Inicio > Biología evolutiva, Ciencia > Destinos veraniegos (II): Gran Galería de la Evolución de París

Destinos veraniegos (II): Gran Galería de la Evolución de París

9 julio, 2010


París es un maravilloso destino para pasar las vacaciones, de eso no hay ninguna duda. La lista de lugares a visitar es interminable, y aquí a esa lista quiero añadir un estupendo museo que, pese a no ser destacado en muchas guías turísticas, a mí me pareció estupendo cuando lo visité: La Gran Galería de la Evolución del Jardín de Plantas. Este gran museo (se requiere medio día para disfrutarlo a fondo) está situado en el Jardin des Plantes de París, encajado entre el río Sena y la estación de Austerlitz. En la superficie que ocupa el parque encontramos diversos museos de ciencias naturales (zoología, anatomía comparada, mineralogía), un invernadero, un pequeño zoológico y la Galería de la Evolución. En el mismo jardín también localizamos las estatuas de dos naturalistas franceses universales, George Louis Leclerc (conde de Buffon), que fue director de esta institución y Lamarck. No os podéis perder el tiovivo dedicado a animales exóticos, donde destaca el ya desaparecido dodo.

La Gran Galería de la Evolución es un museo de biología, respetando la frase de Dobzhansky. nada tiene sentido en biología si no es bajo la luz de la evolución. En esta exposición se hace un recorrido a la biodiversidad del planeta, atendiendo a los diferentes ecosistemas y a cómo los organismos se han adaptado a las condiciones ambientales. También se enseñan los conceptos de especie, especiación y los diferentes mecanismos evolutivos. En la planta superior se hace un recorrido al pasado de nuestro planeta empezando por un estromatolito fósil y deteniéndose en fósiles clave para entender las diferentes eras geológicas. En esa misma planta, destaca una sala dedicada a animales ya desaparecidos de nuestro planeta. En resumen un destino que ningún amante de la naturaleza debe perderse.


  1. 9 julio, 2010 a las 12:36

    hahahaha, allá por el 20 de agosto tengo pensado visitar Paris!!! durante 5 días, me viene fenomenal, puedo ser uno de los que te haga caso y visite este museo!!!
    De lujo, ya os contare!!!
    Gracias !!!!

    Me gusta

  2. 9 julio, 2010 a las 12:48

    Pues si vas a París no te lo pierdas, es un museo sobresaliente. Una recomendación, dado que el 20 de agosto es posible que aún haga calor en París y vayas en manga corta, llevate una sudadera o algo que abrigue, ¡no veas como tienen el aire acondicionado! 😀

    Me gusta

  3. 9 julio, 2010 a las 12:49

    Pues yo fui el año pasado a París y no tenía ni idea de su existencia… qué pena… 😦

    Me gusta

  4. mikemarlowe
    9 julio, 2010 a las 14:07

    Buenas:

    Tiene que molar… No tengo viaje a París programado, eso sí.

    Me gusta

  5. Txema M
    10 julio, 2010 a las 3:00

    Gracias Manuel. Dentro de poco estaré una semana en París e iré allí. Te haré caso y llevaré ropa adecuada. No tengo sudadera, así que, ¿qué me llevo? ¿Chaquetilla, jersey o plumífero? Neopreno no uso, porque parecería una morcilla de Burgos.

    Me gusta

  6. Txema M
    31 julio, 2010 a las 1:56

    Pues ya he visitado el museo. Aunque se me olvidó el jersey, no pasé frío. Han debido bajar el aire acondicionado. Gocé durante tres horas y media y dejé muchísimo por ver. Lástima no haber podido sacar más tiempo.

    Disfrutaréis si vais. Es muy recomendable. Atención: cierran muy pronto, a las seis y media la mayoría de los días. Volveré, como volveré a los puestos de libros del Sena, porque a París siempre se vuelve.

    Manuel, gracias por la información. No sabía nada de este museo hasta que tú nos informaste. Ahora estoy en Amsterdam, donde tienen el jardín botánico más bonito que he visto nunca, el Hortus. Es uno de los más antiguos de Europa y tiene algunos ejemplares interesantísimos, como la Victoria amazonica (el nenúfar gigante), la Welwitschia mirabilis e incluso un fósil viviente descubierto hace tan solo quince años, la Wollemia nobilis, una araucaria en grave peligro de desaparición. En internet se encuentra buena información sobre el Hortus, que conviene leer si no se sabe ni inglés ni holandés, como es mi caso. La entrada cuesta siete euros y medio y podéis ir con niños sin miedo a que se aburran; al no tener la estructura borbónica cuadriculada de los jardines franceses, muchos sitios les parecen selvas donde perderse. Pero si estáis con niños en Amsterdam, no os perdais el museo de la ciencia, el Nemo, pues está excelentemente preparado para ellos, mucho más que otros.

    Saludos y buenas vacaciones a todos.

    Información para hispanohablantes en el extranjero: la letra “ñ” se puede escribir tecleando Alt-164 (164 con el Alt pisado)

    Me gusta

  7. 26 agosto, 2010 a las 14:22

    El amigo Manuel nos regalo esta buena opción veraniega, como no podía ser menos le he hecho caso, y hace solo dos dias estába paseando por la Gran Galeria de la Evolución de Paris.
    Fantástico Manuel, gracias por la recomendación disfruté como un cochino en un barrizal, ya os contaré en alguna postal las impresiones de este museo, pero puedo adelantar que merece la pena si se visita Paris, aparcar media jornada para este excelente museo y alrededores.
    PD. Otra cosa Manuel, el 20 de agosto en Paris de calor nada de nada, la sudadera y el abrigo iban ya puestos antes de entrar al museo 😉
    Gracias y saludos!

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: