Inicio > Actualidad, Ciencia > Realidades cotidianas

Realidades cotidianas

5 octubre, 2009

RyC

Darwinismo – Manuel Rivas – El País

Estamos en el año Darwin y también la realidad se ha puesto ferozmente darwinista. En España, los salarios son de los más bajos de Europa y la vida muy cara, pero los expertos hablan todos como teutones. Las prestaciones sociales son indispensables si no queremos ver a millones de personas en la indigencia. Sin embargo, los bramidos dominantes proceden de estos machos depredadores que, una vez saciados, advierten sobre el exceso de “gasto social”. Como indica el liberalismo bíblico, el nuevo jornalero mileurista, macho o hembra, es de la naturaleza de las uvas: “Dan lo mejor de sí cuanto más los exprimes”. En este paisaje, hemos visto a un dotado macho banquero llevarse tres millones de invertebrados al año para abastecer su hábitat de jubilado. Sólo con las sobras en rabos de cefalópodos podríamos sobrevivir varias tribus norteñas. Cuando le llegó la hora del retiro a Ramón y Cajal, tan gran científico que se definía como “un modesto obrero de la biología”, el diputado Julián van Baumberghen pidió que se le asignase una pensión de 25.000 pesetas anuales. El portavoz del Gobierno, conde de Bugallal, dijo que tal acuerdo sentaría un peligroso precedente. ¡Un científico con pensión! Y la mayoría de los diputados rechazaron la propuesta. Fue entonces cuando Ramón y Cajal escribió la carta pública titulada Por encima de la abeja está el enjambre en la que rechazaba, visto lo visto, cualquier ayuda. Todo el mundo sabe que las taras en educación e investigación, y la desigualdad social, lastran más que nada la historia de España. Y en esas estamos. Presidente, ministros y diputados tienen que pedir prestado el microscopio de Cajal para leer la Carta al Gobierno de los investigadores biomédicos y reconsiderar la salvaje amputación presupuestaria en el campo científico. Ahora entiendo a Darwin, cuando, cansado de tantos obstáculos, escribió a un colega: “Debería haberse hecho usted abogado en vez de botánico”.

Entradas relacionadas:


  1. KC
    5 octubre, 2009 de 9:30

    Buenísimo Rivas. Tan sutil como siempre.

    Saludos.

  2. Carl Cox
    5 octubre, 2009 de 11:07

    Genial!

  3. Creata-en-la-cloaca
    5 octubre, 2009 de 12:28

    ¡Cuántos salarios de investigadores y proyectos prometedores y útiles para nuestro país podrían pagarse con varios sobresueldos de estos políticos parásitos! Y así nos va. A los millones de parados se suma ahora el recorte brutal en investigación. Pero la gente sigue tan tranquila, aquí nadie se manifiesta. En tiempos de Ansar, el ladrillo lo iba a resolver todo. Ganaba más (y sigue ganando) un albañil haciendo mezcla que un doctor investigando las células madre. Ahora todos esos que ponían ladrillos están en la calle, y los que investigan siguen cobrando (cuando cobran) la misma basura. ¿Cuando nos vamos a echar a la calle para protestar como la gente hace en Francia o Alemania? Tenemos lo que queremos.

  4. 5 octubre, 2009 de 15:07

    Respiraré hondo porque este tipo de cosas me tocan lo que no suena.
    Han pasado más de 100 años y todo sigue igual.
    ¿Por qué un ciudadano tiene que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les basta con siete?
    ¿Por qué los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima solo necesitan jurar el cargo?
    ¿Por qué los diputados son los únicos trabajadores de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF?
    ¿Por qué los diputados cuando cesan en el cargo siguen cobrando un 80% del sueldo durante 18 meses y además son los únicos ciudadanos que pueden percibir legalmente dos salarios del erario público?
    Estas diferencias en los DERECHOS de los ciudadanos son las que crean diferentes clases sociales. Una cosa es que tengan un sueldo alto para reconocer su trabajo y la responsabilidad que supuestamente conlleva. Pero cuando se establecen estas diferencias en los DERECHOS es difícil creer a ningún político, sea del color que sea.
    Saludos,
    Gonn

  5. Darío
    5 octubre, 2009 de 15:21

    Hombre, no se lo tomen tan así…. 😀

    En este país tenemos al jubilado más jóven del mundo, que se retiró con una super-pensión de lujo, cuando todavía no cumplía los 45 años.

    ¿Más referencias? El hijo de puta es el mandamás de la OCDE, se apellida Gurría.

    Y algo más: vemos la mano que mece la cuna, pero no pierdan de vista quien se lleva los beneficios verdaderos a trasmano mientras nos tienen entretenidos con la corrupción…

  6. 5 octubre, 2009 de 15:43

    Ya lo dije hace tiempo, es que es para pensar en ello y cabrearse…

    ¿Y soluciones? ¿Cómo vamos a tener soluciones con este panorama? ¿Una “manifa” que se van a pasar por el arco del triunfo (hay precedentes)? Y si no hay conciencia social sobre el tema (al contrario que la última “manifa” gorda), ¿qué?…

    Supongo que va siendo hora de montarla gorda, ¿pero cómo? ¿Serviría de algo cerrar las facultades y centros de investigación? Es que no se, ni se llenarán de basura las ciudades, ni los aeropuertos quedarán paralizados, ni la gente dejará de ir al trabajo, los tomates seguirán llegando al mercado… Aún así, hay que hacerse notar…

    En fin… Está claro que en este país para vivir medianamente bien hay que ser político, banquero, promotor de una constructora o de la prensa rosa… aunque el ser político de por sí ya se lleva los extras de los otros tres.

  7. sbach2k
    5 octubre, 2009 de 15:49

    Estas diferencias en los DERECHOS de los ciudadanos son las que crean diferentes clases sociales.

    No sólo diferentes clases sociales sino también, obviamente, descontento en estas clases sociales y el origen de grupos subversivos o terroristas, quien en su sano juicio no sería un reaccionario al ver tanta desigualdad y tanta impunidad por todas las goyerias de estos mal llamados ‘padres de la patria’? aqui la realidad es semejante, los congresistas son los únicos servidores del estado que reciben religiosamente 3 sueldos completos (1 sueldo=US$6 mil) como aguinaldos mientras los demas solo menos de 100 dolares, realmente repugnante si consideramos que existe toda una fauna (de ahi el nombre de congrezoo) de ellos, como congresistas que contratan asesores fantasmas o a sus empleadas domesticas o a sus amantes o asesores que les planchan las camisas o les lavan los pies, congresistas mataperros, en fin, de todo, asi quien no se convierte en subversivo?

  8. Creata-en-la-cloaca
    5 octubre, 2009 de 16:06

    Pues leed las noticias de hoy y os vais a tronchar. Según un informe elaborado por la ONU, España está en el puesto número 15 en calidad de vida, por delante de Reino Unido o Alemania. En este país, con 4 millones de parados, nadie se moviliza para defender sus derechos, es lamentable. Claro, que hay mucha economía sumergida… por eso no hay manifestaciones.

  9. 5 octubre, 2009 de 21:26

    He pensado que los científicos o futuros científicos deberíamos pasar primero por la política, 7 años, como complemento de formación o algo así. Y luego, con una pensión millonaria de por vida, investigaríamos la mar de bien.

    Fíjate, con una sueldazo vitalicio y la posibilidad de “perder el tiempo” en investigaciones que no tengan aplicación directa en la industria o el consumo… el país de la fantasía 😦

    Saludos!

  10. KC
    6 octubre, 2009 de 2:01

    Es curioso que se debata ahora este tema cuando algunos ya hablábamos de las curiosas Golden Parachutes hace años, más aún cuando lo de Lehman. Y bueno, lo que no se sabe de los paraísos fiscales… que supongo que no tardará en flotar… Y por supuesto que mucho de la actual crisis tiene que ver con este tipo de acciones, que además suelen llevar a otras.

    Si os digo la verdad, personalmente me la sopla que alguien pueda llevarse 3, 4 ó 5 millones de prejubilación, pues hay segmentos profesionales que manejan esas cifras y no seré yo quien diga que no se lo merecen después de una vida profesional con ciertas características, pero de ahí a 50, 60 y 70 millones como se ha dado el caso… vamos, que creo que con 3 ó 4 “milloncetes” ya se tiene para darse unos bonitos viajes para ver Mundo y dejar una herencia como para que la prole pueda mantener el status… pero claro, cuando un sistema económico no tiene ciertas reglas, empieza el descontrol… y entonces el capitalismo, de alguna forma, saluda al darwinismo, como bien escribe Rivas. Eso sí, a pagar los de siempre, como buenos contribuyentes (hasta que éstos se hartan y genera más economía sumergida, aunque esto también se la sopla a cualquier banquero).

    Es el problema de que algunos hayan entendido el capitalismo como mero liberalismo (sí, esos mismos que normalmente son tan poco liberales para otras cosas).

    Al menos espero que nadie confunda un Ramón y Cajal (o tantos otros) con un personaje de éstos… porque no tienen absolutamente nada que ver.

    Saludos.

  11. KC
    6 octubre, 2009 de 13:10

    Artículo de Eco sobre Saramago que no hay que perderse.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/bloguero/llamado/Saramago/elpepiopi/20091006elpepiopi_11/Tes

    Saludos.

  12. 6 octubre, 2009 de 14:00

    Uno lee los post y la hinchazón de Guevos puede ya ser crónica e irreversible…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: