Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > Errores más comunes en torno a la teoría de la evolución (2)

Errores más comunes en torno a la teoría de la evolución (2)

15 septiembre, 2009

Seguimos con la serie iniciada AQUÍ.

4. La teoría de la evolución es defectuosa, pero los científicos no quieren admitirlo

debate

Viñeta 1:

– …. como ve hay un serio debate dentro de la comunidad científica en torno a detalles de cómo la evolución….

– ¡AHA!

Vineta 2:

– ¡Está admitiendo que la evolución es una fantasmada! ¡La comunidad científica discrepa acerca de la teoría de la evolución!

– No, yo no he dicho eso.

Viñeta 3:

– ¡Lo tengo!. Amigo ya lo han oído: la evolución es un fraude

– ¿Qué?. Eso es absurdo. Creo que usted no está escuchando lo que digo.

Viñeta 4:

– ¡Y esto es todo!. Buena noches amigos, ustedes han sido una estupenda audiencia.

– Pero…

Los científicos han examinado los supuestos “defectos” que los creacionistas afirman que la teoría de la evolución posee, pero no han encontrado ninguna evidencia en la que esto se sustente. Esos “defectos” se basan en una mala comprensión de la teoría de la evolución o a una deficiente interpretación de las evidencias. Los científicos se encuentran refinando la teoría, pero eso no significa que sea “defectuosa”. La ciencia es una empresa altamente competitiva, y en el caso de haber “defectos”, éstos se descubrirán, y los científicos serán los primeros en informar de los mismos y de alegrarse de ello.

.

5. La evolución no es ciencia ya que no es ni observable ni “testable”

La evolución SI es observable y “testable”. El error aquí es suponer que la ciencia se limita a realizar experimentos controlados que se llevan a cabo en laboratorio por gente de bata blanca. En la actualidad, una parte importante de la ciencia se lleva a cabo en la naturaleza, estudiando como ésta trabaja. Los astrónomos no bajan las estrellas a su despacho, y los geólogos no pueden viajar en el tiempo, pero en ambos casos los científicos aprenden usando varias líneas de evidencias conjuntas para conocer más acerca de sus objetos de estudio. Lo mismo es cierto en el caso de la historia evolutiva del planeta Tierra. Aún y así, en muchas ocasiones, los mecanismos evolutivos pueden ser estudiados directamente mediante experimentación tal y como ocurre en otras disciplinas científicas.

Los fósiles tales como el <i>Archaopteryx</i> nos informa de los organismos que han vivido en el planeta, así como su adaptación y variación a los largo del tiempo.

Los fósiles tales como el Archaopteryx nos informa de los organismos que han vivido en el planeta, así como su adaptación y variación a los largo del tiempo.

El estudio de organismos actuales, como por ejemplo los elefantes marinos, aportan datos acerca de su historia evolutiva: anatomía comparada, embriología, comparación con organismos fosilizados, etc.

El estudio de organismos actuales, como por ejemplo los elefantes marinos, aportan datos acerca de su historia evolutiva: anatomía comparada, embriología, comparación con organismos fosilizados, etc.

La selección artificial que se puede estudiar en peces, plantas, aves, perros o bacterias, por poner algunos ejemplos, demuestran la variación que sustenta la evolución, en el laboratorio.

La selección artificial que se puede estudiar en peces, plantas, aves, perros o bacterias, por poner algunos ejemplos, demuestran la variación que sustenta la evolución, en el laboratorio.

Los experimentos llevados a cabo en el laboratorio con la mosca de la fruta han mostrado lo poderosas que son, a la hora de generar variabilidad, las mutaciones genéticas.

Los experimentos llevados a cabo en el laboratorio con la mosca de la fruta han mostrado lo poderosas que son, a la hora de generar variabilidad, las mutaciones genéticas.

darwin acompañad

.

6. La mayoría de los científicos ya han rechazado el “darwinismo”

El concepto de Darwin, en el que la evolución transcurre lentamente, ha sido modificado para incluir nuevos mecanismos, como por ejemplo que la evolución, bajo ciertas circunstancias, puede ocurrir rápidamente. En esos términos, el concepto del “darwinismo” ha variado. Modificar las teorías científicas para ajustarlas más a las nuevas evidencias aportadas, es una de las características de la ciencia.

Sin embargo, en estos momentos, y a la vista de las evidencias, no estamos en condiciones de decir que los principios básicos del “darwinismo”, la selección natural como motor evolutivo, o la procedencia desde un ancestro común, hayan variado. Los científicos no han rechazado la selección natural, sino que la han extendido y mejorado, al recoger más resultados experimentales a su favor. Por ejemplo, ahora conocemos (Darwin no llegó a saberlo) que las mutaciones es la fuente de variabilidad sobre la que actúa la selección natural.

Fuente: Universidad de Berkeley

.

Entradas relacionadas:


  1. Phosphoros
  2. Agustín
    16 septiembre, 2009 en 1:23

    Hoy en la facultad un creacionista utilizó mi argumento anti-evolución favorito: “Darwin se arrepintió de todo en su lecho de muerte y rechazó la evolución”. Lo triste es que fue un estudiante de física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, en Argentina. A este le suman otros dos estudiantes de física que creen que se puede ver el futuro en los sueños (y si sueñan cosas feas faltan a un final, por ejemplo) y un estudiante de matemáticas que me ofreció hacerme reiki, ya que el se pagó los tres o cutro cursos que se necesitan para ejercer tal “profesión” en la escuela superior de Reiki. Y hay muchos más…

  3. Darío
    16 septiembre, 2009 en 1:28

    Yo estoy en matemáticas, y no me extraña lo que cuentas. Parece que algunos entre màs “entienden de lógica”, menos entienden de la ciencia y su método. El más excéntrico de todos estos monos me parece que es Dembski.

    Total: las tonterías de estos estudiantes de física y matemáticas no quitan un ladrillo de la construcción fabulosa que es la Biología Evolutiva, ni el trabajo de Darwin.

    Saludos y seguiremos estudiando.

  4. 16 septiembre, 2009 en 9:43

    Agustín el argumento del lecho de Darwin es uno de los más flojos que he leído jamás. Para empezar parece que la agonía debió durar horas o bien sus oyentes estaban un poco sordos porque tenemos versiones de (i) se arrepintió y confesó su religiosidad, (ii) afirmó estar al servicio de Satanás, y ahora el que nos presentas: (iii) confesó que era falsa 😀

    ¿Tienes idea de lo que dijo Wallace en su lecho de muerte?. Lo digo porque llegó a las mismas conclusiones de Darwin de forma independiente 😀

    A ver si los creacionistas encuentran argumentos menos ridículos, que están tratando con gente adulta. Por ejemplo, podían empezar a montar laboratorios y TRABAJAR. Quizás así sí encuentren algún argumento de peso 🙂

  5. Phosphoros
    16 septiembre, 2009 en 14:11

    Hola Agustín
    Por desgracia es una tendencia de la gente de Exactas (Matemáticos, Físicos, Bioquímicos, etc…) que crén que saben más Biología que los Biólogos…una pena.
    Saludos.

    P.D: ¿estás en el Pabellón II?, ¿qué estudiás?.

  6. Phosphoros
  7. Darío
    16 septiembre, 2009 en 20:10

    ¿¿¿¿¿¿Un creacionista poniéndose a trabajar??????

    😀 😀 😀 😀 😀

    Primero el Infierno se congela, Manuel.

    Saludos.

  8. 16 septiembre, 2009 en 23:22

    No!

    Primero el Infierno empieza a existir…

    … y luego se congela :mrgreen:

  9. Agustín
    17 septiembre, 2009 en 2:36

    El problema no es que crean que saben más biología que los biólogos, sino que caigan en falacias que ya deberían saber evitar bien. Es un poco triste.

    Saludos.

    pd: Estudio física y computación, en el pabellón I.

  10. Darío
    17 septiembre, 2009 en 4:50

    ¡Perfecto Agustín!

    Con la falta que hace un fpísico por aquí.

    Perfecto.

  11. Phosphoros
    17 septiembre, 2009 en 13:12

    Justamente es esa soberbia la que los hace caer en Falacias logicas…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: