Inicio > Ciencia, Escepticismo > Viene la lotería de navidad: ¡abajo las matemáticas!

Viene la lotería de navidad: ¡abajo las matemáticas!

30 noviembre, 2010

No es difícil calcular la probabilidad de que te toque la lotería: es ridícula. Y el cálculo es muy sencillo ya que hay un número determinado de bolas en un bombo y sólo una de ellas tiene el número inscrito que corresponderá al Gordo. A pesar de ello Lotería Nacional y las administraciones de lotería juegan con los sentimientos de los apostantes, la forma más eficaz de acallar la cruda realidad de los números. De esta forma se recuerda que hay número “más favorables” que otros, lugares de España con mayor probabilidad de que toque, de las coincidencias que existen entre que una catástrofe ocurra una región y esa misma región sea premiada en el sorteo, de que a la gente le toque un número con el que ha soñado, etc. Que estos mensajes se amplifiquen es fácil de entender, es una vulgar publicidad para atraer hacia la compra del billete de lotería. Pero en realidad esas estrategias no se resisten ante un análisis estadístico riguroso. De todas formas lo que ha calado en la sociedad es el primer mensaje, el publicitado, al fin y al cabo de ilusión también se vive.

No deja de sorprender por ello un artículo de un blog de El Mundo en el que, quiero suponer que para hacerlo más atractivo, podemos leer cosas como esta:

La estadística, ¿pseudociencia?

.

Es algo que ha calado en la sociedad, cuando lo datos científicos te contradicen los apartas de tu lado, los calificas de pseudociencia y dejas anclado el cerebro en tus creencias no vayan a ser movidas por un fuerte viento matemático. Pues nada, feliz sorteo, y si no os toca recordad que el día siguiente al sorteo se celebra el día la salud. Ya sabéis por aquello de “lo importante es tener salud” 😀

.

Entradas relacionadas:


  1. Hanky
    30 noviembre, 2010 en 15:55

    No recuerdo en que administración es (creo que en Galicia), pero hay una donde toca todos los años el 1º y sino 2º o 3º premio. ¿Puede que esta administración tenga los planetas alineados sobre su eje con el centro del universo? Mas bien no. El truco está en que dicha administración, no sé en que momento ganó fama de “suertuda”, lo que atrajo cada vez a mas gente a ella, hasta que a día de hoy, allí se venden el 70% de las posibles combinaciones. ¿A alguien le sorprende que toque algo todos los años?

  2. 30 noviembre, 2010 en 16:08

    ¡Vaya un iluminao! Le habrá quedado la cabeza aliviada.

  3. Manu
    30 noviembre, 2010 en 16:58

    “La lotería es un impuesto que grava a las personas que no conocen las matemáticas” 😀

    (yo también juego, que la ilusión es lo importante)

  4. Rhay
    30 noviembre, 2010 en 17:23

    La administración que dice Hanky es “La Bruixa d’Or” en Sort (Pallars Sobirà, Catalunya), que vende una cantidad indecente de lotería porque tuvo un par de años que dio el gordo… aunque el año pasado no repartió ni pedrea, dicho sea de paso… Doña Manolita en Madrid es igual, vende una cantidad brutal.

    De todas maneras, me da la sensación de que el artículo del blog mencionado es más irónico de lo que nos pensamos…

  5. 30 noviembre, 2010 en 17:38

    Rhay dices me da la sensación de que el artículo del blog mencionado es más irónico de lo que nos pensamos

    Eso quiero pensar, y así lo hago constar en el post. De todas formas, la idea del post (y puede que también la del compañero de blogosfera de El Mundo) es ironizar sobre una creencia muy extendida. Y como creencia que es, ya le puedes sacar la tabla de multiplicar, ya… 😉

  6. 30 noviembre, 2010 en 18:09

    Bueno, bueno… eso de que los cálculos estadísticos no son más que charlatanería me huele a chamusquina. Es evidente que los bombos no son perfectos, que unas bolas pesan más que otras, que hay rugosidades en las bolas y mucho más, pero todo eso acaba por salir en las estadísticas. Os dejo un enlace a un post muy relacionado con el tema de las loterías, donde se calcula cuáles son las loterías con más posibilidades de acertar, jugando al azar:

    http://nadamasquelaverdad.wordpress.com/2010/10/04/la-verdad-sobre-la-loteria/

    Aunque claro, también hay loterias que nos permiten “opinar” sobre el resultado, que son la quiniela de fútbol y la quiniela hípica, pero eso es otra historia…

    La verdad nos hará libres.
    Saludos!

  7. Alive
    30 noviembre, 2010 en 18:21

    La ilusión que se tiene al comprar la lotería es algo que los medios mantienen muy bien, sacando a los ganadores, gente que normalmente es como la mayoría de la población (incluyendo economía, riqueza…) y que, gracias a esa ilusión, se hizo rica. De lo que se olvidan es de sacar a la gente que no ganó ni un euro (aunque, bueno, ¿querría ver alguien esto delante de sus televisores, o leerlo en un periódico, o escucharlo en la radio…?).
    Yo no soy mucho de jugar a la lotería, aunque cuando a un pariente o amigo mío le toque algún premio gordo, seguro que lamentaré no haber jugado con él el mismo número :).

    Saludoss.

  8. 30 noviembre, 2010 en 20:19

    Lo que es indudable es que mientras las probabiliadades de ganar la lotería son de 1.6E-1000 con un sólo boleto, esta probabilidad es superior a la de no tener boleto alguno (es decir cero). Así que adelante los que quieren hacer de la ilusión un ingredientillo más para la euforia de estas fiestas. Yo prefiero el póker para hacer dinero rápido.

    Saludos cordiales,

    C.M.

  9. 30 noviembre, 2010 en 20:59

    Yo cuando aprendí a calcular la probabilidad de que me tocase la lotería decidí de una vez por todas dejar de estudiar estadística.

    😀

  10. 30 noviembre, 2010 en 21:24

    …huelga decir que es coña (de hecho es la especialidad que estoy estudiando)

    Lo que sí es interesante es el argumento del blog de El Mundo porque no es la primera vez que lo oigo, y alguna vez en serio. Y lo más gracioso es que es falaz: si suponemos que han habido 200 sorteos (no conozco la cifra exacta), el número de apariciones “esperadas” de cada número es de 20 (200*1/10), por tanto el que el número que ha salido más veces lo haya hecho en 32 ocasiones, y el que menos en 10 no me parece nada fuera de lo normal.

    Tampoco es nada raro que en un periodo de 30 o 40 años no salga ninguno de los números, aunque tampoco lo sería que este año saliera el 02010, el que viene el 02011, el otro el 02012, y así hasta el 02020, esta combinación de resultados tiene exactamente las mismas (pocas) probabilidades de salir que cualquier otra que se os ocurra.

    Muy interesante el tema, va a ser que me gusta lo que estudio ¿verdad?

    Os cuento para acabar una pequeña anécdota que me pasó el año pasado: yo trabajaba en Montellano (un pueblo de Sevilla) y una compañera me dijo, hablándome en serio: “vamos a comprar lotería de navidad que estoy segura que va a caer aquí” (sin comentarios). Yo le respondí que vale, que por jugar me parecía bien, pero que se quitase la idea de la cabeza (aparte de por lo obvio) porque aun suponiendo que tuviese la absoluta certeza de que fuera a caer en Montellano, tendríamos que comprar todos los números que se vendiesen en el pueblo para asegurarnos el premio. Pues por la cara que me puso creo que aún no lo ha terminado de comprender. Por cierto, no nos tocó un duro, como era de esperar.

    Saludos!

  11. lucien
    30 noviembre, 2010 en 22:07

    La lotería es pura ciencia social. La familia, los amigos, el trabajo, la gente del bar… todos compran décimos en grupo, ¿vas a ser tu el que se quede fuera para ser el que se quede con cara de tonto si toca algo?
    Si, lo normal es que no toque nada, pero es una cuestión de beneficio personal, la pérdida de euros en lotería es una nimiedad comparada con la pérdida que supondría lamentarte el resto de tu vida de no haber pagado 2 euros para llevarte 200.000. xD

  12. sergiomic
    30 noviembre, 2010 en 22:10

    Acá en méxico hay un gobernador, el de veracrúz (fidel herrera beltrán) que se ha pasado las probabilidades por el arco del triunfo 2 veces con el gordo, y su familia cercana otras cuantas con 2dos y 3eros premios… y esa es una verdad cosmica.

  13. 30 noviembre, 2010 en 22:24

    Pues por aquí hay un político levantino que cada vez que autoriza la construcción de una urbanización le toca el primer premio de la loteria. 😀

  14. albireo beta cygni
    30 noviembre, 2010 en 23:41

    Lucien: “lamentarte el resto de tu vida de no haber pagado 2 euros para llevarte 200.000”.

    No toca tanto. Creo que el primer premio te da 10.000 a 1.
    “No hay mejor lotería que el trabajo y la economía”

  15. 1 diciembre, 2010 en 0:05

    Mtro. Cesar Andres Monroy Fonseca :
    Lo que es indudable es que mientras las probabiliadades de ganar la lotería son de 1.6E-1000 con un sólo boleto, esta probabilidad es superior a la de no tener boleto alguno (es decir cero).

    ¡¡ Y si compras dos las aumentas al doble !! ¡¡ Al doble !! 🙂

    El otro día salió en la tele la cola que hacía la gente en “La Manolita”. Y con el frío de mil demonios que está haciendo, lo que sí que está casi asegurado es un buen resfriado.

  16. Nacho
    1 diciembre, 2010 en 0:11

    Siempre he pensado que, puesto que los números están tallados en las bolas, realmente sí existe un argumento para pensar que el número que mas posibilidades tiene de salir sea el 111111, puesto que es el menos tallado, y por tanto el que más pesa. De esta manera sería el 888888 el menos probable.

  17. 1 diciembre, 2010 en 1:02

    Ya lo han dicho Rhay y Javi:

    Tengo una finca de 2000m2 y mi vecino otra de 500m2. Cuando graniza, sorprendentemente y contradiciendo la estadística, siempre recojo más granizo en la mía. ¿Si me pongo en la de mi vecino, me golpeará menos granizo?

    Por otro lado, acabo de tirar una moneda al aire cinco veces y me han salido cuatro caras y una cruz, por lo tanto, la estadística es una mentira. ¿Tengo un 75% de probabilidades de ganar si apuesto por una cara en el próximo lanzamiento?

    Están locos estos romanos…

  18. KC
    1 diciembre, 2010 en 1:05

    Oye, qué suerte tienen los políticos en el tema de loterías, ¿no? 😀

    Saludos.

  19. Uno
    1 diciembre, 2010 en 1:40

    Un matemático me contó la siguiente historia, hablando del tema:
    Todavía no se ha repetido ninguna combinación ganadora en el sorteo de La Primitiva. De hecho se puede calcular que es bastante improbable que se repita ninguna hasta dentro de varios años, así que si apuestas a combinaciones que todavía no han salido, tienes mayor posibilidad de ganar. Eso si, en cuanto salga una combinación ganadora repetida, esta regla se termina, así que hay que aprovechar estos años que quedan para “echar a la Primitiva”.

  20. 1 diciembre, 2010 en 2:01

    Pues creo que tu amigo no es muy matemático precisamente, Uno. La probabilidad de que salga una combinación repetida es exactamente la misma que cualquier otra en concreto. Lo que es más probable es que salga una no repetida a una ya aparecida, dado que hay muchísimas más de las primeras que de las segundas, pero si eliges una determinada, es indiferente que haya salido o no.

  21. 1 diciembre, 2010 en 11:00

    El problema del cálculo de probabilidades (que es de lo que estamos hablando) es que si no se sientan muy bien las bases, los resultados falsos pueden parecer muy intuitivos (o los verdaderos contrarios a la intuición)

    Por ejemplo, en cuanto al lanzamiento de la moneda del que habla J.M. Hernández (con sabia ironía), hay un resultado que parece sorprendente: aunque la probabilidad de caras y cruces sea del 50%, lo normal es que en una serie finita de lanzamientos (digamos 10, 100 o 1000) salga bastante más veces un resultado que otro. La esperanza matemática o valor esperado de cada lanzamiento nos dice que la mitad de los lanzamientos saldrán cara y la otra mitad cruz, pero claro, para que esto se cumpla el número de lanzamientos ha de ser infinito, algo bastante difícil de llevar a la práctica (parece que hay uno que lo está intentando, pero aún no ha terminado :D) Por eso el hecho de que aparezcan 7 caras seguidas no es raro ni resta ni un ápice de veracidad al experimento, ni por supuesto varía la probabilidad de que salga una octava cara en el siguiente lanzamiento.

    En definitiva: que el cálculo de probabilidades es un tema muy interesante y que merece la pena aprender, de hecho yo nunca he entendido porqué en el bachillerato de ciencias no se estudia, cuando éste y la estadística son herramientas imprescindibles para comprender y aplicar el método científico.

    Y en respuesta a Nacho (#16): no te lo puedo asegurar con números, pero teniendo en cuenta la mecánica del sorteo y la cantidad de bolas que hay, yo afirmaría que la influencia de la diferencia de pesos entre bolas más despreciable aún que la probabilidad de que te toque el gordo.

    Offtopic: J.M., te escuché en directo en La Ventana, estuviste muy bien ¡felicidades!

  22. 1 diciembre, 2010 en 11:06

    Y la estadística se convierte en algo aún más divertido cuando ocurren cosas como las de esta noticia 😀

  23. 1 diciembre, 2010 en 17:31

    Manuel, hablando de estadísiticas divertidas, he redactado una respuesta para este hilo, pero con mi nula habilidad para el HTML dudo subirla adecuadamente. Se las he enviado al gmail de la CyD para que alguien del staff le de forma y la suba, si lo consideran pertinente.

    Saludos coridales,

    C.M.

  24. Mymo
    1 diciembre, 2010 en 21:09

    A mi tía le pasó lo de que les tocase a los demás y quedarse con cara de tonta. Trabajaba en Fenosa y comía con los compañeros siempre en el mismo bar de Porriño, pero ella no era de jugar a la lotería. Como dicen en tvtropes, hilarity did not ensue.

  25. 2 diciembre, 2010 en 2:41

    Javi Oribe :

    Offtopic: J.M., te escuché en directo en La Ventana, estuviste muy bien ¡felicidades!

    Con oyentes así da gusto 😉

  26. 2 diciembre, 2010 en 17:14

    Javi Oribe :
    El problema del cálculo de probabilidades (que es de lo que estamos hablando) es que si no se sientan muy bien las bases, los resultados falsos pueden parecer muy intuitivos (o los verdaderos contrarios a la intuición)
    Por ejemplo, en cuanto al lanzamiento de la moneda del que habla J.M. Hernández (con sabia ironía), hay un resultado que parece sorprendente: aunque la probabilidad de caras y cruces sea del 50%, lo normal es que en una serie finita de lanzamientos (digamos 10, 100 o 1000) salga bastante más veces un resultado que otro. La esperanza matemática o valor esperado de cada lanzamiento nos dice que la mitad de los lanzamientos saldrán cara y la otra mitad cruz, pero claro, para que esto se cumpla el número de lanzamientos ha de ser infinito, algo bastante difícil de llevar a la práctica (parece que hay uno que lo está intentando, pero aún no ha terminado ) Por eso el hecho de que aparezcan 7 caras seguidas no es raro ni resta ni un ápice de veracidad al experimento, ni por supuesto varía la probabilidad de que salga una octava cara en el siguiente lanzamiento.
    En definitiva: que el cálculo de probabilidades es un tema muy interesante y que merece la pena aprender, de hecho yo nunca he entendido porqué en el bachillerato de ciencias no se estudia, cuando éste y la estadística son herramientas imprescindibles para comprender y aplicar el método científico.
    Y en respuesta a Nacho (#16): no te lo puedo asegurar con números, pero teniendo en cuenta la mecánica del sorteo y la cantidad de bolas que hay, yo afirmaría que la influencia de la diferencia de pesos entre bolas más despreciable aún que la probabilidad de que te toque el gordo.
    Offtopic: J.M., te escuché en directo en La Ventana, estuviste muy bien ¡felicidades!

    En mi Bachillerato de Ciencias Sociales sí que se estudiaron algunos conceptos aplicables a la estadística, como el cálculo de probabilidades o la campana de Gauss (Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales).

    Un saludo.

  27. Uno
    2 diciembre, 2010 en 17:45

    Yo creo que se debería enseNar más estadística en el colegio. Parece que todas las matemáticas en el colegio y secundaria están enfocadas al Cálculo pero la Estadística es seguramente la parte de las mates que más se usa en la vida diaria. El que luego vaya para ingeniero, científico etc, claro que tiene que derivar e integrar, pero al resto les sería mucho más útil comprender bien la Estadística: el juego, la probabilidad, pronósticos, medias…

  28. Boca Rana
    7 diciembre, 2010 en 20:42

    El sorteo de lotería nacional de navidad es el que más reparte, la probabilidad de que te toque algo es del 55 % (y para hallarla no hacen falta muchas cuentas, el 55 % de lo recaudado se destina a premios :P).

    Lo de algunas regiones y lo de las zonas de catástrofes es estadísticamente cierto y no es ninguna magufada, es tan sencillo como que en esas regiones es donde más se vende, en unas por que siempre venden más y en otras por que, aprovechando que “cae más donde ha habido una catástrofe” va más gente de la habitual a comprar(lo de las profecías autocumplidas no es tan raro).

  29. Manu
    20 diciembre, 2010 en 10:40

    La probabilidad de que te toque el Niño es mayor, pero la Lotería de Navidad reparte más dinero

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: