Inicio > Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo > El escepticismo de Darwin

El escepticismo de Darwin

14 octubre, 2009

darwin
Charles Darwin, como todo buen científico, mantenía un espíritu crítico y era escéptico con las informaciones que le llegaban. En su autobiografía, nos cuenta a modo de anécdota, una creencia muy extendida en la Inglaterra de su época. Creencia que él mismo comprobó que no tenía ninguna base, lo cual no impedía que estuviera en la mente de muchísima gente. Algo muy habitual en el mundo de la pseudociencia, por otra parte.

Un caballero (del que luego supe era un buen botánico de su región) me escribió desde los condados del Este para explicarme que aquel año todas las semillas de las alubias comunes habían crecido en todas partes por el lado de la vaina que no les correspondía. Le escribí solicitando más información, pues no comprendía a qué se refería; pero no recibí respuesta alguna durante mucho tiempo. Luego vi en dos periódicos, uno publicado en Kent y otro en Yorkshire, sendos párrafos que afirmaban el hecho destacado de que “este año las alubias crecen todas por el lado equivocado”. De modo que pensé que una afirmación tan general tendría a algún tipo de fundamento. Como consecuencia de ello, acudí a mi jardinero, un anciano de Kentish; le pregunté si había oído algo sobre el tema, y me respondió: “Oh, no, señor, debe de tratarse de un error, porque las alubias solo creen por el lado equivocado en los años bisiestos”. Entonces le pregunté cómo crecían en los años normales y cómo en los años bisiestos, pero pronto me di cuenta de que no sabía absolutamente nada sobre cómo crecían en general y que, a pesar de ello, se aferraba a su convicción.

Al cabo de un tiempo tuve noticias de mi primer informante, quien, pidiéndome disculpas, dijo que no me habría escrito de no haber oído el comentario en boca de varios granjeros inteligentes. Me comentaba que desde entonces había vuelto a hablar con cada uno de ellos y ninguno sabía en absoluto a lo que se refería. De modo que una creencia – si es que una afirmación sin una idea definida vinculada a la misma puede llamarse creencia – se había difundido prácticamente por toda Inglaterra sin el mínimo rastro de evidencia.

Charles Darwin: Autobiografía.

Entradas relacionadas:


  1. Phosphoros
    14 octubre, 2009 de 14:45

    Hola
    Sólo una creencia cómo la Creación, el Diluvio, la Vida y Resurrección de Cristo, etc…
    Saludos.

  2. 14 octubre, 2009 de 15:20

    Muy grande.

    Creo que por eso no suele caer bien la actividad de la ciencia a mucha gente, es que se hacen preguntas incómodas. La manía esa de querer llegar al fondo del asunto y tal 😀

  3. Rawandi
    14 octubre, 2009 de 16:39

    Muy acertado tu comentario, Phosphoros. La teología es la más perniciosa de las pseudociencias.

    Charles Lyell, padre de la geología moderna y mentor de Charles Darwin, tuvo que pedir autorización al obispo de Londres para poder enseñar geología en el King’s College allá por 1831. El aspirante a profesor tuvo que asegurarle al obispo que no tenía intención de negar el diluvio bíblico, lo cual era una trola completa, pues si bien Lyell se consideraba a sí mismo cristiano, su moderno enfoque de la geología negaba radicalmente la intromisión de fuerzas sobrenaturales en la historia de nuestro planeta. Al final el obispo dio su autorización, aunque no tanto porque se fiara de Lyell como por el hecho de que este pertenecía a una familia muy influyente y además era amigo íntimo del arzobispo de Canterbury. Gracias a esa mentira descarada de Lyell, la geología pudo al fin dejar de ser esclava de los mitos bíblicos

  4. KC
    14 octubre, 2009 de 16:49

    Y es que los contextos siempre fueron importantes en la Historia; esas pequeñas cosillas que nadie ve, pero que influyen en todo 😉

    Saludos.

  5. 14 octubre, 2009 de 17:05

    Y hablando de teología, preguntas e interpretaciones os dejo este articulillo:

    http://oldearth.wordpress.com/2009/10/14/una-traductora-de-la-biblia-asegura-que-dios-no-creo-la-tierra/

  6. 14 octubre, 2009 de 17:36

    Pues mira logos, no considero a la teología como una pseudociencia. La considero una rama de la filosofía. Y si me preguntas si la considero ciencia te diré que no, no es una ciencia.

    El resto es un argumento ad hominem que me da mucha pereza contestar, sólo te diré que si tan poco te gusta este lugar no tienes por qué venir. Quedate en tu blog y potencia la mentalidad del siglo XIV entre tus lectores.

    Saludos

  7. KC
    14 octubre, 2009 de 17:39

    Efectivamente, la teología es una rama de la filosofía, no una ciencia, ni tampoco una pseudociencia.

    Saludos.

  8. KC
    14 octubre, 2009 de 17:40

    Logos, todo lo que le haya podido ocurrir a la sociedad tiene que ver únicamente con dos cosas (en general): Dios y el dinero, cosa que para los de cierta vertiente es más o menos lo mismo… por no decir “igualico, igualico”, como dicen por Zaragoza.

    Saludos.

  9. Phosphoros
    14 octubre, 2009 de 17:40

    Ana
    ¡¡¡Vámos a las Armas a matar Ateos, Agnósticos, Herejes, Paganos, Satanistas, Homosexuales, etc…!!!.
    Saludos.

  10. 14 octubre, 2009 de 17:53

    Efectivamente, Logos77, en este blog puede entrar Darwin pero no la Biblia, y básicamente porque este blog es de CIENCIA, y no de religión, razón por la cual no vamos a permitir que sea utilizado como plataforma evangelizadora.
    Y no trates de hacer demagogia hablando de imparcialidad o de tendencias talibanes. Este blog es de CIENCIA y de eso trata. Si quieres evangelizar hay multitud de blogs sobre religión donde podrás pulular a gusto.
    Por otro lado, dices que “aquí pueden entrar la ciencia y sus demonios”. Te recomiendo que te leas la sección “Acerca de…”, que podrás encontrar arriba a la derecha, más que nada para que sepas de lo que estás hablando.
    Saludos.

  11. Darío
    14 octubre, 2009 de 17:55

    Decir que la teología es una pseudociencia es hacerle un favor a la teología… 🙂

    Ya deja de lanzar tantas falacias, Loguitos, y contesta las preguntas.

  12. jonás
    14 octubre, 2009 de 17:58

    Inconcedible!!!!!!. No colocar al mismo nivel afirmaciones científicas con la interpretacion actual de unos mitos de hace 4000 años en un blog de ciencia!!!!. Típico de ateoraciocientifascistas que no aceptan que se enseñe la creación en las clases de biología, la construcción de las pirámides por marcianos de Raticulín en historia o que el sida es un castigo divino a los sodomitas en medicina…
    ¿Qué sera lo siguiente?, ¿no tener en cuenta la opinión de Belén Esteban en la resolución de la teoria de cuerdas?

    Arrepentíos por vuestra estrechez de miras!!!!!!

    (upps, no se meter un emoticono, …oh, no!! POE!!!)

  13. Phosphoros
    14 octubre, 2009 de 17:58

    Un Psiquiatra, por favor…

  14. Rawandi
    14 octubre, 2009 de 18:00

    ¿Ahora resulta que la teología es una pseudociencia tambien?

    Pues sí, Logos. Aunque la cosa viene de atrás, al menos desde el siglo XIX, que fue cuando las modernas geología (Lyell) y la biología (Darwin) demostraron que las afirmaciones geológicas y biológicas contenidas en la “Sagrada Escritura” eran meras patrañas.

  15. Carl Cox
    14 octubre, 2009 de 18:02

    Dios es el demonio de la ciencia. Tridente, orejas largas y rabo; y Logos uno de sus “angelitos”…

  16. Rawandi
    14 octubre, 2009 de 18:02

    Manuel y KC, no sabía que la teología formara parte de la filosofía. ¿La “unicorniología” y la “RatoncitoPérezlogía” son también ramas de la filosofía? 😉

  17. Carl Cox
    14 octubre, 2009 de 18:09

    Jaja!! Muy bueno! Tanto como los Reyes Magos y Papa Noel lo son de la religión. 😉

  18. Darío
    14 octubre, 2009 de 18:09

    🙂 Tengo temor de preguntar:

    ¿Y quién carajo es Belén Esteban? 😛

    ¿¿¿¿POE???? 😀

  19. KC
    14 octubre, 2009 de 18:14

    Bueno, Rawandi, lo de teología podríamos decir que es un concepto maquillado, como tantas otras cosas, porque no deja de ser filosofía en su transfondo, por mucho método, o técnica o “logos” que se quiera revestir al concepto. Si bien no es filosofía pura, creo que estaría mucho más cerca de eso que de la Ciencia (la de método científico). Pero para mí San Agustín, por ejemplo, era más filósofo que “teólogo”, porque sigo sin entender aquello de “teología”.

    Saludos.

  20. KC
    14 octubre, 2009 de 18:18

    Es que en el caso de la “unicorniología” y la “RatoncitoPérelogía” podríamos decir que es lo mismo que la teología, pero se ve que no tuvieron tantos adeptos, 😉 pero que una haya tenido más solemnidad no significa que no sea un tipo de filosofía en un estado PRIMARIO.

    Saludos.

  21. 14 octubre, 2009 de 17:22

    ¿Ahora resulta que la teología es una pseudociencia tambien? ¿Estás de acuerdo con esto, Manuel, el “creyente” de este grupo?

    Hay un refran Español que dice: “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

    Manuel te recomiendo leer el Salmo 1, ya que aqui está prohibido escribir las palabras de la Biblia no puedo ponerlas yo misma. Las palabras de Dios están vetadas en este blog pero las de Darwin no. Muy curioso esto, si señor. ¿Qué ha pasado con la imparcialidad? ¿Quien dijo
    que por ahí andan tendencias de talibán? ¿Por qué se le ocurriría a alguno pensar semejante cosa?

    Quizás sea porque aqui pueden entrar la ciencia y sus demonios; el único que no puede entrar es Dios y sus palabras. Lo mismo pasa en los colegios, universidades, hogares, y despues todos se preguntan, ¿qué le ha pasado a la sociedad? ¿qué les pasa a nuestros jovenes? ¿por qué han cambiado tanto?

    Algo para meditar.

    Saludos

  22. 14 octubre, 2009 de 18:22

    ¿Y quién carajo es Belén Esteban? 😛

    No te gustará saberlo 😉 Una personajarraca que aporta tanto nivel cultural a la sociedad como Logos. Pero de la especie “Prensa Rosa”…

  23. 14 octubre, 2009 de 18:26

    Teología es hablar “de lo que nunca se tuvo, tiene ni tendrá ni idea y renegando de las herramientas que darnos una mínima ayuda (como la Lógica)“.

    Pero eso sí, hablando “como si sonase” inteligente, sabio o académico. Es construir castillos en el aire, al fin y al cabo. Para eso me quedo con la Filosofía, así en general. Al menos con eso ejercitas materia cerebral 🙂

  24. Rawandi
    14 octubre, 2009 de 18:28

    KC, la filosofía es pensamiento racional que se ocupa de aquello a lo que no llega la ciencia (por ejemplo, la ética). La teología no es pensamiento racional porque es imposible aceptar la existencia de Dios sin haberse saltado antes el principio lógico de economía (navaja de Occam).

  25. Phosphoros
    14 octubre, 2009 de 18:42
  26. KC
    14 octubre, 2009 de 18:57

    En cualquier planeta, con una especie que haya llegado a lo que se considera inteligencia, la teología será la primera parada de lo que después se llame Filosofía. Que sí, que puede tener acepciones diferentes dependiendo desde dónde la quieras medir, pero que no deja de ser filosofía, que más que pensamiento racional (aunque me parezca muy buena tu definición), yo la definiría como capacidad para reflexionar y ser consciente de las cosas, tan sencillo como eso.

    Piensa que lo que tú defines como no racional, en una época, y para algunos, fue la materia de la reflexión, pero eso entra dentro de la Historia de la Filosofía, independientemente de si su objeto sea real o no.
    Supongo que el concepto proviene de cómo lo acuñaron quienes ya sabemos, aunque lo suyo hubiera sido prefilosofía o metafísica, cosa que tiene mucho que ver con la Filosofía y se considera fundamental. En fin, que si a ellos les gustaba el nombre de teología, por lo de Theo.. pues qué se le va a hacer. Yo tampoco he entendido nunca por qué una especialidad así, supongo que “Dios se la merece”, claro…

    Saludos.

  27. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 19:28

    Ahora vamos a cargarnos a la filosofía adjudicándole a la teología. Así como la hipótesis del flogisto no es un componente de la química actual, la teología (judía, católica, protestante, ortodoxa, musulmana, etcétera) y la teodicea no son componentes de la filosofía actual. ¿Qué es la filosofía?

    a] La disciplina que estudia los conceptos más generales (como los de ser, devenir, mente, conocimiento y norma) y las hipótesis más generales (como la existencia autónoma y la cognoscibilidad del mundo externo). Sus ramas básicas son: la lógica (compartida con las matemáticas), la semántica (parcialmente compartida con la lingüística y las matemáticas), la ontología y la epistemología. Sus ramas aplicadas son: la metodología, la praxiología, la ética y todas las filosofías de. b] La filosofía exacta es la filosofía construida con la ayuda de herramientas formales como la lógica, la teoría de conjuntos y el álgebra abstracta. Las ventajas de la filosofía exacta son sus claridad y su facilitación de la sistematización y la deducción. A su vez, estas características disminuyen los riesgos de las interpretaciones textuales sesgadas y de los debates interminables. Sin embargo, la exactitud no tiene sentido sin la sustancia. No merece la pena emplear la pesada artillería formal para afrontar miniproblemas. c] La filosofía científica es la filosofía que, además de ser exacta, concuerda con el grueso de la ciencia y la tecnología de su época.

    En cambio, ¿qué es la teología?

    El estudio religioso de la religión. Incluye las fantasías sobre los objetos de culto religioso, la justificación de las prácticas religiosas y las críticas provenientes de las religiones rivales, las heterodoxias y el ateísmo. Debido a que en estos temas no hay más criterios de verdad que la compatibilidad con las escrituras canónicas y porque los textos no científicos pueden interpretarse de modos alternativos, existen más teologías que religiones. En particular, las religiones hindú, judía, cristiana y musulmana han sido el objetos de gran cantidad de teologías rivales, desde la mística hasta la racionalista. Irónicamente, la controversia teológica ha alentado el estudio de la lógica, disciplina que eventualmente se usó en contra de la teología. La importancia de la interpretación en estos temas ha llevado a la hermenéutica hasta en cuestiones seculares. Cada teología es una ideología. Sin embargo, a la inversa es falsa, ya que existen ideologías seculares.

    Fuente: Bunge, Mario (1999), Diccionario de filosofía, 3a. ed., México, Siglo Veintiuno Editores, 2005, p. 83 y 207.

    Saludos.

  28. KC
    14 octubre, 2009 de 19:53

    Me parece muy bien, entonces, ni Ciencia, ni pseudociencia, ni Filosofía… ¿lo dejamos en pseudofilosofía?

    Aficionado, ¿por qué hablas de filosofía “actual”?

    Saludos.

  29. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 20:02

    Existen seis clases de racionalidad conceptual: a] semántica: claridad o mínima ambigüedad; b] lógica: congruencia interna, es decir, ausencia de contradicción; c] dialéctica: validez inferencial, es decir, ausencia de falacias lógicas; d] erotética: planteamiento de problemas que sólo tengan sentido dentro de algún contexto, es decir, ausencia de seudoproblemas; e] metodológica: cuestionar y justificar las suposiciones y los métodos; y f] epistemológica: exigir respaldo empírico y compatibilidad con el cúmulo de conocimiento existente. Cualquier proceso intelectual es racional, a diferencia de los procesos automáticos y emocionales, que son irracionales. Sólo los procesos intelectuales que violen los principios del discurso racional, en particular a] y b], son irracionales. Está de más aclarar que 1] por su amplitud, la racionalidad es necesaria pero insuficiente para caracterizar a la filosofía; y 2] la teología no es racional, de allí que no pueda ser filosofía, por lo que algunos la agrupan en lo que han llamado pensamiento prefilosófico.

    Saludos.

  30. KC
    14 octubre, 2009 de 20:18

    Pues a eso me refiero, Aficionado, a prefilosofía, ya que la teología es, de algún modo, un paso necesario dentro de la evolución de la mente y por tanto de la Filosofía, porque Dios, según mi perspectiva, tiene un 99’99 % de existir en cualquier comienzo y posterior desarrollo de vida grupal que pueda llamarse inteligente (es decir, que tenga capacidad de entender y reflexionar acerca de lo circundante, no que sea más o menos inteligente que otro). Es por ello que la teología, de alguna forma, es un paso previo de la Filosofía. Una evolución más dentro de un proceso, sobe todo mental.

    Aficinado, los medios en teología y Filosofía son diversos, ¿dirías que el transfondo en cuanto a lo referente al ser también?

    Saludos.

  31. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 20:20

    Porque hubo un tiempo en que la teología, o al menos la teodicea, sí fue considerada parte de la filosofía; por ejemplo, desde la Metafísica de Aristóteles hasta la Teodicea. Ensayos sobre la bondad de Dios, la libertad del hombre y el origen del mal de Leibniz. Pero podría considerarse que la Crítica de la razón pura de Kant desbancó a la teodicea como filosofía. En todo caso, la filosofía que hoy es válida no acepta a la teodicea, y menos a la teología, como filosofía, así como la ciencia que hoy es válida no la acepta como ciencia. La teología y la teodicea sólo serán seudociencias y seudofilosofías si pretenden ser ciencias y filosofías sin serlo.

    Saludos.

  32. KC
    14 octubre, 2009 de 20:22

    Cualquier proceso intelectual es racional, a diferencia de los procesos automáticos y emocionales, que son irracionales.

    Qué gran verdad. Aunque tampoco hay que subestimar la importancia de las emociones.

    Saludos.

  33. KC
    14 octubre, 2009 de 20:27

    Me corrijo: NO es transfondo, es trasfondo, que siempre se me cuela la n.

  34. KC
    14 octubre, 2009 de 20:35

    Bien, entonces estábamos hablando desde temporalidades diferentes 😉

    Por cierto, lo de teodicea siempre me pareció un poco oxímoron, ¿tú qué piensas?

    Saludos.

  35. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 20:38

    Desconozco si la teología es una condición necesaria para la evolución del cerebro, que no de la mente (pues la mente es el conjunto de posibles estados y procesos afectivos, cognitivos y volitivos de los humanos y otros vertebrados; y los seres conceptuales, como los conjuntos, no evolucionan). Además, no creo que sea posible calcular la probabilidad de la existencia del concepto dios en la cultura de todos los seres vivos inteligentes. ¿Los elefantes, los delfines y los chimpancés han desarrollado alguna teología o siquiera el concepto dios? Es que el modelo de los tres estados (teológico, metafísico y científico) obligatorios de Comte ya ha sido desechado.

    No entiendo la última pregunta.

    Saludos.

  36. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 20:49

    Si entendemos la teodicea como “teología racional”, sí la considero un oxímoron, tanto como el “creacionismo científico”. ¿Cómo racionalizar lo irracional?

    Tanto como “logos77”.

    😀

  37. KC
    14 octubre, 2009 de 20:56

    Aficionado, deberías saber que soy antropocentrista y odio los animales no humanos (ironía). No me refiero a que la teología sea condición necesaria para la evolución de un cerebro, si no que cuando el cerebro evoluciona de forma tal que un ser llega al concepto Dios, sería lógico pensar que debería aparecer cualquier tipo de filosofía PRIMARIA, esto es, teología (o como se le quiera llamar).

    ¿O tú crees que podría haber alguna especie con el desarrollo de una inteligencia parecida a la del animal humano que conocemos que no llegara al concepto Dios?

    Saludos.

  38. KC
    14 octubre, 2009 de 21:05

    Exactamente, me refería a eso 😀

    Supongo que es lo mismo que intentar meter un pie de una talla 45 en un zapato del 38 😀

    Aunque bueno, ya sabes lo que pienso de los contextos, aunque me hicieras hincapié en aquello de yo soy yo y mis circunstancias 😛

    Saludos.

  39. Aficionado
    14 octubre, 2009 de 21:19

    No lo sabía. 😀

    Creo que es posible.

    Saludos.

  40. KC
    14 octubre, 2009 de 21:31

    Bueno, pues yo no, y de momento voy ganando yo, jeje (es broma).

    Saludos.

  41. 15 octubre, 2009 de 0:32

    Logos, menos hacerte la víctima, y más publicar los comentarios que te hacen en tu blog, que llevo con dos en “esperando moderación” casi un mes. También hay otro dicho español: “dime de que presumes y te diré de que careces”.

    Mis comentarios no publicados hacen referencia a un artículo concreto de tu blog, escrito por tí y lleno de incorrecciones. No publicar esas críticas sí te hace una censora. Sin embargo, no permitir spam bíblico (ni ufológico, ni piramidologíco) en un blog de ciencia es simplemente coherencia. Ya se que tu crees que se debe enseñar religión en las clases de ciencias naturales, pero entiende que no seamos de la misma opinión. Que cada palo aguante su vela.

  42. Aficionado
    15 octubre, 2009 de 1:47

    ¿Manuel es creyente?

  43. KC
    15 octubre, 2009 de 3:17

    Aficionado, yo desconozco la respuesta, pero bien podría ser, porque no son cosas incompatibles (por mucho que a Rawandi le parezca que sí 😛 ), aunque sí contradictorias en según qué aspectos.

    Saludos.

  44. Darío
    15 octubre, 2009 de 4:25

    La importancia de Darwin y la evolución:

    –¿Por qué se introdujo el evolucionismo en el ciclo?

    –Porque la teoría darwinista del evolucionismo es uno de los temas que más ha puesto los pelos de punta a todos los sectores retardatarios desde mediados del siglo XIX, al plantear que la humana no tiene nada de particular respecto de las otras especies del mundo vivo.

    “La teoría fue una afrenta al antropocentrismo manejado por la derecha, que justificaba las formas de dominio del poder de la Iglesia católica y de los gobiernos sobre los pueblos. Entonces, enseñar la teoría de la evolución es hacer entender al ser humano que está integrado al conjunto de especies del mundo vivo. Por eso muchos nos oponemos a la reducción y falsificación que se hace actualmente de la evolución en los libros de sexto año de primaria en las escuelas.

    http://www.jornada.unam.mx/2009/10/14/index.php?section=ciencias&article=a02n1cie

  45. 15 octubre, 2009 de 9:38

    Hola soy un Bloger nuevo por acá.
    Me gusta esta bitácora, sobre todo por los comentarios.
    Sinceramente creo que la ciencia no necesita de la religión, pero a la religión le urge encontrar en la ciencia la justificación de sus mitos.
    Si piensas -como yo- que la ciencia explica mejor la creación del universo o del hombre, entonces las versiones religiosas son simplemente literatura, que no es tampoco poca cosa.
    Un saludo y los invito a leer esto. Quizás todo depende de la infancia que cada uno tuvo.
    http://wp.me/pzaQa-1Z

  46. KC
    15 octubre, 2009 de 14:06

    Hola David, pues es muy probable, en gran medida, porque no todo tiene una única causa, que tengas razón en todo lo que dices.

    Por cierto,

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/S/Ch/Schwarzenegger/elpepusoc/20091015elpepisoc_1/Tes

    Saludos.

  47. Eta Carinae
    15 octubre, 2009 de 14:34

    He dejado un comentario en el último artículo de logos 77, pero como está en moderación (ehem… CENSURA!!!), pues aquí lo copio:

    Si vas a argumentar en contra de la evolución, mejor edúcate primero sobre qué es la evolución. La teoría no dice nada de

    ” De acuerdo a la TE la primera célula que se originó en un charco de fango hace millones y millones de años era una célula simple.”

    La evolución explica la diversidad de la vida, no su origen. La teoría científica que intenta expplicar el origen de la vida se llama abiogénesis. Si ustedes creacionistas pretenden discutir sobre evolución, ya va siendo tiempo de que vayan primero a una biblioteca, renten un par de libros académicos sobre evolución y dejen aún lado las lecturas de otros creacionistas, que no son más que textos digeridos por el dogma.

  48. Rawandi
    15 octubre, 2009 de 16:57

    La teología y la teodicea sólo serán seudociencias y seudofilosofías si pretenden ser ciencias y filosofías

    Aficionado, yo diría que los teístas fundamentalistas consideran la teología como la reina de todas las ciencias mientras que los deístas la conciben como una parte de la filosofía. La “teología” de los fundamentalistas es pues una pseudociencia; la “teología” de los deístas es pseudofilosofía.

    Aprovecho para lanzar una reflexión sobre el fundamentalismo. Aunque los cristianos fundamentalistas son desmedidamente crédulos, en general interpretan la mitología bíblica de manera sensata. En cambio, con los cristianos no fundamentalistas sucede al revés: como son menos crédulos, interpretan la Biblia de manera torticera para evitar así cualquier enfrentamiento demasiado claro con la ciencia. Si bien ambos grupos se comportan de modo irracional, la disonancia cognitiva de los creyentes no fundamentalistas resulta sin duda menos perniciosa que la cerrazón anticientífica de los creyentes fundamentalistas. ¿Crees que Mario Bunge estaría de acuerdo con este planteamiento?

  49. 15 octubre, 2009 de 23:26

    Carinae, como que hace dos años que intentamos explicarle esas cosas a la mujer 8)

  50. Eta Carinae
    15 octubre, 2009 de 23:28

    Dos años! No, pues un comentario como el mío no la va convencer de nada. Qué triste.

  51. 15 octubre, 2009 de 23:41

    Doy fe de ello. XD

  52. 16 octubre, 2009 de 0:27

    En ese artículo lleva un comentario mío en moderación un par de semanas. Es que lo de editar citas bíblicas es censura, pero lo de no publicarte comentarios es libertad de expresión. El mundo al revés según Logos 7:7

  53. Darío
    16 octubre, 2009 de 4:05

    Nada qué: los mios están en el limbo de hace un mes 🙂

  54. M
    16 octubre, 2009 de 5:00

    concuerdo con el chico que decía que esta bitácora tiene comentarios sensacionales… y muuuy ingeniosos-graciosos como aquel de que considerar considerar a la teología como una pseudociencia es hacerle un favor a la teología… ¡cómo he reido con eso!

  55. Benedicto pi
    19 octubre, 2009 de 1:06

    La Teología es pseudofilosofía, como bien dijo KC, una asimilación estratégica del logos, una impostura, una farsa.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: