Inicio > Biología evolutiva, Ciencia, Escepticismo > Ken Miller refuta la complejidad irreducible de la trampa para ratones

Ken Miller refuta la complejidad irreducible de la trampa para ratones

3 marzo, 2011


Ken Miller es un profesor de biología de la Universidad de Brown, y un excelente divulgador científico. En el siguiente vídeo, que recoge una de sus clases magistrales sobre biología evolutiva, nos muestra cómo el argumento de “complejidad irreducible” de una trampa para ratones introducido por Michel Behe, en apoyo del diseño inteligente, en realidad es un argumento a favor de la evolución.

El vídeo está en inglés, por lo que paso a resumir a grandes rasgos lo que el profesor Miller nos cuenta. Miller y Behe coincidieron en un programa del canal PBS (canales públicos de Estados Unidos) donde hablaron sobre la complejidad irreducible. Según Behe hay estructuras tan complejas que si se les elimina una sola pieza a esa estructura, ésta deja de funcionar. Behe llamó a esta idea complejidad irreducible y empleó como modelo, para darle una visión divulgativa, una trampa para ratones. Según él todas las piezas de la trampa son necesarias, si quitamos sólo una de ellas la trampa ya no es capaz de funcionar. Con este argumento se intentaba refutar que las estructuras biológicas complejas se podían formar a partir de la adición de piezas de forma independiente y sucesiva, concepto manejado en biología evolutiva. Miller llevaba la lección aprendida y frente a cámaras eliminó una de las piezas de la trampa para ratones y ésta siguió funcionando.

No sólo eso, una persona de la universidad de Delaware le envió un e-mail posteriormente, donde decía que había visto el programa y que todavía se podían quitar más piezas dejando la trampa como algo funcional.

Además Miller nos muestra como al eliminar algunas partes de la trampa ésta puede tener una funcionalidad completamente diferente, como por ejemplo un clip de corbata o un llavero. Por tanto no sólo refuta la complejidad irreducible de la trampa sino que nos informa que diferentes partes de la misma pueden ser empleadas en otras funciones diferentes, tal y como ocurre en los procesos evolutivos: estructuras con una función determinada pueden organizarse para formar parte de otras de función completamente distinta. Y ahora el vídeo:


  1. Víctor
    3 marzo, 2011 a las 12:36

    Con los ejemplo siempre se luce Behe (el flagelo, el sistema inmune) o el ridículo que hizo en el juicio de Dover. Es que Behe no parece entender conceptos como preadaptación, coadaptación o exaptación.

    Me gusta

  2. Marino
    3 marzo, 2011 a las 12:42

    Que grande!
    Llega un punto que casi parece la prueba que había en el “no te rias que es peor”, de buscar diferentes usos para una cosa.

    Me gusta

  3. persona
    3 marzo, 2011 a las 14:37

    XD 00:41 “I’ll show you. I’m very proud of this, one of my great scientific achievements”

    “Os enseñare. Estoy muy orgullos de esto, uno de mis grandes logros cientificos”

    Muy pero que muy bueno.

    Sun saludo.

    Me gusta

  4. 3 marzo, 2011 a las 15:03

    Buenas:

    Muy bueno el vídeo. Me encanta cómo introduce el humor al tiempo que es muy claro explicando.

    Me gusta

  5. leonardo
    3 marzo, 2011 a las 17:50

    ¡Qué tipo más listo! A ver cómo refuta esto: la evolución presupone la generación, es decir, la producción de unas generaciones a partir de las anteriores. Luego el primer ser vivo, el más simple de todos los seres vivos, la cosa más simple viva que pueda imaginarse, ya tenía, desde el primer momento, un mecanismo de reproducción completo. Y como ese ser vivo primigenio no pudo salir de otro ser vivo, sino de la pura materia, resulta que este mecanismo de complejidad irreducible se ensambló solo. Es decir: que no pudo evolucionar a partir de seres aún más simples porque estos seres simplemente no existían. Eso es lo que tiene que explicar este tipo tan listo, en lugar de jugar con trampas de ratones.

    Me gusta

  6. 3 marzo, 2011 a las 19:32

    Leonardo te doy dos direcciones:

    (1) Si tienes alguna protesta contra la trampa de ratones díselo a Michael Behe que es el que la va presentando por todas partes como gran genialidad.

    (2) Si quieres conocer lo que la ciencia propone sobre el origen de la primera estructura autorreplicativa o viva no mires a la evolución sino a la biogénesis, otra disciplina diferente, y en la que aún hay grandes lagunas de conocimiento.

    Me gusta

  7. Jose Manuel
    3 marzo, 2011 a las 20:34

    ¡Ayyyy, Leonardo!

    Si es que la inmensa mayoría de los biólogos (que son evolucionistas y no “diseñistas”) a lo peor son todos una panda de lerdos o de despistados que no cuidan esos detallitos que mencionas.

    O a lo mejor resulta, que va a tener razón Manuel y estás mirando donde no debes para saber qué propone la Biología sobre LUCA y tienes que informarte sobre biogénesis y no sólo sobre evolución biológica, que estudia otros aspectos de la Biología diferentes.

    Aparte, que la Ciencia aún no tiene todas las respuestas, ni pretende haberlas logrado (muchos dudan de que sea posible obtener todas las respuestas. Sólo los místicos de todo pelaje creen poder obtenerlas).

    Te dejo un enlace que quizás te sirva de orientación introductoria, para que empieces a investigar y buscar más.

    A ver si algún día eres tú quien puede llenar esa incómoda, real y enorme laguna del conocimiento sobre la vida. Sería algo buenísimo para toda la Humanidad (y para tí sería una enorme fuente de fama, satisfacción y gloria científica):

    http://e-ciencia.com/blog/divulgacion/%C2%BFque-es-la-vida/

    No todo el artículo responde al tema que planteas, pero hay una parte dedicada a ello, a como los seres vivos conocidos, tanto simples como muy complejos, están compuestos de materiales más simples que no parecen en absoluto tener vida, pero que ensamblados forman un ser vivo y, por tanto capaz de replicación y evolución, características de las que carecen muchísimos de sus componentes.

    Me gusta

  8. Nelson
    3 marzo, 2011 a las 21:35

    Michael Behe comete una falacia al pretender que un artefacto hecho por el hombre, y que no tiene vida, sea una “prueba” comparable a un ser vivo, que crece, se reproduce y cambia, mientras una trampa de ratón es un artificio humano que no vive, crece ni cambia. El paso de moléculas a células ha de ser algo complejo, pero a todas luces totalmente natural, todos los experimentos simulando atmósfera primitiva han dado como resultado la formación de moléculas orgánicas, luego no hay esa tan cacareada “improbabilidad estadística” en la aparición de la vida. Tal vez, (estoy fantaseando) la vida es algo inevitable en todos los planetas agua-oxígeno similares al nuestro, al menos, sería genial que lo fuera.

    Manuel, debo decir algo: el video en youtube enlaza a puros videos creacionistas, al menos en su primera selección.

    Me gusta

  9. habitanteerrante
    8 marzo, 2011 a las 14:40

    La verdad es que el paralelismo que establece Ken Miller para hablar sobre evolución y adaptación está muy bien y lo explica de una manera fácil y amena. ¡Quién hubiera podido tener profesores así en la facultad…!

    Me gusta

  10. Ignacio
    8 marzo, 2011 a las 17:46

    Oigan! ¿Y entonces, lo que leí acá?
    http://nuevabiologia.blogspot.com/

    Me gusta

  11. Víctor
    9 marzo, 2011 a las 0:06

    Ignacio: el autor de dicho blog es Emilio Cervantes, más conocido por estos lares como “Míster 3 bocarranas” https://cnho.wordpress.com/el-profeta-aneuronado/el-profeta-aneuronado4145/

    Me gusta

  12. 22 enero, 2012 a las 23:37

    La finalidad del caza-ratones es esta: Matar los ratones en donde ellas fueron dejadas.
    Si sacas el dispaparador del caza-ratones y dejas el quezo dentro del aerea donde golpea el martillo, es cierto que existe la posibilidad que este se dispare accidentalmente y mate al raton pero sin el disparador perdería la eficacia necesaria para cumplir la finalidad
    Si utilizas las piezas para hacer de una de ellas un prededor de corbatas, ya no es un caza-ratones sino que otra cosa la que, ademas, no cumple con una de las caracteristicas esenciales del prededor de corbata: la estética. Y es por ello que nadie usa una parte del caza-ratones como prededor de corbata. demanera que el contrargumento de Miller en este sentido, queda deshecho.
    Si las usas como llavero, tambien tienes un problema similar. Y la respuesta está que NADIE usa estas parte de un caza-ratones como prededor de corbata, clip para papeles o llavero. Todos preferimos usar los modelos diseñados para ese efecto.
    Por ultimo quiero recordar que la discusion principal no es sobre la utilidad de las piezas de caza-ratones separadamente del modelo ensamblado, la discusion es sobre si el flagelo de una bacteria LLEGO A FORMARSE SOLO y si se ensabló independientemente de un diseño o finalidad anterior para formar una maquina bilogica. Esa es la verdadera cuestion. Yo como de ciencia hablamos, es a ustedes de aportarnos la prueba que esto ultimo es posible, esto es, reproducir la “fabricacion” de un organismo flagelado a partir de piezas separadas, del tipo IKEA… Try to do it, only for the fun!

    Me gusta

  13. 23 enero, 2012 a las 8:05

    Hermann a ver, si a un elemento complejo le quitamos una de sus piezas clave deja de funcionar. Para eso no necesitamos a Behe, eso es una perogrullada que cualquier adulto sabe. Lo que encierra esta metáfora de la trampa de ratones es que es posible la formación de estructuras complejas mediante componentes más sencillos, que pueden cumplir incluso otra función distinta, y que por tanto pueden ser seleccionadas. Y eso es justamente lo que ocurre cuando se analizan los caminos evolutivos de esas estructuras complejas, que se han ido ensamblando a partir de otras más simples. Contra eso no fue capaz de argumentar Behe en el juicio de Dover y, ¿qué mejor foro de ese para lucirse?

    ¿Y el origen de las primeras piezas para formar esas estructuras? Pues no lo sé, pero no sabiéndolo (como dice Mota) no me lo invento, ni busco el camino fácil. Para eso ya tenemos a los religiosos del SEDIN 😉

    PD: Cuando encuentres una pieza de IKEA que se mueva sola o un armario de IKEA que se reproduzca por sí mismo se llamas 😀

    Me gusta

  14. J.M.
    23 enero, 2012 a las 8:43

    Hermann Schatte :

    la discusion es sobre si el flagelo de una bacteria LLEGO A FORMARSE SOLO y si se ensabló independientemente de un diseño o finalidad anterior para formar una maquina bilogica. Esa es la verdadera cuestion.

    https://lacienciaysusdemonios.com/2010/09/27/la-reductibilidad-del-flagelo-bacteriano-y-van/

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: