Inicio > Biología evolutiva > Azar y selección acumulativa

Azar y selección acumulativa

21 febrero, 2011

Un típico argumento creacionista (incluyendo su disfraz de diseño inteligente) es que algo tan complejo como una molécula de ADN, una célula y no digamos un organismo como el humano, son demasiado complejos  para haberse  formado por mero azar. Las posibilidades de esto, dicen, son similares a las de que un tornado construya un Boeing 747 tras atravesar un almacén de piezas de recambio.

Y debo decir que tienen toda la razón. Las probabilidades de formar algo como un perro o simplemente una bacteria mediante combinaciones al azar son tan remotas que podemos considerarlas a todas luces despreciables. El problema -para los creacionistas- es que la biología evolutiva no postula que la evolución se produzca al azar. Todo lo contrario: la evolución se produce mediante un mecanismo selectivo al que llamamos selección natural,  que se encarga  precisamente de filtrar la inmensa cantidad de variaciones que ha producido el azar (la aplastante mayoría de ellas perjudiciales o inocuas).

Es decir, la evolución se produce porque existe un mecanismo para evitar -o mejor dicho filtrar- el azar. Si todo se dejara en manos de la casualidad, yo no estaría escribiendo esto ni vosotros leyéndolo.

Básicamente, las mutaciones se producen al azar (o mejor dicho, por causas y en momentos que no dependen de aquello contra lo que van a actuar). Es como tirar un dado: el resultado será azaroso porque no depende del momento ni del objetivo del jugador. Pues bien, de toda la variabilidad generada al azar, solo sobrevivirá la que permita una mejor adaptación al medio y -en consecuencia- será transmitida en mayor grado a la siguiente generación. De esta forma, cada generación parte de una variabilidad filtrada en función de su efectividad y, por lo tanto, no azarosa.

Se han utilizado tradicionalmente muchos ejemplos para explicar sencillamente este mecanismo, como el de los dados: si queremos obtener cinco seises en diez tiradas, es mucho más sencillo obtenerlo si nos vamos quedando con los seises que vayan saliendo y volvemos a tirar únicamente los que no coincidan, que si en cada tirada volvemos a meter los cinco dados al cubilete. El primer mecanismo se parece mucho más a como actúa la selección natural que el segundo, que es el empleado por los creacionistas.

Nuestra capacidad selectiva hace que no salgamos de unas rebajas con una colección de prendas al azar.

Nuestra capacidad selectiva hace que no salgamos de unas rebajas con una colección de prendas al azar.

Existen muchos simuladores que se utilizan para ilustrar este aspecto de la selección acumulativa de variaciones favorables generadas al azar. Uno de los primeros es el programa “Weasel”, creado por el zoólogo británico Richard Dawkins y que, a pesar de su simplicidad, sirve para aclarar bastante la diferencia entre obtener una secuencia por mero azar o por selección sobre el azar. El nombre se debe a que Dawkins empleo la frase “Methinks it is like a weasel” (yo creo que se parece a una comadreja), de la obra Hamlet, de Shakespeare.

El programa Weasel tiene un funcionamiento muy sencillo: le damos una secuencia objetivo (una frase) y éste produce una secuencia aleatoria del mismo número de letras. Las probabilidades de que la secuencia generada coincida con la frase original son extremadamente remotas, y más cuanto mayor sea la frase. De hecho, con una frase de 30 letras daría prácticamente igual intentarlo  solo una vez o mil veces; podríamos jugarnos la vida a que no obtendríamos la frase objetivo en un tiempo menor que nuestra propia existencia: las probabilidades de perder serían menores que las de que un meteorito nos golpeara en la cabeza.

Sin embargo, el programa Weasel, tras generar la primera frase aleatoria realiza varias copias de ella, que pueden presentar errores en algunas letras (mutaciones). Tras comparar todas las copias con la frase objetivo, el programa selecciona la que más se acerque -por pequeña que sea la aproximación- y utiliza ésta para realizar nuevas copias, sobre las que realiza el mismo proceso. La cantidad de rondas de copia (generaciones) necesarias para obtener la frase objetivo es extremadamente baja si la comparamos con el primer mecanismo.

Pulsando en la imagen inferior podéis acceder a un simulador que utiliza el algoritmo Weasel. Comprobad algo verdaderamente curioso, además de todo lo que ya hemos comentado: el número de generaciones que se emplea para encontrar la frase “mola mazo” no es tan diferente del que se emplea para encontrar “al olmo viejo hendido por el rayo y en su mitad podrido con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido“, como cabría esperar.

Evidentemente, tanto el ejemplo de los dados como el propio programa Weasel son excesivamente reduccionistas y no pueden -ni pretenden- explicar la forma en que funciona la evolución por selección natural; ni el proceso, ni la existencia de un objetivo coinciden con la realidad evolutiva. El objetivo es mucho más sencillo: señalar las diferencias entre el tiempo que se tardaría en obtener una secuencia por mero azar y por selección acumulativa. En palabras del propio Dawkins:

Lo que importa es la diferencia relativa entre el tiempo que lleva producir METHINKS IT IS LIKE A WEASEL por selección acumulativa, y el tiempo que llevaría producir la misma secuencia, a la misma velocidad de computación, por selección no acumulativa -aproximadamente un sixtillón de años-. Esto equivale a un cuatrillón de veces la edad actual del Universo.


  1. Marín
    21 febrero, 2011 de 6:17

    Hablando de programas de modelos de sistemas, recomendaría el clásico Evotutor, permite hacer simulaciones con generaciones, número, tiempo, parapatría, simpatría y alopatría, de flujo genético, de mutaciones, de dispersión de alelos, en fin, muy sencillo, muy dinámico:
    http://www.evotutor.org/

  2. 21 febrero, 2011 de 9:05
  3. Jilgueiro
    21 febrero, 2011 de 9:06

    Nota para el simulador: No usar ni signos de puntuacion ni mayusculas.

    0: uwsczdkwzuhwywyvbusmfhymeagincgkoi a yfotbfeadvqwwltsoeyecj anrtcj
    50: huye dfl triste astr agor pabatm sfn ppligro s n vdndk nigaventura
    100: huye del triste amor amor pacato san peligro sin venda ni aventura
    150: huye del triste amor amor pacato sin peligro sin venda ni aventura

    Este simulador mola mazo!

  4. jose
    21 febrero, 2011 de 13:20

    la biología evolutiva no postula que la evolución se produzca al azar.

    Bueno, en realidad la mayoría de la evolución sí que es al azar.

  5. KC
    21 febrero, 2011 de 13:42

    Yo creo que un problema fundamental del tema este del azar es que no está bien definido y que, dentro de azar, podemos encontrar varias tipología. Eso aparte del uso tendencioso que hacen los creatas para generar su verborrea automática, claro.
    Pero sí, al final el tema está más cercano al Lingo que a la Loto… y ahí justamente radica la esencia de toda la paranoia creata.

    Saludos.

  6. 21 febrero, 2011 de 17:15

    jose :

    la biología evolutiva no postula que la evolución se produzca al azar.

    Bueno, en realidad la mayoría de la evolución sí que es al azar.

    Aunque -como dice KC- todo depende de la definición de azar, discrepo, Jose. La variabilidad sí se produce al azar porque ni es predecible ni se produce como respuesta adaptativa, ni tiene dirección. Sin embargo, el primer filtro selectivo, el que produce la F1, ya no es al azar, dado que el filtraje sí se ha realizado de forma adaptativa.

    Saludos.

  7. Rawandi
    21 febrero, 2011 de 17:38

    un problema fundamental del tema este del azar es que no está bien definido

    Cierto, KC. Por eso yo propondría la siguiente distinción:

    ‘Azar simple’= aquella casualidad en la que no está implicada una selección acumulativa; por ejemplo, la alteración del contenido de un almacén tras el paso de un tornado.

    ‘Azar evolutivo’= aquella casualidad en la que está implicada una selección acumulativa; por ejemplo, el nacimiento de la especie ‘Homo sapiens’.

    El problema de los creacionistas, en este caso, es que no saben que, además del azar simple, existe también el azar evolutivo.

  8. KC
    21 febrero, 2011 de 17:49

    Me parece muy buena distinción, Rawadi; añado más sugerencias, en plan broma, pero con finalidad didáctica:

    AZAR SIMPLE-PURO-EN SENTIDO ESTRICTO-NO ACUMULATIVO-LOTERIA PRIMITIVA-BONOLOTO (es del que suelen hablar los creatas).

    AZAR EVOLUTIVO-IMPURO-EN SENTIDO MENOS ESTRICTO-ACUMULATIVO-COMBINATORIO-MASTERMIND-LINGO (creatas, este también existe).

    A ver si ahora… 😉

    Saludos.

  9. Jose Manuel
    21 febrero, 2011 de 17:50

    Lanzo una pregunta, una pequeña duda que me ha aparecido al leer el post, desde mi ignorancia en temas científicos en general (soy un escéptico sin apenas formación científica; pero el escepticismo científico me parece la forma más correcta de pensar y de analizar la realidad, y me encanta aprender e ir llenando mis enormes lagunas en Ciencias).

    ¿Sería correcto, más o menos, decir que el papel del azar fue mucho mayor en las primeras etapas de formación de los primeros seres vivos que en toda la evolución posterior, en que la Selección Natural tuvo muchísimo más material biológico viable en cantidad y en variedad?

    Lo digo porque intuyo que en las primeras etapas de la vida, al haber mucha menos cantidad de seres vivos viables que en tiempos más recientes, había mayores probabilidades de mutaciones no viables que cuando ya hay innumerables seres vivos viables que transmiten sus genes exitosamente, aún con mutaciones azarosas.

    O sea, que si la Selección Natural podría haber descartado mucho más material por inútil para la evolución biológica cuando había menor número y variedad de seres vivos complejos y altamente evolucionados, con lo que el puro azar tuvo mayor “protagonismo” que ahora, ya que la aparición de mutaciones ventajosas para la vida eran mucho más debidas a la pura “chiripa” que después, en que la Selección Natural tiene más material genético viable para trabajar “sobre seguro”.

    ¡Ahí queda eso, caray! Por si alguien considera interesante la pregunta y sería tan amable de contestarme. Seguro que aprenderé mucho de la respuesta de alguien que sepa del tema, que es lo que más deseo, dada mi escasa cultura científica.

  10. Rawandi
    21 febrero, 2011 de 18:02

    José Manuel, el azar impregna toda la evolución biológica desde el principio de la vida. Por eso decía S. J. Gould que si se volviera a “reiniciar la cinta de la evolución” el resultado sería muy distinto de lo que tenemos actualmente y nuestra especie no existiría.

    Ten en cuenta, además, que la selección natural depende directamente de los cambios ambientales azarosos, incluyendo las colisiones con grandes cometas y asteroides.

  11. Jose Manuel
    21 febrero, 2011 de 18:13

    OK, Rawandi, entiendo (creo, que entiendo).

    Vamos, que parece que he limitado demasiado la Selección Natural en mi pregunta sólo al material genético disponible, cuando en realidad la Selección Natural maneja muchas variables diferentes.

    Entiendo que es una pregunta coja la mía entonces, debida a todo lo que ignoro sobre el tema.

    Muchas gracias por tu respuesta, Rawandi, que me hace conocer un poquito mejor el tema. 🙂

  12. Uri
    21 febrero, 2011 de 19:34

    Los ejemplos tanto de los dados como del programa Wesel son muy efectivos (en mi opinion) para hacer-se una idea (simplificada) de lo que es seleccion acumulativa.
    Se agradece el articulo.

  13. jose
    21 febrero, 2011 de 19:48

    J.M. Hernández, parece que estés igualando evolución y adaptación. Normalmente hay muchas cosas no adaptativas tanto en el fenotipo como en el genotipo (la proporción dependerá de cada caso concreto claro). Ten también en cuenta que la mayoría de las mutaciones son neutras, así que es la deriva la que se encarga de ellas, no la selección.

  14. 21 febrero, 2011 de 21:11

    Claro, Jose, y no solo eso. Lo que digo es que una ballena no ha evolucionado desde un tetrápodo terrestre por azar, sino por filtración de variaciones al azar mediante selección natural.

    Obviamente, si “rebobináramos”, como decían más arriba, muy posiblemente no evolucionarían las mismas ballenas, pero la forma que surgiera (en el caso de que surgiera) tampoco se habría obtenido por azar, sino que se trataría de otro camino igualmente filtrado mediante selección.

    Tantas veces como rebobináramos, tantas veces obtendríamos formas diferentes. Ninguna de ellas se habría obtenido al azar, pero el que tengamos precisamente estas ballenas en lugar de otras soluciones, sí se debe al azar.

    No se si me he explicado o lo he embrollado más, pero es básicamente lo que comentaban Rawandi y KC.

  15. Anarel
    21 febrero, 2011 de 21:50

    El problema con los creacionistass y religiosos en general es que no comprenden el término “azar” en el contexto de la biología evolutiva de la misma manera que no entienden la idea de “teoría” en el contexto científico. Es decir, partimos de un problema de entendimiento, falta de conocimientos. Que aprendan ciencia y entonces, que hablen. Mientras tanto seguirán con sus cánticos de Fe.

  16. AvA
    21 febrero, 2011 de 22:07

    Anarel :
    El problema con los creacionistass y religiosos en general es que no comprenden el término “azar” en el contexto de la biología evolutiva de la misma manera que no entienden la idea de “teoría” en el contexto científico. Es decir, partimos de un problema de entendimiento, falta de conocimientos. Que aprendan ciencia y entonces, que hablen. Mientras tanto seguirán con sus cánticos de Fe.

    No les interesa aprender ciencia. Supondría demoler su chiringuito tan “bonito” en apenas medio chasquido de dedos.

    Interesante artículo, sin lugar a dudas, J.M. 😉

  17. Jose Manuel
    21 febrero, 2011 de 22:14

    Anarel :
    El problema con los creacionistass y religiosos en general es que no comprenden el término “azar” en el contexto de la biología evolutiva de la misma manera que no entienden la idea de “teoría” en el contexto científico. Es decir, partimos de un problema de entendimiento, falta de conocimientos. Que aprendan ciencia y entonces, que hablen. Mientras tanto seguirán con sus cánticos de Fe.

    Bueno, Amarel. Yo ni soy creacionista ni soy religioso. Soy un ateo, escéptico y convencido de la eficacia no superada del Método Científico para obtener aproximaciones crecientemente acertadas a la verdad, con todo lo que ello implica. Estoy seguro de no ser el único con esas condiciones previas que visita con placer, provecho y frecuencia este blog y otros similares.

    El problema que tengo, muy común en nuestro mundo, es mi falta de preparación académica (soy un “Maestro Industrial” -sí, de la antigua Formación Profesional- electricista, especializado en Instalaciones y líneas Eléctricas que posteriormente se desarrolló como Técnico de aparatos de gas y, más recientemente, como Técnico de Ordenadores y de Redes en entorno Windows y Server 2003).

    Mi sed de conocimiento certero, con datos serios obtenidos científicamente y, por tanto, comprobados, es altísima; pero mi bagaje cultural para asimilarlos, unido a mi edad (50 tacos), a mi enfermedad crónica (Fibromialgia de grado III) que afecta a mis capacidades tanto físicas como cognitivas y a mi actual pobreza económica (que es casi absoluta), me suponen fuertes impedimentos para acceder a la formación necesaria para llenar mis enormes lagunas (abismos, más bien) en formación, incluso básica, de Ciencias.

    Además de eso, arrastro la falta de cientifismo serio y atractivo de los sistemas educativos españoles.

    Todo eso, supone, como mínimo, una “ligera” dificultad para asimilar Ciencia, incluso la proporcionada generosamente por los divulgadores científicos como los que lleváis este blog.

    Pero si a todo eso, nosotros los ignorantes, con nuestras limitaciones (no siempre imputables, o no imputables por completo a nuestra culpa por falta de ganas de aprender y estudiar, pereza intelectual, borregismo autocomplaciente, etc.), sumamos que los divulgadores, en vez de acercarnos con tiento y habilidad al fascinante mundo del verdadero conocimiento, el Científico, nos habláis en un lenguaje técnico, con conceptos que sólo científicos pueden comprender correctamente a la primera, y nos reprocháis que lo malinterpretamos, el resultado será la perpetuación de la anticiencia y la pseudociencia entre la mayoría de la población. Y eso ha sido, es y será nefasto para la Humanidad.

    Además de mandarnos a estudiar Ciencia (¡Ojalá pudiera hacerlo por depender sólo de mi voluntad!), creo que a los divulgadores y a los entendidos en Ciencia, os corresponde también hacérnosla accesible gradualmente, si queremos que ese reino de ignorancia científica y de ausencia de escepticismo racional deje de imperar en el mundo, por el bien de todos.

    Espero comprendas que frases tan tajantes como la tuya, resulten cuanto menos, algo abusivas, excesivas y casi ofensivas para nosotros los vagos e indolentes ignorantes del populacho.

    Un saludo y perdón por la extensión (me cuesta mucho ser breve por otro problema neurológico que padezco: el Síndrome de Asperger).

  18. Jose Manuel
    21 febrero, 2011 de 22:21

    No simplifequemos tanto, por favor, ni tan siquiera a la hora de juzgar los motivos de la proliferación social de la anticiencia, las pseudociencias, las supersticiones, la fe, etc.

    Hacerlo sería un error de reduccionismo con consecuencias malas para todos.

    Espero se me comprenda.

  19. Marín
    21 febrero, 2011 de 22:30

    La parapatría es azarosa
    pero cuando en biología se habla de algo “azaroso” es muy distinto al contexto o la acepción normal

  20. Marín
    21 febrero, 2011 de 22:31

    Hay un libro, “la filosofía de la vida” sino estoy mal, en el que Ayala, Dobzhansky y Mayr explican con muchísimo detalle y ahínco este concepto, así como el de complejidad

  21. Marín
    21 febrero, 2011 de 22:53

    “Los organismos muestras una teleología interna, no externa”- Ayala
    Dobzhansky:
    “Debería aclararse del todo, no obstante, que, del hecho de que la evolución muestra una dirección o tendencia, no se deduce que ésta está siendo dirigida por algún agente externo, o que ha sido programada de antemano”
    “La selección natural es responsable de la direccionalidad de la evolución general, así como de la búsqueda a tientas de las evoluciones particulares”
    “…el determinismo de Laplace no está garantizado ni siquiera en física, en la evolución biológica, sólo llega a realizarse, en realidad, una fracción diminuta de los hechos potencialmente posibles”
    “la direccionalidad de la evolución GENERAL no es un hecho al azar o un accidente. Es debida a leyes elaboradas de la estructura básica de la vida. La evolución es una “nomogénesis””
    “El repertorio mutacional de un gen es una función de su estructura, y por consiguiente, de los millones de años de su evolución. El azar es, por lo tanto, limitado, tanto a nivel de origen de las mutaciones como de su retención o pérdida en una población…Las mutaciones beneficiosas son una pequeña minoría… El proceso mutacional, no obstante, no es sinónimo de evolución; es únicamente una fuente de materias primas para los cambios evolutivos”

  22. KC
    21 febrero, 2011 de 22:58

    Jose Manuel, puedes estar tanquilo porque de tus comentarios se puede deducir que tu capacidad crítica es bastante más alta de lo normal, cosa que es bastante más importante que el mismo conocimiento, que sería una herramienta que no todo el mundo sabe utilizar. Y sospecho que por tu forma de escribir y forma de expresión poco no has leído. Por otro lado, algo especial tiene que tener el Síndrome de Asperger porque vengo viendo individuos que lo padecen que suelen tener una capacidad de entendimiento crítico bastante alta. Yo tengo algo de dislexia, y me costó bastante aprender lo que era la izquierda y la derecha (me refiero a los lados, ya que la referencias política me costó menos 😀 ), así como poner acentos a las palabras. Aunque el otro día vi un documental sobre Alain Robert (el francés hombre-araña que sube rascacielos a mano libre) y contaba que él había tenido vértigo en su infancia-adolescencia. Si el hombre este, que yo no he visto cosa igual desde Dan Osman, tenía vértigo y acabó subiendo rascacielos, imagínate la capacidad de un ser humano para combatir sus dificultades.

    Por otro lado, hay que recordar que no todo el mundo puede ver la realidad desde la misma óptica, ya que dentro de un mismo planeta hay mundos diferentes, así como circunstancias también diferentes. Recibir una educación que no esté manipulada es uno de los mejores regalos que puede tener uno en la vida, porque es entender muchas de las cosas que suceden en el entorno. Pero luego es que hay que querer enfrentarse a la realidad, porque no todo lo que uno va a saber le va a gustar (saber algo es muchas veces sinónimo de infelicidad, y pocas cosas son tan verdad como que los más ignorantes suelen ser más felices). Hay personas que tienen la posibilidad de investigar y estudiar y no la aprovechan y hay personas muy válidas por ahí que no tienen esa oportunidad y no sé cómo se las apañan pero acaban haciendo cosas extraordinarias. Todo es cuestión de una combinación de circunstancias, voluntad y medios. La cuestión es que estudiar algo, cualquier cosa, es un privilegio que en la generalidad de Europa se tiene, al menos hasta la cierta edad. Privilegio que nos interesa a todos, claro.

    De todas formas, creo que lo que quiere decir Anarel es que los creatas suelen tener la incómoda manía de intentar enseñar Ciencia, cuando son los primeros en rechazarla. Y eso sí tiene mucho que ver con no haber estudiado, investigado o leído y, sobre todo, con no querer cambiar su visión, aunque ésta caiga por su propio peso. Eso sí que es complicado de cambiar, incluso más de una vez imposible.

    Ahora imagínate todo lo que he escrito y aplícalo a Bangladesh o Afganistán o Etiopía o unos cuantos países más. Se necesitarán 700 años más, como mínimo, para que estén al nivel europeo en conocimiento medio. Allí no hay pseudocientíficos, allí lo que hay es gente que no ha tenido oportunidad de saber qué es el Sol, por decir algo.

    Saludos.

  23. jose
    21 febrero, 2011 de 23:29

    Son dos cosas distintas. Una es el azar tal como se lo utiliza en genética de poblaciones. La otra es la circunstancia histórica, que es otro tema que no está relacionado. Yo me estoy refiriendo a la primera de estas dos cosas.

    Yo no digo que una ballena se haya adaptado al mar por azar, y tú tampoco has dicho eso en el post, sino esto: “la biología evolutiva no postula que la evolución se produzca al azar“, con negritas y todo. Era frase era lo que comentaba. Al poner otra vez una serie de adaptaciones como ejemplo, me parece que sigues igualando evolución y adaptación.

    No veo cómo se puede decir al mismo tiempo que la mayoría de mutaciones son neutras (con lo que su dinámica está gobernada por la deriva, no por la selección) y que la evolución no se produce al azar sino todo lo contrario.

  24. AvA
    21 febrero, 2011 de 23:35

    @Jose Manuel.

    Yo también soy un ignorante en muchos aspectos. Pero tú mismo lo dices. Tú quieres seguir aprendiendo, adquirir conocimientos. Y lo has explicado muy bien. Si Anarel y muchos de nosotros criticamos a los creatas y a otros muchos religiosos (o mejor dicho, fanáticos religiosos) es porque ellos no desean aprender. Vienen “de casa” con argucias memorizadas. Son dogmáticos. No intentan adquirir nuevos conocimientos. No les importa, intentan por todos los medios desacreditar a la ciencia con absurdos argumentos. Utilizan con asiduidad términos científicos que no entienden pero no porque no puedan, sino porque no quieren. Por ello, no tendrías que sentirte ofendido con lo que ha dicho Anarel. Él critica a los creatas y no a personas que, como tú o yo, gustan de aprender más y más.

    Somos ignorantes, pero ello no indica que nos hayamos encerrado en nuestra ignorancia. Tenemos apetito de nuevos conocimientos. No se puede decir lo mismo de los creatas.

    Un apunte más. Es cierto que los autores de este blog, al ser científicos, usan un lenguaje a veces demasiado técnico. Por fortuna, posteriormente, suelen aclaran su significado. ^^

    Desde este rinconcito de la red, una abrazo, Jose Manuel. 😉

  25. 22 febrero, 2011 de 0:56

    jose :

    No veo cómo se puede decir al mismo tiempo que la mayoría de mutaciones son neutras (con lo que su dinámica está gobernada por la deriva, no por la selección) y que la evolución no se produce al azar sino todo lo contrario.

    Fundamentalmente porque las mutaciones neutras y los cambios en sus frecuencias alélicas en la población no producen la evolución de ésta, a no ser que en cierto momento por cambios en el medio dejen de serlo para pasar a ser adaptativas, en cuyo caso ya no serían neutras. Que sepamos, y a pesar de las propuestas neutralistas de Kimura, la deriva genética no produce especiación.

    No obstante, Jose, estamos sacando demasiada punta al asunto. la frase “la biología evolutiva no postula que la evolución se produzca al azar” en el contexto de la nota no pretende matizar tales aspectos, sino simplemente indicar que la biología evolutiva no afirma que una ballena se produzca por un conjunto de casualidades independientes.

  26. jose
    22 febrero, 2011 de 16:36

    “las mutaciones neutras y los cambios en sus frecuencias alélicas en la población no producen la evolución de ésta, a no ser que en cierto momento por cambios en el medio dejen de serlo para pasar a ser adaptativas”

    O sea, que sólo los cambios adaptativos son evolución: Si no producen adaptación o no pasan a producir adaptación por algún cambio ambiental, no cuentan como evolución. Por tanto, la deriva genética no es un mecanismo evolutivo. Sólo es un… ¿cómo lo llamamos? ¿”cambiador de frecuencias alélicas”?

    “a pesar de las propuestas neutralistas de Kimura, la deriva genética no produce especiación.”

    Bueno, ¿y a qué viene sacar ahora la especiación? ¿He dicho yo algo de especiación? J.M. Hernández me tienes extrañado.

    En la nota estás hablando de que las adaptaciones no son al azar, pero te refieres a ellas como evolución, igualando los dos términos, cuando no son iguales. Enlazo unos trabajos buscados a vuelapluma que, según esto, no tratarían sobre evolución sino sobre otra cosa (no sabría decir qué): uno, dos, tres.

    No creo que sea sacar punta. Has hecho una afirmación muy amplia sobre lo que dice la teoría de la evolución, y en mi opinión te has pasao, tomando la parte (adaptación) por el todo.

  27. Jose Manuel
    22 febrero, 2011 de 18:55

    O.K. Pido disculpas a todos entonces, porque parece claro que he orinado fuera del tiesto por malinterpretar las palabras e intenciones de Anarel, a quien pido disculpas de manera especial. Retiro todo reproche contenido en mi comentario. A veces, por desgracia, se me cruzan los cables y hago ese tipo de tonterías.

    Sí deseo aclarar que la labor divulgativa de quienes llevan este blog me parece realmente buena y que no me refería a ellos y sus post cuando hablaba del uso excesivamente técnico de términos científicos (sin aclarar su significado para que los legos entendamos mejor), ya que suelen usarlos con las debidas explicaciones. Por eso, entre otros motivos sanos, me he enganchado a este sítio desde el primer día que lo vi. El reproche era en general para divulgadores y para científicos cuando se dirigen a legos en las materias que tratan, pues es algo importatísimo a la hora de divulgar ciencia a la gente que no la dominamos.

    Por otro lado, KC, esta mutación azarosa que produce el Síndrome de Asperger no lleva en el paquete sólo un sentido crítico algo superior al normal; por desgracia conlleva más cosas menos útiles y agradables, como la torpeza motora y para las relaciones sociales, carencias en la afectividad y las emociones, tendencia al aislamiento, verborrea excesiva en los temas que nos obsesionan, tendencia a la depresión y la ansiedad, ritualismo para afrontar las situaciones de la vida diaria…. y que no todos somos tan afortunados como Einstein o Bill Gates., que parece ser que están catalogados por los especialistas como afectados de Asperger, también.

    Gracias por vuestra paciencia y atención y por todo cuanto aprendo a diario de todos cuantos hacéis y comentáis este magnífico blog. Y no sigo ya, que esto es un off-topic descarado 😉

  28. Anarel
    22 febrero, 2011 de 19:04

    @Jose Manuel

    No lo he dicho para ofender. Sencillamente lo que digo es que los fanáticos (y no tan fanáticos) religiosos no se preocupan por aprender ciencia, sino que su única voluntad es la de tervigersarla para sus propios beneficios. Mira sino la insistencia en equiparar ciencia y religión. Si religión=ciencia, entonces enseñar la Biblia en clase de ciencias también es posible, incluso demostrar que el mismísmo Génesis es verdadero.
    Este es el verdadero problema: la manipulación de lo que es la ciencia, la bastardización de sus métodos, la falsificación de títulos, etc. Si a eso sumamos las mentiras y falacias que esputan a la insistencia de colocar todos los adjetivos “malos” (fanatismo, dogma y fe, especialmente en el caso del azar en la evolución y ésta misma) de la religión junto a la ciencia, tenemos el contenido del discurso religioso moderno, cuyo objetivo es destruir la ciencia e imponer la religión disfrazada de ciencia. Un disfraz tan efectivo, como si un señor de 50 años de Albacete se pusiera un vestido de gala y dijera que es una señora elegante.

    Por cierto, yo mismo soy ignorante de muchas cosas, pero tengo la voluntad de aprender y mantener siempre mi espíritu crítico. Si una persona carece de ambas cosas, es un borrego, y no creo que lo seas, ¿no?

  29. Jose Manuel
    22 febrero, 2011 de 19:22

    Sí, Anarel; ahora lo tengo claro. Lo que me ha pasado no ha sido por nada de lo que fueras tú responsable. Me ofusqué yo por algún motivo que se me escapa.

    Respecto a si soy un borrego o no; bueno, demasiado a menudo no estoy nada seguro de qué soy o no soy, jeje. Lo que sí sé es que desde que leí “El Mundo y sus Demonios” hace pocos años, algo empezó a cambiar definitivamente en mi forma de pensar y de examinar el mundo, y empecé a desear aprender Ciencia y llenar los enormes huecos de conocimiento que he acumulado, en la medida de mis posibilidades. Siempre fui tremendamente curioso y sediento de conocimiento verdadero; pero carecía de las herramientas básicas para desarrollar pensamiento crítico y para discriminar polvo de paja, y tragué pseudociencia a cubos (nunca anticiencia), junto con Ciencia a gotitas. Pero eso ha cambiado gracias a Carl Sagan y a gente como vosotros.

    Un saludo muy cordial, Anarel, y cierro ya este tema definitivamente, que no quiero abusar de la generosidad de los administradores del blog y de la paciencia de todos.

  30. AvA
    22 febrero, 2011 de 19:54

    @Jose Manuel

    Errare humanum est 😉

    Leo que disfrutaste de la lectura de La Ciencia y sus Demonios. Es una obra bastante buena. ^<^

    Un cordial saludo.

  31. AvA
    22 febrero, 2011 de 19:55

    *El Mundo y sus Demonios*

  32. 22 febrero, 2011 de 23:57

    jose :

    No creo que sea sacar punta. Has hecho una afirmación muy amplia sobre lo que dice la teoría de la evolución, y en mi opinión te has pasao, tomando la parte (adaptación) por el todo.

    Siendo estrictos, Jose, llevas razón. Si definimos evolución de la forma más tradicional, como “cambio en las frecuencias alélicas de una población”, sí existe evolución azarosa o -al menos- no adaptativa y por lo tanto no seleccionada. Efectivamente, que produzca o no especiación es otra cosa. A veces uno se pone un poco obstuso al discutir.

    De igual forma, la selección de ciertos alelos de genes ligados a los verdaderamente adapatativos también resulta azarosa. Y siendo aún más estricto, incluso hablando de adaptación, la selección natural no trabaja con todas las variaciones posibles, sino con aquellas que han aparecido.

    Sin embargo, tampoco me atrevería a categorizar que “la mayor parte de la evolución es al azar” (#4), quizá fuera más correcto algo así como “la evolución no se produce exclusivamente por azar”.

    Saludos.

  33. jose
    23 febrero, 2011 de 13:25

    “La mayoría” lo decía con la idea de que si la mayoría de mutaciones son neutras (y no me baso en Kimura para decir eso, sino en Richard Dawkins), entonces la deriva es la que se encarga de la mayoría de mutaciones, o sea, que el azar gobierna la mayoría de la evolución, siempre teniendo en cuenta la definición de evolución.

    Que ciertos aspectos específicos (adaptación, especiación) sean más interesantes para la gente o más visibles es otro tema, aunque los tres trabajos que enlacé a mí me parecen interesantes y al menos el tercero habla de cosas muy visibles. Otro con efectos visibles y consecuencias muy serias para la ganadería. Estos trabajos los pongo por si acaso, para prevenir que la gente piense cosas como “sí, bueno, la deriva existe, pero la selección es la responsable de toda la evolución que importa; el resto no es más que detalles que sólo interesan a los genetistas con tiempo libre”. Es una conclusión tentadora pero que hay que evitar.

  34. chorvo
    7 mayo, 2013 de 11:49

    Tengo una duda, en realidad muchas, pero empezaré por esta: Si la evolución responde a la adaptación al medio, por qué parece que existe un incremento a lo largo del tiempo en la complejidad en los seres que habitan la tierra? Sin pretender ser antropocéntrico, no hay duda de que la mayoría de los seres pluricelulares son más complejos que los unicelulares, y yo diría que el ser humano es de los seres más complejos sobre la faz de la tierra. ¿Me equivoco?

  35. chorvo
    7 mayo, 2013 de 11:51

    Es decir… es ahora el ambiente más complejo y por eso los seres son más complejos, o existe una tendencia hacia el aumento de la complejidad en la evolución?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: