Inicio > Actualidad, Biología evolutiva > Nuevo enfoque sobre la evolución del altruismo en los animales sociales

Nuevo enfoque sobre la evolución del altruismo en los animales sociales

26 agosto, 2010

El propio Darwin argumentó que las colonias de insectos eusociales (aquellos en los que las obreras son estériles y las reinas fértiles) representaban un desafío a su teoría evolutiva. Resulta difícil de explicar porqué algunos organismos sacrifican su propia capacidad reproducitva con el fin de favorecer la de los demás.

La selección de parentesco, propuesta hace más de cuarenta años, ha pretendido explicar este fenómeno en términos de que los genes que disminuyen la propia capacidad reproductiva, pueden seleccionarse si el objetivo de la acción altruista es un mienbro estrechamente emparentado. Lógicamente, esto tiene su máxima expresión en los insectos eusociales, dado que toda la colonia son genéticamente muy próximos.

Uno de los primeros defensores de la selección de parentesco fue Edward O. Wilson, uno de los padres de la sociobiología. Sin embargo, como solemos comentar a menudo, nada está establecido de forma inamobible en biología (ni en la ciencia en general), y el legendario biólogo, junto con M. Nowak y T. Corina, acaban de publicar en Nature una severa crítica al modelo que, afirman, no puede ser aplicado fuera de unos pocos casos muy particulares fuera de los cuales no se ajusta a los datos. En lugar de ello, aportan una explicación basada en la selección natural estándar, combinada con precisos modelos de la estructura de la población. Esto representa, dicen los investigadores, un enfoque más simple y amplio que permite la evaluación de múltiples hipótesis y proporciona un marco para la interpretación de las observaciones empíricas.

Fuente:

.

Entradas relacionadas:


  1. 27 agosto, 2010 de 2:00

    Entre las hormigas, las termitas y las abejas, nunca he podido leer una hipótesis suficientemente convincente para explicar cómo llegaron a la organización social que les conocemos hoy en día. En psicología sólo nos sirven de ejemplo para explicar que la noción de comunidad tiene un fuerte factor biológico, y que la composición social determina en gran parte la subjetividad de cada individuo (es decir, la comunidad estructura al individuo). Habrá que leer este nuevo artículo de Nature. Gracias por el dato.

    Saludos,

    C.M.

  2. 27 agosto, 2010 de 9:34

    Bueno, a mi me parece que esto es una fase en una colonia de organismos en la que sus partes están bastante especializadas. No me parece tan difícil de explicar con los conocimientos que tenemos hoy en día.

  3. Francesc
    27 agosto, 2010 de 11:12

    No se, me parece un poco como intentar explicar por qué nuestros glóbulos blancos renuncian a reproducirse más allá de la muerte de nuestro cuerpo. La colonia de hormigas es un macroorganismo y como tal compite contra otras colonias, no entre las partes de su organismo.

    ¿Cómo apareció? La selección natural pudo favorecer en algún momento a antecesores sociales de las hormigas que tenían un porcentaje elevado de hijos estériles ya que esto evitaba el desmembramiento de la proto-colonia en otras demasiado pequeñas y a su vez evitaba luchas internas. ¿No? Bueno ya le echaré un vistazo al artículo.

  4. 27 agosto, 2010 de 11:25

    Bueno, yo creo que se trata de una especialización. En bastantes sociedades de mamíferos en los que existe una pareja alfa nos encontramos que hay muchos individuos que no tienen derecho a reproducirse, pero que realizan funciones muy importantes, como ayudar en la búsqueda de alimientos, en la cría de las camadas, o en la vigilancia y seguridad de la colonia. Estos miembros son importantes, y pese a no pasar sus propios genes a las siguientes generaciones, siguen aparceciendo. Tal vez sea positivamente seleccionado a largo plazo los genes de quienes sí se reproducen que aportan unos mejores descendientes que no se van a reproducir. Y siguiendo por esa línea, ya asumiendo que no se van a reproducir, potenciar las caracteristicas que mejoren su servicio a la comunidad. Bueno, esa es más o menos mi idea.

  5. Uno
    27 agosto, 2010 de 11:59

    Vi en un documental de la 2 una especie de topos bastante asquerosos que se comportaban como una colonia de hormigas. Desagradables a la vista, pero interesante.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Heterocephalus_glaber

  6. 27 agosto, 2010 de 12:30

    Es cierto, Hexo, que sólo el macho alfa se puede reproducir, pero cualquier macho puede llegar a serlo si consigue expulsar al alfa actual.

  7. josemi
    27 agosto, 2010 de 14:12

    Jodo! 32 dolares! ya puede ser interesante el articulo.

    Asi hablando desde la ignorancia, ya que no puedo leer el articulo, la clave del problema es que la seleccion natural es un proceso que prevalecen los organismos que mejor se reproducen. Explicar que haya genes que ordenen no reproducirse es dificil.

    No solo hay que explicar el tema de como aparecen las sociedades alturistas, sino ademas hay que explicar como no se disuelven, ya que en una sociedad alturista los individuos egoistas (llamemos asi a los que se reproducen por su cuenta) tienen ventaja.

    Hexo, lo que tu cuentas me suena mucho a la teoria del “tio soltero”, que se propone para explicar la aparicion de homosexuales dentro de la seleccion natural. Si la homosexualidad es hereditaria es de nuevo un desafio a la teoria de la seleccion natural. De todas formas, la teoria del tio soltero creo que se demostro matematicamente hace tiempo que no funcionaba desde el punto de vista de explicar la ventaja evolutiva de renunciar a reproducirse.

  8. 27 agosto, 2010 de 15:24

    Como dijera Cantinflas, ahí está el detalle. Una de las premisas fundamentales de la evolución es la ventaja reproductiva sobre las demás especies.

    La explicación que da Hexo es –efectivamente- muy convincente, pero flaquea tal como lo comenta josemi, razón por la cual considero importante ponderar que tan relevante es esta nueva teoría publicada en Nature.

    Aún así, dado que no hay explicación definitiva del fenómeno, no estamos en condición de descartar categóricamente alguna de ellas. Sólo como acotación, a mí en el cole me enseñaron que no se pueden sumar peras con manzanas, y en este caso, ¿qué tan válido es comparar especies gregarias con macho alfa, contra especies eusociales? No tengo la respuesta.

    Saludos,

    C.M.

  9. 27 agosto, 2010 de 17:22

    Bueno, lo que nos estamos preguntando es cómo llegaron a ser esas especies eusociales tan tal como son ahora. Yo creo que el ejemplo de las sociedades con pareja alfa, que es un pasito más adelante más que las de solo macho alfa, podrían ser una fase intermedia. Tampoco lo voy a defender a capa y espada porque es solo una hipótesis que se me ha aparecido. Por alguna parte tuvieron que comenzar, siendo ya seres coloniales que vivien en grupo, a especializar sus funciones.

    Tal vez lo veríamos más claro desde el punto de vista del gen, y no del individuo. A pesar de que esos individuos no reproductores no transmitan sus genes directamente a las siguientes generaciones, estos siguen apareciendo una y otra vez, y en cantidades superiores a los que determinan el sexo de los machos y las reinas.

    Supongo que esa configuración de genes, ese genotipo, lo llevan en sus gametos los individuos reproductores en mayor cantidad que la configuración que dará individuos fértiles como ellos mismos.

  10. 28 agosto, 2010 de 0:22

    Discrepo, Hexo. Creo que los grupos con macho alfa es un caso completamente diferente, y para nada un estado intermedio. La diferencia es fundamental y ya la apuntaba Alicia: estos grupos se basan en la competición por alcanzar las partes más altas de la jerarquía (no solo hay un líder, sino toda una escala en el grupo).

    Sin embargo, en un hormiguero típico no hay competencia entre las obreras para derrocar a la reina (existen otras competencias y rivalidades, pero no vienen al caso).

    No hay nada que indique que un grupo familiar basado en liderazgo pueda derivar a la esterilidad de todos menos una reina.

  11. 28 agosto, 2010 de 0:25

    Seguramente no haya ocurrido de esa forma JM, pero de alguna manera tuvo que ocurrir. ¿Alguna idea?

  12. 28 agosto, 2010 de 0:27

    El punto fuerte de mi comentrario no era ese, sobre parejas alfa y esas cosas de mamíferos, sino sobre la especialización de los miembros de una colonia o grupo, y la visión del gen como unidad de selección en lugar del individuo.

  13. 28 agosto, 2010 de 0:54

    Hexo :

    Seguramente no haya ocurrido de esa forma JM, pero de alguna manera tuvo que ocurrir. ¿Alguna idea?

    En eso está Wilson y compañía :mrgreen:

  14. 28 agosto, 2010 de 0:57

    Hexo :

    El punto fuerte de mi comentrario no era ese, sobre parejas alfa y esas cosas de mamíferos, sino sobre la especialización de los miembros de una colonia o grupo, y la visión del gen como unidad de selección en lugar del individuo.

    Sí, ese es un asunto que no deja de estar siempre en primera línea de discusión en biología evolutiva. ¿Gen, individuo o población? ¿cuál es la unidad de selección?. No sé, pero me da la impresión que mucha culpa de tanta propuesta y contrapropuesta se debe a ese problema que he comentado alguna vez: intentar hacer prevalecer a un mecanismo sobre los demás. No tengo muy claro que haya cierta cantidad de selección a nivel de gen, otra a nivel de organismo y otra tanta a nivel de población, variando con respecto a la peculiaridad de cada especie.

  15. 28 agosto, 2010 de 1:53

    Para que funcione la selección por parentesco no es necesario que sólo una de las hembras sea fértil. Ayudamos a nuestros sobrinos aunque tengamos hijos.
    ¿Será ése el origen de la castidad de curas y monjas? Puesto que no tienen hijos se ocupan de cuidar a los hijos de Dios, su hormiga reina. Espero que nadie se ofenda por la comparación, que puede parecer pueril pero no pretende hacer una burla.

  16. 28 agosto, 2010 de 10:07

    Bueno… gen, individuo o población… yo diría genotipo.

  17. 28 agosto, 2010 de 11:27

    Hexo :

    Bueno… gen, individuo o población… yo diría genotipo.

    En realidad, cuando digo que la selección puede actuar sobre el gen, el individuo y la población, estoy hablando de lo que se enfrenta al ambiente, de lo que se evalúa. Me explico: ciertamente me inclino hacia el gen como unidad de selección, pero con la característica de no estar aislado, sino integrado en un genoma con otros genes que también sufren selección. Esto complica muchísimo el proceso, porque en cada individuo, la selección está operando sobre un conjunto de genes que son los que compiten con otro conjunto de genes. ¿A que nivel? ahí es donde voy: tanto a nivel individual, donde unos genomas se enfrentan a otros, como, según la especie, a nivel de comunidad, donde un “macrogenoma” se enfrenta a otros (sin menoscabo de que en el interior de cada una de las comunidades haya también selección individual).

    El proceso global, a pesar de evaluar individuos o comunidades, se traduce en selección del gen en todas sus múltiples combinaciones. Como dice Dawkins, el organismo (o la comunidad) es el contenedor, la máquina, el ordenador, el producto que se evalúa. Pero en realidad, lo que se está seleccionando a través de miles o millones de contenedores es la función de sus programas internos de sus genes.

    No se si me he conseguido explicar 😦

  18. 28 agosto, 2010 de 11:43

    Te has explicado muy bien JM. Aquí también explica algo parecido PZ Myers: http://pandasthumb.org/archives/2010/07/its-more-than-g.html

  19. 28 agosto, 2010 de 12:18

    He leído más de una vez hablar en contra de las poblaciones como unidades de selección, pero si las poblaciones compiten entre sí, por huevos deberían ser también unidades de selección.

  20. 28 agosto, 2010 de 18:18

    Muy intresante este blog. Veo que el objetivo, entre otros, es defender la ciencia ante cualquier discurso pseudocientifico. En mi blog acabo de publicar un tema que habla sobre la credulidad de estas falsas ciencias. Creo que es bastante intresante…

    http://www.lejosdeladivinidad.blogspot.com

  21. 28 agosto, 2010 de 20:29

    Muy buen texto, Linux, gracias por compartirlo.

    Saludos.

  22. jose
    28 agosto, 2010 de 21:23

    ¿Que unos genomas se enfrentan a otros?

  23. jc
    31 agosto, 2010 de 18:09

    JM, una sugerencia casi súplica. ¿Cuando tengais un ratito y si teneis acceso al artículo completo podriais explicar en un post esta nueva hipótesis? Me he quedado con las ganas de más, pero no esta el horno para ir pagando artículos.

    Un abrazo y por cierto me esta gustando mucho releer buenos artículos del otro blog.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: