Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Munilla y la aceptación irracional del Diseño Inteligente

Munilla y la aceptación irracional del Diseño Inteligente

22 enero, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

La Iglesia Católica, a diferencia de otras corrientes cristianas, acepta a grandes rasgos la evolución de las especies. No interpreta literalmente el Génesis en muchos sentidos, por lo que tampoco aboga por una antigüedad estricta para la Tierra de 6.000 años. Los religiosos que pertenecen a esta organización suelen respetar en mayor o menor medida este criterio, aunque no resulta extraño encontrar voces discordantes que no solamente contradicen el conocimiento humano, sino las propias directrices del Vaticano.

No es el caso del recién nombrado y controvertido Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. En un artículo del año 2006, cuando era párroco de la iglesia de El Salvador en Zumarraga (Guipúzcoa) y que nos llega via magonia, el prelado sigue las recomendaciones de Roma aceptando un inicio del universo hace 15.000 millones de años mediante el Big-Bang, o señalando lo alegórico del génesis en frases como «[la creación] se describe como un proceso creacional descrito alegóricamente en el marco de una semana«.

Sin embargo, Darwin sigue siendo difícil de asumir con una sotana puesta, y el hoy Obispo dedica el resto del artículo a utilizar los tópicos creacionistas más manidos para criticar la selección natural y abrazar las ideas del Diseño Inteligente.

Y es que precisamente de tópicos es de lo que se rellena el artículo: desde la complejidad aparentemente diseñada hasta la mucho más «cientificoide» complejidad irreductible de Behe, pasando durante todo el viaje por el consabido error de identificar darwinismo con evolución por pura casualidad. Así el sacerdote nos recuerda que la probabilidad de ensamblar una proteina al azar es similar a la de escribir el Quijote mediante una «combinación casual de letras, sin necesidad de que una inteligencia humana haya intervenido para redactarla«, o que «la coagulación de la sangre, el sistema de transporte de proteínas, etcétera, hayan llegado a alcanzar esas funciones tan precisas por mutaciones casuales graduales«.

El propio Munilla reconoce en el artículo que  «La ‘Teoría del Diseño Inteligente’ está más madurada a la hora de desmontar los puntos débiles del darwinismo que a la hora de explicar en positivo cómo actúa ese proyecto inteligente en la naturaleza» y de hecho no menciona una sola prueba a favor de esta tesis, tomando con cautela a los propios seguidores del D.I.: «no pocas veces el Diseño inteligente ha sido manipulado en EE UU por determinadas sectas fundamentalistas, quienes pretenden encontrar en él apoyo a su lectura literalista de los pasajes bíblicos de la creación del mundo«. Incluso, afirma que el gran logro del Diseño Inteligente es simplemente haberse enfrentado a la «teoría darwinista«.

Pero todas estas medias tintas se despejan en las conclusiones intercaladas por todo el artículo. Es igual que haya evolución, da lo mismo que el Diseño Inteligente no explique nada, resulta indiferente que sus críticas sean totalmente erróneas, reduciéndose a la hipótesis del relojero y a la complejidad irreductible. Todo eso no importa, porque  «esos complejísimos organismos, al igual que la simple ratonera, responden a un diseño inteligente«, es decir, si no A, entonces B. Todo un alarde de lógica.

Aunque lo mejor es el gran comentario final, barriendo todo argumento y ya establecido en la más clásica línea epistolar de cualquier homilía:

Cayó el mito de la profecía marxista, está herido de muerte el de la psicología freudiana, la crisis actual de natalidad reduce a mero alarmismo el mito malthusiano, ahora le toca el turno a Darwin…

Pues mire, señor obispo, su frase me ha recordado un famoso poema de Martin Niemoeller, otro religioso, aunque éste era protestante:

Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí.

Entradas relacionadas:

  1. Manuel Abeledo
    22 enero, 2010 a las 10:36

    A este tipo le crecen los enanos de manera alarmante, pero no me extraña, siendo como es un discípulo de Rouco Varela.

    Por cierto, el doble en escenas religiosas de Paco Clavel se siente ofendido porque en España no le permiten ser homófobo. Al parecer, en Catalunya quieren igualar racismo y homofobia y al cardenal no le ha sentado bien.

    Pobrecico, primero le quitan el tribunal de la Inquisición y ahora esto. No gana para disgustos.

    Me gusta

  2. Fran
    22 enero, 2010 a las 13:01

    J.M. después del desayuno de la oración del señor Zapatero, nos toca…

    Me gusta

  3. Carl Cox
    22 enero, 2010 a las 13:18

    Yo aquí veo el clásico discurso de la iglesia católica. Decir una cosa y la contraria a la vez. Despotricar contra contra la ostentación mientras visten de oro y seda…

    Me gusta

  4. 22 enero, 2010 a las 13:46

    Realmente es un problema. Yo soy de los que creo que hay mucho creyentes en la religión católica que son personas de bien (y que viven engañadas, desde mi punto de vista), y estoy seguro de que la iglesia católica hace y ha hecho mucho bien a mucha gente (aunque no lo suficiente para compensar el mucho mal que ha hecho y hace), pero me temo que mientras dure la saga de los neonazis (perdon, de neo nada, que el que está es aún uno de los originales) las tendencias generales de la iglesia católica seguirán empeorando, deshumanizándose y fundamentalizándose. Lo que es malo para todos, incluyendo esos primeros que he citado, entre los que se incluyen muchos «curillas» que son mas majos que las pesetas, que dedican su vida a ayudar al pueblo, y que (por motivo obvios) nunca llegarán a más en su jerarquía.

    Me gusta

  5. 22 enero, 2010 a las 22:20

    Si quieres más como Munilla puedes conseguirlos por un módico precio: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/22/espana/1264181113.html

    😦

    Me gusta

  6. Lucien
    23 enero, 2010 a las 2:22

    Dentro de nada tendremos a los descerebrados del D.I. instalados por aqui, ya vereis… malos tiempos para la ciencia y la verdad, el oscurantismo regresa con fuerzas renovadas.

    Me gusta

  7. Fran
    23 enero, 2010 a las 2:46

    Despues del desayuno de la oración en EE.UU. de nuestro presidente vendrá nuestro turno. Y me temo que si es como ha hecho con todo lo demás, esto promete ser muy fuerte.

    Me gusta

  8. Darío
    23 enero, 2010 a las 2:49

    Cayó el mito de la profecía marxista, está herido de muerte el de la psicología freudiana, la crisis actual de natalidad reduce a mero alarmismo el mito malthusiano, ahora le toca el turno a Darwin…

    Lleve Vuesa Merced cuidado con sus palabras, no suceda que los muertos que vos matásteís gozan de buena salud … 😛

    Me gusta

  9. 23 enero, 2010 a las 14:34

    Tiene que haber de todo en la viña del Señor…

    Me gusta

  10. 26 enero, 2010 a las 20:55

    @Manuel: eso de apadrinar curas no es nada al lado de esto, neng!!!

    Acepta a Cristo y gana una PS3

    http://www.landoverbaptist.net/PS3.htm

    PD: Ejque los americanos nos llevan aaaaaaños de ventaja en estos temas XD

    Me gusta

  11. Pepe
    1 febrero, 2010 a las 14:00

    Aquellos que difienden el diseño inteligente no hacen mas que demostrar su ignorancia. Nuestra civilización se basa en la ciencia y si no creeis en ella deberiais iros a vivir a Africa, eso si lejos de los chinpances no os pegen alguna cosa. La prueba de la evolución la tengo en casa, son mis perros y me la desayuno por las mañanas, son los huevos y la leche. Defender ideas que promueven la fe ciega, o la no razón es algo equivalente a promover el fascismo o el nacismo, o cualquier otro totalitarismo. Ideas creadas para sumir a las masas.

    Me gusta

  12. Phosphoros
    26 abril, 2011 a las 21:25

    Hola
    Acá va una del Papa, Benedicto XVI, ¿les parece conocido?:
    http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=574378
    Saludos.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: