A la moda

9 octubre, 2010

Autor: Jordi Albertí

La última moda consiste en implantarse cabello artificial de fibra óptico-métrica. Cada falso cabello contiene un minúsculo receptor de FM con el que recibe información de diversos servidores de Internet. El circuito nanoscópico incluye un conjunto de diminutos leds capaces de componer hasta 256 colores distintos.

El material con el que se ha desarrollado el cabello postizo facilita la transmisión del color a toda la superficie del filamento, creando la impresión que el pelo es del color de la base.

Una dinamo térmica autónoma transforma el color corporal del cuero cabelludo en la energía necesaria para el correcto funcionamiento de cada tecno-cabello.

Una vez implantado puedes, desde tu teléfono móvil, decidir el color de cabello que quieres lucir. Es tan sencillo como enviar un SMS al 29729 con el texto COLOR espacio AZUL-VERANO y, en cinco minutos, por algo menos de un euro, tu pelo lucirá tan azul como el cielo de una preciosa tarde de agosto.

Los que ya lo han probado están encantados y sólo intuyen un leve inconveniente. La garantía de cada ciber-pelo es de 100 años. Eso significará que, una vez superado ese periodo, el mecanismo empezará a fallar. Estas modernas maravillas perderán a la larga la capacidad de colorearse y volverán a su estado original: mostraran un color transparente, cercano al blanco, que dará un aspecto cómo de cabeza nevada.

Los expertos buscan un nombre para este curioso y nuevo fenómeno tecnológico. Los más avispados proponen llamarlo canas.

Otra opción razonable podrá ser eliminar de raíz estos inútiles pelos y dejar la cabeza sin rastro de fibras artificiales, con la piel a la vista allá donde los circuitos hayan perdido vida. Estaremos, entonces, todos calvos.

.

Entradas relacionadas:

  • No te pierdas nuestra sensacional sección de Crítica Literaria y distruta de la narrativa de nuestros comentaristas

  1. 9 octubre, 2010 a las 14:01

    Buenas:

    Me ha gustado este híbrido de moda, futuro y consumismo estúpido (lo del SMS con el color del pelo es un puntazo.

    Me gusta

  2. Aioros
    9 octubre, 2010 a las 21:14

    Supongo que quisiste decir “calor corporal” donde pusiste “color corporal”. Cuando el futuro nos alcance…

    Me gusta

  3. lucien
    9 octubre, 2010 a las 23:15

    Pues no se… yo lo compraría xDDD

    Me gusta

  4. 10 octubre, 2010 a las 2:16

    Este… ¿y el cartón también se colorearía por SMS? Lo digo por los que ya tenemos poco pelo que tintar…

    Me gusta

  5. SUSIMA
    10 octubre, 2010 a las 7:51

    ¿y no tienes que ir a la peluquería para hacerte la mechas? que guay…aunque, ¿que pasa si se cortocircuita?

    Me gusta

  6. 11 octubre, 2010 a las 3:26

    Creo que tenemos a un ganador.

    Vale,que me he abstenido de hacer comentarios en el resto de las entradas del concurso, pero esta ficción, además de bien desarrollada, captura toda la forma de una entrada de esta bitácora, por lo que tiene doble mérito. Felicitaciones.

    C.M.

    Me gusta

  7. Jordi Albertí
    20 octubre, 2010 a las 15:25

    Gracias Aioros. Tienes razón en la corrección, debería decir “transforma el cAlor corporal”

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: