Inicio > Crítica literaria > Fahrenheit 451

Fahrenheit 451

6 noviembre, 2010

Autor: Ray Bradbury

Era un placer quemar.
Era un placer especial ver cosas devoradas, ver cosas ennegrecidas y cambiadas. Empuñando la embocadura de bronce, esgrimiendo la gran pitón que escupía un queroseno venenoso sobre el mundo, sintió que la sangre le golpeaba las sienes, y que las manos, como las de un sorprendente director que ejecuta las sinfonías del fuego y los incendios, revelaban los harapos y las ruinas carbonizadas de la historia. Con el simbólico casco numerado -451- sobre la estólida cabeza, y los ojos encendidos en una sola llama anaranjada ante el pensamiento de lo que vendría después, abrió la llave, y la casa dio un salto envuelta en un fuego devorador que encendió el cielo del atardecer y lo enrojeció, y doró, y ennegreció. Avanzó rodeado por una nube de luciérnagas. Hubiese deseado, sobre todo, como en otro tiempo, meter en el horno con la ayuda de una vara una pastilla de malvavisco, mientras los libros, que aleteaban como palomas, morían en el porche y el jardín de la casa. Mientras los libros se elevaban en chispeantes torbellinos y se dispersaban en un viento oscurecido por la quemazón.

Montag sonrió con la forzada sonrisa de todos los hombres chumascados y desafiados por las llamas.

Sabía que cuando volviese al cuartel de bomberos se guiñaría un ojo (un artista de variedades tiznado por un corcho) delante del espejo. Más tarde, en la oscuridad, a punto de dormirse, sentiría la feroz sonrisa retenida aún por los músculos faciales. Nunca se le borraba esa sonrisa, nunca –creía recordar- se le había borrado.

.

Entradas relacionadas:


  1. 6 noviembre, 2010 de 10:24

    Gran libro que empieza con una cita de Juan Ramón Jiménez “Si os dan papel pautado, escribid por el otro lado”.
    Y gran peli la de F. Truffaut.

  2. Rhay
    6 noviembre, 2010 de 11:07

    Gracias a esta película me juré que jamás tiraría un libro, por malo que éste sea. Luego leí el libro y quedé prendado para siempre. De hecho, en el blog literario donde colaboro estoy preparando un homenaje a Bradbury y Fahrenheit 451. Ya os iré diciendo cosas.

  3. josemi
    6 noviembre, 2010 de 12:44

    Emmm, seguro que este señor se presento al concurso de microrelatos??

  4. 6 noviembre, 2010 de 12:54

    josemi :

    Emmm, seguro que este señor se presento al concurso de microrelatos??

    😆 😆 😆

    Y de acuerdo con Rhay, yo creo que tras ver esa película te cuesta tirar hasta el antiguo listín telefónico…

  5. 6 noviembre, 2010 de 14:17

    Sí señor, gran libro y buena película. Para el que le interese aquí dejo una crítica que hice de la película: http://www.filmaffinity.com/es/review/95921187.html

    Un saludo.

  6. 6 noviembre, 2010 de 15:55

    Buenas:

    Coincido, grandes ambos, película y libro.

    Rhay, cuando tengas eso, avisa. Yo de Fahrenheit hice un trabajo en la facultad comparándolo con “un Mundo Feliz” y “1984”.

  7. Edmundo
    6 noviembre, 2010 de 17:30

    Excelente libro y excelente film (cuando todavía se hacía cine).
    Una reflexión aguda sobre lo que significa vivir en totalitarismos que quieren imponernos un pensamiento único. Por cierto aquí en este blog hay varios con el lanzallamas. Prestos a quemar libros teológicos.
    No se olviden que la oralidad ha sido nuestra tradición durante muchísimo tiempo.

    Saludos

  8. Rhay
    6 noviembre, 2010 de 17:38

    Ostias, vaya tres libros, Mike…

  9. 6 noviembre, 2010 de 20:01

    Rhay :
    Ostias, vaya tres libros, Mike…

    Tres libros que leí en mi tierna adolescencia, pues me gustan las distopías. Tengo pendiente por ahí “Nosotros”, de Zamiatin, uno de los padres de la distopía.

  10. ralvar
    7 noviembre, 2010 de 7:20

    Edmundo:

    “Una reflexión aguda sobre lo que significa vivir en totalitarismos que quieren imponernos un pensamiento único.”

    Un tema del cual tu sabes algo, no? 😀

  11. 7 noviembre, 2010 de 16:50

    Muy bueno el libro, aunque no recuerdo haber visto la película

  12. Rhay
    7 noviembre, 2010 de 18:41

    Edmundo, no tienes remedio, compañero… Tú hablas de quemar libros de teología, cuando las creencias que tú sostienes han quemado libros de ciencia durante siglos. Deberías tener un poquito de vergüenza torera cuando hables de inquisición, amigo…

  13. 7 noviembre, 2010 de 19:48

    McManus :

    Rhay :
    Ostias, vaya tres libros, Mike…

    Tres libros que leí en mi tierna adolescencia, pues me gustan las distopías. Tengo pendiente por ahí “Nosotros”, de Zamiatin, uno de los padres de la distopía.

    Yo lo leí por fin hace poco, también está bastante bien, Orwell tomó ideas de ahí para 1984, se declaraba un entusiasta de esta obra.

  14. Rhay
    7 noviembre, 2010 de 21:20

    Hay otro muy guapo de este estilo que recomiendo a todo el mundo: La fuga de Logan, de William F. Nolan y George Clayton Johnson. Genial. Y la peli también está muy conseguida, la verdad.

    Se me ocurre que podríamos hacer un hilo con la lista de las pelis de ciencia-ficción rama sociedad futura más flipantes, o incluso de libros de esta clase.

    ¿Qué os parece, señores administradores? Aquí ya han salido como cinco de los guapos, sería cuestión de incluir alguno más que hay (La Fundación de Asimov, por ejemplo, y seguro que Arthur C. Clarke tiene cositas guapas tipo 2001, Una Odisea Espacial) o dejar que los comentaristas hagan sus aportaciones.

  15. 7 noviembre, 2010 de 21:28

    Rhay me parece una buena idea. Si escribes un artículo con ese tema y nos lo envías por correo te lo publicamos. Ese artículo puede servir como punto de partida para que en los comentario los lectores dejen sus sugerencias. ¿Te animas? 😉

  16. Rhay
    7 noviembre, 2010 de 22:03

    Pues por mí, encantado. Si te parece te envío un mail y concretamos el contenido y los detalles del artículo.

    ¡Qué ilusión! 😀

  17. 8 noviembre, 2010 de 0:21

    Tremendos libros!!!
    El que no he leído de los que habéis mencionado es el de “Nosotros”, así que me lo apunto.
    Saludos!

  18. Darío
    8 noviembre, 2010 de 2:08

    Edmundo :
    Excelente libro y excelente film (cuando todavía se hacía cine).
    Una reflexión aguda sobre lo que significa vivir en totalitarismos que quieren imponernos un pensamiento único. Por cierto aquí en este blog hay varios con el lanzallamas. Prestos a quemar libros teológicos.
    No se olviden que la oralidad ha sido nuestra tradición durante muchísimo tiempo.
    Saludos

    :mrgreen:

    ¿Comprendes por casualidad estos libros?

  19. 10 noviembre, 2010 de 17:43

    Recién acabo de recalar y por lo pronto parece que voy a seguir por estos lares algún tiempo más. Buen blog.

    En cuanto a la entrada en cuestión, poco o nada que añadir sobre Farenheit 451, al menos sobre la obra en sí, porque 40 años después Bradbury escribió un postfacio realmente fabuloso.

    En este enlace se puede leer completo, y en este otro (autopromoción) lo comento.

    Sólo añadir para animaros a leerlo que en él (el postfacio), Bradbury agradece a Montag (el protagonista de Farenheit 451) que le permitiera escribir la obra. No fue Bradbury quien decidió escribirla, sino que fue Montag que lo requirió a él para que difundiera su historia.

    El postfacio se titula “Fuego brillante” y es una pequeña obra maestra del amor a los libros que seguramente sentía Bradbury, amén de una detallada explicación de la génesis de la obra.

  20. Uri
    21 noviembre, 2010 de 0:18

    Muy buen libro.
    Sobre los totalitarismos a parte del citado y de 1984 de Orwell,yo añadiria revelion en la granja (tambien de Orwell).
    Sobre Orwell;que ojo tenia el tio.Lees 1984 y te admiras de su capacida de predecir el futuro.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: