Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Crítica literaria > Pon un poco de Evolución en estas navidades

Pon un poco de Evolución en estas navidades

8 diciembre, 2009

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

Al año 2009 ya le queda poco llegar a su fin. Este ha sido el año en el que se conmemoraba el 200 cumpleaños de Charles Darwin y el 150 aniversario de la publicación de “El origen de las especies”. Con tal motivo ha habido una movilización en mundo académico y científico para dar a conocer la obra de Darwin, así como para debatir en torno a los diversos mecanismos que dirigen la evolución. También se han editado diversos libros. Por ejemplo se han reeditado algunos de los libros de Darwin y se han traducido al español otros que aún no habían visto la luz en este idioma, como por ejemplo su “Geología”. Cuando el año llega a su fin, y ya cerca de las fechas navideñas nos llegan traducidas al castellano dos estupendas obras sobre la evolución que son pequeñas mini-enciclopedias en sí misma.

La primera de las obras lleva por título “Evolución: el mayor espectáculo sobre la Tierra” y ha sido escrita por el etólogo británico Richard Dawkins. Esta obra, editada por Espasa, es un tratado de biología evolutiva, donde Dawkins deja de lado su promoción del ateísmo o sus discursos antirreligiosos, con los que últimamente nos tenía acostumbrados, para volver de nuevo a sus raíces de gran divulgador científico.

Y además lo hace desde una premisa de partida muy seria: mostrar evidencias científicas de que la evolución existe. Para ello no se anda por las ramas, tira de bibliografía científica y nos inunda de datos experimentales que soportan la evolución. Nos muestra así, en primer lugar elementos que demuestran que la evolución ocurrió en el pasado, hablándonos de métodos de conocer la edad de las cosas, de domesticación, de especiación, de fósiles, de taxonomía, de biogeografía, de anatomía comparada, etc. Posteriormente nos muestra que la evolución sigue en marcha, que está ocurriendo justo delante de nuestros ojos, tomando de las publicaciones científicas ejemplos como las lagartijas de Pod Mrcaru, el experimento de 40 años del equipo del Dr. Richard Lenski (al que dedica nada menos que 10 páginas) o ejemplos de evolución en peces.

Como es normal, cuando se habla de evolución es fácil que surja el tema del creacionismo. Dawkins no puede por menos que tratarlo, especialmente cuando su persona ha sido y está siendo crucificada a diario en todos los medios creacionistas del mundo. Dawkins les dedica algunos párrafos a lo largo de la obra y un apéndice. Así nos muestra que lo que sustenta el creacionismo no es más que incultura científica mezclado con cerrazón talibán. En el apéndice Dawkins se refiere a ellos con el nombre de negacionistas de la historia de la Tierra, nombre que me parece muy adecuado. Los “negacionistas de la historia” niegan el holocausto, refiriéndose a él como un invento de los sionistas. Por ello los negacionistas del holocausto pretenden enseñar las “dos opciones” en clase de historia. De igual forma los “negacionistas de la historia de la Tierra” niegan los conocimientos de geología, física, antropología y biología porque consideran que es un invento del naturalismo materialista. Por ello pretenden enseñar la versión científica junto con una sacada de un libro religioso en clase de ciencias naturales. En este apéndice Dawkins nos muestra el calado que el creacionismo tiene en el mundo y de cómo el mundo académico debe de estar alerta ante esta nueva “llegada de los bárbaros”.

El segundo de los libros se titula “Por qué la teoría de la evolución es verdadera” de Jerry A. Coyne, editorial Crítica. Coyne es doctor en biología por la Universidad de Harvard y en la actualidad es catedrático en el departamento de ecología y evolución de la Universidad de Chicago. En su primer capítulo Coyne nos introduce una frase de Jacques Monod en la que se dice: un aspecto curioso de la teoría de la evolución es que todo el mundo cree entenderla. Una frase muy apropiada para lo que se nos viene encima en esta obra. Este es un libro de profunda carga académica, aún dentro de la divulgación. Sus conclusiones están apoyadas en datos, preguntas y respuestas, y están especialmente dirigidas a aquellas personas que ya parten con una cierta formación científica. A pesar de ello es un libro que, en general, puede ser seguido, especialmente porque se apoya en una buena colección de referencias bibliográficas y por contar con un apéndice o glosario de términos empleados en biología evolutiva.

Como Michael Shermer dijo:

Darwin importa porque la evolución importa. La evolución importa porque la ciencia importa. La ciencia importa porque es la historia preeminente de nuestra época, una saga épica sobre quienes somos, de dónde venimos y adónde vamos

Así que si estás navidades queréis regalar ciencia a alguien éstas son dos buenas elecciones.

Entradas relacionadas:


  1. Darío
    8 diciembre, 2009 de 20:22

    Anotadas las referencias, Manuel.

    Gracias.

  2. 8 diciembre, 2009 de 20:41

    Anotados quedan. 😉

    El de Dawkins tiene muy buena pinta, sobre todo por las referencias a Lenski y los últimos avances en la investigación. A ver si en vacaciones saco algo de tiempo para leer. 🙂

  3. 8 diciembre, 2009 de 21:03

    El libro de Evolución de Dawkins ya lo tengo en mi librería, aunque aún no lo he terminado (lo estoy leyendo muy fragmentadamente), y sí, es una gran obra donde se hace un uso casi permanente de datos, ejemplos, y metodología científica que muestra de manera irrefutable el hecho evolutivo, además tiene una serie de láminas a color con esquemas y fotografías muy ilustrativas en cuanto a lo que se explica que lo hace aún más didáctico si cabe, muy recomendable. En cuanto a el de Jerry A. Coyne, precisamente lo tuve en mis manos este fin de semana y estuve a puntito de comprarlo, pero finalmente no lo hice ya que tengo pendientes algunas lecturas más y creo que esperaré a la edición de bolsillo.
    Cualquiera de esos dos,¡¡¡ que buen regalo de Navidad serían!!!

  4. 8 diciembre, 2009 de 22:01

    Y fíjate que ya llevo bastante tiempo pensándome si me los compro a corto, medio o largo plazo… 🙄 Es lo que tienen los límites de presupuesto y tiempo… 😦

    Igual caen pa’reyes.

    En la FNAC he podido ir ojeando el de Dawkins. Y bueno, yo lo veo menos sútil que en sus años mozos, va a saco con los creatas y no se corta ni un pelo; no se, me ha parecido un poco más puesto en la ofensiva que en los años previos al “Espejismo”. También habla un poco del Darwinius e igualmente lo deja en su sitio con la correspondiente crítica.

    De todas maneras pienso que para actualizarse con los descubrimientos más importantes de los últimos años va genial.

  5. Creata-en-la-cloaca
    9 diciembre, 2009 de 0:33

    Yo ya me he terminado el de Richard Dawkins y tengo que decir que está muy bien. Muy bien escrito, como nos tiene acostumbrado, y muy didáctico y claro. Merece la pena. Aunque sabe a poco, pero en tan poco espacio no puede ser de otra manera. De todas formas, yo hubiera dejado fuera cualquier alusión a los fundamentalistas, hubiera hecho un libro sobre evolución sin mencionar a la basura creacionista, pero me imagino que Dawkings quería dejar claro lo estúpido de sus “argumentos” al lector.
    Dedica bastante espacio al experimento de Lenski, de forma que cualquiera con unas pocas neuronas funcionales puede darse cuenta de la importancia de este trabajo. A veces vas leyendo y resulta tan obvio el hecho de la evolución tal como lo expone el genial Dawkins que se entiende porqué los creatas no pueden tragar a este biólogo.

    En fin, el que tenga plata que no dude en comprárselo. Eso sí, es un libro divulgativo.

    Otro libro que recomiendo es el de Donald Prothero, “Evolution, what fossils say and why it matters”. Muy bueno, para mí mejor que el de Dawkins. También ataca a los fundamentalistas, pero supongo que no hay más remedio, con el nivel tan grande de fanatismo que tienen allí.
    Saludos

  6. jose
    9 diciembre, 2009 de 0:45

    En el fondo, más que libros sobre evolución de por sí, son libros anticreatas. Mi opinión es que lo que el libro te da cuando lo terminas no es curiosidad para buscar más cosas sobre lo que acabas de leer, sino una sensación de seguridad como de que ahora que lo has leído, ya sabes todo lo que hay que saber, como los libros estilo “Aprenda inglés en 10 días”. Como un argumentario, una cosa escrita con los cdesign proponentsists en mente.

    El mejor que tiene dawkins es el relojero ciego, no entiendo por qué les hacen reediciones especiales a otros libros como el gen egoísta o el cuento del antepasado (que es un coñazo) y sin embargo el relojero ciego es imposible de encontrar.

    Cnidus, no creo que tengan nada que no sepas. Seguro que éste te mola más. Ehhh, es caro, pero más cuesta un ipod! 😀

  7. 9 diciembre, 2009 de 0:59

    Pues vaya cosa. Hace tiempo que voy detrás de “El Relojero Ciego” para echarle un ojo y no hay manera. Por otro lado, tampoco me termina de enganchar “El Gen Egoísta”, dos veces lo empecé y dos que se me quedó a medio. A ver si a la tercera cae de una vez. Por contra, “Escalando el Monte Improbable” del tito Dawkins no me duró ni tres días, eso si que es una obra maestra que te hace pedir más, más, más :mrgreen:

    ¡¡¡Y qué pasada el libro de los virus!!! 😀 Lo querooo… Y en GoogleBooks está a trozos y solo hasta el capítulo 3 😦

    sino una sensación de seguridad como de que ahora que lo has leído, ya sabes todo lo que hay que saber

    ¡¡Vade retro!! Eso… Jamás! 😀

  8. sbach2k
    9 diciembre, 2009 de 3:26

    Cnidus, pues si te sirve aqui lo puedes encontrar, por favor, si causo problemas… ya saben que hacer.

  9. 9 diciembre, 2009 de 10:09

    Creata, Jose, Dawkins se dedica de forma amena a mostrar evidencias de la evolución a los escépticos. Evidentemente los que tienen una venda en los ojos, llámalo fundamentalismo religioso, jamás se darán por aludidos, pero el resto de mortales con un poco de curiosidad podrán encontrar aquí (y en otros muchos libros, claro) por qué la evolución es un hecho.

    Si os fijáis los grandes divulgadores, sea de ciencia o de historia, en algún momento han tenido que manifestarse frente a los incrédulos, ya sean creacionistas, revisionistas del holocausto, ufólogos, etc. Cuando las personas que se dedican a hacer ciencia escriben artículos científicos o libros especializados, no suele haber mucho revuelo, saben que esos libros van dedicados a especialistas. Pero cuando se trata de obras de divulgación, los pseudocientíficos saltan enseguida. Les quitas cuota de mercado. La educación y el conocimiento es el mejor instrumento contra la superstición y las magufadas. Ellos lo saben, y por eso combaten el conocimiento. Es por eso que grandes divulgadores como Sagan o Gardner también dedicaron parte de sus obras a hablar del peligro de la pseudociencia sobre el conocimiento.

  10. 9 diciembre, 2009 de 11:44

    Por otro lado, tampoco me termina de enganchar “El Gen Egoísta”, dos veces lo empecé y dos que se me quedó a medio.

    Juer, pues a mí me encanto El Gen Egoista, me lo he leído un par de veces del tirón… (está claro que para gustos los coloeres, jeje).

    Saludos.

  11. 9 diciembre, 2009 de 16:22

    Pues aquí os presento otro libro interesante: “El pensamiento secuestrado: cómo la derecha laica y la religiosa se han apoderado de Estados Unidos” de Susan George: http://www.casadellibro.com/libro-el-pensamiento-secuestrado-como-la-derecha-laica-y-religiosa-se-ha-apoderado-de-estados-unidos/1167125/2900001215799

    En su capítulo III dice: Las teorías que difunden estos religiosos son tan peregrinas como peligrosas: “Bill Moyers, conocido productor y periodista del Sistema de Radiodifusión Pública, ha escrito un largo y escalofriante ensayo, titulado con suficiente precisión “Bienvenidos al Día del Jucio Final”. Esta teología de derechas no es sólo una locura; es activamente destructiva, una amenaza tan grande para el medio ambiente como para una política exterior sensata. Millones de creyentes están convencidos de que los desastres medioambientales son en realidad una buena noticia puesto que anuncian el regreso de Cristo”.

    Algún día habrá que dedicarle un comentario a esta obra.

  12. Barry
    9 diciembre, 2009 de 19:35

    “Help!”

    En el blog “dos a media luz” (http://dosamedialuz.blogspot.com/) se publicó una entrada sobre evolución y creacionismo hace una semana aproximadamente. Es un blog fundamentalista cristiano que guarda relación con la Iglesia Adventista del Séptimo Día, pero que está abierto para que cualquiera pueda opinar.

    Hoy acaban de publicar una nueva entrada, pero todavía siguen apareciendo comentarios en la entrada sobre creacionismo y evolución. Por si a alguien se le apetece entrar y debatir libre, educada y respetuosamente, estarían bien unos cuantos comentarios a favor de la evolución. Yo ya intervine y me cansó el hecho de que es imposible razonar con ellos (los administradores del blog son teólogos y emplean una retórica escurridiza); es molesto ver cómo confunden a sus lectores con informaciones erróneas o manipuladas a su favor.

    (En uno de mis comentarios utilicé información de una entrada de este blog y señalé vuestra dirección para quien quisiese informarse.)

    Un cordial saludo

  13. 9 diciembre, 2009 de 19:43

    Barry, después de debatir mucho tiempo con creacionistas he llegado a la conclusión de que hablar con estos fundamentalistas religiosos sobre evolución es lo mismo que debatir sobre griego clásico con alguien que ni siquiera conoce el alfabeto griego. Hasta ahora no me he encontrado ninguno que conozca los conceptos básicos de biología evolutiva, geología, física, química o biogeografía. Hasta que no encuentre a alguien así paso.

  14. Barry
    9 diciembre, 2009 de 19:50

    Ok. Te comprendo perfectamente.

    Un saludo

  15. Creata-en-la-cloaca
    9 diciembre, 2009 de 20:00

    “Es un blog fundamentalista cristiano que guarda relación con la Iglesia Adventista del Séptimo Día, pero que está abierto para que cualquiera pueda opinar.”

    Hola, Barry, pues no me creo eso de que cualquiera pueda opinar. Espera a que aparezca alguien con argumentos molestos y lo borraran ipso facto.

    Saludos

  16. 9 diciembre, 2009 de 20:08

    Con el Gen egoísta tambien a mí me pasó lo mismo, es decir, tuve que intentarlo 3 veces hasta conseguir leerlo al completo, no sé que tiene Dawkins que no llega a engancharme como lo hace (o hacía) S. Jay Gould, en cualquier caso reconozco que Dawkins es un formidable divulgador pero su estilo no puede compararse al de Gould.
    Saludos

  17. Barry
    9 diciembre, 2009 de 20:21

    Si entras y lees alguno de mis comentarios en esa entrada (Barry Lyndon), verás que son bastante molestos y no me han borrado. No insulto ni falto a nadie, pero empleo un lenguaje bastante agresivo. Llevo comentando ahí desde agosto y desafortunadamente es ahora cuando empiezo a comprender de verdad la cerrazón mental de esta gente.

    No creo que lleven malas intenciones, pero me da rabia que sus lectores estén expuestos a semejante manipulación. De todas formas, como dice Manuel, si al final te atreves a comentar, te expones a perder el tiempo.

  18. 9 diciembre, 2009 de 20:55

    ¿Fundamentalistas? No gracias.
    No merece la pena, digo lo mismo que Manuel, la cerrazón de aupa que hemos visto estos últimos años con fundamentalistas indican que todo intento de debatir no merece la pena 😉

    La mayoría de las veces nos han mandado directamente al infierno… 🙄

    los administradores del blog son teólogos y emplean una retórica escurridiza

    He ahí una buena razón para no perder el tiempo. ¿Retórica? ¿Frente a los hechos? La misma historia de siempre. Cuando tengan algo interesante que contar sobre ciencia, empleando las reglas de la ciencia, que se pasen por aquí. Tenemos referencias muy interesantes 😀

  19. 9 diciembre, 2009 de 20:55

    De todas formas, como dice Manuel, si al final te atreves a comentar, te expones a perder el tiempo.

    Y es que además es una rebaja intelectual. Cada vez lo veo más claro. Yo puedo debatir con alguien que tiene otro enfoque diferente al mío pero sabe de lo que habla, o puedo divulgar ante alguien que no sabe pero está dispuesto a aprender. Lo que no puedo hacer es difundir mis conocimientos ante alguien que no los acepta por motivos religiosos. Eso es una estafa.

    Y para muestra un botón: ir a la sección “El Profeta Aneurado” (barra derecha vertical del blog) y leer lo que los “expertos” en creacionismo son capaces de afirmar sin el menor rubor o vergüenza ajena.

  20. Darío
    9 diciembre, 2009 de 21:12

    Bueno, Barry, ya sabes que aquí sí se habla de ciencia real y no de alucines esotèricos y religiosos

  21. 9 diciembre, 2009 de 21:12

    Barry, con este tipo de personas, lu único recomendable es indicarles sus graves meteduras de pata dejando sólo constancia de sus errores y Adiós, el resto es pura ilusión y entrar al debate una grandísima perdida de tiempo.

  22. Barry
    9 diciembre, 2009 de 21:16

    Probablemente haya recurrido a vosotros por egoísmo, porque me he visto solo ante los administradores y algunos de sus lectores y porque me he sentido frustrado al no poder refutar la ingente cantidad de información que han escrito.

    Yo he empezado a quemarme ahora, pero comprendo que vosotros ya lo estéis sobradamente y mucho antes que yo, así que pido disculpas.

    Comparto todo lo que me habéis respondido; aunque me duela el orgullo, tenéis razón.

    Un cordial saludo

  23. 9 diciembre, 2009 de 21:37

    Solo por curiosidad, pon aquí un par de sus “argumentos” (los más, ejem, “contundentes”), a ver si realmente dicen algo nuevo 8) ¿Y no me digas que han utilizado la técnica habitual de pegar copy-pastes INMENSOS con la finalidad de “ganar” por aburrimiento?

    Todavía me acuerdo de los viejos tiempos de discusión con Jolimú en Evolucionarios… horas podías tardar en responder un solo comentario suyo en condiciones (incluyendo referencias científicas directas) por la ingente cantidad de desinformación que era capaz de poner en un solo párrafo. ¿Y qué obtenía como resultado? El tipo no leía lo que escribía. Iba a su bola 🙄

  24. Barry
    9 diciembre, 2009 de 21:42

    Que conste que tú me lo has pedido…

    “Se mencionó aquí, hace unos días, a Richard Dawkins para ilustrar a la clase de científico que da argumentos de peso a favor de la megaevolución, para “quien quiera darle una oportunidad”. Veamos algo sobre su obra más famosa, “El Relojero Ciego”:

    Hace veintiún años, el libro “El Relojero Ciego” irrumpió en escena para asegurar a los lectores que se había asestado un golpe mortal a la fe en un Dios Creador. Su autor, Richard Dawkins, se propuso “persuadir al lector, no sólo que consta que la cosmovisión darwiniana es verdadera, sino que es la única teoría conocida que podría, en principio, resolver el misterio de la existencia”.

    El título del libro hacía referencia a un argumento a favor del diseño inteligente, de comienzos del siglo XIX. William Paley, un religioso inglés, hizo notar que el propósito evidente en la construcción de un reloj significa lógicamente que “si hay un reloj, hay un relojero”. Paley sostuvo entonces que en los organismos es evidente un propósito similar, por lo que resulta lógico inferir un Diseñador de los seres vivos.

    En su entusiasmo por convencer al lector, Dawkins cometió, a mi entender, varios errores. Acaso el más serio e irónico es lo que recela del propio darwinismo. La copia original del libro de Dawkins (edición de 1988) traía un disquete con un programa que tenía una simulación sobre la evolución. Este programa de Apple, titulado al igual que el libro, “El Relojero Ciego”, permitía que la persona se colocara en lugar de la madre naturaleza, donde seleccionaba diversos “mutados” “biomorfos” hasta lograr el resultado deseado.
    Si Darwin hubiera estado vivo, seguramente se habría disgustado mucho, frente a tan inadecuada representación de su teoría. Se supone que la selección natural carece de un objetivo, de una teleología; es por eso que Dawkins lo denominó “El Relojero Ciego”. Pero el proceso de evolución del programa informático es el resultado de la orientación de una persona inteligente con un objetivo específico en mente. La evolución mostrada por Dawkins, al elegir un programa informático para simularla, se parece muy poco a la de Darwin, porque aun este simple programa requirió trabajo e inteligencia para ser creado, un ordenador diseñado por alguien inteligente, para poder funcionar en él, y un ser humano inteligente que los maneje a ambos. No parece un buen medio para sostener la ausencia de Diseñador.

    Probablemente, la ilustración más famosa de Dawkins del mecanismo darwiniano es una frase del Hamlet de Shakespeare. Al especular acerca de la forma de una nube, Hamlet dice: “Más se parece a una comadreja”. Y Dawkins utiliza otra simulación informática para mostrar que es posible que en relativamente pocas generaciones la frase evolucione si las letras correctas permanecen fijas mientras que las incorrectas continúan cambiando al azar hasta que, por casualidad, den en la letra correcta. Por ejemplo, si la segunda letra, que debería ser “e”, fuera en realidad “p” en una hilera inicial aleatoria de letras, podría “mutar” a otra letra del alfabeto, pero una vez que llegó a ser “e” por casualidad, la selección impediría cambios adicionales. Pero el error de este ejemplo es doble. En primer lugar, tergiversa el darwinismo porque requiere un objetivo: llegar a la frase “más se parece a una comadreja”. El darwinismo niega específicamente esta clase de teleología porque sostiene que los seres vivos son producto de causas “naturales”, no de un plan inteligente de un diseñador con un objetivo en mente. Continúo…

    9 DE DICIEMBRE DE 2009 17:57
    Juan Ramón Junqueras dijo…
    El segundo error de este ejemplo es la tergiversación de la naturaleza misma. Los mecanismos de las proteínas, que podrían representarse como una hilera de letras tales como “más se parece a una comadreja”, operan dentro de lo tolerado por cualquier otro mecanismo o parte de él. Una hilera aleatoria de aminoácidos no tiene ni un poquito de ésta, esa u otra función, así como un trozo de metal carece de la función de un pistón de motor o de un árbol de levas. Si no se construyen las partes dentro de ciertas especificaciones, no funcionan. Si bien las tolerancias varían de una proteína a otra, tienen límites respecto de cuánto pueden variar; de otra forma, cada proteína cumpliría todas las funciones. Las proteínas deben tener alguna función mínima antes de que puedan ser seleccionadas, así como una hilera de letras debe contar con un mínimo orden antes de poder discernir su significado. Dawkins hace un poquito de trampa, al no requerir que esta hilera inicial se parezca, aunque sea mínimamente, a “más se parece a una comadreja” antes de comenzar a seleccionarla.

    Como señala Dawkins, “Si el progreso evolucionista hubiera tenido que apoyarse en la selección de un solo paso, nunca hubiera llegado a parte alguna”. Y sin embargo, es en eso precisamente en lo que debe basarse la evolución darwiniana para conseguir alguna proteína mínimamente funcional antes de que aparezca la selección acumulativa. En defensa de Dawkins, él reconoce los problemas de su ilustración y con honestidad, aunque brevemente, señala que si bien su “modelo es útil para explicar la distinción entre la selección de un solo paso y la selección acumulativa, resulta sumamente engañoso”. Esta forma de dedicar páginas a entusiasmar al lector con argumentos “engañosos” seguidos de un breve reconocimiento, exculpa a Dawkins de acusaciones de ignorancia o falsedad, pero hace que los lectores se pregunten en qué momento se piensa presentar un argumento real para apoyar a Darwin.

    En ocasiones, Dawkins parece intentar esto cuando, por ejemplo, se ocupa de la evolución del ojo; no tanto como evidencia de evolución, sino como forma de mostrar cómo puede ocuparse el darwinismo de un órgano que ha sido presentado como ejemplo de diseño. Pero una vez más, su argumento necesitaría un poco más de consistencia. Sus experimentos parecen depender del supuesto que “un cinco por ciento de visión es mejor que no ver nada…”. Pero, en primer lugar, ese cinco por ciento de visión requiere cerca del 100% del mecanismo necesario para la visión. Debe haber algún tipo de retina, un mecanismo de formación de la imagen, o que al menos permita que la luz llegue a la retina, alguna manera de que la señal llegue al cerebro y que parte de éste sea capaz de reconocer la señal, y así sucesivamente.

    Las personas que sufren de retinitis pigmentosa, una afección hereditaria que produce la degeneración de la retina, con una significativa reducción de la visión, lo saben de sobra. Porque aún para ver lo poco que ven, necesitan el 100% del ojo, del nervio óptico y de la parte del cerebro que controla la visión. Sin hablar de los impresionantes procesos bioquímicos y fisiológicos necesarios para que funcione cualquier tipo de ojo. Continúo…

    9 DE DICIEMBRE DE 2009 17:58
    Juan Ramón Junqueras dijo…
    Resulta irónico que en el mismo capítulo, Dawkins no logre mostrar de qué forma los ojos podrían en realidad evolucionar mediante las “leves modificaciones sucesivas” de Darwin. Y afirma con confianza: “Ciento veinticinco años después, sabemos mucho más acerca de los animales y las plantas que lo que sabía Darwin, y aún no conozco un solo caso de un órgano complejo que no podría haber sido formado por numerosas modificaciones sucesivas leves”. En cierto sentido, todos podríamos concordar con esta afirmación. No conozco ningún avión que no se forme, en principio, por numerosas modificaciones sucesivas leves. Pero tampoco conozco ninguno que pueda lograr esto mediante el mecanismo de Darwin al tiempo que mantiene la capacidad de volar, y mucho menos de volar cada vez mejor. No es que uno no pueda recrear escenarios imaginarios para la creación de una cosa, sino que la tarea presenta un desafío mayor cuando cada modificación, además de ser menor, debe hacer que el organismo brinde mejores resultados.

    Dawkins llega a ser, y perdonadme, incluso divertido cuando emplea el argumento de los ojos del lenguado. particularmente cuando habla de la imperfección de su ubicación: “Ningún diseñador sensible podría haber concebido tal monstruosidad, si se le permitiera crear el lenguado en una tabla de dibujo”. Este argumento puede funcionar contra una visión teológica específica de Dios, pero no contra el diseño. En esencia es un argumento sumamente débil, ya que el mal diseño difícilmente es evidencia de la falta de diseño; y la visión de Dawkins de lo que constituye un mal diseño puede o no ser un mal diseño. En esencia, sólo porque una persona no crea que Dios haría una cosa de una manera determinada, no significa que no lo hizo o que no pudo hacerlo.

    Otra cantilena contra el diseño, que se repite en “El Relojero Ciego” es la regresión infinita. Es decir, el argumento de ¿quién diseñó al diseñador?: “Si queremos postular una deidad capaz de tramar toda la complejidad organizada del mundo, ya sea de manera instantánea o al guiar la evolución, esa deidad debe haber sido abrumadoramente compleja en primer lugar”. Este típico argumento es muy antiguo, y es extraordinaria su incoherencia interna. Porque, si es verdad el supuesto de que se necesita mayor complejidad para crear menor complejidad (y probablemente lo sea), ¿por qué resulta lógico sostener que leyes simples como mutaciones aleatorias y la selección natural deben haber creado complejidad? El darwinismo sostiene que así es, y niega que la complejidad deba ser el resultado de una complejidad mayor, de manera que este argumento no se basa en presuposiciones que para los darwinistas son verdades universales, sino que es un intento de utilizar las premisas del diseño contra el diseño. Continúo…

    9 DE DICIEMBRE DE 2009 18:00
    Juan Ramón Junqueras dijo…
    Se sabe que es posible detectar diseño aun cuando uno no sabe quién lo diseñó. Por ejemplo, cuando Occidente descubrió por primera vez las líneas de Nazca, en Perú, inmediatamente se reconoció que eran diseñadas, aún cuando no se sabía por quién. En el caso de los seres vivos, la teología cristiana reconoce la necesidad de una causa última sin causa. Y en último término, creer en un diseñador sin causa es por lo menos tan lógico como la creencia darwinista en un universo sin causa. Y los lectores más prudentes continúan preguntándose cuándo Dawkins piensa presentar un argumento lógico basado en datos empíricos para apoyar al darwinismo. Mientras tanto, cada día se acumulan evidencias nuevas, en términos de casi infinita complejidad orgánica, que remiten a los seres vivos a una causa inteligente.

    Dicho todo esto, afirmo que yo no “SÉ” si fuimos creados como explica el Génesis bíblico o si somos fruto del azar y de la evolución. Porque para contestar a esa pregunta, hay que poner en marcha el mecanismo de la fe. Esto no se puede “SABER”; sólo se puede “CREER”. Pero no me parece lógico que los que parten de la premisa contraria quieran hacerme pensar que ellos no parten de allí, sino de pruebas. No hay pruebas. Hay datos. La interpretación de éstos es lo que da a luz las pruebas, en un sentido o en otro…”

  25. jose
    9 diciembre, 2009 de 22:25

    me he sentido frustrado al no poder refutar la ingente cantidad de información que han escrito.

    No tienes que ofuscarte con “ganarles” a toda costa. Si te han dicho cosas que no sabes responder, tienes que tomártelo como una oportunidad para aprender. Nadie lo sabe todo.

    Creo que llamar al primo de zumosol no te beneficia a ti en nada.

  26. 9 diciembre, 2009 de 22:39

    Este texto ya lo he leído antes. O al menos uno casi idéntico. Como corre por internés. Me hacen gracias porque tras un larguísimo texto siempre acaban con un…¡la gallina!. Da igual lo que diga antes, al final acaba con un ¡qué viva el Génesis!.

    Mientras tanto, cada día se acumulan evidencias nuevas, en términos de casi infinita complejidad orgánica, que remiten a los seres vivos a una causa inteligente.

    Como cada día conocemos mejor los seres vivos encontraremos que las estructuras son más complejas. Al principio la célula no era más que una bola mal enfocada en un lente de baja calidad, hoy es muy compleja, y mañana con los nuevos descubrimientos (que ningún creacionista ni defensor del DI hará) aparecerá más compleja aún . Luego mañana la causa será superinteligente, y tendremos que hablar del “diseño genial”.

    Más vale tomárselo a broma 😆

    Y eso del “diseño genial” me recuerda un debate con un creacionista que me decía que no existe un ancestro común, sino un diseñador común. Entonces eso significa que hay sólo diseñador y por tanto Yahvé y Alá son el mismo diseñador. A la defensiva me dijo que no, que Alá es un falso dios. Todo un compendio de incultura científica y fundamentalismo sectario.

  27. 9 diciembre, 2009 de 23:33

    ¡¡Jo Barry!! Te dije un par de argumentos. No un copy-paste infernal…

    De todas maneras, y por puntos, pues tenemos lo de siempre…

    * Que si no se enteran de que el programita de Dawkins es un experimento, ojo, experimento, que lo único que pretendía; y su único cometido, era ver el efecto que producía introducir el factor Selección en la ecuación… Y claro, como buenos seres humanos que somos, si queremos hacer un experimento, obviamente, tenemos que hacerlo (diseñarlo) nosotros…

    * Respecto a si “Una hilera aleatoria de aminoácidos no tiene ni un poquito de ésta, esa u otra función, así como un trozo de metal carece de la función de un pistón de motor o de un árbol de levas, pues va a ser que se equivocan…

    * Con lo del ojo se vuelven a olvidar de la implicación ecológica de cada modelo de ojo para los organismos. Jopé, ¡ni un creacionista amateur cae ya en lo del ojo!

    * Otra vez se olvidan de que los aviones, no se pueden reproducir como los aviones (y estos si pueden evolucionar gradualmente)…

    * Y con lo de “sólo porque una persona no crea que Dios haría una cosa de una manera determinada, no significa que no lo hizo o que no pudo hacerlo“, ya no son tan críticos a la hora de hablar de dioses y demonios 😀

    * Y esquivan la pregunta “¿quién diseñó al diseñador?” y, sin responderla y obviandoa lo insostenible de la cadena de complejidad de los dioses, la aceptan con los brazos abiertos sin siquiera argumentarla.

    * Y terminan con la tontería de siempre de que “no hay pruebas”. Buf…

    No. De hecho no merece la pena ni hacerles una visita. Con la misma narrativa de siempre y los mismos argumentos rebatidos ad nauseam de toda la vida. Nada nuevo bajo el Sol.

  28. 10 diciembre, 2009 de 0:14

    Hola Barry,

    No se si lo has leído, pero hablando de tópicos como los de la hilera de aminoácidos o el avión de las narices, puede venir a cuento:

    https://cnho.wordpress.com/2009/09/19/azar-y-evolucion-weasel-y-las-rebajas-de-enero/

    Sobre complejidad “reductible”:

    https://cnho.wordpress.com/2009/09/25/la-reductible-complejidad-de-las-mitocondrias/

    Y algo sobre teorías y pruebas:

    https://cnho.wordpress.com/2009/11/24/la-ley-de-la-evolucion/

    Perdona por el auto-spam 😉

    Saludos.

  29. 10 diciembre, 2009 de 0:45
  30. Barry
    10 diciembre, 2009 de 3:50

    Muchas gracias a todos por los enlaces.

    La verdad es que he descubierto que me apasiona la biología evolutiva… fue precisamente el empezar a investigar sobre diseño inteligente lo que me hizo cuestionar toda mi educación secular (es una larga historia). Afortunadamente salí enriquecido y fortalecido del proceso. Siempre he disfrutado mucho con el arte, y ahora encuentro en la ciencia un nivel de placer muy parecido; me encantan Richard Dawkins y Pz Myers -entre otros- (he visto por ahí que recomendáis Pharyngula), y he descubierto algunos cracks en youtube.

    No sé qué tal lleváis en inglés, pero desde luego es con AronRa con quien más he aprendido sin duda y merece la pena echarle un vistazo.

    Canal de AronRa:

    http://www.youtube.com/user/AronRa

    Su increíble serie “Foundational falsehood of creationism” (lista de reproducción):

    http://www.youtube.com/view_play_list?p=126AFB53A6F002CC&search_query=foundational+falsehood+of+creationism

    Os dejo mi canal de youtube; quizá puedan encontrar interesantes algunas de mis suscripciones y favoritos:

    http://www.youtube.com/user/lordjashis#p/f/29/7ImvlS8PLIo

    ¡Un saludo a todos!

    P.D. Enhorabuena por el blog.

  31. 10 diciembre, 2009 de 9:28

    Gracias por los enlaces, Barry. A AronRa le conocía, pero incluyo tu canal en favoritos 🙂

    Saludos.

  32. Creata-en-la-cloaca
    13 diciembre, 2009 de 0:48

    Quizás algunos se compren esta edición del Origen, con una introducción especial por el artista de circo Ray Comfort.

    http://www.dontdissdarwin.com/

  33. 13 diciembre, 2009 de 11:48

    Por cierto, joer como mola sbach2k… 😀 Thanks Thanks Thanks!

    Hasta que encuentre la versión editada 🙄

  34. 7 enero, 2010 de 22:27

    Para los que no os hayáis leido todavía el libro de Coyne que se recomienda en el post, un alma caritativa que pasaba por cierto paleofríkido blog nos lo ha dejado para descargar en esta dirección:

    http://www.4shared.com/file/188334018/7a02c7db/Why_Evolution_Is_True.html

    Es el original en inglés en PDF, con dibujos y gráficos. Y sí, sí que merece la pena. 😉

    Lo que más me ha gustado son los ejemplos de evolución gradual darwiniana con gráficos de rasgos/tiempo. Lo que menos, que en realidad el libro no ofrece demasiadas novedades. Es un libro de divulgación sencillito, fácil de leer y pensado para un público norteamericano.

    Saludos.

  35. 7 enero, 2010 de 23:26

    Rano, impagable regalo de reyes 😀 😀 😀

  36. Fran
    23 enero, 2010 de 13:24

    Barry

    ¿retorica? a mí me encanta la retórica, y ¿sabes? no tengo mucha idea de biologia, pero en enlazar temas, e ir centrando el debate tengo nociones,. a lo mejor me paso un rato, sólo para ver ¿eh?

  37. Fran
    23 enero, 2010 de 13:38

    Tras una primera ojeada al blog lo primero que se me ocurre es lo siguiente

    veo que me ponen una pintura de ¿dos hermosas jovenes desnudas una junto a la otra mostrando sus pechos?

    No conozco gran cosa en ese tipo de arte ¿es un cuadro famoso?,

    ¿son la recompensa a obtener por una vida de servicio a su iglesia y de adoración a su Dios?

    ¿en caso de ser afirmativa la respuesta? esa recompensa es la misma para todos, hombres y mujeres.

    ¿seran las mismas mujeres purificadas para todos nosostros? ¿o cada uno tendrá su par?

  38. Juan Ramón Junqueras
    22 febrero, 2010 de 13:39

    Me sirven todos los comentarios que habéis hecho a nuestro blog. El problema es que nos definís como “fundamentalistas” sin ni siquiera conocernos. Una pena… Yo, como pretendo aprender de los que quieren enseñar, os incluyo en mis favoritos. Un saludo.

  39. Carlos
    22 febrero, 2010 de 14:43

    Hola. Me asomo por aquí por alusiones y, la verdad es que no me siento agredido, para sorpresa mía. Una vez más me doy cuenta de que cada uno cree lo que quiere creer. Datos, hechos, historia, ciencia, son elementos muy importantes a tener en cuenta, básicos, pero nunca definitivos porque siempre hay cosas que no podemos explicar y que finalmente nos espistan a todos. En nuestro blog creemos, porque queremos creer. Eso evidentemente nos pone en un aprieto cuando lo que tienes elante no te da la razón. Asumo una subjetividad total, pero no menos que la de otras personas con otra cosmovisión cuando se enfrentan a preguntas sin respuesta y a hechos contradictorios.
    A mí lo que me preocupa es que para defender lo que uno piensa tenga que avasallar, ridiculizar o casi insultar la inteligencia del que no puede, quiere o sabe ver las cosas de otra forma. Ahí radicó la diatriba con Barry, no tanto en cuestiones científicas. Os puede fastidiar más o menos que un “creata” -no sabía que nos llamábais así pero como tengo gran sentido del humor me he reído por la ingeniosidad del ‘palabro’- no acepte los argumentos que brindáis basados en los hechos, pero de eso a reírse de una creencia debería mediar una distancia y, en su momento yo no la ví. Luego todos pudimos entendernos, pero pasó por el reconocimiento de mi buen contertulio Barry de que se había pasado tres pueblos. Que una cosa son los argumentos y otra las bofetadas gratuitas. Pero en su momento pudimos entendernos. Ahora al leerte por aquí comprendo un poco mejor tu desazón, y ‘desespero’ante nuestra incapacidad de renunciar a nuestra fe, aunque el tratamiento que nos dispensáis es de ‘fundamentalistas’. Hay otras disciplinas del saber en los que todos podemos aportar hechos concretos, explicables y otros en los que no. Yo también los tengo y ante los hechos, en su día me entró la duda. De no creer a creer hay un abismo. ¿Fundamentalista? Definamos la palabra y quizá nos movamos en un terreno más respetuoso unos y otros, porque todos podemos serlo cuando no queremos ver más que lo que queremos.
    Disculpadme el atrevimiento porque estoy pisando vuestro terreno, pero sigo insistiendo, públicamente el respeto nos ayuda a llevarnos bien, es básico y civilizado para sostener argumentos si quieres que te escuchen y no cierren el oído. Así que, con vuestro permiso, leeré todo lo que pueda este blog del que creo que puedo aprender mucho, aunque sentado en mi pupitre en vuestra misma clase os de un poco la risa de verme. Lo entenderé. Una risilla de incredulidad es normal.
    Os mando un saludo a todos.

  40. Carlos
    22 febrero, 2010 de 16:53

    ¡Ja, ja, ja! Por cierto, lo de la foto de las chicas era una forma amable de decir a nuestros correligionarios que con prejuicios no debían entrar en el blog. De hecho se dio el caso de que más de uno vio la foto, juzgó por ella el contenido del blog y…, nos dejó en paz. Es una foto que, aunque a vosotros no os lo parezca, invitaba a entrar a gente creyente pero abierta. ¡Somos así de ridículos! Contra eso luchamos. Pero vuestra interpretación de la recompensa ha sido divertida. Si el cielo fuera eso posiblemente el número de candidatos aumentaría. ¡Jaaa, ja, ja! En fin.

  41. 22 febrero, 2010 de 19:52

    Hola Juan y Carlos,

    Aunque no leí las entradas a las que se refieren los comentarios que aludís, como uno de los administradores de este blog creo que hablo por boca de todos si os digo que aquí sois bienvenidos a discutir y conversar sobre evolución o el tema que sea, siempre que lo hagamos desde la objetividad de los datos y las evidencias.

    Lamento si se os ha prejuzgado, pero entended que siempre que intervenimos en un debate con religiosos, la discusión acaba en “es así porque lo dice la palabra de dios” (cuando no: “si no cambias de opinión mi dios te castigará”) y, obviamente, tras varios días de argumentar y ofrecer referencias, uno se quema un poco.

    Por lo que leo en vuestros comentarios, no sois de ese tipo de creyentes, por lo que insisto en que tenéis el blog abierto para debatir. Será un placer.

    Saludos.

  42. Fran
    22 febrero, 2010 de 20:15

    Señor Carlos, no soy administrador de este blog, sólo pùlulo por el de vez en cuando, y siempre intentando que la lectura de alguno de mis post provoque al menos, alguna sonrisa en el que lo lea…

    Lamento comunicarle que este no era uno de ellos…

    intentaba con mi comentario, hacer una asimilación de lo que dice un libro sagrado para una determinada religión, con lo que ustedes mostraban en su web.

    Dicho libro sagrado no es el suyo, la biblia, es el de otros creyentes, ese libro es el Corán, que en algún parrafo dice :

    Capitulo 2 25. Anuncia la buena nueva a quienes creen y obran bien: tendrán jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. Siempre que se les dé como sustento algún fruto de ellos, dirán: «Esto es igual que lo que se nos ha dado antes». Pero se les dará algo sólo parecido. Tendrán esposas purificadas y estarán allí eternamente.

    Capitulo 4 57. A quienes crean y obren bien, les introduciremos en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Allí tendrán esposas purificadas y haremos que les dé una sombra espesa.

    http://es.wikisource.org/wiki/Cor%C3%A1n:_Cap%C3%ADtulo_4

    Es lo que tiene practicar lo que Tomas de Aquino dijo:

    Teme al hombre de un sólo libro

    uno lee, sus libros sagrados para intentar entenderlos y responderse a determinadas preguntas, y la conclusión que uno extrae es sencilla. En el islam como en cualquier otra religión hay extremistas, yo he posteado con algunos cristianistas, y evangelistas, creame sus posturas eran igual de vehementes que la de los creacionistas… y se que existen judaistas, etc, es decir extremistas hay en todas las religiones.

    Carlos dijo:

    Pero vuestra interpretación de la recompensa ha sido divertida. Si el cielo fuera eso posiblemente el número de candidatos aumentaría. ¡Jaaa, ja, ja! En fin.

    y dijo esto otro,

    A mí lo que me preocupa es que para defender lo que uno piensa tenga que avasallar, ridiculizar o casi insultar la inteligencia del que no puede, quiere o sabe ver las cosas de otra forma.

    Espero que esto le haga usted reflexionar sobre lo que ha escrito, y ahora que conoce lo que dice otro libro sagrado para otras personas, también le deje de parecer una recompensa divertida… y creame si, el cielo existe, seguro que hay candidatos…

    Creo que alguien debería disculparse, como hacemos todos cuando nos equivocamos…

    Saludos

  43. Fran
  44. Carlos
    22 febrero, 2010 de 23:32

    Pues no hay problema señor Fran, me había tomado el comentario por un lado que no es. Pues se rectifica sin dilación y se pide disculpas. No pretendía reírme de la creencia de nadie, no quiero caer en algo que no me gusta. Pido disculpas a los hermanos que leen con respeto el Corán. Siempre estoy dispuesto a aprender cosas nuevas. Gracias por el comentario, sinceramente.
    Lo que no entiendo es lo de mi blog?1?!?! No sé porqué pasa eso porque no tenemos ninguna clase de filtro para los comentarios. Espero que tengas más suerte en otra ocasión porqué no se me ocurre qué puede ser…
    Un saludo cordial.

  45. Carlos
    23 febrero, 2010 de 8:27

    Gracias por tus palabras de bienvenida JM. Juan Ramón y yo tratamos de alejarnos de actitues cerradas, pero también es cierto que los creyentes somos bastante inclinados a creer por encima de todo. ¡Ja, ja ja! Por eso se desesperaba mi buen amigo Barry. Dicho esto, estoy más que dispuesto a avanzar en un terreno en el que no me he especializado y en el que siempre trato de aprender algo.
    Barry consiguió hacerse entender y sus aportaciones no cayeron en saco roto, aunque a él se lo haya parecio. Hazte idea de lo que supone entrar en un blog, que aunque abierto a todo el mundo, es frecuentado principalmente por creyentes. Nadar contracorriente sería la expresión más adecuada.
    El asunto más interesante es que la ciencia y la religión connstituyen una filosofía, una cosmovisión, y para mí la máxima dificultad es la lectura que le damos a los hechos, porque nuestra forma de concebir la realidad es distinta y es omnipresente. Siempre ha sido una preocupación para mí el poder alcanzar la objetividad en la comprensión del mundo que me rodea así como de sus gentes. Reconozco que no es fácil. Si en alguna ocasión me lanzo en un terreno de dialéctica escurridiza me lo decís y trataré de parar el “carro” y pensar con más detenimiento. Te reitero mi gratitud por tu cordialidad y mi compromiso por tratar de ver los hechos de una forma “limpia”. Difícil, ¡ja, ja,ja! Pero nada es imposible.
    Os mando un saludo cordial a todos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: