto, 2009 en 13:44

    Supongo que te refieres a quien cree que sus “padres” son los magos de Oriente. Sí, en ese caso, igual de cándidos que los que confunden la representación del objeto y su verdadero ser.

  52. 24 agosto, 2009 en 14:01

    La cosa está clara. Yo no avalo mi Dios desde la razón. Eso es imposible. Pero también digo que desde la razón no se puede negar que tal vez existan vías de conocimiento desconocidas para muchos) que quizá aprehendan el ser real del objeto. Pero estas quedan más allá del proceder científico, claro está. Misterio.

    Yo sé que existen, pero para ustedes… misterio.

    Pues quédese usted con sus misterios, ya que SABE que existen… yo prefiero saber un poco menos y quedarme con la duda.

    Y por mi parte, usted no puede negar que en realidad es una alucinación de una “ameba hemorroidal”, pero ah! Misterio, yo que se es así. ¿No es así el juego? 😀

    Lo que no es ningún misterio es que los infelices que creen firmemente en la correspondencia entre la representación del objeto y su verdadero ser, (su verdadera realidad), o son tiernos infantes, o como decimos en filosofía son simplemente eternos cándidos.

    Lo que más me hace gracia de tipos como usted no es ya que se comunique a través de internet… sino que me apuesto mis gónadas a que usted mismo se levanta todas las mañanas, come para calmar el hambre y bebe para calmar la sed… ¿O no? ¿O es que vive del aire? O mejor, ¿o es que vive del “misterio”? Ay, mi alma cándida…

  53. 24 agosto, 2009 en 14:54

    Fiedrich Nietzsche.

    Cómo el “mundo verdadero” acabó convirtiéndose en una fábula. Historia de un error.

    1. El mundo verdadero, asequible al sabio, al piadoso, al virtuoso, -él vive en ese mundo, es ese mundo.

    (La forma más antigua de la Idea, relativamente inteligente, simple, convincente. Transcripción de la tesis «yo, Platón, soy la verdad»).

    2. El mundo verdadero, inasequible por ahora, pero prometido al sabio, al piadoso, al virtuoso («al pecador que hace penitencia»).

    (Progreso de la Idea: ésta se vuelve más sutil, más capciosa, más inaprensible, -se convierte en una mujer, se hace cristiana…).

    3. El mundo verdadero, inasequible, indemostrable, imprometible, pero ya en cuanto pensado, un consuelo, una obligación, un imperativo.

    (En el fondo, el viejo sol, pero visto a través de la niebla y el escepticismo; la Idea, sublimizada, pálida, nórdica, königsburguense).

    4. El mundo verdadero -¿inasequible? En todo caso, inalcanzado. Y en cuanto inalcanzado, también desconocido. Por consiguiente, tampoco consolador, redentor, obligante: ¿a qué podría obligarnos algo desconocido? …

    (Mañana gris.Primer bostezo de la razón. Canto del gallo del positivismo).

    5. El «mundo verdadero» -una Idea que ya no sirve para nada, que ya ni siquiera obliga, -una Idea que se ha vuelto inútil, superflua, por consiguiente una Idea refutada: ¡eliminémosla!

    (Día claro; desayuno; retorno del bon sens y de la jovialidad; rubor avergonzado de Platón; ruido endiablado de todos los espíritus libres)

    6. Hemos eliminado el mundo verdadero: ¿qué mundo ha quedado?, ¿Acaso el aparente?… ¡No!, ¡al eliminar el mundo verdadero hemos eliminado también el aparente!

    (Mediodía; instante de la sombra más corta; final del error más largo; punto culminante de la humanidad; INCIPIT ZARATHUSTRA)

  54. 24 agosto, 2009 en 15:05

    No es que Friedrich Nietzsche sea santo de mi devoción (jeje), pero como desde hace siglo y medio hasta ahora casi todos los filósofos tratan estos temas (que desprecian los científicos ingenuos con gran desfachatez) daba igual citar a uno que a otro. Este ya va bien. Saludos.

  55. Darío
    24 agosto, 2009 en 15:31

    A la peña: acaba de aterrizar por aquí Elison versión filosófico-conservadora pero muy mediocre. Nietzsche era un gran lector, excelente conversador y en alguna época de su vida consideró seriamente estudiar química. El mamarracho de Elison no le llega ni a los talones, y se dedica a usarlo como arite contra posiciones que no comparte, pero que dudo mucho que entienda.

  56. 24 agosto, 2009 en 15:39

    Ya lo veo Darío… pero es que a mí me parece que hay pocas cosas más incongruentes que un tipo hablando de “la incognoscibilidad del mundo” a través de Internet :mrgreen:

    O como le dije a un colega mío: “Tú… un irracionalista de la cabeza a los pies… ¿cómo puede engancharte un producto de última tecnología como el FaceBook?”.

  57. Darío
    24 agosto, 2009 en 15:54

    Así es Cnidus: los irracionalistas usan Internet para lamentarse de la “la incognoscibilidad del mundo”.

    Y los irracionalistas mediocres estilo Elison usan a Nietzsche para atacar lo que no entienden. En lo que conozco de este último, estoy seguro que se sentiría asqueado de la manera en que su nombre es utilizado. Él siempre pidió que lo leyeran bien y despacio, y el filólogo despreciaba a los “poetas fáciles”, como ahora creo que podría despreciar a los profetas idiotas del posmodernismo.

    Saludos.

  58. Darío
    24 agosto, 2009 en 16:09

    La cosa está clara. Yo no avalo mi Dios desde la razón.

    Concedido: aunque quisieras hacerlo no puedes, Desconoces a esta última y del primero, si existiera, no creo que estuviera muy contento con tu “forma de conocerlo”.

    “Eso es imposible. Pero también digo que desde la razón no se puede negar que tal vez existan vías de conocimiento desconocidas para muchos) que quizá aprehendan el ser real del objeto.”

    ¿Seguro sabes filosofía? No me hagas reir.

    “Pero estas quedan más allá del proceder científico, claro está. Misterio.

    Yo sé que existen, pero para ustedes… misterio.”

    En suma:

    No sabes razonar pero estas seguro de que hay cosas más allá de la razón, no defines lo que es la realidad y mucho menos como la conocemos, pero el misterio te es conocido, nos lo presumes pero no lo puedes comunicar y encima te sientes superior a los presentes.

    Que bien para ti que Schopenauer y Nietzsche estén muertos, así puedes atracarlos impunemente.

    Que tipo.

  59. 24 agosto, 2009 en 16:18

    Darío dice:

    “el filólogo despreciaba a los “poetas fáciles”, como ahora creo que podría despreciar a los profetas idiotas del posmodernismo”.

    Daría igual, pues ni Nietzsche ni los posmodernos creen en la correspondencia del objeto con el noumen, su realidad, la cosa en sí… Pero bueno, no está mal, que cites a los posmodernos significa que Darío sabe un poco por donde van los tiros.

    Aunque Darío se equivoque, al menos se ha acercado un poco al tema, cosa que los demás contertulios ni siquiera saben de qué va… es evidente.

    ¿No, Darío? Suelta lastre, no ta hagas acompañar de los que no saben nada de estos temas, jeje…

    Saludos Darío.

  60. Darío
    24 agosto, 2009 en 16:30

    Equivocado Elison:

    Esta gente sabe de Ciencia: tú no sabes.

    Siguiendo a Aristóteles, que dice que el Primer Motor es incognoscible: tú hablas de que el misterio te es conocido y que la cosa en si la puedes aprehender. Lo que me demuestra que sabes más de teología que de filosofía. A mi dios (o como le quieras llamar) me importa un carajo.

    También me confirma que eres un ladrón: como te dije, que bien para ti que Schopenauer y Nietzsche están muertos. Te da la posibilidad de usarlos de ariete contra la gente que no tiene porqué saber de estos temas pero que si sabe de los temas que habla. Esto es ser pandillero intelectual.

    Finalmente: no me agradas. No me caes bien, y me pareces un farsante.

  61. 24 agosto, 2009 en 17:00

    Para mí no es un primer motor. No sigo el esquema aristotélico, sino el rabínico-platónico. Soy ortodoxo, no católico romano (basados en Aristóteles, sobre todo). Y claro que ya es teología y no mera filosofía, pero basada en la experiencia directa.

    PS: Por cierto, nadie discute que algunos sepan de ciencia. Pero por no saber de filosofía, teología, etc, cometen el error (que conoces bien) de elaborar su pensamiento desde presupuestos siempre científicos. Deformación profesional, supongo… Desde el Círculo de Viena que no se habían oído disparates semejantes a los que sueltan ellos, pero esa escuela de Carnap, etc (positivismo lógico) pasó al olvido en los años del charleston, como es sabido por cualquier estudiante de primerito.

  62. Darío
    24 agosto, 2009 en 17:49

    Y claro que ya es teología y no mera filosofía, pero basada en la experiencia directa.

    ¿Pretendes ser diferente en algo? A católicos y protestantes les he escuchado lo mismo.

    Desde el Círculo de Viena que no se habían oído disparates semejantes a los que sueltan ellos, pero esa escuela de Carnap, etc (positivismo lógico) pasó al olvido en los años del charleston, como es sabido por cualquier estudiante de primerito.

    ¿Dónde estudiaste? En una Facultad de Filosofía seria un comentario de este estilo haría que te suspendieran de inmediato.

    Concentrate en la teología y deja el mundo para los que saben.

  63. 24 agosto, 2009 en 19:00

    Sólo descalificas sin argumentar. Si lo dices por haber esrito positivismo lógico en lugar de neopositivismo lógico (más preciso)…

    Es que no sé no de qué me hablas. Pero te escucho, si es que realmente tenías algo que decir (que va a ser que no, jeje).

    Pero, de todos modos, al que no sólo suspenderían sino que ni dejarían entrar es a tí, sobre todo con tus delirantes elucubraciones sobre el supuesto odio que les tendría Nietzsche a los posmodernos si los hubiera conocido… jajaja… esa sí que fue grande, amigo, jojo!

    O estas “refutaciones sin refutaciones” de tu comentario anterior… antológicas!

  64. Manuel Abeledo
    24 agosto, 2009 en 19:03

    Quizá en clase, con niños pequeños, te sirvan esas tácticas rasta, pero aquí no cuelan.

    De hecho creía que te habías mudado definitivamente para dejar tranquilos a quienes encuentran vacíos tus comentarios (además de otras cosas). Qué decepción. Espero que sea temporal.

  65. Darío
    24 agosto, 2009 en 19:16

    Te ves en el espejo, Elison.

    Que estes bien.

  66. 24 agosto, 2009 en 19:21

    ¿Lo ves Darío? No tienes nada que decir, pero descalificar por la cara sí que te gusta.

    Pues, con Dios, amigo…

  67. 24 agosto, 2009 en 19:34

    Bueno, ya os he merendado. Hasta otra.

  68. Manuel Abeledo
    24 agosto, 2009 en 19:44

    No mamá, no me han dado una paliza, les he dado con los ojos en los puños hasta que les han sangrado los nudillos y se han cansado.

  69. 24 agosto, 2009 en 20:18

    ¿Sí?

    Pues explícanos dónde ves tú todo eso.

    Salvo descalificar, no habeis hecho otra cosa (y los cobardes escondidos, esperando que Darío aporte algo).

    Darío:

    Una cosa me inquita… ¿En las universidades sudamericanas todavía tiene prestigio el neopositivismo lógico???

    Juasss, se han quedado en los años 20, 30. Qué tercermundismo!!! Con razón decías que me iban a suspender… a mí y a todo aquel que haya estudiado filosofía en Europa. Jojo!

    De verdad, no creia que estuviesen tan mal…

  70. 24 agosto, 2009 en 20:28

    PS: Por cierto, nadie discute que algunos sepan de ciencia. Pero por no saber de filosofía, teología, etc, cometen el error (que conoces bien) de elaborar su pensamiento desde presupuestos siempre científicos.

    Acusando a los científicos de incompetentes por partir de presupuestos científicos en su trabajo y no mezclarlos con filosofía y teología…

    Muy grande. Luego querrás que te tomen en serio 😀

    ¿Podéis confirmar que este tipo es “Eleison de los mil blogs y tres mil máscaras”?

  71. 24 agosto, 2009 en 20:32

    No he dicho eso. No me has entendido. No he criticado que lo hagan cuando se dedican a la ciencia. Es ahí donde lo pueden hacer con toda legitimidad. Lo que critico es que sus weltanschauüngen particulares vengan determinadas por su profesión científica. Eso es deformación profesional evidente.

  72. Manuel Abeledo
    24 agosto, 2009 en 20:55

    Pero quién va a discutir con un fulano que no sabe argumentar y que a las primeras de cambio suelta una gilipollez como “para hablar de religión hay que saber de teología”. No chavalín no, para hablar de pajas mentales no hay que tener un máster, basta el sentido común.

    Sin embargo, para hablar de hechos que pueden ser contrastados hace falta algo más, y como ya he dicho, quizá tú puedas impresionar a tus alumnos pero está claro que esto te viene grande.

    Por otra parte, mejor no hables de “cobardes escondidos” porque eres un sinvergüenza de cuidado con mucho que callar para ir por ahí juzgando a alguien.

  73. 24 agosto, 2009 en 21:08

    ¿Yo soy el autor de esa frase? ¿Dónde la he dicho, que no la veo?

    ¿Bebes o algo así?

  74. 24 agosto, 2009 en 22:03

    “weltanschauüngen”

    Traducción por favor.

    Y menos humos… yo todavía estoy esperando algo digno de llamarse argumento.

  75. 24 agosto, 2009 en 22:56

    Eso sólo significa”cosmovisiones”, “presupuestos de pensamiento”, etc…

  76. 24 agosto, 2009 en 23:37

    Pero Kyrie, ¿no te da verguenza?
    Que ya eres mayorcito para jugar a ser un troll, hombre. Parece que tuvieras 15 años.

    Entiendo que tengas tus problemas, pero nosotros no tenemos la culpa de eso. Llenando el blog de provocaciones sin sentido ¿qué demonios vas a conseguir? ¿Más bronca? ¿Eso te pone?

    Pues bueno, pues vale, pero por mi parte no pienso entrar a discutir nada de Filosofía hasta que no vea un mensaje coherente y escrito con cierta educación.

    PD: Aunque la cita de Nietzsche es… patética. Despierta, que no estamos todavía en los 80, joer! 😦

  77. 25 agosto, 2009 en 0:06

    Una cosa me inquita… ¿En las universidades sudamericanas todavía tiene prestigio el neopositivismo lógico???

    ¿¿¿Quien leches ha untado el blog con el atrayente para xenófobos??? Mira que os tengo dicho que esa botella no se toca!!

  78. 25 agosto, 2009 en 0:16

    A mí me ha hecho mucha gracia ver cómo abordan científicos la idea de Dios… Por eso he escrito.

    Me sigue haciendo gracia, la verdad…

    … de hecho, continuo llorando de risa.

    Saludos.

    ————–

    Agosto 25, 2009 a las 0:37 | Responder editar

    JM Hernández:

    La ironía no es lo tuyo. Estoy completamente seguro de que ninguna universidad en el mundo va por ahí… (a no ser que Darío conozca alguna). Es una forma, “irónica” de decirle que eso no es lo que se enseña comunmente…

    ¿Hacen tests de CI antes de contratar a un paleontólogo?

    Comienzo a dudar…

    ————

    Agosto 25, 2009 a las 1:19 | Responder editar

    Por ejemplo, JM… ¿cuántos filósofos en activo crees que hay en la actualidad que no dudan de la correspondencia entre la representación del objeto y su verdadero ser…?

    Aventura un porcentaje… si gustas.

    ————

    Agosto 25, 2009 a las 19:32 | Responder editar

    Jaja… les he pillado a todos descolocados. Ni el pobre Darío sabía qué decir.

    Bueno, ya me los merendé, hasta otra!!!!

  79. 25 agosto, 2009 en 20:22

    Sigh (suspiro)

    En el sentido hegeliano de la palabra, yo diría que un 83% , lo cual demuestra que la mayoría de la población mundial es creyente (y los filósofos también).

    Pero el argumento del número de fieles yo diría que no es precisamente muy solido a la hora de defender una idea filosófica (o religiosa). Por no decir que es absurdo.

    Hasta otra, figura. 😦

  80. 25 agosto, 2009 en 20:49

    Rastacalcedonico… pues siga merendando agusto. De momento este blog solo está recibiendo SPAM y falacias ad hominem por su parte…

    No se que te habrán hecho los filósofos para que te consideres uno de ellos.

  81. 26 agosto, 2009 en 2:24

    Rano:

    Dices: “En el sentido hegeliano de la palabra, yo diría que un 83% ”

    Esteeee, ¿de qué palabra, Rano?

    ¿Porcentaje?

    ;D

  82. 26 agosto, 2009 en 3:42

    “Wirklichkeit”,
    si estamos hablando de Hegel, claro.

    o
    “των ιδεών”
    si estás pensando en Platón. Yo qué sé. Para el caso…

    “¿Porcentaje?”

    Porcentaje pediste.

    Intenta ser un poco más constructivo, anda.

  83. 26 agosto, 2009 en 8:21

    ¿En las universidades sudamericanas todavía tiene prestigio el neopositivismo lógico??? Juasss, se han quedado en los años 20, 30. Qué tercermundismo!!! Con razón decías que me iban a suspender… a mí y a todo aquel que haya estudiado filosofía en Europa. Jojo!

    Perdona, amigo, pero esa frase no es ironía, sino pura xenofobia. Ni Hegel ni el Pato Donald, xenofobia de la cutre, y con un paternalismo que espanta.

    Saludos.

  84. jose
    26 agosto, 2009 en 13:04

    Wow, otra vez Eleison por aquí. ¿Lo de los fusibles tenía fecha de caducidad?

  85. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 0:16

    AJEDREZ II
    Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
    reina, torre directa y peón ladino
    sobre lo negro y blanco del camino
    buscan y libran su batalla armada.
    No saben que la mano señalada
    del jugador gobierna su destino,
    no saben que un rigor adamantino
    sujeta su albedrío y su jornada.
    También el jugador es prisionero
    (la sentencia es de Omar) de otro tablero
    de negras noches y blancos días.
    Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
    ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
    de polvo y tiempo y sueño y agonías?
    BORGES

  86. Fran
    24 enero, 2010 en 0:42

    ¿…?

  87. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 1:56

    FRAN: Quizás te deje menos interrogantes este otro poema, también de Borges. Tiene menos dioses y más infinitos…….
    AJEDREZ I
    En su grave rincón, los jugadores
    rigen las lentas piezas. El tablero
    los demora hasta el alba en su severo
    ámbito en que se odian dos colores.
    Adentro irradian mágicos rigores
    las formas: torre homérica, ligero
    caballo, armada reina, rey postrero,
    oblicuo alfil y peones agresores.
    Cuando los jugadores se hayan ido,
    cuando el tiempo los haya consumido,
    ciertamente no habrá cesado el rito.
    En el Oriente se encendió esta guerra
    cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
    Como el otro, este juego es infinito.
    Un saludo.

  88. Fran
    24 enero, 2010 en 2:45

    ¿¿¿…???

  89. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 3:51

    Me estás cayendo bien, FRAN. Parece que no te gusta la poesía. Me recuerdas aquella frase de Noél Clarasó: “A veces más vale callar y pasar por tonto, que abrir la boca y demostrarlo.” Te reitero mi aprecio.

  90. Fran
    24 enero, 2010 en 4:08

    No entiendo a que viene la poesía

    Usted me ha hecho recordar una frase de Píndaro, que por cierto era poeta ,al igual que Borges

    ” Muchas veces lo que se calla hace más impresión que lo que se dice.”

  91. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 5:02

    No me haga caso, por favor, FRAN. Es que, como dicen en “Las mil y una noches” (versión original, no jesuítica), “los poetas van como locos por todos los caminos y dicen y cuentan cosas que no hacen”. Con esto de los dioses y el dios detrás de dios, pues…me entraron ganas de entrar en el cotarro.
    Me retiro pero ¡con otro poeta!, Manuel Alcántara:

    “Si otros no buscan a Dios
    yo no tengo más remedio:
    me debe una explicación.

    No digo que sí o que no.
    Digo que si Dios existe
    no tiene perdón de Dios.”

    (Un saludo y un hasta pronto.)

  92. Lucien
    24 enero, 2010 en 5:09

    iba a comentar los videos, pero como veo que hay un concurso para ver quien es el mas pedante mejor espero a que termineis xD

  93. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 5:22

    Yo terminé, LUCIEN. Y, por favor, no se lo tome tan en serio que “el arte es largo y, además, no importa”. El verso es de Don Antonio machado. Saludos, LUCIEN.

  94. Fran
    24 enero, 2010 en 13:25

    LUCIEN

    comenta lo que quieras, por favor, no dejes que nuestro concurso de copiar y pegar, deje al hilo sin tus pensamientos, que serán más importantes, por ser tuyos, que todos los copia pega que pongamos altopo y yo

    ALTOPO

    ¿continuamos?

    Bienaventurados los que no tienen nada que decir, y que resisten la tentación de decirlo

    James Russel Lowell (Poeta y escritor)

    ¿por cierto? vas aportar algo, ¿no se? ¿tuyo? por poner un ejemplo

  95. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 21:07

    Un saludo FRAN. Está divertido esto. Pensaba iniciar esta repuesta con un poema del gran Cavafis (“La palabra y el silencio”), pero me di cuenta que no podía aplicarla en Usted. He aprendido a respetarlo y hasta a escuchar sus silencios. Te recomiendo el poema, sin embargo, ya que hay algunos que sí se lo merecen. Al grano, entonces: ¿Aportar algo mío? ¡Todo lo anterior es mío! ¿Para qué me voy a mirar mi propio ombligo cuando tengo espejos (MIS poetas) en los que me puedo mirar de cuerpo entero? No le tema a la poesía, por favor. Me enorgullezco de reconocer que Carl Sagan fue y es una de las mayores influencias en mi pensamiento lógico y que en gran parte me empujo a mi profesión de biólogo. Quítele usted la poesía a COSMOS y hoy yo sería político, policía o quien sabe que cosa. Quien me enseño la inmensidad de esa ciencia llamada bilogía y sobre todo, la pasión y el amor a ella, fue Félix Rodríguez de la Fuente, otro gran difusor del pensamiento científico. Si no hubiese encontrado poesía en el, hoy el mundo tendría un matarife más y un biólogo menos. Déjele la poesía a Sagan, el humor a Hawkins (ante quien me quito respetuosamente el sombrero) y …. Déjelo pasar. A veces las cosas que parecen menos serias, terminan siendo verdades de a puño. Ayer era sábado en la noche. Sólo, buena música y un buen vaso de ron añejo gustado lentamente como lo tomaba Quincas Berrido Dagua: largo y conversado. Pues aparece un Blog interesante y…. lo demás es historia. Me salió bastante larga la respuesta y parece que no muy bien mi intervención anterior. Pido disculpas a quienes se molestaron, porque de Octavio Paz (¡otro poeta!) aprendí que “Lo Cortés no quita lo Cuauhtémoc”.
    Un saludo.

  96. ALTOPO
    24 enero, 2010 en 21:16

    FE DE ERRATAS: HAWKING.
    P.D. Por cierto, no sería interesante hacerle una fe de erratas a la biblia? Digo yo, pero no me hagan caso. “Donde dice “Y DIOS CREÓ AL HOMBRE” debe decir “LOS HOMÍNIDOS EVOLUCIONARON”.

  97. 24 enero, 2010 en 21:29

    Nadie se ha molestado, Altopo, aunque a veces seamos un poco “chinches” (yo el primero). 😀

    Y además, nos ha quedado una bonita colección de poesías y contracitas. Mientras sea así, podéis seguir discutiendo hasta que os canséis. 😉

  98. Maria
    29 junio, 2010 en 2:23

    Hola.. necesito que alguien me ayude con un trabajo si no es mucho pedir.. No es nada complicado solo que me esta comiendo la cabeza y necesito otras opiniones a parte de la mia.. Por què creen ustedes que era necesario responder las preguntas a cerca del universo que se hacian los hombres en la antiguedad?? Y de que manera habrian sido respondidas?
    Necesito otras opiniones.. si alguien puede contestarlas y darme su opinion me ayudarian mucho.. Gracias.

  99. Darío
    29 junio, 2010 en 16:33

    Maria :
    Hola.. necesito que alguien me ayude con un trabajo si no es mucho pedir.. (Tú pide, quien sabe si se te dará) No es nada complicado (Uf! Mi alma descansa) solo que me esta comiendo la cabeza y necesito otras opiniones a parte de la mia…

    Por què creen ustedes que era necesario responder las preguntas a cerca del universo que se hacian los hombres en la antiguedad?? (La R: Por qué no se tiene algo más productivo que hacer que perder el tiempo en estos chistes, o te estás recuperando de la borrachera de anoche.)

    Y de que manera habrian sido respondidas? (La R: De la manera más divertida, por qué si te las tomas en serio, terminarás convertida en creata o peor: en partidaria del “diseño-intelegentismo” que de inteligente tiene lo que yo de cristiano)

    Necesito otras opiniones.. si alguien puede contestarlas y darme su opinion me ayudarian mucho.. Gracias. (Un placer, que pocas veces se puede ayudar a alguien en cosas que no sean de Linux o matemáticas. Qué te vaya bien)

  100. jc
    29 junio, 2010 en 17:18

    Hola Maria. No se si habrá un porque, pero imagino que simplemente porque somos curiosos y razonamos. Es dificil no plantearte cosas.
    Evidentemente no teniamos casi conocimientos adquiridos, ni la posibilidad de transmitirlos entre poblaciones. Por ello buscamos respuestas y lo más facil es encontrr explicaciones teleológicas.
    Esto todavía lo hacemos cuando niños. Normalmente al crecer y adquirir conocimientos abandonamos las respuestas teleológicas y aceptamos otras más racionales. Aqui te lo explican muy bien
    http://oldearth.wordpress.com/2008/04/21/el-diseno-inteligente-como-explicacion-teleologica/

    Habla de diseño inteligente, pero lo puedes aplicar a cualquier pregunta que se ha hecho la humanidad.
    Cuando no sabiamos cosas nuestra tendencia es a la tautología, como esta es insuficiente acumulamos (como especie) datos que nos hacen llegar a respuestas distintas y basadas en la realidad. La ciencia es un elemento que nos ha permitido “madurar” y ahora como “adultos” las respuestas son otras.

  101. Maria
    30 junio, 2010 en 3:22

    Muchas gracias Dario y Jc!!! Dario.. no me duraba nada eso t lo aseguro..ando a full con unos informes sino creo q tndrias razon jajaja! Gracias Jc.. me ayudaste mucho dandome tu punto de vista..en serio.. Me alegro que se hayan tomado el trabajo de responderme..

  102. MIGUEL
    21 enero, 2013 en 23:05

    Uranus :
    Hay algo que no entiendo. ¿El Universo tiene borde? Si no tiene borde entonces el Universo ¿adopta una forma esférica? ¿qué hay más allá del horizonte visible?

    NADIE lo puede responder con certeza ( VAYA PREGUNTA) solo tenemos teorias; la mas renombrada la teoria DEL BIG BANG. Mi sobrino de 14 años me “descoloco”, preguntamdome : Cuando el Universo se expande ( tal cual esta demostrado) ese “nuevo” lugar que ocupa. . . “de que” esta hecho ? ? Que hay “ahi” en esa zona que el Universo va ocupando al expandires ? ? Ufff me descoloco ¡ ¡

  103. J.M.
    22 enero, 2013 en 8:35

    Es complicado de entender, y más aún explicárselo a tu sobrino, pero el tema es que no hay espacio más allá del universo. Dicho de otro modo: cuando el universo se expande, se expande el espacio. El “lugar” que ocupa hoy no existía hace 13.000 millones de años. Y lo mismo ocurre con el tiempo.

    Efectivamente, descolocante….

  104. Alaksandu
    22 enero, 2013 en 20:23

    Hola
    Sobre el tema del “borde” del Universo…si es que lo tiene.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Singularidad_espaciotemporal
    Saludos.

  105. juan
    23 diciembre, 2013 en 2:35

    Entiendo que la inteligencia es el conocimiento individual y la sabiduria el conocimiento general y que la relacion entre ambas es inversamente proporcional: a mayor inteligencia; menor sabiduria.

    No entiendo cual es el limite del universo en expansion antes de expandirse y que’ es donde se expande el universo en expansion igual que el sobrino de Miguel con la diferencia de que yo no me conformo con que me diga que se “descoloco'”

    J. M. Si’ que es complicado de entender…es mas facil creer en Dios que creer que el universo se expande en un espacio que no existe.

  106. 23 diciembre, 2013 en 9:07

    …a mayor inteligencia; menor sabiduria…

    Entonces supongo que las colonias de esponjas serán de los más sabio del planeta, por su inteligencia es escasa 😉

    …es mas facil creer en Dios que creer que el universo se expande en un espacio que no existe.

    Por supuesto, por eso tanta gente claudica de conocer el mundo, se refugia en una creencia y ya cree que lo sabe todo. Entender como funciona todo cuesta mucho esfuerzo. De hecho abundan los que creer que es más fácil ganar dinero jugando a la loteria que estudiando para tener una buena formación que permita alcanzar una profesión bien remunerada. Y así nos va.

    PD: Y encima aquí muchos nos dicen que si crees en un dios determinado tienes el paraiso garantizado, independientemente de cómo te comportes. Igual eso es parte de su “sabiduria”.

  1. 22 agosto, 2009 en 1:22
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: