Inicio > Actualidad, Biología de la conservación, Ciencia > El Tribunal Supremo de los EEUU juzgará el cambio climático

El Tribunal Supremo de los EEUU juzgará el cambio climático

9 diciembre, 2010

Es otro de esos casos paradójicos que se dan en Estados Unidos. Mientras que una parte muy importante de la clase política hace todo lo posible por paralizar cualquier medida que signifique disminuir el ritmo de producción de CO2, mientras las grandes empresas intentan que la legislación medioambiental sea lo más permisiva posible con los vertidos contaminantes y mientras una parte importante de la población no acepta que exista un calentamiento del planeta, la corte nacional más importante de los EEUU puede obligar a legislar contra las grandes corporaciones para que disminuyan su ritmo de producción de CO2. Supongo que es una de las grandezas de la separación de poderes.

El caso es que en septiembre del año 2009 ochos estados, entre ellos Connecticut, y varios particulares interpusieron una demanda contra cinco grandes eléctricas para que respetaran acuerdos internacionales que solicitaban una disminución de la emisión de gases de efecto invernadero. El pleito lleva por nombre “Connecticut versus American Electric Power”. Este caso ha estado dando vueltas por diferentes tribunales hasta que finalmente el Tribunal Supremo ha decidido estudiar el caso.

El hecho de que la máxima corte estadounidense haya aceptado el caso no significa ni mucho menos que éste vaya a prosperar, pero indica al menos que poco a poco el cambio climático está empezando a ser tomado en serio por la clase dirigente de EEUU. Una de las claves, y por lo que habrá que esperar con atención el fallo del alto Tribunal, es que éste tiene competencias para obligar a las empresas a respetar acuerdos medioambientales y puede incluso obligar al estado federal y a cada uno de los estados a que redacten una regulación que afecte a la emisión de gases de efecto invernadero.

Hay otros casos pendientes en los tribunales relacionados con el cambio climático. Por ejemplo un poblado Inuit de la ciudad de Kivalina, en Alaska, ha demandado a una serie de compañías petroleras por temas relacionados con el calentamiento global. Es posible que todo quede en nada, pero al menos parece que hay una parte de la población que no asiste impasible a contemplar cómo su país sigue siendo el más contaminante del planeta, sin que por ello varíe su agenda de política medioambiental. Y eso parece que empieza a calar poco a poco.

  • Fuente: Nature News

.

Entradas relacionadas:


  1. 9 diciembre, 2010 en 16:01

    Buenas:

    De momento es una buena noticia, veremos la sentencia.

    Chicos se os ha colado un fallito:

    hasta que finalmente el Tribunal Supremo ha decido estudiar el caso.

    Decidido, que teníais hambre y el pobre di no tenía la culpa 😉

  2. Ontureño
    10 diciembre, 2010 en 12:30

    Buenas, perdonadme que sea tan picajoso, pero me revienta cuando en un contexto de contaminación atmosférica se ilustra el texto con una imagen de una central nuclear. Como seguro que sabéis, las centrales nucleares tiene torres de refrigeración que utilizan agua (normalmente de un río cercano) para refrigerar los circuitos secundarios de la central. Por lo tanto, lo que se ve ahí es vapor de agua, un vapor totalmente inocuo ya que si bien es un poderoso agente de efecto invernadero, la contribución de una central al balance de humedad de la atmósfera es absolutamente despreciable. Vale que se pone la imagen porque es bastante vistosa y tal, pero es un engaño pernicioso muy habitual en los medios no especializados.

    Sin embargo, que caigáis en esa trampa en este blog no me da buen rollo…

  3. 10 diciembre, 2010 en 12:34

    Ontueño, ¿y si te dijera que esa foto es de una central térmica? 😉

  4. Ontureño
    10 diciembre, 2010 en 12:36

    ¡¡¡Te diría que eres un maldito embustero!!! xD

    ¿En serio? Jo, pues será, pero yo veo ahí torres de refrigeración y humo que tiene toooodas las papeletas de ser vapor de agua… nu zeeeee

  5. 10 diciembre, 2010 en 12:40

    Pues date una vuelta por Galicia amigo: http://blogjhonatanmafla.wordpress.com/2008/05/09/

    En Asturias también verás esas bonitas torres de refrigeración en otras centrales térmicas. Y también hay chimeneas por donde sale el humo de la combustión del carbón. Otra fotito: http://www.greenpeace.org/espana/photosvideos/photos/voluntarios-de-greenpeace-fren/

    PD: Y ahora eso de maldito embustero te lo tomas con un poco de salsa barbacoa, por favor. 😀

  6. Ontureño
    10 diciembre, 2010 en 12:42

    Me parece que no has notado el tono irónico de «maldito embustero» 😉

    Un saludo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: