Inicio > Ciencia, Escepticismo > La educación, la mejor vacuna contra la pseudociencia

La educación, la mejor vacuna contra la pseudociencia

16 abril, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

La calidad de un modelo educativo no se mide sólo por los grandes “cerebros” que produce sino por su capacidad de generar una sociedad que viva lejos de la incultura y que posea avidez de conocimientos. En ese sentido el modelo finlandés es ejemplo. En un discurso atribuido a la presidenta Tarja Halonen se expone perfectamente por qué es necesario un modelo educativo de nivel en la sociedad actual

La educación es la mejor vacuna contra la pseudociencia, el pensamiento mítico, las magufadas, la ineptitud y la corrupción. Esa línea de pensamiento la arrancó hace unas décadas Finlandia con unos éxitos espectaculares; pasando de los últimos lugares de Europa en educación a liderar ésta a nivel mundial, tanto en calidad como en resultados. En ese período ocurrió una catarsis que involucró a toda la sociedad finlandesa: profesores, políticos, padres, alumnos, empresarios, etc. La educación se convirtió en un frente de batalla y se dedicó para ello un importante porcentaje del PIB (6% sin contar lo que se dedica a investigación).

Hoy en día los resultados están a la vista, una sociedad bien formada, con una inversión en investigación y desarrollo por encima de países como Gran Bretaña y EEUU; líderes en industria de telecomunicaciones y biotecnología. Y todo ello en un país de apenas 5 millones de habitantes, sin apenas recursos naturales y que está cubierto por la nieve y los hielos casi las 2 terceras partes del año.

Hay un discurso atribuido a la presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, que resume muy bien como ha de ser un modelo educativo que erradique la incultura de la población. Destaco dos fragmentos del mismo:

Toda persona tiene que recibir formación y educación para ir tan lejos como su capacidad se lo permita”. No es suficiente que una sociedad posea algunas personas muy capaces. Toda la población tiene que tener la posibilidad de formación durante toda la vida

.

Los modelos educativos de muchos países tienden a producir una “élite” bien formada que desempeñará las actividades que requieren mayor capacidad intelectual despreciando la formación del resto de la población. Y en ocasiones no sólo despreciando, sino que el término que a veces más se aproxima es “humillando”. Quiero dejar claro que ese desprecio no viene de parte de los profesores, que hace una labor más de digna en mitad de un temporal que sopla de cara, sino de las clases gobernantes que han convertido la educación en un frente más de batalla para sus artimañas manipuladoras. A diferencia de otros modelos, el modelo finlandés tiene como objetivo que toda la población esté bien formada, al menos hasta donde lleguen sus capacidades.

En el final de su discurso la presidenta resume muy bien por qué es necesario ese esfuerzo en educar:

Un pueblo educado sabrá elegir dirigentes honestos y competentes. Estos elegirán a sus mejores asesores.
Un pueblo educado no permite corruptos ni incompetentes.
Un pueblo de ignorantes desperdicia sus recursos y se empobrece.
Un pueblo ignorante vive de ilusiones.
Un pueblo educado sabe diferenciar muy bien un discurso serio, de una charla demagógica.
Un pueblo de ignorantes es tierra fértil para el discurso falso.

Esa es la clave, ¿son capaces los dirigentes de un país de vivir en una sociedad así?. Para el resto de la población, la que no pertenece a la aristocracia, ni está en ningún grupo de poder, esa es la sociedad en la piensa que merece la pena vivir.

.

Entradas relacionadas:


  1. NewZealander
    16 abril, 2010 de 9:14

    Y lo más triste de todo, es que tienes razón.
    Un saludo

  2. dani
    16 abril, 2010 de 9:46

    Es un poco off-topic, pero no os lo perdáis: http://www.dilbert.com/strips/comic/2010-04-16/

    Una tira de Dilbert en el que uno sugiere a otro el uso de la homeopatía y…

    Creo que os gustará.

  3. 16 abril, 2010 de 11:49

    Me parece un texto sencillito y corto, pero demoledor. Os comparto por todos los medios posibles este artículo porque me parece de obligada lectura para darnos cuenta, un poco más, de que vivimos, ya no en un país de ignorantes, sino en un MUNDO de ignorantes.

    Más educación, más sentido crítico y menos Fe es lo que necesita el pueblo. Las herramientas para ello existen, cada vez más, lo que hay que hacer es quitarse la venda del fanatismo.

    Gran artículo. Mejor que habléis de pseudo-ciencia en sentido general que no os pongáis a desgranarlo y mezclar churras con merinas, porque os metéis en un jardín de generalismos que creo que no os conviene.

    Enhorabuena!

  4. 16 abril, 2010 de 12:15

    Como deice el Filósofo Loco: Sencillito y corto pero demoledor.
    Siento tener que meter vídeo como el que sigue, pero es que me lo han mandado hoy y me he quedado asombrado. Lo que puede hace la falta de educación:

  5. 16 abril, 2010 de 12:24

    Filósofos (y derivados) muchas gracias por los comentarios. F. Loco, queda apuntada tu sugerencia.
    Fisilosofo lo de B. Esteban no me sorprende, lo que me deja estupefacto (y me deprime) es que este programa tenga la audiencia que tiene. Cuando queda por hacer……
    😦

  6. 16 abril, 2010 de 12:54

    No puedo estar más de acuerdo con la presidenta! Triste que en la mayoría de los países se realice lo contrario: “ahorremos cuanto más se pueda en educación e investigación” es el lema!

    El Filósofo Loco El problema de tratar la pseudociencia en general es que ninguno que crea en una magufada en particular sentirá que se le está hablado a él/ella. Tan sólo antier estaba hablando con un amigo de cómo no tengo mucha paciencia con gente que cree en sueprstición. Él dijo ser de la misma opión. Yo después mencioné el ejemplo de “tocar madera” y bueno… resulta que él lo hace. Su argumento es que el en caso de la madera se trata de “flujos de energía y eso no hay que menospreciarlo”. Aha… Le pregunté qué es energía y por supuesto la respuesta fue tan vaga y mis ganas de discutir tan pocas, que dije, mejor aquí la dejamos.

    Así que sí veo la necesidad de “desengranar” magufadas. La pregunta que me sigo haciendo es qué tan efectivo es. En uno de los últimos episodios de Point of Inquiry el entrevistado (cuando encuentre de nuevo el episodio se los enlazo) dijo:

    You cannot rationally argue something out, that wasn’t rationally argued in.

    Significando que si alguien cree en que tocar madera lo protegerá de algún mal futuro o cree que la homeopatía lo está curando, no es porque leyó artículos científicos sobre ello, o porque tardó días, semanas o más preguntándose sobre sus mecanismos hasta que llegó por un monólogo o diálogo racional a la conclusión de que funcionan. No. La gente cree en las magufadas porque los hace sentir bien. Es algo emocional, no racional. Y no van a renunciar fácilmente a algo que los hace sentir bien sólo porque unos nerds en internet le dijeron lo contrario (mi intención no es peyorativa, sino que parafraseo la opinión de los superticiosos).

    Regresando al artículo, creo que la educación temprana y correcta es la herramienta más efectiva contra las magufadas. Si las chicas y chicas fueran educados correctamente sabrían lo que es la radiación y no caerían en las redes de los timadores. Pero aún más temprado que la educación primaria, la educación de los padres, desde los primeros años de vida, debiesen, sin ser aburridas o dogmáticas, instructivas en un sentido humanístico y científico. Incluso en mi hogar, donde mi padre me influyó positivamente para decidir estudiar ciencias, teníamos libros sobre astrología y nos medicaban con chochitos homeopáticos. Mi educación posterior me llevó a la conclusión de que ni los astros nos dicen el futuro (como lo entienden los magufos) ni el agua tiene memoria. Así que imaginando una mayoría de hogares que no tuvieron una educación como la que mis padres me dieron, creo que la superstición siempre los acompañará. No quiero decir que los colosales esfuerzos de blogs como éste sean fútiles, sino que hay que tomar en cuenta que hay fuerzas muy grandes en contra nuestra y que empiezan desde una mala educación en el hogar.

    Un brindis por la presidenta Tarja Halonen!

  7. 16 abril, 2010 de 13:04

    Hay veces que pienso que la audiencia de estos programas viene toda de gente que por la situación de España en aquellos momentos (posguerra) no pudieron tener un acceso a educación continuada (mucha gente dejaba de ir a la escuela para trabajar y contribuir en lo que se pudiera al sueldo de la familia).

    Pero luego me doy cuenta de que esa generación por lo menos era honrada, y las pocas oportunidades que tuvieron las aprovecharon. Gente como Belén Esteban, que seguramente tuvieron muchas más oportunidades del mundo en lo que a educación se refiere, prefieren aprovecharse de la situación.

    En fin, en estas cosas me quedo con lo que decía mi abuelo: “Pocas cosas dejo a mis hijos en herencia, la mayor es haberles dado una buena educación. Y creo que no es poco.”

  8. 16 abril, 2010 de 14:56

    Un aplauso para Homo Cosmicus por su comentario, yeah. 😉

    La fuerza de los blogs va a aumentar mucho más de lo que pensamos, ya lo veréis. En la tele la panoja no es que haga que la Esteban tenga más horas de programación que la divulgación científica, no, es que directamente hace que no se pueda divulgar nada. Tenemos las puertas cerradas a ese medio. Ahora se está atrayendo la población a internet. Internet es libre. Aunque este blog no tenga ni un puñetero anuncio, ni nadie gane un duro escribiendo aquí, por lo menos podemos hacerlo. Y cada vez lo haremos más. No menosprecieis este poder.

  9. sbach2k
    16 abril, 2010 de 15:45

    Totalmente de acuerdo con la Sra. presidente Tarja Halonen y suscribo lo que dijo el Filosofo Loco “Sencillito y corto pero demoledor”.

    Fisilosofo, si se trata de videos, ésta no tiene precio:

  10. Lucien
    16 abril, 2010 de 16:20

    Muy de acuerdo con el artículo. Una democracia exige unos ciudadanos educados. La democracia sin educación es solo una broma de mal gusto.

  11. 16 abril, 2010 de 18:30

    Excelente, pero no estoy seguro de su procedencia. Estuve tratando de encontrar fuentes y, en inglés no encuentro nada parecido relacionado con la presidenta de Finlandia. Sí encontré esto que tiene palabras muuuy similares y habla sobre México.

  12. 16 abril, 2010 de 18:57

    Daneel, efectivamente yo tampoco estoy seguro de la procedencia de todo el discurso, de ahí digo que se le atribuya. Este discurso circula por la red como presentación PowerPoint tomando frases de la presidencia de Finlandia y frases que bien puede haber dicho algún otro político. La primera parte, la que refleja como está la situación en Finlandia es cierta. parte de su discurso también es suyo tal y como refleja esta noticia: http://es.globedia.com/finlandia-conocimiento-asusta

    La última parte es la que me plantea más dudas, puede que ella apuntura alguna de las frases y otras fueran dichas por otra persona. Pero desde luego, reunidas ofrecen un mensaje demoledor sobre la importancia de la educación. Y es cierto que Finlandia lo ha entendido así.

  13. sbach2k
    16 abril, 2010 de 19:45

    ¿Presidente o presidenta?

    En español existen los participios activos como derivados verbales: Como por ejemplo, el participio activo del verbo atacar, es atacante. El de sufrir, es sufriente. El de cantar, es cantante. El de existir, existente.

    ¿Cuál es el participio activo del verbo ser?: El participio activo del verbo ser, es “ente”. El que es, es el ente. Tiene entidad. Por esta razón, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega la terminación ‘ente’.

    Por lo tanto, la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente de su género.

    Se dice capilla ardiente, no ardienta. Se dice estudiante, no estudianta. Se dice adolescente, no adolescenta. Se dice paciente, no pacienta. Se dice comerciante, no comercianta.

    La Sra. Cristina Fernández de Kirchner <para aquellos que andan atrasados de noticias, es la actual presidente de Argentina… y no su esposo no sólo hace un mal uso del lenguaje por motivos ideológicos, sino por ignorancia de la gramática de la lengua española. Y ahora en

    Un mal ejemplo sería: La pacienta era una estudianta adolescenta sufrienta, representanta e integranta independienta de las cantantas y también atacanta, y la velaron en la capilla ardienta ahí existenta.

    Qué mal suena ahora Presidenta, ¿no? Es siempre bueno aprender de qué y cómo estamos hablando.

    Copy&paste de un mail que me llegó.

  14. 16 abril, 2010 de 19:56

    Sbach2k: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=presidenta

    Palabra aceptada por la RAE al igual que profesora, ministra o abogada. Sin embargo estudianta o miembra no están aceptadas por mucho que insista alguna ministra de nuestro país.

  15. 16 abril, 2010 de 21:58

    Tan excelente el artículo como patéticos los vídeos. Está claro que hay dos modelos de sociedad, y la que muestran los vídeos me aterra. Caldo de cultivo para sectas, inquisiciones y magia o, dicho de otro modo: para el retorno a la oscuridad.

  16. mmoss
    17 abril, 2010 de 13:41

    Sin embargo, en cuanto a religiosidad (la cual incluye creencia en lo sobrenatural), Finlandia es considerado el país más luterano del mundo. Más de 90% de los ciudadanos son miembros activos de la iglesia. La educación no ha erradicado la religiosidad, por lo visto. Al menos en este país.

  17. Darío
    17 abril, 2010 de 20:54

    Pues si esos luteranos sostienen esto que se ha escrito aquí, encantado de la vida me voy con una finlandesa, ya que la creyente no sería como la fanaticada que conocemos por estos lares :mrgreen: :mrgreen:

  18. Fran
    17 abril, 2010 de 23:48

    J.M. dijo

    Tan excelente el artículo como patéticos los vídeos. Está claro que hay dos modelos de sociedad, y la que muestran los vídeos me aterra. Caldo de cultivo para sectas, inquisiciones y magia o, dicho de otro modo: para el retorno a la oscuridad

    Ese es mi miedo mas profundo…

    que mi hija vuelva a vivir en la edad media o directamente volvamos a las cavernas…

    Manuel genial articulo como siempre…

  19. 18 abril, 2010 de 5:12

    todos los comentarios muy interesantes.:D

    estoy diacuerdo en las ideas de Tarja Halonen. pero no se ustedes pero muchos de los “ortodoxos” que creen en “otras realidades” interpretarían esto como una dictadura un dogma.

    no creo que sea posible crear una sociedad 100% educada y con pensamiento critico.
    ya que la gente de los negocios oscuros del mundo mágico religioso. dirán que esa educacion es dogmática y es mala.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: