Inicio > Ciencia, Escepticismo, Física, Magufadas > Bioenergética y fraudes energéticos

Bioenergética y fraudes energéticos

13 enero, 2010

Comparte este artículo:

Estamos en una época en la que la palabra bio vende, se emplea como marca y nos la intentan colocar como sinónimo de salud. Y esto ha llegado a todo tipo de industrias: alimentaria, de carburantes, cosmética, textil, etc. Parece que porque un producto sea de origen natural tenga que ser necesariamente beneficioso, como si la cicuta o la toxina botulínica no fuera “bioproductos”. De esta forma llegamos a escuchar en los anuncios disparates tales como es bueno porque tiene “bioalcohol”, “bioproteínas” o “biofermentos”, como si esos productos no fueran biológicos, sin necesidad del prefijo “bio”. Uno de esos términos, que fue acuñado hace algunos años es el de bioenergética, y cómo no, también tiene relación con la salud. Veamos en este artículo qué es la bioenergética, que propiedades tiene sobre la salud, y como algunos “pillos” se han aprovechado de este término para montar su propio negocio.

¿Qué es la bioenergética?

Empezaremos comentando lo que no es. Si uno busca el vocablo bioenergética en el diccionario de la Real Academia Española de la lengua no encontrará ninguna entrada, luego es un término técnico que se usa poco o bien un neologismo aún no aceptado. Si lo buscamos en la wikipedia, ésta nos dice que la Bioenergética es la parte de la biología muy relacionada con la física, que se encarga del estudio de los procesos de absorción, transformación y entrega de energía en los sistemas biológicos. En resumen, se refiere a un concepto termodinámico relacionado con el metabolismo, con la cuantificación de la energía que se produce en las diversas reacciones químicas que tienen lugar en el organismo. Haciendo un análisis más exhaustivo en la red también podemos encontrar que este término aparece relacionado con la bioenergía, o lo que es lo mismo, la obtención de energía desde fuentes renovables, como pueden ser la energía eólica, la hidroeléctrica o la solar. Ninguna de estas definiciones están relacionadas con el objeto de este artículo, hemos de tomar otra que encontramos en diversas páginas web y foros de medicina alternativa.

En ellas se define la como un método occidental que estimula el desarrollo global de la personalidad; es decir, el desarrollo del cuerpo, el espíritu y el alma. Los ejercicios corporales, de respiración y expresión, aspecto central de este método, tienen como objetivo eliminar los bloqueos físicos y psíquicos que sufren las personas. La bioenergética, por lo tanto, puede considerarse también como un método de relajación. Este método fue desarrollado por el psicoterapeuta Alexader Lowen, en los años 50 del siglo pasado, el cual fue alumno de Wilhelm Reich. Lowen en el año 1956, fundó el Instituto de Análisis Bioenergético, donde esa técnica fue desarrollada hasta nuestros días.

¿Quién es Wilhelm Reich?

Wilhem Reich

Wilhelm Reich nació en la ciudad de Dobrzanica, enclavada en la actual Ucrania, en el año1897 y murió en la localidad de Lewisburg, Pensilvania, EE.UU., en 1957. Fue un médico especializado en psiquiatra concretamente en el psicoanálisis. Inicialmente fue discípulo de Freud, aunque con los años, labró su propia manera de entender el psicoanálisis. Mientras que algunos lo califican como uno de los pensadores más “lúcidos y revolucionarios” del siglo XX, otros aseguran que sus ideas y teorías bien podrían catalogarse como delirios, al menos eso es lo que opina la Asociación Psiquiátrica de los Estados Unidos. Reich fue expulsado de los círculos comunistas y de la escuela psicoanalítica por lo radical de sus planteamientos, perseguido por los nazis en Alemania por su libro “Psicología de masas del fascismo” y, finalmente, juzgado en Estados Unidos, donde se le diagnosticó esquizofrenia progresiva. Sus manuscritos fueron quemados en el Incinerador Gansevoort de Nueva York el 23 de octubre de 1956, lo que sólo sirvió para aumentar un halo de mártir y una gran curiosidad por su persona. Reich murió en la cárcel un año después de un ataque al corazón, un día antes de apelar su sentencia.

Inventó el Análisis Caracteriológico. Este procedimiento no utiliza las charlas y circunloquios que se prolongaban años y años, tal y como vemos en las películas de Woody Allen, sino que afirmaba que la psique de una persona y su musculatura voluntaria son funcionalmente equivalentes, o lo que lo mismo, los bloqueos psíquicos se corresponden a contracciones musculares crónicas. Así, Reich se dispuso a combatir las enfermedades mentales a través de la liberación de las tensiones musculares crónicas, lo que dio resultados notables. Esto molestó mucho a los psicoanalistas freudianos, que se abstenían completamente del contacto físico con sus pacientes. Finalmente, Reich percibió que los patrones musculares se podían explicar desde el punto de vista de una energía vital (que más tarde llamaría energía orgónica) que recorre el cuerpo. En realidad Reich no hizo otra cosa que traducir el concepto de chi (energía en chino) utilizado por las culturas orientales.

¿Quién es Alexander Lowen?

Alexander Lowen

Alexander Lowen nacio en Nueva York, EEUU en 1910 y fallecio en el año 2008. Estudió en primer lugar derecho en la Brooklyn Law School y posteriormente medicina en la Universidad de Ginebra, donde se doctoró en 1951. Fue médico psicoterapeuta. Fue alumno de Wilhelm Reich desde 1940 a 1952, año en el que empezó a dedicarse a la práctica profesional de la psicoterapia. En el año 1956 fundó el Instituto Internacional para el Análisis Bioenergético. El Análisis Bioenergético es lo que también se conoce como Bioenergética. Este instituto tiene como objetivo principal la formación de psicoterapeutas analistas bioenergéticos. Lowen estudió durante los años treinta la teoría de la Euritmia de Jacques Dakroze y la Relajación Progresiva de Jacobson. Todo ello le llevó a la fuerte convicción de que el hombre podía influir en sus actitudes mentales si trabajaba de forma sistemática y con métodos adecuados su propio cuerpo. Pero Lowen consideraba que a estas teorías les faltaba todavía algo importante. Por ello desarrolló el concepto de bioenergética que tiene como objetivo liberar las personas de sus ataduras físicas y psíquicas, y se basa en el concepto de que todas las experiencias vividas se reflejan o manifiestan en el cuerpo. La bionergética elimina los bloqueos que aparecen en forma de calambres y tensiones internas.

Pero en realidad, ¿de qué va la bioenergética?

Ejercicio de bioenergética, encaminado a conseguir relajación.

Bien, si conocéis los métodos orientales de relajación y de ejercicios tipo Tai-Chi o yoga, la bioenergética no parece aportar realmente algo nuevo, solamente un cambio de registro y vocabulario para las culturas occidentales. En el fondo se autoproclama como una técnica capaz de estimular la energía vital y eliminar bloqueos, exactamente igual que lo hacen las técnicas orientales anteriormente referidas. De esta forma la bioenergética parte de la base de que cuerpo, espíritu/alma (u otros nombres dados por otras civilizaciones) son indivisibles, forman un todo, y que cualquier cambio que se produzca en uno de estos tres niveles provoca un cambio en los restantes. Por supuesto, como ocurre con otras técnicas similares, en ningún momento se nos informa cómo se define el espíritu o alma. Mientras que el concepto de cuerpo queda muy claro, el de espíritu/alma debe de ser una traducción del término oriental, centrándolo más en las creencias de cada individuo, sean religiosas, panteístas u otro tipo de misticismo. Lo que nadie nos explica es cómo puede afectar algo cuya existencia no ha sido demostrada sobre las propiedades físico-químicas que gobiernan el cuerpo, ese que somos capaces de palmar y siente dolor cuando le cae un ladrillo en el pie.

La bioenergética llega a afirmar que si se logran generar pensamientos positivos, podemos influir positivamente sobre nuestro cuerpo y nuestros sentimientos. De esta forma la bioenergética hace hincapié en el hecho de que las personas son capaces de moldear su propia vida. Hasta aquí, a mi modo de ver no se está haciendo nada diferente a lo ya existente: por un lado es una cierta dosis de autoayuda que puede servir de apoyo en temporadas de “bajón anímico” junto con técnicas de relajación mediante ejercicios similares al yoga o el Tai-Chi. En resumen un sistema de ayuda psíquica más otro de control del estrés.

¿Entonces la bioenergética es un engaño o tiene base científica?

Esa pregunta no tiene una respuesta simple. En un principio la bionergética se fundamenta en una variante del psicoanálisis. ¿Acaso no es científico el psicoanálisis? Pues sobre esto hay bastantes discusiones en el campo. Desde luego es una técnica bien fundamentada, con muchas publicaciones a su favor y muchas experiencias realizadas desde los tiempos de Freud hasta nuestros días. En ese sentido sí puede parecer científico, pero a Freud se le ha criticado abiertamente por no utilizar el método científico de forma rigurosa. De esta forma sus biógrafos han constatado que el número de sujetos que él estudió era bajo y que muchos de ellos eran familiares suyos, lo cual podría restar credibilidad. Esto no es una simple apreciación mía, el propio Karl Popper no estaba muy a favor de que el psicoanálisis debiera ser considerado ciencia, ya que no es falsable. Aquí no estoy mitificando a Popper, simplemente lo empleo para apuntar que la idea de que el psicoanálisis no es científico no es una ocurrencia mía, sino que ha sido puesto en duda incluso dentro del campo de la psicología.

Clásica imagen de una consulta de psicoanálisis

Pero la bioenergética va más allá, no se queda en el psicoanálisis, ya de por sí dudoso, sino que implica una psicoterapia más activa. ¿Para curar qué? Problemas físico-psíquicos de derivan de la manera de enfocar la vida. Así nuestra manera de actuar, a menudo, no coincide con nuestro sentimiento. Tales contradicciones nos generan síntomas tales como angustia, ansiedad, insomnio, inquietud, miedo…. Y no sólo eso sino que El conjunto de experiencias que hemos vivido a lo largo de nuestra vida ha determinado nuestra estructura interna, nuestra manera de ser y de actuar, además de dotarnos de recursos para que podamos seguir adelante con nuestras vidas. En resumen, esas enfermedades internas que uno posee son consecuencia, según la bioenergética, de nuestra experiencia vital, y tal como han venido, si variamos esa experiencia vital, esas enfermedades podrían desaparecer. En resumen, se está mezclando problemas ligados al estrés o mentales de otra índole con la capacidad reparadora que poseemos todos los organismos. Se está intentando hacer ver que sí, que existe un mecanismo sencillo (aunque no falsable) por el que se pueda poner en marcha esa capacidad reparadora para curar enfermedades.

Para suavizar la cosa en algunos foros de bioenergética se advierte: El proceso analítico bioenergético, sin ser un substitutivo de un posible tratamiento médico, pretende aliviar los síntomas en estados de ansiedad, estrés, angustia,…buscando los orígenes en nuestra historia de vida de lo que determina tales sintomatologías.. Aquí rebajan el nivel a la vez que se cubren las espaldas. Los ejercicios que se realizan en esta terapia pretenden aliviar tensiones y el estrés, no busca milagros, y por supuesto nunca es un sustitutivo de la medicina convencional, que trata de curar las dolencias con fármacos. Aquí estaríamos ante un sistema de apoyo. De hecho, algunos autores ven en esta explicación un fuerte componente del efecto placebo.

¿Hay algún peligro en la bioenergética?

A esto la respuesta también es: depende. Si las técnicas de bioenergéticas se asocian a ejercicios de relajación, similares a los del yoga o el Tai-Chi, no sólo no representa ningún peligro sino que puede aportar beneficios para la salud. Por un lado se somete al organismo a un ejercicio físico no brusco y por otro, al menos durante la duración del ejercicio, la mente se concentra en una actividad que rompe con la rutina, lo que disminuye el estrés. Sobre esto sí que existen estudios científicos bien documentados: tanto el ejercicio físico moderado como las técnicas de eliminación de estrés son beneficiosas para la salud.

El peligro empieza por parte de aquellos que se inventan o desvían lo que es la bioenergética representa hacia lo que no es, y además rematan explicando de forma surrealista a su forma de actuar. En este sentido no son pocas las páginas web y centros de bioenergética que explican ésta de la siguiente forma:

Las células, al formar parte de un organismo biológico, “están acostumbradas a obedecer órdenes”. Las hormonas y los impulsos nerviosos forman parte de una cadena de comandos de sustancias gruesas, biofotones y conciencia de las sustancias finas. La conciencia como comando de control para procesos biológicos se encuentra, por ejemplo, en la PNL (programación neuro lengüística), la curación espiritual, en la curación remota o en la estrategia de imaginarse la sangre como soldados que se envían al lugar en el que debe luchar contra un tumor, por ejemplo. En los últimos tiempos la medicina tradicional también se acerca a estos temas empleando el concepto general denominado psiconeuroinmunología. La biocomunicación no sólo puede informar a determinadas células, también puede comunicarse con organismos completos (telepatía). La medicina tradicional ha negado hasta ahora que la curación remota tenga un efecto en la curación de enfermedades. Ahora, en u hospital de San Francisco y dos Universidades estadounidense han publicado estudios que demuestran que la curación remota debe tomarse en serio como Alternativa Adicional al tratamiento de enfermedades. (ni que decir tiene que por más que he buscado esas referencias no he sido capaz de encontrarlas) Si nosotros, como parte del Universo, no podemos Sentir lo que el Universo realmente representa para nosotros, no va a haber ninguna investigación que nos lleve a tomar contacto con la verdad del Universo, con nuestra propia verdad

. Esto no es lo que hemos explicado hasta, no se trata de usar técnicas para eliminar estrés de la vida cotidiana, sino que se reinterpreta hacia una capacidad de nuestra mente de sanar con sólo proponerlo mentalmente. Toda una explicación New Age sin la menor base científica y que por tanto se califica sin ningún género de dudas de pseudociencia.

Pero no queda ahí la cosa, ya que al listado de enfermedades sobre las que esta presunta terapia puede actuar como los trastornos psicosomáticos se añaden otros como la úlcera duodenal o las alergias. Sobre esto es necesario aclarar dos cosas, la mayoría de las alergias son debidas a alergenos, respuestas del sistema inmune frente a agentes exteriores (o interiores en el caso de enfermedades autoinmunes). Sólo una pequeña proporción de ellas se debe a las llamadas “alergias psicomáticas”, aquellas ligadas al estrés, y que no tienen un componente alergénico claro. En ambas alergias, los antihistamínicos funcionan bien, pero sólo en las psicosomáticas las terapias anti-estrés tienen algún efecto. El caso de la úlcera duodenal es diferente. Hace mucho años que se ha demostrado que las úlcera no están causadas por el estrés, como se pensaba en un primer momento, sino al efecto continuado e insidioso de una infección por parte de la bacteria Helicobacter pylori .

Helicobacter pylori, bacteria que infecta la mucosa estomacal y puede provocar úlcera gástrica y cáncer de estómago.

El descubrimiento de la relación de esa bacteria con las úlcera supuso un premio Nobel para los científicos australianos Barry J. Marshall y J. Robin Warren en el año 2005, pese a que su descubrimiento se remonta a 1982. En este caso emplear la bioenergética para combatir una úlcera es extremadamente peligroso para la salud, ya que si no se elimina la bacteria, Helicobacter sigue dañando la mucosa estomacal hasta producir un tumor de estómago. La vía segura en este caso es emplear conjuntamente los antibióticos clarotromicina y amoxicilina, a la vez que un protector gástrico como el omeprazol.

¿Entonces podemos decir que la bioenergía es un fraude?

De nuevo tenemos que emplear el término “depende”. Si empleamos la bioenergética como sistema para eliminar el estrés y hacer algo de ejercicio físico no es un fraude, y sus beneficios están bien documentados. Si se emplea como una técnica sustitutoria de la medicina convencional mediante discursos New Age no sólo es un fraude sino que también puede ser un peligro para la salud, ya que es importante conocer los motivos primeros que ocasionan la enfermedad. Sólo cuando se está seguro que no existen alteraciones orgánicas, sino que la enfermedad tiene un origen psicosomático se puede hablar de la bioenergética como algo “no nocivo”. Y digo “no nocivo”, en lugar de beneficioso, porque incluso dentro del campo de la psicoterapia esta técnica no está muy bien vista por no ofrecer garantías y no estar basada en ningún estudio científico repetible y fiable.

Tema aparte es el uso del término bioenergética por aquellos que aseguran que es posible el control de la propia salud. Una de las variantes más esotérica ha evolucionado desde el “deshagamos los nudos que constriñen nuestra salud mediante técnicas de ejercicios antiestrés” a un “tú puedes controlar tu propia salud”. Dentro de esta variante se encuentra el doctor Bruce Lipton, un genetista experto en epigenética, que no se ha conformado con las importantes aplicaciones de ésta y la ha transformado en esoterismo.

Bruce Lipton en actitud risueña (o bien riéndose de todos nosotros)

Así en su obra La biología de la creencia nos manifiesta que la mayoría de las curaciones no son por efecto de la medicina sino por debido a un efecto placebo positivo del propio paciente. Argumenta que el cerebro (mente) juega un papel fundamental en el control de todo el organismo (cuerpo) y que el comportamiento de las células se puede reprogramar desde el pensamiento. ¿Y cuál es la base científica de esto? Por supuesto el secreto se encuentra en la mecánica cuántica. Un área muy socorrida, por su difícil comprensión para los profanos en la materia, y que por tanto puede ser utilizada para todo. Incluso se ha acuñado el término medicina cuántica para hablar de este tipo de pseudoterapias. A diferencia de la epigenética todo esto deja de tener la menor base científica. Os dejo con dos videos que resumen a modo de predicamento lo que postula Lipton.

El mayor peligro de lo postulado en estos vídeos es que alguien crea que puede abandonar su terapia contra alguna enfermedad para intentar controlarla mentalmente. Ejemplos negativos de estos comportamientos lo hemos visto en la prensa, y casi siempre con resultados irreversibles para el paciente.

Es poco frecuente que un científico con reputación en su campo abandone la senda de la ciencia para introducirse en terrenos pseudocientíficos, aunque la historia de la ciencia nos muestra muchos ejemplos, como el caso de Newton con la alquimia o de Hoyle con su afirmación de que somos seres creados por un superordenador extraterrestre. Pero lo cierto es que cuando pasan esa delgada línea ya son capaces de abrazar otras causas lejanas del rigor científico. Como ejemplo final dejo unas declaraciones del propio Lipton acerca de la base molecular de la homeopatía:

No directamente, pero sí estoy familiarizado con el trabajo del Dr. Masaru Emoto de Japón y su teoría de que el agua tiene memoria y puede ser influenciada o modificada por el medio ambiente y por consiguiente puede influenciar las funciones vitales del cuerpo humano. Básicamente estamos hablando de los principios de la homeopatía. Lo que hemos comprobado por medio de la física es que cuando el agua está en una solución y dos moléculas de agua se acercan, se envían información una a la otra por medio de una corriente eléctrica la cual genera una vibración que se va pasando de molécula a molécula. Así que si le agregamos al agua un químico que tenga una cierta vibración, las moléculas de agua reciben dicha vibración y la pasan a las otras moléculas de agua hasta llegar a un punto en donde se puede prescindir del químico original ya que las moléculas de agua han absorbido toda la vibración. Esto es lo que llamamos un tratamiento homeopático, en donde el agua cargada con una cierta vibración, al ser consumida por el paciente, modifica el agua de su propio cuerpo. Es uno de los procedimientos holísticos de curación

Entradas relacionadas:


  1. 13 enero, 2010 en 15:34

    Una nota. La identificación que se hace al principio entre producto orgánico y naturaleza biológica no es correcto. Existen infinidad de productos orgánicos sin ningún tipo de relación con naturaleza biológica alguna. El término orgánico se refiere a la química del carbono, no a origen biológico.
    Un saludo.

  2. 13 enero, 2010 en 16:38

    La mujer Quijote :

    Una nota. La identificación que se hace al principio entre producto orgánico y naturaleza biológica no es correcto.

    Cierto, gracias por el aviso. Corregido el gazapo.

    Saludos

  3. josemi
    14 enero, 2010 en 0:19

    Has sido muy generoso con el psicoanalisis. Lei hace tiempo un monton de razones razonadas por las que no era una ciencia, sino una pseudociencia. Como apuntais, gran parte del psicoanalisis es “interior”, infalseable, pero las partes que pueden comprobarse estan muy alejadas de lo que cada vez se va sabiendo.

  4. 14 enero, 2010 en 17:03

    Creí que el articulo iba en serio pero desde el principio está claro que el autor/es, no tienen ni idea de lo que es la Terapia Analítica Bioenergética por las barbaridades que contiene. Lean más, informense mejor, levanten los ojos de la pantalla y busquen en más fuentes que esta. Aplaudo la intención, aunque me ha frustrado, pero la idea no es mala: expliquen a los internautas que es la Terapia Analitica Bioenergética, es mucho mucho más interesante de lo que explican, pero sobre todo, es otra cosa muy distinta. Un saludo.

  5. 14 enero, 2010 en 17:13

    ¿Podrías iluminar a este humilde ignorante con alguno de los errores de bulto del artículo? Como habrá tantos…. con alguno me conformo. Porque el comentario, así a bulto, tiene más pinta de criticar por criticar.
    Saludos

  6. 14 enero, 2010 en 17:47

    En la medida que mi tiempo me lo permita te iré respondiendo, ahí va algo del principio: La TAB no tiene nada que ver con esas respetabilisimas artes orientales, la TAB es una Técnica de Psicoterapia, lo otro no. Uno se queda en lo meramente corporal, lo otro,(la TAB) pasa al análisis de lo experimentado, de los contenidos psicológicos, desde un encuadre psicoterapéutico. Como la cosa puede ser demasiado extensa, puedes empezar por leer algun libro de A. Lowen (no es el unico). Aparte, no acostumbro a perder el tiempo y no critico por criticar, por lo que me parece totalmente inadecuado el comentario final. no he entrado aquí para amenazar,ni insultar, ni predicar, ni vender, espero lo mismo de Uds.

  7. Carl Cox
    14 enero, 2010 en 18:06

    Vale, pero no te has explicado… digamos…. nada. Lanzas que es una técnica de Psicoterapia y… ahí te las compongas. ¿Terapia Analíticca Bioenergética técnica de psicoterapia? Si quieres que se te tome en serio explicalo un poco mejor y no te pongas a la defensiva. Si no, todo lo que digas será simplemente una pérdida de tiempo.
    La psicoterapia nunca ha sido de mi devoción pero si además incorpora técnicas bioenergéticas, entonces apaga y vámonos. Pseudociencia en estado puro.

  8. 14 enero, 2010 en 18:13

    Varias cosas en este comentario:

    (i) Sé que la TAB y otras prácticas orientales son diferentes en sus aspectos teóricos, pero no lo veo así en los prácticos. El TAB se basa en la búsqueda de esos motivos que “constriñen”, mientras que el yoga (p. ej.) no requiere una causa primera, sino que busca la solución. Pero ambos basadas en terapias muy similares, ejercicio y relajación. No he leído a Lowen. Y tampoco he leído nada en artículos científicos de revistas indexadas, porque no he sido capaz de encontrarlos, a pesar de buscarlos. Sí he leído un par de libros, (por ejemplo el de Aljoscha Schwarz) basados en los trabajos de Lowen, y de ahí he sacado parte de la información mostrada. Las “pajas mentales” de Lipton son de otras fuentes.

    (ii) Lamento que te haya parecido inadecuado mi comentario final, pero tiene una explicación. Los lectores habituales de este espacio saben quienes somos, no vendemos ni compramos nada, no tenemos publicidad, no publicitamos nada. Nos dedicamos a diferentes áreas de la ciencia y nos gusta divulgar ciencia y opinar/críticar aquello que, o bien está en el límite de la ciencia, o bien es pura pseudociencia. No sabemos quién está al otro lado, por lo que no conocemos “a priori” si nuestro interlocutor se comunica con ánimo de debatir y divulgar o bien de vender o defender su negocio. Por ello en muchas ocasiones recibimos críticas “a bulto” sin explicar el por qué de esa crítica. Si tú lo has hecho porque piensas que este artículo no expone bien qué es la bioenergética y nos quieres ilustrar, bienvenido eres. Si puedes aportar referencias científicas indicando lo lleno de ciencia que está esta terapia mucho mejor. No es preciso un largo texto, simplemente algún enlace al artículo. Si no tienes tiempo, lo lamento, pero comprenderás que una crítica del tipo “esto está mal”, por muy cierta que sea, queda en vacío, porque en este medio donde los interlocutores no se conocen, no se sabe si es interesada o no.

  9. 14 enero, 2010 en 19:10

    Entendido y aceptado. mantenderemos el contacto. Un saludo.

  10. 14 enero, 2010 en 22:03

    No sabía nada de bioenergética. Por lo que comenta Manuel en el artículo, me parece una pseudociencia de libro, pero aguardo y reservo mi opinión hasta poder leer algo de lo que proporciones J. Oribe. Saludos!

  11. 17 febrero, 2010 en 1:58

    Yo soy practicante de yoga desde hace 13 años tengo casi 33. Creo mucho en el como una tecnica de relajacion y un ejercicio saludable para el cuerpo. Conjuntamente he hecho Tai – Chi con mi padre durante 11 años y he estudiado lo relacionado con los chakras y filosofia yogi oriental relacionada con las energias del Cuerpo y su influencia en el manejo de las emociones. Actualmente acabo de empezar con las Terapias bioenergeticas, mas que todo porque veo que van excelentemente de la mano con lo que practico. Me ayudan a liberar el stress tanto de trabajo,como el de mi ritmo diario como madre ,esposa y ama de casa.
    Tu post esta excelente, es la forma como se ve y se usa la Bioenergetica .

    Estare mas pendiente de nuevos posts relacionados. Abrazos!

  12. Darío
    17 febrero, 2010 en 3:03

    ¿Se enteraría acaso de lo que es el post? 😯

  13. Fran
    17 febrero, 2010 en 4:05

    No Darío, has formulado mal la pregunta

    ¿se habrá leído el post, o sólo habrá visto los videos como suelen hacer los exocreyentes?

    Porque si se ha leído el post…. mañana mismo empiezo a realizar yoga, que flipe.

  14. ralvar
    17 febrero, 2010 en 5:07

    Ni se te ocurra Fran.
    Es obvio que el yoga es pésimo para el cerebro.
    Por cierto, hace más de un mes y de J. Oribe, ni noticias.

  15. 17 febrero, 2010 en 6:57

    Esta corriente bienergética pretende abarcar un público más proactivo y más entusiasta, de ahí que se enquiste más profundamente.

    Como siempre, muy bueno, Manuel.

  16. Zulema
    18 junio, 2010 en 16:50

    Vale, para qué tanto lío con el tema de la Bioenergética. Sucede que los Psicólogos y psicoanalístas están más locos que nadie ni ellos mismos se comprenden y cómo van a comprender a otros? Todo lo quieren mirar a través de su propia y equivocada mentalidad como si fueran los seres más perfectos de la tierra. Está comprobado que la Psicología es muy subjetiva. La cuestión de la Energética y la Bio= vida Energética= energía es decir la Energía de Vida puede ser estudiada a profundidad y ver realmente que tiene un inteligencia verdadera actuando como si tuviera un cerebro que no vemos, pero la energía tiene un comportamiento, un proceso de acción y reacción que está alojado en las partículas subatómicas.Creo que para entender la energía y la cuántica deberán revisarse los temas de física, Química orgánica e inorgánica. Finalmente nuestro cuerpo contiene la Química, Biología, física. La cuestión de la medicina tradicional y las Psicoterapias son grandísimos negocios engañosos.

  17. Elisandro
    5 noviembre, 2010 en 12:29

    Dices que la psicoterapia no es ciencia porque no es falsable, pero porqué no le aplicáis el mismo rasero a la teoría evolutiva darwiniana que, según también Popper creo, tampoco es falsable. Pero no, lo uno es dogma, lo otro sospechoso de magufo. Eso es tener un discurso hipócrita y falso, modelado no por el raciocinio( si lo no falsable no es científico la teoría darwinista no es científica, puesto que no es falsable), sino por ideología pura y dura.

  18. 5 noviembre, 2010 en 12:45

    Elisandro si todo este discurso lo basas en Popper la has cagado, porque Popper afirmó finalmente que sí es posible falsar la teoría darwiniana:

    Posteriormente, Popper rectificó notablemente su posición acerca de la contrastabilidad del darwinismo, en su ensayo Natural Selection and the Emergence of Mind.[1] En ese artículo, Popper reconoce el status de teoría científica del darwinismo

    (1) Conferencia pronunciada por Popper en el Darwin College de Cambridge en noviembre de 1977.

    Venga, a buscar otra excusa 😉

  19. cristian
    30 junio, 2011 en 17:05

    (spot publicitario eliminado)

  20. José
    4 julio, 2011 en 9:11

    Hermano en Cristo: Si te encuentras en Perú, y sufres de enfermedad crónica o terminal puedes comunicarte conmigo para que logres tu completa sanación sin costo alguno, mediante la bioenergía. Mi intervención esta fundada en los principios altruístas cristianos de la solidaridad para con mi prójimo.

  21. 4 julio, 2011 en 9:22

    Hay que joderse con los iluminados, el morro que le echan.

  22. Mike
    4 julio, 2011 en 14:48

    Jose dijo: “Mi intervención esta fundada en los principios altruístas cristianos de la solidaridad para con mi prójimo.”

    Osease… dame tu diezmo (la decima parte de lo que ganes), y si eres credulo, hasta un poco mas

  23. Katxu
    22 septiembre, 2011 en 10:39

    @Zulema “Sucede que los Psicólogos y psicoanalístas están más locos que nadie ni ellos mismos se comprenden y cómo van a comprender a otros? Todo lo quieren mirar a través de su propia y equivocada mentalidad como si fueran los seres más perfectos de la tierra”.
    Supongo que has tenido una mala experiencia con algún psicólogo, tu pataleta es parecida a quien ha tenido una experiencia negativa con un médico poco competente y los mete ha todos dentro del mismo saco.

    “Está comprobado que la Psicología es muy subjetiva.” Supongo que estará comprobado por personas con unos criterios tan “objetivos” como los tuyos.

    Si con psicoterapia engañosa te refieres al Psicoanálisis freudiano, he de confesarte que, al contar con escaso apoyo empírico, estoy de acuerdo contigo (aunque he de reconocerle el mérito que tuvo en su tiempo), pero no te quedes ahí, no pienses que sólo el psicoanálisis es psicología http://bit.ly/hlnDl9.

  24. Katxu
    22 septiembre, 2011 en 10:49

    “Ha todos”, vaya cagada u///u

  25. audrey
    31 enero, 2012 en 20:52

    la Bionergetica es la medicina que cura todos los estados del cuerpo partiendo desde el fisico hasta el astral es increible yo la practico

  26. 31 enero, 2012 en 21:24

    Audrey, ¿sabías que emplear una campaña publicitaria usada por una empresa que fabrica tampones para promocionar tu producto podría ser considera plagio? 😀

  27. 31 enero, 2012 en 22:07

    audrey :
    la Bionergetica es la medicina que cura todos los estados del cuerpo partiendo desde el fisico hasta el astral es increible yo la practico

    Se ve, se ve que la practicas 😛

  28. juan manuel
    17 febrero, 2012 en 17:23

    bioenergetica = crap = pseudociencia = cancer en el lobulo frontal…

  29. Katxu
    13 marzo, 2012 en 9:04

    A Freud le debemos todo un cambio de paradigma: hasta él, el modelo imperante en la salud mental era el modelo biomédico donde un problema psicológico suponía una alteración bioquímica cerebral. Freud sentó la hipótesis de que diversos problemas psicopatológicos tienen una etiología puramente psicológica. Y eso es lo que la psicología le debe a Freud.

    Hoy día, si la psicología quiere ser científica ha de situarse lejos del psicoanálisis, practicar psicoanálisis es pseudoceintífico, le pese a quien le pese, y por más que prestigiosos psiquiatras lo utilicen (esta es la respuesta que una catedrática me dió una vez como un intento de validarlo).

    No hay peor obstáculo para el prestigio de la profesión, que lo ampliamente asociado que está el psicoanálisis con la psicología, y que la gente crea que ir a un psicólogo es sentarte en un diván, a que te escuchen, a contarle tus sueños y hablar de tu padre, tu madre y tu infancia, para que al cabo de muchos años, muchas sesiones y mucho dinero el pseudopsicólogo te diga que tu problema viene de “reprimir” ciertos aspectos de tu vida pasada. ¡Patrañas!

    Aquí hay plasmadas unas palabras de Eysenck sobre el psicoanálisis http://bit.ly/yTS92D

    Saludos.

  30. roberto
    19 marzo, 2012 en 18:12

    Vision estructural:

    Segun mi ideas (La bioenergetica) es un pseudo …
    La estructura es la misma del juego “YO SOY MEJOR QUE TU”, version terapias ” MI TERAPIA ES MEJOR QUE LA TUYA”, o en profundida, “TE TENGO QUE EMPEQUEÑECER PARA YO SOBRESALIR”.
    el ego es muy sutil, y entre mas sube una persona, el ego es mas y mas sutil con sus trampas

    Para sanarnos unos a otros se necesita

    HUMILDAD Y COOPERACION!!!

  31. Núria
  32. 1 julio, 2012 en 19:10

    Núria, ¿cuál fue para tí la mayor contribución de Reich a la ciencia o la medicina?

    Una biografía menos esotérica que las que describes en los enlaces: http://es.wikipedia.org/wiki/Wilhelm_Reich

  33. Núria
    5 julio, 2012 en 16:11

    querido Manuel, supongo que acostumbras a leer la wiki en sus muchos idiomas, más que nada para hacerte una idea global del tema. Algunos idiomas estan muy sezgados.
    Leete alguna obra de Reich y entonces hablamos.
    Te recomiendo “la función del orgasmo” y “el análisis caracterial”. Curiosamente ambas estan en toda bibliografia que se precie.

  34. 5 julio, 2012 en 16:57

    No Núria, lo que suelo consultar es PubMed donde se recogen todas las revistas de revisión por pares de biomedicina y otras áreas científicas. ¿Alguna publicación de Reich que haya sido evaluada por alguien más que el propio Reich? Es para que echarse flores sobre uno mismo no necesito a nadie.

    Te recomiendo “la función del orgasmo”

    El título promete, pero seguro que luego defrauda 😀

  35. Darìo
    5 julio, 2012 en 17:08

    😎

    Algunos idiomas estan muy sezgados.

    Una idea puede estar sesgada, un conocimiento puede estar sesgado, una estadìstica puede estar sesgada, Reich puede estar torcido, pero … ¿el idioma?
    😎

    Para ti, querida, que quizàs estàs tratando de decir que algunos idiomas estàn limitados (algo que tendrìa que definirse a segùn en què campos y a segùn en què condiciones), da la impresiòn de que confundes el arma y el homicida, Y yo si me he leido varias cosas del “Doctor” y considero que el tipo es de ridìculo a farsante.

  36. 5 julio, 2012 en 17:34

    Dario, el idioma es importante, porque hay países donde piensan que Reich es un magufo, en otros que es un supermagufo y en otros cortan por lo sano afirmando que aplicar sus ideas como terapia es un delito.

    Pero esperemos a que Núria, que parece conocer mucho de Reich, nos envíe esas publicaciones evaluadas de forma independiente.

  37. Darío
    5 julio, 2012 en 19:45

    Efectivamente, Manuel, el idioma es importante como herramienta de expresión de una idea o conocimiento. El problema es quje en los ambientes magufos que conozco en donde el chalado de W. Reich es venerado como una parte esencial de lo que se conoce en el argot como freudomarxismo (obviando las más de las veces las diferencias entre FReud y Reich), ésta confusión entre idioma y conocimiento es de lo más común, Esto es lo que me interesa resaltar.

    Por lo demás, ya fuí por una silla para esperar cómodamente a que Núria proporciones esa documentación que permitirá ver a Reich de manera diferente a la de un alucinado del orgasmo, y a sus seguidores como … así lo dejo 😎

    Saludos.

  38. Núria
    9 julio, 2012 en 20:25

    hola Darío, ya que tienes la silla podrias leerte los libros.
    Tema publicaciones, eso Manuel que es el experto. Yo de eso no domino.
    Y lo de los idiomas iba por la wiki, que veo que no es una costubre que teneis. Si comparais distintos idiomas de una misma entrada veréis que no poden lo mismo (llámale sesgo, llámale como quieras).
    Si lo pruebas ya me contaras.
    Y tema Reich, bueno, si siempre leeis el mismo tipo de textos, pues claro, siempre vais a pensar lo mismo. Una lástima.

  39. 9 julio, 2012 en 20:50

    Tema publicaciones, eso Manuel que es el experto. Yo de eso no domino.

    Pues si no sabes nada de publicaciones, ¿cómo defiendes “el tema Reich”?, ¿en qué te basas?

    Y tema Reich, bueno, si siempre leeis el mismo tipo de textos, pues claro, siempre vais a pensar lo mismo. Una lástima.

    Es que tenemos la manía de leer textos científicos, yo no suelo leer revistas esotéricas ni de amantes de lo mágico. Una pena, ¿verdad?

  40. J.M.
    9 julio, 2012 en 22:00

    Núria :

    bueno, si siempre leeis el mismo tipo de textos, pues claro, siempre vais a pensar lo mismo. Una lástima.

    No te equivoques. Yo leo hasta el Año Cero, y no va de coña. Además, como revista de humor no tiene precio…

  41. Darìo
    10 julio, 2012 en 4:57

    hola Darío, ya que tienes la silla podrias leerte los libros.

    Lo de siempre: esperas una respuesta interesante y … nada, salida por la tangente, derivaciones idiotas y respuestas absurdas :mrgreen:

  42. 10 julio, 2012 en 9:28

    Y tema Reich, bueno, si siempre leeis el mismo tipo de textos, pues claro, siempre vais a pensar lo mismo. Una lástima.

    Claro, es que eso es lo que os pasa a los crédulos, que os leéis cualquier cosa y os la tragáis, sin cuestionarla.
    El caso es que muchos que pasamos a comentar por aquí, leemos o hemos leído, ingentes cantidades de basura esotérica, y algunas, como dice JM son muy graciosas, pero otras son auténticas cabronadas y no hacen gracia, sobre todo cuando se juega con la salud de la gente.

  43. Nicolás
    14 agosto, 2012 en 18:27

    El psicoanalisis no es una ciencia, ni pretende serlo. El psicoanalisis es un modo de acercarse a la subjetividad del ser parlante, de abogar por sus significantes inconscientes y sus modalidades de goce en el dolor. El psicoanalisis es una estafa, pues los significantes, las palabras, el lenguaje es el que nos estafa construyendonos como una ilusión.

  44. Lui
    25 junio, 2013 en 12:40

    Soy esceptico y no me gustan en general las pseudociencias. Trabajo como educador con personas con enfermedad mental y sinceramente, el conductismo (ciencia) no resulta efectivo y en ocasiones roza el maltrato y casi siempre implica falta de respeto hacia el paciente, ya que se le acaba tratando como a un objeto sin emociones, las emociones son subjetivas y si , el psicoanalisis puede no ser cientifico, pero es mas humano y si hay mucho sacacuertos oportunista, pero tambien, buenos profesionales formados en psicoanalisis y que entienden las emociones y la salud mental como algo con un alto factor de subjetividad . Tambien los metodos conductistas (cientificos) se ceban con los bebés entrenandolos para dormir y dejandoles llorar Solo quiero añadir estas reflexiones

  45. Herbert West
    25 junio, 2013 en 22:41

    Lui :

    Soy esceptico y no me gustan en general las pseudociencias. Trabajo como educador con personas con enfermedad mental y sinceramente, el conductismo (ciencia) no resulta efectivo y en ocasiones roza el maltrato y casi siempre implica falta de respeto hacia el paciente, ya que se le acaba tratando como a un objeto sin emociones, las emociones son subjetivas y si , el psicoanalisis puede no ser cientifico, pero es mas humano y si hay mucho sacacuertos oportunista, pero tambien, buenos profesionales formados en psicoanalisis y que entienden las emociones y la salud mental como algo con un alto factor de subjetividad . Tambien los metodos conductistas (cientificos) se ceban con los bebés entrenandolos para dormir y dejandoles llorar Solo quiero añadir estas reflexiones

    Hijo mio, son tantas perlas que no se por donde empezar.

    el conductismo (ciencia) no resulta efectivo y en ocasiones roza el maltrato y casi siempre implica falta de respeto hacia el paciente, ya que se le acaba tratando como a un objeto sin emociones

    Sobre los resultados del conductismo no tengo datos así que no voy a discutir su efectividad, aunque habría que decir de que patología hablamos, pero lo de que roce el maltrato, no me lo creo. He conocido a varios psiquiatras y los he visto usar técnicas conductistas y, ni ellos son unos sádicos que les importa un pimiento el paciente, ni las intervenciones propuestas rozaban la tortura.

    el psicoanalisis puede no ser cientifico,

    Pues ahí tienes el motivo por el que no es ético usarlo. Y no ser ético significa que está prohibido en todos los códigos deontológicos de médicina.

    También los metodos conductistas (cientificos) se ceban con los bebés entrenandolos para dormir y dejandoles llorar Solo quiero añadir estas reflexiones

    ¿Cebarse con los bebés?
    Primero que dejar llorar a alguién no es crueldad. Y todos hemos aprendido a dormir solos, muchos por el método de “sácalo del cuarto y déjale que llore” y no deja ninguna secuela.

    ¿Seguro que eres educador en patologías mentales? Deberías desarrollar y enfocar mejor tu escepticismo.

  46. Lui
    25 junio, 2013 en 23:25

    No era mi intención discutir, solo reflexionar. respuesta breve sin intención de convencer a nadie, es solo clarificar desde mi punto de vista.
    Por lo general los psiquiatras se limitan a medicar diagnosticar con el cie10 o el MS IV manuales que dejan mucho que desear en cuanto al metodo cientifico, de hecho hasta hace poco incluian la homosexualidad como patologia ,y dejan el condicionamiento para otros profesionales y el condicionamiento no es agradable y en muchas psicosis no se ven resultados. Lo sorprendente es que te dejen observar una terapia conductista eso si es contrario al codigo deontologico y a varias leyes
    Posiblemente en las ciencias humanas la definición de cientifico deberia modificarse, los humanos tienen otras variables que el metodo cientifico de las ciencias exactas no contempla y tratar a un ser humano como a una ecuación , una celula o un atomo nome parece ético.
    “Dejar llorar a alguien no es crueldad”, ejemplo de subjetividad humana, en mucha sculturas si lo es, pero si tu dices que no, pues nada, no lo es. “todos hemos aprendido a dormir solos y no deja secuelas”, eso si es un argumento basado en el metodo cientifico. Es facil comprobar como sube el ritmo cardiaco del bebé y la presión arterial, los niveles de cortisol es más dificil de observar en casa, pero lo puedes leer y si ,aumentan con el llanto prolongado. Puedes leer las secuelas del llanto en un articulo publicado en la neonatal network te dejo un enlace de una traducción con mucha bibliografia http://www.dormirsinllorar.com/pq7.html.
    Si, soy educador social diplomado no tengo dudas y posiblemente deba enfocar mejor mi escepticismo, en eso estoy

  47. Darío
    26 junio, 2013 en 8:09

    Si, soy educador social diplomado no tengo dudas y posiblemente deba enfocar mejor mi escepticismo, en eso estoy

    Y también tus conocimientos, ya que confundir ciencia y conductismo es como confundir el volante con el vehículo, y si el conductismo tiene algo que aportar es como método aunque sus bases teóricas estén mas que dudosas como para considerale precisamente ciencia. (Ya veo venir las antorchas … :mrgreen: )

    Y, ¿por qué no te dejarían ver una terapia? ¿Cómo crees tú que se entrenan en muchas escuelas y facultades los psicólogos? ¿En dónde estaría la violación en la ley en todo esto? Me da la impresión que te han vendido cierto rollos pseudo-humanistas de ciertas escuelas cercanas al freudo-marxismo y los alucines baratos de la Frankfurt y que el mantra vas y lo pregonas por varios lados: eso de los bebes no deja de recordarme al cuento divertido de las terapias de vidas pasadas o de que tenemos memoria de siempre, cuando aquí mismo en este blog de divulgación científica se hizo el comentario a la investigación de por qué no podemos recordar lo que vivimos de bebes y de muy chicos.

  48. Lui
    26 junio, 2013 en 9:07

    No confundo ciencia con conductismo, solo digo que siempre se pone en duda que el psicoanalisis sea cientifico, pero nunca el conductismo y son muchos los que ponen de ejemplo el conductismo como metodologia cientifica, me cuesta expresarme bien en espacio y tiempo reducido, en todo caso si debo revisar y actualizar mis conocimientos.
    Lo mio son mantras que pregono y vosotros, teneis pensamiento original, sois grandes genios creadores, felicidades.
    En ningún sitio habla de psicologos si no de psiquiatras, no sabia que herbert west era psiquiatra en prácticas, yo le perdí la pista cuando reanimaba cadaveres (chiste facil y malo)
    ¿Donde hablo yo de recordar lo que vivimos de bebés?, solo hablo de que hay consecuencias fisicas del llanto prolongado, en el que se implican segregación de hormonas y se produce stress. No recordar cosas no significa que no influya en la estructura cerebral y en el caracter posterior. A parte de que de forma inmediata supone un sufrimiento para el bebé y ninguna ventaja, ya que aplicando el mismo razonamiento tampoco recordará que le enseñan a dormir ¿O eso si lo recuerda?
    Un saludo a todos y dejadme respirara un poco ja ja,

  49. Herbert West
    26 junio, 2013 en 10:57

    <

    Lui :

    Por lo general los psiquiatras se limitan a medicar diagnosticar con el cie10 o el MS IV manuales que dejan mucho que desear en cuanto al metodo cientifico, de hecho hasta hace poco incluian la homosexualidad como patologia ,y dejan el condicionamiento para otros profesionales y el condicionamiento no es agradable y en muchas psicosis no se ven resultados.

    Lo primero es que la homosexualidad no aparece en la DSM desde 1974, hace unos 40 años, eso no es hace poco.

    Lo segundo es que los psiquiatras, por lo menos en España no se limitan a “diagnosticar con el cie10 o el MS IV” y a medicar, aunque lógicamente no pueden dedicarse a todos los apectos del proceso terapéutico.

    Y si otra cosa no me dices, yo ya sabía que en las psicosis las psicoterapias más bien poco.

    Lo sorprendente es que te dejen observar una terapia conductista eso si es contrario al codigo deontologico y a varias leyes

    Gracias por preocuparte por mi posible estatus de delincuente y del de los psiquiatras implicados, pero tiene una explicación mucho menos sordida. Soy estudiante de medicina.

    “Dejar llorar a alguien no es crueldad”, ejemplo de subjetividad humana, en mucha sculturas si lo es, pero si tu dices que no, pues nada, no lo es.

    Tienes razón, error mío. Debería haber dicho “dejar llorar a alguien no es necesariamente una crueldad.”

    “todos hemos aprendido a dormir solos y no deja secuelas”, eso si es un argumento basado en el metodo cientifico.

    De nuevo tienes razón, pero es una buena aproximación para saber si hay asociación con patología.

    Es facil comprobar como sube el ritmo cardiaco del bebé y la presión arterial, los niveles de cortisol es más dificil de observar en casa, pero lo puedes leer y si ,aumentan con el llanto prolongado.

    La subida del ritmo cardíaco, la presión arterial y el cortisol no son patológicas per se. Se necesitan más datos y contexto para evaluarlos. A la gente le suben cuando se asustan y no necesariamente son causa de patología.

    Puedes leer las secuelas del llanto en un articulo publicado en la neonatal network te dejo un enlace de una traducción con mucha bibliografia http://www.dormirsinllorar.com/pq7.html.
    Si, soy educador social diplomado no tengo dudas y posiblemente deba enfocar mejor mi escepticismo, en eso estoy

    A falta de revisar más la bibliografía, y dado que los que he intentado leer son de pago (no puedo acceder a ellos) menos el reseñado como 9, voy a darte mi impresión.

    Primero es que habla de neonatos, eso es una limitación temporal que deja fuera la situación que veníamos hablando (que duerman solos).

    Tiene varios errores, que haya visto en una lectura rápida, como hablar de aumento de la presión intracraneal (fisiológicamente imposible en un RN sano), inconsistencia en los datos de desaturación de oxigeno, falta de indicación de la frecuencia de las complicaciones (el llanto puede producir ruptura gástrica, pero ¿con freucuencia? porque no es lo mismo el 10% de los casos que 1/1000000)

    Por otro lado hay cosas que se dejan de lado, por ejemplo, que el número realmente alto de glóbulos rojos en los RN aumenta el oxígeno disponible.

    Y hay cosas que huelen muy mal como lo del llanto a las 20 semanas de gestación (no digo que sea mentira pero no he encontrado ninguna mención en el artículo que dan como referencia y hay muchos datos que me hacen dudar de ello). Y lo de que el llanto al nacimiento es poco menos que del neolítico (según dan a entender) es de traca. El llanto no solo da información clara y rápida sobre el llenado de los pulmones si no también sobre el tono muscular, por ejemplo.

    Posiblemente en las ciencias humanas la definición de cientifico deberia modificarse, los humanos tienen otras variables que el metodo cientifico de las ciencias exactas no contempla y tratar a un ser humano como a una ecuación , una celula o un atomo nome parece ético.

    Igual que antes te he dado la razón aquí te digo que has meáo fuera de tiesto. La medicina no ve a los pacientes como una ecuación, mucho menos como una célula y lo del átomo ya es pa nota.

  50. Lui
    26 junio, 2013 en 15:52

    Se que el DSM y el CIE cada vez tiene más detractores incluso entre los psiquiatras ya prescinden de él en la asociación britanica de psicologos y el instituto nacional de salud mental de USA. 4o años es poco o es mucho , depende para que, en lo tocante a diagnosticos, tomo como indicador que aun hay personas vivas que fueron diagnosticadas por su orientación sexual y entonces me parece poco. En cuanto a los psiquiatras hay de todo, personalmente soy de la opinión de que se debe complementar el paradigma biologicista de la mayoria de los psiquiatras con el humanista o dinamico de otros profesionales como educadores sociales o psicologos, no creo que se tenga que eliminar la medicación (como piden determinadas corrientes), ni dejar todo en manos de la medicación.
    En cuanto al llanto de los bebés, produce stress, que ese stress en el futuro sea patologico dependerá de muchos factores, no existe cusa efecto, posiblemente no, pero si es añadir un factor de riesgo. Me sorprende que se cuide a la madre y se le recomiende no estresarse durante el parto, incluso a veces se les “permite” fumar pra evitar la ansiedad y que no afecte al feto, pero luego si el bebé se estresa sea inocuo o incluso bueno. Estos articulos hablan sobre el tema http://www.dailymail.co.uk/health/article-1305892/Six-month-old-babies-stressed-ignored-minutes-mothers.html http://www.naturalchild.org/research/harvard_attention.html.
    Pues si, he meao fuera del tiesto, me pasado con los ejemplos, pero no me referia solo a los psiquiatras, me refiero a todos los profesionales que desconfiando de corrientes dinamicas y humanistas y queriendo aplicar técnicas inspiradas en corrientes puramente biologicistas y mirando estadisticas y evaluaciones cuantitativas acaban por “olvidarse” de que trabajan con personas, no con estadisticas y que las personas tenemos un componente subjetivo tremendo, ¿como mides cuanto terapeutico es la escucha y el dialogo?. Si tengo cancer, apendicitis o amigdalitis me fio a 100% de la medicina y ni se me ocurre ir a metodo bioenergeticos, reflexologia, imposición de manos etc, pero si tengo ansiedad, depresión etc. no descarto ir a un psicologo o psiquiatra de una corriente psicoanalista, humanista … y me lo pienso antes de ir a un médico que me llene de fármacos o me estructure con planing diarios tareas etc.
    Un saludo

  51. Herbert West
    26 junio, 2013 en 17:34

    Lui :

    En cuanto a los psiquiatras hay de todo, personalmente soy de la opinión de que se debe complementar el paradigma biologicista de la mayoria de los psiquiatras con el humanista o dinamico de otros profesionales como educadores sociales o psicologos, no creo que se tenga que eliminar la medicación (como piden determinadas corrientes), ni dejar todo en manos de la medicación.

    Me da a mi que no conoces a muchos psiquiatras o en tu país no tienen las mismas compentencias. Un psiquitra no lo deja todo en manos de la medicación, ni parecido.

    Y el paradigma “biologicista” es la que está dando resultados, la que ha conseguido tratamientos para la esquizofrenia, por ejemplo.

    En cuanto al llanto de los bebés, produce stress, que ese stress en el futuro sea patologico dependerá de muchos factores, no existe cusa efecto, posiblemente no, pero si es añadir un factor de riesgo. Me sorprende que se cuide a la madre y se le recomiende no estresarse durante el parto, incluso a veces se les “permite” fumar pra evitar la ansiedad y que no afecte al feto, pero luego si el bebé se estresa sea inocuo o incluso bueno. Estos articulos hablan sobre el tema http://www.dailymail.co.uk/health/article-1305892/Six-month-old-babies-stressed-ignored-minutes-mothers.html http://www.naturalchild.org/research/harvard_attention.html.

    Lo siento pero esos artículos no me sirven porque no enlazan el artículo original ni dan datos para que se localice. Podrían perfectamente haber sacado de madre las cosas.

    Pues si, he meao fuera del tiesto, me pasado con los ejemplos, pero no me referia solo a los psiquiatras, me refiero a todos los profesionales que desconfiando de corrientes dinamicas y humanistas y queriendo aplicar técnicas inspiradas en corrientes puramente biologicistas y mirando estadisticas y evaluaciones cuantitativas acaban por “olvidarse” de que trabajan con personas, no con estadisticas y que las personas tenemos un componente subjetivo tremendo, ¿como mides cuanto terapeutico es la escucha y el dialogo?. Si tengo cancer, apendicitis o amigdalitis me fio a 100% de la medicina y ni se me ocurre ir a metodo bioenergeticos, reflexologia, imposición de manos etc, pero si tengo ansiedad, depresión etc. no descarto ir a un psicologo o psiquiatra de una corriente psicoanalista, humanista … y me lo pienso antes de ir a un médico que me llene de fármacos o me estructure con planing diarios tareas etc.
    Un saludo

    Te repito que los médicos no miran a sus pacientes como meros conjuntos de células o números en una estadística.

    Y me parece muy bien lo que decidas hacer pero no te inventes falsas dicotomías. O se es psicologo o psiconalistaq y no se recetan medicamentos, o lo único que se hace es recetarlos y pasar de todo lo demás. Eso es sencillamente falso.

    Y los psiquiatras tampoco te estructuran un plannig diaro de tareás.

    Me parece muy bien que no te guste la psiquiatría (a mi tampoco mucho) o que no sepas mucho de ella (no es tu obligación) pero de ahí a criticar sin saber bien de lo que estás hablando me parece un salto muy arriesgado.

  52. J.M.
    26 junio, 2013 en 19:18

    Lui :¿como mides cuanto terapeutico es la escucha y el dialogo?

    Exactamente igual que con el resto: experimentando con un número significativo de casos, usando grupos de control y aplicando estadística…

    Pero cuidado: que el psicoanálisis o el Reiki muestren mejoras estadísticiamente significativas (si lo hicieran), solo demuestra que calman la ansiedad o la depresión, pero no que estén acertados en sus postulados. Para eso, además de comprobar que tienen efecto, hay que demostrar el procedimiento por el que producen la mejoría, ¿calma la imposición de manos porque reconduce la energía interna o porque el paciente se relaja y mejora su estado anímico pensando que está haciendo algo positivo?

  53. Lui
    27 junio, 2013 en 21:11

    Pues entonces mi experiencia no vale, en Madrid los psiquiatras, al menos los del centro de salud al que pertenecen mis usuarios tienen como principal tarea el controlar la medicación, puede que solo se limiten a eso con los pacientes que nos derivan al recurso, por otro lado estos psiquiatras están satisfechos con la evolución de estos pacientes y nos derivan hasta completar plazas.
    No te valen los articulos, vale, pero a mi tampoco me vale tu afirmación de que el biologicismo da buenos resultados con la esquizofrenia y me parece raro ya que hay estudios clinicos que dicen que en los paises en desarrollo la esquizofrenia presenta mayores tasas de recuperación.
    http://www.news-medical.net/health/Schizophrenia-Prognosis-%28Spanish%29.aspx
    De verdad no tengo nada contra la psiquiatria, ni contra los psiquiatras, pero me debo expresar fatal. Yo no critico la psiquiatria, ni invento dicotomias, solo hablo de profesionales en general que solo miran datos , emplean metodos unicamente conductistas y olvidan la subjetividad del ser humano y hay meto educadores, psicologos etc.
    Volviendo al llanto, por un lado no me muestras ni articulos ni de fuentes primarias ni secundarias en los que se demuestre que dejar llorar enseña a dormir. Yo he encontrado este con bibliografia que habla sobre las consecuencias del llanto prolongado http://www.askdrsears.com/topics/fussy-baby/science-says-excessive-crying-could-be-harmful
    JM y como se mide el bienestar?, ¿en que unidades?, si es que hay un componente subjetivo que no es facil de medir, ni de ajustar al metodo cientifico de las ciencias exactas.
    JM, yo no defiendo el reiki, ni ninguna otra medicina alternativa, solo hablo del psicoanalisis, pero si calma la ansiedad y la depresión y precisamente voy a terapia por eso, pues no entiendo donde esta el problema. En lo de la imposición de manos tienes razón, pero es que yo no creo en estas pseudomedicinas y ya dije que no las usaria , pero si lo que quiero es una terapia si iria a un psicologo de corriente dinámica
    Bueno, espero que nos encontremos en otros articulos en los que estemos de acuerdo, un saludo

  54. Rodrigo
    17 julio, 2013 en 12:46

    Parece que todo lo que lleve el sello de “científico” adquiere una aureola suprema y carácter fetén intrínseco. Lo “científico” presume de objetividad, neutralidad, precisión, carácter cuantificable… Pero no olvidemos que la ciencia y el método científico no nos llegó del universo exterior a los humanos para mejor análisis del mundo, sino que es un método creado por unas personas concretas, en un contexto histórico concreto, en una región geográfica concreta, con una finalidad concreta. Hoy en día ese método alimenta una mega industria con unos fines económicos concretos, una sanidad concreta, unas farmacéuticas con un poder desorbitado, unas empresas de fertilizantes… Con esto no quiero negar los indudables logros del método científico, y más en concreto la ciencia médica, en la erradicación de enfermedades, control de epidemias, avances en conocimiento de enfermedades, cirugía…, que tanto han colaborado y colaboran en la calidad de vida de las personas, alargamiento de la esperanza de vida…etc. Pero este método, esta “ciencia” ha cerrado las puertas de modo monopolístico a todos aquellos métodos, prácticas, conocimientos de medicina que no cumplieran con los estrechos parámetros que establecen. Así esta medicina, esta ciencia, hace de juez y parte a un tiempo, y cierra el paso a la investigación e inversión en prácticas curativas en las que el individuo tiene un importante papel activo, y en las es muy difícil que se llegara a crear una importante industria a su alrededor, pues la mayoría de estas otras práctica (entre las que incluiría a la bioenergética) aspiran a que el individuo se ocupe en la medida de lo posible de su salid, por medio del autoconocimiento, de la mejora “radical” de su salud, a partir de una integración del desarrollo psíquico, autopercepción del propio cuerpo y una dinámica vital consciente y saludable. Farsantes hay en todas las ferias y no por ello se prohiben las ferias; la medicina dominante en la actualidad tiene tantas virtudes como carencias y necesita del complemento imprescindible de otras perspectivas de la salud, más orgánicas, holísticas, energéticas, vitales.

    En cuanto a la psiquiatría, tengo el caso muy cercano de mi hermano. Durante años le ha atendido un conocido psiquiatra, caro y con larga lista de espera. Con él hacía terapia y él le recetaba una serie de pastillas; todo muy científico y seguro que homologado por todos los colegios que se precien. Fui a la consulta con mi hermano y puse en duda que todos esos años de pastillas y cuajada mental permanente sirvieran para algo y propuse una disminución paulatina de todo el pastillaje (litio incluido) No le gustó nada mi propuesta pero tampoco tenía argumentos para convencernos de algo distinto, vino a decir que así es como funcionaba él. Por suerte mi hermano decidió al poco tiempo dejar en 8 días todas las medicaciones que tomaba, y por supuesto, dejar la consulta del psiquiatra. Creo que ha tomado pocas decisiones tan buenas en su vida. Ahora es una persona VIVA de nuevo, con intensidad en la mirada, con ilusión por hacer planes, crecer, vivir… con mucho menos miedo.
    Si es por el psiquiatra todavía sigue sentado en el diván, intentando dilucidar qué pasó en algún oscuro momento de la infancia que condicionó su vida y desarrollo posterior, como quien busca la piedra filosofal escondida en un recoveco de la memoria. No niego la posible utilidad del análisis, pero cuando la curación de uno pasa por el desembolso económico periódico, caro, permanente, me entran muchas dudas sobre la utilidad de la terapia, el enganche que produce y los objetivos del analista por comprar una segunda residencia.

  55. 17 julio, 2013 en 14:43

    …la medicina dominante en la actualidad tiene tantas virtudes como carencias y necesita del complemento imprescindible de otras perspectivas de la salud, más orgánicas, holísticas, energéticas, vitales.

    Como dices la medicina necesita de ayudas, complementos y nuevos descubrimientos, pero de terapias cuya eficacia esté demostrada, no por historias de chamanes o fraudes sin fundamento.

    … pero cuando la curación de uno pasa por el desembolso económico periódico, caro, permanente, me entran muchas dudas sobre la utilidad de la terapia,…

    El precio de la terapia depende mucho del contexto social, en EEUU puede ser prohibitivo y en España gratuito para el paciente (si tiene Seguridad Social), eso no es lo certifica la validez de una terapia. Pasa igual que con los timos, los hay baratos y caros con la misma eficacia. Por ejemplo rezar, leer o escuchar música es más barato que muchos cuentos que se venden en la red, y es igual de efectivo.

  56. Darìo
    17 julio, 2013 en 18:18

    En cuanto a la psiquiatría, tengo el caso muy cercano de mi hermano. Durante años le ha ate (blablablablablabla) a, con ilusión por hacer planes, crecer, vivir… con mucho menos miedo.

    Ojalà que tu historia no derive en otra cosa. Acabo de enterarme por alguien cercano de una persona diagnosticada con una esquizofrena (no me supieron decir de que tipo) que terminò por cometer cosas muy tremendas. Hoy esta internado pero los que le ayudaron a decidir que no debìa seguir sus tratamientos no pueden ni quejarse. Como sea, e igual que tù tampoco soy mèdico, pero me parece que dejar los tratamientos sin garantìa de que la enfermedad està controlada es una estupidez grandìsima, lo mismo si es sobre enfermedades mentales que si estamos hablando de antibiòticos: precisamente uno de los temas recientes tratados en este blog tiene que ver con los problemas derivados de los usos absurdos de aquellos, entre otros la costumbre que tiene la mayorìa de las personas de no terminar los tratamientos.

    Dices algo que pretende ser un cuestionamiento al monopolio del conocimiento mèdico vigente (del real, del que sirve). Desde que Frankfurt, Foucault et al les diò por recuperar los pequeños conocimientos> para contraponerlos contra el conocimiento vigente, y pretendieron ser con sus trabajos un referente del cuestionamiento al conocimiento racional producto de la Ilustraciòn cualquiera se cree con derecho de cuestionar la ciencia y la racionalidad en general sin tomarse la mìnima molestia de estudiar ni de entender las reglas de lo que pretende negar. Crees que con decir que las transnacionales hacen negocio con la medicina (lo cual es cierto) es suficiente para descalificar el conocimiento mèdico como conocimiento, en una actitud que recuerda eso de que algunos creen que el volante de un vehìculo es el vehìculo. En este blog lo mismo se ha cuestionado el negocio de las transnacionales de la salud como el asunto de las editoriales que con tal de hacer negocio lo mismo publican una cosa que su antìpoda. Pero nada de eso niega el conocimiento mèdico real y mas aùn, nada de eso justifica el fraude de la bioenergètica, el par biomagnètico y tantas tarugadas con las que la gente como tù apapacha su ignorancia y su flojera intelectual.

    … la medicina dominante en la actualidad tiene tantas virtudes como carencias y necesita del complemento imprescindible de otras perspectivas de la salud, más orgánicas, holísticas, energéticas, vitales.

    La medicina actual, me parece, necesita cosas que verdaderamente sirvan y no memeces pseudofilòsoficas que nada mas son o un fraude o una justificaciòn de la ignorancia.

  57. Yambo
    17 julio, 2013 en 20:16

    Rodrigo :
    … y propuse una disminución paulatina de todo el pastillaje (litio incluido) (…) Ahora es una persona VIVA de nuevo, con intensidad en la mirada, con ilusión por hacer planes, crecer, vivir… con mucho menos miedo.

    Pues si tomaba litio por padecer un trastorno bipolar, cosa que puede ser perfectamente posible (es su principal indicación), dejarlo puede haber sido un error monumental. Ojo que he dicho “puede”, porque sin la historia clínica y el diagnóstico es aventurado plantear nada con criterio. El litio sólo previene recaídas. Como tratamiento per se es de poca utilidad. Si eso es así, es sólo cuestión de tiempo que presente un cuadro maníaco o uno depresivo, aunque si tiene suerte pueden pasar años antes de que pase nada.

    No sé qué perra le coge a todo el mundo con decir que la enfermedades mentales son cosa de diván. Que ojo, las hay que sí, pero así a dos pies puedo decirte que la mayoría son fruto de aleraciones orgánicas del cerebro, no de la mente o el alma o de entes abstractos varios que por ahí se va diciendo. Y con los medicamentos al uso que hay hoy día curar no se puede, pero sí al menos estabilizar la enfermedad y dejar al paciente hacer su vida. La enorme mayoría de pacientes tiene claro esto y basta con ir y preguntarles.

  58. Rodrigo
    18 julio, 2013 en 13:33

    “Como dices la medicina necesita de ayudas, complementos y nuevos descubrimientos, pero de terapias cuya eficacia esté demostrada, no por historias de chamanes o fraudes sin fundamento.”
    Volvemos a la misma cuestión. Las propuestas médicas “alternativas” (alternativas en cuanto a que no siguen la línea hegemónica de la medicina, aunque sean mucho más antiguas que esta) para legitimarse de cara a la ciencia hegemónica tienen que cumplir con los mismos parámetros cuantificables del método hipotético deductivo; es decir, para poder llevar el sello “científico” han de seguir el mismo esquema lógico-racional, como si no existiera otra forma de conocimiento fuera de la razón. Es esa misma razón cerrada sobre sí misma que hoy día provoca pesadillas porque no quiere buscar soluciones fuera de ella. Existe mucho conocimiento y sabiduría tan alejada de la medicina hoy día dominante como de los farsantes presentes en cualquier campo (incluidos los de la bata y muchos títulos en la pared) Y lo que hace falta es querer abrir los ojos a todo aquello que el humano no sabe cuantificar, pero no por ello deja de existir, y existen muchas vías de conocimiento médico, de cuidado de la persona, que sin haber sido ampliamente sistematizadas ni portar el sello mágico de la OMS, han ayudado y ayudan a millones de personas a trabajar con su salud.
    Mi crítica a la llamada medicina tradicional es que se atribuye el monopolio de la salud y del carácter científico y deja a un lado otras prácticas, a las que exige que cumplan con sus parámetros de cuantificación y su metodología, y considera que la salud es cosa de los médicos mucho más que de las personas, cuya labor solo es preventiva.
    En cuanto a los precios de la medicina,, no hablo de lo que paga el individuo directamente, pues en cada país varía según la cobertura pública, sino de lo que pagamos los individuos indirectamente, al sistema universal que los defensores de lo privado se quieren quitar de enmedio. Prefiero mil veces antes el sistema que ha existido en España al que existe en USA y otros lugares, pero prefiero aún más un sistema mucho más preventivo, más aglutinante de las distintas medicinas existentes, más alejado del mercado financiero y que ponga de verdad a la persona en el centro del proceso curativo. Un sistema que relacione en profundidad la psique, la energía, la forma de vida, con el cuerpo del paciente, y no trate las distintas partes de forma prácticamente aislada, para al final, hacer toda la caja posible.

  59. Rodrigo
    18 julio, 2013 en 13:44

    “Como sea, e igual que tù tampoco soy mèdico, pero me parece que dejar los tratamientos sin garantìa de que la enfermedad està controlada es una estupidez grandìsima, lo mismo si es sobre enfermedades mentales que si estamos hablando de antibiòticos: precisamente uno de los temas recientes tratados en este blog tiene que ver con los problemas derivados de los usos absurdos de aquellos, entre otros la costumbre que tiene la mayorìa de las personas de no terminar los tratamientos.”
    No entiendo bien por qué con tanta rapidez se puede cuestionar la gran mejoría de una persona que recurre al sentido común sin perder tiempo para criticar esta vía, y no dedicar un segundo a plantearse la irresponsabilidad médica de un profesional que se dedica a dar pastillas y más pastillas, a cobrar más y más por las sesiones, investido de su título profesional ampliamente homologado, participante en los más prestigiosos ámbitos académicos, con resultados nulos, mejor, resultados en negativo, semana tras semana, mes a mes, año a año. Yo entiendo el por qué: la medicina tradicional es una ciencia, pero no es sólo una ciencia; también es una religión. Sus adeptos prefieren pensar que el que se salió de la vía única se equivocó, antes que poner en duda alguno de los pilares que la sustentan.
    Pues resulta que esa “estupidez grandísima” de mi hermano le permite hoy día volver a estar vivo, feliz, que se suele decir, tras salir del infierno de sus pastillas y terapias y litios (el litio sirve para no sentir, supongo que en casos extremos servirá para que alguien no se suicide, pero la ligereza con la que se usa me parece terrorífica). Desde aquí animo a poner en duda esos planteamientos inamovibles por el peso de la historia y de la autoridad académica de muchos científicos, no para desterrar la ciencia médica que tanto ha hecho y hace por la salud, sino para relativizar un poco su grandeza y dejar paso a otros conocimientos que aunque se encuentren en el margen no son menos válidos, y quizás lo son mucho más.

  60. Yambo
    18 julio, 2013 en 14:10

    Rodrigo :
    el litio sirve para no sentir, supongo que en casos extremos servirá para que alguien no se suicide, pero la ligereza con la que se usa me parece terrorífica

    Creo que confundes conceptos. El litio no sirve para “no sentir”. Es un estabilizante del afecto, y sus efectos lo que hacen es prevenir recaídas de una enfermedad muy concreta como es el trastorno bipolar. También se usa como antidepresivo y antipsicótico porque tiene efectos de esa índole, pero leves. No es el mejor para esto. Es un medicamento que requiere de un buen manejo y mucha sensatez para recetarlo y luego controlarlo, pero cualquiera que tome litio sigue teniendo emociones y sentimientos como cualquier otro. Sólo faltaría. Y no, no se receta con ligereza. Uno se lo piensa bien antes de recomendarlo como tratamiento poruqe pese a que en su efecto es el mejor, hay otros menos complicados que hacen que a la larga sean más útiles..

    Ese efecto de “no sentir” puede darse con medicamentos con efecto neuroléptico, habitualmente antipsicóticos antiguos que hoy día casi no se dan y que en enfermedades graves aún tienen su utilidad. Del litio no te digo que sea imposible este efecto, pero desde luego sí es muy poco frecuente.

    Si el médico ese que comentas lo hizo bien o no, eso no te lo sé decir. Ni conozco el caso, ni al médico, ni es un foro el mejor lugar para plantearlo. Pero si se recetan las cosas con coherencia y hay justificación médica, retirar los fármacos así a lo bruto puede ser una gran insensatez. Casi te recomendaría consultar con otro médico y ver hasta qué punto lo que hicisteis era lo adecuado o no, pero las cosas decididas así con rabia suelen salir mal casi siemrpe.

  61. Rodrigo
    18 julio, 2013 en 22:14

    No, en la decisión no había nada de rabia; sí experiencia y sentido común. La experiencia de llevar años con una terapia que solo le ayudaba a gastar dinero y continuar con el consumo de drogas (otras, además de las pastillas) caer en depresión, dejar de consumir, volver a los consumos y así indefinidamente. Yo le había recomendado desde hacía tiempo trabajar más las emociones y dejarse de pastillaje. Pero tomar muchas pastillas y al tiempo trabajar las emociones, es casi incompatible. Pues las pastillas inhiben muchos deseos y capacidades y las emociones que producen tienen cierto grado de falsedad. Repito, supongo que son útiles en casos límite y en periodos cortos para evitar males mayores. Sin embargo mi hermano no hizo caso porque cada cual tiene que ver su camino a seguir, independientemente de los consejos que reciba. Pero llegó su momento, y después de una cura de salud decidió que la terapia no le ayudaba y que las pastillas y el litio le hacían sentir mal. Entonces el médico le subió la dosis; esa gota de litio fue la que colmó el vaso de su paciencia. Fue dejar de tomar en un periodo de disminución paulatina de solo 8 días, y empezó a sentirse bien, a disfrutar, a dormir mucho mejor, a perder miedo al insomnio, a hacer planes. Han pasado 2 años desde entonces y supongo que tendrá sus momentos mejores y otros peores, pero dudo muchísimo que en su vida se llegue a arrepentir de esta decisión de tomar las riendas de su vida, que las terapias a menudo fomentan, de un modo más o menos inconsciente, que llegues a perderlas.
    El caso que he nombrado no tiene especial relevancia, pero me hace reafirmarme aún más en ideas que vengo desde hace años intuyendo, y que sencillamente se resumen en que un método, una ciencia, no puede ser validada o invalidada por sus propios adeptos, sino que necesita mecanismos externos de revisión y control, y que en nada ayuda la creencia ciega en sus postulados, metodología y resultados pues al final todos queremos una buena ciencia de la salud. También tiendo a sospechar de todas aquellas vías o métodos que suponen un alto y continuado desembolso económico, más aún cuando hay multinacionales que realizan estudios favorables (como no) de sus beneficios. Qué menos que poner en duda y mirar ese amplio abanico de la sanación que se basa en otras lógicas distintas, en otros conocimientos basados en la experiencia, en otras intuiciones no medibles por aparato alguno, otros conocimientos en medicina que no han alcanzado ningún estatus para la creación de cátedras y sin embargo dan confianza a la persona y su desarrollo como vía de curación.
    Y efectivamente, en esas otras medicinas o conocimientos médicos, existen farsantes e impostores pero, ¿y dónde no?

  62. 18 julio, 2013 en 22:21

    También tiendo a sospechar de todas aquellas vías o métodos que suponen un alto y continuado desembolso económico, más aún cuando hay multinacionales que realizan estudios favorables (como no) de sus beneficios.

    En esto último coincido, aquellos estudios médicos donde el fabricante está implicado, deberían tomarse con pinzas hasta que fueran analizados por otros grupos de investigación no relacionados. Pero curiosamente prácticamente todas las terapias alternativas sólo presentan datos de su validez tras ser analizadas por los propios postulantes de la terapia, y sin embargo eso no parece ser tomado como medida de precaución por los medios que promocionan las terapias alternativas. ¿A qué se debe ese cambio de rasero?

    Una duda me ha quedado tras leer tu último párrafo: ¿se puede medir la eficacia de una terapia?

  63. Rodrigo
    18 julio, 2013 en 22:24

    Respecto al litio he leído sobre su efecto de “estabilizador emocional” y su efecto como “aplanamiento afectivo” (a eso me refería con no sentir)
    Sesión Clinica del AGCPSM (23/5/2012): El litio hacia un manejo seguro. Helena Fernández Garcimartin y Montserrat Caballero González.

  64. Rodrigo
    18 julio, 2013 en 22:29

    Evidentemente es la medicina tradicional, hegemónica, con todos los medios a su alcance, la que puede llegar a ponerse en cuestión a sí misma. Las terapias alternativas, preocupadas por buscar su hueco en el mercado (en el económico, de algo hay que vivir, y su lugar de reconocimiento en medicina) se dedican exclusivamente a su práctica y al proselitismo para que alguien más crea en ellos.
    No sé si se puede medir la eficacia de una terapia, pero ¿a dónde quieres llegar?

  65. Yambo
    18 julio, 2013 en 22:49

    Rodrigo:

    Por lo que cuentas, es posible que el tratamiento farmacológico no estuviera claramente indicado. En psiquiatría las enfermedades no son faciles de diagnosticar, pero si se hace correctamente el tratamiento es claro y da beneficios importanes. Con algunos efectos adversos, pero créeme, irrelevantes en comparación con la alternativa que supone sufrir esa enfermedad. Claro, hablo de esquizofrenia, trastorno bipolar, TOC o depresiones graves (las que pueden hacer que una persona se muera). Cosas todas ampiamente terribles y quien las padece o sabe de alguien que la padezca (familiar o amigo cercano) tiene muy claro que sin medicación no se puede vivir. Como un diabético no uede vivir sin su insulina o alguien con apendicitis sin la preceptiva intervención quirúrgica.

    Luego existen una serie de, llamemoslas así, enfermedades menores. que básicamente traducen un malestar significativo para la persona sea por estrés, clínica depresiva (No un trastorno depresivo, que suele confundirse pero no es lo mismo) o simples desadaptaciones debidas a veces incluso por la propia personalidad. En estos casos el uso de la medicación es optativo. Puede que ayude, sí, pero hay que considerar siempre el beneficio que aportan y los problemas que conllevan. Y aquí cada uno hace su balance. Haciendo el mismo símil anterior, sería como si ante un dolor abdominal alguien decidiese operar. Quizá no era necesario… aunque haya casos en que se elimina el dolor. Otras veces la demanda viene del propio paciente, que casi que exige un tratamiento con pastillas, y por mucho que les expliques, pues no hay manera, y salen de consulta con sus pastillitas. Ahora bien, incluso en estos casos te limitas a fármacos medio inocuos y de escasa potencia, que suelen ser más que suficientes, no a litio o antipsicóticos..

    Puede que tengas razón y ninguna ayuda obteníais de ese doctor. Pero en general encuentras más psiquiatras sensatos y con ganas de ayudar que mercachifles que se aprovechan del dolor ajeno. Y la mayoría suelen ser sinceros en cuanto a lo que se puede esperar o no de la medicación.

    Suerte. Y mis disculpas por el ladrillo.

  66. Yambo
    18 julio, 2013 en 22:56

    Manuel :

    Una duda me ha quedado tras leer tu último párrafo: ¿se puede medir la eficacia de una terapia?

    Con permiso, sé que la pregunta no era para mí, pero algo puedo aportar: Hay muchos tests para valorar estado clínico. No son de fiabilidad absoluta (el doble ciego aquí es casi una utopía y una variable subjetiva es inevitable, como en las medidas, por ejemplo, de dolor físico) pero realizar uno de ellos antes, y otro después, da una idea de si ha habido mejoría clínica o no. Prácticamente no se pueden publicar estudios en psiquiatría sin una valorar parámetros clínicos con estos tests antes y después de la medida que se aplique (habitualmente fármacos).

  67. 19 julio, 2013 en 8:22

    No sé si se puede medir la eficacia de una terapia, pero ¿a dónde quieres llegar?

    Cuando alguien dice que tiene algo que cura (llamese medicina científica, alternativa, complementaria o como se quiera llamar) lo único que se le exige es que demuestre que efectivamente realiza la curación que promete. Porque si no lo hace, por mucho nombres que se le quiera dar, eso un fraude. No se trata de abrirse huecos en el mercado, o conseguir tantos clientes como una gran farmacéutica (de hecho hoy día varias empresas homeopáticas facturan y ganan más que algunas farmacéuticas), sino de curar, de eficiencia. No pretendo hablar de negocio, sino de salud. Antes me pareció entender (seguramente mal) en un comentario tuyo que no todo se podía medir con “un aparatito”. Por eso te he preguntado si se puede medir la eficacia de una terapia, o dicho de otra forma: una terapia que se publicita (de las muchas que hay) ¿puede medir si realmente es eficaz para curar algo? Y si lo puede hacer, ¿cómo lo hace? Esa es la duda que te trasmito.

  68. Yambo
    19 julio, 2013 en 10:12

    Rodrigo :
    Respecto al litio he leído sobre su efecto de “estabilizador emocional” y su efecto como “aplanamiento afectivo” (a eso me refería con no sentir)
    Sesión Clinica del AGCPSM (23/5/2012): El litio hacia un manejo seguro. Helena Fernández Garcimartin y Montserrat Caballero González.

    Es que “aplanamiento afectivo” es un síntoma común a muchas enfermedades psiquiátricas. Con la semiología médica se ha de ir con ojo porque no significa lo mismo que el común de los mortales, hablante normal del idioma, puede entender pese al uso de palabras comunes (que no significan lo mismo en medicina), y este síntoma es una reducción de la modulación afectiva. Suele darse en lesiones orgánicas del cerebro (alzheimer, esquizofrenia, demencia, algunas depresiones graves, etc. Es un síntoma de deterioro de las redes neuronales que implican los afectos). El litio no provoca este efecto salvo muuuuuy raramente, y entonces lleva a sospechar que esas redes neuronales, por algún motivo, están “tocadas”. Otros medicamentos sí provocan este efecto, pero ya es conocido de forma amplia y en general no suelen utilizarse salvo que se busque ese efecto de forma puntual.

  69. Rodrigo
    19 julio, 2013 en 10:32

    El “no sentir” o no tener demasiados cambios emocionales, es la explicación que le dio el psiquiatra a mi hermano para explicarle la utilidad del litio. Pero cuando el problema es emocional limitar los estados emocionales es limitar el campo de trabajo sobre el que parece que necesita trabajar el paciente. Puede que se traten de evitar males mayores, por eso puedo entender su uso en el corto plazo; en el medio- largo plazo me parece desviarse del origen y crear nuevas fuentes de conflictos.

  70. 19 julio, 2013 en 11:18

    Rodrigo, ¿por qué no te animas a contestar la pregunta que te he hecho?

  71. Rodrigo
    19 julio, 2013 en 11:49

    No creo que sea requisito la curación prometida para que una terapia no se considere fraude. En casos como el cáncer, SIDA, enfermedades raras y otras; la medicina tradicional, con sus radio, quimio, antivirales… se presenta como la única alternativa posible y no conozco los índices de efectividad, pero sí que es la única que obtiene fondos públicos para su aplicación y que su éxito es bastante relativo. Otras terapias alternativas tienen que buscarse las castañas y actuar en la semi clandestinidad y con el estigma del “tú verás si decides tomar esta vía” “allá tú con qué médicos te vas”, y creo que distintas medicinas, distintas vías de sanación podrían actuar de forma complementaria, ya sea como terapia central o como paliativa una de la otra.
    Hoy día y desde hace mucho la ortodoxia, el modelo a seguir es la medicina tradicional. En parte por méritos propios por sus éxitos; en parte como elección concreta dentro de un modelo de sociedad capitalista y de consumo con una visión específica del ser humano como ser racional, lógico, compartimentado, cuantificable, con el modelo matemático como base de explicación de la física y de gran parte del resto de las ciencias. Repito, no es un modelo universal, sino una opción concreta y una deriva concreta que hemos tomado.
    Voy a tu pregunta ¿se puede medir la eficacia de una terapia? Supongo que se puede medir. Yo no soy del ámbito de la salud, aunque me interesa mucho la cuestión. Creo que una de las formas para medir la eficacia de las terapias, o mejor, de los tratamientos, sería ver cuántas veces necesita volver una persona a ver al profesional y cuántos recursos se necesita para llevar a cabo ese tratamiento. La eficacia de un tratamiento o una terapia sería la “capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera” (rae) de esa terapia. Pero es muy probable que los objetivos que espere una terapia concreta (de la medicina tradicional, p.e) difieran de los objetivos de otra terapia; mientras una puede tener como objetivo que la fiebre remita, la mucosidad disminuya y la tos desaparezca; la otra tenga por objeto descubrir cómo se relacionan esos síntomas con una actitud ante la vida, y después, y a través del trabajo en el ámbito psíquico, espiritual, emocional… y si es necesario con ayuda también de medicamentos, solucionar en un plano no físico lo que se refleja en el plano físico.
    En lo que hablo sé que hay poco conocimiento científico y mucha intuición; y precisamente creo que ese es unos de los conocimientos o enfoques de los que carece la ciencia en la actualidad. Pero la ciencia aún no ha visto su utilidad, entre otras cosas porque no ha conseguido aún medirlos.

  72. 19 julio, 2013 en 12:14

    Rodrigo, a ver que no lo acabo de pillar. ¿Qué esperarías que un sanador (vamos a llamarse así, sea médico o no) haga con un paciente que se presenta en consulta con una patología determinada?

  73. Rodrigo
    19 julio, 2013 en 12:53

    Mi interesa opinar, pero también me interesa escuchar opiniones. He respondido ya a varias cuestiones. ¿Qué opinión tienes tú al respecto? ¿Qué esperas tú de un médico al que le llega a la consulta un paciente con cierta patología? Terapias hay muchas, metodologías también, pero subvencionadas desde el sector público (o sea, por nosotros los ciudadanos) básicamente una. Parecido ocurre con la enseñanza.
    un saludo

  74. 19 julio, 2013 en 13:13

    No creo que sea requisito la curación prometida para que una terapia no se considere fraude.

    ¿Como? ¿O sea que si te doy un tratamiento inutil prometiendote la curacion, eso no es fraude?

    En casos como el cáncer, SIDA, enfermedades raras y otras; la medicina tradicional, con sus radio, quimio, antivirales… se presenta como la única alternativa posible y no conozco los índices de efectividad, pero sí que es la única que obtiene fondos públicos para su aplicación y que su éxito es bastante relativo.

    No conoces los indices de efectividad porque no quieres conocerlos. En algunos tipos de cancer ronda el 90%, en el caso del sida, ha conseguido que deje de ser mortal. Que todavia se puede mejorar, si. En eso se trabaja, pero ¿Que otra “medicina” tiene esa efectividad?

    Creo que una de las formas para medir la eficacia de las terapias, o mejor, de los tratamientos, sería ver cuántas veces necesita volver una persona a ver al profesional y cuántos recursos se necesita para llevar a cabo ese tratamiento.

    Claro, ¿y para que vamos a mirar si esa persona se ha curado?

    la otra tenga por objeto descubrir cómo se relacionan esos síntomas con una actitud ante la vida

    Cayendo en la falacia de peticion de principio. Seguro que una gripe, el sida o el sarampion los contraes por tu “actitud ante la vida”.

  75. salador
    19 julio, 2013 en 13:21

    Rodrigo dice “En lo que hablo sé que hay poco conocimiento científico y mucha intuición; y precisamente creo que ese es unos de los conocimientos o enfoques de los que carece la ciencia en la actualidad. Pero la ciencia aún no ha visto su utilidad, entre otras cosas porque no ha conseguido aún medirlos”.

    Efectivamente la ciencia no tiene en cuenta las intuiciones de nadie, y hace muy bien. Para empezar a tener algún conocimiento científico debes descartar totalmente la intuición, la tuya, la mía y la de quien sea. No hay nada peor que dejarse llevar por intuiciones, de verdad destrúyelas, no te fíes jamás de ellas ni de tus sentidos (no es mío, es de Descartes, que ya peina canas).

    La perversidad de la intuición es que siempre pretende demostrar a posteriori lo que se ha afirmado a priori porque sí. Ocurre en contadas ocasiones, no es nada frecuente y en realidad está reservado a unos pocos genios que supieron interpretar las evidencias, de ahí que su intuición se la llama mas apropiadamente hipótesis científica. Y luego Teoría.

    A lo mejor no quieres decir intuición, sino hipótesis científica pero claro, eso entra en un marco demasiado estrecho para las intuiciones de cualquier tipo, que se pueden catalogar al final como afirmaciones extraordinarias, que se niegan a mostrar evidencias y a dar explicaciones de sus “fenómenos” (que no van mas allá de contar que le ocurrió a uno mismo, o a la cuñada) y que no quieren jugar con las reglas que todos compartimos.

    En cuanto a medir cosas, no te excuses en la ciencia. Midelas tú. Define qué y como se mide y ya está, lo haces. Es simple.

  76. Yambo
    19 julio, 2013 en 13:43

    Rodrigo :
    (…)… es muy probable que los objetivos que espere una terapia concreta (de la medicina tradicional, p.e) difieran de los objetivos de otra terapia; mientras una puede tener como objetivo que la fiebre remita, la mucosidad disminuya y la tos desaparezca; la otra tenga por objeto descubrir cómo se relacionan esos síntomas con una actitud ante la vida, y después, y a través del trabajo en el ámbito psíquico, espiritual, emocional… y si es necesario con ayuda también de medicamentos, solucionar en un plano no físico lo que se refleja en el plano físico.
    En lo que hablo sé que hay poco conocimiento científico y mucha intuición; y precisamente creo que ese es unos de los conocimientos o enfoques de los que carece la ciencia en la actualidad. Pero la ciencia aún no ha visto su utilidad, entre otras cosas porque no ha conseguido aún medirlos.

    Uf. Acabas mezclando cosas y de ahí el lío que te traes.

    El objetivo es siempre curar en medicina. A veces no se puede porque salvo la cirugía y los infectólogos, en el resto de enfermedades a veces hay poco a hacer en este sentido. A partir de ahí se trata de PALIAR. Si, con un ejemplo inventado y probablemente no muy correcto, tienes un dolor de cabeza que no se puede curar, al menos le das a ese pobre infeliz algo para que no le duela tanto, o incluso casi nada. ¿No? Si me dices que con eso el paciente se vuelve crónico y que dependerá toda su vida de una pastilla, como tantas veces se acusa a la medicina de cronificar las cosas, pues la respuesta sería ¿y qué?. ¿Es mejor que se quede con lo anterior? La enorme mayoría, con coherencia, pensamos que no. Si el paciente por esos conceptos morales decide no “engancharse” a la pastilla, pues allá él y su dolor de cabeza, que ya será mayorcito y sabrá decidir por su cuenta. La mayor parte de la gente opta por no sufrir, por lo innecesario que esto es.

    Y por otra parte conviene separar las cosas. Si vas al médico, e incluyo aquí al psiquiatra, buscando consuelo espiritual, emocional, sentimental, etc, entonces es que confundes las cosas. Esas cosas se las pides a la familia, la pareja, los amigos, qué se yo. A quien quieras. Pero un médico está para tratar enfermedades. Si resulta que además es majo y te quiere dar todo esto, pues bueno, pero exigírselo no está bien.

    A veces te reconozco que se mezclan las cosas, y desequilibrios psíquicos pueden dar lugar a males físicos en el ámbito de la psicosomática. Sí. Pero te equivocas pensando que la ciencia no da respuesta a estos problemas que son muy conocidos desde antiguo:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_somatomorfo

    Y que no se puedan medir los efectos de uan terapia, no te confundas, que sí se peude hacer. Y se exige hacerlo además. Los instrumentos de validación se han diseñado para esto pese a que no sean perfectos. Pero son más fiables que un “me parece que va bien”.

    Como bien te han dicho, mucho ojo con la intuición. Es un mecanismo útil para adquirir conocimiento pero muy peligroso por la de sesgos que conlleva si no se usa bien (lo más habitual, por otra parte, defectillos humanos que no se pueden soslayar). El conocimiento científico será todo lo anespiritual que quieras, y frío e inhumano que te parezca. Yo ahí discrepo, pero no vale la pena discutir por ello, pero eso sí, sólo mediante este conocimiento se acerca uno a la verdad. Lo otro te lleva habitualmente a confundirte y perseverar luego en el error.

  77. 19 julio, 2013 en 14:06

    Rodrigo, no me lies, ¿vale? No haces otra cosa que opinar, llenas líneas y líneas, ¿y no puedes contestar en un párrafo a una simple pregunta? No se trata de política ni de público de ni privado. Tampoco se trata de un mitin. Es una simple pregunta a la que supongo que tienes respuesta: ¿Qué esperarías que un sanador haga con un paciente que se presenta en consulta con una patología determinada?

  78. Darío
    19 julio, 2013 en 14:26

    En lo que hablo sé que hay poco conocimiento científico y mucha intuición; y precisamente creo que ese es unos de los conocimientos o enfoques de los que carece la ciencia en la actualidad. Pero la ciencia aún no ha visto su utilidad, entre otras cosas porque no ha conseguido aún medirlos

    No solamente no tienes conocimiento científico, sino que repites el mantra que tanto gusta a lo que llamo izquierda esotérica, en todo tu discurso. La negación del conocimiento racional en situaciones tan delicadas como los trastornos mentales en nombre de pseudoterapias como las de Reich es típica. Agregados con la cuestión de los límites ya conocidos del conocimiento científico y de sus usos reales del capitalismo transnacional, todo contiene el curso de una justificación ideológica disfrazada de justificación pseudoracional.

  79. Anónimo
    20 julio, 2013 en 15:37

    A las preguntas que formulas tú aún no has respondido nada; si tienes opinión, por favor exponla, sino no quiero opinar para ser criticado, entre otras cosas porque creo que el conocimiento es común, se va creando a partir de lo que uno sabe o intuye o siente, y lo comparte. Igual que no creo ser portador del conocimiento, tampoco pienso que tú lo seas, pero si no planteas qué opinas acerca de distintos temas entonces pienso que no colaboras en dicha construcción, al igual que no te expones a que se critique tu punto de vista.

  80. 20 julio, 2013 en 16:25

    A las preguntas que formulas tú aún no has respondido nada…

    Rodrigo, yo no planteo preguntas para contestármelas yo. Las planteo para ver qué opina la otra persona que debate conmigo, cuál es su punto de vista, y a partir de ahí iniciar el diálogo. También planteo preguntas para ver si aquí vienes a pontificar, soltar discursos o a intercambiar saberes. Pero si no quieres contestar, ¿qué vamos a intercambiar? Y todavía me dices que no he contestado yo mis preguntas. De cemento armado.

  81. Darío
    20 julio, 2013 en 19:21

    Desde aquí animo a poner en duda esos planteamientos inamovibles por el peso de la historia y de la autoridad académica de muchos científicos, no para desterrar la ciencia médica que tanto ha hecho y hace por la salud, sino para relativizar un poco su grandeza y dejar paso a otros conocimientos que aunque se encuentren en el margen no son menos válidos, y quizás lo son mucho más.

    Todo tu cotorreo me parece que tiene como fundamento esto, Rodrigo, que es, por un lado, la negación de la capacidad de análisis de los que hacen y practican la medicina que funciona realmente, y por el otro es un llamado a la negación de aquel desde la ignorancia. Sin ser médico, químico o biólogo, como no lo soy yo, simple y sencillamente cuestionar lo que no he estudiado y sin entender las reglas del juego es mínimamente una irresponsabilidad.

    Los otros conocimientos, que ya sabemos mas o menos cuáles son, no han demostrado tener mas que un efecto placebo cuando parece que funcionana, en el mejor de los casos, pero en la mayoría han demostrado ser el refugio de truhanes y charlatanes. En este blog se han tratado varios de ellos.

  82. 12 septiembre, 2013 en 17:47

    gran articulo. voy a linkarlo desde mi blog : CIPOTERAPIA.wordpress.com
    Es el primer post que hago. va a ser una recopilacion de articulos interesantes sobre las “terapias alternativas” que considero patrañas. tratado desde cierto humor… de ahi el nombre.. CIPOTERAPIA es la terapia que mediante bioenergia cuantica, y aplicando el cipote del doctor en las zonas afectadas, podemos curar más que los medicamentos convencionales… Si te duelen las muelas.. ya sabes..

  1. 15 diciembre, 2011 en 10:31
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: