Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Repitiendo mantras

Repitiendo mantras

19 octubre, 2010

Toda persona que haya tenido la experiencia de discutir con un creyente en la homeopatía, el creacionismo, los OVNIs, el par biomagnético, la ineficacia de las vacunas o en cualquier otra pseudociencia, habrá sufrido más tarde o más temprano la acusación de ser un triste dogmático, un mero eco de las “tesis oficiales” y un patético repetidor de los mantras que dicta el poder establecido. Este fenómeno, tan constante como la Ley de Godwin, suele aparecer adornado con afirmaciones tales como “debes tener la mente más abierta” o “repites las consignas oficiales sin pensar ni comprender una palabra de ellas”.

Resulta curioso -además de indignante- que un individuo que no tiene la menor idea de microbiología, que piensa que el ATP es un equipo de baloncesto americano y que un marcador de membrana debe ser una máquina para contabilizar el tanteo en los partidos de tenis, te diga que eres un loro repiendo consignas que no comprendes cuando le explicas que el Efavirenz inhibe la transcriptasa inversa del VIH. De igual forma, entran ganas de tirarse de los pelos cuando un antivacunas ladra sobre cómo puede  inyectarse la gente pus infectada mientras tratan de explicarle el funcionamiento de los linfocitos T de memoria.

Los ejemplos serían innumerables, basta con elegir cualquier tema esotérico-pseudocientífico y acabaremos oyendo la misma cantinela: si criticas la “evidencia” de las abducciones, eres un agente de la CIA; si no crees que los “chemtrails” no sean más que estelas de condensación, ocultas a un desinformador pagado por los Iluminati; Novartis paga tu nómina si se te ocurre sugerir que los niños deberían vacunarse del sarampión.

Esto no representa un verdadero problema para el contertulio, dado que no se trata más de una escapatoria cuando los argumentos se han terminado y no se quiere dar el brazo a torcer por una cuestión dogmática. Sin embargo, representa una confusión importante para un lector no versado en la materia. No hay que olvidar que muchas discusiones y debates son seguidos como si de una pelea televisiva se tratara, influyendo más en el lector los sentimientos y las coincidencias personales que la calidad o la veracidad de la información aportada por cada participante.

Por eso voy a remarcar algo que seguramente será tachado como una perogrullada: ¿Que diferencia hay entre insistir en que el número de fallecimientos por reacción adversa a una vacuna es inferior al de muertes producidas por la propia enfermedad y repetir machaconamente que  las vacunas no sirven para nada? ¿Es de distinta naturaleza el empecinamiento en afirmar que el VIH ha sido aislado en numerosas ocasiones y la insistencia en que el virus no existe?. La respuesta es tan categórica como evidente: sí, hay muchísma diferencia. Existen toneladas de evidencias que apoyan las primeras afirmaciones y que rechazan las segundas.

Cuando un científico dice que la causa de la diabetes es una insuficiencia de insulina producida en el páncreas, no está dando una opinión. Esta resumiendo miles de investigaciones reflejadas en otros tantos artículos evaluados, contrastados y repetidos hasta la saciedad. Ese mismo científico afirmará que en muchos casos no conocemos la causa de la destrucción de las células pancreáticas; y de nuevo no se trata de una opinión, sino de un hecho antagónico al anterior: la ausencia de pruebas empíricas que puedan demostrar la etiología de la enfermedad. Un médico, basándose en tales evidencias o en la falta de éstas, aconsejará un tratamiento acorde y consistente en el mantenimiento de los niveles de glucosa mediante el ejercicio y la dieta o incluso con el aporte externo de insulina adicional. Otra cosa no se puede hacer, dado que no sabemos aún reparar el páncreas ni conocemos la causa primera de la mayor parte de diabetes.

Por el contrario, cuando un sanador esotérico-naturólogo afirma que la diabetes se debe a un desorden producido por una pérdida del equilibrio natural del organismo producido por un bloqueo en el flujo de energía vital, no se está basando más que en invenciones sin ningún tipo de apoyo experimental ni de datos reales. No hay ningun indicio de la existencia de flujos de energía vital, con lo que mucho menos sabemos de ningún supuesto “bloqueo energético”.  No encontramos ni una sola investigación que haya aportado pruebas sobre estas supuestas circulaciones energéticas. De igual forma, el consejo terapéutico suele ser tan absurdo y falto de fundamento como una imposición de manos, la toma de una solución de Smallanthus sonchifolius tan ultradiluida que no queda ni una sola molécula del supuesto principio activo, o la implantación de unos imanes para modificar el pH de unos patógenos inexistentes.

No nos engañemos entonces: sí hay diferencia entre ambas posturas. Existe una diferencia fundamental: la primera se basa en datos, la segunda en fantasías. Si alguien insiste en que la deficiencia de insulina produce diabetes no está repitiendo mantras, sino un hecho comprobado. El que se empeña en equilibrar auras energetico-espirituales con un par de imanes no está practicando nada más que charlatanería. Enfrentar ambas posiciones de igual a igual sería como comparar una BMW R1200GS con el De Lorean DMC-12 de Marty McFly.

Ahora bien, ¿como diferenciar una postura de otra? Lamentamblemente no es fácil. No existe una fórmula mágica que nos señale al charlatán y nos valide la opinión sensata. Discernir una de otra cuesta mucho trabajo; sólo puede hacerse contrastando las fuentes, buscando los apoyos de una u otra idea y discriminando la paja del grano: no es lo mismo la Wikipedia (por mucho que la utilicemos en este blog) que la revista The Lancet, no tiene el mismo peso un artículo revisado por varios especialistas, basado en un estudio clínico con miles de pacientes y repetido por varios equipos investigadores diferentes que la descripción en un blog de como cierto indocumentado ha curado a su perro de gingivitis construyéndole una caseta con forma de pirámide.

Todo esto demuestra que no se trata de “creer” a unos o a otros; no se trata de militar en ningún bando. Enfrentarse a las situaciones que a diario condicionan nuestra vida solo puede hacerse con cierta garantía si adoptamos una mentalidad crítica, si nos preguntamos contínuamente ¿por qué? y no conformes con la pregunta, investigamos racionalmente la respuesta. Efectivamente, no se trata de repetir mantras, sino de separar la paja del grano.

Animémonos pues a contrastar y a analizar racionalmente por qué nuestro médico nos receta pastillas en lugar de imanes, por qué en Renault venden automóviles en vez de manuales sobre viajes astrales, cuál es el motivo de que el pediatra nos aconseje vacunar a nuestro hijo en lugar de darle leche materna hasta los 30 años y cuál es la  razón por la que los enfermos de SIDA que conocemos viven medicándose con antiretrovirales y a aquellos que se han curado con hierbas siempre los conocemos a través de un blog. Empecemos a preguntarnos por qué  los videntes no son todos millonarios, por qué los vendedores de remedios milagrosos mueren de las mismas enfermedades que los demás y por qué estornudan los homeópatas.

Entradas relacionadas:


  1. 19 octubre, 2010 de 7:10

    A veces me parece que llego a entender a los magufos, ellos saben en el fondo que están errados pero prefieren vivir (creer que viven) en un mundo mágico, son como niños jugando a los extraterrestres.

  2. albireo beta cygni
    19 octubre, 2010 de 9:23

    También existen los que, a pesar de tener una sólida formación científica, son seguidores de, por ejemplo, la homeopatía. Ellos no suelen hacer proselitismo de su pseudo-ciencia, ya que en el fondo de su ser albergan grandes dudas y contradicciones y les da como vergüenza hacerla pública. Su experiencia directa es positiva hacia el pseudo-remedio porque por algún motivo (¿efecto placebo?) les ha funcionado cuando lo han necesitado.
    Cuando hablas con alguien así (yo lo tengo próximo), ves que fundamentan su creencia en algo parecido a: “la ciencia hoy día está en mantillas; todavía no se ha descubierto la manera en que funciona esto (homeopatía, astrología, etc), en el futuro, una vez sentadas las bases científicas, verás como todo se aclara”.

  3. 19 octubre, 2010 de 9:49

    Buen artículo J.M., el otro día al introducir “postulados de Koch y SIDA” me encontré en Internet con 100 entradas diciendo que el VIH no cumple dichos postulados. Lees dichas entradas y son calcos, fotocopias de ocurrencias sin verificación. Las pocas que encontré que decían que sí, por el contrario estaban cargados de estudios, referencias y estadísticas de montones de grupos de médicos de varios lugares del planeta (muchos de esas publicaciones me sirvieron para escribir el articulito del otro día sobre el tema). Y esa es la diferencia en un lado pensamientos y anécdotas, en el otro resultados de estudios planificados y desarrollados durante años.

    Albireo eso que dicen la ciencia hoy día está en mantillas; todavía no se ha descubierto la manera en que funciona esto puedo entender que sea cierto, de hecho muchas veces se conoce la base molecular después de ver el efecto. Lo que pasa es que las estadísticas tampoco muestran esos beneficios, con estudios hechos con placebo y doble ciego. ¿Dónde están esas publicaciones? Yo no he sido capaz de encontrarlas (y las he buscado: https://cnho.wordpress.com/2010/03/02/un-paseo-por-la-literatura-homeopatica/). Si alguien lo hace y me convence no me importará cambiar de opinión.

  4. NewZealander
    19 octubre, 2010 de 10:00

    Muy buen artículo.
    Uno de los grandes problemas de Internet, unido a la falta de formación y sentido crítico del personal en general, es cuando se intenta contrastar una información magufa en una página más magufa todavía.
    Un saludo

  5. Rhay
    19 octubre, 2010 de 11:03

    Muy buen artículo, sí señor. Felicidades, J.M. Si consiguiésemos imponer espíritu crítico a la gente las magufadas no tendrían razón para existir. Su existencia es directamente proporcional a la ignorancia, el amancebamiento, la desesperación y la credulidad del pueblo.

    Mirad, ayer me hizo mucha gracia una situación que viví mientras esperaba que me hicieran una ecografía abdominal (lo siento, chicos, todavía no se ve el sexo del bebé :mrgreen:). Resulta que tenía dos señoras a cada lado, las dos con una Power Balance en la muñeca; una llevaba la barata, la de plástico, y la otra llevaba la de metal, la que cuesta ciento y pico de euros. Pues bien, estaba con mi marido sentado y le digo en bajito (muy bajito) “mira, dos magufas. Pobres, son víctimas de una estafa y encima van pregonándolo a los cuatro vientos”, pero no había caído que estaba sentado entre marujas, que ya sabéis que nacen con un oído hipersensible capaz de oír caer una aguja al otro lado del océano, y me mira la de la pulsera cara con cara de pocos amigos y me escudriña con la mirada. Yo la saludo. Y acto seguido comienza a hablar con la otra maruja de lo bien que se sentía desde que llevaba la pulsera de marras. No me pude contener. Le pregunto si se iba a hacer una ecografía, y me dice que sí, a lo que le contesto “pues será mejor que se quite la pulsera porque las ondas alfa del ecógrafo pueden incidir en la emisión cuántica del campo electromagnético de la pulsera y falsear el resultado, además de provocarle psoriasis intradérmica recurrente en lo que es la muñeca y aledaños…” La tía me mira con dos ojos como dos platos llanos, y acto seguido se quita la pulsera y la guarda. ¡Pero es que la otra hizo lo mismo! Mi marido miraba para el suelo, para el techo, para todos lados, y cuando me mira, advierto que estaba rojo como un pimiento morrón, con los ojos lagrimeantes y aguantando una carcajada porque estábamos en medio de un hospital. Conclusión: mete en una frase la palabra “cuántico” y la gente te creerá, aunque digas la mayor barbaridad jamás dicha.

  6. 19 octubre, 2010 de 14:48

    @Rhay:

    😀 😀

  7. 19 octubre, 2010 de 15:25

    @Rhay:
    😆 😆 😆
    Lo peor es que decir cuantico te da la verdad absuluta, lo que dijo la física esa de la que hablo en mi último articulo había convencido a más de un incanto….
    FFFFFFFFFFFFFUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU-!

  8. centinel
    19 octubre, 2010 de 16:21

    Jo, ya gasta Jon Sistiaga empieza a utilizar a biomédicos y similares en sus documentales:
    http://elcentinel.blogspot.com/2010/10/edificios-enfermos-patinazo-de-jon.html

  9. Paola
    19 octubre, 2010 de 16:32

    De nuevo, reunión de magufos en la Universidad. En este caso en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla… ¿qué diablos está pasando? O al menos, que traigan a invitados escépticos, para fomentar el debate ¿no?
    http://www.amcmh.org/PagAMC/downloads/Programasevilla.pdf

  10. 19 octubre, 2010 de 16:41

    Paola ¿y no va JJ Campos?, porque es el único que queda. Igual les molesta que publicite en su página un puticlub (así como suena). Espero que no vaya ningún afectado con una enfermedad seria porque va a salir con un cacao mental…..

  11. Rhay
    19 octubre, 2010 de 16:48

    Chicos, tenemos que hacer algo… ¡Que va el García Blanca a presentar su panfleto, por todos los dioses!…

  12. Paola
    19 octubre, 2010 de 16:58

    Y Álvarez Embid, negacionista del SIDA y médico holístico. Echad un vistazo a su web: http://www.amcmh.org/PagAMC/index.html

    Yo no vivo en Sevilla pero ¿alguien podría acudir para al menos, desde la argumentación, el respeto y el diálogo, contrarrestar las sandeces que van a lanzar toda esa pandilla ante un auditorio de chavales absolutamente entregados?

  13. Rhay
    19 octubre, 2010 de 17:03

    Lo que yo creo que hay que hacer es enviar cartas de protesta al rectorado de la Universidad de Sevilla por permitir este tipo de despropósitos dentro de sus instalaciones. Y esto no tiene que ver con la libertad de cátedra, sino con el puro sentido común, por todos los santos…

    Mi marido y yo estamos elaborando una carta tipo para enviarla, y por otro lado estamos intentando ponernos en contacto con las asociaciones de lucha antisida de Andalucía para que se muevan. Si queréis, una vez tengamos la carta, os la pasamos.

  14. Paola
    19 octubre, 2010 de 17:08

    Me parece genial lo de informar a las asociaciones antisida de Sevilla. Creo que ellos deberían estar presentes en la charla. Si les informamos creo que actuarán.

  15. Paola
    19 octubre, 2010 de 17:11

    Y genial lo de la carta modelo al decanato de la Facultad de Filosofía y al Rector.

  16. 19 octubre, 2010 de 17:21

    Rhay firmaré cualquier comunicado que hagas al respecto. Se puede enviar vía e-mail al decanato de la facultad (el decano es el Dr. Manuel Barrios Casares: http://www.us.es/centrosdptos/pdi/pdi_4574) , al rectorado de la universidad (el rector es el Dr. Joaquin Luque Rodriguez: http://www.us.es/informacion/gobierno/rector) y a medios de comunicación de Sevilla. Esta gente no va a debatir sino a vender sus mantras e insultar a miles de investigadores.

  17. Rhay
    19 octubre, 2010 de 17:33

    Vale, ya tengo los mails personales de los decanos de las Facultades de Filosofía, Psicología, Medicina, Enfermería así como el del Rector. En cuanto lo tenga hecho, Manuel, te mando un mail con el archivo adjunto para que lo difundas a todo el mundo.

  18. 19 octubre, 2010 de 17:42

    OK Rhay, aunque también podríamos escribir una nota para mañana denunciando el evento (ahora mismo tenemos bastante audiencia y si se menea convenientemente tendrá aún más) y colocando la carta por si algún otro lector se anima a enviarla. ¿Cómo lo ves?

  19. Rhay
    19 octubre, 2010 de 17:58

    Perfecto. Ya te he enviado el mail por si lo quieres hacer rular entre tus contactos. Yo he intentado enviarlo a la Facultades de Farmacia, Fisioterapia y Enfermería de la UIB, pero lamentablemente no conozco a nadie. En cualquier caso, mañana por la mañana intentaré ponerme en contacto con mi internista para que me deje un mail y pasarle el texto, que seguro que lo envía. En cualquier caso, dejo la carta aquí por si alguien quiere hace un copia/pega:

    “A la atención del Excmo. Sr. Rector de la Universidad de Sevilla, Dr. Joaquín Luque Rodríguez, y de los Sres. Decanos de la Facultad de Filosofía, Dr. Manuel Barrios Casares; de la Facultad de Psicología, Dr. Antonio Aguilera Jiménez; de la Facultad de Enfermería, Dr. Juan Pablo Sobrino Toro; y de la Facultad de Medicina, Dr. Juan Ramón Lacalle Remigio

    Queremos trasladarles nuestro más profundo disgusto y perplejidad por el contenido del programa de las VI Jornadas de Medicina y Filosofía, previstas en las Facultades de Filosofía y Psicología de la Universidad de Sevilla el 21 y 22 de octubre del 2010.

    Bajo el título La definición de las enfermedades: realidad y ficción, se prevé la participación de personas como Jesús García Blanca, Miguel Jara o Alfredo Embid, conocidas por su activismo anticientífico mediante la difusión de teorías conspirativas como es el negacionismo del VIH.

    Nos preocupa profundamente que en pleno siglo XXI, cuando la ciencia ya ha demostrado sobradamente el carácter infeccioso del VIH-sida y la relación entre ambos, conocidas sus formas de transmisión y prevención, así como después de la aparición y aplicación de tratamientos que han reducido drásticamente la mortalidad por VIH-sida y mejorado las condiciones de vida de los afectados, la Universidad de Sevilla dé cobijo a encuentros de carácter presuntamente científico con la participación de destacados negacionistas del VIH, es decir, personas que sostienen que el VIH no existe, o que en cualquier caso no es el causante del sida, y que afirman sin ambages que “el sida es un montaje”. Consideramos que estas personas, además, carecen de la formación adecuada para poder aseverar tales disparates.

    Por todo ello rogamos que, en favor del conocimiento científico y en defensa de la salud pública, la Universidad de Sevilla tome las medidas necesarias para impedir que el mensaje negacionista del VIH sea difundido desde su ámbito, hecho que además podrían aprovechar los negacionistas para intentar dar una cobertura académica y prestigio científico a sus doctrinas.

    Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

    Andrés Ginés López.

    Doctor en Derecho Penal por la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Associació de Lluita Ansitida de Balears (ALAS)

    DNI: xx.xxx.xxx-x”

    Los mails son los siguientes:

    aguijim@us.es
    jralex@us.es
    mbarrios@us.es
    rector@us.es
    jpsobrino@us.es

    A ver si conseguimos que los echen a patadas.

  20. Rhay
    19 octubre, 2010 de 18:02

    Con respecto a lo de la nota, me parece genial. Movamos esto, ¡no permitamos el oscurantismo en nuestras universidades, compañeros!

  21. 19 octubre, 2010 de 18:02

    Vale, preparo una nota. Dame unas horas.

  22. 19 octubre, 2010 de 18:40

    ¿Alguien ya do aviso a La lista de la vergüenza?

  23. Rhay
    19 octubre, 2010 de 19:28

    No lo sé, César. Pero vamos, tú mismo…

  24. 19 octubre, 2010 de 20:09

    Que ya lo he hecho, solo quería asegurarme si era el primero o ya vamos varios. A ver si le dedican una entrada a este evento en la lista. ¿Qué está pasando con los Sevillanos? Esa universidad figura en la lista casi cada mes.

    Saludos,

    C.M.

  25. Edmundo
    19 octubre, 2010 de 21:20

    Resulta curioso -además de indignante- que un individuo que no tiene la menor idea de microbiología, que piensa que el ATP es un equipo de baloncesto americano…

    Hay un error. La ATP es la Asociación de Tenistas Profesionales. Con varias décadas de creada.

    Saludos

  26. 19 octubre, 2010 de 23:43

    Edmundo :

    Hay un error. La ATP es la Asociación de Tenistas Profesionales. Con varias décadas de creada.

    Maldita sea, ni para las siglas valemos…

    P.D. Mañana envío los correos a Sevilla.

  27. 20 octubre, 2010 de 13:07

    Esa es tu opinión yo creo en otra cosa, es mi verdad. Además a ti te paga la Renault.
    Son las respuestas que podrías generar, el tema de “poner en creencia” es un escollo al que hay que esclarecer pues muchos confunden que todos pueden opinar con que todas las opiniones valen por igual.
    Muy buen artículo

  28. Iñaki
    20 octubre, 2010 de 20:19

    Por qué los niños pequeños se curan a veces del asma, catarros y otras enfermedades con la homeopatía? Acaso el niño de 1 año sabe lo que es el placebo y va a joder al científico (que lo sabe todo) y quiere recetarle pastillas o antibióticos fuertes en algunos casos?
    La diabetes se habrá comprobado en los laboratorios (hasta ahí de acuerdo), pero por qué a los diabéticos se da sacarina y en los frascos de sacarina se mete aspartamo, ciclamato y yo que sé cuantas cosas más, que no creo que sean muy buenas y los laboratorios farmaceúticos no producen y divulgan la estivia, que parece ser que es más duce y más inocua para la salud que los ciclamatos y aspartamos y sacarinas…? Por qué el OMS repartió millones de dosis contra la gripe porcina y se forraron, sabiendo los muy porcinos que no valía casi para nada y que la vacuna estacional era casi suficiente? Yo no me puse ni la una ni la otra, aunque soy asmático y tengo 65 años. Me dió mal resultado la vacuna estacional de la gripe y prefiero cuidarme de otras maneras, manteniendo el trato el afecto por mi médico de cabecera….

  29. 20 octubre, 2010 de 22:06

    Iñaki :

    Por qué los niños pequeños se curan a veces del asma, catarros y otras enfermedades con la homeopatía?

    ¿alguna referencia fiable sobre este hecho? Y no sirven webs de sanadores cuánticos, sino un estudio a doble ciego.

    Y sí, hay efecto placebo en niños y en animales.

    Iñaki :
    La diabetes se habrá comprobado en los laboratorios (hasta ahí de acuerdo), pero por qué a los diabéticos se da sacarina y en los frascos de sacarina se mete aspartamo, ciclamato y yo que sé cuantas cosas más

    Porque sacarina, ciclamato y aspartamo (y unas cuantas cosas más) son edulcorantes sustitutivos del azúcar, aprobados por sanidad para su uso en pacientes con requerimientos bajos de glucosa. ¿Que quieres que metan, vinagre?

    Iñaki :
    y los laboratorios farmaceúticos no producen y divulgan la estivia, que parece ser que es más duce y más inocua para la salud que los ciclamatos y aspartamos y sacarinas…?

    ¿Parece? ¿Crees que la política sanitaria y la estrategia comercial de una empresa se deben planificar porque algo “parece”?. Mira, no tengo ni idea de porqué no se usa la estivia, se me ocurren mil posibilidades, pero mejor sería documentarse primero.

    Iñaki :
    Por qué el OMS repartió millones de dosis contra la gripe porcina y se forraron, sabiendo los muy porcinos que no valía casi para nada y que la vacuna estacional era casi suficiente?

    Supongo que te refieres a la pandemia de Gripe A, que no es exactamente la gripe porcina en sentido estricto. Te cambio la pregunta por otra: Si tu fueras responsable de sanidad y se te empieza a morir la peña por una nueva variante del virus de la influenza, ¿que harías? ¿esperar a ver si los muertos superan los 20 o 25 millones para decir “coño, pues va a hacer falta una vacuna”?

    Iñaki :
    Yo no me puse ni la una ni la otra, aunque soy asmático y tengo 65 años. Me dió mal resultado la vacuna estacional de la gripe y prefiero cuidarme de otras maneras, manteniendo el trato el afecto por mi médico de cabecera….

    Cada uno es libre de hacer lo que prefiera siempre que no dañe a los demás. Pero no puedes afirmar que porque a ti no te de buen resultado una vacuna, ésta no sirve para nada. De igual forma que el que a una persona le funcione tampoco sirve como validación de su eficacia. Para eso se hacen los ensayos clínicos, para conocer su eficacia, sus efectos adversos y valorar que es más aconsejable.
    Saludos.

  30. Biokecha
    16 octubre, 2013 de 18:08

    Buen articulo. Hace poco estaba discutiendo en una pagina de “biologia” en donde afirmaban que la evolucion de las sirenas como lo dijo el pseudodocumental de discovery chanel era posible. Ante esto mencione todas las evidencias de la evolucion del hombre y que en esta no tiene cabida una tonteria como esta. Y si me tacharon de mente cerrada, diciendo que la mentalidad de un cientifico debe de ser curiosa, ademas de que unos afirmaban que con la evolucin todo es posible. Ese tipo de pseudodocumentales si confunde mucho a la gente incluso a los estudiantes de ciencias.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: