Inicio > Ciencia > La imagen científica de la semana (9-05-2010)

La imagen científica de la semana (9-05-2010)

9 mayo, 2010

La imagen que os mostramos esta semana corresponde a la exuvia de un odonato. Los odonatos o libélulas presentan metamorfosis incompleta: del huevo eclosiona un estado juvenil llamado ninfa que sufre varias mudas de cutícula a lo largo de su vida, antes de  transformarse en adulto. A los insectos que presentan este tipo de metamorfosis se les denomina hemimetábolos y presentan unos estados inmaduros similares al adulto y no presentan ninguna fase inactiva. En contraposición, otros insectos (como por ejemplo las mariposas o los escarabajos) sufren una metamorfosis completa, donde a partir del huevo se diferencian  un estado de larva activa, un estado de pupa inactiva y finalmente, un imago o adulto que suele parecerse poco a los estados anteriores; los insectos que presentan metamorfosis completa se denominan holometábolos.

En el caso concreto de las libélulas, sus ninfas  viven en el agua, siendo depredadoras muy activas de otros invertebrados o incluso pequeños alevines de peces y renacuajos. A lo largo de su vida mudan varias veces de cutícula, dado que los insectos poseen un duro exoexqueleto que les impide crecer y les obliga a sustituirlo cada vez que aumentan de tamaño durante el desarrollo. Finalmente, la ninfa que dará lugar al adulto sale del agua y se encarama a una rama o cualquier otra estructura elevada, donde sufre la última muda de la que emerge la libélula adulta. La vieja cutícula de esta última ninfa, vacía y abandonada,  queda enganchada a la rama siendo mudo testigo de la eclosión de una bella libélula.

A esta cutícula que mantiene la forma del animal, y en la que se puede observar la cisura por la que emergió el adulto, se denomina exuvia, y es lo que se muestra en la fotografía. En este caso, se trata de una exuvia fotografiada en el Lago Marsla (Mauritania).

.

Entradas relacionadas:


  1. josemi
    9 mayo, 2010 en 22:43

    Recuerdo haber visto una cosa de estas pegada a una planta cerca del rio.

    Por desgracia, se cargaron ese rio.

  2. 10 mayo, 2010 en 10:55

    Preciosa imagen!!

  3. 10 mayo, 2010 en 13:18

    Me recuerda a cuando criaba gusanos de seda en una caja de zapatos, lo cual era, por cierto, un trabajo escolar para explicar la evolución. Un niño de siete años no distingue mucho entre evolución y metamorfosis, pero es una bonita forma de enseñar algo.

  4. Jaime
    10 mayo, 2010 en 14:53

    Bonita foto. Por cierto, ¿que se te perdió por Mauritania? zZ

  5. 10 mayo, 2010 en 17:32

    Jaime :

    Bonita foto. Por cierto, ¿que se te perdió por Mauritania? zZ

    Un proyecto de cooperación muy chulo:

    http://www.tagant.org/

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: