Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > Fósil de transición entre las avispas y las hormigas: Sphecomyrma

Fósil de transición entre las avispas y las hormigas: Sphecomyrma

22 junio, 2010

El proceso de fosilización no es nada trivial. Para que un cadáver fosilice éste se ha de preservar de alguna forma de la degradación, tanto biológica como química. Además se ha de conservar en un terreno con las propiedades geológicas adecuadas que permita la mineralización de aquellas estructuras susceptibles de conservarse. Y a todo ello ha de añadirse que han de mantenerse durante muchos millones de años, para llegar hasta nuestros días. De ahí que un fósil sea una de las joyas de la geología, y por ello las zonas ricas en fósiles son también denominadas yacimientos, comparables a la identificación de una mena aurífera o a un filón de esmeraldas.

.

La teoría de la evolución nos dice que todos los organismos proceden de un ancestro común el cual ha variado a lo largo del tiempo dando lugar a las diferentes formas vivas que existen en la actualidad. Esos organismos varían, a la vez que se adaptan a las condiciones cambiantes del medio. Esta misma teoría predice que deben de haber existido organismos con características intermedias entre seres de diferentes grupos taxonómicos, y esos seres al extinguirse deben de haber fosilizado y dejarnos su recuerdo impreso en la roca.

Esa predicción ha resultado ser correcta, existen diferentes fósiles de transición, quizás aún son pocos para los que los paleontólogos les gustaría, ya que cada uno de estos fósiles supone un escalón y un avance en el conocimiento del pasado biológico de nuestro planeta, pero teniendo en cuenta la dificultad de la fosilización, lo joven que es la paleontología como ciencia no está mal lo que ha encontrado. En este enlace pueden verse algunos fósiles de transición. Pero menos importante que el número es el concepto. Sólo con haber encontrado uno ya refuerza la teoría de la evolución ya que una de sus predicciones queda afirmada. Todo lo demás es beneficio hacia la profundización del conocimiento y hacia su reafirmación. Las teorías científicas se sustentan en llenar el platillo de la balanza de evidencias. Cuando más tenga a su favor más reafirmada estará esa teoría, cuanto más evidencias haya en el platillo de la refutación más cerca se estará de derogar esa teoría. De momento los biólogos evolutivos saben hacia dónde se produce esa inclinación.

En 1966, E. O. Wilson, y colaboradores consiguieron los primeros restos fósiles en ámbar de una hormiga (Sphecomyrma freyi) del Cretácico. El análisis filogenético indica que las hormigas evolucionaron de los véspidos en el Cretácico Medio hace alrededor de 120 a 170 millones de años. El espécimen está atrapado en ámbar y fue encontrado en Nueva Jersey (mostrado en la figura superior). Su antigüedad se ha estimado en unos 80 millones de años. Es un fósil considerado como transicional y proporciona la más clara evidencia de un vínculo entre las hormigas modernas y las avispas no sociales. De hecho, las hormigas del Cretácico compartían características tanto del tipo de las avispas como del de las hormigas actuales.
En el siguiente dibujo esquema, tomado del libro de “Por qué la teoría de la evolución es verdadera” de Jerry A. Coyne, se muestran las características que posee este fósil y que son una mezcla de las que poseen las hormigas y las avispas.

Aún hay muchos otros fósiles de transición, así que otro día hablaremos de otro ellos.

.

Entradas relacionadas:


  1. 22 junio, 2010 de 15:27

    Otra predicción cumplida de la TS, ¿no? La existencia de las hormispas, ya está confirmada. 😛

  2. 22 junio, 2010 de 15:33

    Mola! Es una pijada lo que voy a decir, lo se, pero prefiero el término “fósil transicional” 🙄

    Por otro lado, yo creo que con los mutilidos está probado que los parecidos son más que razonables 🙂

  3. 22 junio, 2010 de 15:39

    Lo que pasa es que “transicional” no está reconocido en la RAE. :/

  4. jc
    22 junio, 2010 de 16:37

    Si, como muchas otras palabras que no se introducen en el diccionario hasta que se generaliza su uso y se esta seguro que no son una “moda”. Con el tiempo lo estará, porque tiene pinta de utilizarse cada vez más lo de fosil transicional.
    ¿por cierto, sabeis si hay alguien en la academia de la lengua con formación científica o naturalista?

    Ya que estamos comentar que el libro del que esta sacado el dibujo-esquema me lo regalaron por Sant Jordi. La verdad es que me gustó mucho y de la forma en que esta escrito es perfecto para que aquellos que creen que la evolución es solo una teoría pongan su mente a trabajar. No es una lista abrumadora de datos y pruebas, es un continuo de argumentos razonados de forma sencilla y “no agresiva” que a cualquiera deberia hacer pensar.

    JC

  5. 22 junio, 2010 de 16:46

    jc respondiendo a ¿por cierto, sabeis si hay alguien en la academia de la lengua con formación científica o naturalista? te diré que en la Academia hay asientos reservados a personalidades de diversas áreas del saber. En ciencias antes estaba Municio, que escribió el diccionario de la RAE de términos científicos, y ahora está Margarita Salas. Los anglosajones no paran de introducir nueva terminología que hay que adaptar a un ritmo algo mayor que el tiene tiene la RAE, por eso a veces hay períodos de adaptación en los que conviven el término en inglés y una (o varias) españolización (es) del término.

  6. jc
    22 junio, 2010 de 17:43

    Gracias Manuel. Desde luego me parece una magnifica representante, pero si no hay nadie más debe tener un trabajo enorme.

    JC

  7. 22 junio, 2010 de 17:46

    Hola jc,
    Otro de los miembros de la Real Academia con formación científica es el físico e historiador de la ciencia José Manuel Sánchez Ron. Además, es buen orador y divulgador, cosa que he comprobado de primera mano.

  8. 22 junio, 2010 de 18:13

    Los mutílidos…, que insectos “vespoideos” tan interesantes.
    Una preguntilla, no son sociales verdad??????.
    Cnidus, a mi también me gusta la expresión “fosil transicional”.
    Manuel muy buen post!!!!

  9. jc
    22 junio, 2010 de 18:55

    Pues mira que cosa tan curiosa, justo Jose Manuel Sannchez Ron dirige la colección Drakontos en la que esta publicado en Espanol el libro del que se ha sacado la islustración de este artículo. Aqui está la web con los títulos de la colección http://www.ed-critica.es/coleccion/drakontos

    seguro que algún magufo podría sacarle mucha punta a esta coincidencia 😉

  10. 22 junio, 2010 de 20:54

    Belizón, pues va a ser que son bichos bastante solitarios 🙂

  11. AvA
    22 junio, 2010 de 21:18

    Espero con ansias un nuevo artículo sobre otro fósil transicional 🙂

  12. lulu collagmont
    22 septiembre, 2011 de 22:37

    espero con ansias un nuevo articulo sobre otro fosil transional 😀

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: