Inicio > Ciencia, Escepticismo, Humor, Magufadas > Cuando la fe nubla la razón

Cuando la fe nubla la razón

10 febrero, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

Un periodista ingles, con una amplia cultura se traslada de Inglaterra hasta Nueva York. Este periodista fue Richard Adams Locke, un descendiente del filósofo John Locke. Después de una etapa como periodista de sucesos pasó a ser editor en jefe del New York Sun, uno de los principales periódicos de masas de la ciudad de Nueva York. Este periódico tenía como objetivo llegar a todas las capas sociales de la población y era vendido, no por suscripción, sino por chicos en la calle.

En la época en la que acontecieron los hechos, la astronomía era muy popular en esa ciudad. El cometa Halley sería visto en Septiembre de 1835, y ya en agosto se habían montado telescopios en los parques para observarlo. A pesar de que ya se conocía por parte de la ciencia la naturaleza de los cometas, éstos seguían siendo vistos por la mayoría de la población como una prueba del Creador. Además, los neoyorquinos estaban convencidos de que Dios había beneficiado por igual a todo el universo, con lo que se imaginaban a los planetas conocidos entonces como planetas habitados.

Richard A. Locke era crítico con las posturas fundamentalistas en religión, por lo que en el periódico que trabajaba encontró la plataforma adecuada para ejercer su pequeña jugarreta.

En agosto de 1835 Locke empezó una serie de artículos en los que describía descubrimientos efectuados por el astrónomo John Herschel. Este científico se encontraba en ese momento en Ciudad del Cabo estudiando los cielos del hemisferio Sur. Herschel se encontraba allí, en un lugar alejado, tanto que una comunicación con Nueva York llevaría en aquella época más de dos semanas. Por tanto quedaba a merced de un periodista con inventiva. El engaño de Locke se llevaría a cabo por completo antes de que el astrónomo pudiese conocerlo.

El primer artículo de Locke publicado en el Sun el 25 de agosto de 1835 describía de una forma detallada todos los maravillosos descubrimientos efectuados por el telescopio de Herschel. Describió la potencia del telescopio de tal magnitud que podía observar objetos de 18 pulgadas sobre la superficie de la Luna. En el segundo artículo describe la fauna que se podía observar en la Luna, tales como anfibios y otros animales acuáticos. Además precisó la presencia de mares y lagos en nuestro satélite. El bombazo llegó el 29 de agosto, cuando publicó la observación de vida inteligente en la Luna, incluyendo formas humanoides.

Los chicos que vendían los periódicos igual no leyeron los artículos, pero estaban encantados, ya que las ventas se habían incrementado notablemente. Todo el mundo quería saber qué vendría a continuación. Locke no los decepcionó, relató que tras unos ajustes en el telescopio, Herschel había sido capaz de observar templos religiosos en la Luna. El New York Times afirmó que lo descrito por Locke era probable y posible, mientras que el New Yorker escribió que “comenzaba una nueva era de la astronomía”. Muchos clérigos de USA consideraron la posibilidad de empezar a producir Biblias para la población de la Luna.

El plan trazado por Locke parecía cumplirse a la perfección: cualquiera podría darse cuenta que lo escrito era una fantasía, y los americanos se darían cuenta lo estúpido que es usar la astronomía para justificar sus creencias religiosas. Pero este periodista que creía conocer a la población de EEUU se equivocó. Cuando Locke reconoció que todo lo escrito era ficción, y el Sun publicó que Herschel no había hecho esos descubrimientos, la opinión de los neoyorquinos no varió un ápice. Éstos se mantenían firmes en sus creencias, seguían opinando que lo escrito por Locke era cierto (o al menos posible) y lo que es más irracional, anunciaron que en el futuro la ciencia demostraría lo narrado por Locke.

Referencias:

1. David Bodanis (2008) How a hoax fooled the faithful. Nature (2008) 455:866-867.

Entradas relacionadas:


  1. 10 febrero, 2010 de 11:45

    Mira que como al final el telescopio Herschel descubra que Locke estaba en lo cierto… xD
    Muy buena entrada.

  2. 10 febrero, 2010 de 19:42

    Vaya, quizas los ufologos tendran un altar con la foto de Orson Wellss, esperando que alguien demuestre lo que el relató. 🙄

  3. franjaro
    10 febrero, 2010 de 20:25

    Tienes razón Daiko y quizas David Icke en su altar, tenga una de George Orwell junto con la foto de la lagarta Diana de V

    http://images.google.es/images?hl=es&rlz=1T4ADBF_esES223ES223&um=1&sa=1&q=serie+V+diana&btnG=Buscar&aq=f&oq=&start=0

  4. Leviatán
    10 febrero, 2010 de 21:10

    En realidad parece que ni Locke ni el Sun admitieron que era un fraude, y no se retractaron. Leí esta historia hace algún tiempo en El Beso en la Luna, os dejo el enlace
    http://mizar.blogalia.com/historias/62156

    saludos

  5. 11 febrero, 2010 de 6:49

    gracias. no estaba enterado de esta historia.
    era “lógico” que la gente creyeran esto por estas épocas. ya que por esos años hasta el astrónomo percival lowell pensaba que las observaciones de giovanni schiaparelli. eran correctas. que Marte tenia canales artificiales y que había vida en Marte.

    después en el año 1910. el cometa halley. “provoco” suicidios por la ignorancia de la gente. y por la irresponsable alarma del new york times.

    es como dice David Morrison. la gente tiene astrofobia.

    por eso hoy hay mafufos. que creen que hay naves extratrerrestres que viajan por un agujero negro cuántico que esta en el sol. o que hay vida en la luna.
    ciudades en Marte. y demás mafufada. la idiotez existirá siempre.

  6. Pedro Ernesto
    12 febrero, 2010 de 22:42

    The sun confesó que la historia era un hoax en septiembre 16, en la misma edicion en la cual Locke tuvo que renunciar.Supuestamente el que escribía era Dr Andrew Grant, un ayudante de Sir John Herschel, por supuesto Andrew Grant no existía. Para los que tengan la paciencia de leer, la historia de las observaciones publicadas en el Sun en ingles. Lo de las biblias lunares es algo inesaxto al menos, y la motivación de Locke no fue criticar ninguna religion sino ridiculizar el clima de ‘descubrimientos astronómicos’ prevalente en la sociedad norteamericana de la época que trasciende hasta ahora.

    http://www.gasl.org/refbib/Locke__Moon_Hoax.pdf

    nikki

  7. Pedro Ernesto
    12 febrero, 2010 de 23:33

    Menos agenda y mas verdad

  8. franjaro
    12 febrero, 2010 de 23:51

    Pedro ernesto dijo:

    “Menos agenda y mas verdad”

    ¿perdón?

    ¿Que significa esto?, no lo he entendido

  9. 13 febrero, 2010 de 0:03

    Pedro Dirección de reclamaciones en este artículo: David Bodania (2008) How a hoax fooled the faithful. Nature (2008) 455:866-867.
    Lo más fácil es por carta y en inglés. Si tienes razón te la publicarán sin problemas.

    Y gracias por el enlace. En él está la historia completa, pero el entorno social en el que se desarrolla la misma, o mejor dicho la motivación del artículo (que no está en ese texto) lo analiza David Bodania, ¿tienes alguna referencia de tu versión, algún otro divulgador o historiador de la ciencia aporta esa versión que tú das?

    Saludos

  10. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 0:59

    Lo que mas proveido lo conocemos en ingles como Citation, no es ninguna direccion de reclamación, y no me publicaran nada, tu posees el artículo original ?, menciona biblias para los ciudadanos de la luna?

  11. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 1:20

    Acorde a la “citation” que me provees, el nombre del autor es David Bodanis no David Bodania y es un review del libro:

    -The Sun and the Moon: The Remarkable True Account of Hoaxers, Showmen, Dueling Journalists, and Lunar Man-Bats in Nineteenth-Century New York

    http://www.nature.com/nature/journal/v455/n7215/full/455866a.html

  12. Rata
    13 febrero, 2010 de 2:07

    Saludos, le eché un vistazo -demasiado superficial- al libro “The Sun and the Moon: The Remarkable True Account of Hoaxers, Showmen, Dueling Journalists, and Lunar Man-Bats in Nineteenth-Century New York”, sólo para buscar que decía con respecto al asunto del envío de Biblias a los habitantes de la Luna.
    Encontré esto en el último párrafo del capítulo 10 del libro:

    “Life, it seemed, was everywhere, in even the most unexpected places. In worlds distant and near at hand, modern science was only now beginning to perceive the variety of forms that God had bestowed on the universe, or so held the article of faith shared by theologians and scientists alike. Science, they believed, was bringing man ever closer to God’s greatness, and perhaps, with the aid of science, humanity might more powerfully do God’s work. Shortly after the publication of the Sun articles, Sir Francis Beaufort, the hydrographer to the Royal Navy, wrote to his friend John Herschel in South Africa to ask if he had heard about the discoveries claimed in his name. Sir John replied that he had, and that he had further heard something even more remarkable—how an American clergyman had informed his congregation that, given the late wonderful discoveries, he expected that one day he would be calling on their generosity to help purchase Bibles for the unenlightened inhabitants of the moon(183).”

    “183.
    Sir Francis Beaufort: This anecdote was recounted by the Irish theologian and astronomer Josiah Crampton in his 1863 book The Lunar World. Crampton, 84. Crampton referred to Herschel’s correspondent as “Sir Frederick Beaufort,” but in this he was likely mistaken, for Sir Francis Beaufort was a friend of John Herschel’s and corresponded with him while he was working at the Cape of Good Hope. Evans, 5.

    Purchase Bibles for the unenlightened inhabitants: This story would subsequently be expanded in the account, much repeated, of the British journalist Harriet Martineau, who wrote that friends of Herschel were claiming that “the astronomer has received at the Cape, a letter from a large number of Baptist clergymen of the United States, congratulating him on his discovery, informing him that it had been the occasion of much edifying preaching, and of prayer-meetings for the benefit of brethren in the newly explored regions; and beseeching him to inform his correspondents whether science affords any prospects of a method of conveying the Gospel to residents in the moon.
    Martineau, 3:22–23.”

  13. franjaro
    13 febrero, 2010 de 2:10

    Pedro aquí tiene usted una dirección en la que puede encontrar el artículo original en ingles,

    http://books.google.es/books?id=4QU3AAAAIAAJ&printsec=frontcover&dq=Richard+Adams+Locke&source=bl&ots=RSfvXmtdGA&sig=myKqOgeAXRuK5-1BpBPoRIgAAmE&hl=es&ei=JeR1S7rEEouRjAeN74GYCg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CCEQ6AEwBA#v=onepage&q=&f=false

    Aún no ha contestado usted a mí pregunta, pero mientras piensa la respuesta le dejo otro enlace que habla del Hoax

    De antemano le comento que en el artículo original, no encontrara que

    Muchos clérigos de USA consideraron la posibilidad de empezar a producir Biblias para la población de la Luna.

    porque eso, como usted comprenderá, fue una consecuencia del artículo (hoax) y esa frase no va a estar incluida dentro él. Lo comprende ¿verdad?

    En esta otra página puede encontrar usted más información de dicho Hoax,

    http://www.museumofhoaxes.com/moonhoax.html

    (esta en ingles y a mi me resulta un poco agria de entender) pero en un parrafo dice lo siguiente:

    The highpoint of the narrative came when it revealed that Herschel had found evidence of intelligent life on the moon: he had discovered both a primitive tribe of hut-dwelling, fire-wielding biped beavers, and a race of winged humans living in pastoral harmony around a mysterious, golden-roofed temple. Herschel dubbed these latter creatures the Vespertilio-homo, or “man-bat”.

    supongo que por eso se frotaron las manos los curas…

    y por favor dese cuenta, que con lo que ha llovido hasta hoy, es normal que nos lleguen a nosotros unos datos que pueden ser tergiversados…

    Por cierto creo que el haberle suministrado los datos que pidió bien vale que me responda a la pregunta

  14. franjaro
    13 febrero, 2010 de 2:43

    Es la quinta vez que envío el mensaje la nevera debe estar llena…

    Pedro Ernesto

    tu posees el artículo original ?, menciona biblias para los ciudadanos de la luna?

    El enlace del post anterior le muestra a usted el texto original que pidió

    por ciert, ¿no esperará encontrar la frase siguiente en dicho texto? ¿verdad?

    Muchos clérigos de USA consideraron la posibilidad de empezar a producir Biblias para la población de la Luna.

    Porque ese acontecimiento se produce como consecuencia del artículo, es decir es un efecto del artículo con lo cual no lo va a encontrar usted en el texto.

    Con lo que ha llovido desde que ocurrió es normal que las opiniones se puedan tergiversar, pero los datos, son datos siempre…

  15. franjaro
    13 febrero, 2010 de 3:14

    ¿que carajo le pasara a mi ordenador? o a lo mejor soy yo… En fin

    Señor Pedro Ernesto

    Por cortesía de Rata puede usted ver la frase que se muestra en el artículo de Manuel que hace referencia a las biblias y a los clerigos, en el libro que uso para realizarlo.

    Por lo tanto la inexactitud se puede achacar al escritor del libro y no al escritor del articulo (Manuel)</b)

    how an American clergyman had informed his congregation that, given the late wonderful discoveries, he expected that one day he would be calling on their generosity to help purchase Bibles for the unenlightened inhabitants of the moon

    A lo que yo añado lo siguiente:

    en este enlace puede usted encontrar en el último parrafo, algo así como que el Sun nunca desmintió el artículo, (mi ingles no es muy bueno)

    por lo que ahora le ruego que nos muestre usted,las fuentes donde obtuvo los datos que refutaron la frase de Leviatan en la que hablaba de que no hubo desmentido, y que usted tajantemene refutó diciendo:

    “The sun confesó que la historia era un hoax en septiembre 16, en la misma edicion en la cual Locke tuvo que renunciar.”

    Recuerde los datos son datos, las opiniones por mucho que nos pese, no dejan de ser eso, opiniones… Muestreme sus datos por favor…

    Lo de las biblias lunares es algo inesaxto al menos, y la motivación de Locke no fue criticar ninguna religion sino ridiculizar el clima de ‘descubrimientos astronómicos’ prevalente en la sociedad norteamericana de la época que trasciende hasta ahora

    ¿de donde extrajo esa opinión señor?

  16. 13 febrero, 2010 de 10:46

    Pedro creo que ya está todo dicho aún y así añado una cosa. En la revista Nature existe una sección de cartas para que los lectores comenten los artículos. Si crees que hay algo incorrecto en el libro de David Bodanis puedes escribir. El señor Bodanis afirma lo que afirma porque debe de tener alguna referencia que lo demuestra. Si tú tienes evidencias de lo contrario envía la carta con esas evidencias. Pero si lo que tienes es una opinión dificilmente te publicarán la carta. ¿Cuál es tu fuente, qué autor apoya su punto de vista?

  17. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 16:27

    “””how an American clergyman had informed his congregation that, given the late wonderful discoveries”””

    an an an an , un solo clerigo, no muchos clerigos como aparece en el artículo, Manuel hizo de un clerigo muchos,por cierto nunca es mencionado el nombre del clerigo, los calvinistas que para la epoca eran la inmensa mayoria de USA , que son fanaticos y lectores fundamentalistas de la biblia, nunca han creido que existe vida en otro pais, consideran que solo en la tierra hay vida por obra divina, hoy por hoy, consideran que vida en otros lugares del cosmo es 0, y que es un pecado pensar diferente.

    —-
    Pedro que hay algo intrisicamente incorrecto en hacer de uno muchos
    —-
    correcion en otros planetas

  18. 13 febrero, 2010 de 16:37

    Pedro, te estoy juntando varios mensajes telegráficos que envias. No hagas SPAM por favor.

  19. 13 febrero, 2010 de 16:49

    Bueno Pedro creo que es hora de dejar de marear la perdiz y comentarnos si TU frase Para los que tengan la paciencia de leer, la historia de las observaciones publicadas en el Sun en ingles. Lo de las biblias lunares es algo inesaxto al menos, y la motivación de Locke no fue criticar ninguna religion sino ridiculizar el clima de ‘descubrimientos astronómicos’ prevalente en la sociedad norteamericana de la época que trasciende hasta ahora es una opinión tuya o basada en la afirmación de algún historiador de la ciencia, y por tanto apoyado en una evidencia.
    <

  20. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 16:57

    por qué de uno hacemos muchos? y por cierto la afirmación de algún historiador de la ciencia no es evidencia. Pasamos a eso después, pero por ahora por qué haces de un clerigo muchos?

    la afirmacion de un historiador es solo una opinión, pero te puedo proveer algunas, pero respondeme primero eso, como multiplicas panes y peces?

    Evidencia: Información cuya veracidad se puede demostrar, con base en hechos obtenidos a través de la observación, la medición, el ensayo u otros medios.

  21. 13 febrero, 2010 de 17:18

    Pedro No puedo contestarte hoy a esa pregunta porque no tengo el artículo original delante. Para leerlo hay que estar suscrito, y hasta que no esté en mi centro de trabajo no podré saber si es un error de traducción o si Bodanis escribió uno, varios o muchos. El enlace que da Fran no es el de la publicación de Nature. Pero el de Rata pone la siguiente frase: Purchase Bibles for the unenlightened inhabitants: This story would subsequently be expanded in the account, much repeated, of the British journalist Harriet Martineau, who wrote that friends of Herschel were claiming that “the astronomer has received at the Cape, a letter from a large number of Baptist clergymen of the United States, congratulating him on his discovery, informing him that it had been the occasion of much edifying preaching, and of prayer-meetings for the benefit of brethren in the newly explored regions; and beseeching him to inform his correspondents whether science affords any prospects of a method of conveying the Gospel to residents in the moon.
    ¿Cómo traducirías lo que está en negrita uno, varios o muchos? De todas formas, esperaré a leer el artículo original, para ver lo que el autor del mismo pone en él.

    Los historiadores pueden basarse en hechos reflejados en documentos o en opiniones, cierto, y como no he leído el libro original no sé en que se basa para esta afirmación. Si tu opinión difiere de la de Bordanis o de la del autor del libro que comenta te ruego te pongas en contacto con él, será más útil. Este blog lo leen infinitamente menos personas que Nature

  22. Rata
    13 febrero, 2010 de 17:54

    1) Se puede leer que la anécdota del clérigo fue inflada por algunos periodistas, hata que pasó de ser la carta de un sólo clérigo, a la carta de una mutitud de clérigos estadounidenses.

    2) Matthew Goodman, el autor del libro, se preocupa mucho por ilustrar el contexto religioso de la época, ya que éste le parece fundamental para explicar las causas y las consecuencias que tuvo este Hoax. Para este fin, parece que Goodman considera de suma importancia la anécdota de la carta del clérigo.

    3) Goodman afirma que parte de las motivaciones de Locke fueron lo que él consideraba como intromisiones de la religión en el ámbito de la ciencia.
    En el prólogo del libro dice:

    “Richard Adams Locke’s moon series was also a profound though littleknown battle in the ongoing struggle in America between science and theology. Too often the pursuit of science has been inhibited by the power of religious authority, free inquiry forced to conform to the dictates of established belief. As Locke himself would write years later, “theological and devotional encroachments upon the legitimate province of science” will, if unopposed, “bind in the chains of sectarian faith and conventional dogmatism, inquiries into matters of fact that should be free as the mountain air and unchartered as the light of heaven.” That age-old conflict too was bound up in Locke’s fanciful stories of lunar unicorns and man-bats.”

    Lo estoy empezando a leer y me parece un libro muy recomendable.
    Saludos.

  23. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 17:54

    Manuel, Ja, , ja, ja!!!!! Ese relato es parte del hoax,ella misma did not vouch por lo que decia, el astronomo nunca supo nada de esto, hasta meses depues,esta bien no vengo mas a tu blog, pero si publicas inconsistencias , imaginate tu, Harriet Martineau fue “curada” por el mesmerismo, por cierto, tras 6 seciones, asi que es una evidencia que el mesmerismo es una realidad. Lee esto

    A deputation from Yale College hurried to New York to inspect the original articles—the “Supplement”—from Scotland. The professors were given a thorough runaround, from Sun office to print shop and back; they retreated to New Haven in bafflement. Harriet Martineau, a British commentator, amusedly reported the following story, for whose reliability she did not vouch:
    … the astronomer has received at the Cape a letter from a large number of Baptist clergymen of the United States congratulating him on his discovery, informing him that it had been die occasion of much edifying preaching and of prayer-meetings for the benefit of brethren in die newlyexplored regions; and beseeching him to inform his correspondents whedier science affords any prospects of a method of conveying die Gospel to residents in the moon.

    But even before Herschel was confronted—to his utter amazement—with a copy of the Sun’s pamphlet, Locke himself had exposed the hoax. New York’s lordly Journal of Commerce had finally capitulated to public demand and decided to reprint the moon stories. A Journal reporter and friend mentioned the decision to Locke, who blurted out—apparently to keep his friend from looking foolish if the hoax were uncovered—“Don’t print it right away. I wrote it myself.” The Journal promptly denounced the hoax, and other papers chimed in. The Sun finally admitted the deception on September 16, but, just to keep the pot boiling, proudly took credit for gulling the academic community and for amusing the public. Indeed, the Sun felt that it had provided a valuable public service in “diverting the public mind, for a while, from that bitter apple of discord, the abolition of slavery.” And if, in the bargain, it had brought off a gaudy coup, had stampeded its competitors into copying its material, and had put new heart into the struggling penny press—why, so much the better. Lunatics have done crazier things.

    http://www.americanheritage.com/articles/magazine/ah/1969/3/1969_3_80_print.shtml

  24. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 17:57

    Hay pueden leer que en September 16, el periodico admitio el hoax

  25. 13 febrero, 2010 de 18:07

    Pedro, me remito a mi anterior mensaje a que cuando vea lo escrito en Nature te contesto. Por supuesto que es un hoax, pero todos parte de un concepto (teórico o cierto) para darle el sentido quiere darle. En su úlitmo comentario Rata lo define muy bien.

    ¿Y el tuyo, en qué se basa?

  26. Pedro Ernesto
    13 febrero, 2010 de 18:15

    Hay que publicar verdades , ella reporto algo que no quizo confirmar ni envolver su credibilidad , una carta cuya credibilidad “for whose reliability she did not vouch”,

    Esto es para Leviatan

    “The Sun finally admitted the deception on September 16”

    “Locke himself had exposed the hoax”

    Esto proviene de http://www.americanheritage.com/ American Heritage es una revista extremedamente seria aqui en USA

    Tanto el periodico como Locke admitieron el hoax en septiembre 16, como dije anteriormente

    Manuel te atreves a correjir a Ruben

  27. 13 febrero, 2010 de 18:23

    ^Pedro, vaya así que lo tuyo es una burda venganza sin sentido. Y luego irás de víctima. ¡panda de hipócritas!

    (i) Me he limitado a traducir un artículo de Nature que me pareció divertido.
    (ii) Si piensas que hay errores en la traducción los señalas y cuando los verifique los corrijo.
    (iii) Si piensas que el artículo está equivocado dirígete al autor del mismo.
    (iv) A Rubén le indiqué una errata, sin dar la plasta y quitándole importancia. Aquí tú has entrado como elefante en cacharrería.
    (v) Tu afán vengativo y rencoroso demuestra el tipo de persona que eres. Aquí queremos críticas constructivas, incluso correcciones, pero razonadas, no vulgares vendettas, así que no te molestes en volver.
    (vi) Bye

  28. Ruben Fernandez
    13 febrero, 2010 de 20:24

    Que pasa con el MIT, fuiste o no?

    Ruben

  29. 13 febrero, 2010 de 20:34

    Rubén Dos cosillas:

    1. En el MIT pasé casi 4 años de mi vida
    2. ¿Tienes algún problema? Si es así dílo directamente y no utilices a terceras personas para ello.

  30. Ruben Fernandez
    13 febrero, 2010 de 20:38

    No te creo

  31. 13 febrero, 2010 de 20:43

    Eso a mí me importa poco.

  32. Darío
    13 febrero, 2010 de 20:47

    Manuel:

    En algunos, la fe nubla la razón, pero a otros parece que la razón no se les da …

    ¿Y si le das aire para que se enfríe? No existe necesidad de que aguantes a este patán. 😛

  33. 13 febrero, 2010 de 20:49

    Rubén, te recuerdo que este es un blog administrado por 5 personas. Deja de comportarte como un chiquillo o tendremos que tomar medidas. Si tienes algún problema dílo, no quiero perder ni un minuto más con esta chiquillada.

  34. 13 febrero, 2010 de 21:27

    El que va a terminar tomando medidas soy yo si Ruben

    a) No me explica la causa de su visita. ¿Algo referido al artículo?

    b) Si tiene algo que objetar al artículo. Todos nos equivocamos y toda entrada siempre se puede mejorar.

    c) Tu IP es de la misma zona que la de Pedro Ernesto. Tú sabrás cuantas ganas tienes de jugar con mi paciencia.

  35. ralvar
    13 febrero, 2010 de 23:50

    Mmmm…otro de personalidades múltiples.
    Algo se me escapaba y no sabía qué.
    Con solo intercambiar algunos escritos, ya algo se nota.
    ¿Me estaré transformando en experto? 🙂

  36. 14 febrero, 2010 de 2:07

    Veeeenga, Rubén, que ya hemos notado que te sentó de pena la observación de Manuel en tu blog. Se nota demasiado que esto es una pataleta infantil, y estás quedando fatal. La corrección de Manuel no tenía mayor importancia y no te descalificaba, sin embargo, tu comportamiento actual sí lo está haciendo.

    Descansa un poco y tranquilízate, anda.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: