Inicio > Ciencia, Escepticismo > Una frase polémica

Una frase polémica

9 octubre, 2009

Hace unos años el físico Steven Weinberg escribió una dura frase sobre su forma de entender las creencias. Esta frase le supuso bastantes problemas, y que su buzón se llenara de mensajes, de un lado que animaban al debate constructivo, y de otra que directamente insultantes. Estamos frente a un puente festivo en España, por lo que os dejo esta frase para la reflexión civilizada. Sed buenos 😉

Con o sin religión, la buena gente se puede comportar bien y la mala gente puede hacer el mal; pero para que la buena gente haga el mal, para eso se requiere la religión

Steven Weinberg de su obra “Plantar cara: la ciencia y sus adversarios culturales”

Entradas relacionadas:


  1. Darío
    9 octubre, 2009 de 16:18

    Es bueno que se digan las cosas de frente: la religión es el opio de los pueblos y dios su principal distribuidor.

    Saludos.

  2. Creata-en-la-cloaca
    9 octubre, 2009 de 16:49

    Completamente de acuerdo con este señor. Hay que decir las cosas con claridad.

    Saludos y buen fin de semana.

  3. Phosphoros
    9 octubre, 2009 de 16:51

    100% de acuerdo…

  4. Uranus
    9 octubre, 2009 de 17:29

    No estoy de acuerdo con la frase.

  5. 9 octubre, 2009 de 17:32

    En esta frase se aprecia cómo la moral y la ética no son una cosa absoluta, como lo establecen las religiones. Los parámetros de comportamiento siempre van acorde a una formación y a una influencia determinada, por ejemplo, lo que aprendemos en casa, o en muchos casos lo que aprenden algunos en la iglesia.

    Y ese “mal” que hace la religión podría empezar por un solo concepto: intolerancia.

  6. Phosphoros
    9 octubre, 2009 de 17:38

    Efectivamente…la Moral, la Ética, el Bien y el Mal son relativos, dependiendo de la Religión, la Cultura y el Tiempo Histórico.

  7. 9 octubre, 2009 de 17:58

    Pues qué quiere Ud. que le diga, Phosphoros, aún no he hallado una religión en la que el mal que conlleva no sea objetivo, ni el bien que pueda producir sea tan casual como subjetivo.

  8. 9 octubre, 2009 de 18:01

    La frase es genial, y vale para cualquier ideología. Profesando con entusiasmo principios incuestionables nos convertimos en gente bastante eficiente haciendo el bien, pero no vamos a rendir menos, ni a tener dudas o remordimientos si no todo lo contrario cuando, a causa de lo que consideramos una “buena acción” en realidad estamos provocando desaguisados. En ese sentido un creyente es mucho productivo haciendo cosas malas que cualquier villano.

    Blog interesante, queda bajo mi radio de acción de blogs. 🙂

  9. Rawandi
    9 octubre, 2009 de 18:08

    Las religiones cometen desde hace siglos una doble intrusión: no sólo pisan el terreno de la ciencia (cómo es el universo) al hacer afirmaciones erróneas acerca del universo, sino que también pisan el terreno de la ética (cómo debemos comportarnos) cuando nos ordenan someternos a absurdas reglas de conducta atribuidas a alguna deidad.

    En cuanto a Weinberg, ojalá todos los científicos e intelectuales tuvieran su mismo coraje para plantar cara a la irracionalidad religiosa. Entonces seguro que los fundamentalistas cristianos no hubieran crecido en ese país de un modo tan desorbitado como lo han hecho.

    El ascenso social del fanatismo religioso sólo puede frenarse con actitudes coherentes como la de Weinberg. Las actitudes pasteleras “politicamente correctas” en el fondo favorecen a los fundamentalistas.

  10. 9 octubre, 2009 de 20:23

    La gente buena es la que no hace el mal, si hace el mal en nombre de la religión, de la libertad o del socialismo, simplemente no es buena gente, tiene una excusa para hacer el mal, eso es algo evidente. Menuda falacía.

  11. Darío
    9 octubre, 2009 de 20:40

    La gente buena es la que no hace el mal, si hace el mal en nombre de la religión, de la libertad o del socialismo …

    o en nombre de quién sabe que cosa escribe un blog que …

    Menuda redundancia.

  12. Creata-en-la-cloaca
    9 octubre, 2009 de 20:42

    ¿Falacía? Pensaba que se escribía “Falacia”, sin tilde en la i. Eres doctor y no sabes escribir bien. Porque poner una tilde donde no debe estar…

  13. Creata-en-la-cloaca
    9 octubre, 2009 de 20:54

    Pepito, ¿te has comprado ya el nuevo libro de Richard Dawkins? Rápido, que se agota!

  14. Darío
    9 octubre, 2009 de 20:58

    😀 😀 😀 😀 😀

  15. 9 octubre, 2009 de 21:18

    En relación a la tilde tiene toda la razón el de la cloaca. Es imperdonable.

    Saludos

  16. Creata-en-la-cloaca
    9 octubre, 2009 de 21:20

    No, no, Pepe, nosotros los darwinistas ateos te perdonamos. Ve en paz.

    Saludos

  17. 9 octubre, 2009 de 22:04

    Muy buena la frase, me ha gustado mucho. Pero la verdad es que el tema del bien y el mal, de diferenciar entre buenas y malas personas, me parece muy complicado. Propongo buscar otras palabras que puedan sustituir a la palabra “religion” en esta frase, a ver qué sale…

  18. 9 octubre, 2009 de 22:07

    Perdón, religión se escribe con tilde. No sé porqué, pero yo suelo escribirla sin tilde. Consecuencias de un semianalfabetismo prolongado, supongo.

  19. Darío
    9 octubre, 2009 de 22:46

    😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀

  20. Creata-en-la-cloaca
    9 octubre, 2009 de 23:50

    Bueno, peor es escribir “Falacía”, como ha hecho el triste Pepe.

  21. Eta Carinae
    10 octubre, 2009 de 0:44

    Yo estoy de acuerdo con Weinberg y no creo que sea una falacia. A pesar de que es difícil definir a una persona buena o una persona mala (y si aceptamos que nadie es 100% blanco o negro, sino de diferentes grises) creo que el mensaje está más que claro: alguien que es “bueno” y normalmente no tendría la menor razón para, digamos, derribar las Torres Gemelas, puede encontrar todas las razones que quiera en su religión de preferencia.

  22. jonás
    10 octubre, 2009 de 9:48

    Quizás la clave esté en algo que comentaron Hexo o Eta: ¿qué es bueno o malo como conceptos absolutos?, ¿existe eso?
    Las religiones proponen un sistema absolutamente claro de bien-mal con fronteras definidas y sin fisuras, verdades totales. No es extraño que la conferencia episcopal utilicen “relativista” como insulto. Cuando eres dueño de la verdad absoluta, poder justificar cualquier cosa en nombre de esta “verdad” es relativamente fácil; ya sea poner una bomba en un tren, hacer dar a luz a una niña de 12 años o matar a tu hija por no aceptar la boda acordada. La religión puede justificar lo injustificable, sacando lo peor de la gente.

    Pero al mismo tiempo considero que sí existen valores “absolutos” (respeto a la vida, derechos humanos, etc.)

    Buffff, no se, creo que me estoy metiendo en “tierras pantanosas” de la filosofía!!!!!

    Saludos ateos

  23. 10 octubre, 2009 de 10:58

    Una pregunta con respecto a la construcción de la frase “En relación a la tilde tiene..” Sugiero que lo correcto tal vez fuera: “En relación a la tilde, tiene toda la razón ‘el de la cloaca’. Es imperdonable”

    ¿Hay algún filólogo “de servicio”…?

  24. 10 octubre, 2009 de 10:58

    Una frase bastante certera, diría yo. Y al contrario de lo que nuestro Excelentísimo Doctor Honoris Causa en la materia, Pepe, comenta, una persona buena puede realizar actos “malvados” creyendo realmente que lo que está haciendo son “actos buenos”.

    No se yo, quizás el ejemplo no sea el más adecuado… Pero creo que a algunos de nosotros nos horrorizaría el canibalismo, aunque fuera simbólico (y al márgen de que ciertas tribus lo practicasen sin simbolismo ninguno). Sin embargo, mucha gente lo toma con naturalidad, ¿por qué será?.

    Por no decir que muchos años bajo influencia y/o una formación religiosa anestesia tanto al cerebro que este no se dispara bajo falacias o barbaridades siempre que estas entren en el tema de lo “divino”. Nadie en su sano juicio diría que los genocidios nazis son justificables, pero eso sí, muchos no tardan en justificar otros genocidios mucho más bastos porque estos entran en la esfera de lo sagrado…

    Pero al mismo tiempo considero que sí existen valores “absolutos” (respeto a la vida, derechos humanos, etc.)

    Yo pienso que son valores que, en una sociedad ya tan globalizada como la nuestra, deben de ser absolutos. Después de todo, yo pienso que el ser humano es un animal tribal. Dentro de la tribu suele haber respeto mutuo y esas cosas, pero fuera de la tribu…
    En fin. Saludotes!

  25. 10 octubre, 2009 de 11:10

    Si extrapolamos en el tiempo el concepto ” moralidad y ética”. Estoy de acuerdo que son conceptos adaptables a las circunstancias sociales. Un ejemplo: Se sabe que en muchas tribus de neolítico el hecho que los ancianos se apartaran de la tribu para morir, se consideraba un acto de honor y el último servicio que un miembro del grupo podía hacer por la supervivencia de la comunidad.

    Actuamente el aceptar esta circunstancia, ó incluso animarla.., se consideraría un comportamiento inmoral y éticamente rechazable.

  26. Rawandi
    10 octubre, 2009 de 11:50

    Jonás, quizá te guste mi perspectiva. En cuestión de moralidad hay tres posturas básicas enfrentadas entre sí, como si fueran los vértices de un triángulo. Uno de los vértices lo ocupan las religiones tradicionales, las cuales presumen conocer la verdad moral absoluta porque se la habría “revelado” alguna deidad. En otro vértice está el nihilismo moral, o sea, la negación de la existencia de verdades morales. Yo me identifico con el tercer vértice, el de los racionalistas que intentan hacer reflexiones morales sin someterse a ningún libro “sagrado e infalible”.

    Cuando el episcopado critica a los “relativistas” acostumbra por desgracia a meter en el mismo saco “relativista” a los nihilistas y a los racionalistas. Ambos grupos tienen en común el rechazo de la moral religiosa, pero conviene no confundirlos porque son muy diferentes. A los nihilistas todo les da lo igual (todo vale, incluidas las mayores atrocidades), mientras que los racionalistas pensamos que merece la pena defender principios éticos esenciales como la libertad y la equidad, que son la base de los derechos fundamentales.

  27. jonás
    10 octubre, 2009 de 12:55

    Hummm, sí, quizás la cuestión sea establecer una base de convivencia social racional (declaración de los Derechos Humanos, legislación sobre libertades, derechos y deberes de cada país,…). Creo que sí, Rawandi, estoy de acuerdo contigo.

    Con respecto a la frase de Weinberg, la religión fomenta verdades absolutas alcanzables solo por la fe e incuestionables, incluso si se oponen a la razón o la observación de la realidad por lo que indudablemente fomentan actitudes fundamentalistas. No todos los creyentes son unos cabrones dispuestos a matar o morir; pero la religión (ninguna) alienta una visión crítica, racional y abierta del mundo, lo que facilita la aparición de tipejos que sí sacan lo peor de si mismos.

    Saludos ateos (y racionalistas!!!!!!)

    P.D. ¿Sería Weinberg quien se llevó la carta de Einstein de la que hablan en Pharyngula? (je, je)

  28. adolf
    14 octubre, 2009 de 9:00

    Siempre con las dicotomías … pero es que este señor no se ha dado cuenta de que no es propio de la ciencia el estudio del bien y del mal, que eso es un concepto filosófico-ético-religioso? Si es tan buen científico como pensador mejor que se dedique a hacer mermeladas…

    Por cierto los que escribimos aquí somos buenas o malas personas?
    El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

  29. Manuel Abeledo
    14 octubre, 2009 de 9:16

    Que yo sepa, Weinberg es un ser humano y puede tener opiniones más allá de su ámbito de trabajo, sin que éstas puedan considerarse más o menos válidas que las de cualquier otro. Y en esta frase no están sentando cátedra, está dando su opinión. Opinión que, por otra parte, puede ser polémica pero no desencaminada.

  30. 14 octubre, 2009 de 9:24

    Adolf, la frase que puse lo hice con ánimo de establecer un debate en torno a la frase, no en torno al autor. Si quieres debatir en torno al autor tendrás que leerte primero su libro completo, y ver en que contexto dice lo que dice. Creo que aportarías más al debate si reflejases lo motivos por los cuales no te gusta esta frase, más allá de llamar entrometido a Weinberg.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: