Inicio > Actualidad > Botellón en la mayor Universidad de España: ¡qué siga la fiesta!

Botellón en la mayor Universidad de España: ¡qué siga la fiesta!

22 septiembre, 2010

Mientras que el Concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, don Pedro Calvo, niega la existencia del botellón en la capital de España y la Concejala de Medio Ambiente del mismo Ayuntamiento, doña Ana Botella, contradice al anterior al informarnos de que la suciedad de las calles de Madrid es responsabilidad de los indigentes y los amantes del botellón, grupos de jóvenes se dirigen hacia una pineda localizada tras la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Allí cada tarde y noche de estos días otoñales organizan un botellón que resulta invisible para el señor Pedro Calvo, y por lo que parece también para el Magnífico Rector de la UCM, D. Carlos Berzosa.

Curioso que resulte invisible para tan cultas e insignes personas ya que a la mañana siguiente los montones de desperdicios y cristales rotos van amontonándose en montículos por obra y gracia de los escasos empleados que la UCM posee para mantener sus instalaciones limpias.

Basura en montoncitos del “inexistente” botellón tras la esforzada labor del empleado (porque había uno sólo) de limpieza de la UCM

No sé quien se sentirá menos orgulloso, si los responsables del Área de Juventud por no saber controlar un fenómeno que lejos de disminuir va en alza, o los Responsables de Limpieza, que nos regala una ciudad llena de desperdicios que hemos de atravesar para ir a trabajar o los Responsables de Seguridad que permiten que un grupo considerable de persona subida de decibelios perturbe impunemente el descanso de los ciudadanos.

Aquí dejo la localización exacta del lugar donde está teniendo cada tarde-noche el botellón que describo, aunque supongo que se podrían añadir otros muchos “mapas del tesoro” tanto en la capital de España, como en otras muchas ciudades de nuestro ruidoso, incívico y pintoresco país. El mapa no lo pongo para el señor Calvo, porque para él no hay botellón, ni para la señora Botella, ya que la limpieza de la zona no es competencia de su departamento, ni para el señor Berzosa, no sea que su actuación le haga perder votos en la próxima elección de rector; ni siquiera para la policía municipal, que tiene cosas mucho más importantes que hacer, como todos sabemos. El mapa lo pongo para que si alguien se quiere acercar a vender latas de refresco, cerveza o bebidas de alta graduación de forma ambulante lo haga. Total, por allí nadie les va a decir nada.

El punto rojo (y alrededores) es el punto de reunión noctámbulo-copera

.
Entradas relacionadas:


  1. lucien
    22 septiembre, 2010 de 21:44

    Pese a las pruebas evidentes, el hecho de que Ana Botella diga que si que hay botellón me hace dudar… dudar seriamente…

  2. Rhay
    22 septiembre, 2010 de 22:43

    Viva el botellón, qué quieres que te diga. Estamos llegando a un punto que no se va a poder ni hablar en la calle. Y precisamente detrás de la Facultad de Medicina no se molesta absolutamente a nadie. No seamos más papistas que el Papa, por favor…

  3. 22 septiembre, 2010 de 22:49

    Rhay, esta localización es una de las decenas que hay, muchas junto a domicilios. Yo a quien le entusiasme el botellón le invitaría a vivir un mes en un primer piso de una plaza de botellón contínuo. Te aseguro que pocos han aguantado la experiencia. Y si no que se lo digan a los de Malasaña o cualquier otra vecindario convertido en un parque temático.
    Y supongo que tú lo sabes mejor que yo, ¿cuántos decibelios hay que superar a partir de las 12 de la noche para estar cometiendo un delito?
    Eso por no hablar de la borrachera como sistema de ocio, eso también daría para bastante debate.

  4. Rhay
    22 septiembre, 2010 de 23:03

    Vale, de acuerdo, pero estamos hablando de un lugar en concreto lejos de todo edificio habitado por personas. Yo no estoy hablando de Malasaña, ni de la calle Barceló, ni de la Plaza del Dos de Mayo, ni siquiera del Parque del Oeste (fíjate si conozco bien los sitios). Está claro que la gente tiene derecho a dormir y a no encontrarse su calle al día siguiente como si por la noche hubiera habido una guerra. Perfecto. La ley es clara y dice que a partir de las once de la noche no se puede hacer ruido. Y yo estoy de acuerdo. Pero otra cosa muy distinta es hacer una legislación ad hoc para el botellón. Por ahí no paso. No es necesario “prohibir” beber en la calle con los colegas a ciertas horas de la noche porque las ordenanzas municipales ya establecen esos límites. Lo que se hace con una legislación tan restrictiva es recortar la libertad que tiene cualquier persona de ir por la calle tomándose una cerveza. Eso las leyes antibotellón lo prohíben, Manuel. Por lo tanto, hagamos respetar las ordenanzas municipales, y el que se pase de listo, multazo, pero dejemos de ser más papistas que el Papa, insisto, y sacarnos leyes de la manga.

    Lo que está claro es que siempre habrá lugares donde la chavalería se irá a tomarse sus cubatas y a fardar con las pivis, y eso no habrá legislación que lo controle. Además, estamos hablando de una sustancia legal de la que la administración pública saca una importante tajada en impuestos. Si no queremos que nuestros jóvenes beban, demos alternativas de ocio, que tú como yo sabes que no hay, y a lo mejor muchos de ellos no se dedican a hacer botellones. Pero mientras eso no ocurra… Es más, ¿qué prefieres, que estén en un parque tomándose un cubata de licor comprado en una tienda x, o que vayan a discotecas donde los sajan por un cubata de licor hecho con metanol (por lo menos)?

  5. jose
    22 septiembre, 2010 de 23:10

    Hombre, eso de que no hay alternativas de ocio… como alternativa al alcohol siempre está el éxtasis, y además deja menos basura por la mañana 😀

  6. Cronopio
    22 septiembre, 2010 de 23:31

    Las actividades gregarias de los jóvenes siempre han sido molestas y mal toleradas por la sociedad “adulta”. Es ley de vida. La forma cambia con las generaciones pero el fondo es el mismo: Socialización y cohesión de grupo. Seguro que hay múltiples estudios psico-sociológicos muy serios que expliquen esos fenómenos en respuesta a las condiciones sociales de cada generación. Ahora toca botellón y retraso de la emancipación hasta la treintena. El fenómeno es consecuencia de la realidad social.
    y el remedio es el mismo que contra la calvicie: Ajo, agua y resina.

  7. Darío
    22 septiembre, 2010 de 23:41

    jose :
    Hombre, eso de que no hay alternativas de ocio… como alternativa al alcohol siempre está el éxtasis, y además deja menos basura por la mañana

    :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

    Además de didáctica, este blog tiene la ironía (que no la heroína) al punto …

  8. Rhay
    22 septiembre, 2010 de 23:53

    jose :
    Hombre, eso de que no hay alternativas de ocio… como alternativa al alcohol siempre está el éxtasis, y además deja menos basura por la mañana

    Bueno, depende de cómo te siente, porque yo he visto a cada uno beberse hasta el agua de los floreros después de un subidón “extático”… 😀

    Estoy muy de acuerdo, Cronopio. Los adultos siempre ven las actividades de los jóvenes como violentas, banales, sin sentido y peligrosas para su salud, cuando se olvidan de que ellos también han sido jovencitos y han hecho bestialidades mayores… El problema es que la actual generación de políticos, crecidos todos ellos entre el final de los 70 y principios de los 80, se han olvidado de que ellos han desfasado más que nadie, y ahora van de “puritanos” por la vida prohibiendo todo comportamiento que, siempre según ellos, es totalmente incívico. Para mear y no echar gota, señores…

  9. 23 septiembre, 2010 de 9:49
      Pues ya veis, uno nunca acaba de conocerse a sí mismo, en el fondo debo de ser un facha. Seré uno de esos amargados intransigentes que no le gusta salir temprano por la mañana esquivando botellas rotas, meadas, vómitos y cartones de vino vacío. Que no le gusta que le estén cantando el porompompero a las de 3 de la mañana o que le monten cada dos por tres un escenario que garantiza movimiento de paredes de la casa toda la noche. Que ve una contradicción, cuando no una hipocresía, que se dediquen impuestos a la prevención del alcoholismo mientras se ceden espacios públicos para que miles de personas se emborrachen hasta no saber donde se encuentran. Que le gustan las personas pero que no soporta la masa humana, donde la racionalidad se pierde en beneficio de los instintos del líder del clan. Que tengo la desgracia de vivir en el mogollón de una ciudad, en vez de tener una casa con jardín y silencio en Pozuelo o las Rozas (quizás mis escasos ingresos estén relacionado con eso). Quizás tenga que hacer como en la historia de Gila, y dado que no me gustan las bromas de este pueblo me tendré que ir de él. Y eso a pesar de que no me importa en absoluto que los jóvenes se diviertan o beban; pero sólo les pido a cambio que no conviertan la ciudad en un escenario ruidoso y que recojan la basura, porque el resto de ciudadanos tenemos derecho a una calle limpia. Seguramente en esta sociedad donde el ocio está sobredimensionado y la tutela de los padres hacia sus hijos deja mucho que desear (que se los digan a los profesores de ESO y bachillerato) eso es pedir mucho. Creo que ese filósofo que es El Roto lo clavó en esta viñeta:

  10. Rhay
    23 septiembre, 2010 de 10:48

    Pero si estamos de acuerdo, Manuel. Lo único que digo es que no es necesario hacer leyes ad hoc para prohibir beber en la calle. Nada más. Yo tampoco soy partidario de que la gente tenga que aguantar una batalla campal todas las noches. Por ese mismo motivo tampoco he sido partidario nunca de que se cierren los parque de noche, porque la gente tiene derecho a ir por la calle a la hora que le dé la gana, y tiene que poder haber lugares donde no se moleste al resto de los humanos. Es así de sencillo. La administración no es quien decide cuándo se tiene que dormir y cuando no, porque por esa regla de tres hay mucha gente que trabaja de noche y que de día, cuando está durmiendo, tiene que aguantar a los obreros abriendo una zanja, los niños entrando en el colegio, el tráfico imposible o grupos de chavales armando jaleo. ¿Esa gente no tiene derecho a dormir? Pues que sepas que según nuestro ordenamiento no tienen derecho. ¿Te parece justo? Supongo que como a mí, no. Pero se aguantan. Yo no sé si habrás trabajado alguna vez de noche, pero yo que lo he hecho durante muchos años, no te puedes ni imaginar lo que es meterte en la cama a las nueve de la mañana y tener a la Ana Rosa Quintana de la tele de la vecina metida en la oreja, o el traqueteo de la vecina de arriba, que algún día llegué a pensar que se caía en mi casa. Y yo no me podía quejar. A lo más que podía aspirar era a la compasión de mi vecina para que bajara la tele, pero si no le daba la gana, no lo hacía. ¿Es justo? No. ¿Quién me amparaba a mí? Nadie. ¿Quién ampara a la gente que duerme por la noche? La ley, y las ordenanzas municipales.

    La viñeta de El Roto es buenísima, como casi siempre, pero te equivocas al elegirla como ilustración de tu argumento. La libertad del ser humano no es superflua: es esencial; el derecho de reunión del ser humano no es superfluo: es esencial. Y aquí estamos hablando de la libertad que yo tengo para ir por la calle cuando, como y con quien me dé la gana, y como toda libertad, los límites los impone la ley que ya existe, las normas de convivencia, si lo prefieres. Eso ya existe, por tanto no es necesario inventarte una legislación nueva que lo único que hace es criminalizar a la juventud por el simple hecho de divertirse. Y te hablo por experiencia propia, de estar a las dos de la mañana de una noche de agosto en un parque en Vallecas tomándome unas cervecitas con mi hermano y unos colegas, hablando de buen rollo y sin molestar absolutamente a nadie porque la casa más cercana está a más de 500 metros de distancia, y llegarnos una patrulla de la policía municipal y querer multarnos porque estábamos haciendo botellón en un parque público. Esto ocurre a diario, Manuel. Insisto, estamos llegando a una situación en la que no se va a poder ni hablar por la calle. Y no estoy dispuesto.

    Y para que conste, yo también considero una hipocresía total la cantidad de dinero que se gasta el Estado en políticas de prevención del alcoholismo y del tabaquismo, cuando por otro lado las arcas del Estado se llenan con impuestos provenientes de estas dos sustancias, que son legales. Esta es una de las tantas incongruencias que tiene el Estado.

    Por lo tanto, creo que nadie te ha considerado un facha, ni un amargado intransigente, ni nada de lo que te autodefines. Estás en todo tu derecho de querer dormir por la noche y de que al día siguiente tu calle no parezca Mostar en 1991, y la ley te ampara. Tú puedes ir a la comisaría de policía y poner una denuncia, y decir “oiga, esto es un sindios, hagan ustedes algo”. Y tienen que hacerlo, pero con las ordenanzas municipales que ya existen: no se puede hacer ruido en zonas con casas habitadas a partir de las once de la noche, no se pueden tirar basuras a la calle, no se puede orinar en la calle… Si se cumple todo esto, ¿a ti qué te importa si la gente bebe o no en la calle?

    ¿Sabes quién impulsó la promulgación de la Ley Antibotellón? Los empresarios de discotecas y hostelería. Imagínate por qué.

  11. Apóstata
    23 septiembre, 2010 de 11:17

    Totalmente de acuerdo, Manuel, la gente tiene derecho al descanso. Y la gente de bien, más todavía. Sí, esa gente que se extasía al son de tambores y cornetas en Semana Santa. La misma que flipa más con una procesión que con un desfile militar. A pesar de que tambores, cornetas y procesiones no dejen descansar ni a dios. 😀

  12. Rhay
    23 septiembre, 2010 de 11:42

    Apóstata, no creo que Manuel vaya por ahí ni mucho menos. Yo entiendo y comparto lo que él dice, así que creo que con tu comparación estás meando un poco fuera del tiesto…

  13. 23 septiembre, 2010 de 11:58

    Apóstata como dice Rhay no van por ahí los tiros. A mí las procesiones me aburren, y los desfiles militares ni te cuento, aunque ese es un tema que no tiene nada que ver. Sé diferenciar entre una semana de fiesta mayor, semana santa o nit de sant Joan de algo que es sistemático. Si las cornetas y tambores sonaran una noche sí y otra también hasta las 4 ó 5 de la madrugada seguro que se habría la temporada de caza del nazareno 😀

  14. Apóstata
    23 septiembre, 2010 de 12:26

    Disculpad. Tal vez sí he meado fuera del tiesto.

    Por otro lado, siempre supuse que Manuel no debe disfrutar demasiado con las procesiones ni con los desfiles militares. Por supuesto no me refería a él cuando hablaba de “gente de bien”

    Pero, ¿sabéis cuantas semanas o incluso meses se tiran ensayando las bandas de las cofradías antes de que se celebren las procesiones? ¿Os imagináis a qué horas hacen los ensayos? ¿Vivís cerca de algún local donde se realizan esos ensayos año tras año? Es decir, la celebración en sí puede ser algo sistemático como dice Manuel, pero la preparación de tal celebración puede prolongarse bastante en el tiempo y resultar muy molesta para algunos. Como yo mismo, por ejemplo. Lo que quería evidenciar es la hipocresía de esa “gente de bien” que es capaz de soportar estoicamente o no ruidos muy estridentes producidos a deshoras en función de su origen. Y no estoy defendiendo, ni mucho menos, que se deban soportar las consecuencias del botellón porque sí. O porque la juventud, ya se sabe… O porque es cool… 😀

  15. albireo beta cygni
    23 septiembre, 2010 de 13:04

    En Madrid, además, tenemos:
    • Fiestas de distrito y de barrio, con atronadoras atracciones cada una con su diferente repertorio “musical” (los coches de choque son los peores), puestos y tenderetes de fritanga con actividad hasta la madrugada.
    • Una media de tres manifestaciones diarias en el centro, perturbando el tráfico y la movilidad en general.
    • Campañas electorales que cubren de panfletos las calles, de carteles las fachadas y con coches con megafonía de diferentes partidos (con esas malditas musiquillas).
    • Zanjas y otros levantamientos injustificables de pavimentos cada dos por tres, dejando sobre la calzada unas chapas metálicas “provisionales” durante meses, que cada vez que pasa un coche parece que se hunde el edificio.
    • Recogida de basuras a cualquier hora de la madrugada (a mi me toca de 1 a 2).
    • Nulo control de los horarios de cierre de los bares (que siguen funcionando a pesar del botellón)

    Todas estas actividades están promovidas y organizadas o, como mínimo, consentidas por la Administración, que incumple sistemáticamente sus propias normas.

  16. Rhay
    23 septiembre, 2010 de 13:18

    Sí, Apóstata, estoy de acuerdo, pero esas preparaciones no se hacen a las 2 de la madrugada. Jode porque te las hacen a la hora de la siesta, pero no incumplen las ordenanzas municipales. Ojo, que no digo que esté de acuerdo, digo simplemente que no incumplen la ley, que es muy distinto. Por mí las hermandades eclesiásticas se pueden meter la trompeta por el ano hasta llegar al colon transverso, qué quieres que te diga… Por cierto, ¿insinúas que Manuel no es “gente de bien”? 😀 :mrgreen:

    Albireo Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Por eso creo que no es necesario crear una legislación ex profeso para prohibir el botellón, porque es absurda, y porque tiene tantas excepciones que no se puede aplicar en la mayoría de los casos. Como bien dices, ¿qué culpa tengo yo de que en mi barrio se hagan fiestas cuando al día siguiente me tengo que levantar antes de que pongan las calles para ir a trabajar como un cornudo? ¿Dónde está la administración que tiene que velar por mis derechos? ¿Por qué en una fiesta del barrio se puede beber alcohol en la calle y se puede estar haciendo el ganso, no sólo a grito pelado, sino con banda sonora incorporada de orquesta itinerante, y en cambio no puedo estar en la calle cualquier otro día del año sentado en un banco con un par de colegas y unas cervezuelas? ¿Dónde está la diferencia entre una cosa y otra? ¿En que una se hace una vez al año y nos jodemos todos y sálvese el que pueda y lo otro se puede hacer cualquier día, entonces molesta más? Pues que alguien me lo explique, porque no lo entiendo…

  17. albireo beta cygni
    23 septiembre, 2010 de 13:52

    La única ley que creo que hace falta es una que obligue verdaderamente a los políticos y funcionarios a cumplir con su obligación, que les impida mirar para otro lado cuando el asunto les sea incómodo o la medida que deban tomar sea impopular o crean que les va a restar votos.
    No soy letrado, pero creo que en este país no hay precisamente una falta de leyes, sino todo lo contrario. Por eso flipo cuando, ante un problema concreto, a algún lúcido gobernante no se le ocurre mas que decir: “hagamos una ley anti-esto”.
    ¿Ley anti-botellón? ¿Por qué no aplican la de “vagos y maleantes”?, o el RAMINP (reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas).

  18. Apóstata
    23 septiembre, 2010 de 14:54

    No, Rhay. No insinúo que Manuel no es “gente de bien”, sino que afirmo que, aparentemente, es buena gente. 😀

    En cuanto a lo de las preparaciones, no me jode que las hagan a la hora de la siesta. Sencillamente porque no suelo echarme ninguna siesta a partir de las 23:00 horas habitualmente. 😀 😀 😀

  19. Marina
    23 septiembre, 2010 de 20:15

    Rhay :
    Viva el botellón, qué quieres que te diga. Estamos llegando a un punto que no se va a poder ni hablar en la calle. Y precisamente detrás de la Facultad de Medicina no se molesta absolutamente a nadie. No seamos más papistas que el Papa, por favor…

    ¿Para hacer un botellón siempre hay que ser guarro? Porque todos los que hacen botellón podrían dejar las botellas en las papeleras, o llevárselas a su casa, pero no, actúan como auténticos guarros y salvajes.

  20. Marina
    23 septiembre, 2010 de 20:27

    “La libertad del ser humano no es superflua: es esencial; el derecho de reunión del ser humano no es superfluo: es esencial. Y aquí estamos hablando de la libertad que yo tengo para ir por la calle cuando, como y con quien me dé la gana, y como toda libertad, los límites los impone la ley que ya existe, las normas de convivencia, si lo prefieres.”

    Creo que no sabes lo que dices, perdona. Tener libertad no significa que te está permitido llenar la calle de basura y de meadas. Que cien golfantes se quieran divertir a costa de los demás ciudadanos (que somos los que pagamos con nuestros impuestos los servicios de limpieza) no les da la libertad de cometer semejantes salvajadas en los espacios públicos. Tener libertad significa que esos desaprensivos pueden celebrar el botellón en su casa, siempre que no molesten a los vecinos, y llenar de mierda sus casas, pero no la calle.

    Además, se tiene más libertad si tienes acceso a la vivienda y a un puesto de trabajo. Muchos de esas personas tan “libres” no tienen ninguna de las dos. Si invirtieran sus energías botelloniles en manifestarse pidiendo que se cumplan los derechos constitucionales (acceso a trabajo y vivienda digna), te aseguro que serían mucho más libres.

    Saludos

  21. Marina
    23 septiembre, 2010 de 20:33

    Además, ¿crees que por ser jóvenes tienen la libertad-y ya se ve que sí- de molestar a personas ancianas que necesitan descansar, o de fastidiar a enfermos en sus casas, o a los trabajadores que necesitan dormir para ir al trabajo al día siguiente?

    A los políticos de turno desde luego que les interesa tener esta masa aborregada haciendo botellón. Mientras estas personas tan libres están emborrachándose, los políticos dicen: “mejor, menos gentuza dándonos la lata pidiendo trabajo o nuestra dimisión”.

    Y si de verdad te gusta mucho mucho mucho el botellón y no puedes vivir sin la litrona, alquila una mina bajo tierra, métete ahí con todo el alcohol, la cocaína y la basura que quieras, y haz lo que te de la gana hasta reventar. Pero no fastidies a las personas que quieren paz. Eso es libertad, lo demás son simplemente ganas de fastidiar y joder a la gente normal.

  22. Alma
    23 septiembre, 2010 de 20:37

    No sólo pasa en Madrid. En la playa de Gandia la policía local ignora a los que hacemos botellón de manera sistemática. La única vez que les vi parar fue para decirles a unos que tenían la música a todo volumen que la quitaran (cuando los policías desaparecieron la volvieron a poner, claro). Ah, y si por casualidad te topas con un agente con ganas de hacer su trabajo, con poner cara de pena te evitas que te requisen las botellas.
    No tenemos otra alternativa (al menos en mi ciudad) y nos lo ponen facilísimo. Yo no sé de que se extrañan.

  23. Marina
    23 septiembre, 2010 de 20:39

    “No tenemos otra alternativa”

    Esta frase resume bien la situación lamentable a la que han llegado muchos jóvenes. La verdad es que me da lástima.

  24. Alma
    23 septiembre, 2010 de 20:41

    A mí me gustaría vivir en una ciudad con oferta teatral, museos de arte, conciertos y demás, pero me tengo que conformar con un triste centro comercial con un cine en el que sólo ponen americanadas.

  25. Cronopio
    23 septiembre, 2010 de 23:18

    Marina :

    Rhay :
    Viva el botellón, qué quieres que te diga. Estamos llegando a un punto que no se va a poder ni hablar en la calle. Y precisamente detrás de la Facultad de Medicina no se molesta absolutamente a nadie. No seamos más papistas que el Papa, por favor…

    ¿Para hacer un botellón siempre hay que ser guarro? Porque todos los que hacen botellón podrían dejar las botellas en las papeleras, o llevárselas a su casa, pero no, actúan como auténticos guarros y salvajes.

    Ni para hacer botellón hay que ser un guarro ni un salvaje, ni para ir con la familia de picnic hay que dejar el bosque hecho unos zorros, ni las playas llenas de deshechos, compresas y pañales usados, ni para nada hay que ser tan guarros incívicos, ruidosos e irrespetuosos con el prójimo y con el entorno como somos. Insisto en mi primer comentario. El comportamiento de los jóvenes es consecuencia del entorno social siempre. Y no olvidemos que los jóvenes son nuestros hijos. Si se comportan de una forma u otra, alguna responsabilidad tenemos (toda). Si se comportan como vándalos, guarros……..Es que lo han mamado.

  26. Marina
    23 septiembre, 2010 de 23:22

    Nadie te obliga a ir a un centro comercial ni ver americanadas. Si la gente hace como tú, el centro comercial seguirá abierto. Si la gente quiere cultura, como museos, teatros, bibliotecas, etc, entonces los centros comerciales tendrán que cerrar, porque nadie acudirá a ellos, y se empezarán a abrir museos. Es lo que sucede en países cultos como Suecia: la gente quiere cultura, y tienen una oferta cultural increible. Básicamente, depende del pueblo. Si el pueblo no tiene cultura, difícilmente sentirá la necesidad de tener museos.

  27. Marina
    23 septiembre, 2010 de 23:31

    Cronopio :

    Marina :

    Rhay :
    Viva el botellón, qué quieres que te diga. Estamos llegando a un punto que no se va a poder ni hablar en la calle. Y precisamente detrás de la Facultad de Medicina no se molesta absolutamente a nadie. No seamos más papistas que el Papa, por favor…

    ¿Para hacer un botellón siempre hay que ser guarro? Porque todos los que hacen botellón podrían dejar las botellas en las papeleras, o llevárselas a su casa, pero no, actúan como auténticos guarros y salvajes.

    Ni para hacer botellón hay que ser un guarro ni un salvaje, ni para ir con la familia de picnic hay que dejar el bosque hecho unos zorros, ni las playas llenas de deshechos, compresas y pañales usados, ni para nada hay que ser tan guarros incívicos, ruidosos e irrespetuosos con el prójimo y con el entorno como somos. Insisto en mi primer comentario. El comportamiento de los jóvenes es consecuencia del entorno social siempre. Y no olvidemos que los jóvenes son nuestros hijos. Si se comportan de una forma u otra, alguna responsabilidad tenemos (toda). Si se comportan como vándalos, guarros……..Es que lo han mamado.

    Dime dónde se ha celebrado un botellón y no se ha dejado el lugar hecho un auténtico basurero. No conozco ningún caso todavía. Me da igual de quién sea la responsabilidad. Si se es adulto para emborracharse hasta vomitar o ir al hospital por sobredosis, también se es adulto para llevarse la basura. Es muy simple. Tirar la mierda es de niñatos y golfantes, no hay que darle más vueltas.

  28. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 0:17

    Marina: ¿Tú has leído algún comentario mío más, o te has quedado estancada en el que citas? Creo que soy yo el que dice que las ordenanzas municipales ya dicen que no se puede mear en la calle, no se puede hacer ruido a partir de las once de la noche y no se pueden tirar basuras a la calle. Lo que yo digo es que, como bien dice Albireo, no hace falta legislar cada caso ad hoc, que estamos en un país, y te lo digo como letrado, que adolece de un exceso innecesario de leyes y ordenamientos jurídicos, muchas veces contradictorios entre sí, y que si quieres tener una buena convivencia lo único que tienes que hacer es hacer cumplir las ordenanzas ya existentes, los cuales regulan todos estos supuestos. Dicho esto, todo ser humano tiene la libertad de ir por la calle cuando, como y con quien le dé la gana, y el propio concepto de libertad implica respeto por la libertad de los demás, es decir, yo puedo ir en bolas por la calle, porque es mi libertad, pero si son las 3 de la mañana no podré ir pegando gritos. La policía me llamará la atención, no por ir en pelota, sino por ir armando escándalo, que está prohibido. Pero si hago eso mismo a las 3 de la tarde, ya te puede joder mucho verme el pijo que estoy en mi derecho de ir en pelota picada y pegando gritos por la Gran Vía, porque no incumplo la ley, límite de toda libertad. Esto mismo lo recojo de forma más escueta en la cita que tú misma me haces, y que has obviado, lo que me demuestra que no sabes leer. Así que, en lugar de quedarte con lo que te dé la gana del primer post, ten la delicadeza de leerte la discusión entera, bonita.

    Y otra cosa: yo llevo haciendo botellones desde los años 80 del siglo pasado. Jamás he dejado un litro de cerveza o una botella de licor vacía tirada en el suelo. Y me consta que hay mucha más gente que hace eso que la que se va a la plaza del Dos de Mayo y deja la plaza como la deja. No generalices, anda. Además, ¿por qué no preguntas quién es el que fomenta el botellón en Malasaña? ¿Te lo digo yo? Los mismos bares, que como no tienen aforo suficiente te venden los cubatas en vaso de plástico para que te lo tomes en la calle. Y no me lo cuenta nadie: lo he vivido yo durante años. Muchos bares cierran a las tres de la mañana y muchos otros tienen licencia de discoteca que les permite tener abierto hasta las seis. ¿Sabes quién otorga las licencias de apertura? Sí, el Ayuntamiento al que los vecinos de la zona le importáis una mierda, porque si le importarais un poquito, no permitiría que en esa zona hubiera locales abiertos todos los días hasta las seis, sabiendo que su aforo es limitado y que en su afán de vender les importa tres pitos si sus clientes molestan a los vecinos. ¿Sabes por qué se acumula tanta mierda en la plaza? Porque no hay contenedores. Si saben el problema que hay, que pongan un contenedor de obra y ya verás cómo mucha gente tira la basura allí. Es sencillo, ¿verdad? Pues no, el Gobierno cree que es más efectivo diseñar una ley ex profeso para el botellón. Tócate las gónadas, María Manuela…

    Dices que los ancianos, los enfermos, los trabajadores, pobres, no pueden dormir por el botellón. ¿Y cuando hay fiestas, qué? ¿Dónde queda el derecho de los ancianos? ¿O es que como es una fiesta a joderse tocan? Mira lo que me he encontrado, que se ha hecho hace nada:

    http://www.que.es/madrid/201009091947-madrid-pasara-noche-blanco-cont.html

    ¡Guau! ¡Una guerra de globos en la Plaza Dos de Mayo!¡Hasta las siete de la mañana! A ver cuántos abuelos y “gentes de bien”, que dice Apóstata, se quejan al día siguiente de que no han podido dormir. Hipocresía por un tubo. ¿Si yo te pido que bajes el volumen del Programa de Ana Rosa que ves todas las mañanas, porque trabajo de noche y duermo de día, lo bajas? ¿A que no?

    Esta frase resume bien la situación lamentable a la que han llegado muchos jóvenes.

    ¿Situación lamentable, dices? ¿Es que tú acaso naciste ya vieja, Marina? Si hay algo que me da asco en esta vida es el puto paternalismo que ejercéis algunos, que os pensáis que la gente más joven que vosotros, o es imbécil, o es delincuente. Qué penita. ¿Sabes una cosa? Tu padre ya decía esto mismo de la juventud de su época, es decir, de tu juventud. No has inventado nada nuevo, que lo sepas.

    Y si de verdad te gusta mucho mucho mucho el botellón y no puedes vivir sin la litrona, alquila una mina bajo tierra, métete ahí con todo el alcohol, la cocaína y la basura que quieras, y haz lo que te de la gana hasta reventar. Pero no fastidies a las personas que quieren paz. Eso es libertad, lo demás son simplemente ganas de fastidiar y joder a la gente normal.

    Si a alguien hay que pedirle que se alquile una mina y no salga, es a gente como a ti, guapa, que se pasa la libertad de los demás por el forro mientras impone la suya sin ningún miramiento. Eso, en mi tierra, se llama privilegio, y hace mucho mucho tiempo que dejamos la Edad Media como para que vengas pidiendo prebendas. Además, hay que ser tonto a las 3 para mezclar alcohol con cocaína. Tú te piensas que todos los que hacen botellón son (somos) toxicómanos, ¿verdad? Y por supuesto no tendrás ni puta idea de lo que cuesta un gramo de farlopa, claro está… O a lo mejor sí, porque esta gente tan paternalista y tan “bienpensante” sois la que luego en su casa suele ponerse de todo menos de pie, trata a sus hijos y a su mujer a patada limpia y tiene muy claro que el resto del mundo no pertenece a su clase social, y lo deja bien claro en cuanto tiene ocasión, como acabas de hacer tú aquí. Luego, con ir a misa y confesar, ya está. ¿A que joden los estereotipos?

    ¿Sabes por qué muchos chavales beben alcohol en la calle? Porque en una discoteca les soplan diez o veinte euracos por una copa, y con esa cantidad de dinero tienen para comprar el mismo alcohol (qué digo el mismo, mejor alcohol, porque seguro que en el super no les venden garrafón, cosa que dudaría de muchos locales…), con la particularidad de que les dura toda la noche y lo hacen en grupo. ¿Acaso te piensas que lo que se ahorran en alcohol se lo gastan en perico? Porros a lo sumo, mira lo que te digo, en la mayoría de los casos. ¿Pero perico? ¿Sabes quién consume perico de verdad? Los niños bien que tienen pasta para irse de farra toda la noche a Kapital, Joy Eslava, Changó o Space. Corre a hacerle la prueba de la coca a tus hijos, anda, que seguro que te llevas una sorpresita.

    Que cien golfantes se quieran divertir a costa de los demás ciudadanos (que somos los que pagamos con nuestros impuestos los servicios de limpieza) no les da la libertad de cometer semejantes salvajadas en los espacios públicos.

    Esta es buena… ¿Quién te ha dicho a ti que todos los que hacen (hacemos) botellón no tienen ni oficio ni beneficio? ¿Es que has ido preguntando uno por uno si tienen curro o no? Otra muestra más de ese paternalismo hediondo que te gastas, guapa.

    Insisto: mi libertad comienza donde acaba la tuya, y para regular que eso ocurra existe la ley. Lo que estamos diciendo algunos es que no es necesario crear más leyes para seguir prohibiendo situaciones, que con las que hay es más que suficiente. Pero claro, para eso, deberías primero aprender a leer.

  29. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 0:29

    Marina :
    Nadie te obliga a ir a un centro comercial ni ver americanadas. Si la gente hace como tú, el centro comercial seguirá abierto. Si la gente quiere cultura, como museos, teatros, bibliotecas, etc, entonces los centros comerciales tendrán que cerrar, porque nadie acudirá a ellos, y se empezarán a abrir museos. Es lo que sucede en países cultos como Suecia: la gente quiere cultura, y tienen una oferta cultural increible. Básicamente, depende del pueblo. Si el pueblo no tiene cultura, difícilmente sentirá la necesidad de tener museos.

    Toma… ¿Sabías que la el porcentaje de alcohólicos en Suecia es el doble que en España? ¿Sabías que hay tres veces más casos de terrorismo machista en Suecia que en España? ¡Viva Suecia!

  30. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 0:32

    Tranqui, Rhay.

    Yo, desde luego y en esta cuestión, estoy de tu parte. Y lo digo completamente en serio.

    Más botellón (eso sí, mínimamente responsable) y menos procesiones, cornetas y tambores.

    ¿Tú crees que Marina, en caso de tener que abortar, es de las que siguen yendo a Londres?

  31. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 0:45

    Cronopio :Ni para hacer botellón hay que ser un guarro ni un salvaje, ni para ir con la familia de picnic hay que dejar el bosque hecho unos zorros, ni las playas llenas de deshechos, compresas y pañales usados, ni para nada hay que ser tan guarros incívicos, ruidosos e irrespetuosos con el prójimo y con el entorno como somos. Insisto en mi primer comentario. El comportamiento de los jóvenes es consecuencia del entorno social siempre. Y no olvidemos que los jóvenes son nuestros hijos. Si se comportan de una forma u otra, alguna responsabilidad tenemos (toda). Si se comportan como vándalos, guarros……..Es que lo han mamado.

    Muy bueno, Cronopio, sí señor. Yo estoy harto de ir a la playa y encontrarme a la familia telerín al completo en plan picnic dejando todo hecho una mierda cuando se van. Cuántas veces me he ido detrás del padre, barrigudo y con bigote él y le he espetado “oiga, que se deja esto”, porque habían dejado en la arena de la playa hasta las conchas de los mejillones que se habían zampado, por no hablar de las latas de cerveza que padre e hijo se han tomado, las mondas de la sandía o el melón, o la botella de agua, que es de plástico… Cuántas veces te estás bañando y ves un tampón o una compresa flotando, que me da un asco que no puedo ni verlo… Cuántas veces vas por el campo y te encuentras a la familia en pleno haciendo barbacoas donde no está permitido. Total, ¿qué puede pasar? ¿que se queme un par de hectáreas de bosque? Para lo que sirve, mejor hacer unos chaletes… Y luego el incívico eres tú porque te vas a la playa en plan naturista, “y haga usted el favor de taparse, que hay niños”… En fin…

    Pero lo que más me mola es la respuesta de Marina. Ella, monotema botellón, que es lo que le mola, porque seguro que hoy es de lo que ha estado hablando Curry Valenzuela… Seguro para ella todo esto no es incivismo. Es cosa de familias de toda la vida, y claro, la familia tradicional, ya se sabe…

    Por cierto, no hace falta irse a Suecia para tener una buena oferta de cines, museos y teatros. De eso también tenemos en España. Lo que pasa es que los museos a las 4 de la mañana como que son un poco aburridos, no hay mucho ambiente, y si quieres que la gente joven vaya más al teatro, que los hay y muy buenos, baja un poco el precio de las entradas. Es un auténtico robo pedir 60 o 70 euros por una entrada para un musical, y es lo que están pidiendo en la Gran Vía.

    Estamos hablando de ocio en plan divertirse con sustancias legales como el alcohol, que no te enteras…

  32. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 0:47

    Apóstata :¿Tú crees que Marina, en caso de tener que abortar, es de las que siguen yendo a Londres?

    Que no te quepa la menor duda, amigo. Que dirían si no en el vecindario si se enteran que la niña se ha quedado encinta, virgen santísima…

  33. jose
    24 septiembre, 2010 de 1:09

    Bueno, entonces con esta gente qué hay que hacer decís?

  34. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 1:13

    Que se cumplan las ordenanzas que ya existen, Jose, sin necesidad de legislar ad hoc. Con eso ya me conformo, mira lo que te digo.

    Con eso, y que se deje a la gente pasear por el Retiro a la hora que le dé la gana, coño…

  35. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 1:22

    Coño, Rhay. De santísima todo lo que tú quieras, pero de virgen, me da a mí “el naris”, que más bien poco o nada.

  36. Marina
    24 septiembre, 2010 de 13:59

    Te entiendo, Rhay, pero no hace falta que me insultes. Que eres leguleyo y todo eso, muy bien, pero eso no te da derecho a insultarme. Aprende un poco de educación, que ya que sabes beber y drogarte, eres también mayor para saber respetar. ¿Qué te gusta beber hasta reventar a altas horas de la noche y mear en la calle y tirar las botellas? Pues me parece muy bien, pero respeta la libertad de los demás, tú que entiendes mucho de eso ya que eres letrado (oohhhhhhhh), y eso significa:

    -recoger las botellas y llevarlas a un contenedor cuando termines de vomitar y mear en la farola.

    -no gritar a las 5 de la mañana para no pisar los derechos de los demás (dormir).

    -no dejar preñadas a las mujeres con las que te acoples, o ponte un condón, para que no tengan que abortar. En caso de que te gusten las mujeres, porque pareces más bien un poco “rarito” con ese nombre.

    Y para Apóstata, seré lo que yo quiera, virgen, puta o lo que sea, habrá que ver lo que tú eres, un desgraciado, un drogata o un skin head. Vete al infierno e insulta a tu puta madre.

    “Estamos hablando de ocio en plan divertirse con sustancias legales como el alcohol, que no te enteras”

    De nuevo el abogado no se entera. Seguro que si cuatro capullos borrachos se ponen en la puerta de tu casa a chillar, a vomitar, a pegarse palos, y en definitiva, a hacer lo que hacen los niñatos del botellón, eres el primero en protestar. Sed un poco cívicos, joder, que para divertirse como adultos no hace falta destrozar el mobiliario urbano ni dar la tabarra a los vecinos.

    “para regular que eso ocurra existe la ley.”

    ¿quieres decirme entonces porqué tus amigotes del botellón no cumplen las leyes? ¿es necesario poner policias en los botellones para las leyes que dices que existen y que son suficientes, se cumplan? ¿sois niñatos o adultos responsables?

    Y ya veo que a Apóstata y a tí os gusta mucho insultar a una mujer (no se a que viene eso de si soy o no soy vírgen, ¿vosotros los sois?), pero no insultais a Manuel (claro, es el administrador del blog, no vaya a ser que os de una patada en el culo por vuestro mal comportamiento).

  37. 24 septiembre, 2010 de 14:34

    Marina, Rhay, Apóstata, por favor no lleguéis al insulto ni a la descalificación personal.

  38. Battosay
    24 septiembre, 2010 de 14:54

    Yo sugiero a Marina que se pase un día por un botellón y se fije en lo que hay allí y no lo vea por la tele.

    El 90% de la gente está hablando de una manera más o menos civilizada con sus amigos, sin excesivos gritos ni borrachos como cubas. El 10% borrachos como cubas y montándola.

    El problema, como todo, está en los que la montan, y claro, joden a los demás. ¿Quiere decir eso que todos son unos vándalos? No, pero es mucho más fácil culpar a todos.

    El tema de la limpieza es otro cantar. Estoy de acuerdo que mucha gente deja las botellas y los vasos que es una guarrada, sí. Pero fíjate también en como están los contenedores. Siempre están llenos a reventar, por mucho que quieras recoger, no tienes donde tirarlo.

    Y en el tema de donde se hace botellón es otro cantar, pero es la misma lotería que al que le ponen un bar debajo de casa. En este ejemplo, donde nos dice Manuel en la facultad de medicina, pues no molestan a nadie (si recogieran todo esa noche), por lo que me parece un buen sitio. Donde yo vivo, sí permiten hacer botellón en determinadas zonas donde no se molesta a los vecinos.

  39. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 15:01

    A ver, aclaremos las cosas:

    .-Yo no he insultado a nadie.

    .-Si Marina se cree la reencarnación de María (que era a quien yo me refería), la supuesta madre del nazareno, es su problema, no el mío.

    Por otro lado quisiera aclararle a Marina que no puedo irme al infierno. Los que son como ella no dejan el menor resquicio a la duda. Ya estoy en él.

    Mi madre? Bien, gracias.

    Marina, lo que sí me encantaría sería que desarrollases más en profundidad y detalle tu “tésis” según la cual, si ya existen leyes o normas que regulan y/o sancionan comportamientos, no es necesaria la vigilancia para constatar que tales leyes o normas no son infringidas. (Iba a poner violadas, pero casi mejor que no.)

    Mi madre sigue bien. Gracias.

  40. 24 septiembre, 2010 de 15:02

    Battosay dice En este ejemplo, donde nos dice Manuel en la facultad de medicina, pues no molestan a nadie. Pues mira eso pensaba yo, pero esta nota que puse ha servido para hablar del tema con varios compañeros y me han contado que cerca de esa zona hay una clínica (y no me refiero al instituto anatómico forense), en la que se oye por la noche el escándalo. Animará a los enfermos a recuperarse para bajar a tomarse algo con los colegas…..

  41. Battosay
    24 septiembre, 2010 de 15:13

    Pues hago un Galileo y me retracto de lo dicho, pero vamos, que lo que quería decir supongo (lo cual, igual, es mucho suponer) que se entiende.

    Por otro lado, igual si los dejan bajar a tomarse una “sin”, igual se animan un poco, ¿quién sabe?

  42. Marina
    24 septiembre, 2010 de 15:26

    Apóstata, si careces de argumentos, no sé para que entras en la conversación. Si te gusta insultar, ya existen otros blogs para ello donde serás bien recibido. De momento no has aportado nada útil al debate, aunque quizás te sientas realizado cuando insultas a una mujer.

    Por cierto, no hace falta ser religioso, o del Opus Dei o un facha para pedir respeto a los que como vosotros gritais a las 3 de la mañana despertando a los que quieren descansar. Yo soy una persona normal, me divierto con mis amigos o amigas, pero ya te digo, no siento la necesidad de hartarme de cerveza en plena calle pegando gritos y meando en los portales. Hago muchas otras cosas para sentirme satisfecha que quizás ni se te pasan por esa cabecita que tienes.

    Simplemente quiero que todos los borrachos del botellón se larguen a otro sitio y no meen o griten en la puerta del edificio donde vivo, entre otras cosas, porque me tengo que levantar muy temprano y necesito, por razones fisiológicas, dormir más de 3 horas al día. Me da igual que gente como tú esté hasta altas horas de la noche vomitando en las farolas, pero por favor, id a otro sitio donde no molesteis a nadie. Y recoged luego la basura, resulta muy molesto tener que apartar botellas y pisar vómitos cuando salgo a las 6 de la mañana por el portal de casa.

    Y esa “tesis” la tiene que desarrollar tu amigote Rhay, abogado y muy puesto en el tema, ya que si sabes leer, es él el que ha dicho que ya existen suficientes leyes para que os comporteis ya de una vez como personas respetuosas.

    Vamos, te lo resumo en dos palabras para que puedas entenderlo:

    Que para divertirse con los amigos, no hace falta ser un vándalo.

    Y si crees que no sois vándalos, pásate por un botellón la próxima vez, o mira la foto que ha puesto Manuel en el post con esos montones de basura, en lugar de ver la tele.

    Y me alegro que tu pobre madre esté bien, (editado)
    Saludos

  43. Marina
    24 septiembre, 2010 de 15:36

    Para Batossay:

    No me sugieras nada, porque he visto más botellones que tú. Todos los días los tengo justo debajo de casa. No te hagas el listo.

    “El 90% de la gente está hablando de una manera más o menos civilizada con sus amigos, sin excesivos gritos ni borrachos como cubas. El 10% borrachos como cubas y montándola.”

    Vaya, además sabes las estadísticas. Pues yo te digo que en mi calle, el 90 por ciento se dedica a gritar y a emborracharse como cubas. A lo mejor tú eres de un grupo de niños de papá, de esos que son muy modositos.

    “Estoy de acuerdo que mucha gente deja las botellas y los vasos que es una guarrada, sí”

    Hombre, esto sí que me gusta, un botellonista que admite que la gente que hace botellón es guarra. Menos mal. Un punto positivo para tí.

    “Pero fíjate también en como están los contenedores. Siempre están llenos a reventar, por mucho que quieras recoger, no tienes donde tirarlo.”

    Pero a continuación suelta la excusa para ser guarro: que no hay suficientes contenedores. Pues te llevas las botellas vacías a casa, majete, y al día siguiente, cuando te hayas recuperado de la resaca, bajas a la calle y las tiras al contenedor de vidrio. Vamos, básicamente esto es lo que hacen las personas civilizadas.

    “Donde yo vivo, sí permiten hacer botellón en determinadas zonas donde no se molesta a los vecinos.”

    Bravo por tí. Pero como ha dicho Manuel, ese lugar está cerca de una zona donde se molesta a los demás. Depende de vosotros. Estoy seguro que si en medio de la juerga de alcohol y drogas os dicen que estais molestando a cien pacientes de un hospital, no dejais de hacer ruido. o haceis más. Porque ya ha ocurrido antes, si alguna vez has leido un periódico.

  44. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:12

    Marina, guapa, bonita, hermosa flor del desierto… ¡¿PERO TÚ SABES LEER?! Si aquí la única que está insultando como una posesa eres tú, hija mía… Si te das por aludida, es tu problema, y a lo mejor te das por aludida porque en la vida real eres una yonqui doméstica adicta a los tranquilizantes, o te pones de agua del Carmen hasta las cejas, quién sabe. O a lo mejor no, y simplemente es que tu carácter es así. Pero eso, que es tu problema, no tenemos por qué aguantarlo los demás. Por lo tanto, la próxima vez, en lugar de sacudirte y salpicar mierda por doquier como un aspersor, te recomiendo que canalices tu ira en algo más productivo como el macramé o el punto de cruz, que los demás no tenemos la culpa de tus complejos, chata.

    ¿Qué parte de “yo llevo haciendo botellones desde los años 80 del siglo pasado. Jamás he dejado un litro de cerveza o una botella de licor vacía tirada en el suelo.” no has entendido, bonita?

    ¿Qué parte de “¿A que joden los estereotipos?” no has entendido? Porque está claro que no me refería a ti. Ahora bien, si te das por aludida, es que me he acercado bastante a la realidad de tu vida diaria, es evidente…

    ¿Qué parte de “Creo que soy yo el que dice que las ordenanzas municipales ya dicen que no se puede mear en la calle, no se puede hacer ruido a partir de las once de la noche y no se pueden tirar basuras a la calle.” no has entendido?

    ¿Dónde te he insultado yo? ¿Sabes lo que es un insulto? Esto es un insulto:

    ¿Qué te gusta beber hasta reventar a altas horas de la noche y mear en la calle y tirar las botellas? Pues me parece muy bien, pero respeta la libertad de los demás, tú que entiendes mucho de eso ya que eres letrado (oohhhhhhhh),

    Y esto otro:

    no dejar preñadas a las mujeres con las que te acoples, o ponte un condón, para que no tengan que abortar. En caso de que te gusten las mujeres, porque pareces más bien un poco “rarito” con ese nombre.

    De hecho, este comentario por sí mismo ya es constitutivo de delito, que dicho sea de paso, rezuma homofobia por los cuatro costados… Supongo que tú eres de las que piensa que maricón bueno, maricón muerto, ¿no?

    Y esto otro, también:

    Y ya veo que a Apóstata y a tí os gusta mucho insultar a una mujer

    Otro delito, que lo sepas, porque me estás acusando de maltrato machista sin tener la más mínima prueba de lo que dices, además de, una vez más, no haber comprendido ni una sola palabra de lo que Apóstata y yo estábamos hablando. ¿Acaso hablo con la Virgen María? Entonces ¡¿Por qué coños te das por aludida?!

    Y otra cosa, ni te he insultado a ti, ni mucho menos insultaría a una persona que tiene todo mi respeto y mi afecto como es Manuel, no porque sea el administrador del blog, sino porque a diferencia tuya, él no dice gilipolleces fuera de contexto, y al menos tiene la decencia comprender lo que lee.

    Dicho esto, como comprenderás no voy a perder el tiempo en gentecilla como tú que no merece ni el tiempo que estoy delante del ordenador. Te recomiendo que vayas corriendo a ver a tu confesor, porque con el último mensaje que has escrito has pecado gravemente de soberbia, y vas a ir directita directita a las calderas de Pedro Botero.

    Manuel, lo siento, pero tenía que contestar al despropósito de mensaje que había dejado esta persona. Por mi parte, ya puede decir lo que le dé la gana, que si veo que se pasa de lista, actuaré en consecuencia donde tengo que hacerlo, y no rebajándome a su nivel contestando por aquí. Pero quiero que quede constancia que, independientemente de la vehemencia de cada uno, que es muy necesaria, yo no he insultado a nadie. Si se da por aludida, es su problema.

    Saludos.

  45. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:19

    El Hospital Clínico de San Carlos está a más de 300 metros de donde se reúnen los chavales. Puede que se oiga el murmullo, pero dudo mucho que haya jaleo constante, porque si lo hubiera, el propio hospital habría alertado ya a la policía. ¿O es que son tan estoicos que se aguantan?

    Una cosa es que haya ruido y otra muy distinta es que éste sea insoportable, que son cosas distintas. Por esa regla de tres, y como ha dicho alguien ya, que no recojan basuras por la noche (¿tú sabes el ruidazo que montan lo de la basura?), que no se pongan sirenas, que no salgan los servicios de limpieza, etc. etc. etc… Que los que vivís en grandes ciudades tenéis muchas cosas buenas, pero lamentablemente tenéis que convivir con el ruido constante, proveniente de muchos lugares que no son precisamente los botellones.

  46. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:21

    Madre mía, algunos son un cúmulo de despropósitos constante… El daño que ha hecho la LOGSE, dioses…

  47. Marina
    24 septiembre, 2010 de 16:25

    A ver, guapetón, macizo, mi alma, yo te entiendo, no te preocupes. No me he metido con los maricones, y no tengo nada en contra de ellos, son personas como cualquier otra, pero no entiendo tu odio hacia las mujeres.

    “Coño, Rhay. De santísima todo lo que tú quieras, pero de virgen, me da a mí “el naris”, que más bien poco o nada. ¿Tú crees que Marina, en caso de tener que abortar, es de las que siguen yendo a Londres? Que no te quepa la menor duda, amigo. Que dirían si no en el vecindario si se enteran que la niña se ha quedado encinta, virgen santísima…”

    Este comentario rezuma odio hacia la mujer por los cuatro costados, por lo que es constitutivo de delito. Si siguen los insultos, actuaré en consecuencia. No te hagas el listo, porque se te ve flojo en leyes.

    “Supongo que tú eres de las que piensa que maricón bueno, maricón muerto, ¿no?”

    Acusarme de decir esto es también constitutivo de delito.

    Si te das por aludido o aludida cuando digo que los que dejan la mierda por las calles y arman follón a las 3 de la mañana son unos vándalos, es tu problema.

    La solución al problema del botellón es muy sencillo: comportaos como personas adultas.

    saludos

  48. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:32

    Marina, de verdad, aprende a leer, por favor.

    Santísima la Virgen, María, Madre de Dios, no tú. ¿Te enteras o te hago un plano?

    Yo no odio a las mujeres, me da asco la gente paternalista como tú, sea mujer, hombre o marciano. A ver si así te enteras y lo lees bien. Aquí la única que está pidiendo recorte de libertades eres tú, la única que insulta y desprecia eres tú, la única que tergiversa lo que los demás decimos eres tú. En definitiva: la que no se entera eres tú. Cómprate una cartilla Rubio del 2 y ¡DÉJANOS EN PAZ!

  49. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 16:37

    A ver…, Marina, sigamos aclarando:

    .-Quien se plantea el lugar donde hipotéticamente podrías abortas soy yo, Apóstata y no Rhay.

    .-Quien cita “el naris” en un comentario sobre la virgen María soy yo, Apóstata y no Rhay.

    .-Menuda “macedonia” te has marcado con los comentarios de Rhay y Apóstata (yo mismo)

    Por tu bien y el de todos, vigila tu tensión.

    Y desarrolla tu “tesis”, que estamos expectantes. En ascuas nos tienes, primor.

    Por cierto, mi madre sigue estupenda.

  50. 24 septiembre, 2010 de 16:38

    Rhay no es el Clinico, es la clínica Santa Elena. Los chavales bajan, sobre todo, de los colegios mayores y cuando suben lo hacen notar. Al menos eso me han comentado. Desde luego en varias calles de alrededor, desde la zona de reunión, hasta las paradas de metro de Metropolitano y Guzmán el Bueno, a primera hora hay que ir esquivando botellas rotas.

    La escena que me han narrado hoy era curiosa. Según parece el miércoles el empleado de la UCM no pudo limpiar toda la basura generada (o estuvo de baja y nadie le sustituyó). Lo delirante era ver al día siguiente a un montón de chavales bebiendo en mitad de un estercolero. Eso lo grabas y piensas que estás en cualquier sitio menos en el primer mundo. Situaciones como esas son las que tampoco acabo de entender ❓

  51. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:40

    Se le debería haber caído la cara de vergüenza sólo por el hecho de haberte mentado a la madre.

    Lo que me encantaría es leer lo que se ha editado en el mensaje #42, mira tú, porque seguro que era otra de sus perlas.

  52. Marina
    24 septiembre, 2010 de 16:41

    Menudo morro tiene este tío!

    DÉJANOS EN PAZ TÚ Y LOS DEMÁS que armais follón en los vecindarios! LARGAOS DEL PORTAL DE MI EDIFICIO! DEJAD DORMIR A MI ANCIANA MADRE Y A MIS HIJOS!

    DEJADNOS DESCANSAR! No todos vivimos en un pueblo idílico donde nos despierta el trino de los pájaros.

    Tú estás pidiendo que se recorten las libertades de los demás para permitir actos vandálicos como los que ocurren a diario en mi calle, tú estás insultando a las mujeres y despreciándolas, tú eres el que tergiversa lo que digo. Vamos, que no te enteras.

    Por favor, se adulto ya de una vez, por favor. Y llévate las botellas del portal.

    Es muy sencillo.

    DEJANOS EN PAZ, COMO HAY QUE PEDIRLO A GENTE COMO TU?

  53. Marina
    24 septiembre, 2010 de 16:42

    “Según parece el miércoles el empleado de la UCM no pudo limpiar toda la basura generada (o estuvo de baja y nadie le sustituyó). Lo delirante era ver al día siguiente a un montón de chavales bebiendo en mitad de un estercolero. Eso lo grabas y piensas que estás en cualquier sitio menos en el primer mundo. Situaciones como esas son las que tampoco acabo de entender :?:”

    Rhay, Apóstata y Cronopio SÍ las entienden.

  54. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:49

    Manuel :
    Rhay no es el Clinico, es la clínica Santa Elena. Los chavales bajan, sobre todo, de los colegios mayores y cuando suben lo hacen notar. Al menos eso me han comentado. Desde luego en varias calles de alrededor, desde la zona de reunión, hasta las paradas de metro de Metropolitano y Guzmán el Bueno, a primera hora hay que ir esquivando botellas rotas.
    La escena que me han narrado hoy era curiosa. Según parece el miércoles el empleado de la UCM no pudo limpiar toda la basura generada (o estuvo de baja y nadie le sustituyó). Lo delirante era ver al día siguiente a un montón de chavales bebiendo en mitad de un estercolero. Eso lo grabas y piensas que estás en cualquier sitio menos en el primer mundo. Situaciones como esas son las que tampoco acabo de entender

    ¡Ah, la Santa Elena! Perdón, pensaba que era el Clínico de San Carlos. Ya sabes que desde un primer momento he estado de acuerdo contigo en que el Ayuntamiento tiene que hacer cumplir las ordenanzas, pero que eso no quita para que, por ejemplo, se pueda ir al Retiro por la noche y estar de farra sin problemas, dotando al parque de contenedores de obra que podrán absorber toda esa basura. ¿Que habrá gente incívica? Por supuesto, eso no lo dudo. Pero no se es incívico ni por ser joven ni por estar haciendo botellón.

    La fundamentalista que se nos ha colado aquí dice que la solución al botellón es comportarse como personas adultas. Pues muy bien, yo estoy harto de ver a “adultos” irse con el coche a un descampado a tirar el sofá o la tele (con lo que eso contamina) que ya no quieren, o tirar basura por la calle, o tirar la colilla por la ventana del coche o de la casa, o ir hablando por el móvil mientras conducen, o irse al campo y dejarlo como si fuera un puto vertedero, o ir al Mercadona y no tener la decencia de ponerse un guante de plástico antes de tocar toda la fruta con las manos, que vete tú a saber dónde se las han metido. Adultos todos. ¿Esto no es incivismo? Entonces, ¿por qué se cargan las tintas contra la juventud? Por el abyecto paternalismo que nos invade por todas partes, nada más.

  55. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:50

    Marina:

    No tengo más que decirte.

  56. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 16:59

    ¡Madre mía! ¿Pero tú hablas castellano? ¡Que lo entiendes todo al revés, dioses! ¡¿Pero qué parte no entiendes de lo que he escrito, estúpida?! ¡Te estoy diciendo que no es incívico por ser joven o por hacer botellón, de la misma manera que ser adulto no te convierte en una persona cívica, QUE NO TE ENTERAS! A ver si gritándolo te enteras de una vez.

    (editado)

  57. 24 septiembre, 2010 de 17:01

    Rhay, Marina o paráis o cierro el tema a comentarios

  58. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 17:03

    Te pido disculpas, Manuel. Es que los fundamentalistas me sacan de mis casillas. Por mí se acabó el tema.

  59. Marina
    24 septiembre, 2010 de 17:07

    Manuel, te pido que borres los insultos de este tipejo despreciable, me ha llamado estúpida.

  60. Marina
    24 septiembre, 2010 de 17:08

    Para terminar con este personaje:

    Se lo que quieras, un pitufo, un niño, una niña, un adulto, un maricón, un cretino… lo que te de la gana, pero por favor, no dejes tu mierda en la puerta de mi casa.

    Si no lo entiendes, más no puedo hacer.

  61. 24 septiembre, 2010 de 17:25

    Marina, no intento hacerme el listo, a ver si me explico mejor.

    El hecho de tener que soportar debajo de tu casa un botellón todos los días es una putada tremenda, en eso creo que nadie te puede quitar la razón. Sin embargo, tus acusaciones te que todos los que hacen botellón son unos alcohólicos, drogadictos y guarros, es más cuestionable. Y yo, que durante bastantes años he hecho botellón, me doy por aludido y pretendo rebatirte eso, no que sea una putada que lo tengas debajo.

    Cuando me refería a que vieses un botellón, me refería a que te dieses un paseo entre ellos y te fiajses en la gente. Una multitud de gente, hablando hace ruido y es muy molesta por la noche, no es necesario gritar para ello. Que oigas gritos de continuo no quiere decir que todos estén gritando, sino que hay gente que no para de gritar. Y sí, generalmente los que están gritando de continuo son unos pocos. La mayoría de la gente están hablando con el que tiene al lado, riéndose y contándose cualquier cosa, con el mismo tono que habla cualquiera por la calle. Que molesta tanta gente debajo de casa, sí. Que todos están gritando todo el tiempo, no.

    Pequeño off-topic: De estadística sé lo poco vi en el colegio, no ando muy ducho en ello, pero para contar y hacer porcentajes me llega.

    Creo que el tema de los contenedores no lo entendiste bien. Quizá la excusa de que no hay donde tirar las cosas no sea la mejor, pero no era sólo eso lo que quería decir. A lo que me refería es a que los contendores están llenos de vasos y botellas, lo que quiere decir que hay gente que sí recoge sus cosas y se les está acusando de guarros gratuítamente.

    Lo del sitio, ya dije en un comentario anterior que si, efectivamente se molesta a la gente en la facultad de medicina, pues no es un buen sitio. No sé exactamente el lugar, así que no puedo decir nada.

    Por otro lado, tu acusación de que si me llaman la atención la monto más, sí me ofende, por apuntar hacia a mí y la generalización.

    En lugares donde he hecho botellón y se podía molestar siempre hemos intentado no armar demasiado escándalo y siempre que nos han llamado la atención, o bien, nos hemos ido o hemos bajado el volumen. Esto en casos donde estábamos práticamente solos haciendo botellón, generalmente en días de lluvia donde tienes que buscarte donde cubrirte. Obviamente si están en medio de tropecientas personas haciendo botellón, por mucho que llames la atención, aunque haya gente que sí intente no molestar, es imposible que no lo hagan. Después siempre hay animales, que dan mucho la nota y parecen más, cuando no son más que cuatro tontos.

    Por otro lado, cuando estuve en la universidad, viviendo en un piso, no solíamos salir y lo hacíamos en casa (en invierno se agradece) y nunca jamás he tenido queja alguna de un vecino, porque intentábamos no montarla, porque a mí también me jode, y mucho, no poder dormir. Y en este caso, tenemos mérito especial, que encima de nosotros vivía la típica señora que se dedica a quejarse de todo. En tres años que estuvimos allí ni siquiera tuvo que venir un día a pedirnos que bajásemos el volumen. Y doy fe que es pejigera, lo que estvieron el año anterior a nosotros se llevaron tres multazas de 600€.

    De nuevo, por si no ha quedado claro, no estoy defendiendo que se pueda montar escándalo a las mil de la mañana, que se deje todo hecho una guarrada y demás. Lo que quiero decir es que me parece injusto decir que todos son unos maleducados, alcohólicos y borrachos, porque unos cuantos no te dejen dormir.

  62. Marina
    24 septiembre, 2010 de 17:33

    Pues debes ser de los pocos civilizados que hace botellón sin llenar la calle de basura y sin hacer ruido. El primero que conozco. Pero me alegra oir que no todos sois tan desvergonzados como ese abogadillo.

  63. 24 septiembre, 2010 de 17:44

    No somos tan raros, te reitero mi invitación a fijarte bien en la gente que hace botellón. La mayoría solo están pasandoselo bien con sus amigos, pero es muy fácil que el follón reinante y los que andan haciendo escandalo no re dejen verlo.

    Al abogadillo, como tu le llamas, pese a las diferencias de opinión le pasa como a ti, que se enciende con facilidad y se le calienta la boca. No creas que a mi no me dieron ganas de saltar después de tu comentario, pero suele ser mas efectivo morderse la lengua la primera vez, como ha quedado demostrado. Sin embargo, coincidirás conmigo en que tu comentario hacia mi era bastante ofensivo. Pero, fijate tu qué cosas, que tranquilizandose uno, la gente se pone de acuerdo. Cosa que creo que tu y Rhay podríais hacer, si los dos contaseis hasta cien antes de escribir.

  64. Marina
    24 septiembre, 2010 de 17:58

    Sí, tienes razón, te pido disculpas. Pero me he encendido cuando esos dos impresentables han empezado a reirse de mí por ser mujer.

    Saludos

  65. 24 septiembre, 2010 de 18:04

    Disculpas aceptadas. Y haya paz, no empecemos otra vez.

  66. Marina
    24 septiembre, 2010 de 18:12

    Eso díselo a los que se están preparando para llenarme el portal de botellas y condones esta noche.

  67. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 18:15

    A estas alturas, Marina,

    mi madre, divina.

  68. Darío
    24 septiembre, 2010 de 18:18

    Niños: sosiegos o los voy a poner una página completa de integrales triples :mrgreen:

  69. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 18:27

    Vale, profe Darío.

    Es que, de seguir así, Marina se va a convertir en el equivalente a Vinnie Jhonson “El Microondas”, pero en La Ciencia y sus Demonios en lugar de la NBA. Esta chica te calienta un post en dos minutos.

  70. Marina
    24 septiembre, 2010 de 18:59

    Apóstata :
    Vale, profe Darío.
    Es que, de seguir así, Marina se va a convertir en el equivalente a Vinnie Jhonson “El Microondas”, pero en La Ciencia y sus Demonios en lugar de la NBA. Esta chica te calienta un post en dos minutos.

    Pero si has empezado tú metiendo cizaña, chaval. No nos cuentes rollos ahora.

  71. lucien
    24 septiembre, 2010 de 21:23

    Despotricarán contra el botellon todo lo que quieran, pero por 3 euros por barba un grupillo de amigos podemos beber hasta caer redondos. No voy a pagar 4 veces más una copa que tiene mas hielo que bebida. En mi ciudad bebíamos al pie de una pequeña montañita y no molestábamos a nadie, hasta que lo prohibieron… aunque es curioso que cada 4 años, antes de las municipales, vuelvan a permitirlo.

  72. Rhay
    24 septiembre, 2010 de 22:35

    Buenas noches. Este va a ser mi último post dirigido a la señora Marina, en donde voy a intentar explicar nuevamente por qué creo que todo el problema viene por una falta de comprensión lectora por su parte que le ha llevado a interpretar los argumentos de los demás de forma totalmente contraria a lo que queríamos decir.

    1. Yo no soy partidario de que la gente no pueda dormir. He dicho desde mi segundo post que las ordenanzas municipales ya dicen que no se puede orinar en la calle, que no se puede hacer ruido más allá de las once de la noche, que no se puede tirar basura en la calle… Es decir, el ordenamiento ya existe, por lo que no es necesario hacer una ley ex profeso prohibiendo el botellón. Eso es lo que yo he dicho. Mi argumentación con este tema ha continuado de la siguiente manera: dado que los españoles tenemos libertad de circulación, y el alcohol es una sustancia legal, veo injusto que se multe a las personas por estar bebiendo en grupo en la calle. Como las personas tienen derecho a dormir y también tienen derecho a andar por la calle como, cuando y con quien les dé la gana, tiene que haber un ordenamiento que regule la convivencia. Este ya existe, y para que se haga cumplir, tiene que haber un cuerpo de seguridad que lo haga cumplir. Yo no tengo la culpa de que la policía municipal no haga su trabajo en la zona donde vive la señora Marina. En todo caso, que vaya al Ayuntamiento y exponga su queja. Es el Ayuntamiento el que tiene que velar por que los derechos de la señora Marina y todos sus vecinos se respeten. Es el Ayuntamiento el que tiene que velar por que las calles estén limpias. Es el Ayuntamiento el que tiene que velar por que la gente no vaya pegando gritos a las 3 de la mañana. Entiendo y comparto su enfado si todas las noches tiene jaleo debajo de su ventana, pero es injusto culpar sólo a la gente que jalea. ¿Dónde está el que tiene que hacer cumplir la ley? ¿Por qué no hay quejas sobre la inoperancia de la policía municipal?

    2. Como se le ha intentado explicar desde un primer momento, no todo el mundo que se toma una cerveza con sus amigos en la calle, ni es alcohólico, ni es drogadicto, ni es incívico. Los hay, efectivamente, y sobre esta gente tiene que caer el peso de la ley, pero generalizar y mezclar conceptos como alcohol y cocaína es desconocer por completo de lo que se está hablando, independientemente de que todas las noches se tenga un botellón debajo de la ventana. Además, identificar juventud con incivismo y adicción es un error enorme, porque ni toda la juventud bebe, ni toda la juventud es incívica, ni toda la juventud es adicta. De la misma manera, identificar ser adulto con civismo es un error de bulto tan grande que no entiendo cómo ella misma no se ha dado cuenta del error que cometía. Por eso he intentado explicar que hay personas que tiran muebles donde no toca, que tiran el cigarrillo por la ventanilla del coche o que tocan toda la fruta con la mano desnuda en el Mercadona, y son adultos. Esto tampoco lo ha entendido y le ha dado la vuelta, de tal forma que parecía que yo decía que como hay gente que tira sofás en el descampado, la gente tiene derecho a armar bulla por la noche.

    3. Cuando yo me he referido a esta persona en cualquiera de los términos que lo he hecho, ni se me ha pasado por la cabeza que esta persona fuera del género que fuera. Creo que su actitud para con la juventud que hace botellón adolece de un paternalismo hediondo, y esto no admite distinciones de género alguno. Por lo tanto, acusarme de que la insulto por ser mujer o de que siento odio por las mujeres es, cuando menos, una estupidez. Durante bastante tiempo he dado cobertura legal a mujeres maltratadas y creo que el terrorismo machista es una de las peores lacras de esta sociedad, por lo que no consiento que se me tilde de misógino o de machista. Todo esto viene, una vez más, por un error en la comprensión lectora de la señora Marina sobre una frase en la que contesto a un comentario de otro forero que pregunta que si esta señora tuviera que abortar sería de las que se van a Londres. Mi respuesta es, y cito textualmente:

    Que no te quepa la menor duda, amigo. Que dirían si no en el vecindario si se enteran que la niña se ha quedado encinta, virgen santísima…

    Por favor, que alguien me explique si en esta frase hay algún insulto hacia la mujer o hay odio hacia las mujeres. Lo que he querido hacer ver, y así lo han entendido todos menos ella, es caricaturizar un tipo de clase social existente en este país, el cual siempre que tiene ocasión se dedica a quejarse de lo mala que es la juventud, porque bebe, porque se droga, porque es sucia, porque no trabaja, que se parten el pecho en las manifestaciones por la familia, que son los que más gritan que el aborto es un asesinato, etc, pero que cuando se encuentran con que la niña les ha salido díscola y se ha quedado preñada, la mandan a Londres a abortar antes de que se note y que el vecindario cotillee. Pues lo ha entendido todo el mundo, menos ella, y ha salido por peteneras diciendo que la insultamos por ser mujer. A mí esta señora me ha llamado, entra otras muchas lindezas, “alcohólico”, “drogadicto”, “rarito” (¿?), “maricón”, y al otro contertulio implicado en este tema hasta le ha mentado a la madre. Creo que ha quedado claro quién ha insultado a quién.

    Por tanto, y después de lo dicho, quiero que quede bien claro que no tengo inconveniente ninguno en que la persona con la que hablo sea mujer, hombre o hermafrodita, que la única persona que ha entrado insultando desde un primer momento ha sido la señora Marina, y que ante la imposibilidad de poder llegar a un entendimiento con alguien que no comprende lo que lee, o que lo comprende perfectamente pero prefiere retorcer lo que dicen los demás para crear polémica, doy por cerrado este tema con esta persona. Eso sí, no pienso volver a consentir ningún insulto por parte suya, y por consiguiente si me vuelvo a encontrar con una alusión despectiva hacia mi persona, solicitaré a los moderadores que moderen.

    Con el resto de contertulios estaré encantado de seguir manteniendo una discusión coherente en donde todos comprendamos lo que leemos.

    Saludos.

  73. Cronopio
    24 septiembre, 2010 de 22:45

    Marina, no has comprendido nada de lo que escribí. Ni estoy a favor ni en contra del botellón, de las partidas de mus o de las carreras de sacos. Lo que afirmo es que la falta de civismo al ejercer una actividad cualquiera por parte de los jóvenes como colectivo, es reflejo de la falta de civismo de la sociedad adulta. Por lo tanto, la causa de tener jóvenes desconsiderados, egoístas, guarros y ruidosos es nuestra. En parte tuya y mía.
    No saber leer e insultar hasta al apuntador, tampoco es dar buen ejemplo.

  74. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 23:06

    Marina, la guarrindonga de mi madre me ha suplicado de rodillas que te transmita un consejo cuya sutileza compite con su incalculable valor y, aunque la pedorra de la autora de mis días no se lo merece, creo que tú si, porque tú lo vales, que tienes pinta de chica L´Oreal vamos. Es el siguiente:

    ¡Déjalo ya! Que te va a dar un “patús”.

    Con cariño, un bastardo apóstata.

  75. Darío
    24 septiembre, 2010 de 23:11

    RELAX NIÑOS

  76. Apóstata
    24 septiembre, 2010 de 23:16

    ¡¡¡Hostias!!! Me he comido una tilde. Seguro que la muy zorra de mi madre me castiga sin ver “Bob Esponja” una semana.

  77. Rhay
    25 septiembre, 2010 de 0:18

    lucien :
    Despotricarán contra el botellon todo lo que quieran, pero por 3 euros por barba un grupillo de amigos podemos beber hasta caer redondos. No voy a pagar 4 veces más una copa que tiene mas hielo que bebida. En mi ciudad bebíamos al pie de una pequeña montañita y no molestábamos a nadie, hasta que lo prohibieron… aunque es curioso que cada 4 años, antes de las municipales, vuelvan a permitirlo.

    Efectivamente, Lucien. Ese es precisamente el problema que ha traído la Ley Antibotellón, que como legislan ad hoc han obviado que había infinidad de sitios donde la chavalería se reunía a tomarse sus copillas y estar de cachondeo que de repente han pasado a ser ilegales. Y todo por no hacer cumplir las ordenanzas municipales. Yo en Vallecas, que es de donde soy, me iba con mis colegas a un parque cuya casa más cercana estaba a más de 600 metros en línea recta. Contando el camino había más de un kilómetro. Y la primera noche que se aprobó la Ley Antibotellón nos vino el munipa de turno a echarnos del parque porque estábamos bebiendo. Éramos 7 personas con unas cervezas, y nos tuvimos que largar porque nos multaban. ¡En un parque público donde no se molestaba absolutamente a nadie! Eso es lo que ha traído la Ley Antibotellón, joder a la gente que no molestaba a nadie, porque según lo que cuenta Marina, no se ha solucionado en los lugares donde sí se molesta. ¿Qué se van a inventar ahora? ¿Una Ley Anti Salida Nocturna, en la que se podrá salir a partir de las diez de la noche sólo con salvoconducto? Lo dijo Albireo: en este país hay exceso de leyes, y más de la mitad ni se cumplen ni se hacen cumplir nunca. Luchemos por eso y dejemos que la gente vaya por donde le salga de las gónadas…

    Por cierto, Dario, y te lo digo con el aprecio que sabes que te tengo, pero creo que Apóstata está en todo su derecho de ser lo irónico que quiera después de que le hayan llamado “hijo de puta” y ni tan solo se haya editado el insulto, qué quieres que te diga…

  78. 25 septiembre, 2010 de 18:31

    Bueno, estoy sorprendido al ver que ya arman grandes discusiones en torno a temas ajenos a la ciencia. Me alegra que se diversifiquen :D.

    En cuanto a lo del botellón, no estoy familiarizado con la ley española, pero recuerdo haber sufrido noches en vela cuando hice mis estudios en Pamplona por culpa de personas que se tomaban la noche en una farra bien escandalosa. A pesar de estar lejos (más de 300 metros) el ruido sí se alcanzaba a escuchar, y ni decirles del basurero que dejaban después, en plena Ciudadela, a la vista de todo el mundo.

    Temo que, en algunos casos, y digo esto de forma general, la mera aplicación de la ley no basta, y ciertamente diseñar unas nuevas ad hoc tampoco es la salida. Quizá haya lugar a una revisión de las ya existentes y, desde luego, campañas que busquen crear conciencia y sentido de pertenencia en el espacio público. Eso generalmente da resultados positivos.

  79. Rhay
    27 septiembre, 2010 de 19:43

    Si es que el tema de la urbanidad es más fácil de lo que parece, lo que pasa que tenemos unos políticos empeñados en mirar para otro lado en lugar de agarrar el toro por los cuernos y solucionar el problema. En la práctica totalidad de los pueblos, y por descontado en todas las ciudades (como Pamplona, por ejemplo), el Ayuntamiento tiene unas ordenanzas de convivencia y de urbanidad que puede hacer cumplir perfectamente con su policía local. ¿Para qué está la policía local? Para hacer cumplir las ordenanzas municipales, para nada más. La policía local no tiene jurisdicción en delitos mayores, para ello hay que llamar a la Policía Nacional, a la Guardia Civil o a la policía autonómica si se tiene (como es el caso de Navarra). Por lo tanto, si no están para vigilar las normas de urbanidad, ¿para qué coños están? ¿para qué se paga un sueldo a esos funcionarios que no sirven para nada más? No porque sean inútiles, sino porque no tienen más competencias. Por lo tanto, el problema está en la administración, no en la gente que sale a la calle a beber.

    ¿Qué ha ocurrido con la Ley Antibotellón? Que se ha criminalizado a cualquier persona que se siente en un banco en la calle con unos colegas a tomarse una cerveza. Es decir, hemos pasado del “nada” al “todo”. Y así nos va en este país.

  80. Bernardo
    18 octubre, 2010 de 18:28

    Pregunto desde Colombia.
    Que es hacer Botellon
    y los mayores hacian guateque, que es esto?

  81. 18 octubre, 2010 de 21:31

    Benardo
    El botellón es una reunión de personas en la calle con bebidas. Se trata de beber en grupo y con productos comprados en supermercados y tiendas, no en bares.

    Los guateques eran fiestas en una casa particular con música, baile y bebida.

  82. 18 octubre, 2010 de 21:37

    Guateque:

    Si queréis oir más de aquellos fabulosos “Desmadre 75”:

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: