Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas, Medicina > La medicina alternativa no está exenta de efectos adversos

La medicina alternativa no está exenta de efectos adversos

15 diciembre, 2010

Aviso médico

Las diferentes modalidades de medicinas alternativas se autopostulan como tratamientos exentos de cualquier tipo de efecto secundario. Y ese es un valor añadido con el que intentan atraer a aquellos pacientes que han sufrido algún tipo de mala experiencia en la medicina convencional. Un análisis de la literatura científica muestra sin embargo que afirmar que la medicina alternativa no posee efectos secundarios es, cuanto menos, demasiado optimista


No es ningún secreto que las medicinas alternativas tienen muchos seguidores en el mundo. ¿Quien no ha probado alguna vez la acupuntura, la homeopatía, la quiropráctica, la reflexología, las flores de Bach; o bien conoce a alguien que las emplean a menudo. De hecho algunas estadísticas indican que la medicina alternativa posee una elevada aceptación en Estados Unidos (75% en 2002), Australia (49% en 1993) e Inglaterra (20% en 1998), y existe una tendencia al alza en su uso. El retrato robot del usuario mayoritario de la medicina alternativa señala a una mujer, con un nivel educativo medio, con unos ingresos económicos importantes y que suelen padecer de problemas músculo-esqueléticos.

Es interesante plantearse por qué en una época en la que la medicina se ha desarrollado tanto hay personas que tienen mayor confianza en métodos alternativos que, en la mayoría de los casos, no presentan mayor eficacia que el efecto placebo. Y en este caso no vale apelar a la mayor, ya que si bien es cierto que la medicina no tiene curación para muchas enfermedades conocidas, la mayoría de esos métodos alternativos tampoco pueden prometen la curación de esos males.

Entonces, ¿cuáles son las razones de que muchos pacientes prefieran acudir a la medicina alternativa? Según algunos estudios realizados (ver referencias) entre los usuarios de este tipo de terapias hay dos motivos principales.

El primero está relacionado con los efectos secundarios de los medicamentos. No se puede negar que aquellas medicinas que poseen un efecto primario sobre muchos males también pueden tener algunos efectos secundarios sobre determinados pacientes. Basta leer el listado de posibles complicaciones que acompaña cualquier medicina para darse cuenta de ello. Evidentemente los fabricantes intentan minimizar esos efectos, pero aún en el caso de que el porcentaje sea bajo, a alguien le puede tocar. Cada persona, bioquímicamente hablando, es un mundo con lo que existe posibilidad de alergia, incompatibilidad u otro tipo de interacciones adversas. Algunas personas que han sufrido en sus carnes esos efectos adversos pueden verse desalentadas a confiar de nuevo en médicos que le prometieron una curación y luego se encontraron con molestias que le obligaron a abandonar su tratamiento. Bien es cierto que la gran mayoría de los efectos secundarios son tan leves que compensa obtener el beneficio de la medicación sobre las molestias, pero en algunos casos los síntomas obligan a dejar la medicación. Las medicinas alternativas prometen la carencia de esos efectos secundarios, por lo que muchas de las personas anteriormente comentadas pueden sentirse atraídas por este nuevo escenario.

Falta de efectos secundarios, una de las promesas de la medicina alternativa

El segundo tiene que ver con la atención al paciente. La medicina está masificada, despersonalizada y tremendamente mecanizada. A veces se tiene la impresión de que el médico es un androide tipo C3PO que sólo es capaz de leer las pruebas diagnósticas sin apenas mirar a la cara del paciente, y menos de dialogar con él. Este aspecto ha sido comentado repetidas veces por expertos en salud y todo intento de mejora choca frontalmente con la masificación de muchos centros de salud. Por el contrario las consultas de medicina alternativa son mucho más personalizadas, se dedica más tiempo al paciente y el trato es más personal. Parece que aquí se olvida que cuando se atienden a prioridades se debería colocar en primer lugar la efectividad de la terapia a la relación personal, ya que una excelente relación médico-paciente no implica obligatoriamente que la terapia sea efectiva.

En cualquier caso lo es importante resaltar y dejar claro es que no es cierto que la medicina alternativa esté exenta de efectos secundarios. En primer lugar, las terapias alternativas suelen carecer de efectos primarios, más allá del efecto placebo, por lo que considerarlos como terapia de elección ya de por sí puede ser gravoso cuando se posee una enfermedad, porque ésta no va a aportar ninguna solución. Esto se podría considerar un efecto secundario a la falta de efectos primarios. Pero no queda ahí la cosa. Aquellas personas que se dedican profesionalmente a la medicina alternativa, pero que aplica el método científico para estudiarla (aunque no lo creáis estas personas existen), han analizado los efectos secundarios de este tipo de terapias.

Cuando se buscan datos es chocante comprobar que en países como Inglaterra las terapias alternativas no tienen la obligación de reportar los efectos secundarios que aparezcan. En España, los productos de este tipo de terapias se venden como suplementos alimenticios no como medicamentos, por lo que tampoco incorporan un registro de efectos secundarios, ni tienen la obligación de informar de los casos adversos que aparezcan. Por eso no me extraña algunas conversaciones que he tenido con facultativos de este tipo de terapias cuando me han afirmado que ellos tienen eficiencias del 100% sin ningún efecto secundario.

Efecto secundario de la quiropráctica: pinzamiento (o desgarro) de la arteria vertebral

Un análisis detallado de la literatura científica muestra que existen casos adversos, incluso fatales en el caso de la quiropráctica. La quiropráctica es una presunta terapia que se fundamenta en una afirmación sin confirmación científica: ajustes en la columna vertebral sirven para devolver un estado de salud general al organismo. No se trata de un simple masaje fisioterapéutico para tratar problemas músculo-esqueléticos de la espalda, se trata de una alocada idea pseudocientífica de un curandero estadounidense de finales del siglo XIX. Hasta el momento se han publicado 26 casos de muerte asociadas a la quiropráctica, pero se sospecha de que este número se queda muy corto. Una manipulación violenta de la columna vertebral por parte de personas no entrenadas (y muchos quiroprácticos carecen de formación en fisioterapia) pueden producir lesiones de extrema gravedad. Las más graves son aquellas que se relacionan con daños en la médula espinal, que pueden producir parálisis, o la que implica accidentes vasculares. De largo las lesiones más peligrosas son el desgarro de la arteria vertebral y la formación de trombos, cuyos síntomas pueden manifestarse muchas horas después de la sesión, con lo que la asociación con la quiropráctica queda diluida.

En el caso de la acupuntura también se han publicado casos adversos. El estudio se ha hecho en China, el país donde esta práctica está más extendida y donde se supone que están muchos de los mejores especialistas en la materia. Para este análisis se ha buscado información en tres bibliotecas virtuales chinas: “The Chinese Biomedical Literature Database”, la “Chinese Journal Full-Text Database” y la “Weipu Journal Database”. En ellos se han identificado 479 casos de efectos adversos de la acupuntura, de los cuales 14 acabaron con la vida del paciente. Las principales complicaciones fueron neumotórax, desmayos, hemorragias subaracnoideas, hemorragia cerebral, heridas cardiovasculares e infección.

Las medicinas alternativas se mueven con efectividades que no superan a la del efecto placebo. A pesar de ello, gozan de una gran popularidad debido a la aureola que hay en torno a ellas al asegurar que son “naturales”, “no tóxica” y libres de efectos secundarios. El análisis aquí mostrado indica que estas prácticas no están exentas de problemas, al igual que otros tratamientos médicos. Por todo ello la relación entre beneficio obtenido en el tratamiento y secuelas que puede producir es tremendamente precario.

Referencias:

– Ernst, E, (2010) The public´s enthusiasm for complementary and alternative medicine amounts to a critique of mainstream medicine. Int. J. Clin. Pract. 64:1472-1474
– Barnes, P.M. y col. (2004) Complementary and alternative medicine use among adults: United States, 2002. Adv. Data 343:1-19.
-MacLennan, A.H. y col. (1996) Prevalence and cost of alternative medicine in Australia. Lancet 347:569-573.
– Ernst, E. y White, A.R. (2000) The BBC survey of complementary medicine use in the UK. Complement. Ther. Med. 8:32-36.
– Hunt, K.J. y Ernst. E. (2010) No obligation to report adverse effects in British complementary and alternative medicine: evidence for double standards. Qual. Saf. Health Care 19:79-80.
– Ernst, E. (2010) Death after chiropractic: a review of published cases. Int. J. Clin. Pract. 64:1162-1165.
– Zhang, J. y col. (2010) Acupunture-related adverse events: a systematic review of the Chinese literature. Bull World Health Organ. 88:915-921.

.

Entradas relacionadas:


  1. 15 diciembre, 2010 de 14:20

    Buenas:

    Siempre está bien saber cosas como éstas, porque normalmente sólo hablamos de que este tipo de terapias no son más que placebos, pero nunca se comenta que puedan tener efectos secundarios.

    Por cierto, otra vez hago de censor literario:

    “Una manipulación violenta de la columna vertebral por parte de personas no entradas”

    ¿No entradas? Imagino será no entrenadas 🙂

  2. 15 diciembre, 2010 de 14:25

    Se te colo un gazapo:
    “Una manipulación violenta de la columna vertebral por parte de personas no entradas”

  3. 15 diciembre, 2010 de 15:16

    Buenas:

    Yo fui más rápido :mrgreen:

  4. Francesc
    15 diciembre, 2010 de 17:20

    Por cierto, hablando de medicinas alternativas, echadle un ojo a la “reflexología en el culo”:
    http://scienceblogs.com/insolence/2010/12/pulling_reflexology_out_of_ones_nether.php

    http://scienceblogs.com/insolence/2010/12/beyond_butt_reflexology.php

  5. Uri
    15 diciembre, 2010 de 23:40

    La Osteopatia ¿tiene algo que ver con la quiropractica?.
    Es que a la Osteopatia le atribuia cierta credibilidad y no me gustaria estar en un error.

  6. 16 diciembre, 2010 de 9:42
  7. pepe
    16 diciembre, 2010 de 14:28

    “La Osteopatia ¿tiene algo que ver con la quiropractica?.
    Es que a la Osteopatia le atribuia cierta credibilidad y no me gustaria estar en un error.”

    La osteopatía como teoría tiene la misma credibilidad que el resto de terapias alternativas, al menos en mi opinión, aunque podría ser que sea eficaz contra el dolor de espalda o eso se dice. No tiene la misma base teórica que la quiropráctica ni la inventó el mismo guru sino otro.

    Sin embargo, la osteopatía como profesión (no como teoría) tiene mucha mayor aceptación a nivel académico y social porque en EEUU está regulada como título oficial y reconocida como profesión médica. Ahora bien… no es exactamente una carrera en osteopatía sino en medicina osteopática (medicina con algunas asignaturas osteopáticas). Esto es porque en EEUU los osteópatas de principios del s.XX decidieron diseñar sus estudios calcando el modelo médico tradicional, de forma que son reconocidos como médicos osteópatas y se les da un título llamado “doctor of osteopathy” (DO) y no un MD como al resto, pero a todos los efectos legales y académicos son médicos (ojo: en EEUU solo). A las asignaturas propias de medicina les suman algunas propias de osteopatía cada curso. Al finalizar su carrera los médicos osteópatas pueden especializarse en todas o casi todas las áreas de la medicina, incluyendo cirugía. De forma que en realidad la parte de osteopatía no es más que algo anecdótico para muchos y algo de lo que suelen olvidarse la mayoría.

    Por el contrario en EEUU la quiropráctica, pese a que también se imparte en universidades, no se reconoce como verdadera profesión sanitaria y para casi todo el mundo son quacks! o charlatanes sin más. No estudian ni la mitad que los otros, que al fin y al cabo estudian medicina, y no se les permite diagnosticar ni un costipao ni especializarse ni nada.

    Eso en EEUU, ya que aquí en Europa por lo que tengo entendido la osteopatía sigue siendo un cursillo de postgrado y no se reconoce como profesión ni como carrera independiente.

  8. Uri
    16 diciembre, 2010 de 23:02

    Lo decia porque en algunas ocasiones un osteopata (que tambien era fisioterapeuta)me ha solucionado problemas de torticolis y de contracturas bastante graves y con resultados francamente optimos;entré en la consulta con cuello y hombro practicamnte inmoviles y con mucho dolor y molestias,y despues de una serie de manipulaciones bastante espectaculares y bastante ruidosas (crujidos) pero sin ningun tipo de dolor o incomodidad sali de la consulta como una rosa (cosa que no habian consegudo nunca otros fisioterapeutas).
    Me conto que la osteopatia era como un estudio mecanico (casi de ingenieria)consistente en estudiar como la mala posicion de un hueso puede afectar al resto del cuerpo (ejemplo:una mala posicion del tobillo afectaria todos los huesos situados mas arriba rodilla,cadera,lumbares,cervicales.Una mala posicion de la columna podria hacer que las costillas presionasen organos abdominales…)y la terapia consistiraia en recolocar los huesos de forma correcta (en mi caso hombro,homoplato y vertebras).
    Me parecio una explicacion bastante buena y el resultado de la terapia optimo.Por eso me alarmo un poco el tema de la quiropractica (que por otra parte desconocia del todo,pensaba que solo era un tipo de masaje)porque no me haria ninguna gracia ser victima de un pseudomedico (porque si la osteopatia no tiene base cientifica cierta y aceptable,pique el anzuelo claramente).

  9. Gregorovius
    17 diciembre, 2010 de 1:04

    Entro porque veo que ha salido el tema para mí más cercano.

    En Galicia, lo que aquí estáis llamando “osteópatas” se llaman compoñedores.
    Va a ellos todo el mundo, o casi. Es algo nativo, no lo aprendieron en la China ni en la India misteriosa. No recurren a la tergiversación da la física cuántica ni a espíritus sobrenaturales.
    La especialidad son las articulaciones, manejadas desde fuera mediante el tacto. Muchos tienen el título de fisioterapeuta o de medicina que les permite ejercer estas técnicas de manera legal.
    La técnica funciona. Es lo que cuenta URi.

    Este tipo de técnicas de origen empírico y ampliamente utilizadas, porque funcionan:
    – No se deben despreciar sólo por el hecho de no ser científicas.
    – No se debe permitir que sean prostituídas por magufos sin escrúpulos.

    Vaya esto también para las prospecciones de acuíferos (zahoríes, prostituídamente “radiestesia”), tema ya tratado en este sitio, y un montón de prácticas del mismo tipo.

    Vamos, que no me gusta ver mezclado el conocimiento empírico tradicional materialista con las magufadas. Ni por parte del escepticismo ni por parte de los magufos, religion incluída.

  10. Gregorovius
    17 diciembre, 2010 de 1:19

    Incluyo la acupuntura, aunque apenas conozco nada de esa técnica, sé que es del tipo de las que estoy defendiendo.
    En el caso de la acupuntura también se han publicado casos adversos.” etc.
    Efectos adversos los hay en todas partes, y la medicina científica tampoco se libra ¿O sí?

  11. Gregorovius
    17 diciembre, 2010 de 1:32

    Lo de Uri:
    La explicación del osteópata es totalmente racional, y no difiere nada de la que pueda dar un buen traumatólogo.
    Lo da la reflexoterapia creo que no tiene nada que ver.

    En todo caso, lo correcto sería que todo el que practique cualquier tipo de terapia tenga su licenciatura en medicina y su carnet del colegio médico oficial. Evitaría muchos desastres, aunque no todos, que nadie es perfecto.

  12. Gregorovius
    17 diciembre, 2010 de 1:44

    Perdón. No lo había leído todo.
    Lo que cuenta pepe de USA me parece estupendo: Tecnica tradicional como especialización de medicina. Pero sólo las técnicas “de verdad”, no la reflexoterapia, ni la la quiropráctica … ni las oraciones a Santa Eduvigis.

    Por cierto, la Iglesia Católica también se forra en ciertos santuarios de probable origen animista. Probablemente poniendo en peligro también la salud y la propia vida de los creyentes. Hay que añadir a la lista de terapias alternativas los santuarios católicos de sanación.

  13. Uri
    18 diciembre, 2010 de 19:06

    Gracias Gregorovius me dejas mas tranquilo.

  14. 2 enero, 2011 de 17:37

    Una pregunta, ¿como puede la acupuntura provocar una hemorragia cerebral?

  15. 2 enero, 2011 de 18:21

    Cristian :

    Una pregunta, ¿como puede la acupuntura provocar una hemorragia cerebral?

    Según los autores, y con carácter general, los daños se producen por clavar demasiado hondo las agujas en un mal sitio, por no esterilizarlas o por errores en el diagnóstico (si tienes un ataque al corazón repentino y el acupuntor reacciona clavándote agujas en el pie, es fácil deducir lo que te va a pasar).

    Para el caso concreto de las hemorragias cerebrales dan 35 casos, con 3 muertes. Todos ellos están en el apartado “efectos secundarios traumáticos”, y aparentemente se deben a haber clavado las agujas en un mal sitio.

    Saludos.

  16. gatameiga
    5 octubre, 2011 de 11:35

    Aunque es un tema viejo, he tenido que “despertarlo” para publicar esto:

    http://www.infojobs.net/salamanca/fisioterapeuta-acupuntura-esteticien/of-i525b0c994c4599816501fb6a0be4a9

    Sí, es una oferta de trabajo, lo interesante es ver qué expertos piden (Hago hincapié en lo de
    ACUPUNTURA y QUIROMASAJE), y después ver los estudios mínimos que se requieren para practicar dichas “terapias alternativas de salud”. Y después pretenderán hacernos creer que esas “cosas” están avaladas por la medicina y la ciencia …
    A cuadros me he quedado, vamos. No se puede ser más descarado.

  17. 5 octubre, 2011 de 14:00

    Requisitos
    Estudios mínimos: Educación Secundaria Obligatoria
    Experiencia mínima: Al menos 1 año

    Wow Secundaria Obligatoria, que estrictos…
    Y pensar los años que perdi en la facultad…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: