Inicio > Actualidad, Ciencia, Ciencias Sociales, Humor > La selección natural y la ley del orden de los apellidos apoyada por el presidente Rodríguez y el vicepresidente Pérez

La selección natural y la ley del orden de los apellidos apoyada por el presidente Rodríguez y el vicepresidente Pérez

9 noviembre, 2010

Según podemos leer en la prensa el orden de los apellidos podrá variarse según un acuerdo de los padres. Clásicamente los españoles tenemos dos apellidos. Hasta ahora el que va en primer lugar corresponde al primer apellido del padre, mientras que el segundo es el primer apellido de la madre. Esto se considera discriminatorio por parte de nuestro gobierno actual, con lo que se ha abierto la posibilidad de que ahora el primer apellido del hijo o hija sea el de la madre. Hasta ahí todo normal, pero ¿qué pasa cuando no hay acuerdo entre los padres? ¿cuál prevalece como primer apellido, el de la madre o el del padre?

Pues la “sabia” decisión de algún asesor de esos que trabajan a tiempo parcial en los ministerios ha sido que, si no se ponen de acuerdo los padres, el primer apellido se ponga por orden alfabético. No estoy de broma, esa es la decisión. La primera vez que escuché la noticia la verdad es que me hizo gracia, pensé que era un globo sonda más, de los que los diferentes gobiernos nos tienen acostumbrados para que no pensemos en las cosas realmente importantes. Pero luego me dije: un momento, esta solución no arregla para nada el problema y, además, puede provocar un descenso en el uso de algunos apellidos por simple selección natural (en este caso artificial).

¿Por qué digo que no arregla el problema? Partiendo del supuesto de que el orden actual discrimina a las mujeres, plantear el nuevo orden alfabético introduce una nueva discriminación: la del abecedario. Aquellos cuyos primeros apellidos empiecen por A o B pasarán a reírse de los que tienen la Y o la Z en los suyos. Si de verdad quieren evitar la discriminación, que monten un sorteo por el que, independientemente de la letra con que empiece el apellido, se elija el apellido paterno o materno en primer lugar. Algo tan simple como el azar. Pero ya sabemos que la palabra azar parece producir un sarpullido a algunos.

¿Por qué digo que se establecerá una selección artificial? Porque en caso de que las disputas para priorizar los apellidos se extiendan, aquellos que empiezan por las últimas letras del alfabeto pueden verse desplazados. En cada combate tendrían pocas posibilidades para pasar a la siguiente generación. Están muy mal adaptados para la supervivencia en los juzgados. Y la selección, en este caso artificial, es implacable. Claro que, como ocurre en la naturaleza, existirían mutaciones o comportamientos de emparejamiento que podrían ser beneficiosos para estos apellidos. Apellidos como “Vázquez” podrían pasar a “Bázquez” o bien otros como “Suárez” podrían transformarse en “Juárez”, todo por la supervivencia. Además, podrían empezar a cambiarse el ya clásico “tú, ¿estudias o trabajas?” por un más actual “oye, ¿cuál es tu primer apellido?”. Hay que empezar a seleccionar antes de que sea tarde.

En cualquier caso, esta noticia tiene mucho de globo sonda, porque en este país de recursos infinitos, y me estoy refiriendo al ingenio, da igual lo que diga la ley. Si alguien quiere que prevalezca uno de los apellidos no tiene más hacerlo notar así, ¿verdad que sí señores José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba? Pues eso.

.

Entradas relacionadas:


  1. 9 noviembre, 2010 de 9:59

    Varias cosas. Dices “Esto se considera discriminatorio por parte del gobierno actual”.

    Eso es falso. Esto se ha considerado discriminatorio por parte de varios gobiernos, que CAMBIARON esa ley. Desde hace años el apellido del padre no tiene porqué ir primero, y los padres pueden escoger el orden que más les guste. Hasta ahí… ¿algun problema?

    Lo único que decía la ley anterior -y que se ha cambiado- es que, en caso de que los padres no se pongan de acuerdo en el orden, prevalece el apellido del padre. ¡Ojo! SÓLO EN CASO DE QUE LOS PADRES NO SE PONGAN DE ACUERDO. Que ya tiene cachondeo que se pongan de acuerdo en el nombre de la criatura y no en el orden de los apellidos, pero todo puede ser…

    SÓLO EN ESE CASO la nueva norma dice que nada de prevalecer el apellido del padre, que eso es discriminatorio. Y lo es ¿o no?

    La solución que se ha tomado es la de, EN ESE CASO, debe ponerse el apellido por orden alfabético. Una solución poco elegante, tonta, pero RÁPIDA. La ley alemana, por ejemplo, en ese caso decide el orden POR SORTEO. Me parece una forma mucho más elegante… ¿Pero qué ocurriría en España en ese caso? ¿Cuántos años habría que esperar a que el juez de turno echase la monedita? Lo del orden alfabético es una solución chapucera, pero rápida.

    Cuidado con las críticas políticas. No todo es blanco o negro en política. Cuidado, cuidado…

  2. esequellega
    9 noviembre, 2010 de 10:37

    Ya, pero quien se apellide Abad, por ejemplo, sólo tendría que negarse a llegar a un acuerdo para que su apellido fuera el primero. El que se llame Rodríguez lo tiene jodido precisamente por eso, porque o bien llega a un acuerdo o directamente se jode. Abda lo tiene más fácil, sólo tiene que negarse a llegar a un acuerdo. ¿Comprendes ahora por qué los Abades tienen la sartén por el mango?

  3. 9 noviembre, 2010 de 10:41

    Je, je, cómo es la política. Y yo que pensé que el debate iba a ir por lo de la selección natural 😀

    Magufo, te doy la razón es una simple modificación de una ley ya existente. Pero me reafirmo en que me parece un globo sonda y una chapuza. El que los juzgados estén saturados no exime que sea una chapuza. Supongo que habrá otras soluciones, no sé por ejemplo que un funcionario haga el sorteo, o que cuando el juez de fe de la disparidad entre los padres haga el sorteo. En cualquier caso mi idea no era ir por la política, sino por la gracia de que igual se impulsa a álgún apellido a extinguirse 😆

  4. Ford Prefect
    9 noviembre, 2010 de 10:44

    Hola,

    No acabo de entender el problema. Selección artificial de apellidos siempre la hay, escojas la regla que escojas.

    Y precisamente dejar que los padres escojan el orden va a provocar que aumente la frecuencia de los apellidos menos comunes, relegando los Rodríguez, López, etc al segundo lugar por una razón eminentemente práctica.

    En cuanto a lo de Zapatero y Rubalcaba, es radicalmente falso que les llamemos así “porque lo hayan hecho notar”. ¿O es que tu escoges el modo en que te llaman los demás? Es más, con una extraordinaria frecuencia nos referimos a ellos con el nombre completo lo que es, cuando menos, engorroso.

    Salvo que no tengamos otra forma de llamarte ¿Verdad que sí, Manuel? 😉

  5. José Carlos
    9 noviembre, 2010 de 10:51

    Me hace gracia porque yo también pensé en la selección “artificial” de apellidos nada mas oír la noticia.

  6. Uno
    9 noviembre, 2010 de 10:55

    La proporción hijos/hijas que tiene una pareja está de alguna manera regulada genéticamente? Si algun linaje genético tiene más hijas que hijos entonces los apellidos ligados a esa familia se irían quedando atrás.

  7. 9 noviembre, 2010 de 12:07

    En este caso, si no llegan a un acuerdo, ya saben de antemano quien es el que va a ganar, por lo que es hacer trampas. ¿Que poder de negociación le queda al miembro de la pareja que tenga el apellido mayor?

  8. Jon
    9 noviembre, 2010 de 13:14

    Uno :La proporción hijos/hijas que tiene una pareja está de alguna manera regulada genéticamente? Si algun linaje genético tiene más hijas que hijos entonces los apellidos ligados a esa familia se irían quedando atrás.

    Regulada genéticamente no sé pero leí hace tiempo que había un estudio de una universidad sueca (creo recordar) que parecía indicar una relación entre la dieta de la embarazada y el sexo del bebé, siendo que cuanto más calórica era ésta más probabilidades de que naciera varón.

    ¿Os suena a alguno o es un bulo más?

  9. 9 noviembre, 2010 de 13:16

    Puestos a usar las leyes naturales, como la selección natural, yo propongo llevarlo hasta sus últimas consecuencias: hacerlo al azar, pero mezclando las sílabas.

    Con el ejemplo del artículo saldrían nuevos apellidos como “Rupatero” o “Zabalcaba”.

    Y para imitar las mutaciones basta con no permitir a los progenitores que impugnen los resultados del proceso, con lo que los errores de los funcionarios acabarían en los apellidos: “Rabanero”, “Calabaza” o “Zapasdfghj”, por ejemplo.

  10. 9 noviembre, 2010 de 13:21

    Hombre, suena a bulo total, porque el sexo en el hombre está determinado genéticament y no por el óvulo materno (que siempre porta un cromosoma X), sino por el espermatozoide paterno, que puede ser X o Y. Para que la dieta de la madre influyera en el sexo, debería ser pre-fecundación, modificando de alguna manera la superficie del óvulo para que aceptara con más frecuencia espermatozoides X que Y, lo cual me chirría un poco…

  11. Ferran
    9 noviembre, 2010 de 13:34

    ¿La norma establece como se tiene que aplicar el orden alfabetico? ¿El orden será ascendente o descendente?. Según el que se aplique sale favorecida la A o la Z.

  12. Herbert West
    9 noviembre, 2010 de 13:46

    Como dice J.M. bulo total.

    Para eso esta el gen SRY que, salvo rarísimas excepciones, se encuentra en el cromosoma Y, y permite la formación de los genitales masculinos.

    Su ausencia produce la diferenciación a genitales femeninos.

  13. Uno
    9 noviembre, 2010 de 14:01

    hay hombres con tendencia a producir más espermatozoides machos que hembras, por ejemplo?

  14. Ariel
    9 noviembre, 2010 de 14:01

    Podría hacerse que si es mujer, lleve primero el apellido de la madre. Y es varón, que lleve primero el apellido del padre.

  15. Jon
    9 noviembre, 2010 de 14:12

    Me equivoqué. El estudio era de las universidades de Exeter y Oxford y está publicado en la revista ‘Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences’.

    Fiona Mathews y el resto de investigadores dicen desconocer el mecanismo exacto del organismo pero sí que altos niveles de glucosa favorecen el crecimiento de embriones machos.

    Yo no tengo acceso pero dejo más datos por si a alguno le interesa echarle un ojo.

    Saludos.

  16. Jon
    9 noviembre, 2010 de 14:14

    Uno :hay hombres con tendencia a producir más espermatozoides machos que hembras, por ejemplo?

    Es que tal cosa no existe, es decir, no hay espermatozoides machos que al fecundar el óvulo den varones y espermatozoides hembra que den hembras. Es una cuestión de adn. El último de los 23 pares de cromosomas es el que indica el sexo.

  17. Jon
    9 noviembre, 2010 de 14:22

    Dejo las referencias. Perdón por el triple post.

    Mathews, F., Johnson, P.J., Neil, A. (2008). You Are What Your Mother Eats: Evidence for Maternal Preconception Diet Influencing Foetal Sex in Humans. P R Soc B, 275(1643), 1661-1668.

  18. 9 noviembre, 2010 de 14:47

    Ford dices No acabo de entender el problema. Selección artificial de apellidos siempre la hay, escojas la regla que escojas.

    Exacto, y de eso va el post. Ahora algunos cambian el algoritmo, introducen un nuevo factor ambiental. Y para ese nueva condiciones algunos están mejor adaptados que otros.

    En cuanto a que a algunos los llaman los demás depende, ¿conoces al escritor Fernando G. Delgado?, ¿sabes lo significa la G. que él abrevia? 😉

  19. Weps
    9 noviembre, 2010 de 15:33

    Lo curioso es que dejando la ley como está todo el mundo terminaría apellidandose García García, ya hay millón y medio que lo tienen como primer apellido en España.
    No me gusta nada el orden alfabético pero algo habrá que hacer.
    ¿Hay algún matemático que diga que solución es la óptima?

  20. Rhay
    9 noviembre, 2010 de 16:39

    En Alemania, cuando no hay acuerdo entre padre y madre, el funcionario tira una moneda al aire. Creo haber escuchado a Rubalcaba decir que no descarta esa posibilidad como la definitiva. Y de hecho, es mucho más democrática, qué queréis que os diga. Así no hay favoritismos para nadie y todos estaremos sujetos al azar.

    Pongo un ejemplo: yo me apellido Ginés, y mi marido Vic. Está claro cuál sería el primer apellido, ¿no? No sería justo, peeeeeero… :mrgreen:

  21. NewZealander
    9 noviembre, 2010 de 16:48

    ¿Y por qué no decidirlo en una partida de mus?
    Le manda coj… que los políticos no trabajen en función de su sueldo y tengan tanto tirmpo libre en momentos de crisis, además luego tienen los santos huevos de jugar alegremente con los sueldos de los demás.
    Un saludo

  22. Oscar
    9 noviembre, 2010 de 18:07

    Pues yo propongo lo que para mi es más lógico y nos dejamos de tonterias: hasta que el padre y la madre no se pongan de acuerdo no se registra al niño y punto. Tienen nueve meses arreglarlo. No sé de donde viene tanto problema, hoy en día, el padre y la madre se tienen que poner de acuerdo para poner el nombre al niño. No vale ir al registro y decir mira que no estamos de acuerdo como se va a llamar, yo quiero que se llame fulanito, pero ella quiere que se llame menganito, como lo hacemos? por orden alfabetico? o al azar? pues exactamente lo mismo con los apellidos. Supuestamente estamos hablando de parejas adultas que van a tener un hijo (no hablo de mujeres solteras por al fin y al cabo le pondrán su apellido), si no saben que orden poner a los apellidos que lo solucionen como les dé la gana, como si lo quieren decidir con una partida de mus como decía NewZealand, o lanzando una moneda al aire, que estamos llegando a un grado de tonteria en que el gobierno, jueces y demás nos tienen que decir hasta a que hora tenemos que cagar, porque si no se nos olvida…

  23. 9 noviembre, 2010 de 18:10

    Hola, encontré esta página navegando por internet, la cual encuentro muy interesante. Me gustó mucho la forma como tratas los temas. Es un gusto y un placer poder leerte.

    Enlacé esta web desde mi blog, el cual te invito a visitar:
    http://www.reflexiones-irreverentes.blogspot.com

    Tal vez mis últimos post te interesen. Sigue adelante, vas muy bien.

    Saludos

  24. Eduardo
    9 noviembre, 2010 de 19:03

    Desde que leí esta noticia he pensado que el orden alfabético se establecería según el sorteo que se hace en la Administración cada año para el orden alfabético en las oposiciones y demás. Pero parece que el único que lo ha pensado he sido yo. Por cierto este año ha salido la “A”

  25. SUSIMA
    9 noviembre, 2010 de 19:43

    lo mejor sería la selección del más fuerte, llegan al juzgado y unos cuantos test de inteligencia y unos levantamientos de piedras y que gane el mejor…

  26. albireo beta cygni
    9 noviembre, 2010 de 20:20

    ¿Y que pasa con los sucesivos hermanos que vayan naciendo? ¿Tendrían los apellidos en el mismo orden?. Aunque dada la actual tasa de natalidad española no se darán muchos casos, habría que tener esto en cuenta.
    Creo que en EE.UU. se puede incluso elegir apellidos para cada hijo que no correspondan con los de ningún progenitor.

  27. Jon
    9 noviembre, 2010 de 20:31

    albireo beta cygni :¿Y que pasa con los sucesivos hermanos que vayan naciendo? ¿Tendrían los apellidos en el mismo orden?. Aunque dada la actual tasa de natalidad española no se darán muchos casos, habría que tener esto en cuenta.Creo que en EE.UU. se puede incluso elegir apellidos para cada hijo que no correspondan con los de ningún progenitor.

    ¿En serio? The american way. Como con las matrículas de los coches, jejeje.

  28. Juan
    9 noviembre, 2010 de 21:14

    Pues yo de lo que me acordado es de Sarajevo, otro conflicto creado por los políticos en un asunto en el que nunca hubo.

  29. Rhay
    9 noviembre, 2010 de 21:31

    Albireo, todos los hermanos tienen que tener los apellidos en el mismo orden. Ley Civil manda.

    NewZealander, creo que estás magnificando algo que no es tan grande. La Ley de Registro Civil se tiene que cambiar porque es injusta y machista, haya crisis, haya paro o haya bonanza económica. Creo que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Me parece un argumento bastante demagógico decir que como hay crisis ya no se puede hacer más que hablar del paro. Pues no, perdona, que hay muchas cosas que mientras se pueden ir arreglando.

    Oscar, a los niños hay que registrarlos nada más nacer porque aunque parezca mentira eso sirve para hacer muchas cosas en el futuro del niño, desde la fijación de la mayoría de edad hasta la asignación del curso escolar, por no hablar de la nacionalidad, que creo que es algo bastante importante. ¿Te imaginas que los papás no se ponen de acuerdo en un año? Ese niño irá retrasado un año al colegio, porque evidentemente sus documentos dirán que tiene un año menos. El Registro Civil no es una fiesta donde tú te inscribes cuando quieres. De hecho el funcionario se puede negar a inscribir a alguien que no haya sido inscrito en los días posteriores a su nacimiento, y se tendría que abrir un proceso civil ante el Juzgado de lo Civil. No es moco de pavo eso de no hacer las cosas como tocan. Echar una moneda al aire en caso de desacuerdo (hay poco más de mil parejas en España que han tenido este problema el año pasado) no me parece tan atroz. Es más, me parece muchísimo más justo que poner los apellidos por orden alfabético. Y esto no es cuestión de que Gobierno, jueces y demás nos digan cómo tenemos que mear, si de pie o sentados, es que el Derecho regula las situaciones que se dan en la vida, por muy esperpénticas que te puedan parecer. Para eso están las leyes.

    Por tanto, no veo que haya que tomarse el tema tan a cabreo cuando lo único que se está haciendo es modificar leyes que hasta ahora estaban siendo injustas.

    Saludos.

  30. Rhay
    9 noviembre, 2010 de 21:33

    ¿Y qué conflicto es ese, Juan? Porque por lo que yo me acuerdo, en Sarajevo y en toda la antigua Yugoslavia lo que hubo es un proceso de desmembración atroz con millares de muertos… Pero políticos, al menos al principio, vi más bien pocos. Nazis sanguinarios muchos, pero políticos…

  31. lucien
    9 noviembre, 2010 de 22:12

    Es una solución cutre y chapucera, pero que si no hubiera acuerdo se pusiera el apellido del padre significaba que el padre seguía decidiendo, porque si están de acuerdo, se hace lo que ambos quieren, y si no están de acuerdo se pone el suyo… con lo cuál en realidad no habíamos solucionado nada.

  32. KC
    9 noviembre, 2010 de 22:35

    Este tema es un paradigma de la capacidad de resolución de los personajes que regulan las cosas. Como dice Lucien, una solución entre cutre y chapucera, que es como se suelen resolver las cosas en Hispania. Pero bueno, esto es una gota en un mar de “chapucerismos regulatorios”, así que tampoco entiendo mucho el revuelo…

    Saludos.

  33. KC
    9 noviembre, 2010 de 22:46

    Por cierto, Óscar, el problema es el que comenta Rhay: el Registro Civil es un órgano que no va a estar esperando a todas las parejas en conflicto a que se pongan de acuerdo. Y lo más justo, materialmente, es que haya un sorteo, no darle predilección a uno porque su primera letra vaya antes en el abecedario (que es, en pocas palabras, una GILIPOLLEZ, una más de los “sabios”).

    Lo curioso es que, a partir de ahora, evidentemente, habrá más conflictos con ésto, lo cuál es bastante paradójico. Este tema del apellido debería ser revisado en caso de anterior conflicto en la pareja, y no al revés (porque ahora es susceptible de servir de conflicto primario).

    Yo propongo que los dos apellidos vayan a la par en el DNI quedando así:

    JUAN o MARÍA XXXXX
    YYYYY

    😀

    En fin, “supongo” que la psicobiología puede explicar este tipo de cosas…

    Saludos.

  34. KC
    9 noviembre, 2010 de 22:55

    Por cierto, ya que he visto que algun@s se han mojado, yo propongo que el criterio para el primer apellido sea cuál de los dos progenitores tenga el dedo meñique de cualquiera de los dos pies, sin importar su lado (como diría la Ley). 😀

    Ahora sí, saludos y perdón por tantas entradas, pero es que siempre me dejo algo por decir.

  35. 9 noviembre, 2010 de 23:36

    Creo que todos hemos pensado lo mismo. En un futuro, no muy lejano, todos se apellidarán Abad Abad. ¿Cómo saber quién es de tu familia y quién no? ¿Habrá que poner segundos y hasta terceros nombres para poder aclararnos un poco? ¿Estamos locos, tontos o las dos cosas? (Esta última pregunta es retórica).
    Un saludo.

  36. Oscar
    9 noviembre, 2010 de 23:47

    Claro que el Registro civil no es un Organo que vaya a estar esperando, pero tampoco es un bingo, ni hace falta que vayan los niños de San Ildefonso a cantar los apellidos seleccionados. Lo que yo me pregunto es: ¿se espera porque los padres tengan que ponerse de acuerdo en el nombre de un niño, donde hay mucho más para elegir?, qué pasa si un padre y una madre no llegan a un acuerdo con el nombre de un niño ¿se dan muchos casos? yo creo que casi ninguno, porque todas las parejas saben que cuando nace el niño tienen que estar de acuerdo y poner un nombre. A alguien le parecería lógico que se permitiera no estar de acuerdo en el nombre y que se montara una timba en el Registro Civil para ver el nombre del niño?.
    No entiendo porque con los apellidos tiene que ser diferente. Si los padres no llegan a un acuerdo, que hagan el sorteo en su casa y que no gasten recursos que pagamos todos, porque si el sorteo se hace de forma oficial no vale con que el funcionario de turno tire una moneda al aire, es bastante más complicado dar validez a un sorteo oficial.
    El problema es que estamos llegando a un punto en el que para llegar a un acuerdo sobre el apellido de nuestros hijos necesitamos: un funcionario del registro civil, un juez y casi un notario para que dé fe de que el sorteo ha sido veraz, porque si no, el progenitor que pierda impugnará el resultado y recurrirá casi hasta el Constitucional. ¿No os parece totalmente exagerado y surrealista? a mi personalmente me lo parece.
    Luego nos quejamos que la justicia está saturada y que se necesitan más jueces y más funcionarios, ¿para qué? ¿para que hagan sorteos para ver como se van a llamar lo niños?
    Y parece una tontería enfadarse por esto, pero al fin y al cabo, todas estas “tonterias” son gastos extras y en España ya gastamos suficiente dinero en tonterias como para ponernos a montar timbas en el Registro Civil.

    Rhay, esta claro que hay consecuencias muy graves por no registrar al niño, pero de las 1000 parejas que comentas, cuantos crees que no han sido registrados porque los padres no se hayan puestos de acuerdo con el nombre del niño? yo diría que ninguno, con lo cual el problema no tiene nada que ver con no llegar a un acuerdo, de hecho la mayoria de esos 1000 niños no registrados tienen problemas mucho más graves que ese.
    Y claro que las leyes tienen que regular todas las situaciones por esperpénticas que puedan ser, pero si algo se puede solucionar de una forma sencilla, sin ocasionar un gasto para el Estado, porqué tenemos que hacer cosas raras como el orden alfabetico(probablemente la peor solución) o el sorteo oficial.

  37. 9 noviembre, 2010 de 23:49

    En realidad, si una pareja no se pone de acuerdo sobre el apellido de su hijo (lo mismo que con el nombre, que suele defender un nombre cada uno de los progenitores) y tiene que acudir a un juzgado o a cualquier otro sitio, más vale que vayan haciendo las maletas y se vaya cada uno a casa de sus padres, porque no están preparados para compartir la vida en pareja. Si no se ponen de acuerdo con el apellido o el nombre, ¿qué sucederá cuando tengan que decidir sobre asuntos importantes acerca de la educación de los hijos? ¿a qué hora deben llegar a casa los hijos adolescentes? ¿cuántas horas pueden pasar frente al ordenador y los videojuegos? ¿le damos un azote para reprimir una conducta incorrecta o le castigamos? Los padres se van enfrentando a decisiones importantes durante toda la crianza de los hijos, ¿vamos a empezar a discutir nada más nacer el niño?

  38. 10 noviembre, 2010 de 0:07

    Ford Prefect :

    En cuanto a lo de Zapatero y Rubalcaba, es radicalmente falso que les llamemos así “porque lo hayan hecho notar”. ¿O es que tu escoges el modo en que te llaman los demás?

    Pues sí, en muchas ocasiones lo escojes, especialmente si eres el cabeza de lista de un partido político. De Rubalcaba no se, pero Zapatero fue una marca creada mediante márketing. Se eligión Zapater, no “Rodriguez Zapatero”, con la abreviatura de ZP, y eso lo eligieron los diseñadores de la campaña, no el público.

    En la vida normal también puedes escogerlo, y mucha gente lo hace, firmando como indicaba Manuel: un José Garcia Maldonado pone José G. Maldonado o una Gloria Pérez Argüella firma como Gloria P. Arguella y ya lo tienes…

    Tema interesante, por otro lado, ya que estos segundos apellidos pugnan por la supervivencia, pero no llegarán a la siguiente generación en buen lugar 😉

    P.D. Y aparte de todo, completamente de acuerdo con el comentario #36 de Alicia.

  39. 10 noviembre, 2010 de 0:25

    A ver, no estoy muy seguro pero creo que todos los años se va a sortear la letra a partir de la cual se comienza. Por ejemplo, este año equis, la zeta, a partir de ésta, empezamos. La zeta sería la primera para un eventual conflicto. Puede que sea una propuesta, no sé.

  40. KC
    10 noviembre, 2010 de 0:37

    Óscar, en primer lugar revisa tu concepto de “sorteo”, porque aquí nadie dice que el funcionario del Registro Civil enchufe las luces, ponga música de fondo y salga a la calle a vender entradas. Eso es lo que tú tendrás entendido, pero sorteo tiene muchas más acepciones, entre ellas ser una herramienta de la Justicia desde hace más de 1 y 2 años…. Es decir, un sorteo puede tener múltiples formas, y si tú tienes Las Vegas en la cabeza cuando escuchas sorteo, es otra cosa. A mí también me pasa, pero cuando juego a póker.

    En segundo lugar, no creo que sea lo mismo el conflicto del nombre con respecto al del apellido; no soy un estudioso del tema, pero si hacemos una estadística basada en entrevistas, seguramente el tema del apellido habrá generado muchos más conflictos. ¿Por qué? El tema del nombre es un tema que se da en el comienzo de todo, el de los apellidos al final de todo; comenzando por ahí, hasta el hecho de que muchas veces el tema de los apellidos se utiliza mediante asuntos emocionales que tienen que ver con la “política familiar”, cosa que no pasa con el nombre.

    En último lugar, el fundamento de la Ley es básicamente anteponerse o prever situaciones que no porque a nosotros no nos vaya a pasar, quiera decir que NO VAYAN o NO DEBAN de suceder, porque finalmente sí sucederá. Que la Ley prevea o se anteponga a situaciones con la solución más chapucera es otro tema, pero evidentemente tiene que regular los casos susceptibles de que sucedan. Pongamos que una pareja está durante 18 años sin ponerse de acuerdo con el tema del nombre. ¿Qué hacemos? Tú dices que finalmente se pondrían de acuerdo, pero eso a la Ley le da igual, porque no puede regular desde la opinión o la incertidumbre del “ya verás como”. Y, por otro lado, el hijo no tiene por qué pagar las gilipolleces de sus padres.

    Saludos.

  41. KC
    10 noviembre, 2010 de 0:45

    José Manuel, el problema es que sigues dando predilección a una letra y, aunque cambie cada año, lo que estás haciendo es añadir una piedra para posibles conflictos, es decir, añadir un granito de arena a actuaciones dolosas por parte de alguno de los dos progenitores, que puede sonar a paranoico, pero son circunstancias que estadísticamente se van a dar.

    Si hay que hacer un sorteo que sea para que haya igualdad de condiciones y sin que ninguno de los dos progenitores sepan nada con antelación. A poder ser en el Registro Civil, lo cual puede llevar 3 minutos hacerlo de forma oficial; o mejor, que se haga en notarías y así seguro que sí se ponen de acuerdo, ¿no? 😀

    Saludos.

  42. Rhay
    10 noviembre, 2010 de 0:46

    Hasta no hace demasiado tiempo, si los padres no se ponían de acuerdo con el nombre del niño, el Código Civil y la Ley de Registro Civil capacitaban al juez para poner al niño el nombre del santo del día. Y santas pascuas.

    Óscar, ¿aceptas Alemania como sociedad desarrollada, civilizada y científicamente años luz por encima de la española? Supongo que la respuesta es sí. Pues bien, en Alemania el funcionario del Registro Civil, en caso de que los padres no se pongan de acuerdo con el apellido, lanza una monedad al aire. Y como esto se propone en España, entonces es que somos un país de pandereta, nuestros políticos no saben cómo gastarse las perras y no sé qué más… Curioso, ¿verdad?

  43. KC
    10 noviembre, 2010 de 0:56

    Seguro que al Registrador no le importa tener que hacer tarea tan ardua…

  44. Cronopio
    10 noviembre, 2010 de 1:10

    Alicia :
    En realidad, si una pareja no se pone de acuerdo sobre el apellido de su hijo (lo mismo que con el nombre, que suele defender un nombre cada uno de los progenitores) y tiene que acudir a un juzgado o a cualquier otro sitio, más vale que vayan haciendo las maletas y se vaya cada uno a casa de sus padres, porque no están preparados para compartir la vida en pareja. Si no se ponen de acuerdo con el apellido o el nombre, ¿qué sucederá cuando tengan que decidir sobre asuntos importantes acerca de la educación de los hijos? ¿a qué hora deben llegar a casa los hijos adolescentes? ¿cuántas horas pueden pasar frente al ordenador y los videojuegos? ¿le damos un azote para reprimir una conducta incorrecta o le castigamos? Los padres se van enfrentando a decisiones importantes durante toda la crianza de los hijos, ¿vamos a empezar a discutir nada más nacer el niño?

    35 comentarios después, una respuesta coherente. Gracias Alicia por expresarlo tan bien. Supongo que esas mil parejas al año que cita Rhay, volverán pronto con los formularios de la solicitud de divorcio cumplimentadas.
    Como fórmula no solo equitativa, sino disuasoria y en último extremo conservacionista, propongo que en caso de desacuerdo sean asignados por orden de escasez los dos apellidos con menos representantes vivos en ese momento de todos los que estén en el censo. Evitaríamos la extinción de unos cuantos apellidos y no sería difícil tener una base actualizada en tiempo real.

  45. Rhay
    10 noviembre, 2010 de 1:29

    Mira, no es mala idea, Cronopio…

  46. ralvar
    10 noviembre, 2010 de 3:57

    En principio, totalmente de acuerdo con Alicia.
    Podría, también, implementarse (con intención disuasiva y aparte del cómo) el cobrar un suculento arancel por los servicios prestados por el magistrado o algún que otro empleado judicial (o lo que sea), que dirima el pleito.
    Estoy seguro que los conflictos llegarían casi a cero 😀

  47. Rhay
    10 noviembre, 2010 de 11:15

    Pero si es que los conflictos no son tantos como nos pensamos.

    A ver, en el año 2009 nacieron en España poco más de 500.000 bebés, de los cuales sólo en mil y poco casos se ha reportado conflicto a la hora de ponerle los apellidos. Eso representa aproximadamente un 1% de los casos. Bien, legislemos, regulemos la situación para que sea lo más ecuánime posible. Y a otra cosa. Pero lo que no se puede hacer es que cada vez que el gobierno haga una reforma tirarnos a su cuello porque no ha arreglado el problema del paro. Coño, que España es algo más que paro. Es decir, no puede ser que cada vez que leas un periódico, veas una televisión o escuches una radio de la caverna mediática lo único que sepan decir es “otra cortina de humo porque no han solucionado el paro”. Pues no.

    Esto para lo único que ha servido es para, una vez más, retratar a la facción más casposa de la derecha española, esa derecha rancia, españolista hasta los tuétanos, ultracatólica de morir de tuberculosis de tanto darse en el pecho, machista, xenófoba, racista y sin conciencia ecológica y animalista ninguna, que anda que no me lo paso yo bien yendo al Algarrobico y luego a la plaza de toros. Para eso ha servido. El resto sí que son cortinas de humo.

  48. NewZealander
    10 noviembre, 2010 de 16:37

    Si los padres no se ponen de acuerdo que decida la abuela o mejor aún que le pongan al chiquillo de apellido Smith y de nombre Cucufate por joder al querubín que no quede.
    Un saludo

  49. albireo beta cygni
    10 noviembre, 2010 de 19:27

    Manuel y J.M.: no dudo de que haya gente que pueda elegir como ser llamado por el prójimo, pero yo me he encontrado muchos mas casos en los que ha sido al revés. Personas con nombre compuesto como Juan-algo o Luis-algo son conocidos, casi siempre, por ese -algo (máxime si es un nombre raro como Genaro o Celedonio). En cuanto a los apellidos, suele ser en el colegio o la mili donde “se escoge” y si tienes un segundo apellido llamativo, puedes esforzarte en lo contrario, pero finalmente serás conocido por este (o por alguna “simpática” variante).
    En los pueblos tienen este tema mucho mas claro, se te asigna un mote y ya está: tu futuro y el de toda tu descendencia queda marcado definitivamente hasta tal punto que nadie conocerá tus verdaderos apellidos (salvo el cartero).

  50. Esthertje
    2 diciembre, 2010 de 2:49

    J.M. Hernández :Hombre, suena a bulo total, porque el sexo en el hombre está determinado genéticament y no por el óvulo materno (que siempre porta un cromosoma X), sino por el espermatozoide paterno, que puede ser X o Y. Para que la dieta de la madre influyera en el sexo, debería ser pre-fecundación, modificando de alguna manera la superficie del óvulo para que aceptara con más frecuencia espermatozoides X que Y, lo cual me chirría un poco…

    Lo que sí que “parece” ser cierto es que con la edad (del padre) se aumenta la probabilidad de tener hijas ya que los espermatozoides portadores de cromosomas Y son mas “débiles” en general que los que llevan X y esta tendencia a ser más débiles se incrementa con la edad. Pero !!!no recuerdo dónde he leído esto!!!. ¿Alguien tiene la misma referencia? ¿Es esto cierto?

  51. 2 diciembre, 2010 de 9:33

    Hace años se publicaron estudios sobre correlaciones entre la edad del padre y el sex-ratio, pero parece que no está tan claro:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1684568/
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1801415/

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: