Inicio > Ciencia, Microbiología > La imagen de la semana (11/04/2010): bacterias degradando petróleo

La imagen de la semana (11/04/2010): bacterias degradando petróleo

11 abril, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

Uno de los principales problemas con el que se encuentran las bacterias que son capaces de biodegradar alguno de los compuestos carbonados presentes en el petróleo es la hidrofobicidad de éste. El petróleo es un producto natural que normalmente se encuentra en reservorios geológicos situados a varios cientos de metros de la superficie terrestre. En raras ocasiones ese petróleo también se puede localizar en superficie formando lagos alquitranados, como sucede en Oriente Medio o en zonas del sur de Estados Unidos. Esto ya era conocido por civilizaciones antiguas que lo empleaban para impregnar antorchas o como combustible de sus lámparas y candelas. Debido a las necesidades energéticas de la sociedad moderna se han extraído grandes cantidades de petróleo y éste se ha dispersado por todo el planeta de tal forma que hoy es posible encontrar alguno de sus componentes en prácticamente todos los ecosistemas.

El petróleo es una mezcla compleja donde se encuentran mayoritariamente alcanos de cadena larga y compuestos aromáticos. Pocos organismos son capaces de utilizar el petróleo como fuente de carbono y energía. La mayoría de los organismos que son capaces de hacerlo son bacterias, encontrándose entre ellas algunas que están altamente especializadas en su degradación. Las principales razones de la dificultad de emplear el petróleo como fuente de carbono estriban en que pocos organismos poseen los genes que codifican las enzimas necesarias en la degradación de estos compuestos. Además el petróleo es un compuesto altamente hidrofóbico, lo que lo hace más difícil aún de degradar. Las bacterias no son más que un pequeño “saco” de una solución acuosa, por lo que son hidrofílicas. Y ya sabemos lo que ocurre cuando se mezclan sustancias hidrofílicas con hidrofóbicas, como por ejemplo agua y aceite. No se produce la mezcla. Esto es claramente visible en la imagen que aquí os mostramos. Se trata de una fotografía obtenida empleando un microscopio electrónico en la que se pueden observar bacterias del género Alcanivorax, especializadas en degradar petróleo” alrededor de una gota de alcanos procedente del petróleo. La bacteria no puede entrar en el alcano, ya que al ser hidrofílica éste la escupiría. Por tanto las bacterias se acercan lo máximo que pueden a la gota (haciendo así visible su contorno) pudiendo así capturar las sustancias nutritivas de ésta desde una máxima proximidad.

Otros microorganismos han evolucionado a sistemas sofisticados para tomar los nutrientes del petróleo. Así algunas bacterias del género Pseudomonas son capaces de producir surfactantes para captar los nutrientes. Los surfactantes son sustancias capaces de emulsionar las sustancias hidrofóbicas produciendo microgotas dispersas que pueden de ser capturadas por la bacteria. Un ejemplo de elevada sofisticación lo tenemos en bacterias del género Acinetobacter capaces de producir cápsulas hidrófóbicas que les permiten introducirse en la gota de petróleo y tomar los nutrientes que requieran.

Fuente fotografía: Microbewiki

.

Entradas relacionadas:


  1. Victor
    3 octubre, 2011 de 18:19

    Hola,

    Soy un estudiante de bachillerato y estoy haciendo el trabajo de recerca, un trabajo del cual puedes escoger el tema y que creo que únicamente se hace en Catalunya, el hecho es que este trabajo es una gran parte de la nota de mi bachillerato i quería saber si me podrías ayudar de alguna manera en el tema de la biorremediación …

    Muchas gracias.

  2. 3 octubre, 2011 de 18:51

    quería saber si me podrías ayudar de alguna manera en el tema de la biorremediación …

    Depende lo que entiendas por ayudar en este caso.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: