Inicio > Actualidad, Ciencia, Microbiología > Vida artificial en los titulares de la prensa “seria”

Vida artificial en los titulares de la prensa “seria”

20 mayo, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

Mycoplasma mycoides

Mycoplasma mycoides

La veracidad de los titulares que leemos en la prensa puede no ser especialmente fiable. Muchas veces, un buen titular sacrifica la exactitud frente a la espectacularidad y las ventas. Cuando se trada de información científica, más que a divulgar o  -al menos- informar,  contribuye a aumentar la confusión y desconfianza del público ante la actividad científica.

Un equipo de investigadores estadounidenses del J. Craig Venter Institute, acaban de anunciar en Sciencexpress (publicación online de Science), la creación de un genoma totalmente sintético, a partir de la información digitalizada del genoma de la bacteria Mycoplasma mycoides. El cromosoma sintético ha sido transferido a otra célula bacteriana de la especie Mycoplasma capricolum (muy próxima a M. mycoides), a la que se había desprovisto de su propio ADN.

El resultado ha sido espectacular:  el cromosoma sintético ha sido capaz de controlar la actividad de la célula huésped, la cual muestra las propiedades fenotípicas de M.mycoides, así como capacidad de autorreplicación.

.

No hay duda de que se trata de un paso importante hacia la creación de vida artificial, que vemos cada vez más posible y más cerca. Sin embargo, titular esta noticia como “Creación, por primera vez, de vida artificial” parecería demasiado pretencioso, dado que sólamene el ADN de la bacteria es sintético, aunque no sea poca cosa. Pues bien, no hubiéramos sido más exagerados que cualquier periódico tradicional.

Titulares de este tipo se pueden leer en las ediciones digitales de “El País”: Científicos en EE UU anuncian la creación de la primera vida artificial, El Mundo: El padre del genoma humano Craig Venter crea por primera vez una célula artificial o 20 Minutos: Anuncian en EE UU la creación, por primera vez, de vida artificial.

Sabiendo que el “padre de la criatura” es el polémico Dr. Craig Venter, quizá quepa esperar que la espectacularidad y dudosa corrección del titular provenga de él mismo. Declaraciones del científico como “Ciertamente ha cambiado mis opiniones sobre la definición de vida y sobre cómo la vida funciona“, no inspiran otra cosa. Claramente, tal desvarío sólo puede pretender vender la moto, dado que precisamente el éxito del experimento confirma nuestros conocimientos sobre cómo funciona la vida, y no al contrario. Si fuera así,  sólamente podríamos criticar a los medios la falta de rigurosidad en no contrastar la noticia con otras fuentes científicas.

Sin embargo, como se puede comprobar en la publicación original, el equipo investigador no habla de haber conseguido vida artificial, sino un cromosoma sintético funcional, que no es lo mismo. Pero claro, no vende lo mismo un titular que otro, y a poca insinuación del propio Venter, los redactores se han tirado a degüello. Y eso puede colar el El País o en El Mundo, pero no en Science, donde el artículo es totalmente correcto.

La falta de criterio y seriedad de los medios de comunicación no se queda en elegir lo más espectacular y transformarlo en un titular vendible. Por el contrario, llegan a extremos de contradecirse a sí mismos en la propia noticia y ni siquiera despeinarse. Así podemos leer en 20 minutos, bajo el titular mencionado que “Los científicos estadounidenses han vuelto a dar un paso más hacia la creación de la vida artificial […] por primera vez, supone la creación de una forma de vida sintética […] Los investigadores esperan poder crear células …”  o en El Mundo “[Craig Venter] ha dado un paso más hacia la creación de vida […] se trata de la primera vez que un investigador crea, con todas las implicaciones que esta palabra tiene, una forma de vida sintética” ¿en que quedamos, han creado vida artificial, se han acercado, esperan crear células o las han creado ya?.

Lamentablemente, esta es la forma de informar sobre los descubrimientos científicos de nuestra prensa, y la manera de vender de la industria de investigación privada. Y así nos va…

.

Entradas relacionadas:


  1. ralvar
    21 mayo, 2010 en 3:45

    Hermoso sistema el capitalista, hermoso.
    Money money money
    ¿y lo demás?
    detalles

  2. Angel
    21 mayo, 2010 en 12:06

    Leeré el artículo este fin de semana pero creo haber entendido que, además, una parte importante de los ensamblajes de fragmentos de ADN se realiza aprovechando la maquinaria de células vivas. El logro aparente está en haber logrado ensamblar algo más de 1 millón de bases con la suficiente calidad o audencia de errores como para que luego tenga funcionalidad. Saludos.

  3. mikemarlowe
    21 mayo, 2010 en 12:51

    Buenas:

    ¿No es esto precisamente lo que Carlos Elías denunciaba en su entrevista?

    Así nos llueven los palos a los de letras.

  4. 21 mayo, 2010 en 13:55

    sí y hasta los de alt1040.com pisaron el palito…

  5. 21 mayo, 2010 en 14:50

    Como siempre, prima el sensacionalismo en lugar del rigor. En lugar de centrarnos en el hecho, es decir, la síntesis de un genoma artificial, que ya es espectacular de por sí, el hecho real queda enterrado, siendo sustituido por un titular más ambicioso y goloso aún: la creación sintética de vida.
    Parece que no hay forma de reconciliar periodismo y ciencia…

  6. AvA
    21 mayo, 2010 en 15:51

    Lo escuché en la radio anoche. Gracias por informar de verdad, con rigor 😉

  7. remem0rama
    21 mayo, 2010 en 17:57

    Me he levantado hoy y he visto en el repaso de los periódicos en TV que la portada de Público era precisamente eso, “Ya hay vida artificial”…. que amarillentos! Menos mal que todos los medios no han caido en lo mismo, en el Telediario de TVE ya han abierto la noticia como que no era “vida artifical” como tal, y que se había exagerado en otros medios

  8. 21 mayo, 2010 en 20:47

    Pues acabo de ver el telediario de Tele 5 y era de nota: vida artificial, con fondo de imágenes de películas de ciencia ficción, posible peligro de cambiar la vida sobre la tierra… glorioso!

  9. 21 mayo, 2010 en 20:55

    Hasta el propio Obama ha encargado una comisión de bioética para analizar esa “creación de vida”. ¡Si todavía estamos a años-luz de ese paso!. Que pena que esa comisión no se dé una vuelta por los laboratorios militares.
    😦

  10. 21 mayo, 2010 en 21:32

    Jo, qué interesante está esto. 😎

    No sé, pero al contrario que otras veces a mí esta vez el trabajo de Venter sí me ha parecido un avance muy serio (aunque la prensa no se esté enterando de nada, para variar… 😀 ).

    De hecho, yo que él sacaría rápidamente la patente antes de que algún
    caradura se atribuya el descubrimento…

    Saludos.

  11. 21 mayo, 2010 en 21:40

    Pues lo de siempre…

    Un avance en biotecnología aluflipante!!!

    Un montón de periodistas poco menos que inútiles, de verdad, los de Letras no se que habéis hecho en otra vida para merecerlos, ni nosotros para aguantarlos 🙄

    Gente que no sabe de que va el tema, acohonada, porque no sabe de que va el tema. El miedo y la ignorancia van de la mano…

    Y el Vaticano para variar, vuelve a rebuznar.

  12. Darío
    21 mayo, 2010 en 21:42

    De hecho, yo que él sacaría rápidamente la patente antes de que algún
    caradura se atribuya el descubrimento…

    ¡¡¡¿¿¿Le estás llamando al Señor caradura???!!!

    :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

  13. 21 mayo, 2010 en 22:13

    El rano verde :

    No sé, pero al contrario que otras veces a mí esta vez el trabajo de Venter sí me ha parecido un avance muy serio.

    Es que es un avance muy serio, pero lo que están transmitiendo a la población es otra cosa diferente.

  14. 22 mayo, 2010 en 0:06

    Lo que sí queda claro es que la frontera entre la vida (materia orgánica) y la materia inorgánica es cada vez más difusa. Nos va costar convivir con ello. Por no hablar de las implicaciones filosóficas y éticas que se derivan de lo que significa los conceptos “difusión de la vida” y “difuso” en este contexto.

  15. 22 mayo, 2010 en 11:00

    José Manuel, de hecho la frontera de la vida de por sí es bastante difusa, el DNA por sí solo no es vida, ni tampoco las proteínas, ni una membrana celular… ahora bien, junta unos cuantos de estos elementos y puedes tener cosas que recuerdan a la vida. Un virus, por ejemplo 🙂

  16. 22 mayo, 2010 en 14:06

    Se ha descubierto vida en la tierra.

  17. 22 mayo, 2010 en 14:58

    Tenéis mucha razón con la crítica, como siempre, y tal. Pero lo más indignante del post es, sin lugar a dudas, la pequeña imagen que se ve de Yoda anunciando el Microsoft Internet Explorer… Es vergonzoso el señor Lucas, como se puede vender así. Es lo más petético que ha hecho desde Jar Jar Binks.

  18. 22 mayo, 2010 en 15:08

    *Nótese que “petético” es aún peor que “patético”.

  19. 22 mayo, 2010 en 15:21

    Es increible como un avance científico es contado de manera tan sensacionalista, aunque algunos de esos creatas si han creído la noticia tal como la cuentan, deben estar retorciendose de la desesperación…

    Y lo de Hexo “patético” es un buen adjetivo…

  20. albireo beta cygni
    25 mayo, 2010 en 12:01

    Algunos periodistas (no quiero cuantificar) tienen mucho peligro. Se trata de unos profesionales cuya función es la de informar. Y lo peor es que se lo creen. Frecuentemente asumen que sus lectores somos medio tontos y que necesitamos de su intervención para hacernos accesibles los conceptos que de otra forma serían demasiado complejos para nuestro corto alcance. En esta labor de simplificación es en la que cometen los mas graves errores o disparates (la ignorancia es atrevida).
    Por otra parte, no podríamos esperar otra cosa de ellos, debido a que, en teoría, deben saber de todo, y ya se sabe que “el que mucho abarca…”. En el mejor de los casos, los medios de comunicación disponen de periodistas especializados en los mas diversos temas (economía, tribunales, sucesos, ciencia, religión,…) o ámbitos geográficos (internacional, nacional, local), pero con una particularidad común: casi todos son licenciados en Ciencias de la Información.
    Desde luego que es ingenuo creer que los medios de comunicación únicamente pretenden informar. Las tendencias políticas, ideológicas, económicas, están patentes en cada línea que escriben, retorciendo e interpretando todo de la forma que mas favorezca a sus intereses. Y los profesionales que trabajan en esos medios no son ajenos a esto: antes de ser contratados ya saben de que pie cojean sus jefes.
    Así pues, desde mi punto de vista, las noticias publicadas en la práctica totalidad de los medios de comunicación generalistas, sobre todo las de contenido técnico y científico, carecen de credibilidad alguna, primero por la frecuente falta de preparación y de conocimiento de los que las escriben y segundo por la tendencia del medio de difusión (amarillo, rosa, rojo, azul,…).
    Podríais abrir una sección con las meteduras de pata científicas de los periódicos …seguro que se llenaría pronto.

  21. Jonás
    25 mayo, 2010 en 12:45

    Yo creo que es necesario y posible una buena información de ciencia en los medios de comunicación. Lo mismo que se exige que un periodista que lleve la crónica parlamentaria, deportes o economía sepa de lo que habla y que tenga sus “contactos” a los que consultar en caso de que algo se le escape; exactamente igual debería pasar con las noticias de ciencia. Nadie sabe de todo, pero por lo menos sabe donde o a quien consultar antes de decir barbaridades. ¿Seguiría habiendo un sesgo ideológico en función de la linea editorial del medio?, vale, pero por lo menos no oiríamos ciertas barbaridades.

    En todo caso, creo que sí es eficaz hacer llegar estas críticas a los medios cuando sea necesario aunque sea por “saturación” y “pesados”. Hacer presente que sí hay lectores que les interesan estos temas puede ayudar a que los medios también se interesen en ellos.

    El ejemplo de “El Pais” con la homeopatía (aunque este caso sea más tendencioso que erróneo) creo que es muy interesante y un toque de atención, por lo menos a corto plazo, para la próxima vez que quieran hablar de estos temas.

    Venga, un saludo!!!!

  22. albireo beta cygni
    25 mayo, 2010 en 13:37

    Por supuesto que es deseable una, al menos, correcta información científica en los medios. Y el deber de todos es reclamarla, cuando no exigirla. El problema, creo, es la especie de autosuficiencia periodística que impide a estos profesionales abandonar el ombligo universal en el que se creen que habitan. No hacen ni puto caso a nadie, por mas que se insista y se documente un tema.
    Por ejemplo, ya que citas al El País, te cuento un caso de ignorancia y cerrazón que le afecta a ese medio.
    A raíz de la publicación del siguiente artículo sobre un terremoto el pasado 17 de diciembre (pido perdón por no saber como poner correctamente los enlaces):

    http://www.elpais.com/articulo/espana/seismo/magnitud/62/Atlantico/deja/sentir/Andalucia/elpeputec/20091217elpepunac_1/Tes

    les escribí lo siguiente:
    Os escribo para intentar corregir un error que es bastante habitual en los artículos sobre terremotos (aunque es algo que se estudia en educación primaria). El EPICENTRO de un terremoto no puede estar situado a ninguna profundidad, ya que, por definición, se encuentra en superficie, concretamente en la vertical del HIPOCENTRO, que es el punto donde se origina el sismo y que debe ser al que se refiere el redactor en el artículo de hoy. Las Ciencias de la Tierra son importantes y creo que hay que cuidar mas su tratamiento en los medios. Muchas gracias.

    Pues bien, en la noticia publicada sobre el terremoto de Haití el 20 de enero, de triste recuerdo, volvieron a la carga:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/replica/potente/hace/revivir/pesadilla/Haiti/elpepuint/20100120elpepuint_7/Tes

    Nuevamente el epicentro se encontraba a kilómetros de profundidad.
    ¿Ignorancia?, ¿indolencia?, ¿o ambas?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: