Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Diferencias entre disidencia, negacionismo y magufada

Diferencias entre disidencia, negacionismo y magufada

30 septiembre, 2010

Dejando de lado que negacionista y magufo son dos palabras no admitidas por la Real Academia Española de la lengua, aunque de uso común tanto en publicaciones como en Internet, pienso que no son sinónimos, sino que esconden diferentes realidades. Además mientras una de las tres posturas puede ser útil las otras dos esconden características anti-científicas. Echemos un vistazo lo que representa cada término.

Los disidentes suelen ser personas que saben de lo que hablan, ocupan cargos académicos y son especialistas en el tema que disienten. Investigan para probar sus hipótesis, y si el camino experimental es complejo plantean los protocolos experimentales para el futuro. Aunque la comunidad científica disienta de estas personas son respetados en su área de conocimientos. Sus trabajos acaban preferentemente en revistas científicas de revisión por pares. Hay muchos ejemplos de científicos que son o han sido disidente, a bote pronto puedo recordar a Robin Warren y Barry Marshall (ambos premios Nobel de medicina) que fueron disidentes sobre el motivo que provocaba la úlcera y el cáncer estomacal. Ellos opinaban que no existían motivos psicosomáticos sino que todo era consecuencia de una infección por parte de la bacteria Helicobacter pylori. Consiguieron demostrar experimentalmente que estaban en lo correcto. Otra persona que fue disidente del VIH fue Peter Duesberg, el cual negaba la existencia del virus VIH para posteriormente pasar a no negar su existencia pero sí su responsabilidad en el SIDA. Esta disidencia fue escuchada durante bastantes años hasta que la carga de evidencias fue tan abrumadora que pasó al negacionismo.

Los negacionistas también saben de lo que hablan (aunque en ocasiones de forma superficial), pero han perdido perspectiva del tema que tratan. O bien no están al corriente de los últimos trabajos realizados en el tema, o bien quedan anclados machaconamente en una disidencia refutada. Algunos de ellos son académicos, aunque es frecuente que lo sean en áreas completamente diferentes a las que abarca su negacionismo. No investigan en el tema y sólo se dedican a escritos teóricos, en el mejor de los casos. Eluden todos los resultados experimentales que contradicen su postura y dan credibilidad a hipótesis que carecen de evidencia experimental que la sustente. En ocasiones la motivación hay que buscarla en ámbitos alejados de la ciencia como puede ser la política o la religión. P. Duesberg forma parte ahora de los negacionistas del SIDA y el grupo de Perth de los negacionistas del VIH. También podemos incluir a doctores en biología que por motivaciones religiosas niegan la evolución o historiadores que afirman que los nazis no efectuaron un genocidio planificado a gran escala.

El magufo sin embargo no suele tener los conocimientos necesarios para entender el tema que apoya, en muchas ocasiones ni siquiera tiene conocimientos básicos de ciencia. Mucho menos tiene los conocimientos técnicos para poder debatir detalles en profundidad y solamente se hace eco de documentos que no comprende pero cuya conclusión apoye su postura. No investiga en el tema como no sea para establecer relaciones esotéricas y conspiranoicas que frecuentemente no tienen la menor conexión con lo que se aborda. Se sienten perseguidos y convierten la censura hacia ellos en una victoria personal, sintiéndose en el bando de los débiles que han de derrotar al gigante de barro. A pesar de sentirse perseguidos actúan como coro amplificador de cualquier conspiranoia que aparezca, sin juzgar su grado de validez (entre otras cosas porque no tienen conocimientos para juzgarlo) e inundan Internet de textos con un comportamiento que se conoce en la red como de troll. Muchos de ellos son profundamente anti-científicos, al no poder entender los mecanismos con los que opera la ciencia, ni la complejidad que ésta posee acaban poniendo la etiqueta de “ciencia oficial” a todo aquello que no entienden, pero les contradice, a la vez que honra una “ciencia alternativa” que bautizan como democrática y accesible a cualquiera pero que está completamente vacía de contenidos. Las motivaciones son diversas: negocio, pasar el rato, amplificar un bulo; aunque también las hay de carácter político, religioso, racista o sexista. Típicos magufos podrían ser los pastores religiosos que niegan la evolución, los homófobos que piden que se retiren los antirretrovirales o los seguidores de “tratamientos médicos alternativos” que curan todas las enfermedades de golpe.

¿Hay algo aprovechable del mensaje de los disidentes, negacionistas y magufos?

El mensaje de los disidentes suele aportar visiones poco comunes, que pueden tener muchos interés al animar la discusión y abrir nuevas vías de investigación. Además pueden servir como sistema de corrección y eliminación que en ocasiones la ciencia comete. A los disidentes se les puede escuchar en congresos y leer en sus publicaciones científicas. En general ayudan al avance de la ciencia.

Sin embargo los negacionistas no aportan nada útil, ni siquiera en los casos en que procedan de una disidencia trasnochada. Al no experimentar ni marcar el camino de cómo hacerlo quedan obsoletos. Participan en conferencias, generalmente de ámbito magufo, en juicios donde son maltratados por los tribunales mostrándoles como poco actualizados o en intentos de publicación en revistas científicas que son rechazadas sistemáticamente por contener información refutada o con falta de evidencias experimentales que lo sustente. El victimismo es otra de sus caretas preferidas y cualquier intento a que sustenten experimentalmente lo que defienden es tomado como un serio insulto.

Los magufos tienen su área de expresión favorita en Internet y en algunas publicaciones (que no posee la revisión de la comunidad científica en ningún momento) que también pueden ser calificadas como magufas. Son el altavoz de cualquier ocurrencia (sólo hace falta navegar un poco en la red para darse cuenta de ello) y su ámbito de actuación es la blogosfera. Pueden llegar a influir de forma negativa en toma de decisiones, cuestión que puede ser preocupante cuando la magufada está relacionada con temas de salud.

Epílogo

La figura del científico disidente que en algunas ocasiones ha quedado como anécdota de la historia, pero que en otras ha servido para el desarrollo de la ciencia (además de sacar los colores y replantear la autocrítica en la comunidad científica) queda emborronada por fenómenos como el negacionismo o la magufería que se mueven con gran soltura por Internet y que están basadas en fundamentos para nada relacionados con la ciencia (economía, política, religión, etc). Por ello es muy importante no sólo escuchar el mensaje, sino desde qué ámbito se dice y sobre todo en qué se fundamenta. En resumen que siempre hay que ser escéptico.

.

Entradas relacionadas:


  1. Jon
    30 septiembre, 2010 de 16:23

    En la penúltima frase del tercer párrafo supongo que querrá decir “historiadores que afirman que los nazis NO efectuaron un genocidio planificado a gran escala”.

    Un saludo.

  2. 30 septiembre, 2010 de 16:29

    Ademas de lo que dice Jon, creo que en “Sin embargo los negacionistas ya aportan, incluso en los casos en que procedan de una disidencia trasnochada.” falta algo para que la frase tenga sentido.

  3. 30 septiembre, 2010 de 16:33

    Javi, Jon, gracias por la correcciones 😉

  4. Jon
    30 septiembre, 2010 de 16:37

    Hay alguna otra errata más como la de “los homófoBos que pideN que se retiren los antirretrovirales” y “Al no experimentaR ni marcar el camino de cómo hacerlo quedan obsoletos” pero el texto se entiende bien y me parece una muy buena clasificación de comportamientos anticientíficos.

    Disculpa Manuel por ser tan puntilloso con las correcciones pero lo hago con buena intención.

    Un saludo.

  5. 30 septiembre, 2010 de 16:44

    Disculpa Manuel por ser tan puntilloso con las correcciones pero lo hago con buena intención., y se agradece Jon que uno escribe a toda caña y luego pasa lo que pasa….

  6. Darío
    30 septiembre, 2010 de 16:45

    Ya me puse mi casco de acero para la invasión que se viene :mrgreen: :mrgreen:

  7. carlos
    30 septiembre, 2010 de 17:35

    “También podemos incluir a doctores en biología que por motivaciones religiosas niegan la evolución..”

    Manuel ¿Puedes decirme alguno?
    Uno que halla escrito algo, lo que sea del tema.

    Gracias

  8. Felix
    30 septiembre, 2010 de 17:39

    Si es que os gusta la marcha, ya lo veo claro. El anzuelo esta lanzado. Buena caza.

  9. Edmundo
    30 septiembre, 2010 de 18:08

    Sus trabajos acaban preferentemente en revistas científicas de revisión por pares.

    Ya hablé en su momento de la inutilidad de la revisión por pares. Es así que si se quiere darle un toque de seriedad a la ciencia ortodoxa se empiecen por dejar de hablar de un método que no es para nada seguro.

  10. 30 septiembre, 2010 de 18:21

    Carlos, hay pocos, poquísimos para ser exactos, pero algunos siguen poniendo la venda en los ojos ante las evidencias. Cuando escribi esto pensé en Ken Ham, pero hasta donde yo sé no es doctor, sólo licenciado. Otro que si creo que es doctor es Ian Macreadie, aunque posiblemente se haya jubilado (de la ciencia no del proselitismo).

  11. Darío
    30 septiembre, 2010 de 18:30

    Edmundo :

    Sus trabajos acaban preferentemente en revistas científicas de revisión por pares.

    Ya hablé en su momento de la inutilidad de la revisión por pares. Es así que si se quiere darle un toque de seriedad a la ciencia ortodoxa se empiecen por dejar de hablar de un método que no es para nada seguro.

    toque de seriedad a la ciencia ortodoxa … Método para nada seguro…

    😛

    Seguramente la izquierda esotérica tiene métodos seguros y nada ortodoxos. O los negacionistas, o …

  12. 30 septiembre, 2010 de 18:41

    Edmundo el sistema de revisión por pares, cuando los evaluadores son anónimos, es un sistema bastante eficaz. Por supuesto tiene errores, pero la ciencia también tiene sus sistema de autocorreción de los mismos. ¿Se te ocurre algún otro más eficaz?

  13. 30 septiembre, 2010 de 18:44

    Metodo nada seguro… eso da que pensar… en la estupidez mayúscula de algunos 😀

  14. 30 septiembre, 2010 de 18:47

    Pues a mí me gusta más lo de “ciencia ortodoxa” . Señal de que existe la ciencia heterodoxa 😀

  15. Rhay
    30 septiembre, 2010 de 19:28

    Manuel, estás sembrao, macho. Mi más sincera enhorabuena por este artículo.

    Contestando a Carlos, a bote pronto se me viene a la cabeza Emilio Cervantes, doctor en Biología por la Universidad de Salamanca, que habla de Darwin como si fuera Satanás reencarnado…

  16. carlos
    30 septiembre, 2010 de 20:04

    Gracias Manuel, a ver si encuentro algo de ellos. El turco ese del libro de los dibujitos con pie de texto gracioso, ¿Es doctor en biología?¿Se equipara un doctor en un país musulman a un doctor del area occidental o la cosa va de otra manera?.
    Quiero decir si el doctorado allí se consigue también mediante tesis que se pueda leer o algo así, bueno si lo sabes…

  17. carlos
    30 septiembre, 2010 de 20:17

    Rhay

    Jajaja, con ese personaje ya tuve una conversación y como no le gustaba lo que yo escribía, empezo a decir que otro participante y yo le insultábamos (te aseguro que por mi parte no lo hice en ningún momento), y me borro los comentarios….jajajajajjaja, le puse en apuros hasta acabar por preferir que nadie leyera nuestra disputa al más puro estilo censura dictatorial.

    Fué muy gracioso porque entró el creata ese (Aizpún), que se ve que son amiguitos, y empezó a insultarnos al otro participante y a mi,…y como le contestamos en sus mismos términos dijo que en realidad había entrado a provocar para demostrar que podíamos insultar si se nos provocaba, o algo así, y que un blog no era un lugar para entrar a discutirle a nadie sus ideas, porque era una prolongación de la casa de uno…y no se cuantas chorradas más….

    Pero Emilio Cervantes no estoy seguro de que es a lo que se opone o que es lo que niega, al principio negaba la SN, luego decía que era una tautología, más tarde que no influía en la evolución…tengo serias dudas de que en realidad sepa lo que defiende si es que defiende algo. Pero no me pareció que negara la evolución.

    Me pareció más alguien que pretende sumarse al carro de la discrepancia que hay en la biología, pero en lugar de asumiendo su responsabilidad como científico, creando mucha más confusión y pretendiendo lograr con ello la relevancia que no ha conseguido con su trabajo como biólogo.

    Saludos

  18. 30 septiembre, 2010 de 20:20

    Rhay no estoy de acuerdo. E. Cervantes no niega la evolución, él niega el papel de la selección natural en la evoluciíón y afirma que Darwin está sobrevalorado como científico. El listado de disidentes de la TS es largo e incluso doctores en biología. Aquí nombraba los creacionistas, que son negacionistas, y en este caso los doctores en biología son muy pocos.

  19. Rhay
    30 septiembre, 2010 de 20:27

    Vale, acepto la apreciación, Manuel, pero como dice Carlos, este tipo en el momento en que le ponen en un brete, automáticamente dice que lo insultan y borra comentarios. Además, un tipo que se dice científico y que da pábulo a la video-magufada “House of Numbers” en un blog cedido por la Comunidad de Madrid, no es de fiar…

  20. 30 septiembre, 2010 de 20:32

    Carlos hasta donde yo sé Harun Yahya (cuyo verdadero nombre es Adnar Oktar) estudió diseño de interiores (no confundir con diseño inteligente), pero lo dejó antes de graduarse. No he visto en ningún lugar que haya estudiado nada relacionado con la ciencias.

    En cuanto a lo ser doctor en Turquía…. más que el país depende de la universidad. No conozco Turquía, pero por su extensión, población y cultura seguro que tiene buenas universidades y sus doctores serán buenos profesionales. Recuerda lo de los “mill diploma”. Hay creacionistas que dicen ser graduados o doctores y cuando miras la universidad es un apartado de correos de EEUU (como le pasa a Ken Hovind). Por tanto más que el país hay que mirar la institución que ha emitido el título.

  21. 30 septiembre, 2010 de 20:36

    Si Rhay, le conozco, y no comparto para nada su forma de pensar, pero al César lo que es del César. No es creacionista. Si me dices que apoya a algunos magufos por publicitar este video, te lo acepto.

  22. carlos
    30 septiembre, 2010 de 20:45

    El Ken Ham este es muy gracioso, he encontrado algunas perlas de su discurso en la wiki.

    1.- Desde 1989, Ham, con frecuencia ha hecho el comentario, “¿Estaba usted allí?” sobre el origen de la vida y evolución.

    Está claro que no ve CSI, sino sabría que es mejor una prueba que un testigo.

    2.-Una vez dijo a una audiencia cristiana con respecto a su oposición al racismo, “Si no está de acuerdo con lo que voy a decir, por favor, no me de su opinión, porque no me interesa …”

    ¡Menudo elemento!

    Pero el otro, Ian Macreadie, es perfecto para lo que estaba buscando, muy agradecido…

  23. 30 septiembre, 2010 de 21:03

    Offtopic(?): Me toca ayudar a mi madre para crear un blog sobre el poder del amor para curar (cualquier enfermedad), si la cabeza no me explota(por que intentaré no discutir, con ella no puedo) quiero que me mateis por mi bien.

  24. carlos
    30 septiembre, 2010 de 21:15

    Manuel

    No me fio mucho de lo que voy a poner, pero en los procelosos mares del internette, y gracias al nombre que me has dado, he encontrado una lista curiosa (no me fio mucho de ella por el nombre con el que empieza, pero..)

    Biólogos creacionistas :

    Dr. Francis Collins, Director Proyecto del Genóma humano
    Dr. Andrew Bosanquet, Biología, Microbiología
    Dr. Kimberly Berrine, Microbiología e Inmunología
    Dr. Ken Cumming, Biólogo
    Dra. Nancy M. Darrall, Botánica
    Dr. Chris Darnbrough, Bioquímico
    Dr. Harold Coffin, Paleontólogo
    Dr. David A. DeWitt, Biología, Bioquímica, Neurociencias
    Dr. André Eggen, Genética
    Dr. Dudley Eirich, Biólogo molecular
    Dr. Maciej Giertych, Genética
    Dr. Duane Gish, Bioquímico
    Dr. Bob Hosken, Bioquímica
    Dr. Dean Kenyon, Biólogo
    Dr. Arthur Jones, Biología
    Dr. James A. Huggins, Profesor y Presidente, Departamento de Biología
    Dr. Leonid Korochkin, MD, Genética, Biología Molecular, Neurobiología
    Dr. John K.G. Kramer, Bioquímica
    Dr. John Leslie, Bioquímico
    Dr. Ian Macreadie, Biólogo molecular y microbiólogo
    Dr. John Marcus, Biólogo molecular
    Dr. Albert Molinos, Embriólogo animal / Fisiología reproductiva
    Dr. Georgia Purdom, Genética Molecular
    Dr. Jung-Goo Roe, Biología
    Dr. Ariel A. Roth, Biología
    Dr. Joachim Scheven Paleontólogo
    Dr. E. Norbert Smith, Zoólogo
    Dr. Timothy G. Standish, Biología
    Dra. Esther Su, Bioquímica
    Dr. Joachim Vetter, Biólogo
    Dr. John Whitmore, Geólogo / Paleontólogo
    Dr. Sung-Hee Yoon, Biología
    Dr. Henry Zuill, Biología ….

    ¿A que da miedo?

  25. 30 septiembre, 2010 de 21:18

    Estas definiciones colocan a los psicoanalistas en el grupo de los negacionistas, al aferrarse a publicaciones teóricas, conformarse en grupos sectarios, rechazar el método científico y catalogar los avances en el campo de las neurociencias como incompatibles con su objeto de estudio. Interesante, hubiera creído que eran magufos :p

    Saludos,

    C.M.

  26. 30 septiembre, 2010 de 21:27

    ¿A que da miedo?. En absoluto, porque esa lista (que incluye otro montón de científicos no biólogos) es falsa. Asumen que creyente es igual a fundamentalista bíblico y por tanto creacionista. Mira el primero, Francis Collins, que ahora dirige el NIH es un cristiano protestante, pero en su libro ” ¿Cómo habla Dios” pone a parir al creacionismo y al diseño inteligente. Te sugiero que investigues la lista, verás que sorpresas te encuentras. Yo lo hice con otra que un creacionista de pro me pasó y la analícé en mi antiguo blog. Te dejo una muestra: http://oldearth.wordpress.com/2008/10/23/cientificos-creacionistas-ii-chistian-anfinsen/

  27. Cronopio
    30 septiembre, 2010 de 21:41

    “Además pueden servir como sistema de corrección y eliminación que en ocasiones la ciencia comete”.

    Falta “de errores” o algo similar después de “eliminación”???

    Fantástica la entrada. aunque no estoy de acuerdo en un punto. Los negacionistas y los magufos si que aportan algo a la ciencia: Aumentan la difusión de la ciencia, por reacción. Este blog es un buen ejemplo. Además está el tema de la risa, que siempre es de agradecer. 🙂

  28. Rhay
    30 septiembre, 2010 de 22:06

    Mira, en eso estoy de acuerdo con Cronopio. ¿Y lo que nos reímos, qué? 😆

  29. 30 septiembre, 2010 de 22:30

    Vosotros no lo sé, pero a mi sólo me hacen gracia un rato, después les daba de hostias de dos en dos, hasta que sean impares.

  30. 30 septiembre, 2010 de 22:48

    y los musulmanes en donde irian?

  31. Aioros
    30 septiembre, 2010 de 22:48

    Además de abono y antiestresantes en pequeñas dosis, a veces como efecto secundario los creacionistas nos ayuden a enterarnos de ciencia: si no es por ellos hubiese tardado más en enterarme de que existe este blog donde me he enterado de muchas novedades de la ciencia.

  32. Rhay
    30 septiembre, 2010 de 23:39

    Sí, a mí me pasó lo mismo…

  33. 1 octubre, 2010 de 19:50

    carlos :
    “También podemos incluir a doctores en biología que por motivaciones religiosas niegan la evolución..”
    Manuel ¿Puedes decirme alguno?
    Uno que halla escrito algo, lo que sea del tema.
    Gracias

    Michael Behe

  34. 1 octubre, 2010 de 21:12

    Hola G.P., Michael Behe no es creacionista. En sus obras no niega la evolución: https://cnho.wordpress.com/2010/02/14/%c2%bfleen-los-creacionistas-los-libros-de-michael-behe/

    Algunos creacionistas les encantaría incluirlo en sus filas, pero él no se une a esa forma de pensar. Incluso acepta procesos darwinianos para explicar el origen de las especies (no de los phyla). Al menos eso fue lo que nos contestó cuando se lo preguntamos: https://cnho.wordpress.com/2010/03/08/m-behe-%e2%80%9cpienso-que-los-procesos-darwinianos-pueden-explicar-la-diversidad-de-especies-i-think-darwinian-processes-can-explain-diversity-of-species%e2%80%9d/

  35. 3 octubre, 2010 de 17:42

    Excelente síntesis de los falsos escépticos. Lo mas divertido con los negacionistas es preguntarles porqué no les han publicado su tesis en la Nature y entonces sacan la gran teoría conspiratoria.

  36. JocsDeGuerra
    10 octubre, 2010 de 18:32

    jaajjaj… KE TRISTE! Asi que habeis quitado mi anterior post porque os dejaba en flagrante evidencia y ridiculo por las tonterias que se dicen en éste artículo!!!
    Jajajaj… Y eso a pesar de haber sido extremadamente respetuoso en el post… PATÉTICO!

  37. 10 octubre, 2010 de 18:41

    No “amigo” Jocs, ni evidencias ni nada por el estilo, esas patochadas llevan contestadas por este blog varias semanas, sólo te tienes que dar una vuelta por él leyendo cuidadosamente los artículos sobre SIDA, y sobre todo las referencias que en ellos aparecen (hay tienes fotos, relaciones VIH enfermedad, estudio del virus, de su genoma, refutación del discurso negacionista…) y verás que lo que escribes está más caducado que una mayonesa de 1921.

    Lo que ocurre es que estás censurado porque usas el mismo IP que “Unoqueestácabreado”, “Fran” y “Raul”, siendo una de esas identidades uno de los trolls que más problemas ha dado en este blog por usurpación de identidad. Así que Bye.

  38. 10 octubre, 2010 de 19:39

    JocsDeGuerra :
    Jajajaj… Y eso a pesar de haber sido extremadamente respetuoso en el post… PATÉTICO!

  39. Rhay
    10 octubre, 2010 de 19:46

    No alimentes al troll… sobre todo después de las doce de la noche… uh… no, espera… eso eran los gremlins… Joer, qué lío llevó…

  40. 30 octubre, 2013 de 19:21

    El ejemplo de la historiografía y el holocausto no es muy feliz. La Historia no es una ciencia. En este campo el problema no es de método, sino que en periodos suficientemente tratados (por ejemplo, el nazismo) es sencillo encontrar referencias que avalen casi cualquier cosa. Los estudiosos de nuestra guerra civil defienden tesis en ocasiones de lo más peregrinas, y todos citan decenas de libros en sus bibliografías.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: