Inicio > Actualidad, Medicina > Muere un bebé después de que su madre decidiera dar a luz sin asistencia médica

Muere un bebé después de que su madre decidiera dar a luz sin asistencia médica

7 septiembre, 2010

Los hechos tuvieron lugar a las 00.30 horas de este lunes, en Tijarafe (La Palma) cuando la madre del bebé fallecido diera a luz en su propia casa, ya que, según manifestó, quería alumbrar a la criatura de forma natural y sin ayuda de la medicina convencional. Una vez en el domicilio de la madre, los agentes comprobaron que tan sólo fue asistida por su hermana y una amiga. El médico de urgencias del centro de salud de la localidad intentó reanimar al bebé pero sin éxito.

.

Entradas relacionadas:

  1. 7 septiembre, 2010 a las 7:45

    Creo que este tipo de noticias no le pegan a este gran blog. Es mi humilde opinión. Una cosa es azotar a los sinvergüenzas que se aprovechan de la ignorancia y otra es ser víctimas de la propia ignorancia. Y esto es una desgracia, una pérdida irreparable. Que la justicia actúe, y luego lo comentamos: sin piedad, si hace falta.

    Un cordial saludo. Y porfa, borrad este comentario, que tampoco aporta nada, sólo una opinión personal.

    Me gusta

  2. 7 septiembre, 2010 a las 8:38

    No creo que haya que borrar tu comentario, Dani, en primer lugar porque cualquier opinión personal es bienvenida, y en segundo porque tu crítica tiene parte de razón. No puede generalizarse a partir de un caso personal, y no se pueden extraer conclusiones a partir de un suceso único. Por la misma razón, si la noticia fuera de alguien que ha muerto tras administrarle determinada vacuna, podría emplearse para argumentar la peligrosidad de éstas.

    Sin embargo, recoger la noticia no tiene más intención que el demostrar como algunas personas, dentro de su inocencia y -sin duda- buena intención pueden arruinar sus vidas y las de sus seres queridos por creerse las patrañas de esta serie de sinvergüenzas.

    Y así debe tomarse, o al menos espero que se tome.

    Me gusta

  3. Jossmann
    7 septiembre, 2010 a las 9:52

    Es preocupante, pero existe una corriente bastante fuerte de defensa del parto «natural», al menos en algunos hospitales de la comunidad canaria, cosa que he comprobado personalmente (haciendo prácticas de la carrera). Lo más alarmante es que en muchos casos es defendido por profesionales sanitarios; me refiero a las matronas. Sin ánimo de ofender a nadie, puesto que en la mayoría de los casos se trata de excelentes profesionales, he conocido a algunas con «rollito new age» que recomiendan este tipo de prácticas. Eso si, si algo sale mal, te dicen que llames al médico (cuando el daño puede ser irreversible). Digo esto porque me ha valido más de una discusión con las mismas, porque las madres creen lo que les dicen los profesionales sanitarios, aunque sea peligroso.

    Me gusta

  4. Ontureño
    7 septiembre, 2010 a las 10:46

    Pues esperemos que no se popularice la idea, por que «lo natural» es que sobrevivan sólo uno de cada 10 niños (o una estadística similar, que alguien me corrija).

    [comentario malvado]
    O también, mirado desde un punto de vista evolucionista, yo diría esto no es más que la selección natural, penalizando comportamientos antiadaptativos.
    [/comentario malvado]

    Me gusta

  5. Jossmann
    7 septiembre, 2010 a las 11:52

    En Alemania es bastante frecuente la preferencia por el «parto natural», según me han dicho algunas de esas profesionales «iluminadas». Y claro, si lo dicen los ALEMANES, que son los padres de la ciencia, nosotros, pobres ilusos cuasitercermundistas, ¿que podemos objetar?

    Es parecido a lo de ir a Houston a tratarse el cáncer, porque claro, «esa gente si que sabe» aunque te proporcionen los mismos tratamientos que la seguridad social (a precios desorbitados), o como mucho, te incluyan en un ensayo clínico. Claro, que aquí te proporcionarían el mismo tratamiento profesionales igual de cualificados en el peor de los casos. En fin, que con nuestro complejo de inferioridad, así nos va.

    Volviendo al tema, está claro que no es agradable parir en un hospital, que no es un entorno «bonito», y que tantos dispositivos médicos pueden asustar. Sin embargo, prefiero tener un hijo sano a no poder perdonarme enfermedades o taras evitables por una estupidez (esto último es una opinión).

    Por otra parte, (modo irónico on) podríamos empezar a pensar si las bajísimas tasas de mortalidad infantil actuales están perjudicando la evolución natural de nuestra especie, dando como resultado el aumento desproporcionado de los NINIS que se ven en las plazas de los pueblos.

    Me gusta

  6. 7 septiembre, 2010 a las 12:48

    Jossmann

    Totalmente de acuerdo con tu «modo ironico on». El ser humano puede ser el unico ser vivo que «escape» a la seleccion natural. Y espero que no se tome este comentario con una defensa de la eugenesia -ni sus extremismos nazistas-. Simplemento me ha hecho gracia tu acertado comentario.

    Me gusta

  7. Nacho
    7 septiembre, 2010 a las 13:03

    En Holanda, que es el país de europa donde más partos domiciliarios se practican, la tasa de mortalidad neonatal triplica a la española. Si bien es cierto que cuando sale bien, la madre sufre menos problemas post-parto (episotomía, epidural, etc)el riesgo de que el bebé muera no puede pasarse por alto.
    Como casi siempre, el término medio sería lo ideal. Un protocolo más humanizado en el que la madre no sea tratada como una simple enferma pero sin excluir un control riguroso por parte de los médicos y en un entorno controlado, o sea en el hospital.

    Me gusta

  8. 7 septiembre, 2010 a las 13:05

    J.M. Hernández :
    No creo que haya que borrar tu comentario, Dani, en primer lugar porque cualquier opinión personal es bienvenida, y en segundo porque tu crítica tiene parte de razón. No puede generalizarse a partir de un caso personal, y no se pueden extraer conclusiones a partir de un suceso único. Por la misma razón, si la noticia fuera de alguien que ha muerto tras administrarle determinada vacuna, podría emplearse para argumentar la peligrosidad de éstas.
    Sin embargo, recoger la noticia no tiene más intención que el demostrar como algunas personas, dentro de su inocencia y -sin duda- buena intención pueden arruinar sus vidas y las de sus seres queridos por creerse las patrañas de esta serie de sinvergüenzas.
    Y así debe tomarse, o al menos espero que se tome.

    Lo has aclarado perfectamente J.M.
    Gracias

    Me gusta

  9. Antonio QD
    7 septiembre, 2010 a las 13:13

    Totalmente de acuerdo con la afirmación de que lo natural es que la tasa de mortalidad infantil sea elevada si no se usan los «medios artificiales» para reducirla; tenemos todo un continente aquí al lado como prueba de cual es la tasa de mortalidad infantil «natural» en los húmanos.

    No se si aporta algo al hilo o son simple ganas de chismosear, pero, quiero decir que Tijarafe es un municipio del norte de la isla de La Palma, desde el cual se tarda en llegar al Hospital de Santa Cruz de la Palma entre hora y media y dos horas. Es de ese tipo de municipio en el que vives si has nacido en él y tienes la suerte de tener trabajo donde has nacido, o te afincas en el mismo en la búsqueda de una vida más cercana a los ritmos naturales de la tierra y otras razones del tipo «rollito new age». Por ambas razones, creo que es un sitio donde es más posible este tipo de sucesos; cualquier parto natural en el que se presenten complicaciones tiene muy díficil acceder al hospital en unos tiempos razonables.

    Saludos

    Me gusta

  10. Uno
    7 septiembre, 2010 a las 14:55

    Por cierto, en torno a los partos hay muchas historias que me suenan a magufada. Dilatación de pie, tumbada o en el agua? etc.
    Un parto es un proceso muy importante para la madre, no se debería tratar como si fuese una extracción dental. Con una atención poco humana, se logra que algunas mujeres «huyan» del médico para caer en métodos «naturales» menos seguros.

    Me gusta

  11. jc
    7 septiembre, 2010 a las 16:15

    Bueno, solo comentar una cosita. Ahora no estoy en casa y ademásm quien controla de estas cosas es mi pareja que para eso es de la rama sanitaria. Solo comentar que la OMS lleva tiempo pidiendo a los paises desarrollados que desarroyen protocolos de parto más cercanos al parto natural. Se recomiendan cosas sencillas que en realidad solo facilitan el trabajo al médico sin garantizar un mayor exito en las tasas de supervivencia.
    Por lo que se, se está intentando en algunos sitios avanzar hacia el parto respetado (o sea hacer lo posible para mantener la voluntad de la madre en cuanto a intervencionismo en el parto) en los mismos hospitales. De esta forma menos gente se arriesgará a hacerlo en casa.
    Por otro lado, en España la tasa de cesareas supera con mucho la tasa recomendaada por la OMS, lo que indica que en los hospitales se ha tratado el parto como una producción en cadena y claro pasa lo que comenta uno en el post 10, que las mujeres huyen hacia métodos menos seguros.

    Me gusta

  12. jc
    7 septiembre, 2010 a las 16:41

    Hola. Como me ha parecido destacable el comentario de Nacho en relación a Holanda, donde efectivamente hay mucho parto en casa, me ha entrado curiosidaad. En unos minutos he encontrado esto, http://www.tno.nl/downloads/bjog_2175_final_150409.pdf
    que parece una revista con revisión por pares (pero no es mi campo, no la conozco). La revista es esta http://www.bjog.org/view/0/index.html y tiene un indice de impacto (segun su web) del 3.437
    Segun esta publicación, despues de estudiar a cientos de miles de partos, no hay diferencia significativa entre las muertes e ingresos en unidades de neonatal entre los nacidos en casa y en hospital en Holanda. Eso si, es importante tener en cuenta que en Holanda el parto en casa esta incluido en la seguridad social y se hace con planificación y con personal sanitoario cualificado. Justo lo contrario de este lamentable caso del que hablamos en este post.

    Me gusta

  13. Jon
    7 septiembre, 2010 a las 16:43

    Para mí existe una diferencia importante entre los magufos que se lucran de una forma u otra con sus teorías o productos pseudocientíficos poniendo en peligro la salud de los demás y aquellos que no se lucran, ni son un peligro potencial para nadie más que para si mismos.

    A los primeros se les debe combatir por medio de las vías judiciales y a los segundos por medio de la educación.

    Sinceramente, no entiendo cómo algunas personas pueden ironizar con la muerte de un ser humano que ha pagado su ignorancia o erróneas creencias con su propia vida y la de su hijo.
    Creo que sucesos como éste nos deben hacer reflexionar sobre lo que está fallando en nuestra sociedad y cómo podemos resolverlo, más que llevarnos a hacer comentarios de dudoso gusto.

    Me gusta

  14. jc
    7 septiembre, 2010 a las 16:46

    Y buscando un poco más, en un articulo del Pais hay datos de interés en relación a la comparativa entre España y Holanda. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Holanda/replantea/nacimientos/casa/mayor/mortalidad/elpepisoc/20090105elpepisoc_6/Tes

    Lo curioso es que del titular no se habla en toda la noticia. Lo que se evidencia de la lectura del articulo del Pais (imaginando que el periodista ha hecho bien su trabajo) es que el mejor control del embarazo en ESpaña es lo que permite tener tan buenos resultados, gracias al gasto bien empleado en la sanidad pública. En cambio en Holanda se acaba de imponer una ecografia obligatoria de control (en españa hay 3) y claro muchos casos con problemas no se detectan. Tambien se menciona el caso de Francia, con datos peores que Holanda (pero sin casi parto en casa), que se explican por «que podría deberse en parte a una seguridad social asfixiada que mezcla prestaciones públicas y seguros privados»

    JC

    Me gusta

  15. Jon
    7 septiembre, 2010 a las 16:55

    Corrijo: entendí por error que la madre había fallecido también.

    En cualquier caso, supongo que esa misma gente que hace esos comentarios tan frívolos e insensibles no verán mal que alguien pueda ironizar con las muertes debidas a otras enfermedades, como llamar «penalización de comportamiento antiadadptativo» a la muerte por cáncer de pulmón de aquellos que no dejan el tabaco, o la muerte por sida de aquellos que practican sexo no seguro o comparten jeringuillas, o las muertes por enfermedades coronarias de aquellos que comen mal y en exceso,…

    Me pregunto cómo denominan estas personas a todas esas conductas que atentan criterios sanitarios básicos, a pesar de ser harto conocidos por todos.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

  16. jubeca
    7 septiembre, 2010 a las 16:59

    Y aún así, con la evidencia en plena cara, muchos insisten en la ‘magnífica perfección del cuerpo humano’.

    Saludos.

    Me gusta

  17. Darío
    7 septiembre, 2010 a las 17:15

    Tener un parto natural: ¿es equivalente a carecer de las mínimas medidas sanitarias que proporciona la satanizada «medicina oficial»? ¿Regresamos, entonces, a la fiebre puerperal, a las altas tasas de mortalidad infantil, a la mortalidad materna? O lo ponemos muy natural como en las zonas pobres de Latinoamérica o Africa…

    He leído (desgraciadamente no tengo las referencias en este momento) que se ha abusado de las cesáreas por dos razones: rapidez y dinero. Rapidez en el hecho de que la mujer libera una cama y no «cuesta» al sistema de salud pública» (gracias, una vez más, neoliberales) y dinero, cuando se realiza el parto en una clínica privada y el precio de una cesárea puede ser 40% mayor al de un parto natural. Entiendo que este abuso debe terminar, pero lo que conozco de la OMS no dice que terminar con el abuso de las cesáreas implica terminar con las medidas sanitarias ni con la asistencia de personal capacitado, incluso en caso de complicaciones. Y guste o no, eso solamente está en un hospital decente, de esos que proporciona la maldita medicina oficial.

    Las noticias no dicen nada acerca del nivel de estudios de la mujer ni de sus acompañantes. Pero, me parece que aquí hay una responsabilidad legal, no solamente de ellas, sino de todos esos idiotas que durante años han vendido la basura de la medicina convencional malvada que quita … los partos naturales. Basura

    Hace un mes estuve en la Sierra Norte de Puebla en un funeral de la madre y su hijo, muertos por no contar con un lugar decente en dónde atenderse, por lo demás, historia hartamente común en ese lugar, como en Veracruz, Guerrero o Oaxaca, en donde los partos naturales (entendidos estos como la ausencia de cualquier ayuda, la que sea) suceden un día sí y otro también, con comunidades que no cuentan con apoyo alguno, a pesar del discurso basura gubernamental y empresarial. ¿Y saben? Estoy seguro que si conocieran ese lugar como yo lo conozco y le platicaran a esa gente de la sierra que hay lugares como en España u Holanda, en donde la gente no va a los hospitales pudiendo hacerlo … quien sabe como serían sus comentarios pero bien que podríamos imaginarlos.

    Me gusta

  18. jc
    7 septiembre, 2010 a las 18:36

    Por eso Dario quiero reflejar que lo importante no es donde se produce el parto (post 12) sino como es la atención del embarazo y el parto (post 14) lo que puede estar detras de las diferencias. No hay que escatimar esfuerzos en la atención sanitaria. Y claro no hay que dificultar el acceso a un parto más respetado porque eso puede hacer que las futuras madres se alejen de unas condiciones seguras.

    Y parece que esto no está ocurriendo en general y solo basta ver como se supera de mucho la tasa de cesareas que se considera normal o recomendable
    http://noticias.lainformacion.com/salud/espana-practica-diez-veces-mas-cesareas-de-las-que-recomienda-la-oms_it1UFtkh0bZnHeS4x5Ssf5/

    Y se (mi muje trabaja en quirofano) que muchas cesareas se hacen por si acaso y se deciden antes de ver a la parturienta (en el hospital donde ella trabaja hay un p`rotocolo no escrito, si el primer parto fue por cesarea, cuando aparece por el hospital directa a quirofano). Una mujer que aqui quiera parir una vez al menos (cosas del instinto) como aqui se sabe igual se arriesga y lo hace en casa. No es ninguna tonteria y por eso se ha diseñado una estrategia nacional para maturalizar en lo posible los partos en España dentro de los centros del sistena nacional de salud. http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/estrategiaPartoEnero2008.pdf

    jc

    No es n

    Me gusta

  19. 7 septiembre, 2010 a las 19:35

    Una cosa en parir en casa y otra, muy diferente, es que no te asista un médico sino tu hermana y una amiga. Eso sirve para hacer una tarta de chocolate, que las hermanas y las amigas son las que mejor lo hacen. En cuanto a la naturalidad, no veo por ninguna parte que parir en casa sea más natural que hacerlo en un hospital. Nadie se plantea la extracción de muelas natural y llama a su cuñado para que alicates en mano proceda. Lo que me parece es que hay mucha «pijería» con lo de los partos, como si fuera el momento más especial de la vida y quieras estar sólo rodeada por tus seres queridos. La maternidad no es el parto, sino que comienza con él y dura toda la vida.

    Me gusta

  20. Darío
    7 septiembre, 2010 a las 19:46

    Totalmente de acuerdo contigo, Alicia.

    Saludos.

    Me gusta

  21. Uno
    7 septiembre, 2010 a las 22:25

    en clase de biología vimos un video de un parto y me pareció una «cochinada», hacerlo en casa mancharía mucho. Yo no dormiría en una cama en la que una mujer ha parido hace poco, aunque hayan lavado todo 10 veces.

    Evidentemente un parto en casa atendido por expertos es más seguro que un parto sin ayuda en el baño de un hospital. El sitio no es tan importante como la atención. Si el embarazo ha sido cuidadosamente monitorizado y los médicos concluyen que es seguro hacerlo en casa con la atención precisa, adelante. Entiendo que es algo más importante para la vida de una madre que otras cosas como extirpar un lunar, me parece bien que se haga un protocolo especial.

    Me gusta

  22. Piamonte
    8 septiembre, 2010 a las 12:27

    Qué razón tienes al mencionar este asunto. No quiero ni imaginarme si le hubiera pillado un parto difícil en Garafía… A veces se nos olvida que el recurso a estas cosas tan naturales se debe a la dificultad. En Estados Unidos, donde no hay una Seguridad Social que cubra la atención médica y parte del precio de los medicamentos, triunfan las tisanas, que son mucho más baratas. Y es muy probable que la lejanía a los centros especializados ayude a entender ese misterioso «revival» de partos domiciliarios.
    No se si aporta algo al hilo o son simple ganas de chismosear, pero, quiero decir que Tijarafe es un municipio del norte de la isla de La Palma, desde el cual se tarda en llegar al Hospital de Santa Cruz de la Palma entre hora y media y dos horas.

    Me gusta

  23. Manu
    8 septiembre, 2010 a las 23:11

    No me acaba de convencer la forma en que enfocas la noticia, da la impresión de que vinculas parto natural a la no intervención de profesionales sanitarios, ignorancia, peligro de muerte, magufadas…

    Se puede tener un parto natural en un hospital (en el Reino Unido es habitual, y aquí en algún hospital de Cataluña también), o también en un domicilio CON asistencia de profesionales sanitarios (en Holanda es una opción cubierta por la Seguridad Social).

    Hace tiempo en documentos TV dedicaron un programa a este tema, si alguien está interesado se puede encontrar en la red, se titula «De parto».

    También hace unos días un médico dedicaba una entrada en su blog bastante interesante, tanto la entrada como el debate posterior en los comentarios: http://pelladegofio.blogspot.com/2010/08/el-parto-en-domicilio-tiene-una.html

    Me gusta

  24. 11 septiembre, 2010 a las 21:24

    Un parto es igual que cualquier intervención quirúrgica. No es nada especial. La única diferencia es que te llevas un regalo a casa. El parto en sí no es nada emocionante. Lo único que quiere la futura madre es que todo vaya bien para el niño y para ella y, sobre todo, no tener dolor o que éste sea mínimo. No hace falta decir que es la mejor experiencia de tu vida para parecer mejor madre. Tienes muchos años para demostrarlo. Lo importante es minimizar los riesgos. Y no me parece que la visión de un parto sea agradable. No entiendo a las mujeres que “obligan” al padre del niño a presenciar el parto; ellas no estarían allí si fuera posible. No es suficiente la excusa de que ayuda a paliar el dolor. Los maridos no entran en la consulta cuando te curan un absceso, y la verdad es que es bastante doloroso. Me gustaría que se desmitificara el parto como experiencia “espiritual”. Si los niños pudieran traerlos las cigüeñas, nadie se apuntaría a la experiencia del parto.
    Un saludo.

    Me gusta

  25. 11 septiembre, 2010 a las 23:12

    Manu :

    No me acaba de convencer la forma en que enfocas la noticia, da la impresión de que vinculas parto natural a la no intervención de profesionales sanitarios, ignorancia, peligro de muerte, magufadas…

    Solo parcialmente, pero en parte sí lo vinculo, y te explico porqué:

    En primer lugar, el término «parto natural» me parece una solemne majadería, dado que induce a la idea de que es mejor parir como lo hacían las Homo sapiens hace 40.000 años. Habida cuenta de que la mortalidad perinatal disminuye drásticamente con un parto asistido y con atención médica, efectivamente relacionaría «parto natural» (en el sentido estricto) a la no intervención de profesionales sanitarios, a la ignorancia, al peligro de muerte y a las magufadas. Sería igual de incoherente que querer curar una apendicitis de forma natural (es decir, muriéndote).

    Ahora bien, si consiguiéramos eliminar ese puñetero tópico de que lo natural es bueno y lo artificial es malo, no tendríamos que llamar parto natural al tipo de alumbramiento al que te refieres, que no lo es en sentido estricto.

    A lo que te refieres, y sobre lo que estoy de acuerdo en que debería trabajarse más, es a desarrollar técnicas de partos asistidos con una menor agresividad y, porqué no, tratándolos de convertirlos en experiencias lo menos traumáticas y desagradables posibles. Pero eso sí, con un equipo quirúrgico al ladito por si las cosas requieren de una intervención de urgencia.

    Como muy bien apunta alicia, el parto a veces se toma como una experiencia casi esotérica, lo cual no me parece mal en absoluto, cada uno puede disfrutar y considerar la mejor experiencia de su vida lo que le venga en gana, y para muchos padres es un momento casi mágico. He conocido muchas madres que esperan ese momento como algo tan importante que se gastan una pasta en una clínica privada solamente para tener una habitación mas cómoda, mejores vistas y musica ambiente. Yo particularmente no puedo criticarlo, cuando voy de vacaciones, ya que es un momento muy especial para mí, me gusta disponer de un hotel con encanto y buenas vistas, aunque me sirva para lo mismo una cama en una habitación sin ventanas.

    Ahora bien, cuando las hormonas desbocadas y la superchería llevan hasta el extremo de considerar que la experiencia será mucho más enriquecedora si lo haces en tu cama, asistida por tu cuñada y a hora y media del hospital más cercano, el deseo de tener un parto más agradable se torna en inconsciencia. Por otro lado, también existe mucha magufería que piensa que pariendo en casa y con toallas el niño será más sano e inteligente, lo cual de nuevo vuelve a ser producto de una información deficiente.

    Así que seamos serios, y no tengamos miedo en llamar a las cosas por su nombre: defendamos unos partos más «humanizados», más cómodos y más agradables, pero no por ello más peligrosos. Dejemos lo de «natural» para cuando no se habían descubierto los antibióticos.

    Saludos.

    Me gusta

  26. Ignacio
    22 abril, 2012 a las 9:41

    El problema de esta socidad es que nos miramos el ombligo todo el rato. Si pudieramos aunque fuera por un momento, ponernos en el lugar de nuestros bisabuelos quizás aprendiéramos algo. Hubo hace -relativamente- poco tiempo unas generaciones donde de siete hermanos sólo llegaban a adultos cuatro. Tiempos donde podías morir de cualquier cosa totalmente evitable hoy en día. Y no estamos hablando de 1850. Un familiar mío (ahora tendría 90 años) murió de tuberculosis. La primera esposa de Feynmann (un físico «actual») murió de lo mismo. Nuestras abuelas hubieran dado cualquier cosa por la seguridad de nuestra socidad, donde una muerte infantil es algo muy, muy raro. ¿Acaso alguno de vuestras clases infantiles -de esos 30 amigos infantiles- no ha llegado a la mayoría de edad? Yo no recuerdo que en mi colegio muriera nadie en mi infancia.
    Eso es medicina. Eso es ciencia. Lo demás son chorradas de niños ricos.
    PD: Pensábamos que la nueva sociedad de la información arrastraría a la ciudadanía hacia un lugar de conocimiento común. Resulta que ha sido al revés, muchos han caído al pozo. Cuantos mails recibo de amigos «cultos» creyéndose cualquier bobada que ronda por Internet.

    Me gusta

  27. Ignacio
    22 abril, 2012 a las 9:55

    (Perdón que se me olvidó 🙂 )
    Para Alicia: A ver, tampoco comparemos un parto con cualquier otra intervención quirúrgica (en el aspecto emocional, digo). El momento es mágico, yo he asistido al de mis dos hijos y desde luego no los cambio por nada. Ni de coña.
    Lo que sí es cierto es que es una intervención quirúrgica y a muy poquitas veces se complica de sobremanera. Por eso hay que ir donde profesionales.
    Y cuando estás en el hospital general de Cruces (Vizcaya) en pleno parto y se abre la puerta «secundaria» -la del fondo- del box donde está pariendo tu mujer y vislumbras que en en esa sala contigua hay un montón de doctoras y enfermeras A PESAR DE SER las 21:30 horas del 31 de Diciembre del 2005 (nochevieja), sabes que acertaste en tu elección entre privada y pública. Y por supuesto entre LA CIENCIA de la medicina y «la ciencia de AVEQUE»: A ve que pasa.

    Me gusta

  28. Rhay
    22 abril, 2012 a las 10:51

    Hombre, yo entiendo que para los padres el momento tiene que ser especial, porque es tu hijo el que nace, pero estoy de acuerdo en gran parte de lo que dice Alicia, en el sentido de que en muchas ocasiones nos obligamos a nosotros mismos a soportar situaciones que de otra manera no soportaríamos, y esto de que el papá esté en el parto tiene mucho que ver con una de tantas manías yanquis importadas, que nos han enseñado mil veces en una película, y al final se ha terminado haciendo en la vida real. Mi padre no asistió a mi parto. Ni al mío, ni al de mis hermanos. Y no por eso me «quiere» menos…

    Lo que no me cuadra es la patologización del parto. Una cosa es que en un parto tenga que haber un equipo de profesionales para intentar paliar o evitar cualquiera de los muchos problemas que puede haber, y otra muy distinta es considerarlo una patología y tratarlo como tal. Y es verdad que en el mundo occidental hemos tratado el parto durante demasiado tiempo como si fuera una enfermedad, postura que ha venido a reforzar la idea de que un parto en casa es más «natural». Quizás una visión menos patologizante de algo que está lejísimos de ser una enfermedad haría que muchas madres que se plantean eso de parir en casa, volvieran a la clínica…

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: