Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > Errores más comunes en torno a la teoría de la evolución (y 3)

Errores más comunes en torno a la teoría de la evolución (y 3)

16 septiembre, 2009

Este post termina la serie iniciada en dos anteriores artículos que podéis leer AQUÍ y AQUÍ

.

7. La evolución es responsable de comportamiento inmoral, Si se les enseña a los chicos que son animales, ellos se comportarán como animales
misconceptions_dogfood
Los humanos formamos parte del reino animal. Compartimos características anatómicas y bioquímicas con otros animales, y hay algunos comportamientos que también compartimos (cuidamos de nuestros hijos, formamos grupos cooperativos, etc). Hay otros comportamientos que son específicos de cada especie animal en particular. En ese sentido, los humanos nos comportamos como humanos, las babosas como babosas y las ardillas como ardillas. Es muy complicado que los niños, incluso después de saber que estamos estrechamente relacionados con otros animales, empiecen a comportarse como medusas o mapaches.

Relacionar actitudes inmorales o inapropiadas con la evolución no tiene sentido. La moralidad no está relacionada con lo que se es, sino con lo que se debe ser.

.

8. La evolución apoya la idea de que es legítimo la opresión de los más fuertes sobre los más débiles.

opresion

En el siglo XIX y principios del siglo XX, una corriente filosófica llamada “darwinismo social”, apareció como una mala interpretación de la teoría biológica de la evolución aplicada a la sociedad. Desde ese punto de vista, la sociedad debe permitir que aquellos que sean débiles sean eliminados, ya que para ellos eso era moralmente aceptable. Supuestamente la evolución por selección natural apoyaría esas ideas. Prejuicios ya pre-existentes fueron fundamentales en la idea de que los países colonizados, la gente pobre o las minorías menos privilegiadas merecen su situación, ya que estaban menos adaptados que aquellos que “triunfaban”. Esta mala praxis científica se empleó para realizar políticas sociales.

La pseudociencia del “darwinismo social” fue refutada hace muchos años. La teoría de la evolución biológica se mantiene, pasando todas las pruebas a las que ha sido sometida a lo largo del tiempo.

.

9. La evolución y la religión son incompatibles

religion

La religión y la ciencia (evolución) son cosas muy diferentes. La ciencia sólo se ocupa de explicar los fenómenos naturales, mientras que la religión trata de creencias personales que van más allá del mundo natural.

El concepto de que hay que elegir entre ciencia o religión es incorrecto. Por supuesto, algunas creencias religiosas contradicen abiertamente la ciencia (p. ej. la creencia de que el mundo y la vida fueron creado en seis días); sin embargo muchos grupos religiosos no tienen conflictos con la evolución u otras teorías científicas. De hecho, muchas personas religiosas, teólogos incluidos, creen que un profundo conocimiento de la naturaleza incrementa su fe. Además, dentro la comunidad científica hay miles de científicos que son creyentes y aceptan la teoría de la evolución.

.

10. Los profesores deben de enseñar “las dos alternativas” y dejar que los estudiantes decidan por ellos mismos

enseñanza

Dada la enorme variedad de relatos religiosos sobre la creación, no hay simplemente “dos alternativas” que comparar. En cualquier caso, estas otras alternativas no son ciencia y por tanto no se deben enseñar en clase de ciencias. En clase de ciencias, el alumno debe de tener la oportunidad de discutir los méritos de cada argumento desde el punto de vista científico. Por ejemplo, los alumnos podrían debatir acerca de si las aves aparecieron antes o bien proceden de los dinosaurios. En contraste, un debate enfrentando los conocimientos científicos con puntos de vistas religiosos no tiene sentido en clase de ciencias, y menos cuando lo que en realidad se sugiere es que se elija entre una de las dos opciones. Este argumento de “libertad de elección” o “juego limpio” es uno de los argumentos más empleado por los que en realidad quieren enseñar religión en clase de ciencias.

.

11. La evolución es religión, por tanto enseñarla viola la primera enmienda

Nota: la primera enmienda de la constitución de los EEUU prohíbe enseñar religión (de cualquier confesión) en las escuelas públicas.

ciencia

La evolución es ciencia. El estudio de la evolución se sustenta en las evidencias experimentales obtenidas desde el mundo natural. Eso no es religión. La Corte Suprema, así como otras cortes federales de los EEUU han diferenciado claramente lo que es ciencia de lo que es religión y no ha permitido la enseñanza de religión en clase de ciencias en las escuelas públicas. También ha tomado decisiones a favor de enseñar evolución en distritos docentes donde comunidades de padres habían hecho presión para prohibir la enseñanza de ésta.

Fuente: Universidad de Berkeley

.

Entradas relacionadas:


  1. 16 septiembre, 2009 en 15:47

    “Es muy complicado que los niños, incluso después de saber que estamos estrechamente relacionados con otros animales, empiecen a comportarse como medusas o mapaches.”

    XDDDDDDDDDDDD (no tanto no tanto…)

  2. 16 septiembre, 2009 en 15:55

    Muy muy buena esta serie, Manuel. No sabía lo de la primera enmienda, y ahora entiendo muchas cosas…

  3. 16 septiembre, 2009 en 16:12

    Bien está, bien está que se expliquen un poco estas cosas, para que los distraidos no se pierdan. En relación a este post (los dos anteriores los he leído también ahora mismo, pero estoy en éste y por lo tanto comento éste), opino que:
    – punto 7: SON animales. Y, prácticamente todos, durante los primeros años, se comportan bastante como si fueran animales de otra especie. Desde luego.
    – punto 8: No legitima la opresión, lo que hace es decir que el más fuerte gana (no que debe ni que no debe ganar, sino que gana) al más débil. No parece tan impresionante, no?
    – punto 9: Es como decir que los pimientos y las hadas son incompatibles: hablamos de dos términos que no tienen nada que ver uno con el otro, ni para bien ni para mal, y para colmo uno de ellos es real y el otro ficticio. Pues vaya.
    – punto 10: Me remito al punto 9.
    – Punto 11: La evolución SUCEDE. Eso elimina la posibilidad siquiera de esa afirmación.

    Un saludo.

  4. Uranus
    16 septiembre, 2009 en 16:15

    La moralidad no está relacionada con lo que se es, sino con lo que se debe ser.

    ¿Y qué es lo que debe ser?

  5. 16 septiembre, 2009 en 16:44

    Aureus esto que dices: lo que hace es decir que el más fuerte gana (no que debe ni que no debe ganar, sino que gana) al más débil no es cierto. Lo que dice la TE es que el mejor adaptado al medio sobrevive, no el más fuerte.

  6. Rawandi
    16 septiembre, 2009 en 16:58

    El apartado 9 está equivocado. Por supuesto que la ciencia y la religión son incompatibles, lo cual explica por qué la inmensa mayoría de científicos premios Nobel son incrédulos. Incluso en un país tan ultrarreligioso como EEUU, únicamente son creyentes el 7 por ciento de los científicos que integran su Academia Nacional de Ciencias (encuesta de E. Larson publicada en ‘Nature’). Los científicos coherentes eligen la ciencia y descartan la religión.

    Es verdad que algunos científicos son creyentes y por tanto son capaces de vivir inmersos en la disonancia cognitiva. Pero esto no niega el conflicto ciencia-religión, igual que la existencia de personas casadas adúlteras no niega la incompatibilidad entre el matrimonio y el adulterio.

    Todas las religiones teístas (o sea, basadas en un dios que realiza milagros) entran en conflicto con la ciencia, pero los teístas fundamentalistas reconocen el conflicto mientras que los teístas no fundamentalistas simplemente barren el conflicto bajo la alfombra y hacen como que dicho conflicto no existe.

    Pondré un ejemplo: la Biblia afirma que las aves aparecieron antes que los cuadrúpedos, justo al revés de lo que ha demostrado la ciencia. Un cristiano fundamentalista simplemente aceptará lo que dice la “Palabra de Dios” antes que lo que puedan decir los científicos humanos. En cambio, el genetista estadounidense Francis Collins, que debe de ser uno de los pocos evangélicos no fundamentalistas, explica en su libro ‘El lenguaje de Dios’ que no sabemos lo que quiere decir el Génesis y que debemos seguir estudiándolo. Este es el ridículo modo que tiene Collins de barrer el conflicto debajo de la alfombra. Collins se engaña a sí mismo, pues lo que dice el Génesis siempre ha estado clarísimo. El error de los fundamentalistas cristianos no radica en que malinterpreten la Biblia (en general la interpretan correctamente) sino en que han decidido creer en ella contra viento y marea.

  7. 16 septiembre, 2009 en 17:04

    Manuel, estaba considerando “el mejor adaptado al medio” como el “más fuerte”, en una simplificación exagerada, lo admito. O sea, mi “fuerte” lo estaba considerando según la interpretación de “el que domina”, el que “es más que el otro”. Evidentemente eso siempre depende de las circunstancias, luego la forma correcta de describirlo es “el mejor adaptado al medio”, sin duda.

    Intentaré no ser tan “relajado” con la escritura. Un saludo.

  8. 16 septiembre, 2009 en 17:13

    Rawandi, pues yo no pienso que ese punto esté equivocado. Tú mismo lo explicas. Muchos científicos, incluso en un país tan creyente como EEUU, no tiene problemas de compatibilizar ciencia y religión.
    Te recuerdo que la inmensa mayoría de los científicos no pertenece a la Academia (ahí se entra por invitación y hay que tener unos méritos más que contrastados), y que los datos de creencias en el global se acercan más al 30% (PLoS Biology).
    Pero bueno, a lo que voy, la mayoría de creyentes no encuentra conflicto, porque lo ve como dos magisterios separados, o porque toma las historias bíblicas como mitos religiosos, para trasmitir enseñanza moral, no como literalidad científica.
    Ya sé que contra eso hay dos posicíones radicales, la de aquellos que interpretan literalmente la Biblia, incluso contra las evidencias que tenemos, y la de aquellos que piensan que la ciencia ha desmontado todo lo que está relacionado con seres sobrenaturales, y por tanto no tiene ningún sentido tener creencias religiosas.
    Pero también hay mucho agnóstico y ateo que no ve problema en que la gente crea en seres sobrenaturales, incluso siendo científico, siempre y cuando esta creencia no interfiera con su labor científica.

  9. 16 septiembre, 2009 en 17:29

    Efectivamente, el problema es que solemos identificar religión con ciertas sectas cristianas evangélicas literalistas e islámicas fundamentalistas.

    Sin embargo, muchísimos creyentes, tanto cristianos como de otras religiones, ni siquiera se plantean conflicto alguno con la ciencia. De igual modo, la inmensa mayoría de científicos no se plantean conflicto alguno con ninguna religión. Es exclusivamente en el choque contra estas sectas cuando ocurre el problema.

    A la mayoría, nos da igual que una persona crea en un dios sobrenatural o en un unicornio verde, lo que nos parece peligroso y no estamos dispuestos a admitir, es que pretenda enseñar en clases de ciencia que el ADN proviene de un escupitajo del unicornio sobre una roca inerte.

    Y de igual forma, si divulgan en la sociedad la idea de que nuestro origen es un escupitajo de unicornio, seguiremos intentando desmontar tan absurda tesis y mostrando las pruebas que indican lo contrario.

  10. KC
    16 septiembre, 2009 en 18:15

    Rawandi, como dices, la religión es contradictoria cuando se introduce directamente en temas científicos, entre otras cosas porque no es ese su cometido, pero no es incompatible cuando hablamos sobre el campo de lo metafísico. Y tampoco veo incompatible el dedicarse a las dos, siempre que no se mezclen churras con merinas.

    Por poner otro ejemplo, personalmente conozco a un prestigioso hematólogo que cree en un dios personal. A mí me da igual lo que crea siempre y cuando no interaccione esos dos campos, estados o estadios de los que hablamos. En resumen, me da igual si cree que hay un Dios que rige el cosmos y el comportamiento de las personas, lo que no me da igual es que dijera que Dios diseñó los leucocitos o similares, y mucho menos que él enseñe eso en la Universidad.

    Supongo que lo de la incompatibilidad o no depende de los contextos y las circunstancias. Aun así, lo importante es que tal persona pueda creer lo que quiera por sus propias sensaciones, no lo que haya dicho su padre, madre, profesor de Escuela o similares. Y por supuesto, lo de adoctrinamiento creo que tiene más causas políticas que puramente religiosas. Lo de la religión hace años que perdió su esencia…

    Saludos.

  11. Rawandi
    17 septiembre, 2009 en 16:32

    Manuel, el problema es que la ciencia y la religión ‘nunca’ han sido “magisterios separados”. Por eso a lo largo de la historia ha habido y sigue habiendo choques entre la ciencia y la religión. Y por eso en los países que reconocen la libertad de conciencia (incluyendo a los ultrarreligiosos EEUU) la mayoría de los científicos se proclama incrédula. Si fuera verdad lo de los “magisterios separados”, entonces no tendría por qué predominar el descreimiento entre los científicos sino que estos deberían mostrar la misma fe que el resto de la sociedad.

    Todas las religiones “reveladas” (judaísmo, cristianismo, mahometismo, etc.) entran necesariamente en conflicto con la ciencia porque presumen de ser el resultado de una serie de milagros, empezando por la misma “revelación divina” de sus respectivos libros “sagrados”. Los creyentes pueden decir que no ven conflicto entre la Biblia y la ciencia, pero eso no cambia el hecho de que sí hay conflictos entre ambas.

    Tú, J. M. Hernández y KC parecéis confundir dos planos: el plano subjetivo del creyente, que por supuesto está en su derecho de opinar como le venga en gana, y el plano objetivo de la contradicción palmaria entre las afirmaciones de cualquier libro “sagrado” y el conocimiento científico.

    La ciencia y la religión son “compatibles” en el sentido trivial de que pueden encontrarse juntas en un mismo cerebro humano, pero no son “compatibles” desde un punto de vista lógico.

  12. KC
    17 septiembre, 2009 en 17:21

    Rawandi, creo que estamos llegando al mismo punto desde distintos caminos. Justamente a eso que tú llamas “plano” yo llamé “estadio”, “estado” o “cualquier otra palabra”. A ese “plano subjetivo del creyente” que tú llamas me refería yo, por el cual es perfectamente posible compatibilizar ciencia y religión en el sentido de poder creer en un ente sobrenatural aun cuando uno se dedique al estudio de la sangre, por referirme al ejemplo que puse.

    Y quizás sea trivial, pero no entrecomilles compatible, porque su significado es justamente el que tú defines:

    compatible.

    (Del b. lat. compatibĭlis, y este del lat. compăti, compadecerse).

    1. adj. Que tiene aptitud o proporción para unirse o concurrir en un mismo lugar o sujeto.

    Saludos.

  13. 17 septiembre, 2009 en 17:41

    KC, en este caso me aproximo más de Rawandi, no es exactamente lo mismo el que se puedan unir o concurrir en el mismo sujeto “sequencialmente” y el que puedan unirse o concurrir “simultáneamente”. Uno de los trucos del cerebro, que nos ayuda a sobrevivir en tantas ocasiones, es el que nos permita pensar de una manera en un momento y pensar de otra poco después, sin tener en cuenta la anterior.
    Estar estudiando la sangre, teniendo presente lo que la biblia dice sobre ella simultáneamente, no es posible. Estar analizando los huesos de un dinosauro, intentando determinar su edad, teniendo presente en simultáneo la certeza absoluta (se llama fé a esto) de la antigüedad de la tierra según la biblia, no es posible.
    Ahora, analizarlos, decir que tienen 70.000.000 de años, colgar la bata e ir a misa, así, secuencialmente, claro que es posible. Eso es una forma de compatibilizar? Tal vez, pero en una discusión semántica. Sin embargo, no habiendo una posible simultaneidad, y para este caso, yo no hablaría de compatibilidad entre ciencia y religión, sino tal vez en adaptación cerebral que permite la coexistencia de ambos en un mismo cerebro. O sea, creo que un mismo individuo puede ser científico y religioso, pero no me parece que ciencia y religión sean compatibles.
    Saludos.

  14. Rawandi
    17 septiembre, 2009 en 17:51

    KC, las palabras “compatible” e “incompatible” se usan por lo general desde el punto de vista lógico, no en su sentido trivial. El sentido trivial es de hecho bastante absurdo, pues según él todo resulta “compatible” con todo, o lo que es igual, nada es “incompatible” con nada: hay judíos que simpatizan con los nazis, astrónomos que trabajan como astrólogos, bomberos pirómanos, científicos creyentes…

  15. KC
    17 septiembre, 2009 en 17:58

    Aureus, es perfectamente posible aproximarse a Rawandi ya que lo que él dice es cierto y tiene mucha razón, y de hecho creo que, en este caso, estamos todos en el mismo color pero en distintas tonalidades. Supongo que, como dices, todo es cuestión de semántica.

    De hecho, diría que son dos cosas contradictorias cuando se enfrentan en un mismo “plano”, pero no incompatibles.

    Los ejemplos que pones son buenos siempre que, como decía JM en su último comentario, no tengamos en mente a un religioso como un literalista o fundamentalista. Es decir, en el caso de los huesos de dinosaurio, es posible que el paleontólogo pueda ser religioso sin tener que creer en lo de los famosos 6.000 años. No creo que haya ningún sitio donde digan que todos los religiosos creen en lo de los 6.000 años. De hecho, mi antigua profesora de religión nos decía que muchas de las historias de la Biblia son exageraciones.

    En fin, que tampoco creo que esto tenga mayor importancia. Si un religioso quiere ser científico yo no se lo voy a prohibir, siempre que sepa separarlas, secuencial o simultáneamente (una diferencia interesante, por cierto).

    Saludos.

  16. KC
    17 septiembre, 2009 en 18:06

    Cierto, Rawandi, por eso me refería a contradictorio, mejor que a compatible. No es que sea absurdo, es que todos los ejemplos que pones EXISTEN, y como existen, hay que tenerlos en cuenta. A no ser que la existencia sea bastante absurda, que también sería bastante lógico.

    Saludos.

  17. Rawandi
    18 septiembre, 2009 en 16:51

    KC, lo importante es darse cuenta que la ciencia y las religiones reveladas ‘no’ son magisterios separados y por tanto siempre estarán en conflicto. Por supuesto, en dicho conflicto caben innumerables gradaciones: Siempre será peor un creacionista de la Tierra plana que un creacionista de la Tierra esférica; es peor un creacionista de la Tierra joven que un creacionista de la Tierra vieja (como por ejemplo los testigos de Jehová); es peor un seguidor del “creacionismo científico” que un partidario del creacionismo light conocido como Diseño Inteligente.

    Pero incluso los cristianos que rechazan el DI, como por ejemplo el genetista Francis Collins, entran en contradicción con la ciencia cuando afirman por ejemplo que Jesús resucitó. En realidad existen las mismas razones para creer que la Tierra tiene una antigüedad de unos 6000 años que para creer que Jesús resucitó: ninguna.

  18. KC
    18 septiembre, 2009 en 18:16

    Rawandi, ya te digo que creo que estamos diciendo lo mismo pero con diferentes palabras. ¡No tengo nada que objetar!

    Eso sí, lo importante no es que Collins crea o no crea en un ente superior, lo importante es que en sus horas de Ciencia se dedique únicamente a eso.

    Saludos.

  19. Alec
    19 septiembre, 2009 en 11:16

    Muy buena artículo, Manuel, gracias! Sobre todas las confuciones y malinterpretaciones sobre la evolución, creo que la falacia que la evolución tiene implicaciones (in)morales debe ser tacleada. Precisamente es por esa razón es que los creacionistas niegan la evolución. Sí, nos pueden contar que ellos se tratan de una revolución científica, de debate científico, cuando en realidad una de sus más importantes motivos es abolir la evolución por las razones que ya mencionaste. Si no e equivoco fue también Sagan el que dijo algo como “la ciencia es amoral por definición (no inmoral!), es sólo la búsqueda del conocimiento. La ingeniería, siendo la aplicación de ese concimiento, es la que está sujeta a la moral”.

    Pero tengo que disentir contigo con repecto a la (in)compatibilidad de ciencia y religión. Comparto la misma opinión que Rawandi. Creo que la mayoría de las veces que se trata esa pregunta, en realidad lo que la gente quiere saber es si se puede ser religioso y científico (como adjetivo, no como sustantivo) simultáneamente. Y creo que la respuesta es medio obvia: sí! Probablemnete la mayoría de los científicos profesionales mundialmente son también creyentes; y como dices muchos teólogos aceptan la ciencia. Entonces de que es posible, es posible.

    Pero la cuestión es si es loǵico ser ambos, y yo argumento que no. No vale la pena meterse es cuestiones concretas de la Bublia como “Biblia afirma que las aves aparecieron antes que los cuadrúpedos” y la ciencia dice lo contrario, eso no tiene que ver con incompatibilidad, sino simplemente que se contradicen en algunos aspectos. Tampoco que nos dé igual o no si un hematólogo prestigioso es también religioso. Si algo nos da igual o no, no es un criterio para determinar si algo es lógico o no. A mí también me da igual que mi profesor de cosmología lleve colgada de su cuello una mega cruz de plata que nos presuma su religión — con tal de que me enseñe cosmología y de que no meta a dios en la clase.

    La diferencia clave es que la ciencia nos enseña que debemos cuestionar todo, que para llegar a una conclusión a la que podamos decir “estoy 90% seguro que ésto y ésto sucede”, debemos desarrollar modelos consistentes y someterlos a pruebas rigurosas una y otra vez; mientras que para decir: “estoy 100% seguro de que Dios existe y me ama, y por cierto odia a los gays y a los negros, como yo (qué concidencia!)” no se necesita mucho estudio, ni pruebas, sino únicamente imaginación y convicción – y prejuicio.

    Por supuesto que son incompatibles! La una nos exige presentar evidencia firme para todo antes de hacer una aseveración, mientras que la otra nos exhorta a alejarnos la manzana prohibida del conocimento – olvídate de prubas! Una de las primeras veces que discutí religión vs ciencia con un amigo, yo me quejaba que la gente sólo cree en dios porque sí, sin tener pruebas. Él argumentaba que la religión per definionem está ausente de pruebas y exigir de la gente que crea en dios sólo después de tener pruebas es absurdo. Tiene razón. Pero esta manera de defender la religión me parece demasiado a un pretexto y perfectamente afirma la incompatibilidad de ciencia y religión! Digamos que yo fuese antisemita y dijera que mi religión me lo dicta. Entonces, no vamos a juzgarme si incito violencia contra judíos porque mi religión me obliga y no necesito pruebas para afirmar que los judíos son inferiores? Ya empezamos a ver con ojos distintos esa “libertad” de la religión de no tener que presentar pruebas para corroborar sus afirmaciones.

    Ojo, no estoy generalizando, diciendo que todos los teístas son homofóbicos y racistas, eran sólo Gedankenenperimente!

    Yo llego a la conclusión que uno pueder ser teísta y ciantífico simultánuemante y incluso está en su derecho constitucional poder serlo! No vamos a reprocharle a Francis Collins noi a ningún otrop Pemio Nobel ser teísta – ni mucho menus exigirle que cambie! Sólo afirmamos que no es consecuente.

  20. Alec
    19 septiembre, 2009 en 11:18

    Uy, el último párrafo tiene varios errores ortográficos, lo siento! 🙂

  21. 19 septiembre, 2009 en 11:28

    En el sentido de Rawandi y Alec no puedo estar más de acuerdo. El que puedan cohexistir dos formas diferentes de ver del mundo en el mismo cerebro no significa que sea coherente tal coexistencia.

    Y también en ese sentido, ya decía Sagan: “La ciencia es más que un simple conjunto de conocimientos: es una manera de pensar.”

    Saludos.

  22. Rawandi
    19 septiembre, 2009 en 11:41

    KC, no estamos diciendo lo mismo. Hay una notable diferencia entre el modo de entender la relación ciencia-religión que tiene F. J. Ayala y el que tiene R. Dawkins. Curiosamente, el apartado 9 del post de Manuel se ajusta con fidelidad al enfoque pastelero de Ayala y en consecuencia choca con el enfoque racionalista de Dawkins.

    Hace unas semanas, en el post sobre Ayala, casi todos estuvimos de acuerdo en que Ayala sostiene ideas gravemente equivocadas acerca de la religión (empezando por el hecho de que la define erróneamente). Por tanto, debemos condenar el enfoque de Ayala también en este caso aunque no se nos presente firmado por Ayala.

    Por cierto, cuando Collins no trabaja en ciencia se dedica a arengar a sus correligionarios evangélicos, la mayoría de los cuales es fundamentalista. En el libro ‘¿Cómo habla Dios’? les exhorta a seguir aferrándose a las verdades bíblicas y afirma que la cosmovisión atea es la más irracional. En otras palabras, Collins sostiene públicamente que la cosmovisión creacionista es preferible a la cosmovisión incrédula de la mayoría de sus compañeros científicos. Quizá a ti esto no te parezca “importante”. A mí me parece gravísimo, especialmente si tenemos en cuenta que el presidente Obama acaba de cometer la estupidez de nombrar a Collins director del poderoso Instituto Nacional de Salud (NIH).

  23. Alec
    19 septiembre, 2009 en 12:03

    Hehehe, sabía que iban a comentar lo de Collins! 😀

    Para clarar, yo quería decir que no hay que condenar a ningún científico por ser también teísta; por ejemplo Colling *sólo por ser cristiano*. La razón por la que a muchos nos desagrada Collins es por lo que mencionas: fuera de la ciencia es un fanático misionario y al menos indirectamente apoya al creacionismo. Ciertamente es gravísimo. Sólo quiero recalcar la diferencia entre ser sólo teísta (como el ejemplo de mi profesor de cosmología) y pasarse de la raya como Collins y activamente promover ideologías anticientíicas, siendo supuestamente un científico.

    De mi comentario anterior tal vez no se nota, pero estoy totalmente de acuerdo contigo, Rawandi.

  24. 22 septiembre, 2009 en 19:44

    la religion y la ciencia son como el aceite y el vinagre. la religion es contradiccion. ´puesto que me sirvo de la ciencia y de los grandes cientificos y con todo eso digo estar en contra de ella. otro asunto decir que los niños pueden actuar como animales no son mas que prejuicios los animales en su proceso de evolcuion han actuado mejores que los hombres. aun no he visto un animal matando a otro por simple gusto o ideologia, tampoco he visto un animal acabando con todo un bosque o contaminando algun rio. hay gente que cree en DIOS y actuan peor que muchos que no creen en ningun DIOS. es irrelevante si crees o no crees lo que importa es tu conciencia.

  25. Rodolfo Plata
    30 septiembre, 2009 en 16:49

    Cada época tiene su propio paradigma, debido al cambio de las ideas prevalecientes que se da en el devenir. Cada uno de los modelos formulados por la filosofía clásica y moderna, bastarían para haber superado la paradoja del Areópago que mantiene perpleja a la humanidad desde hace dos milenios; lo cual no se ha logrado a causa de la oposición de los esbirros de la Sinagoga al uso de la razón en cuestiones sagradas. Protágoras al caer en cuenta que las narraciones sagradas eran una mitología producto de la fantasía humana, a fin de explicar los portentos que se dan en el hombre, la naturaleza y el cosmos. Concluyó que el hombre es la medida de todas las cosas, abrogando el culto a los dioses del Olimpo, aún el dios desconocido. Lucrecio en su obra: La naturaleza de las cosas (Nature rarun), siguiendo a Epicuro luchó contra la superstición y la enajenación que promueve la religión organizada, para someter a los creyentes mediante la manipulación y el miedo al sufrimiento, la muerte y el castigo eterno. Y propuso la observación e investigación de los fenómenos que se dan en el hombre, la naturaleza y el cosmos, a fin de abrogar la creencia de que los dioses eran los causantes de las catástrofes y regidores del destino de los hombres. La fenomenología de la transformación humana, primera premisa de la triada preteológica, describe la relación entre las emociones y los automatismos que nos impulsan inconscientemente a causa de los prejuicios que nos han inculcado. El holograma de Dios reflejo en nuestro espíritu se manifiesta en todo su esplendor en Cristo. El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, por eso lo sigue, no como Dios, sino como hombre. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. Es hora de impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que promueve el humanismo secular cristiano: .http://www.com/doc/17143086/EXPLICACIÓN-CIENTÍFICA -DE -CRISTO -Y -SU -DOCTRINA –FORMULADA -POR -LA -FILOSOFÍA -CLASICA -Y -MODERNA

  26. Rodolfo Plata
    30 septiembre, 2009 en 16:50

    LA SEUDO CIENCIA Y LA SEUDO RELIGIÓN SE REPELEN MUTUAMENTE. LA VERDADERA CIENCIA Y LA VERDADERA RELIGIÓN SE ATREN UNIFICANDO LA DOCTRINA Y LA TEORÍA. La relación entre la religión, la ciencia y la educación se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana, abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia: (psicología, psicoterapia, etc). Congruencia que prueba a la unión inseparable de la fe y la razón, revelada metafóricamente por Cristo al ciego de nacimiento para hacer un juicio justo a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos que llevan a conclusiones erróneas que nos confunden, conflictuan y enajenan, haciéndonos ciegos a la verdad. La actual controversia entre la fe y la razón, la ciencia y la religión, se inició en el Areópago cuando los helénicos cuestionaron a San Pablo sobre la relación entre las enseñanzas de la doctrina judeo cristiana y las enseñanzas de la filosofía helénica, es decir la relación entre la fe y la razón. Y San Pablo se salió por la tangente arguyendo que el Dios desconocido de los helénicos, era el Dios de Israel, siendo que todos los dioses del Olimpo habían sido derogados por la razón. Convirtiendo el cuestionamiento en controversia, y la controversia en paradoja al separar San Pablo la fe de la razón; lo cual ha mantenido perpleja a la humanidad desde hace dos milenios en espera de una respuesta satisfactoria. Convirtiendo el fideísmo bíblico en una potentísima incubadora de generaciones de estultos en gran escala. El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, por eso lo sigue, no como Dios, sino como hombre. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. Es hora de impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que promueve el humanismo secular cristiano: http://www.com/doc/17694382/EL-HUMANISMO -SECULAR -CRISTIANO -Y -EL -DESLINDE -OBJETIVO -DEL –CAMINO –ECUMÉNICO

  27. Darío
    30 septiembre, 2009 en 16:55

    COPIAR Y PEGAR: ¿te dijeron que había reglas ortográficas?

  28. 30 septiembre, 2009 en 16:57

    Rodolfo, y de redactar por tí mismo para expresar tu pensamiento, ¿qué tal andas?

    Podías empezar por contarnos qué narices tiene eso que ver con la teoría de la evolución.

  29. Rodolfo Plata
    1 octubre, 2009 en 16:26

    La controversia entre los creacionistas y los evolucionistas, la religión y la ciencia, esta enmarcada en la controversia de la fe con la razón, que surgió a raíz que San Pablo separara la fe de la razón contradiciendo la enseñanza sobre la unión inseparable entre la fe y la razón revelada por Cristo al ciego de nacimiento. Cada época tiene su propio paradigma, debido al cambio de las ideas prevalecientes que se da en el devenir. Cada uno de los modelos formulados por la filosofía clásica y moderna, bastarían para haber superado la paradoja del Areópago que mantiene perpleja a la humanidad desde hace dos milenios; lo cual no se ha logrado a causa de la oposición de los esbirros de la Sinagoga al uso de la razón en cuestiones sagradas. Lucrecio en su obra: La naturaleza de las cosas (Nature rarun), siguiendo a Epicuro luchó contra la superstición y la enajenación que promueve la religión organizada, para someter a los creyentes mediante la manipulación y el miedo al sufrimiento, la muerte y el castigo eterno. Y propuso la observación e investigación de los fenómenos que se dan en el hombre, la naturaleza y el cosmos, a fin de abrogar la creencia de que los dioses eran los causantes de las catástrofes y regidores del destino de los hombres. La fenomenología de la transformación humana, primera premisa de la triada preteológica, describe la relación entre las emociones y los automatismos que nos impulsan inconscientemente a causa de los prejuicios que nos han inculcado. El holograma de Dios reflejo en nuestro espíritu se manifiesta en todo su esplendor en Cristo. El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, por eso lo sigue, no como Dios, sino como hombre. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. Es hora de impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que promueve el humanismo secular cristiano: http://www.com/doc/17143086/EXPLICACIÓN-CIENTÍFICA -DE -CRISTO -Y -SU -DOCTRINA –FORMULADA -POR -LA -FILOSOFÍA -CLASICA -Y -MODERNA

  30. 1 octubre, 2009 en 16:32

    Rodolfo, veo que no eres capaz de redactar por tí mismo. Lástima 🙂

    Eso por no hablar de esa mania judeo-cristiana-occidental de mirarse el ombligo hasta provocarse dolor de cuello. ¿Qúé crees que antes de S.Pablo no había debates entorno a fe y razón?, ¿qué pasa con los filósofos griegos de varias centurias antes de Cristo, y de los filósofos chinos?. En fin, un ombligo tan grande como el mundo.
    😦

  31. 1 octubre, 2009 en 17:11

    Rodolfo, no te molestes en enviar más textos como este, se están quedando en la cola de Spam. Y como aún no sé si eres una persona o un ordenador que envía textos, te seguiré tratando como Spam.
    Si tienes algo que decir participa por tí mismo.

  32. 1 octubre, 2009 en 21:05

    No al copy&paste

  33. Mena
    11 noviembre, 2009 en 19:53

    la teoria de la evolución no tiene nada que ver con la religion.
    y si algunos cientificos religiosos dicen que la evolución es cierta es mentira
    porque se dicen ser creyentes pero no lo son. ¿como saben ustedes que ese cientifico se esta diciendo ser creyente y lo es? y si solamnte lo hace para que “todos crean que la religion tiene que ver algo con la evolución”

  34. Darío
    11 noviembre, 2009 en 20:06

    la teria de la evolución no tiene nada que ver con la religion.

    Estamos totalmente de acuerdo: son temas totalmente diferentes.

    y si algunos cientificos religiosos dicen que la evolución es cierta es mentira …

    El que está mintiendo eres tú: ponte a estudiar.

    … porque se dicen ser creyentes pero no lo son. ¿como saben ustedes que ese cientifico se esta diciendo ser creyente y lo es?

    ¿Y quiénes somos tú o yo o quién sea para prentender cuestionar la sinceridad de las creencias de alguien? Si una persona dice ser creyente, por mi le creo. Si miente o no, es su problema, ¿me explico?

    … y si solamnte lo hace para que “todos crean que la religion tiene que ver algo con la evolución”

    Hasta dónde me he quedado la discusión es al revés: mejor lee.

    ¿Qué pretendes?

  35. Creata-en-la-cloaca
    11 noviembre, 2009 en 21:28

    “porque se dicen ser creyentes pero no lo son. ¿como saben ustedes que ese cientifico se esta diciendo ser creyente y lo es? ”

    ¿Qué importancia tiene saber si un científico es creyente en dioses o no? Lo que importa es su trabajo.

    Te recomiendo estudiar. Internet está lleno de buenas páginas donde puedes aprender sobre evolución. También las bibliotecas tienen libros interesantes (sección de ciencias, no te confundas). Y las librerías venden libros también. O sea, no tienes excusa para seguir siendo un ignorante de la evolución.

    Ánimo, cómete el mundo!

  36. Walistiky
    28 septiembre, 2011 en 10:44

    Tal vez en el trasfondo, a los protestantes norteamericanos, lo que les aflige no es que se enseñe evolución, es decir que este puede que no sea el problema de fondo, si no que lo que les preocupa es perder diesmistas o dejar de ganarlos en la misma cuota, así el ataque a la ciencia y a la evolución se convierte en algo que tienen que hacer aferrados de lo que sea.

    Ahora ambos bandos en este lio que se traen los Protestantes Yanquis, parecen ver a la educación más bien como adoctrinamiento, yo no veo problema en transmitirles a los estudiantes las creencias creacionistas, así como en las clases de biología se hace alusión a la creencia en la generación espontanea: del moho seco y sudor humano nacen los piojos, de la costilla de Adán uno de los dioses creo a la mujer, uno de esos dioses de los cuales somos su imagen y semejanza (hagamos dice la leyenda del génesis que los Hebreos tomaron de mitos babilónicos), claro que como se ha dicho habría que dar cabida cuando menos a 1000 suposiciones religiosas, como antítesis de 1 teoría (editado a petición del autor) científica ampliamente corroborada, y entre estos por supuesto necesitaríamos incluir a las enseñanzas de su Santidad Raël, cuya religión que sostiene que seres extraterrestres muy avanzados científicamente, conocidos como los Elohim, crearon la vida sobre la Tierra mediante ingeniería genética.

  37. Walistiky
    28 septiembre, 2011 en 10:55

    Por favor al administrador del Blog, cuando moderen mi mensaje inmediato anterior, corregid mi error, o de Word que te cambia lo que escribes sin aviso, apareció “tesorería científica” en lugar de “teoría científica”, Gracias. Felicidades por este espacio.

  38. Walistiky
    29 septiembre, 2011 en 3:19

    Aunque tenía datos de lo que estaba sucediendo con el D.I., en estas páginas me he enterando de que tamaño esta el asunto, y las perspectivas que tienen para seguir importunando a la ciencia.

    Como ellos se inmiscuyen con la ciencia, pretendiendo corregirla, hagamos un ejercicio de meternos con las bases del cristianismo y a querer corregirlo:

    Fabio Josefo, un historiador judío, además de estadista y diplomático; escribió varios libros de incalculable valor para conocer de primera mano los acontecimientos de su tiempo. En su completo relato sobre Herodes, no menciona la matanza de los niños inocentes, es extraño que un hecho tan fuerte lo haya pasado por alto; el resultado es que los historiadores piensan que este relato bíblico de la matanza de los niños inocentes ordenada por Herodes es falso.

    Fabio Josefo tampoco menciona nunca a Jesucristo, lo que es muy extraño pues de haber existido y sido crucificado por Poncio Pilato; Josefo no lo hubiese pasado por alto; tardíamente aparece en “Antigüedades judías” (obra de Josefo) una anotación que hace referencia a Jesús, pero el estilo claramente no es el de Josefo, y no aparece antes del siglo 13, la evidencia indica que fue un añadido espurreo muy posterior.

    No obstante Josefo, si menciona por ejemplo a Espartaco.

    Hechos que nos hacen dudar de quien fue exactamente Jesucristo, si existió realmente o fue (como cada vez más historiadores están sacando a la luz) una mezcla de varios personajes y rabinos de la antigüedad para concordar en uno solo, un invento mitológico quizás basado en algún personaje real cercano a lo que podría haber sido el proto Jesús (si es que hubo alguno).

    En otros estudios queda claro que Saulo de Tarso (Pablo) es por mucho el creador del cristianismo como la conocemos hoy (el sobrenombre de Cristo se debe a Saulo, Jesús nunca supo de este ), en particular todo la perorata de Jesús como el Cordero de Dios que murió por nuestros pecados–lo que no concuerda con la prediga del mismos Jesús que podemos encontrar en los Apóstoles–. En otros tantos casos es posible encontrar mitos antiguos prácticamente idénticos que se transfieren a Jesús y los cuentan como si este los hubiera protagonizado.

    En fin, este es un muy pequeño ejemplo de cientos estudios históricos convergentes acerca del cristianismo y la figura de Jesús. Si, cientos (y quizás me quedo corto) de estudios históricos que convergen hacia los mismos resultados o conclusiones.

    Si los Cristianos Fundamentalistas (hasta con instituciones como el Instituto Discovery, …) están siendo tan agresivos, metiéndole dinero y con planes de adoctrinamiento y de seguir importunando a la ciencia hasta con prospecciones y agendas para los próximos 15 a 20 años, con argumentos alibi, subterfugios y abiertas mentiras. Sería interesante un contra ataque, evidenciando las incongruencias de la biblia, falacias, errores históricos y mesclas de posibles hechos reales con inventos fantaseaos, es posible reunir por lo bajo 20 volúmenes con amplia argumentación y evidencia histórica que hace quedar muy mal parado al cristianismo, contra 1 librillo de 120 páginas que reclama ser la ciencia de la creación inteligente.

    Si se meten así tan agresivamente en el campo de la ciencia, en asuntos que apenas pueden bien entender, saldrían muy mal parados si decidiéramos meternos en los campos que sustentan su Fe, apoyados en evidencia y análisis histórico, arqueológico, antropológico y religiones comparadas bajo tratamiento de eminencias en estos temas.

    Así pues en conclusión no debiera preocuparles tanto a los protestantes yanquis la Evolución de la las especies por selección natural, si no la carga tan alta de incongruencias, falsedades, imprecisiones y contradicciones fácilmente de localizadas en la Biblia.

    El Génesis tomado de cuentos babilónicos, y que ni siquiera le quitaron el politeísmo, constituye dos historias claramente diferenciables que entremezclaron los Rabinos sin percatarse que se contradecían, de una lectura atenta del Génesis sale un buen cumulo de datos contradictorios.

    Al final entonces quien esta enseñando mentiras a su feligreses. Con que autoridad moral, ética o grados académicos vienen hacer proselitismo arguyendo falsedades que los creyentes se tragan completas y repiten como estribillo. Mientras las bases fundamentales de su religión son en realidad mitos y en verdad una mentira tras otra.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: