Inicio > Actualidad, Biología de la conservación > Vuelven los flamencos a Fuente de Piedra.

Vuelven los flamencos a Fuente de Piedra.

2 abril, 2010

En realidad vuelven todos los años. Pero este año lo están haciendo de forma masiva. Y son todo un espectáculo visual y… auditivo (forman unas escandaleras tremendas 😀 ).

Fuente de Piedra es un pueblecito del interior de la provincia de Málaga con una laguna salada que todas las primaveras acoge a estos curiosos visitantes. La diferencia es que este año ha llovido muchísimo, y la laguna parece un pequeño mar (incluso se aprecian las olas y un fuerte olor a salado cuando hay viento). Esas condiciones son ideales para ellos, y al haber más comida disponible acuden por millares. Hay que andar un poco desde el centro de interpretación para poder verlos (aproximadamente 1Km por el camino que sale a la derecha del centro), pero merece la pena.

Este es el camino que lleva a la zona protegida. Parece increíble, pero el año pasado estaba completamente seco. La entrada es gratuita, sólo tienes que preguntar en el centro.

Las vistas en los días tormentosos de invierno también tienen mucho encanto.

Estos tres fueron los primeros pioneros que llegaron en Febrero de este año. Los pajaritos blancos y negros que se ven al fondo son cigüeñuelas, otra zancuda muy simpática.

Aquí, más cigüeñuelas refugiándose del oleaje en un islote.

Y de vez en cuando alguna bandada de gaviotas reidoras se alborota.

Aquí, otra vez los pioneros con el pueblo de fondo.

La verdad es que son graciosos como ellos solos. 😀

Eso era en Febrero.  En la actualidad la zona esta masificada y cuesta trabajo encontrar sitio en la laguna. Afortunadamente (desde el punto de vista de un flamenco) al menos no hay muchos humanos molestosos.

De vez en cuando puedes ver volar a algunos ejemplares.

Pero lo espectacular es cuando les ves volar en formación por encima de tu cabeza. Parecen palos de colores con alas.

Aunque la mayor parte del tiempo, ellos están a lo suyo, buscando comida sin hacer demasiado caso a los visitantes.

También puedes encontrar otros amigos curiosos, como este caracol de concha alargada.

O los simpáticos galápagos leprosos, aunque estos últimos solo los he visto en verano.

En fin, uno de esos lugares mágicos que no os podéis perder si os pilla de vacaciones por Andalucía. Aunque Fuente de Piedra está cerca de un cruce de autovías el sitio no está nada masificado (en cuanto a humanos), ni siquiera en verano, pero si algún día llegara a estarlo, las zonas visitables solo abarcan la tercera parte de la laguna. Si las aves acusaran estrés, simplemente se mudarían a otra zona cercana lejos de miradas curiosas. Es uno de esos lugares bien planificados donde la Naturaleza encuentra sostenibilidad a la vez que aporta beneficios económicos al pueblo.

Y  para los que os guste ver las cosas aún más de cerca, al lado tenéis el zoo de Fuengirola. Es uno de esos zoos modernos sin barreras arquitectónicas donde la mayoría de los animales pueden llegar a creerse que viven en libertad. Los flamencos tienen un espacio pequeñito al lado de una ribera, pero las barreras que les rodean son el río y la vegetación. Este ejemplar está mucho más precupado por rotar su huevo adecuadamente que por los humanos que le observan desde un puente.

Y no es para menos. Los vecinos acaban de tener familia. El pollito de la foto tiene 1 día de edad y se le ve tembloroso cada vez que la madre se levanta y deja de darle calor para echarle un vistazo.

Bah! Os preocupaís por nada, tengo un poco de frío, pero estoy hecho un machote. 😀

.

Entradas relacionadas:

.


  1. 3 abril, 2010 de 0:54

    Que guapas las fotos, Rano. Este año, con tanta agua, hay humedales que parecen haber retornado a sus buenos tiempos. Las Tablas de Daimiel estaban como hace años que no se las veía.

    Sin embargo, no hay que olvidar que lo que mantiene a la mayor parte de estos ecosistemas someros son los acuíferos, y éstos no se recuperan de decenios de sobreeexplotación por un año de buenas lluvias. El uso sostenible del agua subterránea es algo indispensable para que estos flamencos y otras muchas especies acuáticas no pierdan para siempre sus lugares de refugio.

  2. jc
    3 abril, 2010 de 4:46

    Muy interesante la laguna. Estuve una vez y realmente disfruté. Por lo que he leido por ahí, además parece que s hace una correcta gestión con la participación de la comunidad (o sea del pueblo).

    El caracol es Rumina decollata. Es de fácil identificación porque al crecer y llegar a adultos pierden la parte final de su concha, pareciendo que la tiene partida.
    http://en.wikipedia.org/wiki/Decollate_snail

    JC

  3. 3 abril, 2010 de 10:51

    Muchas gracias por esa identificación, JC. 😉

    Rumina decollata. No lo conocía, pero es curiosísimo, un caracol depredador !

    Y según tu enlace de la wiki ha sido utilizado como arma biológica para luchar contra otras plagas de caracoles. Le trataré con más respeto la próxima vez que lo vea. 😀

  4. josemi
    3 abril, 2010 de 11:49

    Si para que se vuelvan a inundar los humedales, tiene que llover mas que en 100 años, apañados estamos.

    Madre mia, no me puedo creer que los caracoles sean una plaga!! En el pueblo de mi madre, cuando era pequeño era un bicho bastante comun, con alejarte 5 metros del pueblo ya encontrabas 3 o 4. Sin embargo hace años que no veo uno. No se si habra sido por los pesticidas o por la sobrexplotacion.

    Gould habla de un caracol depredador de caracoles, no creo que sea este, era uno mas grande. (Gould era un especialista en caracoles). Segun cuenta, cuando se introduce esa especie en islas del pacifico se carga a todas las especies de caracoles locales… y todo el trabajo de los especialistas en caracoles.

  5. jc
    3 abril, 2010 de 11:58

    Josemi, no te preocupes en el Mediterraneo es una especie autoctona.

  6. 3 abril, 2010 de 12:17

    Sí, Josemi, el caracol de Gould era Euglandina (caracol asesino de Florida). Se introdujo en Moorea en 1977 para combatir una plaga de Achatina fulica (otra especie invasora), pero exterminó a todos los caracoles endémicos de la isla.

    La triste historia está en el artículo “Atardecer desencantado”, del libro “Ocho cerditos”. Y sí, nos indica que hay que tener muchísimo cuidado con esa clase de “guerras biológicas”.

    Saludos.

  7. Rhay
    3 abril, 2010 de 12:51

    Esto me recuerda a cuando introdujeron al cangrejo de río americano que ha acabado casi por extinguir al ibérico… O cuando introdujeron el Black-Blass, que acabó con casi todo lo que tenía a su alrededor… En fin…

    Muy buenas fotos, y muy buen artículo.

    Saludos.

  8. 3 abril, 2010 de 23:19

    Muy bien Rano celebro que hayas publicado esta postal porque precisamente estuve hace unos dias en la Laguna de Medina (la más grande de la provincia de Cádiz) y pensé en como estaría la de Fuente piedra!, por lo que veo está increible!!!

    En la primera foto parece que se ven tambien patos cuchara pero por mas que lo he intentado no se ve con claridad…

    Bueno Gracias por mostrarnos este pequeño escaparate de este increible humedal, y los que no lo conozcan animense que además está muy cerca del Torcal de Antequera y tb es espectacular.
    Saludos

  9. 4 abril, 2010 de 10:46

    Una monada el polluelo, creo que nunca había visto uno. :O

  10. 4 abril, 2010 de 12:26

    Gracias Belizón. Con los patos tuve mala suerte, había muchos pero estaban todos muy lejos. Esta es la única foto donde se distinguen un poco:

    Imposible decir si son patos cuchara o no. 😦

    Pero vamos, no me extrañaría. En la desembocadura del Guadalhorce sí que se les puede ver bastante mejor:

    Saludos.

  11. daiana
    28 marzo, 2011 de 10:23

    me enkantan las fotos

  12. juan jose
    31 enero, 2012 de 14:10

    Buen aporte, gracias por los comentarios y fotos.Saludos

  13. albertina mansilla mansilla
    20 septiembre, 2013 de 20:25

    hermosos los flamencos, me hace recordar mi niñéz, en ese tiempo en la patagonía chilena habían muchos flamencos, realmente son muy lindos

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: