Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo, Medicina, Microbiología > 10 preguntas sobre la supuesta creación de vida en el laboratorio

10 preguntas sobre la supuesta creación de vida en el laboratorio

26 mayo, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Imprimir

La pasada semana se difundió en los medios de comunicación la publicación en la Craig Venter expone la síntesis de un cromosoma sintético con el que ha construido una nueva estirpe bacteriana. Esta noticia ha tenido una gran relevancia mediática. Pero los medios, desde mi punto de vista, han fracasado en el intento de difundir la noticia generando una enorme cantidad de dudas. Este artículo trata de contestar esas preguntas que nos suelen plantear personas ajenas al mundo de la ciencia. Espero que esta pequeña guía os sea de utilidad.

1. ¿Es cierto que se ha creado vida?

La clara respuesta es NO. Se creará vida el día que partiendo de una serie de compuestos químicos, éstos sean sometidos a unas condiciones experimentales determinadas y como consecuencia de ello se genere un organismo con capacidad autorreplicativa, que se mantenga en el tiempo y capaz de reproducirse y variar en el tiempo (evolucionar).

2. Entonces, ¿por qué dice la prensa que se ha creado vida?

Porque uno de las principales objetivos de la prensa es vender periódicos y de los noticieros de televisión ganar audiencia. Quiero entender que por ese motivo se ha presentado este experimento como la “creación de vida”. Prefiero pensar eso a que los periodistas que han informado son unos incompetentes que no saben nada de ciencia, pese a informar sobre ella. La incompetencia de todas formas sí se ha observado en ciertos medios que acompañaron la noticia con imágenes de Terminador, de Star Treck o incluso de Pinocho. Esas personas merecen no volver a presentarse jamás ante el público con un avance científico entre las manos.

También habría que mirar de reojo el papel del gabinete de prensa de la revista Science. A esta revista no le viene mal algo de publicidad, por lo que una presentación amarillista y provocadora la posiciona bien. Incluso al propio Venter le viene bien esta publicidad. Hay que recordar que tanto Science, Celera o el Craig Venter Institute son organizaciones privadas que viven de los ingresos obtenidos a partir de sus productos. Pero también hemos de ser justos con Science y Venter, ellos en ningún momento afirman en la publicación que se haya creado vida. El artículo es riguroso, nada amarillista y se explica perfectamente que el principal logro ha sido la creación de un cromosoma artificial.

3. ¿Cuál ha sido el avance?

En el trabajo del equipo por Venter titulado Creation of a bacterial cell controlled by a chemically synthetized genome se describe la síntesis química empleando sistemas informatizados de un genoma de aproximadamente 1 megabase en el citoplasma de bacterias de la especie Mycoplasma capricolum para generar el nuevo microorganismo que han bautizado como Mycoplasma mycoides. Se eligió la especie mycoides porque es el micoplasma de crecimiento más rápido que se conoce. Se tuvieron varios problemas técnicos como por ejemplo:

  • (i) el transplante del genoma sintético a la bacteria receptora. Esto se consiguió mediante el desarrollo de métodos de clonación del cromosoma sintético, basados en la inserción de este cromosoma a modo de «plásmidos centroméricos» (entidades de ADN con cierta autonomía y que recuerdan a «minicromosomas») en la levadura Saccharomyces cerevisiae.
  • (ii) las enzimas de restricción de la célula huésped digerían el ADN incorporado. Para evitar este problema el genoma sintético fue metilado (la metilación confiere una barrera protectora al material genético frente a las enzimas de restricción) empleando metilasas purificadas (enzimas cuya función es metilar el ADN) o extractos de M. mycoides o M. capricolum, una solución complementaria era impedir que el sistema de enzimas de restricción funcionara correctamente.

Las únicas células capaces de crecer en medio sintético a una velocidad exponencial fueron aquellas que habían recibido el cromosoma sintético. Posteriormente se aisló el ADN de estas células y se secuenció demostrando que el cromosoma estaba completo y con las mutaciones típicas de cualquier crecimiento. También se hizo un análisis proteómico que confirmó la expresión de los genes introducidos.

4. Entonces, ¿éste es un avance científico más?

Ni mucho menos, es un avance revolucionario. Se ha conseguido la síntesis de una molécula de ADN, a partir de nucleótidos, de un tamaño enorme; se ha ensamblado correctamente y se ha introducido en el citoplasma de una célula a la cual se le extraído previamente el ADN. Esto es tecnológicamente muy complejo. Había diferentes grupos a escala mundial interesados en realizar este mismo experimento, pero solamente Venter posee en estos momentos la tecnología adecuada para llevarla a cabo. En este sentido podemos afirmar que Venter es un pionero.

Esquema de la construcción del cromosoma sintético en levadura

5. ¿Para qué se pueden usar estos microorganismos modificados?

Las utilidades son muchas y muy diversas. Y seguro que con el paso de los años se consiguen muchas más. La idea original de Venter es conseguir microorganismos con capacidad de producir biocombustibles de una manera más eficiente de las que ahora existente. Estos microorganismos también podrían ser usados como pequeñas biofactorías para producir compuestos de todo tipo, de utilidad farmacológica, alimenticia, industrial, etc. En la rama biosanitaria también podrían ser aplicados a la producción de vacunas mediante la generación de microorganismos antigénicos, que produzcan respuesta inmune, pero sin ser portadores de los factores patogénicos que producen la enfermedad.

6. ¿Se podrá crear vida en el futuro?

Es posible que así sea, aunque es difícil decir a priori si va a ser así y cuándo se va lograr. Desde mi punto de vista aún se está muy lejos de este proceso; tanto que es posible que la generación que ahora está haciendo los experimentos en el laboratorio de Venter no lo vea. Pero si por algo se ha caracterizado la ciencia es por la rapidez con la que en ocasiones alcanza sus objetivos, por lo que igual me equivoco.

7. ¿Tiene interés crear vida en el laboratorio?

Sin duda, ya que permitiría conocer los mecanismos que la generaron, lo que puede llevar a aportar más datos acerca de nuestros orígenes. Creo que esa es la principal motivación, y a la que está dedicando sus esfuerzos la ciencia, más allá del complejo de Frankestein con el que algunos quieren etiquetar a los científicos que trabajan en estos temas. Entender las condiciones en las que se forma la vida implica determinar como pudo formarse vida en la Tierra a partir de material abiótico, si este proceso es posible en otros lugares del Universo, y si éste se está produciendo en estos momentos en planetas de nuestro entorno exploratorio.

8. ¿Tiene implicaciones éticas este descubrimiento?

Por supuesto. Es absurdo separar la ciencia de la ética. La ciencia es una actividad humana más, y la misma debe de estar controlada por la propia ética de los científicos, por la legislación vigente y por los derechos y libertades fundamentales. Pero hay que tener mesura, como todo en la vida, no hay criminalizar este trabajo, especialmente cuando no acaban de entender su consecuencias reales. La tecnología está ahí y la legislación también. Emplear estos microorganismos para la guerra bacteriológica es criminal e ilegal. Claro que cuando lo hacen los laboratorios militares de las grandes potencial entonces no hay comité que bioética que lo corrijan, eso es algo que echo de menos en muchos de los que ahora piden control en este tipo de experimentos. Es por ello por lo que un poco menos de hipocresía y un estricto seguimiento de las leyes, en todas las facetas de la vida serían de agradecer.

9. ¿Craig Venter es un científico de fiar?

Venter es un innovador. En el año 1977 el equipo de Frederik Sanger fue el primero en conseguir el borrador del primer genoma secuenciado, el genoma del bacteriofago Phi-X174. Tuvimos que esperar hasta 1995 para conocer la secuencia de la primera bacteria, Haemophilus influenzae, logro obtenido por el equipo de Venter. Desde entonces Venter ha fundado diferentes compañías que han revolucionado los métodos de secuenciación. En sólo 25 años se ha aumentado en 8 órdenes de magnitud (100.000.000 de veces) la velocidad de secuenciación, así como se ha disminuido también en varios órdenes de magnitud el coste de esas secuencias. Y Venter es uno de los “culpables” de esa revolución. La compañía Celera de Venter contribuyó de forma importante en la secuenciación del genoma humano. Una vez acabado este proyecto se embarcó (nunca mejor dicho) en realizar la secuenciación masiva de muestras ambientales. Para ello ha navegado a bordo de su yate tomando muestras del océano Pacífico y del Atlántico, confeccionando librerías metagenómicas con las muestras y secuenciando esas librerías.

Esa información está hoy día disponible a los científicos en servidores como NCBI. Y su nueva meta es la creación de una forma de vida que produzca compuestos de interés biotecnológico “a la carta”; y va por buen camino. Creo que no se dudar de su capacidad innovadora y de su visión de futuro. Hay un pero en todo esto, más relacionado con el qué se hace con los descubrimientos. Venter ha creado una empresa privada, con lo que está muy interesado en beneficios económicos, o lo que es lo mismo la rápida generación de patentes. Todo lo contrario de lo que aquellos que trabajan para entidades públicas desean: que la información científica circule libre y gratuitamente entre la comunidad. Y que la innovación llegue al menor coste posible a la población. Esto ha provocado litigios judiciales que han durado décadas, y conflictos con aquellos que le acusan de querer patentar seres vivos imponiendo restricciones al conocimiento.

10. ¿Hay algún peligro en este tipo de experimentos?

En el momento que se opera con organismos vivos nunca se puede tener la plena seguridad de que todo está controlado. “La vida se abre camino” solía decir Ian Malcolm en la película “Parque Jurásico”. Y es una frase cargada de razón. Los seres vivos evolucionan, varían y se adaptan a las situaciones cambiantes del entorno. Y esas condiciones pueden escapar a nuestro entendimiento, con variaciones que a priori no conocemos. Un ejemplo clásico son los microorganismos productores de una determinada sustancia que deja de producirla o de un patógeno atenuado que deja de serlo para volver a ser virulento. Por ello siempre hay que tener mucho cuidado cuando se trabaja con seres vivos, al fin y al cabo aún nos queda por conocer casi todo en la ciencia de la biología.

.

.

Entradas relacionadas:


  1. 26 mayo, 2010 de 7:26

    Gran artículo. Tenía mis dudas sobre Craig Venter, pero me han quedado resueltas. Gracias

  2. 26 mayo, 2010 de 9:59

    Genial. Desde luego, “la vida se abre camino“, un nuevo organismo que abona un campo con posibilidades infinitas. Aunque supongo que el equipo de Venter lo habrá capado de bastantes cosas para hacerlo muuuy dependiente del laboratorio 🙂 Lo que no quita que habrá que ir con mucha maña y presteza.

    Claro, que luego habrá quien diga que puede convertirse en una peligrosa arma bacteriológica… Pero bueno, yo creo que si vamos por ese camino, hace más de medio siglo que tenemos razones de sobra para tener los huevicos en el gaznate gracias a ciertas acciones bélicas del país de las barras y estrellas.

  3. 26 mayo, 2010 de 12:32

    No estoy de acuerdo con la primera respuesta. Hay muchos seres vivos que por lo que sea no se replican ni mucho menos evolucionan con el tiempo, y siguen estando vivos. Como por ejemplo el gato de mi hermana.

  4. 26 mayo, 2010 de 12:40

    Solo un dato en cuanto a la cuestión #9.
    En una reciente ponencia de genética a la que asistí se comento.
    “secueciar el genoma humano costó 6 millones de Euros hoy resecuenciarlo costaría 20.000 Eulos”, no sé si esta cifra es real o es proporcionada o es en cuanto a los costes de alguna técnica concreta, pero lo cierto es que is este señor es partícipe de eso, eso hay que reconocérselo.

  5. 26 mayo, 2010 de 13:12

    6. ¿Se podrá crear vida en el futuro?

    Es posible que así sea, aunque es difícil decir a priori si va a ser así y cuándo se va lograr. Desde mi punto de vista aún se está muy lejos de este proceso; tanto que es posible que la generación que ahora está haciendo los experimentos en el laboratorio de Venter no lo vea. Pero si por algo se ha caracterizado la ciencia es por la rapidez con la que en ocasiones alcanza sus objetivos, por lo que igual me equivoco.

    Yo creo que se equivoca, tal como él mismo observa. No respalda su primera apreciación con ninguna razón, pero en cambio sí respalda la posibilidad que se esté equivocando con una buena observación.

  6. 26 mayo, 2010 de 13:33

    Hola, después de mucho tiempo sin comentar (porque visitas las hago a diario), he vuelto 😀
    Gracias, en primer lugar, por este artículo, porque había oído cosas sobre este tema, pero no tenía nada claro. Por suspuesto, rechacé informarme por los medios habituales (periódicos y tele) porque sé que no son de fiar. Es más, considero que se debería empezar a despedir en masa a todos los periodistas que, como dice el autor, no tienen ni p* idea ni se molestan en tenerla, pero escriben artículos absurdos cargados de sensacionalismo.

    En segundo lugar, comentar que me alucina lo que está consiguiendo la biología, y me encantan todos estos temas de ADN, origen de la vida, etc. De hecho, espero poder colaborar pronto con esas investigaciones, en un doctorado sobre la dinámica del ADN (desde el punto de vista físico, que es lo mío). Si al final sale, abusaré de vuestra bondad y os pediré recomendaciones de libros para ponerme un poco al día en estos temas.

    Un saludo, y genial el artículo.

  7. Jack the Rigger
    26 mayo, 2010 de 13:37

    No me he enterado de nada. Los que mejor me lo explicaron fueron los de Telecinco, con sus imágenes ilustrativas sacadas del cine: cuando quieres crear vida en un laboratorio (salía un velocirraptor de Parque Jurásico) primero debes escuchar la voz de tu conciencia (y salía Pepito Grillo dándole la charla a Pinocho). Eso es divulgación científica, y lo demás zarandajas…

  8. 26 mayo, 2010 de 14:33

    Hexo, si alguien se equivoca soy yo, que es el ha escrito el artículo. He intentado entrevistar a Venter, pero aún estoy en ello. Cierto, lo primero es una impresión paticular basada en lo que sé de biología molecular y en cómo avanza el campo. Lo segundo es una impresión general del ritmo a que avanza la ciencia. Pero aún avanzando tan deprisa creo que hacen falta muchas innovaciones “tipo Venter” para llegar a crear un ser vivo. Y esas innovaciones aparecen cada poco. Pero insisto, es sólo una apreciación personal que puede estar equivocada.

    G de Galleta No dudes en consultar. Si conocemos la respuesta no nos la callaremos 😉

  9. 26 mayo, 2010 de 14:38

    Bueno, la cosa está jodia si intentamos crear un ser vivo moderno

    Pero en cuanto a la abiogénesis, Szostak no es moco de pavo. Aún tengo la esperanza de vivir lo suficiente para verlo 😀

  10. 26 mayo, 2010 de 15:05

    Manuel, estamos en plena “explosión cámbrica” en cuanto a evolución tecnológica. Yo opino que tú mismo verás esa vida creada artificialmente. Y muchas otras cosas. 🙂

  11. KC
    26 mayo, 2010 de 16:41

    Jack, supongo que querrás decir TeleciRco, porque a mí lo de Telecinco no me suena… 😀

    Saludos.

  12. AvA
    26 mayo, 2010 de 17:46

    Jack the Rigger :
    No me he enterado de nada. Los que mejor me lo explicaron fueron los de Telecinco, con sus imágenes ilustrativas sacadas del cine: cuando quieres crear vida en un laboratorio (salía un velocirraptor de Parque Jurásico) primero debes escuchar la voz de tu conciencia (y salía Pepito Grillo dándole la charla a Pinocho). Eso es divulgación científica, y lo demás zarandajas…

    KC :
    Jack, supongo que querrás decir TeleciRco, porque a mí lo de Telecinco no me suena…
    Saludos.

    Apenas veo la televisión. !Cuánto me alegro¡ 😀

  13. Jack the Rigger
    26 mayo, 2010 de 18:00

    KC :Jack, supongo que querrás decir TeleciRco, porque a mí lo de Telecinco no me suena…
    Saludos.

    Ja ja ja, lo has clavao… Lo cierto es que mientras contemplaba estupefacto el tratamiento que le estaban dando a la noticia, lo primero que se me pasó por la mente es “como se puede ser tan payaso”… y acto seguido me arrepentí de haber pensado tal cosa: la de payaso es una profesión digna de muchísimo respeto, mientras que el tratamiento que se le da a según qué cosas en estos informativos imbecilizados con el fútbol y el corazón da verguenza ajena.

  14. 26 mayo, 2010 de 18:27

    Juass, sí, yo también vi esa noticia en telecirco, impresionante…

  15. Rhay
    26 mayo, 2010 de 21:49

    ¿Sabéis? Me acabo de emocionar… ¡Esto podría significar el fin del SIDA!

  16. Rhay
    26 mayo, 2010 de 21:52

    Perdón por hacer de troll, pero me he encontrado con esta noticia que creo que es interesante:

    http://es.noticias.yahoo.com/5/20100526/tlc-el-profesor-de-la-uc-francisco-santo-bc0dc19.html

  17. Cronopio
    27 mayo, 2010 de 22:46

    Interesante y aclaratorio el artículo. Pero sin quitar mérito al trabajo creo que se sigue exagerando. No es exactamente un genoma sintético, sino una copia modificada por vías semisintéticas (se utilizo la “maquinaria” de bacterias y levaduras en los procesos de amplificación) de un genoma natural de una especie próxima al citoplasma huesped. vale, Sabemos seucenciar (leer) y a partir de eso reescribir el mismo libro (con algunas galeradas). De ahí a saber escribir de novo un libro con sentido, va un trecho.

    Una curiosidad: ¿Me lo parece a mi, o estáis de estreno de logo en la página? Por cierto de un verde cuasi-cronopio muy bonito.

  18. 27 mayo, 2010 de 23:54

    Te parece bien, Cronopio 🙂

    Ya habíamos utilizado el logo en Facebook y en algún otro sitio, pero sí, lo acabamos de incorporar a la cabecera.

  19. jose
    28 mayo, 2010 de 1:56

    no sé no sé. abbie de erv, que para mí tiene credibilidad infinita, parece muy entusiasta.

  20. 28 mayo, 2010 de 11:05

    Cnidus :
    Bueno, la cosa está jodia si intentamos crear un ser vivo moderno

    ¿Qué quieres decir con “un ser vivo moderno”? ¿Las bacterias actuales (Mycoplasma) no te parecen “modernas”??

  21. 28 mayo, 2010 de 11:28

    César Sánchez :

    Cnidus :
    Bueno, la cosa está jodia si intentamos crear un ser vivo moderno

    ¿Qué quieres decir con “un ser vivo moderno”? ¿Las bacterias actuales (Mycoplasma) no te parecen “modernas”??

    Sí que me lo parecen. Lo que intentaba decir era que si pretendemos crear vida en el laboratorio partiendo únicamente de materia inorgánica (intentando simular las condiciones que pudieron haber originado la vida en la Tierra sería opcional), y si también pretendemos una complejidad tal y como podemos encontrar hoy día en cualquier ser vivo… pues que podemos esperar sentados porque va a ser, desde mi punto de vista, (casi) imposible.

    Ahora bien, si queremos intentar crear algun tipo de entidad autorreplicante y con capacidad evolutiva, no tan compleja como los seres vivos modernos (es decir, los seres vivos actuales), sino tal y como esperaríamos ver en la Tierra primigenia, cuando la “vida” daba sus primeros coletazos… quizás una entidad así de sencilla no sea imposible de conseguir (simulando las condiciones de la Tierra primitiva, espero) en una vida 🙂 Es más, yo tengo la ilusión de ver esto algún día, ojala.

  22. 28 mayo, 2010 de 13:09

    @Cnidus: Ah, bueno, ahí estamos de acuerdo 😉

    Hay algunos experimentos muy interesantes con ARNs sintetizados químicamente, autorreplicantes (creo recordar) y con cierta capacidad de evolución en tubos de ensayo. Aunque no sea un modelo válido para el origen de la vida, se acerca algo a lo que podríamos llamar “vida sintética”…

  23. 30 mayo, 2010 de 21:32

    César Sánchez :

    Hay algunos experimentos muy interesantes con ARNs sintetizados químicamente, autorreplicantes (creo recordar) y con cierta capacidad de evolución en tubos de ensayo. Aunque no sea un modelo válido para el origen de la vida, se acerca algo a lo que podríamos llamar “vida sintética”…

    Hombre, de momento los experimentos con ribozimas (ARN con capacidad catalítica) han venido a demostrar eso, su actividad catalítica y en experimentos muy chulos han conseguido hacerla evolucionar. Lamentablemente, no se ha logrado la capacidad autorreplicante… Si no ando desencaminado, supongo que la replicación de las ribozimas la consiguen con una variante de la PCR.

  24. 2 junio, 2010 de 12:51

    Cnidus :

    César Sánchez :
    Hay algunos experimentos muy interesantes con ARNs sintetizados químicamente, autorreplicantes (creo recordar) y con cierta capacidad de evolución en tubos de ensayo.

    Hombre, de momento los experimentos con ribozimas (ARN con capacidad catalítica) han venido a demostrar eso, su actividad catalítica y en experimentos muy chulos han conseguido hacerla evolucionar. Lamentablemente, no se ha logrado la capacidad autorreplicante… Si no ando desencaminado, supongo que la replicación de las ribozimas la consiguen con una variante de la PCR.

    Sí, ahora que lo dices, creo que tienes razón: la replicación la hacían los investigadores mediante PCR. Habrá que esperar un poco más para llegar a la autorreplicación…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: