Inicio > Ciencia, Crítica literaria, Escepticismo > Japón ganó la Segunda Guerra Mundial

Japón ganó la Segunda Guerra Mundial

28 febrero, 2010

Los debates con magufos y pseudocientíficos son bastante cansinos. Entre otras cosas, porque éstos despliegan toda una parafernalia de explicaciones esotéricas, pero en ocasiones bien montadas, que pueden dar la vuelta a cualquier historia, por muy bien documentada que ésta esté. Con ese fin el bioquímico Robert Shapiro expone algunas de esas estrategia en su obra Orígenes (Ed. Salvat, 1987). No tiene desperdicio.

Imaginemos, por ejemplo, que nos encargan una tarea tan irrazonable como ésta: demostrar que Japón venció a los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo procederíamos?. Primero tendríamos que desacreditar periódicos como el New York Times, que guarda un relato detallado, día a día, de la victoria norteamericana. Podríamos reunir primero errores tipográficos del New York Times y ejemplos de cuando publicó las fe de erratas retractándose de faltas anteriores. Después de eso reuniríamos una lista de predicciones equivocadas: declaraciones optimistas de economistas, boxeadores profesionales y directores de campañas electorales, publicadas en ese periódico y que resultaron erróneas. Reuniríamos todos esos ejemplos y concluiríamos que el New York Times no tiene ningún valor como fuente histórica. Luego publicaríamos un panfleto con la información “auténtica”, y a la institución editora le pondríamos un nombre altisonante, como “Instituto de Investigación de la Victoria Japonesa”. En ese boletín sacaríamos fotografías de la incursión de Pearl Harbor, transcripciones de las emisiones radiofónicas japonesas en tiempo de guerra en las que se aseguraba una victoria inminente, y las noticias actuales sobre la difusión de coches y restaurantes japoneses por todos los Estados Unidos. Por último, podríamos exigir que a este punto de vista se le concediese el mismo tiempo que al convencional en las clases de historia de las escuelas públicas. No nos cabría esperar salir victoriosos de tal empeño, pero sería interesante ver la confusión que podríamos crear. Eso ha sido la estrategia creacionista en las áreas que han escogido-

.

Entradas relacionadas:


  1. Rhay
    28 febrero, 2010 a las 11:19

    ¡Qué bueno!

    Esto es lo mismo que cuando los negacionistas del VIH te dicen que revistas como Science o Nature, por poner dos ejemplos, están integradas dentro del “sistema” y por tanto “no tienen credibilidad”, en cambio los “estudios” del Doctor Falacio Mentírez de la Universidad de Villatobasville son absolutamente concluyentes porque, curiosamente, coinciden con la teoría negacionista.

    Ayer mismo estuve viendo un documental muy interesante sobre el origen del Universo y la formación de los elementos químicos, y por tanto de la vida y del hombre, y dudo mucho que el creacionismo pueda rebatir una verdad tan evidente… No sé, yo creo que con estos temas se me plantean dos problemas. El primero es que los sistemas educativos cada vez son más nefastos y obtienen menos resultados favorables, lo que provoca que cada vez la sociedad esté más entontecida; y el segundo es que las ansias de saber del ser humano son muy maleables, y cualquier iluminado puede moldear a sus antojo a esa sociedad cada vez más entontecida, calando este tipo de teorías delirantes con más facilidad. Nunca como ahora han tenido tanto poder y tantos seguidores los “teóricos de la conspiración”.

    Pongo otro ejemplo: hace no mucho escuché que el terremoto de Haití había sido provocado por un experimento hecho en los Estados Unidos sobre la placa tectónica, pero es que hoy ya he leído en algún sitio que el terremoto de Chile también es culpa de los yanquis. ¿Pues podéis creeros que son noticias que tienen un montón de visitas? Voy a admitir que puede haber experimentos que pueden conllevar riesgos gordos, pero de ahí a culpar a un país del comportamiento natural de una placa tectónica, va un trecho…

    Y como con esto, con mil cosas más. Hace no mucho leí que los cirros que provocan los aviones son en realidad una cosa que se llama “chemtrail”, que no es otra cosa que estelas de productos químicos que los gobiernos nos “echan encima” para “enfermarnos”. Recuerdo que en el programa había un meteorólogo que no daba crédito a lo que oía…

    En fin…

    Me gusta

  2. 28 febrero, 2010 a las 11:49

    Si, Rhay, así está el patio. Sobre los chemtralis:

    https://cnho.wordpress.com/2009/07/26/chemtrails-o-el-colmo-de-la-paranoia/

    Saludos.

    Me gusta

  3. Manuel Abeledo
    28 febrero, 2010 a las 12:42

    A esto habría que unir el famoso método FUD: Fear, uncertainly, doubt. Un clásico en la política de guerra que se utiliza en los relatos sobre chemtrails, el proyecto HAARP y otras zarandajas.

    Me gusta

  4. 28 febrero, 2010 a las 12:47

    Concretemos el desarrollo del argumento conspiranoico, un desarrollo que ha avanzado firme y seguro, basándose en falacias muy ancianas. Se puede ganar el debate con lo siguiente: eso que tú me dices funcionará aquí… pero en la realidad 3456 lo que yo te postulo funciona a la perfección.

    Claro que… está la posibilidad de que el argumento sea rebatido por preguntas infantiles: ¿Y dónde está la realidad 3456 que mencionas? Pero… bah, se trata de no oírles y ya.

    Me gusta

  5. Rhay
    28 febrero, 2010 a las 14:12

    J.M. Hernández :
    Si, Rhay, así está el patio. Sobre los chemtralis:
    https://cnho.wordpress.com/2009/07/26/chemtrails-o-el-colmo-de-la-paranoia/
    Saludos.

    Gracias, J.M. Lo que me he reído leyendo…

    Me gusta

  6. 28 febrero, 2010 a las 22:13

    Hombre, yo no sé si las teorías conspiracionistas son ciertas o no, yo las leo o escucho, me las puedo creer un poco o nada, pero el verdadero peligro está en que un discurso erróneo se convierta en hegemónico, y ése sólo triunfa desde las instituciones y medios de comunicación de masa, a los que se les suman los lobbies tipo SGAE que tienen comunicación directa con estos.

    De todas formas, los discursos “asimilados por todos” pueden no ser ciertos, de eso es de lo único que se puede estar seguro, o al menos yo.

    Un saludo!! Viva Andaluzía!!

    Me gusta

  7. 28 febrero, 2010 a las 22:46

    Totalmente de acuerdo Manué, de hecho, recuerdo una frase de Sagan que decía que el escepticismo es peligroso, dado que empiezas a dudar de la astrología y puedes acabar poniendo en duda las estructuras económicas.

    Ciertamente, la propaganda es algo que funciona muy bien si se sabe manejar, y consigue manipular la opinión pública a unos niveles increíbles. Desgraciadamente, ejemplos hay muchos a lo largo de la historia y uno de los mejores relatores del sistema fue Orwel en 1984.

    Sin embargo, el escepticismo no puede llevarnos a la paranoia. Ser escéptico no es negarlo todo como creen algunos, sino pedir explicaciones sobre todo. Y en ese sentido hay que aplicar la máxima también de Sagan: “hechos extraordinarios requieren de pruebas extraordinarias”, y si alguien quiere convencerme de que nos gobierna una coalición de lagartos extraterrestres, exigiré algo más que “es que la CIA lo lleva ocultando decenios”.

    Saludos.

    Me gusta

  8. 1 marzo, 2010 a las 0:54

    @Rhay: el programa que dices es el de Iker Jiménez. Si lo buscas en el youtube verás que no tiene desperdicio la reacción del meteorólogo a las ideas del magufo (9:02) .

    @Manué: no hace falta que un discurso erróneo se convierta en hegemónico. Cuando llega a una cierta masa crítica puede mantenerse muchísimo tiempo vigente. Mira la astrología/rollos de area 51/el hombre no llegó a la luna, p.ej.
    No olvides que internet también es un medio de comunicación en masa, y cualquiera puede colgar la teoría que mejor le parezca….

    Saludos.

    Me gusta

  9. 1 marzo, 2010 a las 10:31

    Hay una novela bastante buena sobre un mundo alternativo y ucrónico: El hombre en el castillo. Novelar posibles realidades no es ciencia, no obstante, la ciencia-ficción puede ayudar de manera lateral a la ciencia.

    Vide: http://es.wikipedia.org/wiki/El_hombre_en_el_castillo

    Saludos

    Me gusta

  10. Rhay
    1 marzo, 2010 a las 10:48

    Manué: el problema que tenemos hoy en día es que tenemos una red absolutamente universal donde cualquiera puede colgar sus eructos mentales y siempre encontrará seguidores que den fe de que lo que el iluminado dice es cierto. Y esto pasa con cualquier teoría conspirativa que quieras. ¿Qué es lo que ocurre? Que internet les ha dado una visibilidad que antes no tenían, y además un poder del que antes no disponían. ¿Cuál es la conclusión? Que cada vez son más los iluminados, y por tanto más sus seguidores. Con esto no quiero decir que internet sea un mal instrumento, al contrario, internet ha servido para que millones de personas puedan acceder a la cultura que antes tenían vetada; lo malo es que dentro de ese acceso universal se nos han colado los “Conspirati” y están haciéndose su mundo virtual.

    Sólo pondré dos de mis ejemplos favoritos: el Creacionismo y el Negacionismo del VIH. Ambas “corrientes” se han visto sensiblemente favorecidas por la libertad que supone la red y han crecido exponencialmente en los últimos años. Y con ese crecimiento han comenzado las subvenciones públicas, los apoyos políticos, el espacio en televisión y prensa, etc, convirtiendo en “objeto de debate” algo que no tiene base científica alguna. Vale la pena recordar que dentro de la corriente negacionista han habido hasta jefes de Estado, como el expresidente de Sudáfrica Thabo Mbeki, que decía que el VIH no existía y que no tenía claro el origen del SIDA. Se tuvo que firmar la Declaración de Durban para zanjar el debate y dejar bien claro que el SIDA es causado por el VIH, y aún así hay partidos políticos, grupos religiosos, y personas influyentes que sostienen lo contrario. Sin ninguna prueba, eso sí, pero tú difama que algo quedará. Y sobre el Creacionismo pasa exactamente lo mismo. Hay en este mismo blog un magnífico artículo sobre un científico australiano al que arruinaron de mala manera por denunciar que el Creacionismo era un fraude… Incluso si nos vamos a los Estados Unidos nos encontraremos con que hay escuelas donde se enseña en lugar de la Teoría de la Evolución (la comunidad científica debería elevar la Evolución a “Ley” como la Gravitación Universal o la de Pascal). Mirándolo en perspectiva, es una locura, pero ocurre. Por lo tanto, claro que tenemos un problema.

    Está claro, no obstante, que este problema no sería tan serio si nuestros sistemas educativos fueran los suficientemente fuertes y estimulantes como para que los niños recibieran una buena formación, pero desgraciadamente todos sabemos que esto no es así, y esto lo que trae consigo es ignorancia, que es la madre de la credulidad, que es el caldo de cultivo perfecto para que estas teorías cuajen.

    En otro artículo de este mismo blog se habla sobre otra “teoría de la conspiración” que dice que la Tierra está hueca. Pues bien, deja una página web de esta gente, y es de escándalo. Hay un vídeo colgado de una “conferencia” celebrada en Barcelona el año pasado que te deja de una pieza. Sale un tipo que dice que lleva no sé cuántos años “estudiando” las conspiraciones (ese es su currículum académico) y sin rubor alguno comienza a espetar que científicos como Kepler, Halley o Euler tenían teorías acerca de que la Tierra estaba hueca, y se pasa por el forro los descubrimientos astrofísicos, geológicos y astronómicos de los siguientes 300 años, porque la comunidad científica está corrompida y es sierva de la CIA… Pues lo peor no es lo que diga este tontolaba, lo peor era que la sala estaba llena, joder… Suma y sigue…

    Me gusta

  11. 1 marzo, 2010 a las 17:46

    Pues sí. Suma y sigue…

    Ahora mismo cualquier entrada de cualquier blog de magufolandia que diga que el terremoto de Chile ha sido causado por el proyecto HAARP (como no…) tiene de media un órden magnitud, como mínimo, más de comentarios que este humilde blog de Ciencia.

    En fin…

    Me gusta

  12. 1 marzo, 2010 a las 19:55

    Eso es lo que me ha pasado cuando he descubierto alguna teoría conspirativa en internet, pero al tener las fuentes un poco dispersas tampoco les he podido dar un peso fuerte en mi cabeza, no obstante, no dejan de ser interesantes, hasta cierto punto, ya que algunos son un poco cansinos. El caso de internet es un tanto complejo, ya que la información está dispersa, y cualquiera puede convertirse en agente importante de comunicación, pero la durabilidad de estos discursos es efímera, puesto que luego de una información viene otra también relevante en cuanto a difusión, dejando la calidad a un lado. Lo positivo y negativo de internet es que el usuario es responsable de lo que encuentra y también de lo que cree.

    Esto de las teorías conspiratorias me recuerda al sentimiento milenarista de hace mil años, el terror al año Mil, en el que creían que llegaría el fin del mundo, para contrarrestar esto, la Iglesia puso varios mecanismos para disuadir a los siervos de ese pensamiento con sus ya famosas bulas, adoctrinando a los predicadores analfabetos, y promoviendo campañas de predicaciones, haciendo cruzadas y etc. Y es que yo, incluso siendo escéptico a todas estas teorías me cago vivo, sobre todo con la predicción de los mayas.

    Creo que me estoy yendo por los cerros de Úbeda, pero bueno, da igual. Deciros na más que este blog es genial, y se lo enseño a todo el que puedo, de hecho anoche, después de dejar mi comentario un colega me empezó a hablar de Chile y Haití, y le hablé de vuestro blog, a ver qué me cuenta la próxima semana.

    Aquí un humilde estudiante de comunicación, 🙂 Un saludo!!

    Me gusta

  13. Rhay
    1 marzo, 2010 a las 21:53

    Pues sí, Manué, llevas mucha razón. Cada uno debería ser responsable de sus actos. El problema es que hay veces que tus actos no son los adecuados, y en eso los magufonóicos tienen bastante culpa.

    Con lo del tema del terremoto de Chile, yo ya he leído no sé dónde que tanto el terremoto de Haití como el de Chile fueron provocados por el gobierno estadounidense mientras hacían experimentos sobre la placa tectónica. Ya lo que les faltaba a los yankis, ser también los responsables de los terremotos… Y con lo del tema del 2012, me ha pasado igual; que si las placas ya se están preparando para el cataclismo, que si estos terremotos son el aviso de que nos queda ná y menos, que si el cambio climático es porque nos vamos a la mierda en dos milisegundos, que si los gobiernos (esta es la que más me gusta) están “seleccionando” personal de la raza humana para “repoblar” el planeta, y que tienen megaarcas en no sé dónde para salvarse, y que además han pillado especies de todos los animales del mundo mundial y todas las pinturas, esculturas, libros, etc. que han podido, vaya, que “Las Meninas” es una copia… En fin, ¡viva la magufonoia!

    Me gusta

  14. Fran
    1 marzo, 2010 a las 21:59

    Manue, no soy un investigador, no soy un arqueologo, no soy un científico, soy una humilde persona que un día se harto de no hacer nada, cuando al buscar en google cualquier cosa, aparecen tropecientas mil páginas diciendo chorradas de todo tipo y nivel…

    Como no me gusta el futbol(lo siento Daiko), tengo un poco más de tiempo libre, para conseguir un mundo mejor para mi hija, un mundo donde lo que prevalezca sean los hechos y la ciencia que tanto denostan algunos, y no los bulos, los timos y las creencias…

    Para tranquilizarlo un poco

    Y es que yo, incluso siendo escéptico a todas estas teorías me cago vivo, sobre todo con la predicción de los mayas.

    ¿sabe como funciona el calendario maya?

    ¿sabe que es circular y no líneal como el nuestro?

    Funciona como el cuentakilometros de un coche, ¿conoce alguno que se haya roto al llegar justamente al 999999?, no, simplemente pasa al 000000 y sigue contando…

    el calendario maya es así, se acaba una cuenta y comienza una nueva era, pero extrapolar eso a la venida del fin del mundo es pasarse… No se la edad que tiene pero yo ya he visto pasar varias veces la fecha del fin del mundo, y aquí seguimos…

    Le dejo una teoría para que flipe si no la conoce ya, se trata de los codigos secretos de la biblia, es algo vieja y tiene cosas tan elocuentes como esta…

    no le dejo el enlace por no hacer publicidad a magufadas, pero creo que los cristianos no deberían sentirse afligidos, pues según estos codigos el fin del mundo es para el año 2060 y estan escritos en la biblia con lo cual deberan ser mas verdad para ellos, que lo que diga el calendario Maya

    Siguiendo sobre los pasos de los estudios de Sir Isaac Newton, recientemente investigadores en Israel descubrieron un fenómeno sumamente interesante. Códigos al parecer escondidos en el corazón del texto hebreo del Antiguo Testamento que, conforme con muchos estudiosos del fenómeno, revelan un conocimiento increíble de los acontecimientos futuros y de personalidades, que “no puede ser explicado a no ser que Dios mismo haya inspirado” a los escritores, con sus mismas palabras.

    Genios del Mundo Antiguo, tales como Leonardo De Vinci y Sir Isaac Newton, dedicaron gran parte de su tiempo al estudio de estos Códigos Secretos. Los investigadores alegan que aparentemente “Dios no permitió que ninguna otra generación diferente a la “ULTIMA” desifrara los mensajes”.

    En la promoción del programa que saldrá al aire el primero de marzo, British Broadcasting Corporation dijo que mostraría el documento del puño y letra de Newton, que predice el fin del mundo para el 2060, según cálculos basados en la Biblia. La BBC dijo que el documento fue hallado en una colección de Newton en la Biblioteca Nacional Judía de Jerusalén.

    Esa nos cae un poco lejos, pero puestos a pensar causas del fin del mundo yo me quedo con esta de la querida wikipedia

    http://es.wikipedia.org/wiki/Fin_de_la_civilizaci%C3%B3n

    Disgenica. Una carencia de la selección natural y la tendencia del más inteligente a tener menos niños bajarían la salud y la inteligencia media suficientemente para llegar a un colapso eventual de la civilización

    y después de estar navegando por la blogosfera posteando con gente muy diversa le puedo asegurar que el fin del mundo se acerca a pasos agigantados….

    Esto último es broma, que luego me canean…

    Saludos y estese tranquilo…

    Me gusta

  15. Rhay
    1 marzo, 2010 a las 23:06

    Disgenica. Una carencia de la selección natural y la tendencia del más inteligente a tener menos niños bajarían la salud y la inteligencia media suficientemente para llegar a un colapso eventual de la civilización
    y después de estar navegando por la blogosfera posteando con gente muy diversa le puedo asegurar que el fin del mundo se acerca a pasos agigantados….
    Esto último es broma, que luego me canean…
    Saludos y estese tranquilo…

    Joder, con los sistemas educativos que tenemos, ¡esto sí que me da miedo!

    Me gusta

  16. 2 marzo, 2010 a las 17:48

    RHay: a ver, a lo que comentas una pega, dices: […] “(la comunidad científica debería elevar la Evolución a “Ley” como la Gravitación Universal o la de Pascal)”. No, la teoría científica no se puede elevar a ley. Todo lo contrario, la Teoría de la evolución o la Teoría de relatividad contienen leyes como las Leyes de Mendel o la Ley de la Gravitación Universal, respectivamente.

    Debe haber un artículo perdido por el blog donde lo explican con claridad.

    Saludos

    Me gusta

  17. Rhay
    2 marzo, 2010 a las 19:34

    Bueno, José Manuel, era una simple apreciación. Yo creo que hay “teorías” que son irrefutables y por tanto infalibles. El Teorema de Pitágoras, por ejemplo, se cumple en el 100% de los casos, por tanto, no sería raro que se pudiera considerar como “Ley de Pitágoras”. Pues con la Evolución pasa un poco lo mismo. Si no la Evolución en sí, que como dices es todo un compendio de teorías, al menos la Selección Natural, o la Mutación Genética (a lo mejor me estoy yendo al terreno de la ciencia-ficción, si es así, disculpas. Servidor es de Letras Puras, así que de Latín y Griego lo que queráis, de Biología ando un poco justo…)o las Leyes de Mendel, como tú bien dices…

    Pero vamos, que era más divagación que otra cosa…

    Me gusta

  18. 2 marzo, 2010 a las 19:37

    Rhay: Hace unas semanas se publicó aquí un artículo acerca de lo de “teoría” vs Teoría (acepción coloquial vs acepción científica), échale un ojillo … porque casa mucho con tu comentario 🙂

    Saludos.

    Me gusta

  19. 2 marzo, 2010 a las 20:03

    El artículo al que os referís es este:

    https://cnho.wordpress.com/2010/01/30/hechos-teorias-e-hipotesis/

    Copio y pego el comentario concreto sobre leyes y teorías, que coincide con lo que dice José Manuel:

    “las leyes forman parte de las teorías. [una ley es] una proposición que describe la relación entre dos o más variables. De esta forma, una teoría cientfíca es un “tejido de leyes” (no recuerdo de quien es la cita). Mario Bunge define ley como “un esquema objetivo de una clase de hechos (cosas, acontecimientos, procesos), o sea, cierta relación constante o red de relaciones constantes que se cumplen realmente en la naturaleza, las conozcamos o no“. Por poner un ejemplo, las leyes de Mendel formarían parte de la teoría cromosómica de la herencia, o la Ley de Hubble formaría parte de la teoría cosmológica del Big-Bang.”

    Saludos

    Me gusta

  20. Rhay
    3 marzo, 2010 a las 14:49

    Gracias J.M. Interesantísimo artículo, debo decir.

    Me gusta

  21. Braian Toledo
    20 septiembre, 2010 a las 17:14

    Creo que como dijo Manue todo depende de que es lo que quiera creer el lector, hoy por hoy la mayor difusion de informacion se da por internet por que es lo mas facil para tratar de hacer conocer sus opiniones etc, pasa que ya no es de confiar que la informacion por mas que al pie de la pagina diga ” NASA ” o ” centro de investigaciones cientificas de la ciudad de Oxford ” nosotros no sabemos un comino si en verdad la información llega desde ese sitio, o si ese sitio existe siquiera… siempre dije que la tecnologia en la comunicacion lo único que esta haciendo es incomunicarnos mas, al fin y al cabo intenet se volvio un teléfono descompuesto, por que al pasar informacion de información, la escencia o la base, se termina desvirtuando por culpa del escritor y su manera de relatar la misma…

    Si solo podriamos estudiar en paz, como lo hacian personas como Da Vinci o Isaac Newton con su taller apartado de tanta información falaz, creo que lograriamos mejores cosas… creo yo al menos

    Me gusta

  22. 20 septiembre, 2010 a las 20:59

    Todo tiene su lado bueno y su lado malo Braian. Sin duda, en un estudio aislado el tiempo cundía más, pero la falta de información y sobre todo de comunicación frenaba considerablemente tanto la investigación como la propia adquisición de conocimientos, por no hablar de que podía haber tres personas trabajando en lo mismo, pero cada uno a su bola.

    Hoy día, eso no ocurre, pero es cierto que el exceso de información desinforma, por lo que hay que aprender otros menesteres, como son el filtrado de esa información. Esa es una de las nuevas asignaturas que deben calar a la sociedad en general: aprender a diferenciar, saber elegir, en suma, tener criterio.

    Una mentalidad crítica es la única fórmula para trabajar eficientemente, tengamos poca o demasiada información. Como apuntas muy acertadamente, no sabemos a veces si la web es auténtica o si ni siquiera existe tal organimo. Por ello, lo mejor es no creer en nada, sino contrastarlo todo. Es mucho curro, cierto, pero nadie dijo que fuera fácil 😉

    Saludos.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: