Inicio > Actualidad, Humor, Medicina > Todo era mentira

Todo era mentira

12 enero, 2011


Pues sí, resulta que nos tenían engañados. Después de décadas de insistir en que los españoles somos muy sociables, dados a la charla y a la conversación espontánea, resulta que no era más que un espejismo, el efecto secundario de una sustancia que provoca dependencia, de algo que médicamente se conoce como droga.

Según los dueños de algunos establecimientos de hostelería, los bares se han vaciado desde la entrada en vigor de la llamada “ley anti-tabaco” y los pocos clientes que aún entran en ellos lo hacen de forma rápida y, sin intercambiar palabra con otros clientes, salen rápidamente del establecimiento. Yo no soy quien para dudar de la palabra de los dueños de estos locales, de momento no he visto ese comportamiento en las pocas ocasiones en que he visitado una cafetería en estos primeros días del año, pero si ellos, que están a pie del cañón todo el día, lo dicen, será verdad.

El caso es que nuestra pretendida alegría y tendencia al “colegueo” no era más que uno de los efectos secundarios de una droga. En realidad no nos diferenciamos tanto de otros pueblos que tienen fama de ser algo más ariscos, como los suizos o los ingleses. Si ellos pudiesen fumar y beber de forma económica en sus bares u otros lugares cerrados y mal ventilados, como ocurría en este país, quizás ese tocar de palmas que acompaña tantas celebraciones se hubiese inventado en otras latitudes. A este paso igual acabamos con el mismo carácter que ellos, pero mucho menos productivos, tampoco hay que pasarse.


  1. 12 enero, 2011 a las 13:20

    Hombre, también tiene que ver el clima pienso yo, y la tradición de encerrarse en bares dando palmas, los europeos lo intentan en vacaciones, se les puede ver pidiendo pescaditos fitos, pero a lo mejor este año ya no lo hacen por la ley antitabaco, y es que ya nada será igual, lo dice un exfumador.

    Me gusta

  2. nehuel
    12 enero, 2011 a las 13:21

    Bueno, yo tengo un par de objeciones. La primera es que a los bares que he ido no he visto menor afluencia de gente, salvo 5 o 6 personas que estén fuera fumando en ese preciso instante, que volverán a entrar.

    Y lo otro es que la afabilidad de las personas no se corresponde solo con cómo se comportan en los bares, sino también en cómo son el resto del tiempo. Y en ese aspecto seguimos igual, somos más sociables que los del norte. Porque lo que más afea el carácter es el clima, no el tabaco (por ello en los países escandinavos es donde la tasa de suicidio es más alta y la violencia machista es muchísimo más sangrante que aquí).

    Me gusta

  3. Di
    12 enero, 2011 a las 13:21

    Yo ahora no es que vaya más a bares y demás, más que nada por el dinero, pero sí que me quedo más rato. Da gusto entrar a los sitios y oler a comida, o a ambientador. Pero lo que más agradezco es llegar a casa y no apestar a tabaco.
    Eso sí, lo de denunciar es un pasote, que somos ciudadanos responsables y no niños!Se creen los legisladores que todos son de su condición. Por supuesto que hay cafres sueltos, pero son los menos.

    Me gusta

  4. 12 enero, 2011 a las 13:46

    El artículo es un poco en broma señores, una sátira a los que decían que se quedaban son clientes. De hecho, y saltándose el espíritu de la sátira, que es la sutileza, Manuel ha incluido el texto en la categoría “Humor”.

    Lo que de verdad temen los señores hosteleros es que, de ahora en adelante, oleremos los repulsivos, inmundos, y ofensivos olores que salen de sus cocinas. Las pestes del aceite quemado, de la grasa que se evapora y respiramos, y de los mariscos mal conservados.

    Tienen miedo, y es normal. Atentamente, un camarero.

    Me gusta

  5. josemi
    12 enero, 2011 a las 13:56

    Nos queda nuestra otra droga tipica, el alcohol. Curiosamente, estamos obligados beber dentro y fumar fuera, nunca al reves.

    Me gusta

  6. albireo beta cygni
    12 enero, 2011 a las 14:31

    josemi :Nos queda nuestra otra droga tipica, el alcohol. Curiosamente, estamos obligados beber dentro y fumar fuera, nunca al reves.

    Hombre, típica, típica, sólo el vino. Creo que los españoles no somos los mas bebedores, ni siquiera de vino. Cerveza, vodka, scotch,…son mucho mas consumidos en otros paises.
    Lo de dentro-fuera si que es paradójico, porque supuestamente se trata de dar ejemplo a los mas jóvenes y ambas drogas deberían ser tratadas por igual.

    Me gusta

  7. 12 enero, 2011 a las 14:41

    Pablo lo has pillado a la primera 😉

    Desde luego este texto está escrito con el “IRONIC MODE ON” y lo he escrito después de escuchar las protestas de los dueños de bares. Yo aún no he visto lo que comentan esos reposteros, me he encontrado las cafeterías igual de llenas, y los clientes salen un momento a fumarse el pitillo y vuelven a entrar. Lo que ellos sugieren me daría mal rollo. Estaría indicando una grave intrasigencia por parte de los fumadores. Yo nunca he fumado porque no me gusta nada su sabo y detesto su olor. Pero he acudido en inmumerables ocasiones a lugares llenos de humos hasta la asfixia por compartir un momento con mis amigos. Pensaría muy mal de su estado de adicción si no fueran capaces de hacer lo mismo por mí en un ambiente sin humo 😉

    Me gusta

  8. 12 enero, 2011 a las 15:00

    Magnifico articulo, me encanta el enfoque y sobre todo en el contesto que se comenta. Estoy totalmente de acuerdo y si hubiera tenido que escribir algo sobre este tema seguramente no hubiera podido plasmar más claro mis ideas.

    Me gusta

  9. anonimo
    12 enero, 2011 a las 15:23

    Las asignaturas optativas las daba en 1993 en departamentos (cuartuchos) donde fumaban profesor y dos o tres alumnos. Mis dolores de cabeza a las 1:30 del mediodía les salían gratis a ellos.

    Me gusta

  10. Gregorovius
    12 enero, 2011 a las 16:22

    El gusto por locales cerrados llenos de humo viene de la calefacción a leña, más aún teniendo en cuenta que la chimenea es un invento tardío y en muchos casos reservado a las clases privilegiadas.

    El humo de tabaco vino a sustituir al humo general de las viviendas cuando la clase privilegiada de la Europa del siglo XVIII, provista de hermosas y eficaces chimeneas, añoraba el “humo ancestral”. Después la costumbre se popularizó y se mercantilizó por lo de siempre: la imitación de las costumbres de los privilegiados.

    Esto es la hipótesis del Homo afumattus, o Smoking Human Hypotesis (SHH).

    Prueba de la SHH:

    El hombre de nosecuántosmil años congelado que se encontró recientemente en un glaciar de los Alpes tenía los pulmones asquerosos de humo. No de tabaco, por supuesto, sino sólo a causa del calor humeante de su choza.

    Añoramos respirar humo como añoramos correr, por lo que necesitamos humo y footing para estar bien. De lo bien que nos sienta nadar mejor no digo nada … (referencia a los comentarios del artículo de los “huevos fresquitos”).

    Me gusta

  11. Jon
    12 enero, 2011 a las 16:47

    nehuel :Bueno, yo tengo un par de objeciones. La primera es que a los bares que he ido no he visto menor afluencia de gente, salvo 5 o 6 personas que estén fuera fumando en ese preciso instante, que volverán a entrar.
    Y lo otro es que la afabilidad de las personas no se corresponde solo con cómo se comportan en los bares, sino también en cómo son el resto del tiempo. Y en ese aspecto seguimos igual, somos más sociables que los del norte. Porque lo que más afea el carácter es el clima, no el tabaco (por ello en los países escandinavos es donde la tasa de suicidio es más alta y la violencia machista es muchísimo más sangrante que aquí).

    Lo de la tasa de suicidios más alta de los países escandinavos sí lo había escuchado pero lo de mayor violencia machista no lo tengo tan claro. ¿De dónde sacas ese dato?
    ¿Es éso cierto?

    En cuanto a lo que comentas de que somos más sociables que los europeos del norte yo no estoy de acuerdo, porque creo que la gente confunde gravemente las apariencias con el fondo.
    Para mí una sociedad no es más sociable que otra por pasar más tiempo en la calle reunidos, hablar más y más alto, celebrar fiestas por cualquier cosa,… sino que se es más sociable cuando existen tasas de corrupción menor, mayor progreso y protección social, más seguridad ciudadana,…
    En Finlandia puedes sacar una foto a la matrícula de un coche cualquiera y mediante mensajes sms puedes recibir en tu móvil todos los datos relativos al vehículo (técnicos, ITV,…) y al propietario (datos personales, renta,…).
    A eso lo llamo yo TRANSPARENCIA.
    ¿Os imagináis tan sólo que se propusiera eso en España?

    Manuel :Pablo lo has pillado a la primera
    Desde luego este texto está escrito con el “IRONIC MODE ON” y lo he escrito después de escuchar las protestas de los dueños de bares. Yo aún no he visto lo que comentan esos reposteros, me he encontrado las cafeterías igual de llenas, y los clientes salen un momento a fumarse el pitillo y vuelven a entrar. Lo que ellos sugieren me daría mal rollo. Estaría indicando una grave intrasigencia por parte de los fumadores. Yo nunca he fumado porque no me gusta nada su sabo y detesto su olor. Pero he acudido en inmumerables ocasiones a lugares llenos de humos hasta la asfixia por compartir un momento con mis amigos. Pensaría muy mal de su estado de adicción si no fueran capaces de hacer lo mismo por mí en un ambiente sin humo

    Felicidades por la entrada, Manuel. Coincido completamente con lo que dices y es que resulta como mínimo sospechoso que haya empresarios de hostelería que se declaren insumisos agarrándose a la pérdida de clientela y no sean capaces de esperar ni 1 mes para hacer cuentas.
    Un científico con la paciencia y objetividad de estos empresarios no ganaría ni para pipas.

    En cuanto a lo del estado de adicción de tus amigos, ojalá me equivoque pero yo que tú me iría mentalizando para lo peor porque mi experiencia personal me dice que cuando la adicción (al tabaco o a lo que sea) entra por la puerta, las relaciones (paterno-filiales, fraternales, laborales, de amistad,…) salen por la ventana.
    Para mí debatir o negociar sobre una adicción con un adicto se parece mucho a intentar debatir racionalmente con un magufo.

    Saludos.

    Me gusta

  12. nehuel
    12 enero, 2011 a las 17:45

    Toma Jon. http://www.siis.net/documentos/hemeroteca/704294.pdf y http://www.elciudadanoweb.com/?p=40020

    No he podido acceder a los documentos que citan como fuente. Uno como número de casos y el otro criticando su política en esos casos.

    Como bien dice, se debe más al exceso de alcohol que a la mentalidad de los nórdicos. Pero tampoco hay que irse muy lejos, si se leen los libros de Millenium el autor escribe datos sobre la violencia machista en Suecia. Cifras escalofriantes.

    Y creo que estamos confundiendo sociabilidad con socialización. La sociabilidad es la capacidad de mantener y crear relaciones con otras personas. La socialización es la capacidad de interiorizar normas sociales para convivir sin problemas entre nosotros (como no matar etc…) Es decir, no es lo mismo no querer matar a la gente que no saber entablar una conversación.

    Me gusta

  13. Uri
    12 enero, 2011 a las 18:17

    Creo que hay que entender al gremio de la hosteleria.Algunes de ellos desembolsaron una gran cantidad de dinero para adaptar sus locales con zonas de fumadores (extractores,purificadores,mamparas de plexiglas…)y poco tiempo despues se les prohibe fumar en sus locales.
    Cierto es que en muchos locales esto no se hizo y me parece bien que se les prohiba el tabaco (yo soy fumador y no pretendo que ningun no fumador respire el humo de mi tabaco),pero al hostelero que hizo los deberes adaptando su local para que el no fumador no debiera tolerar el humo y el fumador tuviera su espacio (ventilado) para fumar le hacen una gran putada y es normal que se sienta agraviado.
    En cuanto a que la afluencia de la gente a los bares es la misma,lo dudo mucho.Que esta disminucion de la afluencia sea dramatica,eso ya habria que discutirlo mas.
    Obviamente no dejare de ir a un Restaurante por no poder fumar sino que saldre a la calle para hacerlo,pero si que me ahorro muchos cafes que antes hacia y que ahora hago en mi casa precisamente por eso.
    Y no olvidemos que ya habia una disminucion en la afluencia a locales nocturnos por el botellon.Seguramente el prohibir fumar lo intensifique un poco.
    Que muchos empresarios exageran.Seguro que si.

    Me gusta

  14. 12 enero, 2011 a las 18:56

    Los empresarios de hostelería son muy dados al victimismo, en seguida dicen que tal ley o tal normativa les va a acabar con el negocio. Son algo exagerados, pero bueno, entiendo sus miedos a los cambios cuando si que he visto a negocios en relativamente poco tiempo pasar de estar llenos a tener que cerrar, y sin razones aparentes de peso.

    En todo caso, yo creo que con el tabaco, afortunadamente, todos saldremos ganando. Solo montarán pollo unos pocos exaltados, y los mas enganchados lo mas probable es que hagan muchas visitas a la calle. Pero dejar de ir a los bares? Lo dudo mucho.
    Y de aquí a dos años, nadie se acuerda de la pelicula.

    Me gusta

  15. KC
    12 enero, 2011 a las 19:31

    Efectivamente, todo es cuestión de tiempo. Lo que está claro es que jurídicamente un fumador no tiene por qué aguantar que sus pulmones se intoxiquen porque a un señor o señora le dé la gana, cosa que debería estar ya bien entendida, de no ser porque esto son consideran ahora, no hace 20 años, cuando éramos unos paletos, más aún si cabe (por cierto, yo también estuve en alguna clase en la que el profesor llenaba la sala de humo y también he fumado mientras hacía un examen).

    Una ciencia jurídica no puede permitir, bajo estudios comprobados científicamente sobre la influencia pasiva del tabaco en muertes ajenas, que alguien pueda condicionar la vida de otras personas por la mera satisfacción de fumar, que es un placer individual que no tiene por qué atentar contra el derecho a la salud de otro. Que esto haya sido así toda la vida (una especie de tradición), no significa que deba ser así, ni que antes tuviéramos razón y ahora apetezca dar por el culo. Sencillamente antes éramos mucho más palurdos e irreflexivos que ahora (me refiero a la generalidad), aunque nos pueda sorprender tal afirmación.

    De la misma forma que ahora nos parecería grave fumar en un vagón de tren con personas que se están tragando un humo que no quieren, no sé por qué no iba a pasar lo mismo en un centro de ocio, si bien es cierto que, como dice Uri, a los empresarios que hicieron reformas en su día el Estado les debería de devolver parte de los gastos que hicieron, porque han servido para bien poco, cosa que podría haberse previsto, y que parece más un arreglo chapucero temporal que otra cosa.

    También es verdad que podría haber habido otro tipo de soluciones, como por ejemplo que algún porcentaje de bares por sorteo sí dejaran fumar, pero como nunca llueve a gusto de todos y otros se quejarían diciendo que los clientes fumadores no pasarían entonces por los otros bares/discotecas/restaurantes, la Ley lo que hace es no diferenciar para que supuestamente haya menos quejas por discriminación, que con seguridad las habría

    Tarde o temprano, tal y como pasó en el tren (que aún es más jodido para un fumador), nos iremos acostumbrando y todos ganaremos en salud. La cuestión ahora, como no, es quejarse, seguramente con parte de razón, pero ésto era algo que tenía que cambiar, porque es incomprensible.

    Esto es como la religión: usted rece en su casa o en algún lugar para tal placer, pero no contamine a los demás que no quieran saber de ese tema.

    Lo dice alguien que con 18 años fumaba casi 2 paquetes al día.

    Saludos.

    Me gusta

  16. Rhay
    12 enero, 2011 a las 19:54

    Manuel, excelentísimo retrato del sector más llorón (con diferencia) de nuestra patria común que son las Españas: los hosteleros y derivados. No he visto a nadie llorar tanto por tan poco como a los dueños de bares, restaurantes, hoteles, locales de ocio en general… ¿Es que no se dan cuenta de que la gente, entre la ortodoncia de la niña y las vacaciones en Mallorca, se tiran como locos a la segunda opción? Y sé de lo que hablo, que mucha crisis y todo lo que quieras, pero este verano pasado Mallorca, como cada año, volvió a cuadruplicar su población. Crisis, dicen… ¡Ja!

    Me gusta

  17. AvA
    12 enero, 2011 a las 20:00

    Lo que menos me apetecía antes era desayunar en un bar pues lo que saboreaba era el pestilente humo del tabaco y no mi tostada. Buena ironía, btw. 😉

    Me gusta

  18. KC
    12 enero, 2011 a las 20:00

    En la segunda línea quise decir NO fumador. Otra cosa que se me ha olvidado comentar, es que me gustaría saber si los que ahora reclaman que se les está atacando por ser algo (fumadores) han pensado que ellos defienden el poder atacar el derecho de otros (no fumadores). Y por último, si alguna vez han visto morir a alguien debido al tabaco. Creo que no hace falta tener mucha imaginación para hacerse una idea de cómo debe ser. Y es que, insisto, aquí no se está prohibiendo el hecho de fumar, que cualquiera lo puede hacer en lugares que se quiera, sino el hecho de que fumar es una acción que tiene influencia en la salud de otros (científicamente comprobado), que son libres de decidir si quieren tener su salud intacta o no.

    ¿A qué nadie se le ocurriría ahora fumar en un cine? Pues tampoco hace tanto de eso…

    Saludos.

    Me gusta

  19. KC
    12 enero, 2011 a las 20:03

    Que se quiera (y pueda). Siempre me dejo algo…

    Ahora sí, con una magdalena y un bizcocho, hasta mañana a las ocho.

    Me gusta

  20. Rhay
    12 enero, 2011 a las 20:12

    KC, yo me he encontrado con mucho fumador rebotado estos días llorando cual plañidera griega porque le estaban pisoteando sus derechos… y olvidan que el derecho a la salud es un derecho fundamental, no sólo recogido en la Constitución Española (recogido en sus artículos 15, 40 y 43), sino recogido en la Carta Universal de los Derechos Humanos. Es decir, que me paso por el forro el derecho a fumar de alguien si éste vulnera un derecho fundamental como es la salud ajena. Y que conste que servidor ha fumado durante casi veinte años de su vida (hace tres y medio que me liberé de la adicción).

    Por cierto, para todo aquel que diga que esto es cosa de ZP y su prole, normativa mundial de la OMS:

    http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs323/es/index.html

    Me gusta

  21. KC
    12 enero, 2011 a las 20:16

    Rhay, es que pretender que el derecho a fumar esté por encima del fundamental a la salud es… simplemente… rídiculo. Como ridículos éramos hace 20 años desde ese y otros puntos de vista. Pero la mente colectiva también evoluciona, al menos para según qué cosas.

    Yo también he fumado bastante y soy perfectamente consciente de lo anterior.

    Saludos.

    Me gusta

  22. Boca Rana
    12 enero, 2011 a las 20:25

    El artículo me gusta salvo la repetición de la falacia final. Es mentira que los españoles seamos menos productivos y, el mejor ejemplo, lo tienes en la fábrica de Figueruelas, la más productiva de europa.

    Lo que pasa es que en la productividad, también se incluyen los sueldos de los directivos (los más altos de europa, por cierto), la escasísima inversión productiva de las empresas españolas, la inversión en I+D+I meramente testimonial, el que 5 tíos tengan que tirar de una transpaleta porque el jefe de la empresa ha imputado como inversión productiva su Porsche Cayenne en lugar de comprar (o al menos alquilar) una carretilla elevadora, el andar con ordenadores a pedales porque los nuevos han ido a casa del jefe para que los hijos jueguen al WOW (estos dos ejemplos no son una ficción, los he visto en las dos últimas empresas en las que he trabajado).

    Cuando en España las empresas funcionan como en el resto de europa, los españoles somos tan productivos o más que el resto de los europeos.

    Me gusta

  23. AvA
    12 enero, 2011 a las 20:28

    Bueno, si sales a la calle te encuentras cada idiota que marea. Gente rebuznando “¿Qué será lo próximo?” “¡Nos quitan la libertad!” “¡Esto ha sido siempre un bar donde el 90% de mis clientes fuman así que yo permito que se fume!” O sea que el resto de los mortales que no fuman nos jodemos porque según ellos somos minoría y, claro está, las minorías no importan un bledo ¬_¬ . Bah nos vamos a otro garito. Total, será por falta de bares. Que estamos en España. 🙄

    Me gusta

  24. Boca Rana
    12 enero, 2011 a las 20:29

    Perdón, me refiero a la fábrica de Opel de Figueruelas.

    Me gusta

  25. 12 enero, 2011 a las 21:00

    Me temo que en toda esta discusión lo único que está por encima de los supuestos derechos de fumadores, bebedores, normativas/consejos internacionales y nacionales sobre la Salud, asi como del resto de los mortales, son los impuestos y.. las mafias de la droga.

    Me gusta

  26. 12 enero, 2011 a las 21:25

    Pues fijaros, a mí también me da la impresión contraria a la que habéis comentado algunos: mucho no fumador que no se alegra de poder entrar en un bar sin humo, sino de que se jodan los fumadores. Conozco gente que no pisa un bar ni para cambiar un billete de 50 euros y solo acude a un restaurante cuando le invita la empresa por navidad, y que anda bailando a la luna porque ya era hora de que respetaran sus derechos.

    Vamos a ver, yo creo que es cuestión de no perder el Norte. Yo no puedo “ejercer mi libertad de fumar” si vulnero el de otras personas que no desean tragarse mi humo. Por lo tanto, y coherentemente, no fumo en aquellos sitios en los que puede encontrarse gente que no es libre de elegir estar allí o no, como la universidad, el ascensor, los medios de transporte, el cine o el tetro, las tiendas, etc. Esto no es atentar contra libertad ninguna, sino asegurar el derecho a la salud y a la no agresión.

    Ahora bien, si fumar es una actividad legal y tengo un local privado como un bar (que, recordemos, no es un servicio público), no me parece bien que me obliguen a impedir fumar, beber cerveza o jugar al mus, de igual manera que no me parecería bien que tuviera que obligar a mis clientes a hacerlo.

    Claro, el problema está en que si se deja libre elección, no habría ni un solo bar para no fumadores. Obviamente, cenar en un italiano o tomar una copa en un garito no es un derecho fundamental del ser humano que deba proteger la constitución, pero es una enorme putada ser no fumador y no poder salir a cenar o a tomarte una copa sin aumarte.

    ¿Que hacer ante tal tesitura? pues hay dos opciones: la primera es sacar el manual filofascista y o bien permitir fumar en todos los sitios y que se jodan los no fumadores, o prohibirlo en todos y que se jodan los fumadores. La segunda, simplemente, es ser medianamente razonable y permitir la instalación de zonas separadas en aquellos locales donde sea posible.

    El talibanismo, en uno u otro sentido es el verdadero atentado contra la libertad.

    Me gusta

  27. 12 enero, 2011 a las 21:43

    Y en esta fórmula falta todavía un elemento no comentado: ¿qué pasa con los camareros u otros empleados que no fuman? Creo que esa ha sido una de las principales razones por el que esta ley ha prosperado. En España menos del 25% de la población fuma, pero el número de locales donde se podía fumar era cercano al 90% (y si eran discos y bares de copas el 100%). Un cliente que va un local donde hay zona de fumadores no tiene problema, pero ¿y el empleado?, ¿ha de elegir entre currar en un ambiente que le puede resultar asfixiante o bien irse al paro?

    Me gusta

  28. Uri
    12 enero, 2011 a las 21:51

    Es precisamente eso lo que “rasca un poco”,si existe un local (del tipo y uso que sea)que esta acondicionado para que los fumadores puedan fumar sin molestar a los no fumadores no veo la razon de prohibirlo.
    Entiendo que hay que garantizar la salud de un no fumador,ya que,si ha decidido (sabiamente) no fumar no tiene porque respirar humo de un cigarro o impregnarse de olor a humo.
    Pero como dice J.M me parece talibanismo prohibirlo como se ha prohibido.Entiendo que hay que garantizar que un no fumador pueda entrar en cualquier local de caracter publico (bar,restaurante,discoteca,cine…)sin que le afecte el vicio de otro.Pero una vez garantizado esto querer ir mas alla,me parece excesivo.¿Porque yo,en un Hotel,estando solo en la habitacion no he de poder fumar si asi lo deseo?¿A quien molesto o perjudico?

    Me gusta

  29. 12 enero, 2011 a las 22:04

    Manuel..,entonces, y llevado tal vez al extremo.. ¿ Que hacemos con trabajos como la minería, los hospitalarios, lo de centrales nucleares, alto hornos y otra infinidad de trabajos que por sus peculiaridades son propensos a trastornos ó enfermedades profesionales..? ¿Los mandamos a su casa ó cerramos las instalaciones..?

    Me gusta

  30. Berni
    12 enero, 2011 a las 22:17

    Bueno, lo primero y como es mi primer mensaje (aunque hace tiempo que sigo este blog) un saludo a todos los participantes, por majos.
    Lo segundo, soy fumador desde hace unos tres años, y lo de la ley me parece bien. Maticemos, hasta cierto punto. Creo que lo que ha dicho J.M. sobre no fumar en lugares donde a la gente podría no gustarle, me parece de lo más obvio y estoy por completo de acuerdo. Se trata de una cuestión de respeto. Pero tambien es cierto que con habilitar zonas en bares (los que desearan hacerlo) para fumadores, se arreglaba… siempre y cuando los bares cumplieran la normativa que les obliga a tener un sistema de renovación de aire funcionando y en buen estado. Os recuerdo un artículo de El País de hace una semana, donde se hacía eco de un informe del ministerio de Sanidad (creo recordar) en el que se decía que el nivel de productos derivados del humo de tabaco era 10 veces superior en el aire de locales donde se permitía fumar con respecto al aire libre, y 3 veces superior en bares donde NO estaba permitido.
    En segundo lugar, con respecto a la salud de los no fumadores que trabajan el locales donde sí se fuma, bueno, lo primero me remito a lo anterior, si la ventilación fuera buena no habría problema. Y segundo, desde hace un año y medio, la ley permite a los dueños de los locales poner el cartelito de ‘prohibido fumar’ en su puerta ¿Cuantos lo han hecho? Por lo que yo he visto, muy pocos, la cartera tira más que la salud. Ojo, sé que tal y como anda el patio, tampoco se puede renunciar gratuitamente a los ingresos de clientes habituales (y, por lo menos en mi experiencia) la mayoría fumadores o amigos de. Pero me molesta que ahora se esgrima como arma.
    Y tercero pero no por ello menos importante… estoy hasta las narices de que desde que salió la ley la gente me mire por la calle cuando me voy liando un cigarro, como un sujeto denunciable.

    Me gusta

  31. Berni
    12 enero, 2011 a las 22:20

    Otro detallito, que me he dejado en el tintero, y como dice Lampuzo, donde está ahora la gente protestando por los humos de los coches? En Madrid por ejemplo, se superan en un de cada cuatro días, los niveles de contaminación fijados por la OMS. Sinceramente, de un fumador o grupo de, te puedes esconder, pero de los vehiculos?

    Me gusta

  32. 12 enero, 2011 a las 22:47

    Coincido con lampuzo. Los camareros tienen un profesión que conlleva unos riesgos, igual que conllevan unos riesgos la construcción o la minería. Pero lo más preocupante de este tema de la ley anti-tabaco es que parece que se está utilizando como cortina de humo. De un humo mucho más perjudicial que el del tabaco. El que utilizan nuestros políticos para nublar nuestra vista y provocar un cáncer a nuestra sociedad que termina matando la democracia.

    Me gusta

  33. 12 enero, 2011 a las 22:50

    Lampuzo esos trabajadores cobran plus de peligrosidad y tienen revisiones médicas periódicas. Muchos de ellos pueden jubilarse mucho antes que en otros trabajos. ¿Solicitamos todo eso para los camareros?
    Y todos ellos llevan equipos de protección. Podemos elegir que es más sencillo si lo que se ha legislado o darles una máscara de oxígeno a todos los empleados que lo deseen (sólo hay que atender a las estadísticas de empleados con problemas pulmonares, cáncer de pulmón incluido), sin necesidad de llevarlo al extremo).

    Por que llevandolo al extremo, ¿por qué no dejamos que los conductores beban o se droguen lo que les venga en gana? Si hay profesionales del volante y es peligroso, pues bueno hay otras profesiones peligrosas.

    Me gusta

  34. 12 enero, 2011 a las 22:55

    También habría que comprobar cuantos de estos camareros son fumadores pasivos. Al bar de copas al que suelo ir conozco a los 4 camareros que trabajan allí, y a los 4 los he visto fumar.

    Me gusta

  35. Uri
    12 enero, 2011 a las 23:19

    Veras Manuel lo que tu comentas de los camareros es cierto en un contexto de un local donde esta enteramente permitido fumar.En un local donde simplemente se habilita un zona para fumadores el camarero no se pasa todo el dia en esa zona,solo pasa por esa zona de forma esporadica.Si ademas la zona de fumadores esta correctamente pensada (esto es perfectamente acotada y aislada con extractores,purificadores y ventilacion) creo que el impacto no es para tanto,ya que,no estamos hablando,como seria el caso actual,de una persona que se pase el dia en un ambiente cargado de humo,sino de una persona que trabaja en un sitio en condiciones aceptables y de vez en cuando ha de entrar en una zona donde se fuma.Al fin y al cabo su sueldo tambien depende de ello,ya que,por mucho que se diga que no afecta a los ingresos de la hosteleria en alguna medida (sea esta la que sea) si que repercute.En cualquier caso,tambien produce humos la cocina,la freidora,las planchas…
    En fin,creo que alternativas validas las hay solo hay que querer encontrarlas.

    Me gusta

  36. 12 enero, 2011 a las 23:19

    Manuel, joer.., si que te has ido al extremo,a un extremo un poco extremo. Hablando hipotéticamente, porque el tema parece ya estar zanjado, ¡Por que nó se pueden repartir mascarillas entre los camareros que los soliciten..y si ello fuera necesario compaginarlo con revisiones y otros beneficios !.Digo esto más que otra cosa porque los club de fumadores, las sociedades gastronómicas y algún otro tipo de entidades y club privados va a seguirse permitiendo el consumo de tabaco en sus instalaciones.

    Lo otro no te lo comento..:sock:

    Me gusta

  37. 12 enero, 2011 a las 23:29

    Lampuzo, claro que he exagerado, todavía no se me ha caido el cerebro por la abertura. Como también espero que sea una exageración los que afirman que fumar en lugares cerrados es un derecho fundamental, que casi debía estar en la constitución 😀

    Lo de los beneficios laborales a los camareros, sin duda, tenía que haberse hecho hace años. Claro que entonces a esas personas que acabaron con un tumor, pero que igual empezaron con problemas pulmones me pregunto, ¿qué pasa si el médico les dice que se juega la vida volviendo al trabajo? Supongo que la respuesta ha de ser: “invalidez permanente”, como ocurre en otros trabajos. ¿Estarán los hosteleros dispuestos a pagar eso?

    Uri, las condiciones de los camareros depende del local, obviamente. Pero los que trabajan en locales nocturnos están como un salmón, ahumados 😀

    Me gusta

  38. 12 enero, 2011 a las 23:48

    En esta noticia, cuyo titular está a la altura del medio que lo reproduce, se explican soluciones europeas menos drásticas y que quizás valdría la pena copiar: http://www.libertaddigital.com/economia/hay-esperanza-paises-que-han-logrado-revocar-la-ley-antifumadores-1276411646/

    PD: Perdón por la referencia (LD), es que no he encontrado esto en otro medio.

    Me gusta

  39. Boca Rana
    13 enero, 2011 a las 0:05

    Manuel, hace años que no existe el plus de peligrosidad, está prohibido por la ley (L31/95).

    Respecto de los riesgos de los camareros y las zonas separadas, pues la solución era fácil, los camareros no pueden pasar a las zonas reservadas a los fumadores (y si el camarero es fumador, que se salga a la calle como en el resto de los trabajos).

    En algún país de Europa han permitido a los autónomos sin trabajadores elegir si dejar fumar o no, pero aquí eso no funcionaría, muchos bares con un trabajador lo despedirían para permitir fumar y a bastantes camareros les obligarían a hacerse autónomos.

    De todas maneras había otra solución más sencilla, en lugar de prohibir o no el humo en los locales, poner un nivel máximo, si llega el inspector y se sobrepasa el nivel, multa al canto, así los sistemas de extracción funcionarían como deben. Por cierto, que los que trabajan en locales nocturnos estarían igual de protegidos.

    Me gusta

  40. Berni
    13 enero, 2011 a las 0:09

    de la noticia de libertad digital solo señalar que acabo de volverme hace unas semanas de estudiar en Estocolmo y allí no se puede fumar en ningún lugar cerrado… de hecho yo no podía fumar en mi casa! Así que lo de convivencia entre fumadores y no fumadores…

    Me gusta

  41. KC
    13 enero, 2011 a las 0:14

    JM, la conducta que analizas en el primer párrafo diría que tiene una explicación psicológica que generalmente va a tener más que ver con la opresión de tener que haber aguantado durante años el tema de los humos sin poder hacer otra cosa, que el retorcerse de placer por la jodienda a los locales.

    Habría que ponerse en la piel de quienes durante años han tenido todo tipo de problemas por entrar a sitios con humo (ahora mismo me estoy acordando de un amigo al que literalmente le lloraban los ojos). Es relativamente “normal” que este tipo de personas ahora reivindiquen una especie de victoria que, más que con ellos, tiene que ver con el interés general que se supone que es la salud pública y que está por encima de cualquier derecho individual, como se comprende desde la lógica jurídica y común.

    La segunda, simplemente, es ser medianamente razonable y permitir la instalación de zonas separadas en aquellos locales donde sea posible.

    Debería haber sido así, JM, pero a la Ley, y a los legisladores, son como son…

    Por otro lado, decirles a Lampuzo y a 142 que la diferencia entre profesiones con riesgo inherente y no opcional y la de camarero, es evidente. Y, como explica Manuel, los camareros como gremio no han cobrado nada por ello, porque no firman en sus contratos el tener una OBLIGATORIEDAD con respecto a ese tema, ni a tener que aguantar sustancias que les puedan acarrear daños futuros, aún cuando habrán tenido todo tipo de dolencias por respirar humo AJENO, que como digo, nadie tiene derecho a verse agredido por el derecho, placer o convicción ajena.

    Como dicen una máxima del Derecho: “el derecho de A acaba donde empieza el de B”.

    En cuanto a cifras económicas, cuando llegue verano y las noches calurosas y la gente se haya acostumbrado, creo que cualquier disminución de las que se puedan quejar ahora, habrá, valga la redundancia, disminuido. De todas formas, creo que he oído algo de una crisis o no sé qué…

    Por otro lado he de decir que los de prohibir fumar en cualquier sitio al aire libre sí me parece una gilipollez como un templo, ya que no veo equivalencia ninguna entre respirar esporádicamente parte del humo de alguien que se fuma un cigarrillo, si es que te afecta, a tener que respirar el aire condensado de los cigarros de una multitud en un espacio cerrado, que con seguridad te va a afectar.

    En fin, se podría haber hecho mejor las cosas y regular mejor la casuística, eso por supuesto, pero es que aquí lo que funcionan son las chapucillas, que además de ser chapuzas suelen ser bastante lentas.

    Saludos.

    Me gusta

  42. KC
    13 enero, 2011 a las 0:26

    En algún país de Europa han permitido a los autónomos sin trabajadores elegir si dejar fumar o no, pero aquí eso no funcionaría, muchos bares con un trabajador lo despedirían para permitir fumar y a bastantes camareros les obligarían a hacerse autónomos.

    De todas maneras había otra solución más sencilla, en lugar de prohibir o no el humo en los locales, poner un nivel máximo, si llega el inspector y se sobrepasa el nivel, multa al canto, así los sistemas de extracción funcionarían como deben. Por cierto, que los que trabajan en locales nocturnos estarían igual de protegidos.

    Sí, sí, si por poder haberse hecho… pero a ver si te crees tú que se van a complicar mucho las cosas… jejeje.

    Por cierto, ¿cuál es el artículo en que se prohíbe el plus de peligrosidad? Porque entonces no entiendo que lo que habla esta sentencia de 2010:

    http://sentencias.juridicas.com/docs/00318797.html

    Saludos.

    Me gusta

  43. 13 enero, 2011 a las 0:31

    Completamente de acuerdo, KC, aunque me sigue pareciendo bastante infantil el “retorcerte de placer” porque la peña se tiene que salir a fumar a la calle en un local en el que jamás has entrado ni entrarás, por entendible que sea psicológicamente.

    Con respecto a la peligrosidad, los pluses nunca me han parecido bien. La salud no se compra. Lo que hay que hacer es evitar las situaciones de peligro o al menos minimizarlas. En el caso de los camareros, ya lo han comentado varios contertulios: zona para fumadores bien ventilada y de paso esporádico. Lo que es vergonzoso eran las jaulas para fumadores de Barajas, donde el humo que se ahorraban los viajeros se lo metían entero los empleados de limpieza. Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Me gusta

  44. KC
    13 enero, 2011 a las 0:34

    En cuanto al tema de “niveles”, el problema que le veo es intentar graduar unos niveles dependiendo de los casos concretos. Por ejemplo, en caso de superarse, ¿le decimos a algunos clientes que apaguen el cigarro? ¿ponemos un medidor de tabaco para que lo vea todo el mundo en el salón y vayan fumando a medida que desciende el nivel?

    Yo creo que es mejor lo de separar por zonas de forma técnica y efectiva y que se contraten a camareros que estén dispuestos a ese tema del tabaco, por lo que tendrían que cobrar algún tipo de concepto proporcional, por pequeño que fuera.

    Pero bueno, todo esto ya supondría mucho jaleo para discutir en los proyectos por parte de nuestros parlamentarios. Para eso mejor todo fuera, unas palmaditas y ya veremos qué pasa…

    Lo que está claro es que nunca va a llover a gusto de todos.

    Saludos.

    Me gusta

  45. Uri
    13 enero, 2011 a las 0:40

    “Uri, las condiciones de los camareros depende del local, obviamente. Pero los que trabajan en locales nocturnos están como un salmón, ahumados ”
    Completamente de acuerdo,pero te dire mas,incluso siendo yo fumador me parece inconcebible que en ciertos locales donde no habia ni un triste ventanuco se pudiera fumar y donde habia tal humareda que como dice KC incluso te lloraban los ojos (a mi me pasaba).Es decir,no por el hecho de ser fumador me gusta un ambiente saturado de humo.
    Tal como yo lo veo,si un empresario de la hosteleria realiza un inversion que permite una zona de fumadores aislada del resto y con unas buenas condiciones en cuanto a ventilacion,extraccion y purificacion,en ese local deberia permitirse fumar en la zona destinada a ello.
    Cierto es que habia que regularlo de alguna manera porque la cosa estaba en unos limites excesivos.Como bien dices la mayoria de locales no estan capacitados para eso puesto que no tienen la infraestructura necesaria para garantizar un aire respirable (aunque sea fumador,tambien prefiero un aire no viciado).

    Me gusta

  46. KC
    13 enero, 2011 a las 0:47

    JM, aparte de que usé el término “relativamente” delante de entendible, podemos usar comprensible. Cuando una persona se ha sentido agraviada de alguna forma y por cualquier razón durante años, es normal que cuando cese esa acción y de alguna forma se vea menos agraviada, lo celebre. Bien es verdad que los tipos de celebración serán diferentes, pero pero eso ya va más con la educación de cada uno y sus protocolos en cuanto a relaciones sociales.

    En cuanto a la salud, la esencia original de los pluses no es que se venda o se compre la salud, sino que se reconozca la peligrosidad o riesgo de una profesión, que es bastante diferente. En el caso de los camareros, sí, podemos minimizar esa peligrosidad, porque quizás sea un caso no forzado, pero qué hacemos en el caso de otras profesiones que sí la tienen: ¿bajamos el nivel de gas de las minas, la radiación de dónde la haya, la intensidad de un fuego en una casa en la que entra un bombero, reducimos los impactos de bala a un policía?

    En definitiva, todo esto no sé ni por qué lo estamos discutiendo, porque la decisión ya ha sido tomada por quien la tiene que tomar, que son justamente los que no pierden tanto el tiempo en estas cosas.

    Saludos.

    Me gusta

  47. KC
    13 enero, 2011 a las 0:56

    Uri, en realidad, y si todo funcionara como debería funcionar, las infraestructuras no tendría que ser únicamente hechas por el empresario, sino que el Estado de alguna forma tendría que haberse encargado de parte (no sé hasta qué porcentaje), ya que es un asunto de salud pública e interés colectivo; así por un lado podrían haber zonas mejor habilitadas y el empresario no tendría que ser el único responsable de su inversión. El Estado debería haber arrimado un poco el hombro, aunque fuera mínimamente. Porque a todos nos interesa este tema, desde una perspectiva u otra. Pero creo que no es el mejor momento para que un Gobierno use dinero público…

    Saludos.

    Me gusta

  48. KC
    13 enero, 2011 a las 1:06

    En el caso de los camareros, ya lo han comentado varios contertulios: zona para fumadores bien ventilada y de paso esporádico.

    JM, a mí me parece muy bien esta posición, y creo que sería la más justa, pero lo de zona “bien ventilada” no se puede añadir en una ley X porque es demasiado abstracto, y lo de “paso esporádico” imagínate… el texto debe ser más exacto, porque si no sería como quedarse en nada, como comprenderás. Es en esas exactitudes y concreciones en las que se tendría que haber entrado, pero creo que aquí lo fácil es hacer cuanto menos mejor, que es lo que se suele hacer. Debe ser la falta de juristas o que lo económico en realidad supera a lo jurídico al hacer la Ley… yo me decanto por la segunda.

    Saludos.

    Me gusta

  49. KC
    13 enero, 2011 a las 1:22

    Berni :
    de hecho yo no podía fumar en mi casa!

    Si eso es verdad, sería un ejemplo de legislador más imbécil que el español, lo cual sería sorprendente…

    De todas formas, el artículo tiene razón en cuanto a que en un futuro es posible que haya reformas, ya que es verdad que en algunos tipos de ocio, como el de las discotecas/pubs en concreto, se puedan ver afectados como no pongan un sitio especial que no sea la calle. Pero eso no significa que en todos los tipos de locales cerrados vaya a suceder lo mismo.

    Saludos.

    Me gusta

  50. KC
    13 enero, 2011 a las 1:31

    En cuanto al argumento propiedad privada del local Vs derecho a la salud, volvemos a lo mismo: la salud, por ser interés colectivo, es decir, que nos toca a todos, debe ser preponderante a cualquier derecho a la propiedad privada, cosa que está muy bien que exista y que también tiene sus garantías constitucionales, pero que no puede tener la importancia del primero, y por ello, el primero (derecho a la prop. privada), que va a ser un elemento de decisión individual, no puede influir sobre un derecho fundamental que es de interés general. Sólo en caso de que fueran locales en los que los mismos propietarios trabajaran tendría alguna validez jurídica el argumento, aunque habría que ver cuáles serían las consecuencias prácticas (que ya alguien comentó arriba sobre la posibilidad de echar a trabajadores).

    Bueno, siento haber dejado esto lleno de comentarios. Mañana más.

    Me gusta

  51. MR
    13 enero, 2011 a las 3:57

    Genial por esta regulación.
    Siempre salen los típicos diciendo que eso de prohibir es de fascistas y de bla bla bla, olvidando que todo el código civil se basa en prohibiciones. Para garantizar libertades muchas veces hay que prohibir.

    No entro a debatir si otro tipo de normativa hubiera sido mejor, sólo decir que ya era hora. Una argentina me dijo que cuando llegó aquí se quedó sorprendida al comprobar que se podía fumar en todas partes cuando en su país, con muchos problemas en desarrollo, hace años no se puede.

    Por otro lado, el sector hostelero es lamentable. Tienen una mentalidad y una manera de hacer y quejarse que atufa a rancio que echa atrás.
    Casi no piso este sector desde la implantación de la moneda única. Recuerdo que fui con mi ex a la cafetería que íbamos casi cada día y pedimos lo de siempre. Cuando mordimos la primera pasta de chocolate nos dio por mirar la carta y alucinemos. Nunca lo olvidaré, el café con leche pasó de 125 pesetas a 1,45 euros. Las pastas no recuerdo. (Sí, era una cafetería de las caras, íbamos por las pastas)
    En el momento de pagar había una mujer quejándose de la subida de precio y la dueña respondió “A mí me suben la leche, café, …”. Pues precisamente algunos productos bajaron de precio, y otros subieron de manera razonable, y eso en el mercado minorista.

    Conozco uno que tiene un bar y explica que de un kilo de café salen 120 cafés (poniendo una lámina de metal más sin que se note). Cada kilo le salía a 6 euros.
    La Coca Cola se la regalaba el proveedor a comprar no recuerdo qué producto, la cual era vendida a 1,80 euros.

    Que nadie me entienda mal, me parece bien que si hay gente dispuesta a pagar ese pastizal por un café o una lata el hostelero pueda aprovecharse de ello.
    Lo que no me parece bien es que estén siempre haciéndose la víctima e intenten engañar con la entrada del euro o lo que puedan. Por eso no voy, porque paso de entrar en su juego.

    Con algunas panaderías igual. El precio del trigo subió de precio hace dos años y aprovecharon para subir precios. La subida no era para nada proporcional con la experimentada con las materias primas, pero había que poner una excusa. De hecho, según el Ministerio, años atrás estuvo más caro.

    Me gusta

  52. 13 enero, 2011 a las 7:45

    Mientras sigamos siendo esclavos del tabaco, siempre tendremos problemática y polémica. Os dejo un artículo relacionado:
    http://nadamasquelaverdad.wordpress.com/2010/11/26/la-verdad-sobre-la-esclavitud-del-siglo-xxi/
    Salgamos de la esclavitud!!
    La verdad nos hará libres.
    Saludos.

    Me gusta

  53. 13 enero, 2011 a las 8:31

    Independientemente de todo, muy bueno el articulillo,nadamás. Gracias por compartirlo.

    Me gusta

  54. 13 enero, 2011 a las 8:59

    Introduzco otros dos puntos al debate:

    1. Esta mañana escuchaba en la radio llorar a un hostelero por la pérdida de ingresos y nos llamaba a los no fumadores intransigentes de mierda (con palabras más educadas pero venía a decir eso). Olvida este señor que si de verdad fueramos intransigentes su negocio se iría a pique. En este pais no fumamos el 75% de la población, pero por educacíón hemos asistido a locales llenos de humos, que ya incumplían la anterior ley. Si nos hubiesemos declarado insumisos a asistir a locales de ocio muchos restaurantes y bares hubieran visto mermada su caja sustancialmente.

    2. ¿Por qué cuando Sanidad prohibe un aditivo alimentario que tiene ligeros efectos tóxicos (aunque sepa muy rico) se la aplaude, sin embargo si se menciona, aunque sea de pasada que va a legislar contra el tabaco (aún sin prohibirlo) se le compara a ese estado que la ley Godwing siempre hace referencia?

    PD: En los hoteles se podrá seguir fumando (en las habitaciones) siempre y cuando el hotel mantenga esas habitaciones de fumadores fijas, que no esté cambiándolas constantemente.

    Me gusta

  55. KC
    13 enero, 2011 a las 9:28

    Manuel, creo que la clave es que los empresarios hosteleros piensan algo como esto: “antes de las leyes contra el tabaco teníamos como clientes a fumadores + no fumadores, después de las leyes contra tabaco sólo tendremos clientes no fumadores, por tanto estamos perdiendo caja”. No piensan en que es posible que ahora vayan más no fumadores a consumir, comer o charlar, no. Lo único que ven es clientes perdidos que ahora fumarán en casa en vez de ir a su establecimiento.

    Yo los únicos clientes fumadores que veo que quizás vayan a perder son los de café/copa y pitillo, porque los que van a ver el fútbol porque no lo tienen en su casa o los que salen a comer o cenar lo seguirán haciendo, aunque les toque salir 5 minutos a hacerse algún pitillo, si es que lo hacen, ya que quizás si antes alguien se hacía 5 pitillos en un bar, ahora se haga sólo 2 en el mismo período. Todo depende de la casuística.

    Desde luego, el surtido de olores ahora va a ser mucho más intenso.

    El tema de los hoteles era lo más lógico, ya que si alguien deja una habitación a las 12 habiéndose fumado 5 pitillos en las dos horas anteriores, es posible que a un no fumador le pueda molestar la fragancia que queda, que es notable a pesar de la limpieza posterior.

    Además, entre la ley y el precio del tabaco actual, ahora sí que va a ser un placer el fumar, y no un vicio 😉

    Saludos.

    Me gusta

  56. 13 enero, 2011 a las 10:45

    J.M. Hernández :
    Independientemente de todo, muy bueno el articulillo,nadamás. Gracias por compartirlo.

    Gracias a ti, J.M.
    Por otro lado, pienso que la base del problema está, como siempre, en el dinero. Y más que en el dinero, en las expectativas de que éste entre o salga de la caja. Aún es pronto para tener datos fiables sobre asistencia o no a los bares. Yo creo que es mucho mejor para todos (los no fumadores, como yo mismo, asistiremos más a bares y pubs), además de ser un paso para la completa erradicación del tabaco. Lo que pasa es que no se pueden cerrar del tirón todas las industrias tabaqueras, hay que ir paso a paso.
    Con respecto al punto 2 que apunta Manuel, vuelve a entrar otra vez el dinero. El tabaco mueve millones y los aditivos alimentarios no, o al menos no tanto. Cuando tocamos el bolsillo de la gente (o de las corporaciones) es cuando empezamos a ser molestos.
    La verdad nos hará libres.
    Saludos.

    Me gusta

  57. Jon
    13 enero, 2011 a las 12:09

    142reasons :También habría que comprobar cuantos de estos camareros son fumadores pasivos. Al bar de copas al que suelo ir conozco a los 4 camareros que trabajan allí, y a los 4 los he visto fumar.

    Claro, claro, que ser fumador pasivo no es perjudicial, ¿verdad?
    ¿Cuál será la siguiente conclusión a la que llegues con tus concienzudos estudios estadísticos? ¿Que el tabaco no causa enfermedades porque conoces fumadores de toda la vida con más de 90 años?

    Mi madre es funcionaria y está cansada de ver expedientes de enfermedad laboral (cáncer de pulmón,…) de camareros no fumadores y eso que ella lleva décadas fumando y salvo por esta afirmación, repite el resto de falacias y argumentos absurdos que repiten machaconamente los fumadores.

    Me gusta

  58. Jon
    13 enero, 2011 a las 12:25

    J.M. Hernández :…Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Si la gente fuera medianamente razonable no fumaría.

    Me gusta

  59. 13 enero, 2011 a las 12:55

    Contestando a volapié.., Manuel, lo que está claro es que es un opción legal y como opción legal con unos derechos inherentes, los que se acuerden, que implican una protección a la imagen de la persona que ejerce esa opción, vuelvo a decir, legal. Otra cuestión sería los derechos de los profesionales que directa ó indirectamente sufren riesgos laborales por su práctica en instalaciones privadas y cuyos locales disponen de una legislación propia dictada en el “derecho de admisión”y que implica que los primeros deberían ser informados de las prácticas legales que tal derecho supone, y que pudieran ser lesivas (aquí entraría la legislación laboral en el tema, y en el caso de los segundos, establecerse en dicho marco legal.

    KC, (según lo comentado..) Esta situación viene dada por el planeamiento pésimo de una ley,sobre una práctica legal vuelvo a insistir, que si hubiera respetado los derechos, de una práctica legal, debería haber sido acompañada de una legislación profesional paralela acorde con unos riesgos laborales inherentes.

    La solución hubiera estado más acorde si estás hubieran tenido las premisas que JM ha sugerido ó bien, si hubiéramos querido ser “mas papistas que el papa” (Cosa que a los españoles se nos dá de rechupete..) haber ilegalizado el consumo de tabaco y punto. Pero claro.., aquí hay dos inconvenientes: Uno, el único de éste desaguisado, el estrictamente económico y otro, como sugiere D. Felipe González y las Juventudes Socialistas, y se legaliza el consumo de cannabis.. ¿Con que se iban a “elaborar” los “petardos”..? 🙂

    Saludos,

    Me gusta

  60. Aitor
    13 enero, 2011 a las 12:55

    Jon :

    J.M. Hernández :…Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Si la gente fuera medianamente razonable no fumaría.

    Si la gente fuera medianamente razonable no se meteria en la vida de los demás, aunque algunos como tú quieran vivir 100 años. Respeto para los no fumadores y respeto para los fumadores, intentemos no molestarnos unos a los otros y veras que bien no va todos.
    Tener razón no obliga a convertise en un ortodoxo o un nazi,

    Me gusta

  61. albireo beta cygni
    13 enero, 2011 a las 13:25

    Los industriales hosteleros de Madrid, que ahora tanto se quejan, han estado incumpliendo flagrantemente la ley. Incluso los que instalaron las famosas mamparas, no hacían mas que el paripé, porque seguía oliendo a humo todo el local. Pero lo peor era lo de los niños (estaba prohibido que entrasen en locales donde se permitía fumar), porque admitían incluso carritos de bebés. Mucho cinismo es lo que hay…

    Me gusta

  62. 13 enero, 2011 a las 14:45

    Jon :

    J.M. Hernández :…Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Si la gente fuera medianamente razonable no fumaría.

    ¿Y tampoco montaría en coche o moto, no haría paracaidismo, no sería escalador o espeleólogo, no bebería alcohol ni viviría en una ciudad, no navegaría con tormenta ni saldría a la calle en invierno?

    Las escalas de valores siempre son individuales. Lo importante es decidir con información. Fumando arriesgamos la vida, y montando en moto también. Cada uno es libre de elegir sus riestos, sus placeres y su forma de vida. Siempre que yo no te obligue a fumar ni a montar en moto, que es en lo que estamos 😉

    Me gusta

  63. Jon
    13 enero, 2011 a las 16:50

    Aitor :

    Jon :

    J.M. Hernández :…Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Si la gente fuera medianamente razonable no fumaría.

    Si la gente fuera medianamente razonable no se meteria en la vida de los demás, aunque algunos como tú quieran vivir 100 años. Respeto para los no fumadores y respeto para los fumadores, intentemos no molestarnos unos a los otros y veras que bien no va todos.Tener razón no obliga a convertise en un ortodoxo o un nazi,

    1.) Con mi comentario yo no me he metido en la vida de los demás, simplemente he hecho una afirmación obvia y es que fumar puede ser definido como casi cualquier cosa menos como algo razonable.

    2.) No me conoces de nada para saber si quiero vivir 100 años. De hecho, aspiro a vivir no menos de 120 años.

    3.) El respeto a los fumadores no hace falta pedirlo ya que ha estado más que garantizado siempre, mientras que el respeto a los no fumadores parece que empieza mínimamente a tenerse en cuenta.
    No te confundas con frases como “intentemos no molestarnos unos a los otros…” porque no conozco un solo caso de no fumador que haya molestado a un fumador por el hecho de no fumar, mientras que lo opuesto es más que habitual.

    4.) ¿A quién llamas exactamente nazi? ¿A mí, a los no fumadores en general, a los no fumadores que apoyan esta medida,…? ¿Sabes lo que significa esa palabra o simplemente eres un polemista que patalea cuando no se hace lo que él quiere?

    Curiosamente lo que yo me he encontrado en estos años es que el comportamiento de los fumadores se acercaba más a la definición de fascista que el de los no fumadores.
    Hace mucho tiempo me encontré con un anciano fumando en el wc de un mercado cerrado donde estaba prohibido. Cuando salí del baño le informé educadamente y sin “recochineos” que no estaba permitido fumar allí porque creía que se trataría de un despiste o desconocimiento por su parte.
    Su respuesta con total soberbia y altanería fue: ¿Tú quién eres? ¿El guarda?
    Respondí completamente descolocado: Mmmmm… Sí.
    El anciano: Pues yo no veo tu traje de guarda.
    La conversación degeneró a lo absurdo y decidí marcharme sin hacer nada, a sabiendas que ya entonces eran mis derechos y que aquel anciano se mofaba en mi cara con todas las de la ley.

    ¿Y tú me hablas de respeto a los fumadores? ¿De no molestarnos? JA JA JA.
    Lo que os jode a muchos fumadores es que hasta ahora vosotros teníais la sartén por el mango con vuestra adicción y los no fumadores estábamos sometidos a vuestra voluntad y si alguna vez os hacíamos algún requerimiento razonable y educadamente nos exponíamos a que os hubiérais levantado con buen pie y os dignárais a considerarlo.
    Pero eso se acabó. El derecho a la salud manda.

    Me gusta

  64. Jon
    13 enero, 2011 a las 17:13

    J.M. Hernández :

    Jon :

    J.M. Hernández :…Por eso digo que lo que hay que ser es medianamente razonables…

    Si la gente fuera medianamente razonable no fumaría.

    Cada uno es libre de elegir sus riestos, sus placeres y su forma de vida. Siempre que yo no te obligue a fumar ni a montar en moto, que es en lo que estamos

    Nadie está buscando putear (con perdón por la expresión) a los fumadores (que es lo que muchos se creen), ni atentar contra su derecho a intoxicarse.
    Lo que se intenta es defender el derecho a la salud pero como en muchas circunstancias ambas acciones son incompatibles, se antepone lo importante a lo urgente (porque si fuera por la urgencia de los fumadores cuando les baja la concentración de nicotina en sangre todavía estaríamos con los hospitales llenos de humo, lo cual resulta ahora inconcebible para muchos para los cuales hace bien poco era algo perfectamente normal).

    Y precisamente por eso se ha sacado esta ley, para que nadie nos obligue a fumar como sucedía hasta ahora en la práctica totalidad de cafeterías de este país.

    Saludos.

    Me gusta

  65. Dr. Grijando Delemorrrl
    13 enero, 2011 a las 17:31

    Hombre, yo lo de los bares sigo sin entenderlo, aunque quiero respetar todas las opiniones, luego igual alguna no la respeto, pero lo intento xDD.
    Ningún estado se puede erigir en defensor de la salud particular, y mucho menos cuando los ingresos por la venta del producto en cuestión derivan casi en su totalidad en impuestos.
    Entonces toda la razón que pueda tener el estado, esgrimiendo el argumento de la salud pública se desmorona ahí y se convierte en hipocresía.
    SI vamos a prohibir el tabaco porque es malo, vamos con todo, con la prohibición de la venta también, no solo del consumo.
    Y respecto a lo de los bares, pues me parece bien que la gente que no fuma pueda difrutar en el bar, pero en realidad decir eso es un engaño, hasta ahora cualquier no fumador podía disfrutar en el bar, no en todos pero si había bares y bastantes en los que poder disfrutar y lo digo bien claro.
    Yo tengo una hija pequeña y siempre me apañé con ella para ir a sitios de no fuamdores, o a sitios de fumadores amplios y bien acondicionados donde el nivel de contaminación por el tabaco era mucho menor SEGURO que la que había fuera por la emisión de contaminantes de los coches.
    Vamos que aunque yo soy un fumador siempre he mirado por la salud de mi hija,independientemente de mi vicio, ni fumo en casa, ni en el coche y con ella siempre he ido a sitios con mentalidad de no fumador y los he encontrado.

    Por cierto al hilo de todo esto, una cosa curiosa que quiero contar.
    En mi ciudad por ley no puedes pasar fumando por un paseo lateral del parque infantil que está a unos 25 metros dirección este de lo que es el parque en si mismo, pues bien, a 10 metros dirección suroeste pasa todo el tráfico de entrada a la ciudad y nadie dice nada, ni pregunta porque ese parque está ahí, y más digo, ese es el parque viejo, el nuevo está 100 metros más allá y coño !! a pesar de ser relativamente nuevo, tendrá 3 o 4 años, resulta que también está al borde de la carretera, por donde pasa practicamente todo el tráfico de la ciudad, y eso no preocupa ni a Dios, ni por los contaminantes, ni por la posibilidad de que un crio salga del parque y sea atropellado.

    Que mundo de locos !!

    Me gusta

  66. KC
    13 enero, 2011 a las 18:21

    Lampuzo, con sinceridad: lo de prohibir el tabaco es la peor de las ideas porque ,aparte de que eso sí sería fundamentalizar la cuestión ya que sería algo innecesario para asegurar el derecho a la salud de los demás, lo único que haría sería crear redes ilegales de tráfico que se nutrirían haciendo todo tipo de delitos. Mejor que se nutra el Estado y con ese dinero haga cosas que no que se lo queden 15 paletos mafiosos que serían los que montarían redes de 2000 ó 3000 personas ¿No crees? Por otro lado, ningún estudio de Psicología va a apoyar la tesis de que la prohibición total de una droga sea mejor para su menor consumo (ya que muchas veces el hecho de que algo esté prohibido aumenta las ganas de consumo del sujeto; esto no lo dice Freud, lo dice la Psicología moderna).

    Aquí la cuestión no es si se puede fumar o no, la cuestión es que alguien no tiene por qué ser invadido, agredido, atacado por una acción que requiere una decisión individual y no es obligatoria.

    Saludos.

    Me gusta

  67. 13 enero, 2011 a las 19:46

    Jon :

    ¿Y tú me hablas de respeto a los fumadores? ¿De no molestarnos? JA JA JA.
    Lo que os jode a muchos fumadores es que hasta ahora vosotros teníais la sartén por el mango con vuestra adicción y los no fumadores estábamos sometidos a vuestra voluntad y si alguna vez os hacíamos algún requerimiento razonable y educadamente nos exponíamos a que os hubiérais levantado con buen pie y os dignárais a considerarlo.
    Pero eso se acabó. El derecho a la salud manda.

    Justo a esto me refiero cuando digo que lo que veo es resentimiento y ganas de venganza. Habilitar zonas de fumadores no molesta a nadie, pero según tus palabras, no pareces alegrarte sólo por que se pueda entrar a un bar sin tragar humo, sino por que los fumadores se jodan, dado que tu te jodiste antes. Observa la salvaje generalización que haces: ¿estás seguro que todos los fumadores responden siempre según con el pie con el que se levanten? 😉

    Lo digo sin acritud y seguramente me equivoque, y tus palabras no signifiquen lo que me parecen. Por eso empezaba mi comentario con “me da la impresión”.

    Saludos.

    Me gusta

  68. 13 enero, 2011 a las 19:52

    Jon :

    Y precisamente por eso se ha sacado esta ley, para que nadie nos obligue a fumar como sucedía hasta ahora en la práctica totalidad de cafeterías de este país.

    Fíjate también en el contenido de este razonamiento: afirmas que una persona no fumadora tiene el derecho a elegir cualquier cafetería del país, al azar, y exigir que en ella no se fume. Es decir, no solicitas que haya bares sin humo, o zonas sin humo, no solicitas que se pueda tomar un café en tu calle sin tragar humo. Lo que estás diciendo es que absolutamente en todos los bares del país esté prohibido habilitar zonas acondicionadas para fumadores como condición indispensable para garantizar el derecho de los no fumadores.

    Pues necesito que me expliques cómo un área de fumadores debidamente acondicionada, en un bar lo suficientemente grande, obliga a fumar a los que no desean hacerlo, porque sinceramente no lo entiendo.

    Me gusta

  69. jose
    13 enero, 2011 a las 20:50

    Si teníamos reputación de agradables por fumar, yo propongo que consigamos auténtica fama mundial sustituyendo los cigarros por hojas de salvia masticadas. Más sano, y yo pagaría por ver un bar lleno de gente flipando en colores. Y además luego tienes que beberte algo para quitarte esa sensación de que tu lengua se ha convertido en piedra pómez, así que beneficia a los bares y todo.

    Me gusta

  70. jose
    13 enero, 2011 a las 20:51

    “Pues necesito que me expliques cómo un área de fumadores debidamente acondicionada, en un bar lo suficientemente grande, obliga a fumar a los que no desean hacerlo, porque sinceramente no lo entiendo.”

    A los camareros, por ejemplo, que tienen que entrar.

    Me gusta

  71. 13 enero, 2011 a las 21:30

    El tema de los camareros ya lo comentamos algo más arriba Jose, que llegas tarde :mrgreen:

    Me gusta

  72. jose
    13 enero, 2011 a las 21:41

    Oops!

    De todos modos, dijiste: “En el caso de los camareros, ya lo han comentado varios contertulios: zona para fumadores bien ventilada y de paso esporádico.”

    Me parece una medida tan poco realista como decirles a las compañías que inventen un cigarro que no eche humo.

    Me gusta

  73. 13 enero, 2011 a las 21:48

    que inventen un cigarro que no eche humo

    Como a alguien invente algo así que tenga por seguro que Phillip Morris le manda unos sicarios 😀

    Me gusta

  74. Uri
    13 enero, 2011 a las 22:11

    jose :
    Oops!
    De todos modos, dijiste: “En el caso de los camareros, ya lo han comentado varios contertulios: zona para fumadores bien ventilada y de paso esporádico.”
    Me parece una medida tan poco realista como decirles a las compañías que inventen un cigarro que no eche humo.

    ¿Por que?Ya existen locales asi.
    Francamente no acabo de ver el problema.Tecnicamente es posible hacerlo,otra cosa es que hasta ahora se haya hecho poco y mal.
    Que el tabaco es malo es obvio,Ningun fumador lo dicute.Que fumar es una estupidez es obvio,ningun fumador lo discute.
    Pero la intransigencia en las leyes antitabaco nos lleva a paradojas como en Holanda donde puedes entrar en un local y fumarte una pipa de marihuana pero no un cigarro.
    Todos hemos sido victimas alguna vez del incivismo de otros pero las generalizaciones siempre son injustas.Yo he pisado cacas de perro en la ciudad y no pienso que todos los propietarios de perros sean incivicos o que haya que prohibir su tenencia.He visto coches aparcados en zona de minusvalidos y no creo que todos los conductores sean asi.He visto ciclistas circular por las aceras a toda velocidad y no pienso que todos los ciclistas lo hagan.
    Si se ha de legislar pensando unicamente en las personas que son incivicas y poco respectuosas que asi sea,pero es al final va en perjuicio de todos no solo de los fumadores.

    Me gusta

  75. 13 enero, 2011 a las 22:32

    KC :
    …, lo de prohibir el tabaco es la peor de las ideas porque ,aparte de que eso sí sería fundamentalizar la cuestión ya que sería algo innecesario para asegurar el derecho a la salud de los demás.
    Saludos.

    Bien.., pues entonces que nacionalicen las fábricas de tabaco, y que no exista lucro empresarial en un producto que es perjudicial para la salud, ante la evidencia que su producción es inevitable. Y así.., uniremos impuestos mas beneficios para que.. bueno.., para eso que tu dices. Umm.., ¿Tampoco..? No es

    Me gusta

  76. 13 enero, 2011 a las 22:36

    😳 ¡La host…, creo que he roto el blog…!

    Me gusta

  77. Jon
    13 enero, 2011 a las 23:02

    J.M. Hernández :

    Jon :
    ¿Y tú me hablas de respeto a los fumadores? ¿De no molestarnos? JA JA JA.Lo que os jode a muchos fumadores es que hasta ahora vosotros teníais la sartén por el mango con vuestra adicción y los no fumadores estábamos sometidos a vuestra voluntad y si alguna vez os hacíamos algún requerimiento razonable y educadamente nos exponíamos a que os hubiérais levantado con buen pie y os dignárais a considerarlo.Pero eso se acabó. El derecho a la salud manda.

    Justo a esto me refiero cuando digo que lo que veo es resentimiento y ganas de venganza. Habilitar zonas de fumadores no molesta a nadie, pero según tus palabras, no pareces alegrarte sólo por que se pueda entrar a un bar sin tragar humo, sino por que los fumadores se jodan, dado que tu te jodiste antes. Observa la salvaje generalización que haces: ¿estás seguro que todos los fumadores responden siempre según con el pie con el que se levanten?
    Lo digo sin acritud y seguramente me equivoque, y tus palabras no signifiquen lo que me parecen. Por eso empezaba mi comentario con “me da la impresión”.
    Saludos.

    Mentiría si dijera que no guardo resentimiento hacia los fumadores (empezando por mi propia madre que, a pesar de mis constantes quejas, fumaba dentro del coche cuando era pequeño) pero no pretendo buscar venganzas de ningún tipo.
    Has malinterpretado el párrafo de “Lo que os jode…” ya que lo que digo no es que me alegre de que os fastidiéis (por no ser tan soez de nuevo), sino que lo que os molesta es que antes teníais vía libre para pasar por encima de cualquier no fumador (independientemente de que no todos lo hicieran) y ahora ya no.
    Para nada me alegro de la complicada situación actual de los fumadores, entre otras razones, porque el sentimiento mayoritario que me invade cuando pienso en ellos es el de tristeza y pena por el cruel final que les espera a muchos de ellos.
    Ya sé que puede que lo haya empeorado puesto que la compasión y el paternalismo irrita aún más que la mofa, pero por suerte o por desgracia los sentimientos que se nos generan son libres y yo no deseo el mal de nadie.

    En cuanto a la generalización que hice, lo retiro ya que imagino que habrá personas fumadoras perfectamente tolerantes y razonables, pero para mi desgracia nunca me encontré con ellas sino más bien con las del tipo del anciano rebelde que mencioné anteriormente.

    Saludos.

    Me gusta

  78. jose
    13 enero, 2011 a las 23:14

    “Todos hemos sido victimas alguna vez del incivismo de otros pero las generalizaciones siempre son injustas.Yo he pisado cacas de perro en la ciudad y no pienso que todos los propietarios de perros sean incivicos o que haya que prohibir su tenencia.He visto coches aparcados en zona de minusvalidos y no creo que todos los conductores sean asi.He visto ciclistas circular por las aceras a toda velocidad y no pienso que todos los ciclistas lo hagan.”

    ¿Estás diciendo que hay fumadores cuyo humo no da cáncer?

    Me gusta

  79. Jon
    13 enero, 2011 a las 23:21

    J.M. Hernández :

    Jon :
    Y precisamente por eso se ha sacado esta ley, para que nadie nos obligue a fumar como sucedía hasta ahora en la práctica totalidad de cafeterías de este país.

    Fíjate también en el contenido de este razonamiento: afirmas que una persona no fumadora tiene el derecho a elegir cualquier cafetería del país, al azar, y exigir que en ella no se fume. Es decir, no solicitas que haya bares sin humo, o zonas sin humo, no solicitas que se pueda tomar un café en tu calle sin tragar humo. Lo que estás diciendo es que absolutamente en todos los bares del país esté prohibido habilitar zonas acondicionadas para fumadores como condición indispensable para garantizar el derecho de los no fumadores.
    Pues necesito que me expliques cómo un área de fumadores debidamente acondicionada, en un bar lo suficientemente grande, obliga a fumar a los que no desean hacerlo, porque sinceramente no lo entiendo.

    Es que yo no estoy en contra de que habiliten zona para fumadores o de cualquier otra medida que garantice tanto el derecho de los no fumadores como el de los fumadores, pero la medida anterior desde luego resultó un fiasco ya que la inmensa mayoría de bares terminaron siendo para fumadores y en algunos donde se hizo separación, ésta se hizo de pena.

    El tema de los camareros todavía seguiría sin resolverse pero bueno….

    Me gusta

  80. Uri
    13 enero, 2011 a las 23:55

    No,digo que ha habido y hay fumadores civicos,que respetan las prohibiciones de no fumar en sitios publicos.Digo que hay fumadores que apagan sus cigarros si alguien se lo requiere,aun estando en un sitio donde este permitido fumar.Digo que hay fumadores que no fuman delante de niños.
    Si de mis post,deduces que mi argumentacion es que el tabaco no da cancer,repasatelos bien,o no los leiste bien o no los entendiste.
    Yo se que el tabaco es nocivo,pero me considero una persona civica y si fumo lo hago de manera que solo me perjudique a mi.¿Que no todo el mundo lo hace?Cierto.Pero dime ¿en que ambito no hay gente incivica?Pretender que todos los fumadores son unos incivicos egoistas y maleducados,no solo es injusto,tambien es absurdo.
    Por otra parte el responsable de mi salud soy solamente yo y mientras no perjudique a otros no aceptare ningun paternalismo al respecto.Todos (o casi todos)los fumadores tienen la intencion de dejar el tabaco por que saben que es nocivo y yo me incluio en eso.Me parece logico que desde el estado se legisle a favor de sitios publicos sin humo,pero criminalizar al fumador es absurdo.Si hay algun fumador incivico,que se le imponga una sancion,pero yo por mi parte no voy a cargar con la culpa de otros y no me parece justo que en un local adaptado para ello tenga que salir a fumar a la calle porque otro fumador haya fumado en un sitio donde esta prohibido (lease transporte publico,hospital,biblioteca o cualquier otro sitio) y haya sido maleducado y agresivo cuando se le ha reuerido que no lo haga.

    Me gusta

  81. KC
    14 enero, 2011 a las 1:08

    Mentiría si dijera que no guardo resentimiento hacia los fumadores (empezando por mi propia madre que, a pesar de mis constantes quejas, fumaba dentro del coche cuando era pequeño)

    Luego os hablo de Freud y me tacháis de pseudocientífico 😛

    Es una broma, Jon.

    Saludos.

    Me gusta

  82. jose
    14 enero, 2011 a las 1:19

    Civismo en el bar no es fumar al lado de otra gente y apagar el cigarro cuando te lo piden, sino ser consciente de que tu humo afecta a la salud de los demás y por tanto no encenderlo.

    Yo por ejemplo nunca le pediría a nadie que apagara el cigarro, más que nada porque la peste no se apaga como la llama, y el humo no desaparece. Si me molesta, me voy y listo, eso es lo que hago. Yo no tendría que pedirte si serías tan amable de dejar de provocarme enfermedades mortales y de irritarme los ojos y de apestarme la ropa, gracias. Si alguien te lo pide es porque ya estás siendo incívico. Juer, prefiero que me llueva encima a meterme en humo. El agua no huele.

    Que no perjudiques a los demás es todo lo que se te requiere, nada más. No estoy capacitado para juzgar lo de las zonas habilitadas dentro de los bares ya que no tengo experiencia en eso. De todos modos dudo que una zona habilitada, por habilitada que sea, sea tan segura como el aire libre.

    Me gusta

  83. 14 enero, 2011 a las 8:20

    Jon :

    Es que yo no estoy en contra de que habiliten zona para fumadores o de cualquier otra medida que garantice tanto el derecho de los no fumadores como el de los fumadores, pero la medida anterior desde luego resultó un fiasco ya que la inmensa mayoría de bares terminaron siendo para fumadores y en algunos donde se hizo separación, ésta se hizo de pena.

    Eso es otra cosa, completamente de acuerdo 😉

    Me gusta

  84. Jon
    14 enero, 2011 a las 9:27

    KC :Mentiría si dijera que no guardo resentimiento hacia los fumadores (empezando por mi propia madre que, a pesar de mis constantes quejas, fumaba dentro del coche cuando era pequeño)
    Luego os hablo de Freud y me tacháis de pseudocientífico
    Es una broma, Jon.
    Saludos.

    A Freud no le habría faltado trabajo conmigo… 😉

    Me gusta

  85. Edward K.
    14 enero, 2011 a las 9:33

    Hace años, discutía con fumadores preguntándoles por qué me tenía que envenenar cuando entraba a un bar, su respuesta “pues no vayas”. Resulta que ahora se quejan porque ya no pueden seguir fumando, probad a decirles que si tanto les molesta que sean ellos los que ahora “no vayan” al bar (y tened pista libre para correr, claro).

    Por otro lado y estoy de acuerdo con el cabreo de los hosteleros. Hace poco tuvieron que invertir en adaptar sus locales para fumar y ahora resulta que era de broma.

    Me gusta

  86. albireo beta cygni
    14 enero, 2011 a las 10:44

    J.M. Hernández :

    Jon :
    Y precisamente por eso se ha sacado esta ley, para que nadie nos obligue a fumar como sucedía hasta ahora en la práctica totalidad de cafeterías de este país.

    Fíjate también en el contenido de este razonamiento: afirmas que una persona no fumadora tiene el derecho a elegir cualquier cafetería del país, al azar, y exigir que en ella no se fume. Es decir, no solicitas que haya bares sin humo, o zonas sin humo, no solicitas que se pueda tomar un café en tu calle sin tragar humo. Lo que estás diciendo es que absolutamente en todos los bares del país esté prohibido habilitar zonas acondicionadas para fumadores como condición indispensable para garantizar el derecho de los no fumadores.
    Pues necesito que me expliques cómo un área de fumadores debidamente acondicionada, en un bar lo suficientemente grande, obliga a fumar a los que no desean hacerlo, porque sinceramente no lo entiendo.

    ¿Bares de copas para no fumadores? ¿Eso ha existido alguna vez antes de esta nueva ley?
    ¿Zonas de fumadores debidamente acondicionadas? ¿Suficientes inspectores que lo supervisen? ¿Ha existido eso alguna vez?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: