Inicio > Ciencia, Científicos invitados, Medicina, Microbiología > Manuel E. Patarroyo: “No existe conciencia de la importancia de la ciencia en el desarrollo de los países”

Manuel E. Patarroyo: “No existe conciencia de la importancia de la ciencia en el desarrollo de los países”

22 marzo, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Entrevista a Manuel E. Patarroyo, director del Instituto de Inmunología de Colombia que desarrolló la primera vacuna sintética contra la malaria. Nos comenta que su vacuna es efectiva, pero fue retirada en cuanto la regaló a la OMS, por presiones de las empresas farmacéuticas. Además insiste en la necesidad en que los gobiernos inviertan en ciencia para promover el desarrollo de la sociedad

Hoy contamos en la Ciencia y sus Demonios con la presencia del doctor Manuel Patarroyo, inmunólogo colombiano mundialmente conocido por el desarrollo de la primera vacuna sintética contra la malaria. La malaria es una enfermedad transmitida por el mosquito Anopheles sp. que provoca la muerte de entre 2 y 3 millones de personas anualmente. La vacuna fue probada en áreas de Colombia, Venezuela, Ecuador y Brasil y entre otros. Este descubrimiento le valió en el año 1994 el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. El doctor Patarroyo ha respondido amablemente a nuestras preguntas.

1.- Usted dirige el Instituto de Inmunología de Colombia. Además de malaria,. ¿qué otras grandes líneas de investigación están abiertas?

Nuestro grupo de investigación ha venido trabajando desde 1984 en una sola línea de investigación: el desarrollo lógico y racional, de ser posible matemático, de vacunas químicamente hechas, para la prevención de enfermedades de gran impacto universal como la malaria, la tuberculosis, la Leishmania, la Hepatitis, el cáncer de cervix y muchas más.
.
2.- En estos momentos hay miles de jóvenes colombianos que se están formando en las mejores universidades y centros de investigación del mundo. ¿Ve que en un futuro próximo esos investigadores tendrán la oportunidad de volver a su país a aportar esos conocimientos adquiridos o la inversión en investigación todavía no garantiza el retorno para muchos de ellos?

La inversión en investigación en nuestro país es demasiado limitada puesto que a nivel del Gobierno y la dirigencia no existe conciencia de la importancia de la ciencia en el desarrollo de los países. Para muchos de nosotros ha sido una enorme lucha adelantar nuestro trabajo científico y es muy probable que muchos de estos jóvenes investigadores cuando regresen a nuestro país, al no ver un futuro promisorio para desarrollar sus conocimientos se regresen a los países desarrollados, incrementando así la brecha científica y tecnológica, como ha sucedido con muchísimos de ellos en años anteriores. Por la misma razón propuse en la Misión de Ciencia y Tecnología en 1992 que se crearan en 25 años 64 nuevos institutos de investigación, y se mejorarán las políticas de ciencia y tecnología para dar mejores condiciones a esa fantástica masa de científicos que se esta entrenando en el exterior. Pero tal cosa no sucedió.
.

3.- El grupo de investigación que usted dirige ha diseñado una de las pocas vacunas que existen hoy día en el mundo contra la malaria. ¿Qué eficacia tiene esa vacuna?, y sobre todo, ese valor transformado en vidas humanas, ¿cuánto representaría?

Hay 500 millones de casos de malaria y 3 millones de ellos mueren anualmente. Pero la malaria es una enfermedad modélica con la cual el investigador puede hacerse las preguntas y obtener las respuestas. Además cuenta con su modelo experimental apropiado: el mono Aotus del Amazonas que tiene un sistema inmunitario casi idéntico al del humano. Por consiguiente sus resultados pueden extrapolarse casi inmediatamente a la Humanidad. También la malaria es una enfermedad aguda, puesto que a los 8 días después de la picadura del mosquito Anóteles infectado se desarrollan los síntomas y la enfermedad. Es además una enfermedad de fácil diagnóstico y es curable con tratamiento; puesto que se conoce la quina desde el año 1600. Nuestra primera vacuna denominada SPf66 y desarrollada hace 23 AÑOS, tiene una capacidad protectiva del 30-50% en los individuos vacunados mayores de 1 año de edad, como se demostró en los distintos estudios de campo que realizaron diferentes grupos en diferentes lugares del mundo y que involucraron en total ~50.000 personas. Ustedes pueden hacer la cuenta de cuantas vidas se hubieran salvado si no fuese por un acto de generosidad que hizo que donase la patente a la OMS, que luego la archivó. Desde allí no ha aparecido nada nuevo ni mejor, no obstante de billones de dólares y euros invertidos en ello.

4.- Usted rechazó ofertas millonarias de la industria farmacéutica y donó la vacuna a la OMS de forma altruista. ¿Ha tenido alguna represalia o algún efecto negativo en su vida dar una negativa a una de las industrias más poderosas del planeta?

Las presiones han sido innumerables, pues nuestro grupo de investigación ha atravesado una serie de dificultades políticas, económicas y científicas. Entre ellas el embargo al Hospital donde se encontraba nuestro Instituto, hace 10 años por una entidad bancaria. Así mismo el actual gobierno de Colombia a través de su actual Ministro de Sanidad y por razones que desconocemos, retiró durante estos últimos seis años toda la financiación a nuestro Instituto, lo cual nos ha sometidos a muchas penurias y grandes dificultades económicas. Además hemos recibido constantes ataques mediáticos por la limitada eficacia de la vacuna, pero recalco, después de casi 25 años y billones de dólares invertidos no ha aparecido nada superior a la SPf66 como vacuna contra la malaria.
5.- ¿Qué opina de la vacuna que el doctor Pedro Alonso está probando en estos momentos en África?

Por sistema, siempre me he negado a contestar preguntas relacionadas con quien fuera uno de mis colaboradores. El tiempo y los resultados definirán de quien es la razón.

6.- Si existiera la máquina del tiempo y ésta le permitiera volver al momento en el que obtuvo su doctorado y se preparaba para ejercer como científico independiente ¿qué cambiaría de su actuación a nivel profesional?

Nada. Creo que hemos obrado en una forma ética, congruente y consecuente con nuestros valores, principios y actitudes que son los que han impulsado nuestra vida siempre encaminados a trabajar por el bienestar de la Humanidad.

Nota final: Esta entrevista es original y ha sido realizada por el equipo de La Ciencia y sus Demonios al Dr. Pararroyo

.
Entradas relacionadas:


  1. 22 marzo, 2010 a las 12:31

    No me admito otro comentario que no sea el darle las gracias SR. Patarroyo.

    Me gusta

  2. Jaime
    22 marzo, 2010 a las 16:46

    Espero que os queden aún muchos científicos en la cartera. Estas entrevistas me parecen muy interesantes. Gracias.

    Me gusta

  3. 22 marzo, 2010 a las 16:57

    Hola Jaime gracias por el comentario. Sí hay unos cuantos científicos en cartera. Si no pasa nada cada lunes tendremos entrevista.

    De todas formas se admiten sugerencias. No prometemos nada, pero lo intentaremos.

    Me gusta

  4. carmela
    22 marzo, 2010 a las 17:10

    La OMS no empleó la vacuna de Patarroyo porque no servía para nada.
    ¡Basta de rollo Patarroyo!
    Hay muy buenos científicos, algunos de ellos colombianos, trabajando duro y bien para el desarrollo de una vacuna frente a la malaria. No hay ningun boicot, sólo un pseudocientífico que ya no convence ni en su país ni fuera de él.

    Me gusta

  5. 22 marzo, 2010 a las 17:26

    Hola Carmela, supongo que tendrás datos para lanzar esa dura acusación contra el doctor Patarroyo. Nos gustaría verlos.

    Los pseudocientíficos no suelen publicar sus resultados en revistas. Esta publicación muestra lo que describe en la entrevista el doctor Patarroyo:

    Vaccine. 1996 Oct;14(15):1466-70.
    Evaluation of SPf66 malaria vaccine during a 22-month follow-up field trial in the Pacific coast of Colombia

    Valero MV, Amador R, Aponte JJ, Narvaez A, Galindo C, Silva Y, Rosas J, Guzman F, Patarroyo ME.

    “A double-blind randomized placebo-controlled field trial with the SPf66 malaria vaccine was carried out in an endemic area consisting of 14 small villages with exclusive fluvial access, in a rain forest area along the Rosario River, Colombia. A total of 1257 subjects completed the full three dose vaccination schedule on days 0, 30 and 180 (643 vaccinated group/623 placebo group) and were followed-up by passive and active surveillance over a period of 22 months. One hundred and thirty-four Plasmodium falciparum malaria episodes were detected (53 in vaccinated group/81 in placebo group), yielding an attack rate of 5.47 cases/100 person years of follow-up (pyears) in the vaccine group and 8.44/100 pyears in the placebo group. The estimated vaccine protective efficacy was 35.2% (95% CI 8.4-54.2%, P = 0.01). This result supports earlier findings that the SPf66 malaria vaccine diminishes the risk of infection by P. falciparum in endemic areas of South America.”

    Si los datos que contiene esta publicación son incorrectos me gustaría que comentaras en qué te basas para decirlo y ver los datos correctos.

    Saludos

    Me gusta

  6. carmela
    22 marzo, 2010 a las 17:52

    Investigar la vida y milagros de Manuel Elkin Patarroyo hoy es muy fácil, la red nos permite contrastar datos de unos sitios y otros y extraer nuestras propias conclusiones. Publicar es fácil, hay miles de revistas y en muchas de ellas se publica previo pago. Tal como dice el artículo que usted adjunta la SP66 disminuye el riesgo de infección, la pena es que lo hace en la misma medida que el puré de patatas o el caldo de pollo.
    Le invito a investigar, va a descubrir la historia asombrosa de este dentista, ahijado de Betancour, que acaparó todo el dinero destinado a investigación en Colombia hasta que se cansaron de él, y vino para España (de muy buena mano le puedo asegurar) a tratar de seguir convenciendo de lo que no convence, pues está vetado en los países de más alto nivel científico.
    Si le sirve de algo su candidatura al premio Príncipe Asturias estuvo bloqueada nada más ni nada menos que por Severo Ochoa, se lo concedieron cuando éste falleció.

    Me gusta

  7. Darío
    22 marzo, 2010 a las 17:57

    Tal como dice el artículo que usted adjunta la SP66 disminuye el riesgo de infección, la pena es que lo hace en la misma medida que el puré de patatas o el caldo de pollo.

    ¿Por qué esto me da la impresión de ser alucine esotérico? 🙄

    Me gusta

  8. 22 marzo, 2010 a las 18:00

    Carmela, ¿estás segura de esto?: Publicar es fácil, hay miles de revistas y en muchas de ellas se publica previo pago. Lo digo porque sé lo que es publicar en ese tipo de revistas. De fácil tiene poco, en la inmensa mayoría se paga (salvo en unas pocas on-line), pero no para que te la publiquen sino por gastos de edición. Todas las revistas ISI tienen revisión por pares, por lo que contradecir algo publicado exige mostrar evidencias de lo ya publicado.

    En la red se puede obtener la información que tú dices y datos que ponen al doctor Patarroyo como un maltratado por las farmacéuticas, en Internet hay de todo. Política aparte, y hablando sólo en términos científicos, ¿tienes evidencias de que la vacuna no funciona?

    PD. Una duda, ¿insinuas que el caldo de pollo tiene una efectividad del 35% contra la malaria o que la vacuna tiene eficiencia cero? El matiz es importante y debe de ser aclarado con pruebas.

    Saludos

    Me gusta

  9. 22 marzo, 2010 a las 18:15

    Darío no sé de que va esto. De todas formas yo no pienso entrar en la vida de ningún entrevistado. Sí en su labor científica. El doctor Patarroyo publicó la efectividad de su vacuna. Después, él nos comenta que la regaló a la OMS. Si algún científico de la OMS encontró que no funcionaba supongo que publicaría algún trabajo mostrado este dato. Si eso existe me gustaría verlo. Ya sabéis que no me gusta hablar a través de dimes y diretes de Intenet.

    Me gusta

  10. carmela
    22 marzo, 2010 a las 18:17

    No es ni siquiera una vacuna. Una vacuna es algo que inmuniza con un 99%-100% de eficacia, hay muy pocas desafortunadamente porque ese procedimiento no siempre funciona.Las que se han desarrollado frente a enfermedades humanas se pueden contar sin cansarse; muy pocas. Sí es fácil, sin embargo, potenciar la inmunidad de un organismo inyectándole algo.Eso es publicable, obviamente. Entre lo que se hace experimentalmente y lo que se lleva a la práctica en salud hay una enorme distancia. Puede que si desarrollan algún día (lo que parece muy lejano) una vacuna efectiva contra malaria ni siquiera llegara a emplearse por los problemas que plantea en zonas endémicas (pérdida de la inmunidad natural en la población ). Si este señor hubiera de verdad desarrollado una auténtica vacuna nadie le habría puesto la proa, le habrán dado el Premio Nobel. Piense que una vacuna frente a la malaria es también de gran utilidad para los países ricos; se mueven tropas a zonas endémicas, millones de personas se desplazan cada año por turismo o trabajo a países tropicales, allí se confecciona nuestra ropa, nuestros ordenadores, todas las industrias contaminantes las tenemos allí…
    No, no se trata de marginar a nadie, esa “vacuna” no funciona, son ya muchos años con la misma historia, su planteamiento nunca ha sido válido.
    Podría escribir horas sobre este tema pero ya le he dedicado bastante tiempo, he de confesar que ni siquiera he leído lo que dice el artículo que ustedes publican por no enfermar.
    El grupo en el que trabaja Pedro Alonso (por cierto antiguo epidemiólogo de Patarroyo) es serio.

    Me gusta

  11. Darío
    22 marzo, 2010 a las 18:26

    Manuel:

    Después de leer la última respuesta de Carmela, parece peor la cosa.

    ¿No ha leído el artículo por no enfermar? ¿Qué clase de argumentación es esta?

    Ah, si, argumentación tipo A de … 😎

    Y lo mejor es que a la señorita se le olvida poner las referencias. 😛

    Me gusta

  12. carmela
    22 marzo, 2010 a las 18:34

    Sí, por no enfermar.La malaria no es cosa de risa, es un drama que se vive a diario en muchos países, sobre todo en los situados al sur del Sáhara. El 90% de los fallecidos son niños menores de 5 años que mueren ante sus padres sin que haya tiempo ni recursos para buscar asistencia médica, uno cada segundo. No es una broma. Los que se sobreviven van a tener secuelas cognitivas de por vida. La malaria crea pobreza, incide en subdesarrollo, aumenta la malnutrición, mata en útero, mata a embarazadas….,y es una enfermedad tratable; el precio de la medicación el de una cerveza. Es prevenible, el precio de la prevención (un mosquitero con insecticidas), 4 ó 5 euros. No se puede jugar con la esperanza dando informaciones falsas. NO EXISTE NINGUNA VACUNA CONTRA LA MALARIA.

    Me gusta

  13. Darío
    22 marzo, 2010 a las 18:39

    😎 las referencias de tus rollos, Carmela, o empezaré a pensar en que estás montando una campaña antivacunas en este blog, la 2,342,345,435,435, por cierto. 😎

    Me gusta

  14. 22 marzo, 2010 a las 19:16

    A ver, a ver, no mezclemos ni etiquetemos de salida. Lo que Carmela plantea no es que las vacunas no sean efectivas, sino que la SPf66 no es efectiva, que es diferente. Y esto es un hecho bastante comprobado: la eficacia de la vacuna SPf66 desarrollada hace años por equipo de Patarroyo no ha podido ser comprobada nunca por equipos independientes. La supuesta inmunización del 30-50% no se ha constatado, obteniendo resultados sin diferencias significativas con un placebo.

    Como en cualquier nuevo descubrimiento, la imposibilidad de duplicar los resultados llevó a un escepticismo generalizado, que aún hoy no se ha podido contestar con ensayos concluyentes.

    Sí existen publicaciones sobre la falta de efectividad de la vacuna, mientras que los argumentos a favor no dejan de ser -según mi modo de ver- más conspiranoicos que basados en pruebas concluyentes.

    En esta revisión hay una buena lista de referencias:

    Graves P, Gelband H. Vacunas para la prevención del paludismo tipo SPf66 (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com/pdf/CD005966.pdf. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

    Como a Manuel, tampoco me gusta meterme en la vida de los entrevistados, máxime cuando han tenido la deferencia de contestar a nuestras preguntas, y tampoco pretendo decir que el trabajo del laboratorio del Dr. Patarroyo no sea prometedor. Sin embargo, tampoco es plan de defender lo indefendible.

    Saludos.

    Me gusta

  15. 22 marzo, 2010 a las 19:21

    Interesante la entrevista como siempre.
    Le han cambiado el apellido al Dr. en la nota final.
    Saludos 🙂

    Me gusta

  16. 22 marzo, 2010 a las 19:29

    Fantástica entrevista. El doctor Patarroyo apunta una triste realidad en Colombia y en general en Latinoamérica, que es la fuga de cerebros y la ausencia de oportunidades para personas calificadas. Triste en verdad.

    Por cierto, hubiese querido que todo el tinte político que rodea la obra de Patarroyo estuviera ausente de la sección comentarios, pero veo que ya es muy tarde para ello. Lástima.

    Me gusta

  17. 22 marzo, 2010 a las 21:15

    J.M. esa era la información que pedía. Simple, clara y con referencias. Gracias por ponerla aquí.

    Me gusta

  18. Darío
    22 marzo, 2010 a las 21:29

    JM:

    Y no es lo mismo escribir que hay controversias con respecto a la vacuna a escribir que la vacuna no sirve. 😛

    Me gusta

  19. 22 marzo, 2010 a las 21:37

    Pues leyendo incluso los datos que aporta Manuel, los números no son tan contundentes como para afirmar que la vacuna funciona de manera efectiva.

    Me gusta

  20. 22 marzo, 2010 a las 22:51

    Manuel :

    J.M. esa era la información que pedía. Simple, clara y con referencias. Gracias por ponerla aquí.

    Para eso estamos 😉

    Me gusta

  21. Tay
    23 marzo, 2010 a las 9:52

    Darío :JM:
    Y no es lo mismo escribir que hay controversias con respecto a la vacuna a escribir que la vacuna no sirve.

    Es que la controversia es precisamente por eso, porque no sirve.

    Me gusta

  22. Darío
    23 marzo, 2010 a las 21:24

    Tay :

    Darío :JM:
    Y no es lo mismo escribir que hay controversias con respecto a la vacuna a escribir que la vacuna no sirve.

    Es que la controversia es precisamente por eso, porque no sirve.

    Nombre, tú, que me cuentas 😛 . La pŕóxima vez que me lie en una discusión con alguien le diré que me la ahorro ya que su discusión no sirve. Es qué controvertido e inservible es lo mismo aunque no es igual..

    ¿Voy bien o me regreso? 🙄

    Me gusta

  23. 23 marzo, 2010 a las 23:18

    Que bien que en Colombia sí hayan personas dispuestas al desarrollo y que no se limiten a pensar en idioteces supersticiosas o pendejadas políticas de la guerrilla
    Saludos a todos los comentaristas desde Colombias

    Me gusta

  24. 24 marzo, 2010 a las 0:30

    Se devuelve el saludo desde el otro lado del charco 😉

    Me gusta

  25. 24 marzo, 2010 a las 1:08

    Cuántas horas nos lleva España??? Aqtí en Bogotá son las 7:08 p.m. 😀

    Me gusta

  26. Rhay
    24 marzo, 2010 a las 1:16

    Aquí ahora mismo es la 1.15 de la madrugada.

    Me gusta

  27. 24 marzo, 2010 a las 1:57

    Ustedes duermen un poco tarde no???? :D:D, y volviendo al tema, por culpa de muchos factores no se le ha financiado absolutamente nada a Manuel Elkin, ¡aún sea quien desarrolle la vacuna contra la malaria!!!! ahhhh no, recordemos a salomater, que hacer las vacunas es fácil, sólo recojamos mi**da y las hacemos jajajaja

    Me gusta

  28. Suso
    24 marzo, 2010 a las 22:20

    El problema principal, aparte de la escasa efectividad de la vacuna obtenida por este grupo investigador, es habérsela regalado a la OMS. Nunca una institución pública y más una tan politizada como ésta, coseguirá los mismos resultados que una empresa privada.

    Entre otras cosas porque las privadas van detrás de lo que más gusta al ser humano junto con el sexo, el dinero.

    Me gusta

  29. Rhay
    24 marzo, 2010 a las 23:05

    Pues yo no estoy de acuerdo contigo, Suso. Yo creo que las instituciones públicas deben ser el garante de que toda la población mundial pueda acceder a los servicios mínimos, eso jamás lo hará una empresa privada. De hecho yo cada día tengo más claro que los medicamentos deberían tener prohibida la obtención de patente. Si las farmacéuticas quieren ganar pasta, que lo hagan con los cosméticos o los productos homeopáticos, pero no con productos que sirven para curar.

    Me gusta

  30. 12 septiembre, 2010 a las 21:06

    Estimado amigo:

    Soy el autor del libro PATARROYO, PASION POR LA VIDA. Te invito a mi web http://www.vocesdeldesierto.es donde podrás encontrar la mejor información sobre este excepcional científico, el Premio Príncipe de Asturias más jóven de la historia. También sobre la vacuna de Pedro Alonso. Pronto -lo estoy preparando- voy a colgar otro post sobre Patarroyo y sus monos amazónicos.

    Por cierto, un pequeño matiz: el Dr. Pedro Alonso ex discípulo de Patarroyo recibiÓ también Premio Príncipe de Asturias de COOPERACIÓN (que compartió con otras tres agrupaciones que operan en África), mientras Patarroyo recibió el Premio Príncipe de Asturias de INVESTIGACIÓN CIENTIFICA. Si los dos estudiaron medicina ¿porqué lo recibirían en modalidades diferentes?.

    Me gusta

  31. daniela alexandra ardila palacio
    7 octubre, 2010 a las 17:50

    me parecio muy imortante sus respuestas y preguntas pero me enseño tantas cosas que me serviran en un futuro

    Me gusta

  32. Maria del Carmen Sanabria
    23 octubre, 2013 a las 3:45

    Como me gustaría que Colombia celebrara el triunfo del Dr patarroyo como homenaje a su descubrimiento y contribución al estudio científico de la humanidad antes de morir. Así como hemos celebrado los triunfos de nuestro nobel García Marqués, porque esperar su muerte para decir que fue el mejor científico que tuvo nuestro país en este siglo?
    Gracias Doctor por su pasión al descubrimiento y entrega a la educación de los hijos de mi madre patria.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: