Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > El Diseño Inteligente a examen

El Diseño Inteligente a examen

15 febrero, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

En muchas ocasiones el diseño inteligente (DI) y el creacionismo de la Tierra joven (literalistas bíblicos o YECs) se han asociado como un mismo movimiento. Sin embargo técnicamente esto no es así aunque los YECs han hecho todo lo posible para que ambas cosas sean asumidas como tales y los seguidores del DI no han gastado demasiadas energías en desmarcarse de los YECs. De hecho el DI tuvo la oportunidad de presentarse como una enseñanza en clase de ciencias, pero sus propuestas pseudocientíficas junto con los libros con los que pretendía explicar la asignatura, que eran equivalente a los que los YECs presentaron años antes (ver Of panda and peoples (1) y Of panda and peoples (2)) les ha cerrado las puertas de la enseñanza en escuelas públicas.

Aquí cabe dos preguntas, ¿qué proclama el DI? y ¿porqué digo que el DI no es una ciencia?.

La verdad es que lo que proclama el DI depende bastante de a quien leas. Apoyando al DI hay YECs y también hay evolucionistas teístas. Los primeros apoyan el concepto de la Tierra de 6.000 años y la interpretación literal de la Biblia, mientras que los segundos huyen de estos planteamiento y apoyan una evolución con ciertas “intervenciones sobrenaturales”. Lo más “curioso” es la escasez de biólogos dentro del DI, y un apoyo por parte de abogados o matemáticos tal y ya mostré aquí y aquí.

Los primeros proponen que la evolución promueve una concepción atea del mundo y, por lo tanto, debe ser rechazada por los creyentes en Dios. En un documento interno del “Discovery Institute”, un importante partidario del DI redactó un documento “cuña”, que en su origen fue un memorando interno (que llegó a Internet), en el que se describen metas a 5, 10 y 20 años para influir en la opinión pública, desbancar el materialismo ateo y reemplazarlo por un “entendimiento en términos generales teísta de la naturaleza”. Por tanto, aunque el DI se presente como una teoría científica no nació de la tradición científica.

Su segunda propuesta afirma que la evolución es fundamentalmente fallida, ya que no puede explicar la intrincada complejidad de la naturaleza. Este argumento no es más una adaptación del pensamiento de Paley expresado en lenguaje de la bioquímica, la genética y las matemáticas.

El último argumento es quizás el más curioso de todos desde el punto de vista científico. Se podría llamar el “apoyo por eliminación”. Dado que la evolución es incapaz de explicar la complejidad irreducible (en realidad no lo es), debe de existir un diseñador inteligente. Cómo tu teoría no es correcta debe de serlo la mía. Esto vuelve a demostrar por qué el DI no puede ser considerado una ciencia. El argumento“como tu teoría no es correcta, la mía debe de ser cierta”, es falaz y pseudocientífico ya que en ciencia hay que demostrar experimentalmente los modelos que se plantean, reunir evidencias a su favor y hacer predicciones a partir del modelo propuesto que tienen que ser comprobadas más adelante.

Eso sí, los seguidores del DI se cuidan mucho de no especificar quién es el diseñador, pero la perspectiva cristiana de la mayoría de los líderes del movimiento sugiere implícitamente que esta fuerza que falta vendría a ser Dios mismo.

.

Por este blog han pasado diferentes personas que han mostrado su apoyo al DI. Al igual que hace poco examinamos al creacionismo YEC, con escasa respuesta por parte de éstos (el silencio les delata), aquellos que defienden que el DI es una teoría científica capaz de plantear un modelo que explique el origen de la vida y de la biodiversidad de nuestro planeta tiene aquí un canal de comunicación abierto para contestar preguntas tales como:

  • (i) ¿Es el DI una teoría científica?. Si es así, ¿cuáles son las observaciones experimentales en las que se sustenta?, ¿qué predicciones realiza?, ¿qué experimentos sugiere para su verificación?
  • (ii) ¿Cuál es el mecanismo mediante el cuál las intervenciones sobrenaturales postuladas dan lugar a la complejidad?.
  • (iii) Behe propone que los organismos primitivos habían sido “precargados” con todos los genes que fueran eventualmente necesarios para el desarrollo de las complejas máquinas moleculares de multicomponentes que él considera irreductiblemente complejas. Esos genes podrían ser despertados en el momento adecuado cientos de millones de años más tarde, cuando fueran necesarios. ¿Dónde están esos genes?. Hasta la fecha no se ha encontrado nada parecido en los genomas estudiados. ¿Cómo han sobrevivido a la acumulación de mutaciones producidas en un tiempo tan largo?.
  • (iv) Los ejemplos de complejidad irreducible, ¿son realmente irreducibles?. Los ejemplos aportados hasta ahora como por ejemplo el flagelo bacteriano o la cascada de la coagulación sanguínea están formado por “piezas” que pueden funcionar por sí solas. El conocimiento de las secuencias de los genomas está transformando lo desconocido, que era catalogado como irreducible, con algo conocido y no irreducible. Así la ciencia en estos momentos ya puede aportar 3 ejemplos de estructuras que se ajustan a la definición de irreducible de Behe y que muestran signos claros de cómo podrían haber sido ensamblados por la evolución en un proceso gradual. Estos son (1) la cascada de coagulación de la sangre humana, (2) el ojo y (3) el flagelo bacteriano. Por tanto la frase de Darwin “si se pudiese demostrar que existe algún organismo complejo que no se hubiera podido formado definitivamente a partir de varias, sucesivas y ligeras modificaciones, mi teoría se desmoronaría totalmente” puede completarse con lo que el mismo dijo hace ya 200 años “pero no puedo encontrar ni un solo caso así”.
  • (v) Parece ser que el creador interviene cada cierto tiempo, a intervalos regulares, como reparador de inadecuaciones de su propio plan. Cabría preguntarse ¿lo sigue haciendo hoy día?, ¿bajo qué criterios?, ¿cuál ha sido la última estructura que ha sido creada?
  • (vi) ¿Cómo explica el origen de la vida el DI?, ¿cómo explica el origen de la biodiversidad de la que disfruta nuestra planeta?
  • (vii) ¿Cuál es el origen de la especie humana?
  • (viii) ¿Quién es el diseñador?, ¿por qué el diseño es ineficaz y necesita de nuevas intervenciones?
  • (ix) Las intervenciones “sobrenaturales”, ¿se producen al azar para ir mejorando las especies?. ¿Eso significa que las especies más evolucionadas tienen estructuras muchos más eficientes que las menos evolucionadas?

.

Aquí hay materia más que suficiente para el debate. Acabo este artículo con dos reflexiones de sendos científicos. El primero es Francis S. Collins, uno de los “padres” del proyecto genoma humano, premio príncipe de Asturias de investigación científica, el otro es William Demski, modelador matemático y uno de los líderes del movimiento DI.

F: Collins en su obra “¿Cómo habla Dios” afirma: “Superficialmente, las objeciones que expone el movimiento el DI contra la evolución darwiniana parecen convincentes, y no es de sorprender que los legos, especialmente aquellos en busca del papel de Dios en el proceso evolutivo, hayan abrazado estos argumentos cálidamente. Pero si la lógica realmente tuviera méritos en terrenos científicos, uno esperaría que tropas de biólogos en activo también mostraran interés en perseguir estas ideas, sobre todo porque una cantidad importante de biólogos también son creyentes. Sin embargo, esto no ha sucedido y el DI continúa siendo una actividad marginal con poca credibilidad dentro la comunidad científica dominante”.

William Dembski advierte: “El DI no se debe convertir en una noble mentira para derrotar puntos de vistas que consideramos inaceptables. Más bien, el DI necesita convencernos de su verdad con base en sus méritos científicos”. En otra declaración añade: “Si se pudiera demostrar que sistemas biológicos maravillosamente complejos, elegantes e integrados, como el flagelo bacteriano, se podrían haber formado mediante un proceso gradual darwiniano (y que por tanto, su complejidad específica es una ilusión), entonces el DI sería refutado en sus principios básicos de que no es necesario invocar causas inteligentes indirectas. En este caso la navaja de Occam acabaría con el DI con facilidad”.

Lo triste para Dembski es que si evaluamos la información científica publicada en la actualidad podemos ver que estos datos ya están disponibles, y que los pretendidos espacios que el DI intenta llenar con Dios están siendo llenados con los avances de la ciencia.

.

Entradas relacionadas:


  1. 15 febrero, 2010 a las 22:46

    Rubén para que veas que en este foro se debate cuando la otra parte quiere hacerlo me he permitido rescatar un artículo antiguo, alterando la programación de las publicaciones de mis compañeros (me disculpo y confío que nos les moleste) para que puedas hablar de DI (si te apetece). Ahí está mi postura y lo que pienso de él y por qué lo pienso. También hay una serie de preguntas para aquel que lo defienda. Hasta ahora, con la excepción de kuerVo, solamente he tenido respuestas de creacionistas bíblicos, esos que tanto te adoran, pero que a mí me quieren quemar por decir que la Tierra tiene más de 6.000 años. Lo malo para mí es que esa gente no debate sobre ciencia, sólo intenta que me convierta, que renazca de nuevo. Lo demás no le importas.
    Si tienes algo en contra de este artículo, si te apetece contestar a alguna de las preguntas o si quieres criticar el punto de vista darwiniano de alguno de los artículos publicados eres libre de hacerlo. Pero cualquier otro tipo de actitud, como la que mantuviste el pasado sábado te encaminará al spam directamente. Tú verás como reconduces la situación.

    Saludos

    Me gusta

  2. Fran
    16 febrero, 2010 a las 1:27

    Para Ruben

    Hoy mi hija de siete años me ha preguntado que si conocia la parabola del Arca de Noe, que le habían enseñado en la clase de religión, le dije que no me acordaba muy bien, ella me la conto con pelos y señales, y luego de escuchar atentamente su relato, le pregunte como hizo Noe, para meter a todos esos animales en el barco, y como hizo para darles de comer a todos, y que no se comieran entre ellos, y así otras muchas preguntas hasta que la pobrecita, no sabía que decirme, le pregunte otra vez como pudieron caber todos esos animales en un barco…. y llego su madre con la mejor respuesta posible,

    -CON MAGIA PAPI, CON MAGIA, como la de los reyes Magos de oriente, o la de Papa Noel, para traer todos los regalos de todos los niños…

    Entonces pregunte otra vez , ¿así fue? ¿con magia e ilusión? y ellas me respondieron al unísono

    – sí papi, sí, así fue utilizando la magia ¿es que no lo ves cada año?

    a lo que yo respondi, si es con magia, esta bien, lo acepto, pero una última pregunta

    ¿los dinosaurios se murieron porque no cabían en el arca?

    y mi hija me respondió

    – Ay papi, que cortitos son los niños a veces, los dinosaurios se murieron mucho antes de que nosotros comenzaramos a evolucionar desde que eramos monos, ¿por que sabes que nuestros antepasados muy muy muy lejanos eran como los monos? ¿verdad? lo dijo la seño de ciencias, que de eso sabe más que tú, tú sabes mucho de luces (electricidad), ¿como iban a estar para que Noe los metiera en el Arca si ya no existian?… Ay papi, papi

    Me encanta la educación que esta recibiendo mi hija de siete años, en su cabecita pueden caber la magia y la ciencia, como debe ser a su edad, sin inmiscuirse la una y la otra y sin imposiciones de ningún tipo… cuando sea adulta ella tendrá las creencias que quiera, pero tambíen conocera los datos y la ciencia

    Esa es la única manera posible de educación en libertad, lo demás son adoctrinamientos

    Manuel perdona por haber puesto este post aquí, pero lo vi un lugar más idóneo que el fantastico artículo de Cnidus, que me ha vuelto a dejar con la boca abierta, y eso que no bebo cerveza…

    Me gusta

  3. ralvar
    16 febrero, 2010 a las 7:09

    ¿Que se te ha acabado la paciencia?
    Que mentiroso eres Manuel 🙂

    Con respecto al artículo, qué significativas son las palabras de Dembski.
    Tanto, que llego a la conclusión que el Center for Science and Culture, que depende del Discovery Institute, ligado a su vez al Hudson Institute, es milagroso.
    ¿Por qué milagroso?
    Pues mantiene vivo un muerto.
    Lo que pueden los intereses políticos y, obviamente, los económicos.
    Mas esto es, conceptualmente, viejo, me refiero al dios de los huecos o vacíos, maquillado con un lenguaje científico (y nada más).

    De Wikipedia:
    A menudo el término Dios de los huecos se utiliza para referirse a un acto de dios para explicar un fenómeno desconocido, y es una variante del término ” argumento desde la ignorancia”, que podríamos resumir en dos puntos:
    Existe un vacío en el conocimiento científico.
    Ese vacío puede llenarse con actos de Dios (y eso es prueba de la existencia de Dios).
    Un ejemplo de esta clase de argumentos sacado del campo de la biología es el siguiente: “Como la ciencia no puede aclarar cómo empezó la vida exactamente, debe ser Dios quién creó la vida”.
    Este ejemplo se utiliza habitualmente en el debate del “diseño inteligente vs. evolución” ya que la vertiente religiosa del diseño inteligente suele utilizarlo para intentar desacreditar la teoría de la evolución por no explicar el origen de la vida.

    DI = Argumento desde la ignorancia = basura

    Quiero dejar en claro que no emito juicio de valor por la persona creyente (salvo los fundamentalistas, pues son enemigos de todas las libertades), sino por los deshonestos intentos, disfrazados de científicos, de desacreditar la evolución y demostrar la existencia de dios.

    PD: perdón Darío por utilizar tu palabra preferida con respecto al DI 🙂

    Me gusta

  4. ralvar
    16 febrero, 2010 a las 7:14

    Fran:
    Felicidades por tu hija.
    Disfrútala, que crecen muy rápido.

    Me gusta

  5. 16 febrero, 2010 a las 7:42

    muy difícil que los creyentes en [dirty magic man]. debatan de una forma alturada.
    la mayoría te responde. con pasajes de la biblia. con preguntas sobre el universo y su complejidad. y bla bla bla.

    Me gusta

  6. KC
    16 febrero, 2010 a las 13:49

    El DI es otra estupidez que no estudia la causa, sino que estudia a causa de…
    Es más, sigo pensando que, en realidad, es una forma de acercarse a la evolución, aunque la nieguen y vean inteligencia personalista y suprema. Cada vez que oigo DI pienso en tomadores de pelo que se han hecho cools.

    En fin, nada nuevo en el horizonte…

    Saludos.

    Me gusta

  7. Lucien
    16 febrero, 2010 a las 18:04

    es realmente triste que haya que la ciencia se las tenga que ver, a estas alturas del siglo XXI, peleándose con la religión por estas cosas.
    Todo esto es producto de la pésima educación cientifica que se recibe en la escuela y de la influencia religiosa. La gente prefiere seguir creyendo las ideas que más le gustan a las que son demostradamente ciertas. Y hasta que eso no se corrija el creacionismo y el D.I. (que sería creacionismo adaptado para los que no cometen demasiadas faltas de ortografia al escribir) seguirán dando por saco e interfiriendo en la verdad.

    Me gusta

  8. Darío
    16 febrero, 2010 a las 20:34

    ¿Y Rubén, no se ha dado una vuelta por aquí? 😯

    Tanta crítica a los tontos útilies para acabar apareciendo tonto inútil :mrgreen:

    Me gusta

  9. Barry
    16 febrero, 2010 a las 21:17

    ¿Por qué YEC y no ID en vez de DI?

    Me gusta

  10. 16 febrero, 2010 a las 21:23

    Barry pues sí, puede que tengas razón. Pero en español ya se habla del Diseño Inteligente, y mucha gente sabe qué es, pero lo de “creacionista de la Tierra joven” no tienen ni idea de lo que va. Por eso ya ha aparecido la abreviatura DI, pero aún no la tenemos para YEC. Pero bueno, también podría usar ID, no creo que eso alterara lo que el artículo dice.

    Me gusta

  11. 17 febrero, 2010 a las 8:07

    Darío :¿Y Rubén, no se ha dado una vuelta por aquí?
    Tanta crítica a los tontos útilies para acabar apareciendo tonto inútil

    como en el beisbol
    lista de Ponchados :mrgreen:

    kiko prieto.
    ruben
    oswaldo

    Me gusta

  12. 4 julio, 2012 a las 9:54

    Se puede demostrar perfectamente que tales estructuras han surgido por evolución. En el caso del flagelo, es posible que, al necesitar una estructura móvil, se modificaran proteínas ya existentes para convertirlas en actina (si hay algún error, lo siento, solo es un ejemplo).

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: