Inicio > Ciencia, Medicina > Anestesia, experimentación e integrismo religioso

Anestesia, experimentación e integrismo religioso

9 febrero, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

James Young Simpson

Anestesia es el nombre de una niña. Y también es el nombre de una técnica de sedación que permite realizar intervenciones quirúrgicas sin sufrir dolor. Anestesia vino al mundo a mediados de diciembre de 1847, y gracias al uso de productos anestésicos su madre no sufrió los típicos dolores del parto. El padre de la criatura (del anestésico no de la niña) fue el doctor James Young Simpson, el cual probó por vez primera el uso del cloroformo en las intervenciones en lugar de éter. El éter se usaba de forma típica como anestésico, pero tenía varios efectos secundarios; tiene un olor muy desagradable, provocaba fuerte tos e induce el vómito. El cloroformo se ofrecía como un compuesto algo más seguro. Pero usarlo era algo innovador, no había ni una sola referencia acerca de las propiedades de este compuesto, por lo que afirmar que podía ser útil era gratuito. Este doctor, junto con sus ayudantes hicieron algo que algunos amigos de la medicina alternativa no están dispuestos a hacer, probaron el cloroformo en sus carnes. El médico junto con sus dos ayudantes cayeron dormidos, y posteriormente demostraron que una persona bajo los efectos de este compuesto podía ser rajado sin sufrir dolor. Fue un gran avance en el que sus descubridores se jugaron la vida. Posteriormente comprobaron que el cloroformo no inhibía las contracciones del útero durante el parto, con lo que parecía un compuesto con el que se podía emplear durante el parto. Ahí nació Anestesia. Tras más de 50 intervenciones en las que el cloroformo posibilitó las operaciones sin dolor, el doctor Simpson publicó sus resultados y los comunicó a la comunidad científica. Hoy en día el cloroformo se ha sustituido por compuestos mucho más seguros, pero en su momento fue una revolución.

Para no ser una excepción, también en este caso algunos integristas religiosos pusieron el grito en el cielo ante este descubrimiento; con su “sutil” forma de oponerse a cualquier de la ciencia, ¿os suena?. En concreto el clero escocés afirmó que este descubrimiento contradecía la frase del Génesis 3,16 donde reza:

….¡y parirás a tus hijos con dolor!

La opinión por supuesto venía de personas que tenían unos adornos colgantes (buenos algunos más que adorno como reza el saber popular: nunca digas de esta agua no beberé ni que este cura no es mi padre). Si en lugar de esos esféricos objetos tuvieran que ver salir a través de su vagina la cabeza de un bebé igual su opinión cambiaba. Pero Simpson era persona que conocía bien el terreno en el que se movía y contestó que su descubrimiento simulaba lo relatado en Génesis 2,21:

…y Dios sumió a Adán en un profundo sueño y él se durmió; y Él le sacó una de sus costillas..

¿Qué mejor apoyo que esa frase a la anestesia?

Pero lo que terminó de inclinar la balanza a su favor fue el embarazo de la reina Victoria. El parto se efectuó bajo ligeras dosis de cloroformo en un pañuelo que se aplicaba cada vez que los dolores aumentaban. El uso de la anestesia por parte de los reyes de Inglaterra mostraba que Dios hacía bien en ocuparse de su reino, pero del imperio británico ya se ocupaban ellos. Y así la suma de un descubrimiento en el que sus promotores se jugaron la vida para demostrar que aquello en lo que confiaban funcionaba realmente junto con el hecho de desatender las peticiones arcaicas procedentes de los grupos integristas religiosos desarrollaron la práctica quirúrgica.

Referencia: Hazañas médicas. Tomás Pinós. Editorial Planeta

Entradas relacionadas:


  1. Lucien
    9 febrero, 2010 en 16:23

    “Pariras con dolor” valiente excusa… es lo malo de vender tan barata la razón, que terminan con un cerebro que utilizan mucho menos que sus genitales colgantes.

  2. 9 febrero, 2010 en 23:05

    Pues visto el panorama de hoy… nada nuevo bajo el Sol.

    Y vaya que sí, es muy triste que, para defender o rechazar un tratamiento que va a afectar la salud, prevalezcan más los argumentos bíblicos que los datos experimentales. Lamentable. Y para algunos el panorama no cambia 😦

  3. JAVIER
    3 julio, 2011 en 22:34

    Hombre,jugarse la vida para demostrar tus hipotesis no las hace mas validas ni a ti mejor cientifico y, si bien es cierto que los adeptos de las medicinas alternativas no suelen hacerlo, los de la medicina oficial tampoco.
    Los articulos de este blog me gustan mucho pero veo cierto fanatismo tanto entre los autores como entre los comentaristas.Es muy dificil definir lo que es ciencia y lo que no (Ahi tenemos a T.Khun,Karl Popper y Feyerabend entre muchos otros para verlo).
    Yo tambien me rio y ,a veces, me indigno con creacionistas,religiosos,etc pero no porque yo sea evolucionista,ateo,etc sino porque descalifican a los que no creen como ellos,dan por hecho que estan equivocados,que tienen mala fe o son estupidos y (lo mas grave de todo)que deberian imponerseles ciertas leyes y creencias contra su voluntad (no para evitar que hagan daño a terceros sino a si mismos) pero veo que hay una voluntad analoga entre muchos usuarios de este blog.
    Un saludo.

  4. 3 julio, 2011 en 23:06

    1. Hombre, cada vez se necesitan menos jugarse la vida porque hay modelos animales para experimentar, pero hubo una época en la que era común probar los descubrimientos en uno mismo porque no se disponían de esos animales. Y no sólo ocurría en el campo de la medicina, sino también en el de la química o la biología. No hace mucho uno de los descubridores de la relación de Helicobacter con el tumor de estómago se bebió un cultivo de la bacteria para demostrar el daño que causaba. Y fijate pensaron que era tan buen científico que por ello le dieron el Nobel. Esto sólo lo pueden hacer los que investigan, los que se mueven por ocurrencias o venden humo jamás lo harán.

    2. Yo no me considero fanático, pero sí intolerante. Soy intolerante con bastantes cosas: injusticias, los mangantes, los dictadores, los que se aprovechan del dolor ajeno, los manipuladores…. Desde aquí hago lo único que se puede hacer con un teclado en la mano: denunciar. Y siguiendo un principio que ya he comentado muchas veces: contra un discurso que creo equivocado mostrar el que creo correcto. Si esa intolerancia molesta a alguien lo siento. Mejor dicho, lo siento si me equivoco, si el molestado pertenece a alguno de esos colectivos que he citado y que me revuelve las tripas, no sólo no lo siento, sino que me alegro.

    3. Como espero que comprendas no me puedo hacer responsable de las opiniones de los comentaristas de este blog. De hecho por aquí verás desde ilustres catedráticos de universidad, profesores de investigación del CSIC hasta defensores de los lagartos alienígenas o de la Tierra hueca. No puedo estar de acuerdo con todos ellos.

  5. 3 julio, 2011 en 23:38

    Javier:

    Los articulos de este blog me gustan mucho pero veo cierto fanatismo tanto entre los autores como entre los comentaristas.Es muy dificil definir lo que es ciencia y lo que no (Ahi tenemos a T.Khun,Karl Popper y Feyerabend entre muchos otros para verlo).

    Definir ciencia nno es tan difícil como tú crees, al menos que confundas filosofía de la ciencia con la ciencia misma. Pero no te preocupes: el mismo Fayereband cayó lamentablemente cuando escribe en un texto que todo vale y posteriormente tuvo que estar viendo cómo convencer a la feligresía que lo seguía y a sus críticos de que fue mal interpretado.

    Y con respecto al asunto del fanatismo: no soy fanático pero si muy intolerante con inútiles que, teniendo todo el tiempo del mundo para venir a escribir tonterías no estudian ni se documentan antes. Pienso de entrada en los criminales del negacionismo del SIDA. ¿Le molesta a alguien? Pues con la pena.

    Y no existe la medicina oficial: hay medicina, facultades de medicina y mèdicos que hacen lo que pueden con lo que se sabe y con lo que se tiene y chartlatanes que estafan gente que se agrupan bajo el genérico chiste malo de medicina alternativa.

  6. JAVIER
    4 julio, 2011 en 1:07

    Manuel,le darian el nobel por demostrar la relacion del cancer con el Helicobacter pero no por beberse un cultivo y yo tambien odio que haya gente que se aproveche de la desesperacion,desconocimiento o ingenuidad de otras personas pero eso no quiere decir que todos los que no comparten las conclusiones del establishment sean de esa calaña.Dicho esto,he de reiterar el halago que Carabobo hizo a tu hidalguia,tus comentarios son los de un caballero,siempre con conocimiento y respeto.Te felicito por ello y te doy las gracias.
    No puedo decir lo mismo de Dario que parece una persona bastante violenta a la que me da miedo responder no vaya a ser que me grite y amenace con pegarme.
    Vencere mis miedos y lo hare:
    Definir Ciencia no es facil ni mucho menos,lo que es facil es definir Filosofia de la Ciencia.Si la primera fuera facil de definir no habria necesidad de la segunda.
    Es curioso pero despues de leer tu comentario lo unico que he pensado es:
    “¿Me acaba de insultar llamandome inutil e indocumentado y que si me ofenden sus
    comentarios que me joda?.Voy a suponer que no”
    Y por supuesto que existe una ciencia oficial,es aquella que es apoyada por los gobiernos (cosa que me parece muy bien y por la que me alegro)de forma explicita o implicita.
    En fin,que comparto vuestra indignacion con respecto a la gente que se aprovecha de otra gente mediante supercherias pero no pareceis hacer distinciones y sois demasiado virulentos.Considero que los loables intentos de denuncia de Manuel seran infructuosos dado que el publico de este blog parece bastante polarizado entre los que seguimos en mayor o menor medida el metodo cientifico y los que creen en algun tipo de deidad y/o poder inmaterial.A unos no hace falta convencerlos y a los otros no podras hacerlo.Me gustaria que la virulencia dejara paso (sobre todo en los comentarios)a un debate educado y amistoso sobre los limites de la ciencia,y la coherencia interna de las distintas epistemologias.
    Un saludo para todos(para ti tambien,Dario 😉 ).

    P.D.:Perdonad si mi forma de escribir parece cursi y afectada pero por escrito es muy dificil interpretar el tono y se dan muchos malentendidos,asi que prefiero parecer pedante y cursi que flematico y violento (como me pasa en el lenguaje hablado).

  7. 4 julio, 2011 en 8:50

    Javier, le dieron el Nobel porque demostró que tenía razón (y además su descubrimiento es importante para la prevención del cáncer de estómago). Pudo hacerlo de otra forma menos arriesgada, pero se le ocurrió esa línea experimental demostrando cuál es el afán de los científicos: jugársela para ver si su tesis son correctas. Eso difícilmente lo veremos en los vendedores de humo.

    Y por supuesto que existe una ciencia oficial,es aquella que es apoyada por los gobiernos (cosa que me parece muy bien y por la que me alegro)de forma explicita o implicita.

    Creo conocer bastantes aspectos del mundo científico, y hasta donde yo he visto los científicos gozamos de mucha libertad para demostrar nuestras tesis. Los gobiernos financian líneas de trabajo en función de su política científica (establecen líneas prioritarias), pero también dan dinero para ciencia básica. Los gobiernos no controlan los resultados (pero si la productividad), y quién consigue refutar una teoría vigente, no sólo no es perseguido, sino que suele acabar con un premio Nobel. Pero para refutar algo que cuenta con muchos apoyos se precisan mucho trabajo y muy buenas evidencias (grandes afirmaciones requieren grandes demostraciones), y eso es duro. Algunos tiran por la calle de en medio y eligen Internet para dar a conocer unas tesis no demostradas simplemente por argumento de autoridad. Pero la ciencia no funciona así.
    Y a diferencia de lo que ocurre en otros ámbitos que manejan dogmas, en ciencia se está en revisión constante. Te dejo con una anécdota ilustrativa de ello:

  8. JAVIER
    4 julio, 2011 en 10:57

    Manuel,si hay algo habitual de los fanaticos es jugarsela para defender lo que creen:
    Ahi tienes un monton de cristianos (reitero,soy antireligion) muriendo por defender su fe en Cristo.No sigamos discutiendo eso porque estoy de acuerdo contigo en que es un gran descubrimiento y que el tio le echo un par.
    Volveis a discutirme algo que yo no he dicho:
    Cuando digo ciencia apoyada por los gobiernos no me refiero a censurada ni a nada por el estilo,me refiero a que los gobiernos apoyan unas formas u otras de aprehender la realidad al otorgar financiacion.
    Y cuando digo ciencia oficial me refiero a las teorias que gozan de una mayor aceptacion entre la comunidad cientifica,nada mas,fijaos que en ninguna de las dos expresiones hay ninguna critica ni alusion peyorativa.
    Repito lo que he dicho en otros comentarios que he escrito,me encanta el metodo cientifico por que no se da nada por sentado y si hasta ahora opinabamos una cosa pero resulta no ser cierta en base a las pruebas empiricas,la reajustamos o directamente rehacemos todo el edificio.

  9. 4 julio, 2011 en 11:24

    Javier, creo que confundes fanático con defender convicciones (son cosas diferentes). El fanatismo se basa en concepciones irracionales y llevarlas a extremos que ponen en peligro la seguridad o libertad de terceros. Este médico sabía lo que iba a pasar porque conocía la bacteria y conocía a lo que se exponía. Si tu definición de fanático es la de aquel que “se la juega por defender en lo cree”, dime ¿conoces a un no fanático?
    Mira la definición y dime donde encajas a este doctor en el término fanático: http://es.wikipedia.org/wiki/Fanatismo

  10. JAVIER
    4 julio, 2011 en 11:55

    Vamos a ver Manuel,que te emperras en no entenderme,no he dicho(porque no lo pienso) que el doctor sea un fanatico ni mucho menos.
    Lo que he hecho es rebatir tu comentario de que los vendedores de humo no se la juegan por sus ideas:He puesto a los vendedores de humo mas exitosos de la historia (los cristianos) y un ejemplo de como algunos de ellos si se la jugaban o ,directamente, morian por defender aquello que creian.
    Pero viendo el articulo he visto caracteristicas que a veces se muestran en algunos comentarios vertidos en este blog:
    # maniqueísmo: las diferencias son consideradas de manera radical; no se admiten los matices. Además, la diversidad humana suele encerrarse en dos categorías: buenos y malos;
    MUCHOS COMENTARIOS DIRECTAMENTE ENGLOBAN COMO MAGUFO CUALQUIER DUDA O DISENSION.
    # odio a la diferencia: desprecio y rechazo de lo que escapa a unos determinados modelos y etiquetas;
    MUCHOS COMENTARIOS DESPRECIAN LO QUE NO PERTENECE A LA CIENCIA.
    # autoritarismo: afán de imponer las propias creencia y de forzar a que todo el mundo se adscriba a la misma.
    MUCHOS COMENTARIOS SON AGRESIVOS E INSULTAN AL QUE NO SE ADSCRIBE A LO CIENTIFICO.

    Veamos que caer en el fanatismo es muy facil,es mas,no me extrañaría que fuera algo inherente al ser humano.

    Saludos.

  11. 4 julio, 2011 en 14:09

    Javier, perdona, como el comentario iba al hilo del científico de cáncer de estómago, pensé que hablabas de él.

    No considero que me englobe en ninguna de las clasificaciones que pones. Eso no quita que en ocasiones, y como fruto del debate, surjan comentarios que den ese aspecto. Porque te aseguro que cuando recibes un comentario que te tacha de vendido a las farmacéuticas, de no tener ni idea (cuando a los dos comentarios te das cuenta de que la otra persona sabe lo que sabe por videos de YouTube), o de ser un dogmático (un comentario muy frecuente entre los fundamentalistas religiosos 😀 ), es dificil de mantener la compuesta, por mucho zen que uno intente.
    Pero quitando esas salidas de tono excepcionales, cuando una persona entra con conocimientos en el tema planteado y ganas de debatir de forma correcta (sin retórica, marear la perdiz o ganas de imponer su criterio a su costa) surgen debates muy constructivos del que todos aprendemos.

    Para quien piense que echo balones fuera le ofrezco un juego: que monten un blog (es gratis, y sencillo -yo tengo conocimientos mínimos de informática y estoy aquí-), y que en ese blog expongan sus inquietudes. Esperad los comentarios, mantened debates y luego me comentáis 😉

  12. Darío
    4 julio, 2011 en 16:31

    JAVIER :
    No puedo decir lo mismo de Dario que parece una persona bastante violenta a la que me da miedo responder no vaya a ser que me grite y amenace con pegarme.
    Vencere mis miedos y lo hare:

    😎 Ve nada más que ignorancia la mía en estas cosas de las TIC’s: ignoraba que se ofrecía también estos servicios

    JAVIER :
    Definir Ciencia no es facil ni mucho menos,lo que es facil es definir Filosofia de la Ciencia.Si la primera fuera facil de definir no habria necesidad de la segunda.

    Veamos, Javier: Lo que yo escribí fue lo siguiente:

    Definir ciencia nno es tan difícil como tú crees, al menos que confundas filosofía de la ciencia con la ciencia misma. Pero no te preocupes: el mismo Fayereband cayó lamentablemente cuando escribe en un texto que todo vale y posteriormente tuvo que estar viendo cómo convencer a la feligresía que lo seguía y a sus críticos de que fue mal interpretado.

    Como puedes ver y pueden ver los demás, estamos diciendo cosas muy diferentes.

    JAVIER :
    Es curioso pero despues de leer tu comentario lo unico que he pensado es:
    “¿Me acaba de insultar llamandome inutil e indocumentado y que si me ofenden sus
    comentarios que me joda?.Voy a suponer que no”

    Y haces bien. No te pongas sacos que no son para ti.

    Por el otro lado, no sabes lo que verdaderamente pienso de los estafadores.

    JAVIER :
    Y por supuesto que existe una ciencia oficial,es a:quella que es apoyada por los gobiernos (cosa que me parece muy bien y por la que me alegro)de forma explicita o implicita.

    Ah! Pues si hablamos de la ciencia que sirve y a eso tú le llamas ciencia oficial, pues que bueno que reciba apoyos estatales. Y a veces también privados, aunque invariablemente la inaciativa privada acaba haciendo uso de la ciencia pra obtener ganancias privadas gracias a los subsidios públicos. Y hay que denunciar cuando los estados pretenden apoyar la basura esotérica como la homeopatía.

    JAVIER :
    En fin,que comparto vuestra indignacion con respecto a la gente que se aprovecha de otra gente mediante supercherias pero no pareceis hacer distinciones y sois demasiado virulentos.Considero que los loables intentos de denuncia de Manuel seran infructuosos dado que el publico de este blog parece bastante polarizado entre los que seguimos en mayor o menor medida el metodo cientifico y los que creen en algun tipo de deidad y/o poder inmaterial.A unos no hace falta convencerlos y a los otros no podras hacerlo.Me gustaria que la virulencia dejara paso (sobre todo en los comentarios)a un debate educado y amistoso sobre los limites de la ciencia,y la coherencia interna de las distintas epistemologias.

    Qué bueno que compartimos esa indignación. Nada más que como yo lo veo, a la gente que comparte en este foro la defensa de la racionalidad y la Ilustración, que sabe diferenciar entre la ciencia y el burdo alucine esotérico, no es necesario convencerla de algo. Saben qué defienden y por qué.

    Y en cuanto a los otros, no modifico ni un ápice lo que pienso de ellos. Sean de lo que llamo la izquierda esotérica (supuestos antisistema que acabaron siendo anti-pensamiento, anti-estudio y anti-racionalidad) o de la derecha reclacitrante, si tienen tiempo suficiente (y por añadidura, recursos) como para pretender debatir aquí o, peor aún, pretender negar el método científico, la ciencia in toto o alguna de sus áreas, al menos deben de tener la mínima honestidad intelectual para documentarse de lo que prentenden escribir. Pero al no hacerlo (ni importarles) se vuelven totalmente agresivos e inútiles, incluso en la defensa de la epistemología de la que según ellos pretenden venir. Y para mi, mientras sigan así, no son más que unos inútiles e indocumentados esotéricos.

    JAVIER :
    Un saludo para todos(para ti tambien,Dario ).
    P.D.:Perdonad si mi forma de escribir parece cursi y afectada pero por escrito es muy dificil interpretar el tono y se dan muchos malentendidos,asi que prefiero parecer pedante y cursi que flematico y violento (como me pasa en el lenguaje hablado).

    Un saludo también para ti.

  13. JAVIER
    4 julio, 2011 en 20:54

    Bueno,al final hemos acabado todos entendiendonos o, mas bien, habeis acabado entendiendome,aunque,sin duda,ha sido culpa mia por intentar debatir cosas en articulos que no estan dedicados a ese tema especifico.
    Por supuesto Manuel que en ningun momento pensaba en ti(la verdad es que no pensaba en nadie en particular),ya he alabado tu buen caracter y tu educacion.
    Tambien supongo que el englobar a todo el mundo en el mismo saco sera logico cuando el 99% de gente que introduce alguna duda o alguna disension es solo para intentar justificar supercherias y dogmas varios.

    Un saludo efusivo para todos.

  14. 4 julio, 2011 en 22:24

    Javier, en este blog hay varias entradas que tratan sobre filosofia de la ciencia, sobre teorías, hipótesis y demás. Usa el buscador, quizás encuentres información que te puede interesar.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: