Inicio > Actualidad, Ciencia, Medicina > Noticias que nunca llegarán a las portadas: la crisis se ceba con los más débiles

Noticias que nunca llegarán a las portadas: la crisis se ceba con los más débiles

24 noviembre, 2010

Instituto de Investigaciones Farmaceúticas y Desarrollo (NIPRD) de Abuya

Como cada semana he echado un vistazo al último número del “Nature News” para ver el resumen de las novedades científicas de la semana. En muchas ocasiones elijo alguno de esos artículos para publicarlos en este blog. Microbiología, evolución o salud suelen temas preferentes, en los que paro más atención, y en muchas ocasiones los artículos que más me llaman la atención aparecen como nota de prensa a lo largo de la semana en aquellos periódicos que todavía conservan un espacio dedicado a la ciencia. Sin embargo esta semana mis ojos se han detenido en una noticia que seguramente no aparezca en ningún periódico, pero que señala como la crisis se ceba siempre con los más débiles. Los problemas económicos están suponiendo un serio revés para el desarrollo científico para muchos países, y los que tienen menos recursos lo notan más. Y ese el caso de los países africanos.

En el último número de “Nature News” podemos leer que un importante instituto de investigación nigeriano, dedicado a la búsqueda de fármacos a partir de hierbas, posee unos importantísimos problemas de financiación. Esta institución situada en la localidad de Abuya tiene como principal objetivo el desarrollo de medicinas y remedios a partir de plantas medicinales, en una región de una extraordinaria diversidad vegetal. Así el Instituto de Investigaciones Farmaceúticas y Desarrollo (NIPRD) de Abuya ya ha desarrollado nuevas terapias contra la anemia falciforme, y está buscando nuevos tratamientos para combatir la tuberculosis y la malaria.

La contribución aportada por el Instituto Nacional para la Alergia y las Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los EEUU ya se ha agotado sin que el ministerio de la salud nigeriano haya aportado las partidas económicas prometidas. Si esas cantidades no se aportan pronto el centro tendrá serios problemas de mantenimiento y de suministros, con lo que sus interesantes líneas de investigación pueden quedar paralizadas (abandonadas).

La anemia falciforme, es una enfermedad endémica que afecta a 4 millones de personas en Nigeria. Los afectados poseen glóbulos rojos de menor tamaño, en forma de hoz (de ahí su nombre), y con menor capacidad de transportar oxígeno. Por ello los paciente tienen problemas circulatorios (los eritrocitos se adhieren a los vasos con facilidad), cardíacos (el corazón ha de realizar mayor esfuerzo para que el oxígeno llegue a todos los tejidos) y sufren de fuertes dolores vasculares. Uno de los productos vegetales empleados para combatir los efectos de esta enfermedad es el Nicosan, que se produce a partir de las semillas del pimiento de Guinea (Piper guineense), una planta que crece en África Occidental. El NIPRD ha desarrollado este compuesto y tiene la patente del producto, pero la empresa que se encargaba de la producción y su comercialización, la compañía química estadounidense Xechem International, ha dejado de producirlo pese a sus prometedores resultados. De hecho, en los últimos años el número de compuestos para tratar la anemia falciforme ha disminuido dramáticamente, y cada vez son más difíciles de encontrar.

El NIPRD tenía la oportunidad de realizar la fase III de unos ensayos clínicos sobre toxicidad del Nicosan. Además, este instituto es uno de los pocos centro africanos donde se puede probar de manera científica si un determinado extracto vegetal tiene propiedades medicinales. Y eso incluye a dos de las enfermedades infecciosas más extendidas del planeta, y también endémicas de Nigeria, como son la tuberculosis y la malaria. De momento la institución está en negociaciones para obtener fondos del Banco Mundial, el fondo de cooperación contra el SIDA y el ministerio de salud nigeriano.

Ya sabemos que la situación económica mundial no es muy halagüeña, que algunas compañías farmacéuticas aplican un capitalismo salvaje sin atenerse a las consecuencias sociales que ello provoca, que los políticos de Occidente tienen en los últimos lugares de su agenda la ayuda a África (aunque sí se acuerdan de ella cuando se trata de extraer esos recursos que disfrutamos cada día) o las enfermedades que afectan a los países subdesarrollados; pero a pesar de todo ello no ayudar a esta institución representaría una falta de visión de futuro alarmante.

Centro que estudien las propiedades farmacológicas de plantas que han sido tradicionalmente usadas por los habitantes de esas regiones desde hace siglos son necesarios. Y Nigeria necesita que el desarrollo se haga allí, en su país, para poder desarrollarse, para tener una industria propia sin depender del petróleo o el capital extranjero para su subsistencia. Cuento quimeras, ¿verdad? Es posible, pero dejadme unas líneas de utopía.

Referencia

.

Entradas relacionadas:


  1. albireo beta cygni
    24 noviembre, 2010 en 10:27

    Desde luego que no es la típica noticia que llegaría a las portadas. ¿Es que acaso contiene información sobre la vida privada de C. Ronaldo o de B. Esteban? ¿Es que la construcción del NIPRD ha sido un escándalo de financiación oculta de un partido político? ¿Se van a quedar en paro trabajadores por culpa de la mala gestión de un político adversario? ¿No? Entonces…¿a quien puede interesarle? Porque no pensarás ni por un momento que los periodistas de este país van a perder el tiempo en denunciar lo que pasa en no-sé-que país africano con no-sé-que plantitas que no sé ni para que sirven. ¡Faltaría más!

  2. Víctor P.G.
    24 noviembre, 2010 en 10:57

    Un dato curioso, que toca tangencialmente con este tema, es que las personas que padecen este tipo de anemia presentan una resistencia (casi inmunidad) frente a la malaria. Quizás debido a la anormalidad de los glóbulos rojos de los afectados, los Plasmodium son incapaces de introducirse dentro de ellos e infectarlos.

  3. 24 noviembre, 2010 en 11:07

    Víctor, y no es una relación tangencial. Esta enfermedad es endémica en regiones donde abunda la malaria. ¿Se ve la relación evolutiva? 😉

  4. 24 noviembre, 2010 en 16:12

    Pasa algo raro con el mercado farmaceutico. Aqui en Estados Unidos llevan tiempo con problemas de abastecimiento de medicamentos, incluso de los que se usan en quimioterapia.

  5. 24 noviembre, 2010 en 23:36

    para mí eso es una crisis económica, cuando los ricos le sacan tanta plata a los pobres que estos ya no pueden ni seguir trabajando para seguir llenando las arcas de los ricos. Por eso siempre las crisis se ceban con los pobres…

  6. Marino
    26 noviembre, 2010 en 19:01

    Sin querer caer en conspiranoias, no se hasta que punto será un problema de financiamiento por culpa de la crisis mundial, o que en realidad esta sea la excusa para que la investigacion se recoja por parte de algun laboratorio puramente “comercial”, o para que se abandone hasta que la salida al mercado sea lo mas rentable posible, o cualquier posibilidad parecida.
    El negocio farmaceutico requiere grandisimas inversiones pero puede aportar monstruosos beneficios, y aqui nadie quiere dar puntada sin hilo, aunque eso signifique mas años de muertes evitables.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: