Inicio > Actualidad, Escepticismo, Magufadas > ¿Pueden los científicos crear “sucesos paranormales” en una habitación?

¿Pueden los científicos crear “sucesos paranormales” en una habitación?

2 noviembre, 2009

fantasma
En este artículo, la autora del mismo nos comenta un experimento realizado con el fin de probar cómo funciona la recepción de lo extrasensorial. He aquí el planteamiento

JUDITH DE JORGE- ABC

Quien asegura haber vivido una experiencia paranormal, haber sentido una presencia del más allá o quedarse helado de miedo ante algo inexplicable, ¿es un mentiroso, alguien muy sugestionable, un chalado o simplemente dice la verdad pero no sabe interpretarla? Un grupo de investigadores del Goldsmith College de Londres ha querido dar una respuesta científica a todo ese cúmulo de sensaciones de terror que la cultura popular y algunos individuos sin escrúpulos dispuestos a hacer negocio han fomentado a lo largo de los siglos. Para ello, el equipo ha construido una «habitación encantada» con la ayuda del arquitecto Usman Haque, un cuarto en el que «provocar» un encuentro con lo sobrenatural simplemente con el uso de campos electromagnéticos y ultrasonidos. Participaron 79 voluntarios que no sabían nada sobre la naturaleza del experimento y, efectivamente, casi tres cuartas partes aseguraron haber tenido sensaciones extrañas

La motivación del experimento parecía clara:

Estudios como estos son más que necesarios para eliminar la superchería y los fraudes, especialmente si se tiene en cuenta que, por ejemplo, el 40% de los estadounidenses cree en fantasmas.

Al poco tiempo empezaron a obtener los primeros resultados:

Después de pasar menos de una hora en la habitación, casi tres cuartas partes admitieron haber tenido más de tres sensaciones raras como mareos, hormigueos, salirse del cuerpo, recuerdo de sueños y «una presencia». Por si fuera poco, varios de ellos se sintieron excitados sexualmente, lo cual resulta aún más inexplicable. Sin embargo, las sensaciones no tenían relación con el lugar que habían ocupado en el cuarto, es decir, que también las tuvieron en las zonas «blancas» sin infrasonidos. ¿Qué ocurrió entonces?

Pero como siempre, el análisis de los resultados suele dar el resultado en estos casos:

Cuando French examinó las estadísticas, se percató de que la única asociación significativa apareció en sujetos con un perfil muy sugestionable, predispuestos a creer en fantasías.

Leer el artículo completo AQUÍ

  1. 2 noviembre, 2009 a las 20:59

    Cuando uno escucha oye, y cuando uno se asusta escucha más y oye más. Con lo cual uno se suele asustar más.

    A mi gato cuando le sube la taurina también le parece sentir, oir y ver cosas. El que tenga gato sabrá que éstos se imaginan perseguidores o presas. Yo diría que nuestra imaginación va por ese camino.

    La verdad es que yo no creo en los espíritus ni en nada de eso, pero reconozco que soy algo susceptible a experimentar cosas raras de esas, tal vez sea porque soy un poco paranoico.

    Este tema me resulta también muy interesante, no solo desde el punto de vista escéptico, sino psicológico.

    Me gusta

  2. KC
    2 noviembre, 2009 a las 22:59

    Las tres primeras palabras de la última línea tienen la clave.

    Saludos.

    Me gusta

  3. S.Belizón
    2 noviembre, 2009 a las 23:02

    ¡La sugestión da alas a la imaginación!

    saludos

    Me gusta

  4. 2 noviembre, 2009 a las 23:12

    «Paranormales en una»

    Lo sabia, sabia que nos ocultaban algo. Habia paranormales en «una», justo encima del fantasma de la foto que tiembla porque tambien conoce la clave y la terrible verdad que nos amenaza, y eso significa que… hummm…

    Huy, no, calla, que las tres palabras de la clave estan al final y son «perfil muy sugestionable». 😆

    Me gusta

  5. José Manuel
    3 noviembre, 2009 a las 0:58

    El quid de cuestión es que nuestros sentidos nos engañan en estados de ansiedad y nerviosismo. Pero parece útil a lo largo del proceso evolutivo: si algo se mueve en la selva y te ha parecido un tigre, es mejor salir corriendo… ups! ¡Que era sólo la corteza de un tronco de árbol movido por el viento!

    Me gusta

  6. 3 noviembre, 2009 a las 1:44

    Mejor tener la oportunidad de volverte a equivocar, que no tener nunca la oportunidad de hacerlo 😉

    Me gusta

  7. KC
    3 noviembre, 2009 a las 1:59

    😀 Yo también pensaba que habría un código secreto en el texto de cómo hacer palomitas de maiz, pero parece que éste no es el caso.

    Rano, aún tenemos una pendiente, a ver si saco tiempo.

    Saludos.

    Me gusta

  8. indarki
    3 noviembre, 2009 a las 12:58

    ¿Alguna vez habéis dicho, de forma machacona a alguien… «te pica el pie»? Bueno, yo lo he hecho y muchas veces, después de 4 o 5 veces, le empieza a picar el pie…

    Si te dice mucha gente que en tal o cual casa hay presencias paranormales, seguro que las sientes. Mi experiencia coincide con los resultados de ese estudio y estoy de acuerdo que es interesante hacerlos, no sólo para anular a la superchería y charlatenería sino porque nos ayudan a profundizar en el conocimiento de cómo funciona nuestra mente y nuestra psicología.

    Me gusta

  9. 3 noviembre, 2009 a las 14:04

    Muy interesante el experimento! Aunque a la gente crédula, además de que nunca le llegará la información (seguro que suelen andar por las webs de Iker Jiménez and company), no les bastaría para dejar de creer. Me temo que se sienten felices y emocionados con sus creencias paranormales…

    Saludos!

    Me gusta

  10. jubeca
    3 noviembre, 2009 a las 16:30

    Juro que he visto fantasmas como el de la imagen, miden como 20 cms y a veces vienen con aroma a frutilla….

    Me gusta

  11. Darío
    3 noviembre, 2009 a las 18:04

    Mejor nos aclaras de que hablas, jubeca 😀 😀 😀

    Me gusta

  12. 3 noviembre, 2009 a las 21:51

    Sugestión. Esa es la palabra que se me ocurrió al terminar de leer esta entrada.

    Me gusta

  13. jubeca
    3 noviembre, 2009 a las 22:05

    Exacto, tal como pasa con la Homeopatía…el efecto placebo.

    Me gusta

  14. jubeca
    3 noviembre, 2009 a las 22:08

    Ja, ja, lo siento, nada que aclarar…quedé sugestionado por la forma del fantasmita de la imagen.

    Me gusta

  15. 3 noviembre, 2009 a las 22:10

    creo que se refiere a esas cajitas de pequeños fantasmas que guardan los papas en la mesita de noche, Dario 😆

    Y si, ultimamente vienen con olores, sabores y texturas varias. Cosas de la moda. 🙂

    Me gusta

  16. jubeca
    3 noviembre, 2009 a las 22:20

    ¡¿Los papas?!…Usted si que tiene que aclarar cómo obtiene información tan confidencial del Vaticano…

    Me gusta

  17. Darío
    3 noviembre, 2009 a las 22:21

    Ah, bueno, es que yo no conozco las cajitas esas …

    😀 😀 😀

    El artículo plantea la autosugestión…

    Me gusta

  18. Uranus
    4 noviembre, 2009 a las 14:25

    Las presencias sobrenaturales, llamadas comúnmente «fantasmas», no son sensaciones. Son realidad. El poder de la sugestión no tiene nada que ver. Conozco casas en las que ha habido hechos anómalos, con una interacción física entre el sujeto y el objeto sin que medie (y esto es lo importante) contacto alguno con el objeto.
    Lo de la sugestión se puede recrear incluso mirando un film de horror, que produce en el sujeto una serie de transformaciones en la psiquis, que se van a corresponder con lo que describes en el informe. Pero insisto, las presencias sobrenaturales no son sensaciones.

    Me gusta

  19. 4 noviembre, 2009 a las 14:35

    Uranus dices: interacción física entre el sujeto y el objeto sin que medie (y esto es lo importante) contacto alguno con el objeto.

    ¿Qué entiendes con interacción física entre sujeto y obejto?, ¿se vieron, se tocaron…?

    Me gusta

  20. Uranus
    4 noviembre, 2009 a las 16:41

    Buenas tardes, profesor Manuel.
    Me voy a circunscribir al hecho que conozco. Hubo contacto físico entre la persona (de hecho hay fotos que así lo atestiguan, con marcas en la epidermis del sujeto) y un ente que vulgarmente llamaríamos fantasma.
    Esto ya lo expresé en un comentario anterior, tengo la sospecha (y por ahora es sólo eso) que se trata de un tipo de energía que se mueve en diferentes planos dimensionales.

    Me gusta

  21. 4 noviembre, 2009 a las 16:52

    Uranus tengo la sospecha (y por ahora es sólo eso) que se trata de un tipo de energía que se mueve en diferentes planos dimensionales.

    Buena hipótesis de partida 😀 Sobre todo teniendo en cuenta que nadie ha demostrado la existencia de varios planos dimensionales. ¿No se te ha ocurrido ninguna otra interpretación menos esotérica?. Ya sabes, por aquello de la navaja de Occam.

    Me gusta

  22. Carl Cox
    4 noviembre, 2009 a las 17:16

    Bueno, y ya estamos otra vez con fotitos de erupciones cutáneas en manos y pies. Qué manía!!

    Me gusta

  23. KC
    4 noviembre, 2009 a las 17:52

    En el caso de lo que sospechas fuera cierto, Uranus, ¿tendrías alguna explicación para la existencia de planos diferentes con entes supuestamente personales que pululan en otras dimensiones? ¿Es que no hay espacio suficiente en el Universo? Vamos, sería un caso impresionante de reciclaje espacial.

    Saludos.

    Me gusta

  24. jose
    4 noviembre, 2009 a las 17:56

    «la epidermis del sujeto»… juasss, me parto cuando intenta sonar respetable…

    Me gusta

  25. KC
    4 noviembre, 2009 a las 18:10

    Me voy a circunscribir al hecho que conozco.

    ¿Conoces? ¿Estabas allí? ¿Lo viste con tus propios ojos o te lo contaron posteriormente mientras te enseñaban una fotografía?

    Saludos.

    Me gusta

  26. 4 noviembre, 2009 a las 18:21

    Cuidado Manuel que te van a tildar de agresivo (por lo de la navaja digo, y no se rían, después de «…se trata de un tipo de energía que se mueve en diferentes planos dimensionales» cualquier cosa se puede esperar)

    Saludos

    PD: ¡Otra vez con las fotos!

    Me gusta

  27. Uranus
    4 noviembre, 2009 a las 21:29

    Le recuerdo profesor que no fui yo el que propuso hace más de 30 años la existencia de múltiples Universos.
    Saludos.

    Me gusta

  28. 4 noviembre, 2009 a las 21:49

    Ya, ¿y alguien ha demostrado su existencia?. Y lo más importante, ¿su relación con los fantasmas?.
    El punto de KC es importante, ¿ese «fantasma» lo has visto tú o te lo han contado?

    Me gusta

  29. Uranus
    4 noviembre, 2009 a las 23:21

    Cita del profesor Manuel:

    Ya, ¿y alguien ha demostrado su existencia?. Y lo más importante, ¿su relación con los fantasmas?.

    Lamentablemente las Universidades no cuentan con el suficiente pecunio monetario como para solventar el avance investigativo en esta importante área del conocimiento humano.
    Por eso creo conveniente desde este blog el que todos unamos criterios comunes para peticionar ante las autoridades universitarias por un aumento en el presupuesto para el departamento de Parapsicología.

    Saludos a todos los presentes.

    Me gusta

  30. 4 noviembre, 2009 a las 23:55

    😀 😀 😀

    Vale. Pero… antes de que se te ocurra te prohibo terminantemente que me llames «profesor rano». 😆

    Me gusta

  31. KC
    4 noviembre, 2009 a las 23:57

    Uranus, hay una diferencia sustancial entre múltiples universos y varias dimensiones en un mismo Universo, y por supuesto que haya entes que pululen en esas dimensiones que confluyen con la nuestra. Y cómo bien dices, es una proposición, no una certeza.

    Saludos.

    Me gusta

  32. 4 noviembre, 2009 a las 23:57

    Uranus dice: peticionar ante las autoridades universitarias por un aumento en el presupuesto para el departamento de Parapsicología.

    😆 😆

    Deberías escribir este comentario en el blog de Starviewer. Allí estarán encantandos. Están montado su exouniversidad, y andan nombrando catedráticos (no es broma, acercate y lo veras).

    Me gusta

  33. Aficionado
    5 noviembre, 2009 a las 8:33

    Y también teniendo en cuenta que la energía no es una cosa que exista en sí misma, sino que es una propiedad de las cosas; no existen energías vagando por allí en el universo. Ah, y las propiedades no se mueven; las que se mueven son las cosas, así que la energía no se puede mover.

    Saludos.

    Me gusta

  34. Uri
    17 noviembre, 2010 a las 18:02

    La percepcion tambien es una question de creencia.
    Ante una puerta que se cierra sola el que cree en fantasmas vera un fantasma,el que no vera una simple corriente de aire.Yo vivi en un piso algo viejo donde las cañerias hacian monton de ruido y el viento entraba por el patio de luces.Las puertas se abrian y cerraban solas,golpeaban y vibraban.El aire canalizado hacia unos ruidos muy curiosos (ululaba y silbaba) y traia vboces de la calle,de otros pisos y de televisores y radios.
    Vamos que era el prototipo de casa encantada.Alguien que creiese en fantasmas hubiera enloquecido.Tu estabas sentado en el comedor y de golpe se oia un aullido y la puerta se abria,se oia otro aullido y la puerta se cerraba.
    Claro que si crees en fantasmas,eres sugestionable y eso te pasa estando solo de noche,te largas del piso corriendo.Yo a mucha gente le decia que en el piso habia un duende y hubo quien se lo creio,claro que basto con aislar puertas y ventanas,canviar algun grifo y purgar las cañerias para que el duende emigrase.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: