Inicio > Biología evolutiva, Ciencia, Microbiología > Seis razones por las que me gusta la serie Regenesis y los relámpagos como mecanismo de evolución bacteriana

Seis razones por las que me gusta la serie Regenesis y los relámpagos como mecanismo de evolución bacteriana

2 septiembre, 2010

Comparte este artículo:

meneame enchilame bitacoras facebook twitter delicious technorati Enviar por correo electrónico Convertir en PDF Imprimir

Estos días veraniegos he tenido la oportunidad de disfrutar de varios capítulos de la serie televisiva canadiense Regénesis. Es una serie de ficción, que podría englobarse dentro de la ciencia-ficción o incluso de suspense en la que un grupo de científicos que trabaja para una institución gubernamental se enfrentan a una serie de problemas de salud pública y ambiental. Lo más sorprendente es que la serie, aún moviéndose en la ficción, y teniendo una clara línea editorial (como el recelo hacia los EEUU propia de muchos canadienses) maneja bien los términos científicos estando a la vanguardia de las publicaciones, manejando las herramientas que usan los científicos y empleando un vocabulario que se me antoja algo complicado de seguir para alguien que no tenga un mínimo entrenamiento en ciencia. El único pero que le encuentro es el tiempo que tardan en resolver los problemas, algo que bien podría constituir una tesis doctoral de 3 años de duración lo resuelven en apenas un par de días, pero bueno se lo perdono como licencia televisiva, para mantener el dinamismo de la serie. Además esa licencia temporal en la resolución de casos ya está muy extendida en series que tratan de temas científicos como el CSI (medicina forense) o Dr. House (medicina diagnóstica). Sin embargo Regénesis supera a mi modo de ver a éstas en varios aspectos:

1.Manejo de vocabulario técnico de forma mucho más rigurosa

No escurren el bulto y utilizan vocabulario similar al que se usa en los laboratorios. Los errores más graves detectados están relacionados con la traducción.

2.Guionistas muy informados en microbiología

Y puestos al día. No cometen los típicos errores de confundir bacteria con virus, antibiótico con antiviral o ADN con ARN. Revisan la literatura y conocen la distribución de las enfermedades y los avances punteros en muchos campos.

3. Los protagonistas son genios pero no enciclopedias con patas

Son de lo mejorcito en sus respectivos campos: genética, bioquímica, bioinformática, biología molecular…, pero necesitan tiempo para pensar y recurrir a libros y publicaciones a informarse. No son como los “amigos de CSI” a los que se les dice “está compuesto de hexafluoropentametacrilato de sodio, ioduro acrílico, naranja de acridina y queratina” y te contestan de memoria, “ah, esa es la cubierta externa de un escarabajo que vive en la montañas Rocosas, a la altura de Denver”. Y tan panchos oiga. Una cosa es exagerar y otra concebir un laboratorio llenos de HAL9000 con patas. Además los personajes de Regenesis tienen vida personal y ¡hasta hay sexo!, no como en la serie Expediente X donde parecía que habían cargado eléctricamente a los protagonistas para que no pudieran acercarse a menos de 30 centímetros.

4. Conocen bien el tejemaneje de las farmacéuticas y de los poderes fácticos pero sin caer en conspiranoias

No tratan a las grandes corporaciones como angelitos, sino como lo que son, grandes negocios para ganar mucha pasta, pero sin caer en ese tópico de los conspiranoicos que afirma que todos estamos en sus manos y esconden toda la verdad al resto de la humanidad. Cuando tienen que dar palos los dan y cuando tienen que acudir a esas corporaciones porque necesitan un fármaco o un remedio lo hacen, tal y como ocurre en el mundo real.

5. Son muy críticos con el pensamiento mítico y el desarrollo de hipótesis sin pruebas experimentales previas

Otro rasgo que las diferencias de las series de la FOX o de otras cadenas estadounidenses: critican libremente a los fanáticos religiosos y los grupos anticientíficos, sin ello parezca que va a disminuir su audiencia o algún político canadiense les tache de anticristianos. También critican fuertemente a los vende-humos y los cura-todo milagreros.

6. Es didáctica

En muchas ocasiones usan terminología científica compleja, pero no les importa hacer un breve paréntesis de una forma animada y pedagógica (muy a la “americana”) para explicar de lo que están hablando. Puede que aún y así no lleguen a todo el mundo, pero al menos lo intentan.

En Canadá esta serie ha tenido 4 temporadas seguidas, algo inaudito para una serie que emplea un vocabulario tan técnico. Eso dice mucho a favor del público canadiense, o bien tienen buenos conocimientos de ciencia básica o bien las cadenas tienen la suficiente paciencia para mantener series de culto entre un público minoritario. Esta serie no me la imagino en “prime time” en España. De hecho, la primera temporada de la serie se emitió en 2008 en Canadá y hasta donde yo sé no se ha emitido en nuestro país. Para verla hay que recurrir a las páginas web que permiten visualizar series on-line.

Y sobre guionista bien informados decir que gracias a esa serie “aprendí” algo nuevo: las bacterias pueden ganar información genética gracias a los relámpagos producidos en una tormenta.

Uno de los capítulos trataba sobre un brote infeccioso en un campo donde se cultivaban flores provocado por Clostridium difficile, una bacteria que produce un severa infección intestinal que puede derivar en complicaciones por la toxina que produce. Los genes que codifican la toxina y otros factores de patogénesis están físicamente localizados en un plásmido (elemento genético de pequeño tamaño que poseen las bacterias). Durante la trama se encontraron que la bacteria patógena resistía a todos los antibióticos empleados. Eso no es nada frecuente en esta bacteria en concreto. Al analizar la cepa identificaron que era portadora de un segundo plásmido portador de genes de resistencia a muchos antibióticos, un plásmido que originalmente procedía de Pseudomonas aeruginosa, una bacteria cuyo habita puede ser el suelo. Estos genios de la microbiología especulan con la posibilidad de que el clostridio haya tomado el plásmido de la pseudomonas, pero ahí es donde los guionistas dan el golpe de originalidad de la serie. Informan de que la conjugación entre gram negativos (pseudomonas) y gram positivos (clostridios) no es nada común (por no decir que no se produce) por lo que tiran por una solución más original. El clostridio puede haber tomado el plásmido del medio mediante un proceso llamado electroporación. La electroporación consiste en provocar pequeños poros en la pared celular mediante una potente, intensa y corta descarga eléctrica. Las bacterias quedan muy dañadas, pero unas pocas sobreviven y son capaces de incorporar ADN de pequeño tamaño que haya en el entorno. Esta técnica se utiliza de forma rutinaria en el laboratorio para introducir plásmidos en bacterias y otras células.

¿Pero eso puede funcionar en el suelo, en campo abierto?. Lo que los guionistas de la serie planteaban es que al morir las pseudomonas, las células se lisaban liberando sus plásmidos al medio. Cuando hubiera tormenta, los rayos caídos en el suelo permeabilizarían a los clostridios y permitiría que los plásmidos entrasen en sus células por electroporación. Pero, ¿eso es posible? Un aplauso para los guionistas por estar bien informados. En el año 2006 el grupo de Timothy Vogel publicó un artículo que mostraba la capacidad de las bacterias de pasarse ADN mediante descargas eléctricas provocadas por relámpagos en el suelo (caen cientos de miles cada día en el planeta). Los autores asumen que las tormentas y las descargas eléctricas en el campo incrementan tremendamente la transferencia de ADN entre microorganismos, aumentando así de forma significativa la transferencia de genes y por tanto la velocidad de evolución bacteriana.

.

Referencias:

.

Entradas relacionadas:


  1. 2 septiembre, 2010 de 17:55

    Después de leer esto, no me cabe duda alguna de lo que voy a ver este finde.

    Muchas gracias por el descubrimiento, Manuel

  2. Jon
    2 septiembre, 2010 de 19:10

    No conocía la serie pero es un artículo interesantísimo. Ahora, lo de incorporar sexo en los capítulos lo veo una vulgaridad. 🙂

    P.D. Lo peor de todo es que lo digo en serio.

  3. 2 septiembre, 2010 de 19:13

    Hombre, gracias por recomendar una serie… desde el horrible final de Lost que no he vuelto a ser el mismmo… 😦

    Y por cierto… A ver si os acordáis del concurso aquel de relatos… 😛

  4. 2 septiembre, 2010 de 21:33

    Hexo, si tenemos que ponernos con lo del concurso y enviar los premios. Entre que algunos hemos vueltos, otros andan de congresos… a ver si no ponemos a ello.

  5. Kratso Cuantico
    2 septiembre, 2010 de 21:54

    Vi una promo de esa serie en un canal de la televisión vía satélite (creo que era en calle13)pero no volví a saber mas de ella…

  6. mikemarlowe
    2 septiembre, 2010 de 22:45

    Buenas:

    Pues pinta bien la serie, pero…

    “y empleando un vocabulario que se me antoja algo complicado de seguir para alguien que no tenga un mínimo entrenamiento en ciencia.”

    Mmm, como no doy el nivel, me echa para atrás. Pero prometo ver un capítulo cuando acabe Los Soprano.

    Jon :
    Ahora, lo de incorporar sexo en los capítulos lo veo una vulgaridad.
    P.D. Lo peor de todo es que lo digo en serio.

    Hombre, la gente suele tenerlo, no veo por qué los científicos de una serie no puedan tenerlo, ¿no?

  7. AvA
    2 septiembre, 2010 de 23:17

    Oye pues pinta bien. Y lo de la electoporación me dejó de una pieza <3. Ya estaba un poco harto de series como House o CSI y sucedáneos, la verdad. Graciasss;)

  8. Jon
    2 septiembre, 2010 de 23:49

    Mikemarlow: no, si la vulgaridad no iba porque tengan sexo los científicos, sino porque tengan sexo, a secas. 🙂

  9. 3 septiembre, 2010 de 11:52

    ¡Ostras, una serie con protagonistas asexuados! 😀

    Aunque ahora que lo pienso esa serie ya existe: http://www.crazyabouttv.com/Images/highwaytoheaven.jpg 😆

  10. 4 septiembre, 2010 de 21:07

    Con esta crítica no me queda más remedio que verla.

  11. Cronopio
    4 septiembre, 2010 de 23:08

    Manuel :
    ¡Ostras, una serie con protagonistas asexuados!
    Aunque ahora que lo pienso esa serie ya existe: http://www.crazyabouttv.com/Images/highwaytoheaven.jpg

    AAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH, El Casa de la pradera Landon!!!!! Eres cruel Manuel. Mucho.

  12. 4 septiembre, 2010 de 23:44

    Cronopio, siento de la horrible visión, pero aparte de esa serie de ángeles, lo más asexuado que se me ocurría era la Abeja Maya 😆

  13. Cronopio
    5 septiembre, 2010 de 11:51

    asexuada la abeja maya???? no todos opinan igual:
    http://m.meneame.net/story/sexo-subliminal-dibujos-abeja-maya
    Si miráis el vídeo, no lo miréis con ojos de niño ni de adulto. Mirarlo
    con ojos de dibujante de manga 🙂

  14. vic
    11 agosto, 2012 de 1:54

    Genial, en Mexico la pasan todos los viernes a las 8:30 pm, .realmente me gusto la serie, con ella aprendi lo que es la “partenogenesis”

  15. 11 agosto, 2012 de 11:00

    Pues vista la crítica y que me estoy quedando sin series decentes para ver, habrá que empezar a buscarla… Aunque creo que tampoco me enteraré de la mitad de lo que digan XD

  16. Anónimo
    14 marzo, 2013 de 8:14

    Serie de culto lastima que duro tan poco a nadie le interesa la intruduccion subliminal a la ciencia?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: