Inicio > Ciencia, Escepticismo > ¿Se están acabando los temas de investigación en ciencias?

¿Se están acabando los temas de investigación en ciencias?

20 marzo, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Una de las preocupaciones más habituales que uno detecta entre los que se inician en el maravilloso mundo de las ciencias, es su afán de poder descubrir algo novedoso. Los estudiantes, abrumados ante la gran cantidad de información que se les viene encima, afirman que ya todo está descubierto, que parece no quedar nada nuevo por explorar, y que las grandes preguntas están resueltas. Es una conclusión errónea, pero comprensible ante la ingente cantidad de información que la ciencia ha sido capaz de generar en las últimas décadas.

Sin embargo, cuando la formación de los estudiantes se amplía, éstos empiezan a encontrar preguntas abiertas, caminos todavía no explorados, nuevas posibles rutas para ampliar conocimiento; y así es como la ciencia sigue avanzando. Cuanto más se conoce más dudas se plantean, cuando se está cerca de la sabiduría, como le sucedió a Sócrates, es cuando se puede afirmar con conocimiento de causa aquello de sólo sé que no sé nada.

Por ello se me antoja que la frase de Vicenzo Galilei es más propia de un estudiante que de un erudito. Vicenzo Galilei fue padre del gran Galileo Galilei y músico de profesión. Estudió teoría musical con Gioseffo Zarlino y estaba interesado en el renacimiento de las formas musicales de la Grecia clásica. Era una forma de salir de la sobrecargada polifonía vocal de la época. En un momento de su vida sentenció:

(…) la teoría musical ha alcanzado tal grado de abstracción matemática que es imposible hacer innovaciones

.

Por suerte, otros músicos no opinaron lo mismo y siguieron innovando. Si hoy Vicenzo conociera la obras de Bach o Mozart tendría que tragarse sus palabras. Las palabras de Vicenzo deben de servir de acicate para aquellos que se inician en ciencias; aún quedan muchos caminos por explorar por mucho que pensemos que la meta se encuentra cerca.

.

Entradas relacionadas:


  1. 20 marzo, 2010 de 8:57

    Y si hoy Vicenzo conociera obras de Wisin & Yandel o Daddy Yanki, se tragaría una botella de cianuro 😉

  2. 20 marzo, 2010 de 9:29

    No me acuerdo quién dijo a finales del siglo XIX que todo lo que se podía saber sobre Física ya se sabía, que quedaban dos o tres cosas por cuadrar, entre ellas la radiación de cuerpo negro. Después, llegó la catástrofe ultravioleta, la cuántica, la relatividad…

    Y lo que nos queda por saber.

  3. Rhay
    20 marzo, 2010 de 10:35

    Joder, a Vicenzo Galilei le ponía yo la “Dodecafonía” de Schönberg. Iba a flipar. Es normal que a cuantos más conocimientos accedas, más dudas se te planteen. Aunque también he conocido a mucho “licenciado-universitario-analfabeto”, en el sentido de que sí, tienen una carrera, pero su afán de curiosidad y su espíritu crítico están a niveles ínfimos… Yo creo que el deber de toda persona cultivada es ser curiosa, porque si las personas que están preparadas intelectualmente se dejan llevar por la marea, ¿quién abrirá nuevos caminos al conocimiento?

  4. 20 marzo, 2010 de 11:37

    fue william kelvin. el que creia que ya habian descubierto todo. despues vino la mecanica cuantica. la expancion del universo ETC

  5. 20 marzo, 2010 de 15:53

    Cuando uno piensa que en algún campo ya está todo hecho es indicación clara de que no conoce bien ese campo

  6. Rawandi
    20 marzo, 2010 de 19:19

    Nueve décimas partes de la materia del universo es “materia oscura”, que no se sabe de qué está hecha. Es un simple detalle…

  7. WOLFLink
    20 marzo, 2010 de 22:00

    A mi me pasa al revez, cuando formulo una teoría mas tarde me doy cuenta de que ya fue descubierta, pero eso para mí no significa que ya todo se descubrió.
    Yo en mí escuela (según yo) había descubierto la fuerza de atracción de la materia pero yo le llamaba de juego “Fuerza centrífuga astral”, mis amigos me decían que yo estaba totalmente loco y que yo soy un simple aficionado que no sabe de ciencia cuando ellos pensaban que la fuerza de atracción era magnetismo + presión.
    ¿dianme, voy por mal camino? xD

  8. 21 marzo, 2010 de 6:50

    “Fuerza centrífuga astral” NO! ese es el primer paso para creer en la radiofrecuencia cuántica diferencial XD

  9. 21 marzo, 2010 de 14:00

    Me ha gustado mucho por lo cierto que es y cómo me he identificado. Cuando empecé físicas pensé que era imposible descubrir más, que cuando acabase la carrera no quedarían cosas por hacer. Pero, como dice Rawandi, la materia oscura, el Higgs… aún queda muchísimo por hacer.

    Por otro lado, como ejemplo de cosas por descubrir o entender, están las anomalías de las sondas Pioneer, que no se sabe porqué se están desviando de su trayectoria. Algo tan “conocido” como la gravitación aún guarda sorpresas (o quizás sea un “defecto” de diseño que provoca más emisión de calor por un lado de la nave, y eso la desvía, hay muchas teorías).

    Un saludo!

  10. Rhay
    21 marzo, 2010 de 16:43

    Y no sólo eso, Galleta, aquí estamos hablando de conocimientos en áreas de Ciencias Exactas y de la Naturaleza, pero hay otros cientos de parcelas en las Ciencias Sociales y Humanas donde todavía no se ha rascado más allá de la corteza. Por ejemplo, el comportamiento humano es, en gran medida, prácticamente impredecible y todos los días se descubren cosas acerca de la psicología del ser humano. La Lingüística evoluciona prácticamente a diario (las Lenguas están vivas), al igual que la Historia o la Geografía (qué sería del hombre sin los estudios serios sobre la II Guerra Mundial o las curvas demográficas). Más comúnmente de lo que nos pensamos surgen situaciones sociales que necesitan de un análisis sociológico, político y jurídico. La Economía está más viva que nunca, y su estudio incide directamente sobre el devenir del ser humano…

    Con esto quiero decir que no solamente en ciencias puras hay que tener la curiosidad suficiente como para seguir investigando; todos los aspectos de la vida precisan de esa curiosidad para conformarnos como seres humanos, y en el momento que en cualquiera de esos aspectos lleguemos perder el interés, habremos comenzado a cavar nuestra tumba como especie.

  11. 29 abril, 2010 de 11:12

    cada vez que se descubre algo nuevo surgen mas incognitas. Recuerdo la secuencia del ADN humano que lejos de conocernos como somos, abre mucho mas interrogantes,

    un ejemplo sencillo es la calvicie común,…, cada vez hay mas calvos
    Un saludo
    armando

  12. 29 abril, 2010 de 11:16

    Armando, ¿algún otro comentario no relacionado con la calvicie?

  13. 30 abril, 2010 de 9:09

    Manuel :
    Armando, ¿algún otro comentario no relacionado con la calvicie?

    Hola Manuel,
    solamente he realizado dos comentarios en este blog, y en ambos he mencionado la calvicie, cierto, pero ¿hay algo malo en ello?.

  14. Fran
    30 abril, 2010 de 9:17

    Armando

    ¿no ha visto el nick de Manuel?

    Creo al igual que el, que se esta usted mofando de su prominente calvorota 😀

    utilice argumentos que no sean ad hominem por favor. 😉

  15. 30 abril, 2010 de 9:50

    Creo al igual que el, que se esta usted mofando de su prominente calvorota

    😆 😆

    Bueno, no van exactamente por ahí los tiros. Lo que ocurre es que me gusta la diversidad de comentarios. 😉

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: