Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > Are we human or are we dancer?

Are we human or are we dancer?

23 junio, 2010

Los humanos somos primates. Formamos parte del reino animal, y pertenecemos a la Clase de los mamíferos y al Orden de los primates. Sé que algunas personas que basan su información científica en relatos religiosos no acepta esto, pero lo siento por ellos, la zoología nos clasificara así desde que Linneo (por cierto, una persona muy religiosa) lo hiciera en 1758. Los primates guardamos muchas similitudes anatómicas y funcionales y desde que conocemos la secuencia del genoma de algunos primates podemos encontrar muchas más de esas similitudes impresas en el ADN. Eso será tema de otros artículos.

Pero aunque seamos animales y primates somos humanos, el Homo sapiens sapiens tiene una conducta de comportamiento única en el reino animal. Sin embargo otros primates también muestran algunos rasgos de inteligencia: gran memoria visual, comportamiento social, capacidad de aprendizaje… Cuanto más se estudia el comportamiento de chimpancés, orangutanes o gorilas, más sorpresas nos llevamos.

A modo de ejemplo me gustaría mostrar algunas noticias y vídeos relacionados con comportamientos complejos, que hace unos años solamente se pensaba que podían corresponder a humanos.
.

Chimpancés que van a la guerra

Tal como se comenta en en esta noticia 150 chimpancés de la selva de Ngogo, en Uganda, se estructuraan en patrullas para expulsar de su territorio a otros chimpancés e incluso organizan campañas para ampliar su territorio. El estudio ha sido publicado en la revista Current Biology

.

Los chimpancés buscan cooperación

Como se muestra en este video, los chimpancés no dudan en reclamar ayuda para obtener algún beneficio. De forma equivalente ellos también son capaces de cooperar para dar beneficio a otro ser que en futuro pueda colaborar con él.

.

Los chimpancés son alumnos aplicados

Y son capaces de aprender tareas simples por mera observación. Incluso se pueden enfrentar a un artefacto de diseño humano si previamente se les muestra como obtener un beneficio de su uso.

.

Los chimpancés tiene una elevada memoria visual

Tan buena, o incluso superior a la memoria humana. ¿Alguien acepta el reto de enfrentarse a uno de estos animalitos?

.

En resumen, que los “chimps” irán preguntándose por ahí el estribillo de esta canción

.

Entradas relacionadas:


  1. jose
    23 junio, 2010 de 15:14

    Yo diría que el chimpancé también tiene una conducta de comportamiento única en el reino animal.

  2. jose
    23 junio, 2010 de 15:16

    Bueno, y el león, y la rana verde… en fin

  3. KC
    23 junio, 2010 de 15:25

    Manuel, te ha faltado esta:

    La cuestión no es si nos parecemos o no, que nos parecemos, la cuestión es la diferencia abismal que hay entre una inteligencia y la otra.

    Saludos.

  4. KC
    23 junio, 2010 de 15:37

    Por cierto, si no recuerdo mal, la anémona y el ermitaño también cooperan para sobrevivir y no sé yo hasta que punto son conscientes de ello…

    Saludos.

  5. 23 junio, 2010 de 15:46

    KC, el día que veas a una anémona tomar del tentáculo a otra y llevarla a mover un objeto me avisas 😀

    Bromas aparte, sí estoy de acuerdo en que la diferencial es abismal. Conocer las capacidades del chimpancé puede ayudarnos a entender su cerebro, y también el nuestro. Y también puede ayudar a entender cómo los diferentes primates han divergido a partir de un ancestro común.

  6. jose
    23 junio, 2010 de 16:25

    Aunque estamos en el mismo orden que los cachalotes y los delfines, nosotras las ballenas azules somos únicas en el reino animal. Claro que no hay que desmerecer a otras especies cercanas, que tampoco lo hacen demasiado mal; sin ir más lejos, las ballenas jorobadas también son la ostia de gordas (video, video).

    comentario: Aunque ni comparación con nosotras, eso que quede claro.

    comentario: Desde luego, desde luego.

    (entrada de post escrita por una ballena azul aleatoria)

  7. AvA
    23 junio, 2010 de 16:36

    ¡Nooooo! esa canción la odio 😆 😆

    Volviendo al tema, es increíble la mirada de los chimpancés. Pareciera que quieren decirnos muchas cosas.

  8. 23 junio, 2010 de 17:03

    Bueno, yo creo que la brecha intelectual entre la media humana y la media de los chimps no es tan escandalosa como la que puede llegar a existir entre dos seres humanos de la misma especie. Pero sí, somos diferentitos: http://www.scientificamerican.com/blog/post.cfm?id=one-reason-why-humans-are-special-a-2010-06-22

  9. 23 junio, 2010 de 17:15

    No cuela Hexo , y los bonobos, ¿qué? 😀

  10. 23 junio, 2010 de 17:18

    Los bonobos son unos aficionados. 😛

  11. AvA
    23 junio, 2010 de 17:25

    Hexo :
    Los bonobos son unos aficionados.

    😆 😆 😆

  12. Rhay
    23 junio, 2010 de 18:13

    A mí, cada vez que veo un chimpancé, un orangután o un gorila, se me ponen las carnes tiernas. Su mirada es humana, completamente. Es como estar mirando a otro ser humano… A mí personalmente se me pone el vello de punta…

    Yo recuerdo a una gorila que hablaba en lenguaje de signos, es decir, era capaz de comunicarse con los humanos. Cosas básicas, está claro, pero se comunicaba, qué diantres… Lo más flipante es que era capaz de comunicar dos cosas que se supone son exclusivas del ser humano: sentimientos y la consciencia de ser, del “yo”. Además, era capaz de tener mascotas, siendo el único animal aparte del ser humano en criar gatos… Es evidente que esto no es casualidad. Supongo que tendrá que ver con la proximidad genética al ser humano… Es como aquello de que los chimpancés se reconocen delante de un espejo. Si se reconocen, es porque son conscientes de que son seres individuales. Otra vez una cualidad que se suponía exclusiva del ser humano…

    Será que son nuestros primos, digo yo…

  13. KC
    23 junio, 2010 de 21:24

    Bien,Manuel, entonces podemos diferenciar entre cooperación inconsciente o cooperación medianamente consciente. ¿Cómo debería, entonces, actuar alguien con consciencia plena?

    Hexo :
    Bueno, yo creo que la brecha intelectual entre la media humana y la media de los chimps no es tan escandalosa como la que puede llegar a existir entre dos seres humanos de la misma especie.

    Bueno, eso depende de las muestras que tomes para la estadística, Hexo. Es parecido a lo del titular del Ciencia vs Deporte en Europa. Por otro lado, hay un concepto importante cuando hablamos de estos temas y es el de capacidad.

    Lo que está claro es que, intelectualmente hablando, un humano podría ser un mono, pero un mono no un humano, si es a lo que te referías.

    Saludos.

  14. 23 junio, 2010 de 21:31

    Mejor aún, KC, ¿cómo averiguarías que otro ser humano tiene plena consciencia de lo que está haciendo? ¿le acusarás de ser una conducta aprendida por imitación? ¿o quizás guiada por buenos/malos recuerdos? ¿o quizás aprendida mediante acierto/error? 😀

    Es tan importante definir “consciencia plena” como conocer la manera de averiguar la presencia de esa “consciencia plena” en otro seres. Ahora bien, ¿qué es consiciencia plena y cómo la descubrimos… en otro humano?

  15. Anita
    23 junio, 2010 de 22:45

    Debido a mi pasión por el mundo animal, un día saqué de la biblioteca un libro: “A través de la ventana: 30 años estudiando a los chimpancés” (o algo parecido; no sé si estoy escribiendo el título exacto), de Jane Goodall. Y fue un descubrimiento. De vez en cuando lo vuelvo a sacar para releerlo. Su vida, sus comportamientos, las diferentes personalidades de cada uno…Y mucho más. No entiendo cómo hay gente a la que puede molestarle que nos parezcamos o que tengamos una gran cantidad de genes comunes.

  16. 23 junio, 2010 de 23:42

    Bueno, pongo tres aquí tres nombres así al azar a ver qué os parece la distancia intelectual que separa a cada uno:

    KokoBelen EstebanCarl Sagan

  17. 23 junio, 2010 de 23:46

    Hexo, has puesto “Belen Esteban” y wordpres te ha mandado el comentario a moderación 😆 😆 😆

  18. 23 junio, 2010 de 23:50

    ¿En serio? XD

  19. 24 junio, 2010 de 8:08

    Hexo, me has matado totalmente con este vídeo de Belén Esteban… Había visto papeles lamentables de esta mujer (en general cada vez que abre la boca) pero este los sobrepasa a todos. Y no obstante, seguirá ostentando récords de audiencia. Cada vez estoy más convencido de que dentro del ser humano hay diferentes especies, o al menos diferentes “cepas”… 😉

  20. Java
    24 junio, 2010 de 10:31

    No sé si lo habréis visto ya, sino echadle un vistazo, merece la pena. Después te inundan miles de pensamientos. Cuánto de cultura, cuánto de biología.

  21. Rhay
    24 junio, 2010 de 15:09

    Pero has puesto mal la correlación de nombres, Hexo. El orden correcto es:

    Belén Esteban – Koko – Carl Sagan.

  22. Rhay
    24 junio, 2010 de 15:19

    Java, me acabo de quedar ojiplático y boquiabierto… Creo que los bonobos están más cerca de nosotros de lo que nos imaginamos… culturalmente…

  23. Jack the Rigger
    24 junio, 2010 de 18:51

    A mí lo que me pone los pelos de punta no es Belén Esteban (que también), sino ver a un chimpacé intentando pintarse los labios frente a un espejo: algo que en un principio, y para mucha gente, puede parecer simplemente una gracieta (en este contexto se admite también monada). Si eso no es un ejemplo de que el “irracional” sabe que la cara que está embadurnando es la suya, o en otras palabras, de que tiene conciencia de sí mismo, que alguien me lo explique…

  24. AvA
    24 junio, 2010 de 19:38

    Gonn :
    Hexo, me has matado totalmente con este vídeo de Belén Esteban… Había visto papeles lamentables de esta mujer (en general cada vez que abre la boca) pero este los sobrepasa a todos. Y no obstante, seguirá ostentando récords de audiencia. Cada vez estoy más convencido de que dentro del ser humano hay diferentes especies, o al menos diferentes “cepas”…

    La califican como “Princesa del Pueblo”…

    …no comments…

  25. jose
    25 junio, 2010 de 16:22

    Rhay, de lo que se imagina quién?

  26. 25 junio, 2010 de 19:31

    Gonn, ¿has visto el primer comentario del vídeo de la Esteban? XD Me parto.

  27. KC
    25 junio, 2010 de 19:36

    Jack the Rigger :
    o en otras palabras, de que tiene conciencia de sí mismo, que alguien me lo explique…

    Pues es muy probable que tenga una explicación neurológica en cuanto a capacidad y conexión en el circuito neuronal, lo cual podría darle a algunos animales la capacidad de reconocer, memorizar y asignar unas características a un ente y diferenciarlo de otros.

    Sin embargo, aun esa capacidad de autoreconocimiento (que dudo sea de la complejidad humana) eso no quiere decir que una mona se pinte los labios por sentirse más atractiva, o porque entienda que así puede llamar la atención de los machos. Eso es un espejismo antropomorfo más cristalino que el espejo en el que se puedan reflejar nuestros congéneres.

    Saludos.

  28. 25 junio, 2010 de 19:45

    Jo!
    Acabo de ver a uno de los vídeos que nos ha puesto Hexo (es que ni me atrevo a teclear su nombre…), para vídeos con pizarra me quedo con Manu Aquí

  29. 25 junio, 2010 de 20:20

    Os aseguro que he sido incapaz de ver terminar el vídeo de Belén Esteban… he empezado a sentir un dolor, asín por to’ lo dentro… >.<

    KC,

    Pues es muy probable que tenga una explicación neurológica en cuanto a capacidad y conexión en el circuito neuronal, lo cual podría darle a algunos animales la capacidad de reconocer, memorizar y asignar unas características a un ente y diferenciarlo de otros.

    Andá, como nosotros 😀
    Oye, que pavonearse para atraer la pareja es un invento muy muy muy viejo…

  30. Magufo de Guardia
    25 junio, 2010 de 20:39

    Perdón por la pregunta, pero… ¿Linneo no puso al Homo Sapiens aparte, por temor a lo que pudiese pensar su iglesia, aunque dijo a sus amigos que “no encontraba motivo alguno para poner al hombre fuera del grupo de los primates”? O sea, que reconocía que debía estar en en mismo saco pero no se atrevió a ponerlo allí “oficialmente”.

  31. 26 junio, 2010 de 0:28

    J.M. Hernández :
    Hexo, has puesto “Belen Esteban” y wordpres te ha mandado el comentario a moderación

    Así que el orden queda así:

    Belén Esteban < WordPress < Chimpancés < Carl sagan

  32. KC
    26 junio, 2010 de 3:14

    Cnidus :
    Os aseguro que he sido incapaz de ver terminar el vídeo de Belén Esteban… he empezado a sentir un dolor, asín por to’ lo dentro… >.<
    KC,

    Pues es muy probable que tenga una explicación neurológica en cuanto a capacidad y conexión en el circuito neuronal, lo cual podría darle a algunos animales la capacidad de reconocer, memorizar y asignar unas características a un ente y diferenciarlo de otros.

    Andá, como nosotros
    Oye, que pavonearse para atraer la pareja es un invento muy muy muy viejo…

    Y más que nos ha valido, Cnidus 🙂 Si te fijas escribo congéneres al final. Lo que recalco es que el mecanismo natural del pavo real macho no parece ser el premeditado de una mujer humana cuando se pinta artificialmente los labios. Es decir, desde mi punto de vista, el origen o formación del comportamiento es distinto, aunque el resultado sea el mismo. Y todo ello, única y probablemente, porque la capacidad neuronal no sea la misma. Si lo quieres trasladar a humanos, diría que individualmente también puede haber algunas diferencias, aunque diría que la clave es que la diferencia de la capacidad entre humanos es individual y no racial o genética, ya que el cerebro humano, llegado a un punto, es mucho más plástico y modulable que el de otro animal, gracias a su capacidad para el lenguaje, por lo que una supuesta capacidad de inteligencia “genéticamente baja” podría ser “mejorable” con una instrucción basada en la comunicación, generalmente lingüística.

    Digo lo anterior para adelantarme a los comentarios que me vayan a decir que creo que la inteligencia es únicamente algo material. Seguramente James Watson piensa lo contrario y es un premio Nobel. Qué le vamos a hacer…

    Saludos.

  33. 26 junio, 2010 de 11:29

    Ja,ja..Había un comentario más abajo en ese vídeo de la “Esteban” barajando la posibilidad de “pegarla un tiro..”. No dudo, en ningún momento, que tal pensamiento sea execrable y rechazable, una apología de la violencia, del asesinato, a parte de transgredir numerosas normas de convivencia que tanto han costado conseguir. Pero por otro lado… ¿No se podría considerar como un “eximente”.., la “defensa propia”..?

  34. 24 julio, 2010 de 16:21

    KC,

    Lo que recalco es que el mecanismo natural del pavo real macho no parece ser el premeditado de una mujer humana cuando se pinta artificialmente los labios. Es decir, desde mi punto de vista, el origen o formación del comportamiento es distinto, aunque el resultado sea el mismo.

    Quizás más bien la diferencia radica en que somos “conscientes” de los actos que hacemos así como del momento de la decisión en que realizamos tales actos. Pero debajo de esa carcasa, ¿por qué una mujer se pintaría los labios? ¿o ciertos hombres se comportan cual machos alfa? Para atraer al sexo contrario, bien vale, pero ¿por qué hacer eso?

    Al mencionar aquello de una mujer pintándose artificialmente los labios me viene a la mente aquellas aves que pintan artificialmente sus nidos artificiales (no útiles para la cría) con materiales artificiales con el fin de conquistar las féminas 😉

  35. KC
    24 julio, 2010 de 18:06

    Muy buen contraejemplo, Cnidus. Por cierto, el otro día echaron un documental en La 2 sobre este tipo de conductas con finalidades reproductivas. Hay estrategias animales muy perspicaces en este asunto.

    He de reconocer que mi ejemplo no fue el mejor, o no fue expresado de la mejor manera. Sin embargo, tengo alguna duda sobre si lo podríamos calificar de exactamente igual. En primer lugar, el término artificial no me parece que sea el mismo, o que tenga la misma extensión; me explico siguiendo el ejemplo: la hembra humana tiene de por sí atributos femeninos que son atrayentes hacia la generalidad de los individuos machos, y ese pintalabios del ejemplo podría ser considerado un refuerzo en su capacidad de atracción. Es decir, en este ejemplo generalista, la hembra humana “sale” de su capacidad natural primaria de atracción para utilizar un tipo de refuerzo artificial (pintalabios del ejemplo). Sin embargo, lo que tú adjetivas como artificial desde el punto de vista humano, tal vez no lo sea tanto en el caso de un animal no humano. Es decir, no sé hasta que punto es artificial que el pájaro del contraejemplo (¡¡que por cierto me gustaría saber cuál es!!!) coloree de forma “artificial” unas hojas para “tunear” un nido que sea más llamativo. Es cierto que podría considerarse el pintar unas hojas, tan artificial como un pintalabios, pero… ¿qué le queda a nuestro macho pintor en caso de no usar esa estrategia? ¿Sabría utilizar la lógica para inventarse otro tipo de flirteo más atractivo o se rige por algún tipo de mecanismo o experiencia aprendida? ¿Triunfaría reproductivamente nuestro macho pintor en caso de darle por hinchar el pecho cual otro tipo de pájaros? Yo diría que no, y creo que no porque, dentro de su maravillosa adaptación, también cuenta el hecho de que las hembras valoren ese mecanismo/conducta y no otra.

    Por tanto, no sé hasta que punto podemos decir que ese comportamiento sea uno artificial y no natural, si bien nos pueda parecer perfectamente artificial. Lo que sí sé es que la hembra humana puede utilizar muchas más conductas, muchas más estrategias, sean naturales o artificiales, esencias o refuerzos, ya que su capacidad lógica es mucho más extensa y maleable. Y supongo que a eso me refería cuando escribí aquel ejemplo que, vuelvo a reconocer que no fue el mejor o no lo expresé de la mejor forma.

    Saludos.

  36. 24 julio, 2010 de 19:30

    KC,

    Primero, las presentaciones. 😀 Al pajarito lo llaman tilonorrinco de Nueva Guinea, ave jardinera o pájaro del emparrado satinado; pero bueno, la especie de la foto es Ptilonorhynchus violaceus.

    Comentas que en el caso humano el pintalabios podría ser un refuerzo de atributos femeninos y por ende, de la capacidad de atracción hacia el sexo opuesto. En el caso del tilonorrinco podríamos decir lo mismo, el macho es azul, y utiliza diversos objetos azules (desde bayas hasta tapones de botellas, pasando por sus propias plumas) para decorar el nido, además de utilizar el propio jugo de las bayas, azul, para pintar las ramitas del mismo. Podríamos decir, que “el macho tilonorrinco “sale” de su capacidad natural primaria de atracción para utilizar un tipo de refuerzo artificial (objetos azules)”.

    Luego preguntas,

    ¿qué le queda a nuestro macho pintor en caso de no usar esa estrategia? ¿Sabría utilizar la lógica para inventarse otro tipo de flirteo más atractivo o se rige por algún tipo de mecanismo o experiencia aprendida? ¿Triunfaría reproductivamente nuestro macho pintor en caso de darle por hinchar el pecho cual otro tipo de pájaros? Yo diría que no, y creo que no porque, dentro de su maravillosa adaptación, también cuenta el hecho de que las hembras valoren ese mecanismo/conducta y no otra.

    Yo también opino de igual manera, al respecto, de que otra estrategia quizás no triunfaría porque las hembras valoran esa actitud, no otra. Aunque puntualizaría, el mundo animal se rige por tendencias, no me extrañaría que apareciesen hembras que se alejen de esa tendencia por lo azul, lo complicado sería que encontraran machos que entren dentro de sus gustos. Ahora bien, respecto a las cuestiones que planteas… ¿realmente nosotros utilizamos estrategias que se alejan de la norma para flirtear con potenciales parejas? ¿nos atrae más una mujer que no se maquilla o un macho poco musculoso?

    Es cierto que nuestra conducta es extensa y maleable, como se demuestra al darle a un repaso general a la enorme cantidad de culturas que existen o que han existido. Pero en el mismo sentido, ir a contra-corriente de la cultura vigente (incluyendo si perteneces a alguna de tantas subculturas modernas) suele pagarse con el rechazo social, en cierto modo, estamos bastante atados por la cultura, siendo la aceptación/rechazo, el apremio de los amigos o las malas caras de los mismos, una conducta de aprendizaje acerca de cuál es el “buen” camino a seguir. Y hace nada Rano nos acaba de presentar un artículo muy bueno sobre el poder de la costumbre 😉

  37. KC
    24 julio, 2010 de 20:44

    Gracias por el apunte del nombre, Cnidus. Recuerdo vagamente haber visto antes a este curioso pájaro en algún documental, pero no tenía ni idea del nombre.

    Podríamos decir, que “el macho tilonorrinco “sale” de su capacidad natural primaria de atracción para utilizar un tipo de refuerzo artificial (objetos azules)”.

    Lee arriba lo que digo sobre el término artificial. No sé hasta que punto no es natural lo que hace este pájaro con la decoración de su nido. Es decir, su comportamiento le caracteriza de otras especies, de forma que le da un toque singular, como pueda ser la cola del pavo real. Por muchos atributos físicos que tenga, las hembras no lo escogerán por ello, por tanto, su capacidad de construir nidos (que es algo natural en cualquier especie) pasaría a ser su capacidad primaria de atracción. No pasa lo mismo, ni por asomo, con la hembra humana, que tiene muchísimas más estrategias para recurrir, sean más naturales o más artificiales.

    La mujer no necesita un pintalabios -es opcional-, y lo puede sustituir por cualquier otro objeto/acción; el tilonorrinco sí necesita de su capacidad para decorar nidos. Aunque puedan tener el mismo nombre, el artificio del pájaro con sus nidos es esencial, inherente de alguna forma, el de la mujer con el pintalabios no.

    Por otro lado, la hembra humana puede premeditar la finalidad de la conducta (meramente sexual, reproductoria, otras…), el pájaro se atiene a la exclusiva reproducción, por lo que está encerrado en esa cárcel del instinto a la que ya hemos aludido tantas veces. Esto no quiere decir que sea una conducta totalmente innata, sino que es muy probable que lo haya aprendido des sus relaciones sociales. Pero vamos, que la diferencia es bastante grande, aunque la esencia pueda ser la misma.

    Lo curioso sería saber en qué se basa exactamente la hembra cuando hace una crítica artística de este tipo. Y ver si esos criterios pueden ser subjetivos u obedecen a algún tipo de patrón objetivo. Esa sería una investigación muy buena.

    Saludos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: