Inicio > Actualidad, Escepticismo, Medicina > Acusados por rezar en lugar de acudir al médico

Acusados por rezar en lugar de acudir al médico

16 diciembre, 2010

En muchos comentarios  que tratan sobre diversos temas médicos se ha cuestionado la responsabilidad legal que pueden tener unos padres si arriesgan la vida de su hijo por no vacunarle, no medicarlo contra el VIH o negarle una transfusión. A muchos lectores, la simple posibilidad les parecerá una completa barbaridad, pero desgraciadamente las creencias irracionales llegan hasta estos casos extremos.

En enero de 2009, un niño de dos años de edad llamado Kent Schaible enfermó seriamente. Durante diez días, sus padres le mantuvieron encerrado en su casa de Filadelfia orando por su curación, sin proporcionarle atención médica alguna. El 24 de enero de 2009, el pequeño Kent fallecía a causa de una neumonía bacteriana.

El informe forense reveló la causa de la muerte y el macabro hecho de que ésta podría haberse evitado si el niño hubiera recibido atención médica. Los padres, Herbert y Catherine Schaible, fueron arrestados y ahora se sientan en el banquillo, acusados de homicidio involuntario.

El matrimonio pertenece a la First Century Gospel Church, una iglesia evangélica de Juniata (Filadelfia), cuyo reverendo Nelson Clark Ambrosio se jacta de no haber tomado nunca medicamentos o visitado a un médico, afirmando que “Nuestra enseñanza es confiar en Dios Todopoderoso para todo en la vida”,  y citando como prueba de peso una publicación llamada Death by Medicine (Muerte por  Medicina), que postula que “es evidente que el sistema médico americano es en sí la principal causa de muerte y lesiones en los Estados Unidos”.

Los abogados de la pareja afirman que no utilizan su fe como defensa, sino que realmente no pensaban que la enfermedad de su hijo fuera grave, sino una simple gripe o constipado. En caso de haberlo sabido, sigue afirmando la defensa, hubieran acudido al médico.

Sin embargo, la organización no gubernamental CHILD (Children’s Healthcare Is a Legal Duty) con sede en Iowa, que se ocupa de “proteger a la infancia de las prácticas religiosas y culturales perjudiciales, especialmente de la falta de asistencia médica basada en la religión”, cree que la grave negligencia fue consecuencia de seguir sus creencias religiosas, y recuerda que en Pensilvana no está permitida la defensa religiosa ante delitos graves contra la infancia. Según Rita Swan, presidente CHILD, “un niño no es sólo propiedad de sus padres, y los padres deben hacer todo lo que esté a su alcance para salvaguardar la vida de los niños”.

Este tipo de sucesos parecen propios del siglo XII en algún perdido lugar de centroeuropa. Pero no es así, es la realidad del siglo XXI en uno de los países más “civilizados” del planeta.

Fuente: Philadelphia Local News (NBC), Daily News


  1. Dani
    16 diciembre, 2010 en 9:08

    Una corrección:
    ” (…)es la realidad del siglo XIX (…)”
    Se te ha ido el teclado y has pulsado la “I” antes de la “X”… si hablamos del año 2009, estamos en el siglo XXI, no en el XIX.
    Si corregís la errata, podéis borrar mi comentario, para que no estorbe.

  2. miguel
    16 diciembre, 2010 en 10:36

    “Este tipo de sucesos parecen propios del siglo XII en algún perdido lugar de centroeuropa. Pero no es así, es la realidad del siglo XXI en uno de los países más “civilizados” del planeta.”

    Yo, la verdad, no encuentro ninguna diferencia entre “algún perdido lugar de centroeuropa en el siglo XII” y algunos lugares “perdidos” de EEUU.

  3. Duna
    16 diciembre, 2010 en 11:22

    buenas
    Bajo el punto de vista de esta familia: igual que rezaban para que Dios curara a su hijo,¿aceptarán resignados que El se haya lo haya llevado?,o por el contrario ¿habrán comprendido su error fatal?
    Pero eso ya no importa, ese niño ha sido una victima más del fanatismo religioso, la sinrazón y la estrechez de miras.

  4. desconfiado
    16 diciembre, 2010 en 11:35

    Dani :
    Una corrección:
    ” (…)es la realidad del siglo XIX (…)”
    Se te ha ido el teclado y has pulsado la “I” antes de la “X”… si hablamos del año 2009, estamos en el siglo XXI, no en el XIX.
    Si corregís la errata, podéis borrar mi comentario, para que no estorbe.

    Comprensible error en el siglo, después de leer estas prácticas de algunos padres incultos.

  5. 16 diciembre, 2010 en 11:58

    Buenas:

    Absolutamente lamentable que haya padres tan irresponsables, me alegro de que los hayan llevado a juicio.

  6. 16 diciembre, 2010 en 12:28

    Bueno, en el S XII este tipo de cosas estaban a la orden del día, no era cosa de lugares remotos… Y por otro lado, lugares actuales “perdidos” de EEUU y lugares actuales “no tan perdidos” de Europa…
    Es que me da un poco de rabia cuando se cae por la facil pendiente de criticar a esos “malditos yankees analfabetos”, cuando aqui aun no hace tanto se asesinó a una niña, porque segun su madre necesitaba un exorcismo (WTF!!??) y todos sabemos lo que piensa la comunidad de los testigos de Jehová sobre transfusiones y demás. Yo es que tengo la teoría de que la estupidez per cápita es una constante en el espacio y en el tiempo.
    Si no era ese tu tono, Miguel, disculpa mi comentario.

    El tema del margen de accion de unos padres a la hora de decidir como educar y criar a sus hijos es cosa peliaguda. Todos estaremos de acuerdo en que algo que está mas allá del limite de lo permisible es cualquier cosa que lleve a la muerte.
    Pero claro, antes de llegar a ese extremo hay muchas practicas de educación y crianza que para algunos son aberrantes y deben ser sancionables, y para otros un derecho adquirido con la paternidad. Y es que sinceramente, que Rita Swan diga “un niño no es sólo propiedad de sus padres” a mi me resulta muy fuerte. No creo que sea buen comienzo que nadie considere a los hijos como una propiedad. Un hijo es tu responsabilidad, pero no tu pertenencia.
    Es inapelable el derecho a decidir la educación de tus hijos. Pero siempre tendrá que haber un marco en el que se encuadre la educación que elijas, y unos mínimos (y unos máximos) sobre lo que se debe y no se debe hacer. El problema final será dónde se ponen esos límites, ya que eso no son una verdad universal. Y en comunidades donde florezca la magufería, la superchería y el oscurantismo siempre será fácil que se cuelen aberraciones como la de la noticia.

  7. miguel
    16 diciembre, 2010 en 14:03

    Marino, sobran las disculpas, el hecho de referirme a EE UU ha sido simplemente por que era a lo que se aludía en el artículo, porque ceporros hay en todas partes, aunque si que pienso que este tipo de contrastes son mucho mas grandes en EE UU que en Europa.

  8. 16 diciembre, 2010 en 18:38

    Marino, me sumo al comentario de Miguel, la frase “en uno de los países más “civilizados” del planeta” se debe exclusivamente al lugar de origen del suceso. Para nada pretende significar que estas cosas sólo pasan en los EE.UU.

    Saludos.

  9. 16 diciembre, 2010 en 21:17

    Busquen en google sobre el caso de la pequeña de 11 años Madeline Kara Neumann. Niña diabética dejada morir por sus religiosos padres en el año 2008.
    Esto sucedió en Wisconsin, EEUU.

  10. Uri
    16 diciembre, 2010 en 21:50

    Buf!El problema principal es que creo que esos padres debian de amar a sus hijos porque no creo que pretendieran matarlos y si que creo que despues de eso evidentemente que son conscientes del error fatal que han cometido.Por eso me parece tan grave.
    Creo que no solo los padres deberian de ser juzgados puesto que el responsable de lavarles el cerebro (Reverendo Milagros,Curandero Mistico o quien sea) deberia de pagar por ello.
    No entiendo el uso que se hace de la libertad de expresión.Un reverendo que predique que no hay que ir al medico ni tomar medicinas es responsable (bajo mi punto de vista)de cualquier posible muerte de un feligres de su iglesia por una enfermedad curable.Y deberia ser castigado por ello y aunque tal cosa no sea legal una buena dosis de jarabe de palo tampoco le vendria nada mal.

  11. AvA
    17 diciembre, 2010 en 20:53

    Creo haber leído algo parecido en Pharyngula.

    Es repugnante que sigan sucediendo estas cosas en pleno siglo XXI. A lo que lleva el fanatismo.

  12. 17 diciembre, 2010 en 23:40

    Pues yo voy a dar una diferente. Creo que estos son fundamentalistas no hipócritas. Estoy harto de leer comentarios contra la ciencia, contra las farmacéuticas y contra la “medicina evolutiva”, pero esa gente cuando tiene un problema de salud sale corriendo al hospital. Estos son los únicos que no son hipócritas y predican con el ejemplo, con las consecuencias que vemos.

    Ahora bien, mientras las leyes sigan como están, les tocará pagar sus consecuencias. Ellos pensarán que en la otra vida están salvados, pero esta les toca visitar la cárcel por dejar morir a su hijo.

  13. 18 diciembre, 2010 en 0:30

    estoy de acuerdo con vos salvo porque no era su pellejo era el de su hijo, si hubiera sido el propio me parecería hasta “correcto” o por lo menos coherente,
    estoy arto de proteccionistas de animales y de religiosos que van diciendo estupideces y después los ves ir corriendo al médico a utilizar lo que antes criticaban

  14. ALFONSO
    11 enero, 2011 en 19:14

    La verdad, después de mis últimas experiencias con la Drª Nuria que me recetó unas pastillas para la prostata, cuando mi PSA es 0.1.
    Le decía: Me estan haciendodaño. Su respuesta, para todo era: No hay bse cintifica para eso.
    Al final, empecé a mejorar cuando dejé de tomar astillas.
    Ahora para la distensión abdominal producida por el UROMIL 400 mg., me la curo con queso bávaro, que en 2 horas, me quita el dolor, pierdo líquido retenido, y, es algo sabroso

  15. 11 enero, 2011 en 20:15

    Su respuesta, para todo era: No hay bse cintifica para eso.

    ¿Qué un médico dijo eso? Mira que por cada mentira que se escribe en Internet se muere un gatito…. 😀

  16. Darío
    12 enero, 2011 en 0:17

    Manuel :
    Su respuesta, para todo era: No hay bse cintifica para eso.
    ¿Qué un médico dijo eso? Mira que por cada mentira que se escribe en Internet se muere un gatito….

    Y en un descuido, alguien se muere de cáncer 😛

  17. 12 enero, 2011 en 3:13

    Me parece haber leído la misma historia años atrás.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: