CSI Evolution

4 enero, 2010

Comparte este artículo:


El 3 de marzo de 2009 escribí este corto para Un planeta con canas. En él pretendía señalar la hipocresía de aquellos que toman todos los avances que la ciencia les ofrece, a la vez que desprecian todo aquel conocimiento científico que, según ellos, contradice sus creencias religiosas. En cierto sentido tengo mayor respeto por los Amish que por estas personas. No es que esté de acuerdo con las creencias o la filosofía de los Amish, pero al menos ellos son consecuentes con su forma de pensar. Dan de lado la tecnología y viven como se hacía en el siglo XVII. Sin embargo, otros muestran un comportamiento bastante más cínico: a la vez que recurren a las últimas novedades de la medicina se dedican a criticar, vejar y despreciar a los científicos que han hecho posible el desarrollo de esas terapias. Sin más os dejo este relato para terminar estos tiempos navideños, a los que ya sólo les queda la llegada de los Reyes Magos. Como veréis a lo largo de esta fábula cualquier parecido con la realidad no es coincidencia.

Joe cerró el sobre y se lo entregó al presidente del jurado. La labor estaba terminada. A Joe no le quedaba ninguna duda, el detenido era culpable del horrible crimen que se le imputaba. Es cierto que nadie estaba allí para ver cómo éste sucedió pero la declaración del inspector forense fue determinante. Después del incendio de la casa del asesinado parecía que pocas pruebas se podían encontrar, pero los científicos de la brigada forense habían conseguido reconstruir la escena del crimen. Con unos pocos huesos obtuvieron el perfil de la víctima, con cantidades alícuotas de ADN se obtuvo la huella genética del asesino y con otras muestras biológicas obtenidas en el escenario del crimen la carga de evidencias era inculpatoria para el hoy detenido. Tras escribir culpable en la tarjeta, e introducir ésta en el sobre, Joe quedaba tranquilo, confiaba en el buen hacer de la ciencia. Sabía que el detenido tenía muchas probabilidades de acabar en el corredor de la muerte, pero ya no era problema suyo. Él no había redactado la ley.

A esa misma hora Rachel daba por terminado el manuscrito que iba a enviar a una prestigiosa revista científica. Habían sido meses de duro trabajo. Cuando empezó todo, en unas lejanas colinas del desierto, sólo contaba con unos restos óseos incrustados en la roca. Tuvo que contar con la participación de colegas geólogos y físicos para poder hacer un trabajo de gran profesionalidad. También fue importante la inestimable ayuda del director de su departamento que, gracias a su red de contactos, había conseguido que sus muestras fueran datadas en uno de los pocos espectrógrafos que existen en el mundo diseñados para esta función. Las conclusiones de los resultados obtenidos eran claros, el fósil tenía alrededor de 100 millones de años. Los conocimientos en zoología comparada de Rachel permitieron además sugerir que estaba en presencia de una nueva especie. Ahora quedaba el análisis de la comunidad científica internacional. Sabía que en cuanto el manuscrito llegara al editorial iba a ser analizado con un rigor crítico sin precedentes. Ella sólo confiaba en que no se hubiera dejado ningún cabo suelto en su cadena de deducciones, porque en caso contrario pronto se lo harían saber. Si el trabajo era finalmente publicado su reputación en la Universidad Estatal de Kansas se vería reforzada, abriéndose la posibilidad de alcanzar una posición permanente en la misma. Con el trabajo de varios meses concluido Rachel finalmente apagó las luces y salió del laboratorio deseando poder dormir ocho horas seguidas.

Joe abandonó los juzgados de Topeka, se introdujo en su coche y se condujo en dirección a su domicilio. Esa noche debía de participar en una importante manifestación. Joe se oponía con decisión a la enseñanza de la teoría de la evolución en las escuelas del condado donde él se residía. Nada más incorporarse a la reunión fue requerido por los medios de comunicación para explicar su posición. Ésta era inequívoca: no se podía confiar en la ciencia ya sus resultados son parciales y además ¿cómo podían los científicos afirmar que la Tierra tiene millones de años si no había allí nadie para ver cómo sucedió?. Joe, tras agradecer a los medios su presencia en la manifestación se retiró a charlar amigablemente con los miembros de su parroquia.

.

Entradas relacionadas:


  1. Sir David von Templo
    4 enero, 2010 de 4:51

    Tan real como la vida misma… Ni hablar. Por algo dicen que la hipocresia es la hija de la estupidez.

  2. 4 enero, 2010 de 6:43

    Muy acertada su exposición. El sarcasmo, salpicado con algo de humor, retrata a la perfección la paradoja de los creacionistas. Sin embargo, creo debíera escribirla nuevamente a un nivel menos intelectual para el consumo de la mayoría.

  3. Paa
    4 enero, 2010 de 14:07

    Es normal, el pobre Joe ha visto CSI y conoce los aparatitos chulos de Grisom y “sabe” que las centrífugas te dicen directamente el nombre del asesino con un 99% de fiabilidad (demás de que quien escribe los diálogos de CSI New York es un poco ceacionista), mientras ¿qué serie hay de paleontólogos? Sólo podemos recurrir a Jurasic Park y son dibujos animados los que explican la clonación de los dinosaurios…Además dios te dá libre albedrío para asesinar pero no para evolucionar.
    En serio, me ha gustado el minirelato, pero falta un encuentro entre Joe y Rachel.
    Y aprovecho para felicitaros el año y desear que esté colmadito de ciencia.

  4. 4 enero, 2010 de 21:08

    me ha gustado el minirelato, pero falta un encuentro entre Joe y Rachel

    Ah, cómo os gustan las historias románticas 😀

    Saludos y buen año

  5. 4 enero, 2010 de 21:19

    Hombre, pues en plan debate molaría 😀

    Siempre puedes basarte en nuestras experiencias, o incluso transcribir un debate de los que ya hemos tenido, jeje.

    Muy buen artículo, Manuel 😉

  6. 5 enero, 2010 de 18:03

    Se me escapó este relato corto en Un Planeta con Canas, me alegro de haberlo leido ahora, es tan real que asusta.

    Saludos.

  7. Tadeo
    26 enero, 2010 de 4:20

    El relato deja un mensaje interesante, pero por lo que noto en la web, la mayor parte de los individuos que comentan sostienen opiniones duras contra los creacionistas, como si estos fueran criaturas despreciables e hipócritas (que quede claro que no soy creacionista). Solo les pido, que por un momento se pongan en su lugar, piensen que sería de ustedes con la educación, la experiencia y el fanatismo de esas personas, partiendo de eso, consideraría inteligente mostrarse un poco más comprensibles, en su papel de hombres de ciencia, con estos individuos que como todos, no tiene toda la culpa de lo que son, o si no cuestiónense el determinismo de B. F. Skinner.

  8. 26 enero, 2010 de 9:37

    Hola Tadeo,

    No, no consideramos despreciables e hipócritas a los creacionistas (salvo algunas excepciones de verdaderos impresentables profesionales). Lo que consideramos despreciables e hipócritas son a sus ideas, de las que ellos son las principales víctimas. Hay una diferencia importante.

    El creacionismo es oscurantismo disfrazado de piedad, ignorancia disfrazada de amor al prójimo y, sobre todo, mitología que pretende disfrazarse de ciencia. Eso es lo que no nos gusta, no las personas.

    Saludos.

  9. Fran
    26 enero, 2010 de 12:08

    Saludos Señor Tadeo

    le cito

    “pero por lo que noto en la web, la mayor parte de los individuos que comentan sostienen opiniones duras contra los creacionistas, como si estos fueran criaturas despreciables e hipócritas (que quede claro que no soy creacionista)”.

    Es que la gente esta quemada de lo que ocurre en otros webs, y claro con tanto D.I. y todo eso, pues empieza a uno hincharsele las narices, En mi caso es diferente lo mío viene de antes del nacimiento de internet, le voy a contar un breve relato.

    Estuve una semana expulsado por llamar mono al profe de ciencias naturales (que también lo era de religión, Matemáticas y educación física)

    Este señor (creacionista donde los haya) empezo a contar en la clase de ciencias de niños de 12 y 13 años que la explicación de porque los dinosaurios fallecieron era simplemente que Noe había metido a todos los animales en un Arca y ellos no cupieron.

    Ante semejante estupidez, le comente a ese señor si había leído la teoría de la evolución de las especies de Darwin, y me contesto que sí, que la había leído y que si fuera cierta esa teoría, nosotros en la barriga de nuestras mamas seríamos monos y luego despues de nacer evolucionaríamos, a lo que yo le conteste, señor acabo de conocer la excepción a la teoría que usted ha anunciado…

    en resumen hablar con creacionistas es esperar a que acaben y decir

    ¿la gallina?

    “Solo les pido, que por un momento se pongan en su lugar, piensen que sería de ustedes con la educación, la experiencia y el fanatismo de esas personas”

    ¿asesinos, desalmados, descerebrados, u otros descalificativos más despreciables?

    ¿Empatia con gente que hace comentarios como estos?

    PAT ROBERTSON

    Pastor evangélico Pat Robertson exige el asesinato de Hugo Chávez
    23 de agosto de 2005
    El líder religioso evangélico Pat Robertson solicitó que Estados Unidos asesinara al presidente venezolano Hugo Chávez durante una alocución televisada de su programa El Club 700

    Pat Robertson: Terremoto en Haití se debe a pacto con diablo
    El líder del Club 700 dijo que sismo en el país del Caribe, de 7 grados se debe a que sus habitantes hicieron un trato con Satanás para independizarse de Francia.

    “partiendo de eso, consideraría inteligente mostrarse un poco más comprensibles, en su papel de hombres de ciencia,”

    ¿de donde quiera que parta? ¿de que son unos desalmados? ¿que es lo que quiere que comprenda de los mensajes de ese señor?

    Por cierto, este señor es evangelista, pero hay comentarios parecidos entre los cristianistas, judaistas, islamistas, etc, etc

    “con estos individuos que como todos, no tiene toda la culpa de lo que son, ”

    Si hombre ahora la culpa la tendrá Dios, o Jahve, o Ala, o Jah, y si me apura usted, diria que hasta Zeus

    Mi abuelo me decia siempre, que cada uno era responsable de sus actos, independientemente de sus resultados, y puede usted comprobar que hay qente que cree que su Dios lo va a salvar aunque diga cosas como las anteriores

    “o si no cuestiónense el determinismo de B. F. Skinner.”

    Como he reiterado en muchas ocasiones anteriores, no soy muy leído como para hecerme ese tipo de cuestionamiento

  10. 20 noviembre, 2013 de 1:29

    “El creacionismo es oscurantismo disfrazado de piedad, ignorancia disfrazada de amor al prójimo y, sobre todo, mitología que pretende disfrazarse de ciencia. Eso es lo que no nos gusta, no las personas” Brutal JM. El creacionismo en 5 lineas, ni más, ni menos

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: