Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Separando el trigo científico de la paja pseudocientífica

Separando el trigo científico de la paja pseudocientífica

13 diciembre, 2010


Mi teoría científica favorita es aquella que dice que los anillos de Saturno están formados por completo de equipaje perdido por las líneas aéreas.
Mark Rusell

El catedrático de Medicina Alternativa de la Universidad de Exeter, E. Ernst, nos ofrece en este artículo una pequeña guía que permita detectar afirmaciones pseudocientíficas en medicina. El artículo me pareció tan interesante que decidí traducirlo y traerlo a este medio para vuestro conocimiento.

Autor: E. Ernst

En medicina se puede leer con frecuencia afirmaciones que chocan frontalmente con la ciencia, especialmente en el área de la medicina alternativa. Por ejemplo:

– Cuanto mayor sea la dilución del remedio más poderoso serán sus efectos (homeopatía)

– Toda enfermedad esta causada por una “mala alineación” de la columna vertebral y debe de ser tratado por ajustes en la misma (quiropráctica).

– Anormalidades en el patrón de coloración del iris son informativos para obtener un diagnóstico de enfermedades internas (iridiología).

– Las enfermedades están provocadas por un desequilibrio de las dos fuerzas vitales, el ying y el yang (acupuntura).

-La función de los órganos internos puede verse influencia mediante la manipulación de zonas específicas localizadas en la planta del píe (reflexología).

Estas afirmaciones simulan un escaparate donde se expone ciencia, pero en realidad no son muy diferentes de los primitivos pensamientos de los hombres de las cavernas. En estos casos el principio de Popper de que las hipótesis deben de ser falsables pueden ser de utilidad. Es frecuente leer entre los defensores de lo absurdo que las herramientas que maneja la ciencia no son las adecuadas para analizar sus conclusiones. Pero eso es claramente falso, ya que todo lo que sentencia la medicina alternativa se puede analizar científicamente y todas las afirmaciones anteriormente citadas se pueden testar, en una u otra medida. De hecho no es raro, que todos aquellos que realizan enunciados absurdos argumenten que sus hipótesis todavía no han sido suficientemente comprobadas, por lo que es imposible afirmar que son incorrectas. Y es que cuanto más absurdo es un enunciado menor posibilidad hay de que alguien intente demostrarlo. Por ello no paran de afirmar que la “falta de evidencia no es una evidencia de su ausencia”. Pero algo se debe poder hacer en estos casos. Quizás un método sería añadir otros dos criterios a la falsacionismo de Popper: los que implican la plausibilidad de que sea cierto y las implicaciones de la pseudociencia.

La plausibilidad relaciona si las afirmaciones que se efectúan se hacen en base a lo que se sabe de la materia en ese momento. Si, por ejemplo, la homeopatía nos dice que menos es más o que nada es algo, no es difícil mostrar que eso no está avalado por lo que sabemos de las leyes de la naturaleza. Pero la homeopatía podría contrarrestar el argumento diciendo que hay una hipótesis de trabajo y ciertos datos experimentales que podrían ser explicados por una “memoria del agua”. Por ello la plausibilidad por sí misma no es siempre suficiente, ya que nuestro conocimiento cambia con el tiempo, lo que hoy parece imposible, mañana podría resultar posible. Por tanto se necesitan más herramientas para analizar afirmaciones absurdas.

El segundo criterio, es aquel por el que una afirmación lleva la firma de la pseudociencia. La pseudociencia tiene diversas características, y diferentes autores han citados varios criterios para reconocerlas (Skrabanek, 1986). En el campo de la medicina alternativa hay algunas características muy sencillas para reconocerla.

– Intolerancia: Muchas medicinas alternativas se cultivan con un celo evangélico y encuentran difícil de aceptar una crítica razonada o el debate. Cualquiera que haya intentado un debate racional con alguien que realiza afirmaciones irracionales habrá sufrido en sus carnes esa experiencia. Como la intolerancia puede presentarse en muchos lugares, el poder discriminador del mismo es bajo, por lo que hay que recurrir al siguiente criterio.

– Selectividad: Muchos seguidores de las medicinas alternativas tienden a ignorar los hechos que contradicen sus puntos de vista. En lugar de ello seleccionan una serie de datos, aunque hayan sido obtenidos de forma anómala, o bien sucesos anecdóticos. Los ensayos clínicos, por ejemplo, fueron diseñados para soslayar la subjetividad asociada a la simple observación. En el momento que esos ensayos no demuestran las afirmaciones que efectúa la medicina alternativa, sus seguidores muestran su preferencia por algunos casos aislados que les dan la razón. En ese sentido sus sistema de operar consiste en formular en primer lugar sus conclusiones y después identificar selectivamente aquellos casos que encajan en estas conclusiones, despreciando todas las demás, sin importarles el número que tengan que rechazar para ello.

– Paranoia: Muchos seguidores de medicinas alternativas creen en teorías conspirativas, por las que los poderes establecidos intentan eliminar sus puntos de vista. Por ejemplo en Internet abundan afirmaciones de que la industria farmacéutica está llevando a cabo una campaña contra curaciones alternativas del cáncer, como por ejemplo el cartílago de la aleta de tiburón. Cualquiera que solicite una evidencia a favor de los efectos curativos de ese cartílago sobre el cáncer es tachado inmediatamente de formar parte de la conspiración.

– Uso indebido: Algunas medicinas alternativas emplean de forma inadecuada la terminología científica como por ejemplo energía, teoría del caos, mecánica cuántica; o bien enredan al emplear estos términos fuera de contexto, desprovisto de su significado real (Ernst, 2004). Los estándares de calidad son sustituidos por sus propios estándares y si con éstos tampoco funcionan, entonces no es raro observar como se recurre directamente al fraude (Ernst, 2006).

– Aplicaciones prácticas: ¿Cómo podemos emplear los criterios de los que disponemos para reconocer cosas absurdas en la práctica? La historia de la ciencia muestra como se siguen gastando de millones de euros probando hipótesis que ya eran absurdas de partida (Mitka, 2008). Seguramente ese dinero se hubiese gastado mucho mejor si se hubiese usado para poner en marcha mecanismos que permitan reconocer afirmaciones absurdas.

Cuando se está ante una afirmación sospechosa lo mejor sería preguntarse si se puede demostrar de alguna forma y si se ha demostrado ya. Por ejemplo, ¿cuál es la evidencia de que una sustancia homeopática altamente diluida supone un beneficio para la salud?. Una búsqueda en PubMed nos dará muchos resultados que pueden ser complejos de analizar y contradictorios entre sí. Cuando este primer paso no genere una respuesta rápida hay que buscar la base de la afirmación y preguntarse si es plausible. ¿Es realmente razonable asumir que diluyendo un remedio éste se vuelve más potente, como afirma la homeopatía?. En el caso de que la respuesta todavía no sea definitiva entonces habrá que buscar el sello de la pseudociencia. Esto supondrá un intercambio de argumentos con defensores de aquello que pueda parecer absurdo. ¿Defienden racionalmente sus posiciones?, ¿ignoran las evidencias que no encajan en su argumentación?, ¿emplean correctamente la terminología científica?

Esta pequeña guía posiblemente no sea infalible, pero al menos incrementa las posibilidades de detectar los argumentos pseudocientíficos de aquellos que han optado por realizar ciencia.

Referencias:

– Ernst, E. (2010) Winnowing the chaff of chalatanism from the wheat of science. eCAM 7:425-426.
– Skrabakek, P. (1986) Demarcation of the absurd. Lancet 1:960-961.
– Ernst, E. (2004) Bioresonance, a study of pseudo-scientific language, Forsh Komplementärmed Klass Naturheilkd 11:171-173.
– Ernst, E. (2006) Spiritual healing: more than meets the eye. J. Pain Sympt Managem 32:392-395.
-Mitka, M. (2008) Chelation therapy trials halted. JAMA 300:2236.

.

Entradas relacionadas:


  1. 13 diciembre, 2010 de 7:23

    Je, muy clarificador. Ya está bien de charlatanería pseudocientífica, que los remedios alternativos demuestren su eficacia con datos!!
    La verdad nos hará libres.
    Saludos.

  2. 13 diciembre, 2010 de 7:33

    Es interesante, tengo una duda, el criterio de la plausibilidad me parece que fue planteado por Mario Bunge pero no se en qué libro o bajo qué nombre.

    Sucede que no he leído ningún libro suyo, conozco sus opiniones a partir de wikipedia y varias entrevistas y artículos; y tuve la oportunidad de realizarle una breve entrevista en un seminario de epistemología donde mencionó este criterio diciendo “Yo pongo un criterio adicional {al criterio popperiano de refutabilidad}, o sea, que la teoría sea compatible con el conocimiento comúnmente aceptado.

    http://www.proyectosandia.com.ar/2010/11/mario-bunge-cuestionando-la-teoria-de.html

    No se me ocurrió ahondar en ese tema porque la entrevista venía hablando de la teoría de cuerdas y no de epistemología en general, y no he encontrado nada sobre el tema..

  3. B.G.
    13 diciembre, 2010 de 12:41

    Gracias, gracias y mil veces gracias. Qué ganas tenía de leer algo como esto fuera de Microsiervos, ARP y similares. Esta página ha ido directamete a los “Favoritos” o “Marcadores” del navegador.

    En una época en la que el pensamiento crítico brilla por su ausencia, estamos huérfanos de gente como Carl Sagan, Isaac Asimov, Martin Gardner, Stephen Jay Gould y otros muchos. Nos quedan aún grandes divulgadores de la Ciencia (y enemigos de las pseudociencias) y nos quedan blogs como éste.

    Desconocía estos blogs hasta anoche. Por desgracia, el primero que leí fue el de un tal Pseudópodo que se las da de científico -aunque lo sea profesionalmente- pero, amén de magufadas, es de los que hace cinco siglos quemarían a todo aquel que buscando honradamente la verdad hubiera siquiera arañado el pedestal en el que él y otros intolerantes como él han colocado a sus dioses de pacotilla (uy, se me olvidaba que esa gente no tolera el plural en la palabra «dios»).

    Respecto al tema en cuestión, como químico, he mantenido agrios debates en cursos de profesado universitario con gente de Farmacia al respecto de la homeopatía. Cuando les desmontas todo su entramado pseudocientífico y ante público les haces ver -no sin esfuerzo- que los principios en los que se basa la homeopatía no se sostienen y se los vas tumbando uno a uno, siempre, siempre, siempre, intentan cerrar el debate con el portazo de la vía sentimental: «Pues a mi madre -o a mi hermano- que murió le funcionaba la homeopatía y no vas a decirme que mi madre -o mi hermano- era estúpido». Llegados a este punto suelen llevarse una sorpresa.

    Sinceramente, es deplorable que Gobiernos europeos consientan las mal llamadas medicinas primero «naturales», después «alternativas» y ahora «complementarias». Ni como la OMS las tolera, especialmente la homeopatía. Puedo hacerme una idea de las causas de esta situación, pero creo que sería tema para otro artículo.

    Saludos de alguien que vivió el número de Junio de 1988 de ‘Nature’.

  4. Víctor
    13 diciembre, 2010 de 12:49

    Excelente artículo Manuel. Gracias por la traducción y las referencias.
    Ezequiel del Bianco: creo que el criterio de plausibilidad de Bunge está en “Emergencia y convergencia”, un libro suyo del 2003. Puede que esté también en algún otro porque Bunge tiene escrito un montón de papers y libros.
    Un saludo.

  5. 13 diciembre, 2010 de 12:53

    B.G., gracias por el comentario. Para los que no conozcan el número de Junio de 1988 de ‘Nature’ os dejo este enlace: http://en.wikipedia.org/wiki/Water_memory

  6. Víctor
    13 diciembre, 2010 de 13:14

    Lo mejor fue la visita que hicieron después al laboratorio de Benvenisse, con James Randi haciendo trucos de magia y mirando donde escondía el sobre con los números identificadores de las muestras. Creo que está en algún documental sobre el tema.

  7. 13 diciembre, 2010 de 13:20
  8. B.G.
    13 diciembre, 2010 de 13:41

    Sí, ahí fue por donde contraatacó Benveniste, en que Randi era un mago, obviando interesadamente que Randi sometía a prueba el experimento representando al CSICOP.

    Al final el tiempo puso a cada uno en su sitio: Benveniste jamás ha podido reproducir su experimento bajo control de terceros (pero creo que Boiron, la compañia de productos homeopáticos que financiaba el disparatado experimento, le ofreció algún cargo directivo).

    Pájaros como Benveniste ha habido en toda la historia de la Ciencia y tarde o temprano acaban siendo desenmasacarados. Pero poco después del asunto de la “memoria del agua”, en 1989, vino el lamentable tema del la fusión fría. Esto fue más sangrante: Gente más interesada en patentes que en resultados experimentales. En mi opinión, es otra forma de pseudociencia.

  9. 13 diciembre, 2010 de 15:13

    En general de acuerdo, pero el criterio de plausibilidad sólo lleva a que se repita la misma investigación una y mil veces.
    Aunque reconozco mi admiración por Feyerabend, incluso el muy calmado Popper señalaba que lo ideal era ser lo más arriesgado posible en las hipótesis, lo que implica que sean menos plausibles. Esto no quita, y en este sentido puedo estar de acuerdo en el criterio, que la hipótesis se sustente en una teoría lógicamente estructurada.

  10. Uri
    13 diciembre, 2010 de 19:47

    “Por ejemplo en Internet abundan afirmaciones de que la industria farmacéutica está llevando a cabo una campaña contra curaciones alternativas del cáncer, como por ejemplo el cartílago de la aleta de tiburón.”
    Pobres tiburones,por si no tenian suficiente con los japoneses y su sopa de aleta de tiburon (que tiene un sabor casi igual a la sopa de pollo) y las peliculas de tiburon que los pintan como bestias sedientas de sangre,ahora llegan los magufos a decir que el cartilago de tiburona cura el cancer.
    A este ritmo,en breve,no quedara un solo tiburon en el mar,con el consiguiente desastre ecologico ya que los tiburones estan arriba de la piramide desde hace millones de años.Los cazan a centenares solo por sus aletas,cortando sus aletas y echando el resto al mar (ya que los cazan podrian utilizar su carne,grasa y piel) o incluso peor los cazan solo por cazarlos en pos de una supuesta seguridad de los bañistas ya solo faltava eso,que los convirtieran en remedio magico.
    Yo tengo una teoria mejor;Las gonadas de magufo pulverizadas curan el cancer,el sida,la hepatitis y la malaria.

  11. 13 diciembre, 2010 de 20:26

    Van varias veces que los cito e inclusivo uso sus artículos como origen para algunos artículos en mis blogs medtropoli.net y la borla del ombligo (este último recopila toda mi actividad en la red), pero quiero pedir su autorizacion para utilizar ad integrum este artículo, obviamente que con todos los honores y créditos incluídos. Subrayar que como lo menciono, de publicare en Medtropoli.net, que es el lugar donde quiero darle seguimiento, el otro blog también lo replicaría)

  12. roberto
    13 diciembre, 2010 de 23:44

    Jejeje
    Cuando veo el nivelazo de los escépticos científicos, confío mas en los pseudocientificos.
    En la facultad del pub no se aprende muchas cosas prácticas.

    Intolerancia? Lo decís por vosotros supongo, lo mas intolerantes.
    Selectividad? De lo que no se sabe mejor no opinar.
    Paranoia? He estado en congresos de medicina, te contaría cosas interesantes sobre estas mafias.

    No sigo porque es perder el tiempo…
    Y seguro que aquí no hay ni un médico !!!

    Id a la ciencia del bar a fantasear con vuestro pseudoescepticismo !!

  13. 14 diciembre, 2010 de 9:08

    Roberto parece que a tí el contenido del artículo (si lo has leído) no te ha dicho nada. Critica ad hominem y punto. Puede que no te convenza que varios de los administradores somos doctores en ciencias de la rama biosanitaria, puede que tampoco te convenza que algunos de nuestros lectores son médicos que se dedican a la divulgación sanitaria, vale. Pero espero que tu formación y tu curriculum estén al nivel del autor de este artículo Edzard Ernst: http://en.wikipedia.org/wiki/Edzard_Ernst, uno de los mayores experto en medicina complementaria, y creador de la primera cátedra en Europa de esa especialidad.

    Y ahora puedes comentar el contenido del artículo o bien seguirte agarrando a una de las estrategia de un buen pseudocientífico: no hacer la menor mención al contenido de la crítica e irse por los cerros de Úbeda. Tú decides.

  14. Carl Cox
    14 diciembre, 2010 de 10:29

    roberto :

    En la facultad del pub no se aprende muchas cosas prácticas.

    Menos mal que no nos sacamos la carrera en el pub. Tampoco en ninguna exo-universidad, por cierto…

  15. Uri
    14 diciembre, 2010 de 10:58

    “Paranoia? He estado en congresos de medicina, te contaría cosas interesantes sobre estas mafias.”
    Hombre no dudo de que las grandes corporaciones farmaceuticas (como todas las grandes copropraciones)no sean del todo trigo limpio.Pero querer generalizar esto a todo el ambito de la medicina pues si que suena un poca a paranoia.

  16. 14 diciembre, 2010 de 11:24

    Pues a mí me gustaría saber en cuantos congresos médicos han estado la mayoría de los que imparten medicinas alternativas. Es más me gustaría saber cuántos se han sentado alguna vez en una aula de una facultad de medicina.

  17. Víctor
    14 diciembre, 2010 de 12:10

    Hola, os dejo un enlace con una enumeración de Bunge sobre las características de las pseudociencias.
    http://bibliotecaesceptica.wordpress.com/2009/05/06/%C2%BFque-son-las-pseudociencias-mario-bunge/#more-1743
    ¿En cuantas ha caído roberto?

  18. Francesc
    14 diciembre, 2010 de 12:47

    El título de doctor no es una vacuna contra la irracionalidad ni contra la codicia, haberlos haylos, aunque no muchos espero.

  19. roberto
    14 diciembre, 2010 de 14:14

    Uri :
    “Paranoia? He estado en congresos de medicina, te contaría cosas interesantes sobre estas mafias.”
    Hombre no dudo de que las grandes corporaciones farmaceuticas (como todas las grandes copropraciones)no sean del todo trigo limpio.Pero querer generalizar esto a todo el ambito de la medicina pues si que suena un poca a paranoia.

    Es igual que generalizar en las medicinas alternativas. No todo es trigo limpio como dices, Pero generalizar suena tambien a paranoia, no crees?

  20. roberto
    14 diciembre, 2010 de 14:21

    Manuel :
    Pues a mí me gustaría saber en cuantos congresos médicos han estado la mayoría de los que imparten medicinas alternativas. Es más me gustaría saber cuántos se han sentado alguna vez en una aula de una facultad de medicina.

    Cuando os quedais sin argumentos vais a los ataques personales, ya, ya
    Como un médico que me dijo que si eras diabético daba igual lo que comieses.
    Y como este ejemplo tengo unos cuantos guardados.
    La gente con carrera y bata blanca se vuelve un poco egocentricos, no pasa nada, el hombre es asinnn.

  21. roberto
    14 diciembre, 2010 de 14:28

    Manuel :
    Roberto parece que a tí el contenido del artículo (si lo has leído) no te ha dicho nada. Critica ad hominem y punto. Puede que no te convenza que varios de los administradores somos doctores en ciencias de la rama biosanitaria, puede que tampoco te convenza que algunos de nuestros lectores son médicos que se dedican a la divulgación sanitaria, vale. Pero espero que tu formación y tu curriculum estén al nivel del autor de este artículo Edzard Ernst: http://en.wikipedia.org/wiki/Edzard_Ernst, uno de los mayores experto en medicina complementaria, y creador de la primera cátedra en Europa de esa especialidad.
    Y ahora puedes comentar el contenido del artículo o bien seguirte agarrando a una de las estrategia de un buen pseudocientífico: no hacer la menor mención al contenido de la crítica e irse por los cerros de Úbeda. Tú decides.

    Creo que dais palos de ciegos por vuestro desconocimiento de otras formas de sanar.
    Entiendo que seáis críticos con algunas “medicinas” complementarias pero creo que deberíais tener una mente mas abierta. Decir que toda la medicina moderna es ineficaz es lo mismo que decir que todas las medicinas naturales son ineficaces. Yo creo que tenéis miedo a peder cuota de mercado y que la gente os planta cara y muchas veces el enfermo sabe mas que el medico porque investiga sobre su enfermedad y la vive en primera persona. Mira, no voy a citar ejemplo porque internet y los libros están llenos de ejemplos. Mi curriculum no es como el de E. Ernst, Y ???
    Siempre acabais en el ataque personal como último recurso ?
    Eso es muy típico en las salas de consulta, estoy cansado de verlo.

  22. roberto
    14 diciembre, 2010 de 14:34

    todo lo que sentencia la medicina alternativa se puede analizar científicamente ?

    Este enunciado es falso…

    La ciencia tiene sus límites y eso es algo que hay que asumir.

  23. 14 diciembre, 2010 de 14:45

    Roberto te vas retratando. Dices La gente con carrera y bata blanca se vuelve un poco egocentricos, no pasa nada, el hombre es asinnn.

    Hemos pasado del pub a la bata blanca, curioso. Pero mira ¿quieres que analicemos centros de medicina alternativa de Madrid a ver cuantos licenciados en medicina hay?

  24. 14 diciembre, 2010 de 14:47

    Yo creo que tenéis miedo a peder cuota de mercado

    Esto mismo lo escribo en el artículo. Calcadito. Mira, o presentas pruebas científica de la medicina alternativa que más te guste o que has equivocado de foro.

  25. 14 diciembre, 2010 de 14:52

    Vale Roberto entonces no sé por qué te enfadas cuando decimos que la medicina alternativa es pseudocientífica. Las cuestiones de fe se dilucidan en otros foros.

    Insisto, si quieres demostrarnos las pruebas que hay de lo que defiendes sigue por aquí, si sólo vas a esgrimir frases sobre nuestro desconocimiento sin justificarlas mejor que lo dejes o lo dejaremos por tí. Tú mismo.

  26. roberto
    14 diciembre, 2010 de 15:03

    Manuel :
    Vale Roberto entonces no sé por qué te enfadas cuando decimos que la medicina alternativa es pseudocientífica. Las cuestiones de fe se dilucidan en otros foros.
    Insisto, si quieres demostrarnos las pruebas que hay de lo que defiendes sigue por aquí, si sólo vas a esgrimir frases sobre nuestro desconocimiento sin justificarlas mejor que lo dejes o lo dejaremos por tí. Tú mismo.

    Bravo, ya lo dejo yo !!
    Es perder en tiempo…
    Paso de tus amenazas. Te has retratado. En Barcelona no somos así de chulos y hay muchos colegiados que practican otras medicinas.
    La fe y nos hechos no son lo mismo.

    Pero mira ¿quieres que analicemos centros de medicina alternativa de Madrid a ver cuantos licenciados en medicina hay? ad hominen

    Salud

  27. 14 diciembre, 2010 de 15:08

    En Barcelona no somos así de chulos

    Muy bien, un xenófobo haciendo gala de paletismo.

    Y por si no te has enterado, no médicos ejerciendo la medicina alternativa, los hay a montones y eso no es ataque ad hominem, eso se llama intrusismo profesional.

    Bravo, ya lo dejo yo !!

    Pues mejor. Y gracias por demostrarnos la razón que tiene el señor Ernst en su artículo.
    Y por demostrar también que cuanto se piden evidencias se recoge el rabo (con perdón) entre las piernas y a salir corriendo.

  28. MR
    14 diciembre, 2010 de 15:17

    Os dejo un post de un blog de esos que se dedican a soltar chorradas para luego ir dando charlas a precio de oro.
    http://trinityatierra.wordpress.com/2010/11/29/desinformacion-y-debunkers-lo-que-necesitas-saber-y-nunca-te-atreviste-a-preguntar/
    Vaya, que cualquiera que los ponga en duda está pagado por la CIA.

    He visto varios vídeos de charlas de esta gentuza y empiezan las conferencias diciendo que no deben leer ni escuchar nada de nadie más, porque el resto sólo les quiere desinformar.
    Funcionan como una secta.

  29. 14 diciembre, 2010 de 15:45

    Tanto hablar para al final no decir nada mas que caca, pedo, culo, pis. A eso se reduce la intervencion de este “alternativo”. Pruebas que solo el tiene y que no enseña, conspiraciones, “mentes cerradas”, en fin, lo mismo de siempre.

  30. Alive
    14 diciembre, 2010 de 15:48

    Ya me parecía a mí que tardaba en aparecer un magufo…

    Saludoss.

  31. MR
    14 diciembre, 2010 de 15:53

    Javi y Alive están pagados por la CIA, yo también.

    Ese tal Roberto quizá es sincero, al igual que muchos magufos y seguidores.
    Algunos se lo creen aunque no tengan nada a lo que agarrarse. Para ellos los argumentos suenan a ataque e insulto.
    Me da pena esta gente. Lo digo en serio, son presos de sus propias ideas y deben sufrir mucho creyendo que el resto del mundo ha montado una conspiración contra ellos.

  32. Carl Cox
    14 diciembre, 2010 de 16:15

    roberto :

    Manuel :
    Paso de tus amenazas. Te has retratado. En Barcelona no somos así de chulos y hay muchos colegiados que practican otras medicinas.
    La fe y nos hechos no son lo mismo.
    Salud

    ¿Amenazas? ¿Dónde? Reo y releo todos los comentarios y no las veo por ningún sitio.
    Lo de Barcelona no sé a qué viene. ¿Eres consciente de que aquí escribe (y comenta) gente de muchos sitios?
    ¿Otras medicinas? ¿Qué es eso de otras medicinas? No lo entiendo. Eso sí, si me respondes di algo con un mínimo contenido, no una sarta de pataleos verbales como has hecho hasta ahora. Más allá de patalear no he visto ningún contenido en tus comentarios.
    “La fe y los hechos no son lo mismo” No, no lo son, pero no sé a qué viene ese comentario.

    Ale, adeu.

  33. 14 diciembre, 2010 de 16:40

    Javi y Alive están pagados por la CIA, yo también.

    Hazme un favor y pasate por administracion, que el cheque no me llega 😦

  34. Alive
    14 diciembre, 2010 de 17:06

    Claro que estoy pagado por la CIA, Javi sólo es mi acólito (espero que no hagan copy paste de esto en alguna discusión conmigo y lo utilicen como argumento :)).

    Saludoss.

  35. pepe
    14 diciembre, 2010 de 17:35

    Roberto: “todo lo que sentencia la medicina alternativa se puede analizar científicamente? Este enunciado es falso…”

    Se podría empezar por analizar su eficacia, y si afirmas lo contrario es que afirmas que no se puede conocer si es eficaz y por tanto no se debería usar por razones éticas y legales. El mismo rasero para todos.

    Alguien propuso que las gónadas de magufos trituradas eran buenisimas para el cancer, el SIDA… oye, pues lo podemos comprobar! Hacemos el ensayo clínico y medimos la carga viral a ver si baja, el recuento de linfocitos a ver si sube, ¿pero por que no lo vamos a hacer? Es obvio, porque es una chorrada y no se basa en nada… como lo de la memoria del agua, la cristaloterapia, orinoterapia, florecitas, etc. Por cierto ¿a que parafilia se asemeja más la orinoterapia?

  36. Avicena
    14 diciembre, 2010 de 21:07

    No hay nada mas gracioso que un racionalista hablando de salud. Eso si que es una enfermedad.Si conocieras el mundo médico sabrías que lo que llaman ciencia no es mas que magia y de que nadie sabe realmente mucho sobre salud. Salud

  37. 14 diciembre, 2010 de 21:15

    Avicena se sabe mucho, y se desconoce otro mucho. Unos emplean lo que se saben para generar mecanismos de curación. Otros se sacan de la manga algo que aseguran que cura y luego se inventan los mecanismos que lo explican. Creo que hay mucha más magia (y caradura) en la segunda postura.

  38. Uri
    14 diciembre, 2010 de 22:35

    Claro,yo podria afirmar que los baños de luz de la Luna llena tienen efectos curativos.Luego alguien se lo creeria lo probaria y por el efecto placebo mejoraria.Y una vez llegados a este punto el trabajo seria para el medico en explicar que tal premisa es falsa.
    Le dirian “Pues yo tenia migraña y desde que tomo baños de luz de Luna ya no los tengo” y cosas parecidas.
    Sucede que tal cosa no sucedera nunca en este caso porque la luz de Luna es gratis y por tanto no se puede sacar dinero de ello y por tanto nadie se va a empeñar en montar tal teoria si no puede sacar un beneficio como si hacen con el agua en el caso de la homeopatia o con los amuletos en el vudú y la santeria.

  39. pepe
    14 diciembre, 2010 de 22:37

    Avicena :
    Si conocieras el mundo médico sabrías que lo que llaman ciencia no es mas que magia y de que nadie sabe realmente mucho sobre salud. Salud

    Lo conozco lo suficiente y afortunadamente no es en absoluto como dices, así que igual deberías darle una oportunidad a la ciencia y a la razón en vez de pensar que nadie sabe nada, ya que a lo mejor eres tu quien no sabe nada y crees que los demás tampoco. Ya sabes que cree el ladrón que todos son de su condición. Te dejo un enlace para que veas lo que nos perderíamos si nos abandonásemos al chamanismo y las magufadas:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Trasplante_de_coraz%C3%B3n

    ¿Sabes la cantidad de conocimiento que se requiere para hacer algo así con éxito? No me extraña que creas que es magia… pero sabes bien que no lo es: esto se aprende, se practica y se hace hoy en día sin que nos suene a ciencia ficción. Lo de los cristalitos y la homeopatía si que son “magias”, con la pega de que no funcionan.

  40. Alive
    15 diciembre, 2010 de 15:54

    Veamos… por magia se entiende, según la wikipedia: “arte con el que, mediante conocimientos y prácticas se pretende producir resultados contrarios a las leyes naturales conocidas valiéndose de ciertos actos o palabras, o bien con la intervención de seres fantásticos.” Y las leyes naturales son: “El conjunto de actuales leyes científicas basadas en observaciones empíricas, las cuales describen el comportamiento del universo y lo que hay en él.”
    Así que en tu frase ya te has contradecido, Avicena. Y, si se supiera muy poco de salud, ¿cómo hacen, por ejemplo, un trasplante de corazón? ¿A voleo? ¿Entonces no habría muchos muertos y poco vivos después del transplante? Y si te sigue sin gustar la ciencia… no utilices internet, ni tu ordenador, ni asistas al médico ni a hospitales.
    Ojo, igual lo único que pasa es que tienes un concepto distinto al de la ciencia que el que se tiene oficialmente, y piensa que es una cosa cuando en realidad es otra cosa 🙂

    Saludoss.

  41. B.G.
    17 diciembre, 2010 de 3:16

    Recordadme que un día dedique algún femtosegundo a pensar por qué la irracionalidad de las pseudociencias y la falta de pensamiento crítico y de escepticismo están tan extendidas.

    ¿Miedo a la muerte? ¿Ley del mínimo esfuerzo? ¿Configuración cerebral? ¿Razones antropológicas/etológicas?

    Es lamentable a a estas alturas de la civilización humana, pero la batalla contra la ignorancia está perdida de antemano. Con el agravante de los acólitos de la irracionalidad cada vez gritando más.

    Cuando os pregunten si sabéis cuál es el oficio más antiguo del mundo, no deis la respuesta típica. Responded que el oficio más antiguo es el de cuentacuentos.

    Y contar cuentos es de lo que viven los magufos.

  42. pepe
    26 diciembre, 2010 de 21:50

    Respecto a eso que dices B.G. “Con el agravante de los acólitos de la irracionalidad cada vez gritando más.”

    Yo también considero que es así, pero me pregunto de verás si no será que me he sensibilizado con el tema o si de verdad existe ese interés creciente por la pseudociencia y un aumento de webs, libros, “cátedras”, etc. ¿llega la nueva Edad Media?

    Como no tengo ni medios ni tiempo para hacer una comprobación en profundidad, se me ha ocurrido recurrir a gugle ngrams para ver si existen indicios por ahí. Esta aplicación de gugle busca en libros la frecuencia de aparición de un término/s dado, lo malo es que busca literalmente las veces que aparece “homeopatía” y “homeopatia”. Así que hay que poner todas las posibilidades. Allá van:

    Homeopatía:
    http://ngrams.googlelabs.com/graph?content=homeopat%C3%ADa,homeopatia,Homeopat%C3%ADa,Homeopatia&year_start=1800&year_end=2100&corpus=10&smoothing=3

    Según ngrams el término tuvo su apogeo en la época de Hanheman y después un declive que se extiende hasta mediados de la década de los 90, y de ahí un repunte. Con la homeopatía existe una potencial explicación: la industria y el dinero que mueve. Veamos otras:

    Acupuntura:
    http://ngrams.googlelabs.com/graph?content=Acupuntura,+acupuntura&year_start=1800&year_end=2008&corpus=10&smoothing=3

    Impresionante repunte desde los años 60. Por encima de la homeopatía. Esto no lo explica la industria… interesantemente coincide con el apogeo new-age.

    Florecitas de Bach:
    http://ngrams.googlelabs.com/graph?content=Flores+de+Bach,flores+de+Bach,Flores+de+bach,flores+de+bach,Acupuntura&year_start=1800&year_end=2008&corpus=10&smoothing=3

    También se aprecia ese repunte desde 1990 hasta nuestros días.

    En conclusión: es posible que el incremento o repunte se explique por la era internet? Podría ser, pero la era hahneman queda plasmada y la era new age de los 60, así que me inclino porque realmente existe un repunte de la irracionalidad desde la década de los 60 que alcanza un punto de inflexión en los 90. ¿Motivos de este repunte? Seguro que hay una explicación, pero llo prefiero vuscarla en la astrologia, la hermana fea de la astronomía.

    http://ngrams.googlelabs.com/graph?content=Astrolog%C3%ADa,astrolog%C3%ADa,astrologia,Astrologia&year_start=1800&year_end=2008&corpus=10&smoothing=3

    Deprimente!

  43. 27 diciembre, 2010 de 9:49
  44. pepe
    27 diciembre, 2010 de 16:47

    Of course, a mi me parece que se ve como el diseño inteligente es el disfraz que se está poniendo el creacionismo!

  45. KC
    27 diciembre, 2010 de 17:19

    Pepe, más que un “disfraz”, que también podría definirse así, yo diría que es un intento de los creatas por darle un toque “cool” al creacionismo, o una forma tendenciosa de acercarse a la Ciencia y darle mayor sofisticación -al creacionismo-.

    Saludos.

  46. 27 diciembre, 2010 de 17:35

    Javi es que creo que como entretenimiento ese buscador es gracioso, pero como herramienta para sacar conclusiones categórica, pues como que no.

  47. miguel
    27 diciembre, 2010 de 18:39
  48. 27 diciembre, 2010 de 20:02

    Manuel :
    Javi es que creo que como entretenimiento ese buscador es gracioso, pero como herramienta para sacar conclusiones categórica, pues como que no.

    Por supuesto, no pretendo sacar ninguna conclusión científica con eso. Simplemente me ha parecido curiosa la diferencia según el idioma.

  49. pepe
    27 diciembre, 2010 de 21:37

    Tienes razón Javi, pero la razón es que al comienzo se escribía como homoeopathy, en vez de homeopathy. Al menos eso es lo que he encontrado buscando en libros de 1830 el nombre de Hahneman. Entonces sí se ve el efecto Hahneman:

    http://ngrams.googlelabs.com/graph?content=homoeopathy,homeopathy&year_start=1800&year_end=2008&corpus=0&smoothing=3

    Aún así está claro que esto solo es un entretenimiento, nada serio.

  50. 27 diciembre, 2010 de 22:42

    Ah, mira qué curioso. Eso no lo sabía.

  1. 22 mayo, 2012 de 11:22
  2. 1 junio, 2012 de 7:28
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: