Inicio > Ciencia, Crítica literaria, Escepticismo, Magufadas > Otro principio básico de la ciencia

Otro principio básico de la ciencia

13 abril, 2010

De nuevo por aquí andamos repitiendo cosas que no deberían ser mencionadas más de una vez, pero tal como está el patio vale la pena recordarlas de vez en cuando. Ésta hace referencia a los límites del conocimiento, la ciencia y lo que induce a tomar los caminos de la pseudociencia.

Sólo por el hecho de que no seas capaz de explicar una cosa no significa que esa cosa sea sobrenatural

.
Entradas relacionadas:


  1. 13 abril, 2010 de 16:05

    “Yo creo que en este mundo hay cosas que son inexplicables, y que simplemente suceden, algo sobrenatural tiene que haber”

    ¿Qué porcentaje de vuestra vida, en tiempo, habéis estado de acuerdo con esa frase?

  2. 13 abril, 2010 de 16:11

    Je, pregunta trampa Hexo, basada en la teleología. Ésta siempre está presente en la niñez para intentar explicar lo inexplicable. Lo conté aquí: http://oldearth.wordpress.com/2008/04/21/el-diseno-inteligente-como-explicacion-teleologica/

  3. 13 abril, 2010 de 17:12

    Esa respuesta es más trampa que la pregunta… 😛

  4. 13 abril, 2010 de 18:21

    Pues es super interesante ese artículo que enlazas, Manuel. Muchas gracias.

  5. Cronopio
    13 abril, 2010 de 22:34

    Lo que no tiene explicación aún, está inexplicado.
    Lo que no puede ser explicado nunca, es inexplicable.
    Lo inexplicable no existe.
    Dios es inexplicable.
    Dios no existe.

    Santo Tomás de Allitampoco.

  6. 13 abril, 2010 de 23:40

    Joer, pues yo iba a contestar simplemente “más o menos hasta los 12 años”…

  7. 14 abril, 2010 de 5:26

    muchas cosas fueron “inexplicables” en los albores de la humanidad. por ejemplo. la lluvia. los truenos o los temblores.

    ahora son explicables. incluso los mas idiotas creen que los mismos humanos lo provocan.

    hay que también especificar. que es un misterio y que es un misterio que solo esta en la imaginacion de la gente

    los verdaderos misterios son como. ¿que provoco la explosión cambrica? ¿como nació una celula eucariota? ¿que proceso produjo el ADN? ¿que es la conciencia humana? ¿como llegamos aquí?
    y cosmologicamente otros misterios como ¿que origino el big bang? ¿había algo antes o no?
    ¿por que hay mas materia que antimateria? ¿que le da la masa a las partículas? ¿cual es la verdadera naturaleza de un agujero negro? ¿que produce la expansión?
    ¿habrá vida en otros planetas? ¿que hay mas allá de nuestro universo observable? ETC

    esos verdaderos misterios la gente los ignora. y quieren que la ciencia explique sus misterios frikis. como las caras de belmez. los ovnis. los fantasmas. y toda esa sarta de mafufadas.

    así que la ciencia esta ocupada en los verdaderos misterios y no en los “misterios” en los que la mayoría de gente cree. y no es por que la ciencia no los pueda explicar. sino por que no interesan y no hay evidencia de ellos.

  8. 14 abril, 2010 de 8:27

    “más o menos hasta los 12 años”

    ¿En serio? :O Yo hasta los ventipico no comencé a renegar de ese “meme”.

  9. 15 abril, 2010 de 2:28

    Cronopio Me haz convencido! 😉

  10. Pepi
    17 abril, 2010 de 17:18

    Acabo de descubrir vuestro blog y me está gustando… aunque siempre existen reparos para decir que algo gusta al 100%. Defendéis el método científico y habláis de la comunidad científica (por cierto, ¿quién está dentro de esa comunidad y quién no?) y tengo preguntas.
    Me he reído con el principio de esta entrada, pero ¿podéis enunciar alguno planteando dudas a la interpretación más común del análisis científico por parte de la comunidad científica? Algo así como “sólo porque no se compruebe la hipótesis o resulte ser parcialmente falsa, no significa que tengo que creer o no en en la pregunta”. Porque no creer también me suena a fe.
    Por ejemplo (sólo un ejemplo), “no creéis” en la homeopatía (o eso parece que decís). Algunos meta-análisis concluyen que hay evidencia que el remedio homeopático tiene algo más que efecto placebo en alopatías, enfermedades autoinmunes, etc, y que hay que seguir investigando qué es ese algo más. No he leído las revisiones (sólo los abstracts), ni idea si analizan estudios de calidad o no, si hablan de ciertos remedios de laboratorios homeopáticos que en realidad son fitoterapia, etc, repito que sólo es un ejemplo. Pero si un día, un estudio demuestra que un remedio homeopático es efectivo, ¿creeremos en la homeopatía? Desde mi punto de vista, no. Me fiaré de ese remedio para esa condición. Por el mismo motivo, no “no creo” en la homeopatía. Simplemente no se si ese remedio que tanta gente me recomienda es efectivo. Lo que por cierto, no invalida el hecho que a la persona que me lo recomienda le funcionase, o que otra persona quiera probar.
    Y del mismo modo, no creo/tengo fe en los medicamentos alopáticos. Me fío del método utilizado para medir su efectividad y me tomo sin rechistar un medicamento aprobado. Pero quizá mañana la farmacovigilancia me diga que con ese medicamento hay más riesgo que beneficio en cierto grupo de población, riesgo que no se comprobó en el estudio clínico y me asusto.
    Sólo reflexiones simples para huir de dogmatismos. Es que el “hombre de ciencia” está inmerso en ellos, en muchas ocasiones.

  11. 17 abril, 2010 de 17:45

    Pepi, lo de “creer/no creer” es una forma coloquial de hablar, que cuesta evitar, aunque se intente. De todas formas como podrás ver en varias entradas de este blog ya hemos aportado razones más que suficientes para decir que la homeopatía no ha sido capaz de demostrar nada de lo que publicita. El día que lo haga aplaudiremos, mientras tanto seguiremos igual de escépticos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: