Inicio > Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Dinosaurios sangrantes y mentiras flagrantes

Dinosaurios sangrantes y mentiras flagrantes

8 enero, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Hace tiempo ya escribí en el blog Un planeta con canas un par de artículos que hacían referencia a unos fósiles de dinosaurios excepcionalmente conservados. Estos fósiles tuvieron una gran repercusión mediática, tanto en el mundo de la ciencia como en el de la pseudociencia. Por un lado un grupo de investigación, tras analizar los fósiles, afirmó que habían descubierto estructuras tisulares en el fósil, así como restos orgánicos que podían permitir un análisis filogenético del mismo. Por otro lado los creacionistas afirmaron que si era posible extraer sustancias orgánicas de un fósil de hace millones de años era porque estos restos en realidad eran mucho más jóvenes de lo que se afirmaba. En este artículo se pretende revisar los datos aportados por los grupos que analizaron los fósiles y también dar respuesta a las tergiversaciones con las que los creacionistas han llenado sus canales habituales de difusión.

Los dinosaurios son reptiles de la subclase de los arcosaurios que vivieron en la Tierra a finales del Triásico, en el Jurásico y en el Cretácico. Su extinción ocurrió hace aproximadamente unos 65 millones de años, por motivos que aún están bajo un fuerte debate científico, siendo la teoría del impacto de un asteroide la que ha ganado mayores apoyos dentro del campo de la paleontología. Los creacionistas, sin embargo, nos ofrecen una versión diferente, nos informan de que estos reptiles fueron contemporáneos de los humanos, pereciendo durante un diluvio universal, o bien poco después a éste por causas que no nunca han sabido explicar. Aunque esta última explicación pueda provocar una carcajada en el lector bien informado, sólo quedaría en una sonrisa si no fuese porque una cantidad importante de jóvenes de Estados Unidos está recibiendo esta chifladura en sus planes de estudios.

El descomunal tamaño de algunos de los fósiles de dinosaurios encontrados los ha convertido casi en objeto de culto de los paleontólogos desatándose una verdadera pasión por estas criaturas que trasciende al campo de la ciencia. Así se ha generado toda una cultura dino a su alrededor, potenciada desde el estreno de la película Parque Jurásico. Esa cultura ya era anterior a la obra que Michael Crichton escribió, y que sirvió como hilo argumental a la película, tal y como muestra José Luis Sanz en su libro Mitología de los dinosaurios .

Los fósiles de dinosaurios son verdaderos trofeos, de gran valor tanto para las universidades como para museos de historia natural. En su búsqueda se han organizado grandes expediciones y algunos científicos se han convertido en verdaderos expertos en la localización de estos fósiles. Aunque se han obtenido hasta ahora gran cantidad de ellos, pocos tienen la asombrosa conservación del fósil bautizado como FMNH-PR-2091, correspondiente a un ejemplar de Tyrannosaurus rex. Este fósil ha sido estudiado a fondo por el grupo liderado por la doctora Mary Higby Schweitzer. Este grupo de investigación ha encontrado en este ejemplar fósil, después de llevar a cabo en él un profundo proceso de desmineralización, estructuras que recuerdan a regiones vascularizadas del tejido óseo. Estos investigadores afirman que incluso hay un cierto parecido morfológico con estructuras similares presentes en los avestruces. Sin embargo, algo que aún no han podido llevar a cabo es la obtención de DNA, algo nada sorprendente debido a la antigüedad del material.

Análisis morfológico del fósil FMNG-PR-2091 mediante micrografía. Pueden observarse estructuras que recuerdan tejido vascularizado

.

Los creacionistas, en un alarde de tergiversación de la información que les caracteriza han tomado los trabajos de la doctora Schweitzer como una prueba de la modernidad de los dinosaurios, olvidando algunos aspectos importantes.

  • (1). Las similitudes son morfológicas, no son tejidos realmente conservados. Como los propios autores apuntan, la composición química de estas estructuras no están conservadas, se ha perdido todo el DNA, y sólo quedan trazas de un material proteinoide, que posee una capacidad de conservación muy elevada a lo largo del tiempo.
  • (3). Si los dinosaurios hubiesen vivido hace 5.000 años (tal como afirman creacionistas), sus fósiles tendrían una calidad muy superior. Por ejemplo, se ha podido extraer DNA de fósiles de mamut (que vivió hace 12.000 años) como describen Yang y colaboradores. De hecho, de todos los fósiles que poseemos (humanos, Archaeopteryx, dinosaurios o trilobites) se debería poder extraer DNA y proteínas de muy buena calidad. El no hacerlo muestra que su antigüedad es muy superior a la que afirman unos despistados que sólo tienen la Biblia en la sección de ciencias de su biblioteca.
  • (4). También contamos con cadáveres humanos con 5.000 años de antigüedad en diferentes grados de conservación, pero siempre infinitamente mejor preservados que cualquier resto de dinosaurio. Incluso se han podido extraer DNA de seres humanos que vivieron hace 30.000 años tal y como se puede leer en este artículo
  • (5). Como tema aparte queda el hecho de que en el Génesis no se habla en ningún momento de un dinosaurio (cosa que puede parecer normal puesto que ese término se acuñó mucho después de que esos libros fuesen escritos), no hay una descripción somera del animal, sólo unas pequeñas referencias a un animal de grandes proporciones, con lo que deja a interpretación del lector la naturaleza del animal descrito. Eso sin contar con que este dato no tiene la menor relevancia dentro del mensaje que ofrece el Génesis a los creyentes, con lo que es difícil de entender el empeño de los creacionistas en pintar un escenario donde los humanos corretearan entre dinosaurios. ¿Será para hacer la historia más atractiva a los niños, y tener algo con qué confeccionar un logo para su museo de la creación?. Es curioso como los que afirman que el Génesis no admite interpretación son los primeros que defienden a capa y espada (ardiente) una interpretación particular.

Pero dejemos por un momento las alucinaciones de un grupo de pseudocientíficos para volver a hablar de fósiles. Los fósiles son muy raros en la naturaleza, ya que se han tenido que producir toda una serie de circunstancias muy especiales de conservación para que los restos de un cadáver lleguen hasta nosotros conservados muchos millones de años después. Más raro aún es el hecho de que se pueda recuperar de ellos material de composición orgánica, ya sea proteico, glucídico o ácidos nucleicos. Eso se antoja quimérico si las criaturas extintas vivieron hace varios millones de años, por lo que esa objeción por parte de los creacionistas no es del todo disparatadas.

Pero en un trabajo publicado en el año 2007, Asara y colaboradores, presentaron evidencias de que, empleando las últimas tecnologías de biología molecular, es posible extraer DNA o restos de proteínas de muestras gran antigüedad. Para ello en primer lugar utilizaron técnicas de espectometría de masas (MS/MS spectra) para analizar el colágeno incluido en el cráneo de un mamut de 100.000 años de antigüedad. Estos análisis fueron capaces de clasificar al mamut dentro del grupo de los mamíferos. Sin embargo, cuando se empleó esa misma técnica, con fósiles de más de 1 millón de años, no se obtuvo ningún resultado. Se interpretó que si quedaba algo de DNA o proteína en la muestra, su concentración estaba por debajo del límite de detección de la técnica.

La proteína utilizada como control en estos estudios fue el colágeno, ya que es la proteína más abundante del hueso y su capacidad de mantener durante largos períodos de tiempo había sido comprobada con anterioridad en diversos fósiles (Knott y Barley (1998) y (Tuross y Stathoplos (1993). Un dato a tener en cuenta es que el colágeno es una proteína muy conservada a lo largo de la evolución, su secuencia de aminoácidos varía poco a lo largo del árbol filogenético. Por ejemplo, la identidad entre el colágeno humano y el de una rana es del 81%, y entre humano y un bóvido del 97%.

Fibras de colágeno como las identificadas por el grupo de la doctora Schweitzer en un fósil de T. rex

.

La técnica del MS/MS spectra fue empleada para estudiar un fósil de T. rex procedente de un fémur fosilizado, y perteneciente a un ejemplar llamado MOR 1125 que vivió hace 68 millones de años obtenido en la formación (Hell Creek, de Montana. Este fósil posee una conservación excepcional según Schweitzer y colaboradores (2005). Ensayos preliminares no se habían conseguido obtener restos de proteína de esa muestra debido a su baja concentración y a su modificación y degradación durante el proceso de fosilización.

Formación Hell Creek, en Montana, donde han sido descubierto gran número de fósiles de dinosaurios, algunos de ellos con un extraordinario grado de conservación.

En esta ocasión las muestras fueron preparadas igual que en el caso del mamut, con la diferencia de que se hicieron más pasos en la purificación (extracción en fase-sólida, intercambio iónico y microcromatografía de fase reversa) con el fin de eliminar contaminantes. Posteriormente, de la fase extraída se concentraron los péptidos resultantes. Los resultados de los péptidos analizados mostraron: (1) contaminación procedente de bacterias tales como Rhodococcus sp. y Solibacter usitatis, (2) siete fragmentos peptídicos pudieron ser alineados con secuencias de aminoácidos depositadas en los bancos de datos y correspondieron a secuencias compatibles con el colágeno. Una comparación de estas secuencias empleando un alineamiento tipo BLAST (programa informático que permite determinar la secuencia más próxima a la que se compara) mostró un 58% de identidad con secuencias de gallina y un 51% con las de rana. Desgraciadamente no se puede comparar con la secuencia del colágeno de cocodrilo o aligator, ya que no se posee aún esa secuencia.

BLAST: Algoritmo para comparar secuencias de nucleótidos o aminoácidos de diferentes organismos.

.

Sin embargo la ciencia no es ninguna religión, aunque los creacionistas no hagan más que repetirlo machaconamente, por lo que los resultados no aceptan sin más como acto de fe, sino que siempre están bajo análisis y discusión. Una muestra de que la ciencia funciona con esos parámetros lo representa la reciente publicación de la revista Science

Algunos investigadores ya habían manifestado en congresos internacionales y en revistas científicas una cierta incredulidad ante la posibilidad de obtener DNA o proteína de fósiles con una antigüedad mayor a un millón de años. Los autores del trabajo subrayan en esta publicación de la revista Science que:

  • (1) Hay que tener muy en cuenta la vida media del colágeno en la naturaleza. Así, han podido determinar que el colágeno posee un vida media de 130.000 años a 7.5ºC, mientras que ésta baja a sólo 2.000 años a 20ºC. Por tanto es posible encontrar trazas, o incluso grandes cantidades de esta sustancia en muestras de mastodontes de miles de años de antigüedad (y muchos de ellos conservados a muy bajas temperaturas), mientras que es altamente improbable encontrar trazas de esta proteína en muestras de millones de años.
  • (2) Los pasos de concentración de péptidos empleados en el trabajo del grupo de Schweitzer incrementa la probabilidad de que pequeñas contaminaciones, que de otra forma pasarían desapercibidas, pasen a ser detectadas, y llegan a interferir con el material que realmente se busca.
  • (3) La excepcional conservación de material semi-tisular en el fósil MOR1125 de T. rex está perfectamente documentada. Sin embargo, una conservación morfológica (observable al microscopio) no es equivalente a una conservación molecular tal como y como detallan Gupta y colaboradores.
  • (4) Sorprende el hecho de que el grupo de Schweitzer haya realizado una secuenciación de los péptidos aislados. El equipo de Buckley no ha podido llevar a cabo esa secuenciación a pesar de sí fueron capaces de identificar el patrón de péptidos por espectrometría de masas.
  • (5) Los métodos informáticos utilizados para realizar la comparación de secuencias no les parecen los más adecuados al equipo de Buckley. Según estos autores empleando un análisis filogenético llamado Neighbor-Net (que se fundamenta en buscar el “vecino más cercano”, o lo que es lo mismo, el organismo que tiene más cercanía taxonómica), muestra que las muestras de mastodonte estarían cercanos filogenéticamente a los elefantes actuales, mientras que el T. rex estaría más cerca de los anfibios que de las aves.

Por todo ello Buckley muestra serias dudas acerca de que las presuntas trazas de colágeno presentes en el fósil de T. rex. Estaríamos pues ante dos escenarios posibles, o bien tiene razón la doctora Schweitzer y tanto las condiciones excepcionales de fosilización de la muestra analizada junto con la tecnología empleada permite obtener péptidos de fósiles de millones de años, o bien en el análisis se ha realizado con contaminaciones ambientales que falsean los resultados, tal y como apunta el equipo de Buckley.

.

Conclusiones

Este artículo trata de analizar una noticia científica que fue un “bombazo” dentro del mundo de la paleontología: la obtención de material orgánico a partir de fósiles de dinosaurios. A pesar de la aparente contundencia de los resultados del grupo de la doctora Schweitzer, otros autores consideran que hay que ser prudentes con las conclusiones extraídas hasta estar seguros de que las muestras no han sido contaminadas en ningún momento. Así trabaja la ciencia, a base de desconfiar de lo ya publicado, y recomprobarlo una y otra vez. Ya lo dice cualquier científico:

una de las mayores satisfacciones que se produce en una investigación es poder llegar a las mismas conclusiones por caminos diferentes.

Aquí queda trabajo por hacer para dar consistencia a los trabajos de la doctora Schweitzer.

Los creacionistas con estos resultados se han montado toda una historia para apoyar su propia película. Cabría preguntarse por cuántos caminos independientes llegan ellos creacionistas a sus conclusiones 😀

Y hablando de los creacionistas es divertido leer la versión que ellos dan para explicar el periplo de organismos primitivos como los mamuts. Así en la revista Answers in Genesis se pueden leer algunas perlas como estas:

Después de crearlos (refiriéndose a los mamuts), Dios maldijo al género de los elefantes (sic) junto con “toda la creación” (Romanos 8:20-22) cuando Adán pecó. Cerca de 1.600 años después, Dios envió un diluvio global para extinguir al hombre y a todos los animales terrestres (vertebrados), aparte de los representantes de cada especie que Noé tomó en el Arca del tamaño de un trasatlántico (Génesis 6-8). Es posible que Noé sólo haya llevado un par de proboscideanos a bordo (…). El diluvio no dejó muchos fósiles de mamíferos grandes, parcialmente porque estos tendían a hincharse y flotar, y serían destruídos por los roñadores (sic) (…). En áreas peormente afectadas por la Edad de Hielo, la selección natural habría eliminado las criaturas que carecían de genes para sobrevivir en el frío (…) !!!!

.
Vamos, que después de ponerse tan cansinos, ¿ahora salen con lo de la selección natural? Si es que son de traca.

En estas mismas páginas es donde se nos asegura que humanos y dinosaurios correteaban juntos hace unos pocos miles de años. Desde luego es una hipótesis que ha inspirado grandes obras de ciencia como esta:

.

Entradas relacionadas:


  1. 8 enero, 2010 en 12:03

    Es una posibilidad absolutamente espectacular de la que no tenia noticias. Sequenciación de proteínas de fósiles con millones de año, desde luego, parece algo de cine.
    Muy bueno el artículo científico. Los comentarios sobre los pseudocientíficos creo que podrían servir para un artículo separado, porque se entra casi en lo ridículo intentando contrarrestar sus argumentaciones, una vez que no tienen argumentaciones (una vez exceptuadas las risibles, las paranoicas y las ridículas). Pero entiendo que se haga algo porque, aunque parezca imposible, realmente están contaminando a muchas jóvenes personas con esas ideas, creando nuevos integristas para sus particulares guerras santas, y eso no puede ser risible.

  2. josemi
    8 enero, 2010 en 12:04

    Bueno, hay varias interpretaciones diferentes. En general los creacionistas aceptan la candida explicacion tradicional de que los dinosaurios se extinguieron por que eran demasiado gondonchos y no le cabian a Noe en el arca.

    Pero los listillos dentro de los creacionistas no aceptan esto. En primer lugar, por que esto implica un Noe bastante incompetente. Y despues por que la biblia dice algo asi como “no permitira el señor que se extinga una de sus criaturas”, de lo cual interpretan que ni los dinosaurios ni ningun animal se han podido extinguir del todo.

    Asi que Noe monto a los dinosaurios en el arca tambien, y los dinosaurios salvaron el culo en el diluvio. ¿que coño les paso despues? Hay es donde estos creacionistas aplican uno de sus mantras preferidos: “el mundo antes del diluvio era muy distinto a como es ahora”.

    Aunque los dinosaurios estaban vivos, el mundo despues del diluvio era mas frio y seco (sic), por lo que los dinosaurios solo pudieron sobrevivir en selvas remotas, tan remotas que no hemos llegado todavia.

    Evidentemente, esto es muy del siglo XIX, tanto unos dinosaurios con los pies siempre metidos en un pantano como las selvas inexploradas del continente negro donde tiene sus aventuras tarzan.

    Como pruebas de la supuesta existencia actual, recurren a los dragones (!), a Nessie, y a supuestos avistamientos de los pigmeos, es decir, la tipica pseudociencia de Jimenez del Oso. Tambien hacen o piensan hacer expediciones al amazonas o a africa a buscar dinosaurios vivos.

    En el fondo, el asunto no les preocupa mucho por que ellos tienen fe en que existen y no necesitan mas.

  3. 8 enero, 2010 en 12:08

    Excelente artículo, Manuel. Y muy importante una argumentación que aportas y que es difícilmente rebatible: si los dinosaurios (y los trilobites, y los Hallucigenia) fueron contemporáenos de los primeros humanos, ¿Por qué sus fósiles tienen una naturaleza tan diferente? ¿Por qué no hay fósiles humanos tan mal conservados como los de dinosaurios o trilobites ni fósiles de dinosaurios o trilobites tan bien conservados como los de humanos? ¿Por qué están en distintos estratos, cuando de haber convivido deberían mezclarse en los mismos? ¿Por qué la fauna de Atapuerca no incluye trilobites o dinosaurios?

    Saludos.

  4. 8 enero, 2010 en 12:58

    Josemi dices: Tambien hacen o piensan hacer expediciones al amazonas o a africa a buscar dinosaurios vivos.

    Y lo curioso de ese afán es que vuelven a equivocarse. Ellos lo hacen para afirmar que la evolución es falsa, sin darse cuenta que encontrar un dinosaurio vivo no acabaría con la evolución. Lo que la pondría en serios aprietos es lo que comenta J.M., encontrar un trilobites en Atapuerca.

  5. 8 enero, 2010 en 13:05

    josemi, si es que no hay por donde cogerlos, que tristeza para la especie humana esta pandilla de filocreatas!
    Sobre capturar un dinosaurio vivo, creo que ya ha habido expediciones para capturar un “pterodactilo” en los andes amazónicos… así de lamentable, es como buscar la tumba de Don Quijote,…podrán buscar por largo tiempo!

    Y,…muy buen artículo!

    Saludos

  6. 8 enero, 2010 en 13:48

    Lo que la pondría en serios aprietos es lo que comenta J.M., encontrar un trilobites en Atapuerca.

    Ni eso tampoco, recuerda a las arqueas 😀

    Más bien el problema sería un Homo antecessor pescando trilobites en el Cámbrico 🙄

  7. KC
    8 enero, 2010 en 17:50

    Muy bueno el artículo y genial la forma de rematarlo 😀

    Saludos.

  8. 8 enero, 2010 en 19:31

    Muy acertado el comentario Cnidus 😉

  9. josemi
    8 enero, 2010 en 23:27

    Bueno, en Atapuerca en concreto nos conto un investigador de alli que hay zonas en el exterior que desde hace tiempo se sabia que habia fosiles y estan muy revueltas.

    Una vez se puso a excavar y encontro varios dientes de oso y similares. Siguio profundizando y bastante profundo ya… encontro una moneda de 5 duros de Franco…

  10. 9 enero, 2010 en 0:24

    Eh, este remake está corregido y ampliado con investigaciones de los últimos meses! Qué sorpresa! 😀

    Excelente el post, Manuel. Refleja perfectamente el estado actual de la cuestión. Y de qué modo el permanente escepticismo es el que hace avanzar a la Ciencia paso a paso.

    PD: Ya hay que tener mala leche (o estar muy trompa) para “maldecir al género de los elefantes”. Pero claro, es una relacíón desigual, nosotros no podemos maldecir a las entidades imaginarias presuntamente responsables (no sería lógico ni consecuente)… pero bueno, al menos nos desahogaremos con el iluminado que ha escrito ese párrafo: Animal! Bruto! Mala persona! 😆

  11. lucien
    9 enero, 2010 en 3:18

    ¿y qué culpa tenian los elefantes de nada? ¿Desde cuando se puede culpar de algo a un ser irracional? Es como si le echara la culpa a dios de las cosas malas del mundo… no se puede echar la culpa a una criatura inconsciente.

  12. KC
    9 enero, 2010 en 20:04
  13. Edurian
    18 enero, 2010 en 23:10

    es bueno lo que disen de los dinosaurios

  14. Fran
    19 enero, 2010 en 0:04

    Manuel muy bueno el artículo

    ahora yo a lo mío

    Lucien

    ¿eres creyente de alguna religión?

    “Es como si le echara la culpa a dios de las cosas malas del mundo… no se puede echar la culpa a una criatura inconsciente.”

    Con tu afirmación, ¿como calificarías al señor Pat Robertson?
    ¿elefante? ¿criatura inconsciente? ¿ser irracional?

    http://www.rpp.com.pe/2010-01-13-pat-robertson-terremoto-en-haiti-se-debe-a-pacto-con-diablo-noticia_235249.html

    Manuel perdona por salirme del hilo

    Muchas gracias

  15. Nelson
    24 agosto, 2011 en 18:21

    “Una tetera cargada de veneno”

    Así se podría calificar, parafraseando la Tetera de Russell, a quienes usan los acccidentes naturales para demostrar a su dios inexistente. Hay que ser un cobarde, eso, un cobarde, para aprovecharse del dolor de miles para vender este supuesto “señor de los accidentes”.

    Y en cuanto a los creatas, esos están para pieza acolchada. Parece que estudiaron paleontología mirando “el valle del Gwangi”

  16. Cronopio
    24 agosto, 2011 en 19:39

    Un western con dinos!!! no lo conocía. Corro a bajármelo del Meg…..Perdón….quise decir, corro a alquilarlo legalmente a los distribuidores autorizados por la Warner, pagando los derechos que logicamente merece esa gran obra del séptimo arte. ( no vaya a ser que KC me lea y me vuelva a excomulgar). ¿Cuantos Oscars se llevó tamaña superproducción? Que fastos efectos especiales!!

  17. Nelson
    25 agosto, 2011 en 19:54

    Jejje… Pero no seas tan cruel, Cronopio, mira que es del año 69, cuando chifladuras de esta clase estaban de moda y los efectos eran todos ópticos-mecánicos. De hecho, los dinos en esta peli corrieron a cargo de Ray Harryhausen, un señor que llegó a ser maestro en la tediosísima técnica de animación cuadro a cuadro, moviendo modelos de goma un poquitito y luego sacándoles fotos fijas…. hasta completar las secuencias de metraje de la película. Nada de resolver animaciones de una plumada con computadores. Todavía no se inventaban.

    Y no creas, que ahora Harrison Ford está jugándose su credibilidad con una peli titulada… tachán tachán… ¡Cowboys vs Aliens! (ya quiero que la estrenen en salas)

  18. Cronopio
    25 agosto, 2011 en 23:02

    Pues el tal Ray debía estar empezando…Lo mínimo que se debería exigir es que el pobre rex no cambiara de tamaño en cada plano. Y eso es una cuestión de maestría, no una limitación técnica.
    Un año antes Kubrick estrenó 2001…..

  19. KC
    25 agosto, 2011 en 23:22

    Cronopio :
    Un western con dinos!!! no lo conocía. Corro a bajármelo del Meg…..Perdón….quise decir, corro a alquilarlo legalmente a los distribuidores autorizados por la Warner, pagando los derechos que logicamente merece esa gran obra del séptimo arte. ( no vaya a ser que KC me lea y me vuelva a excomulgar). ¿Cuantos Oscars se llevó tamaña superproducción? Que fastos efectos especiales!!

    Cronopio, convendrás conmigo que no es lo mismo compartir una obra de hace 50 años que “compartir” una de hace uno… Es más, creo que la diferencia es esencial dentro de ese debate tan tergiversado que es la propiedad intelectual. Aún, más,diría que es la diferencia es básica.

    Saludos.

  20. Cronopio
    26 agosto, 2011 en 12:38

    KC ¿De que año es “Paquito el chocolatero”?

  21. KC
    26 agosto, 2011 en 13:32

    Desconozco que Paquito el Chocolatero tenga aún protección o no, aunque si pasa de X años no debería tener. De hecho, es un temazo que debería ser ya patrimonio universal…

    Eso no tiene nada que ver con los derechos de una canción de hace tres años, por ejemplo, en la que ha habido una inversión que aún puede esperar parte de un ROI.

    Saludos.

  22. Cronopio
    26 agosto, 2011 en 19:01

    Pues mientras yo tenga que pagar (por ley) un canon al comprarme un ordenador, un disco duro externo un pen-drive…. para pagar, entre otros a los. herederos de segunda generación de los autores de vetustos pasodobles (me guste o no, los grabe o no), me siento legitimado a bajarme lo que quiera, cuando quiera y como quiera. Sea de hace una década, de ayer o de hoy mismo.

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/Paquito/chocolatero/rey/elpepucul/20080507elpepicul_5/Tes

  23. Phosphoros
    26 agosto, 2011 en 21:24

    Hola
    En la página del Ing. John Pendleton, de “Científicos” Creacionistas Internacional, en su segmento de preguntas y respuestas encontramos:

    Marcos:
    Buenos dias ingeniero. Mi hermana dice que se puede conservar hasta estos dias tejido blando de un Dinosaurio T Rex si se congela criogenicamente, es ¿Es posible, o es una invencion de ella?
    Ing. John Pendleton:
    Hola Marcos. Permíteme ajustar un poco la pregunta: ¿Es posible que haya quedado tejido blando de un dinosaurio T Rex? Respuesta: ¡SÍ! Científicos han encontrado huesos de T rex no completamente fosilizados, no completamente convertidos en roca. En un cosa, por microscópio vieron globolos rojos– toda preuba indica que es ¡SANGRE DE DINOSAURIO! Además, cortaron una pierna de T rex y adentro encontraron partes suaves, elásticas en el hueso. Esto indica que se murieron hace tanto tiempo. Unos cientos o miles de años, como abarca la historia bíblica. Saludos Ing.John Pendleton
    http://www.creacionistas.com/preguntas.php

    Sin palabras…
    Saludos.

  24. Mirneth
    26 agosto, 2011 en 22:46

    En el caso de los libros los autores “nuevos” cobran derechos hasta 40 años después de su muerte, mientras que en los clásicos este plazo es de 70 años. En la música sé que es bastante menos (disculpen el anacronismo en la tilde diacrítica).

    En este tema estoy con cronopio, si se paga un canon no se deberían cobrar derechos de autor durante tantos años. Tiene que haber alguna manera de ver un producto en profundidad (los “trailers” y las “demos” sólo sirven para desilusionarte) antes de comprarlo y compartir es una buena solución. Yo pagaré por lo que me gusta después de haberlo probado bien y lo que es de calidad y para esto necesito verlo/oirlo/jugarlo antes por dos motivos:

    – El producto es caro, pagar 20-30 y hasta 60 euros por una pelicula de dos horitas en el mejor de los casos de sale a diez euros la hora (bastante más que el salario mínimo y el de muchos).
    – Si no me gusta, no me devuelven el dinero y no me dejan cambiarlo. Esto sí que pasa con otros productos como los zapatos y los libros.

  25. Cronopio
    27 agosto, 2011 en 15:35

    Hasta el T Rex que cita Phosphoros debe estar cobrando todavía derechos de autor del pasodoble “Los lagartos del Edén viven bien”
    Menudo fósil viviente el Pendelton….

  26. Nelson
    27 agosto, 2011 en 18:32

    Menuda mentira del porte de un braquiosaurio eso de los tejidos blandos de dinosaurio. Increíble, pero ciertamente los creatas obtienen sus corderos para matadero, perdón, sus clientes, de gente que jamás ha visto un fósil en su perra vida.

    Respecto a derechos de autor, yo quiero que caduquen los derechos de Las Crónicas de Narnia, para darle como bombo de regimiento al creata ese de Lewis.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: